31 de agosto de 2018

LENGUABOCA

Esa lengua
que escribe oro.
Esa boca
que viene y va.
Esa lengua
que me provoca.
Esa boca
de azúcar y sal.
Esa lengua
tan apetitosa.
Esa boca
que ríe sin parar.
Esa lengua
que late cielos.
Esa boca
que tiene imán.

30 de agosto de 2018

TENGO UNA VENTANA DE CIELO

Tengo una ventana de cielo.
A través de ella
muero mil veces
y resucito mil veces más.
Oigo el aplauso de la lluvia.
Veo nacer el sol.
Sueño estrellas imposibles
y agradezco las caricias del viento.
Mi ventana es hermosa y mágica.
Es una pila bautismal.
Es un ataúd de cristal.
Es una amiga de por vida.
Es el cordón umbilical
de vidrio, suspiros y metal
que une mi mundo con el universo.

28 de agosto de 2018

JAZZ A TODAS HORAS

Desfallecen calcinados
los últimos días de agosto.
El verano abrasador
ha doblegado
a las más recias voluntades.
Las horas de los días
son campos de exterminio.
Huyo de todas partes.
Me refugio donde puedo.
No hablo.
Apenas leo noticias.
En los auriculares siempre jazz.
A todas horas.
Indispensable para sobrevivir.
Escribo a las siete de la tarde
en un banco amable
de un paseo atestado de locos
con la piel quemada y la mirada ida.
Suena Art Blakey.
Cada vez hay más y más locos.
Acabo el poema
y sin que se den cuenta
desapareceré rápido por un callejón.

27 de agosto de 2018

UN LEVE PARPADEO

Un leve parpadeo
de tu nombre
viene a visitarme.
Lo espanto.
Ya no te busco...
Todo aquello
que fuimos y sentimos
se murió de aburrimiento.

25 de agosto de 2018

LAS LENGUAS MUERTAS

Las lenguas muertas me leen
desde sus tronos resquebrajados.
Soy el juglar de los poemas.
Su bufón desbocado y sinvergüenza.
Me leen con guantes en la mirada.
No sea que les contagie.
Las lenguas muertas
tienen coronas oxidadas de soberbia.
Me leen desde muy alto
con la barbilla altiva y la nuca tiesa.
A veces asienten con desgana.
Otras dicen que no con la cabeza.
Pero siempre callan.
Pobres lenguas muertas
viviendo en un mundo que no es
siempre recluidas en un palacio roto
deambulando sin rumbo por la demencia.

24 de agosto de 2018

EL POETA LOCO 11

En un banco
del cementerio
el poeta loco
le escribe poemas
a una muerta
joven y hermosa
que falleció
hace más de cien años.

23 de agosto de 2018

ROSA

Una rosa
de alma y santo.
Una rosa 
de pasión y beso.
Una rosa
que ama tanto...
Una rosa
de piel y sueño.
Una rosa
de luz y encanto.

22 de agosto de 2018

UN ZOMBI NUEVO

Hay un zombi nuevo al frente de todo.
De su boca salen
mentiras viejas
y serpientes desquiciadas
vestidas con palabras embaucadoras.
Otro Judas.
Los otros zombis le saludan
con aspavientos mugrientos
doblando sus aduladoras espaldas.
No sea
que les expulsen
de sus tumbas pervertidas
y acaben tirados en cualquier cloaca.
Las espeluznantes farsas
de la vida
y los trabajos
hielan la sangre y los latidos
de cualquiera que sea un poco sensible.
Miro debajo de las alfombras
que ocultan las inmundas biografías
y todo es una sucia y espantosa mentira.
Si no fuera porque ya vuelvo de todo
pediría auxilio a los Dioses de otras galaxias.

21 de agosto de 2018

OTRA VEZ EL LABERINTO

Otra vez el laberinto.
Sin puertas de salida.
El calendario llora.
El reloj se ha suicidado.
La mirada galopa
loca y asustada
en busca de un milagro.
Pero en todas partes
topa con el laberinto letal.
El laberinto ríe.
Es invisible pero ríe.
El laberinto ataca.
Es invisible
pero cada día
te apuñala por la espalda.
No hay otro camino
que dar vueltas
y más vueltas
al tiempo y a las farsas.
Miles y miles de vueltas.
Cada siete días un espejismo.
Y vuelta a empezar.
Por aquí antes que yo
han pasado millones de muertos.
Ninguno encontró la salida.
Porque no la hay.
Todavía se oyen ecos
de pasos malgastados y rotos
de aquellos que me precedieron.
Pasos cansados.
Pasos encadenados.
Las paredes son grises.
El aire huele a desesperanza.
El laberinto siempre está.
El laberinto no hace vacaciones.
El verano no es más que el laberinto
vestido con lentejuelas de mil colores
posando en refrescantes decorados de cartón.
El laberinto me mira y me escupe.
El laberinto me resquebraja.
El laberinto es una maldita trampa.
Dicen que cuando el laberinto se cansa
te arranca la cabeza y la chuta sin compasión.

20 de agosto de 2018

VUELVEN LAS OVEJAS

Vuelven las ovejas.
Más birriosas.
Más mentirosas.
Y mucho más viejas.

19 de agosto de 2018

EL DÍA SILBA

El sol
se despierta
y me da un beso.
Le sonrío.
Me sonríe.
El día silba.
Feliz.
Yo también.
Un eco de luna
suspira en el cielo.

18 de agosto de 2018

YO TUVE UN AMOR

Yo tuve un amor.
De luz.
De sueño.
De ilusión.
Pero poco a poco
el tiempo se lo comió.
No dejó ni las migas.
Y ahora qué como yo?

17 de agosto de 2018

POESÍA MINIMALISTA 9

Adoro
el silencio.
Suena así:










Es maravilloso.

LA BARRA DE PAN

En un estante del armario
una barra de pan tiene el alma en vilo.
Cada vez que se abre la puerta
aparecen diferentes caras de bichos.
Todos tienen hambre.
Todos la miran y sus ojos se relamen.
Tiene las horas contadas.
Oye abrir cajones, armarios...
A veces se llevan un vaso.
A veces una servilleta.
A veces un tenedor o un plato.
Pasa el tiempo.
Sabe que su final está cercano.
El alma de la barra de pan solloza en silencio.
Tanto sol.
Tanto cielo.
Tanto campo.
Tanta lluvia y viento...
Para acabar devorada por monstruos hambrientos.

16 de agosto de 2018

SILENCIO DE HIELO

Soy un silencio de hielo
que sobrevive en el antiespacio.
Voy de no gente en no gente.
De vacío en vacío.
Hago oídos sordos a todas las cosas.
No quiero saber nada.
No abro los mails.
No los leo.
Tal como llegan los escupo
a la papelera de las palabras abortadas.
De vez en cuando me la juego
leyendo un mail de principio a fin
y se confirman mis peores expectativas.
No hablo con nadie.
No tengo nada que decírles.
Tampoco me interesan sus vidas.
Camino por el revés de todas las cosas.
Si me paran en la calle ya no contesto.
O contesto en idiomas que no existen.
Y se me quedan mirando extrañados.
Pronto me señalarán con el dedo.
En alguna parte debe haber un mundo para mí.

13 de agosto de 2018

LOS ZOMBIS DESQUICIADOS

Los zombis desquiciados
pronto volverán
cargados de maletas
a sus cuevas y a sus trabajos.
Y la ciudad respirará aliviada.
Son insoportables.
Hasta el mar tiene ganas de ahogarlos.

SOÑANDO

Sueño
con el beso
de una estrella
que aún no nació.
Por ella
escribo poemas.
Por ella
suspiran mis ojos.
Por ella
tararea mi corazón.

12 de agosto de 2018

UNA GUERRA PERDIDA

Despunta el día
haciendo equilibrios
entre sueños y nadas.
Las horas me esperan en la calle.
Pestañeando.
El sol asoma entre dos edificios
y se relame ante el espléndido desayuno.
De repente las posibilidades enloquecen.
Y discuten acaloradamente unas con otras.
Desde un rincón asisto boquiabierto al espectáculo.
Y empiezan las peleas.
Se arañan, se muerden, se insultan
se estiran con rabia incontenible del tiempo perdido.
Me alejo de ese horror sin decir nada.
Confirmado.
El caos es total.
Esta es una guerra perdida.
La vida es un desbarajuste de proporciones inimaginables.

11 de agosto de 2018

PECADORES

Oh hijos de Dios
sabed que la justicia celestial
no es ciega ni sorda
como la de los hombres
y por eso os digo
que al día siguiente
del Juicio Final
todos los pecadores
volverán a sus tumbas
y durante la eternidad
podrán dedicarse
en cuerpo (*???) y alma
a preparar y fundamentar
sus recursos de queja y apelación.
(Libro del Apocalipsis, capítulo 34, inédito).



(*) Posiblemente un imperdonable lapsus divino.

10 de agosto de 2018

LA CHINA, MUTÓ

La china, mutó.
Ya es como de aquí.
Ha engordado.
Tiene la lengua retorcida
y critica todo sin descanso.
A todas horas
ve Tele 5 o Antena 3
con la mirada hipnotizada
y la barriga desparramada por el sofá.
Apenas recuerda su aldea.
Ni su cultura.
Ni el bambú.
Ahora vive entre bosques de cemento
y el único oso panda
que tiene un poco cerca
es la insensata y peligrosa alcaldesa.
Sus hijos también están mutando.
Cada vez parecen más tarados.
Ahora llevan la camiseta de la selección.
Y son super patriotas.
En el brazo derecho
se han tatuado una esvástica.
Y en el izquierdo una cabra desfilando.
Ni leen.
Ni estudian.
Son dos putos catetos.
Si se afilian al partido político adecuado
podrán tener licenciaturas y másters
sin asistir ningún día a clase
ni tampoco hacer el más mínimo trabajo
mientras siguen jugando a la PlayStation sin descanso.

9 de agosto de 2018

PSICÓPATA 42

Salta un ciego
en la cama elástica.
Me acerco.
Sonríe feliz.
Le aplaudo.
Tiene mucho valor.
Lo admiro.
Pero también me apena.
Fuera cama!!!
CATAPUM!!!!!!!!!!
Milagro!!!
Ahora el ciego ve las estrellas!!!

8 de agosto de 2018

MAGIPOEMAS 6

Como un murmullo
que se aleja
vas desapareciendo
en las fauces del pasado.

7 de agosto de 2018

SERRÍN DE HUMO Y NADA

Están llenos los días
de trampas coloridas y relucientes.
Camino con cuidado.
Anzuelos con espejismos en todas partes.
Hay que tener voluntad de hierro.
Pulso firme.
Y mirada sabia.
Saber hacer oídos sordos.
Y destripar todas las mentiras.
Desmenuzarlas 
y comprobar una vez más
que son un burdo serrín de humo y nada.
Después queda el día y sus recovecos.
Vivo en ellos sin ningún problema.
No compito con nadie.
Allá los memos con sus aires de grandeza.
Me conformo con jugar al ajedrez y escribir poemas.

5 de agosto de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 30

Estoy y no estoy.
A veces me escapo de mí
y aparezco en escenarios inesperados.
Los otros me preguntan.
Y yo no les puedo responder la verdad.
Entonces todo se vuelve negro y desaparezco.
Poema 1
"Ya sé que no entendéis
que no quiera nada con vosotros.
No sois los primeros.
Ni los últimos.
Simplemente es que no quiero ni debo".
Me gusta la playa bajo el agua.
Cuando me sumerjo y se hace el silencio.
Este año las medusas me respetan
y nado junto a pececillos que no se asustan.
Es como si volviera al principio.
Al origen de todos los espacios y tiempos.
Poema 2
"Ya no quedan sirenas.
Ahora es tiempo de paz y de silencio.
Soy agua.
Soy carne.
Soy pasión y deseo.
Soy un torbellino buscando un último sueño".
He perdido todas las brújulas
que indicaban el camino de lo correcto.
No importa.
El norte no lo tuve ni de pequeño.
Cada día es un camino sin sentido alguno.
Cada noche es un cielo salpicado de lamentos.
Poema 3
"De pequeño miraba las estrellas.
Entonces ellas latían
y algunas noches me señalaban con el dedo.
Yo era uno de sus niños preferidos.
Después no sé que pasó...
Ahora las estrellas no me miran.
Ahora yo las miro y no las veo.
Será que estoy castigado.
Será que no lo merezco.
Será que mi corazón se ha quedado ciego".
Los días de verano son de hierro.
Cada hora es un verdugo.
Cada suspiro es un cadalso.
Cada horizonte es una horca y un muerto.
No hay caminos donde broten las ilusiones.
Son caminos de cristales, esperanzas rotas y fuego.
Poema 4
"Lloran las maletas
arrastradas por los necios
en autobuses, barcos y aeropuertos.
No aprenden.
Cada año el mismo engaño.
Cada año la misma historia tramposa.
Y como guinda del pastel
para los sufridos amigos y familiares
una catarata interminable de fotos y vídeos horrendos".
El secreto para sobrevivir radica en la sencillez.
Una flor.
Un remanso de paz.
Un escudo de tiempo.
Un espacio vacío y lleno de silencios.
No lo entienden.
Se los ha comido la publicidad.
Son víctimas de un mundo que los devora sin piedad.
Cadáveres jóvenes camino del más triste de los cementerios.
El de los muertos en vida.
El de la gente sin ideas ni criterio.
Poema 5
"Se me están muriendo los recuerdos.
Están hartos de mí.
Y yo de ellos.
Si pudiera me divorciaría de todos.
Dejaría atrás infancia, familia, amigos y colegios.
Y compraría recuerdos nuevos.
Recuerdos de mi infancia rusa.
O japonesa.
Incluso del ártico.
Con esquimales, osos y mucho hielo.
Y todas las noches me dormiría abrazado a ellos".
Soy un exiliado de mi propia memoria.
A veces entro un rato y me pregunto quiénes son todos esos...
Y no.
No me he vuelto loco.
Es que pasan los años y ya no los comprendo.
La familia no deja de ser otra cárcel más.
Igual que aquellos amigos que eran para toda la vida.
Todo una mentira.
Todo un simulacro fraudulento.
De ahí también he podido escaparme 
antes de ser devorado por los monstruos de esos infiernos.
Poema 6
"Soy hijo de mí.
Soy mi madre y mi padre.
Soy mi bisabuelo y mi tataranieto.
Soy mis tíos, mis amigos y mis abuelos.
Soy mis primos y mis muertos.
No hay nadie más en el mundo que yo.
Todo lo demás es un decorado absolutamente horrendo".
Cuando uno renuncia al mundo.
Cuando uno se vuelve nada, oscuridad y eterno hielo.
Cuando uno come poemas, cena silencios y desayuna versos.
Cuando uno huye de lo políticamente correcto.
Entonces es cuando tu alma te aplaude y tu corazón te devora a besos.

3 de agosto de 2018

JUSTINIANO 183

Justiniano ha tenido una idea
para aliviar el calor de estos días
ganando también algo de dinero
y por eso cada mediodía
cuando la ciudad está casi ardiendo
se coloca en cualquier semáforo
y al primer coche que se detiene
le raja las cuatro ruedas en un momento
y luego extiende la mano al conductor
para que le dé algunas monedas
ya que ahora su vehículo
está un poco más lejos del sol
y por lo tanto estará mucho más fresquito.

1 de agosto de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 29

La ola de calor ya está aquí.
Los muertos aplauden
desde sus tumbas heladas
y los vivos caminan medio muertos.
Abro la ventana
y recibo la primera bofetada del día.
Esto no es vida.
Esto es el maldito infierno.
Poema 1.
"Al otro lado del tiempo
estoy apoyado en un recuerdo.
No tengo calor.
No tengo frío.
Estoy disecado en el tiempo roto".
Miro el calendario de los días que quedan.
Son días minusvalidos.
Dan ganas de comprarles un boleto
para el sorteo de una vida con sentido.
Miro atrás en el tiempo: yo no soy ese.
Miro adelante en el tiempo: no me veo.
No sé qué va a pasar.
Es todo tan feo...
Poema 2
"A veces como esta noche
apareces en alguno de mis sueños.
Estás espléndida.
Dan ganas de arrancarte la ropa a zarpazos
y no salir jamás de ese sueño tan placentero.
Pero el sueño, sueño es
y al despertar no estás, no hay paraíso de besos".
Arranco con el día.
Leo noticias, miro informativos.
No aguanto ni un minuto.
La desgracia es la reina de las fiestas.
Allí donde hay un drama hay un morboso periodista
con un micrófono en la boca diciendo imbecilidades
para conseguir una mayor audiencia de descerebrados.
Apago.
Me aíslo.
Poema 3
"La noticia
más bonita del mundo
tiene tu nombre, tu boca, tus ojos
y la mirada de mi corazón ruborizado
paralizada en un latido que se atraganta".
Los días de verano son inmensos.
Las horas caminan agotadas por un reloj daliniano.
Además están tristes.
Han enviado a sus minutitos a campamentos de verano
y ahora no saben que hacer con su instinto maternal.
Algunas entran en los bares y juegan a las máquinas tragaperras
Otras se reunen en las terrazas y hablan sin parar de todo y de nada.
Y las más sensibles lloran escondidas en la esquina oculta de una sombra.
Poema 4
"No somos más que eslabones
de una cadena perdida en la desmemoria.
Nacemos, transcurrimos y desaparecemos.
Interrogantes de carne y hueso sin origen ni final".
El calor sigue arreciando.
El termómetro está abanicándose.
Las neveras se contonean ante las miradas ávidas.
Un cubito de hielo vale más que una pulsera de oro.
Iría a la piscina pero está llena de zombis y ratas medio muertas.
Eso sí, todos con gorro, bañador y algunos con corchos y aletas.
Poema 5
"Mi mundo es una sombra que ríe y llora.
Al cobijo de la niebla puedo convertirme en lo que sea.
Puedo escribir de amores.
Puedo escribir de tristezas.
Puedo escribir de muertes.
Puedo soñar con historias románticas y caleidoscópicas.
Incluso puedo volar hasta tu ventana y darte un beso cuando duermes".
Me gusta el silencio de los veranos calcinados.
Ese silencio que bosteza entre esbozos de vacíos y decaimientos.
Ese silencio que confirma todo lo que hace tiempo que predico.
Ya soy el eco de todo lo que fui.
Ya soy el eco de ilusiones y sentimientos.
Y lo acepto, y lo acepto, y lo acepto, y lo acepto, y lo acepto.
Poema 6
"No espero nada de mí.
De hecho hace mucho que fallecí.
Este que escribe es un loco que aún está por enterrar.
Cualquier día desaparecerá por un recoveco inesperado y ciego.
Y entonces se cerrará el círculo y por fin podré descansar en paz.
Y mis tiempos y mis recuerdos formarán un caleidoscopoema final
que se perderá para siempre en la niebla infinita de todos los desconciertos."
El viento abrasado mueve las cortinas agonizantes.
Arde todo.
El teclado arde.
La mirada arde.
La tarde arde infinita y poderosa.
Ni una nube compasiva cruza el cielo incandescente.
Miro el pronóstico del tiempo...
deberían sustituir los soles por calaveras...
Poema 7
"En las playas no hay sirenas.
Muchos chiringuitos.
Muchas olas y luz.
Mucha sangría y música.
Pero ni una sirena de mirada azul".
El tiempo tiene los bolsillos rotos.
Y eso no es justo ni me gusta.
Yo se los coso con cariño
y los lleno de recuerdos bonitos y agradecidos.
Y le doy un beso a una sirena de lágrimas azules
que se perdió por los laberintos escondidos del tiempo y la distancia.
Que los mares que ahora surque
y las olas que la acaricien sean espléndidos con ella.
Poema 8
"Allí donde la lluvia te bese.
Allí donde el corazón te mezca.
Allí donde la luna te sonría cada noche.
Allí donde el sol te abrace cada mañana.
Allí es la tierra prometida para tus lágrimas azules".
Es momento de cerrar el caleidoscopoema.
Está cansado.
Yo también.
Son tiempos difíciles 
para los que cabalgamos a lomos de la nada
sin brújula que nos indique
un camino que nos lleve al reino de las sonrisas.
No obstante sigo cabalgando.
Quizá en cualquier recodo del futuro
me espere un tiempo nuevo, generoso y amable que ahora ni imagino.