14 de noviembre de 2019

DILUVIA

Diluvia.
Te pienso.
Brotan flores
en mi corazón.

13 de noviembre de 2019

ESQUELETOS DISCUTIENDO

No sé porqué
la gente
siempre discute.
Por cualquier cosa.
Y se enfadan.
Y las palabras airadas
salen de sus bocas
envueltas en saliva fea.
Y se matarían.
Y algunos se matan.
Los observo.
Y flipo.
Son calaveras discutiendo.
Calaveras forradas de piel agujereada.
Son esqueletos discutiendo.
Esqueletos que da miedo verlos.
Además qué más da quién tiene razón
si de aquí a unos años estarán todos muertos.

SALGO A LA CALLE

Salgo a la calle.
Miro con atención.
O no tienen luz.
O no tienen luces.
O las dos cosas.
Puntúo.
Suspenden.
De la que me he librado!!!

12 de noviembre de 2019

EL OLVIDO TRISTE

Todos los caminos
llevan al olvido triste.
A la invisibilidad.
A la insignificancia.
Poco a poco
uno desaparece
de todas partes.
El tiempo en llegar
a ese abismo
es incierto
y también irreversible.
En ese olvido vivo.
En un limbo
de soledades
y nostalgias infinitas
que nunca encuentran la paz.

11 de noviembre de 2019

MANICOMIO 145

Desde anoche
no se puede dormir
en el manicomio
ya que los internos
del pabellón
de los psicópatas
siguen celebrando
a gritos
su buen resultado
en las elecciones
desfilando feroces
por los pasillos
con la baba colgando
y haciendo el saludo nazi.

10 de noviembre de 2019

TAL COMO ERAS

Tus ojos.
Tu cara.
Tu risa.
Ahora mismo
te estoy viendo.
Tal como eras.
El tiempo
se detenía
cuando aparecías.
El sol
y la luna
te aplaudían al pasar.
El viento celoso
se moría
y se moría
por acariciarte.
Mi corazón
loco
y feliz
latía solo para ti.
Y yo soñaba
con abrazarte para siempre
en la hermosa eternidad
de todos los tiempos y universos.

9 de noviembre de 2019

LA VIDA NEGRA

Se evapora la luz
decrépita 
y vieja
por las calles atardecidas
de la ciudad que me contempla.
Mis pasos no tienen dueño.
Ni brújula.
Ni sentido.
Ni esperanza cierta.
Estoy entre otros desahuciados
que la vida va arrinconando poco a poco.
Hasta que un día 
de repente
y por sorpresa
en el corazón te abofetea.
Ahí están.
Ahí estamos.
En las terrazas.
En las plazas.
En los bares.
En las tiendas.
Yo lo vi antes.
Para mí no fue sorpresa.
Nací
y la muerte
fue mi luz primera.
Ellos aún no lo saben 
pero ya tienen la mirada ciega.
Se les marchitará la familia.
Les desaparecerán los amigos.
Sus trabajos se convertirán en condenas.
No habrá milagro alguno que los resucite
Muertos en vida.
Muertos de pena.
La vida sin saber cómo... un día se vuelve negra.

DÍA DE REFLEXIÓN

Reflexiono.
Y cuento.
Uno.
Dos.
Tres.
Vuelvo
a reflexionar.
Y cuento otra vez.
Uno.
Dos.
Tres.
Lo mire
como lo mire
los cerdos son tres.

SOL Y MÁS SOL

Sol
y más sol.
Da igual
que haga frío.
Sol
y más sol.
Da igual
que haga calor.
Sol
y más sol.
Aquí
los paraguas
tienen depresión.

8 de noviembre de 2019

MAGIPOEMAS 15

Hay luz
en tus palabras.
Mi corazón
está deslumbrado.

7 de noviembre de 2019

ATARDECER DE OTOÑO

Atardecer de otoño.
Te pienso.
Te imagino
conmigo en la playa.
Sentados en la orilla.
Piel con piel.
Brisa y deseo.
Me acaricias.
Susurras mi nombre.
Me miras.
Me sonríes.
El tiempo se para.
Está oscureciendo.
Te señalo la magia de las olas.
Te acercas.
Las miras.
Te miran.
Tu mirada las emociona.
Te ausentas del mundo.
La luna te envidia.
Eres una flor de sal y espuma.
Eres una estrella
que ahora 
danza en la arena
con los ojos en blanco.
Me levanto sigilosamente
y aprovecho para escaparme.
Qué tía más pava, qué tía más plomo!!!

DESCANSEN EN PAZ

Todos mis pasados
son ahora
numerosos trocitos de papel
que voy a enterrar en la basura.
Descansen en paz.
Día a día
voy arrancándome
de los mundos que viví.
Me siento mejor.
Más libre.
Más invisible.
Más imprevisible.
Quiero volver a ser nada.
Quiero irme de aquí tal como llegué.

6 de noviembre de 2019

TODOS MORIRÁN

Todos morirán.
Los de las banderas
los de los himnos
los de las patrias
los del planeta
los del amor libre
y los hijos del capellán.

LÁPIDAS DE TIEMPO

Ayer abrí
el mundo
de los recuerdos.
Allí agonizan
cada uno
de los que fui.
Cartas.
Fotos.
Calificaciones.
Diplomas.
Alegrías.
Tristezas.
Ausencias.
Muertos.
Un pasado
que desaparece.
Lágrimas de adiós.
Lápidas de tiempo.
Todo eso
y yo
cualquier día
dejaremos de ser
y seremos sólo fuego.

5 de noviembre de 2019

JUSTINIANO 200

Justiniano hace mucho rato
que espera el autobús
y tiene calor
y está cansado
y sólo tiene dos euros
y cada vez
hay más gente en la parada
y ya está imaginando
lo apretujado que tendrá que viajar
y los malos olores
que sin duda tendrá que soportar
de toda esa gentuza sucia
por lo que sin pensárselo dos veces
ha fingido recibir una llamada telefónica
de un familiar que se estaba muriendo
y tras simular un medio desmayo
ha pedido dinero a los que esperaban
para ir urgentemente a socorrerlo
y cuando ha recaudado treinta euros
se ha subido al primer taxi que ha pasado
y tras cerrar la puerta y bajar la ventanilla
les ha gritado a todos
que a a ver si adelgazan
que con gordos así no se cabe en el autobús
y que por favor se duchen más
que huelen como auténticos cerdos y marranos
y al instante se ha alejado en el taxi a toda velocidad.

4 de noviembre de 2019

DESDOBLADO

Vuelvo a casa
con la boca cosida
y la mirada sin estrenar.
No recuerdo
haber hecho nada.
Hoy no he sido yo.
Alguien que no sé
ha llevado mi cuerpo
a todos los sitios
y ha hecho todas las cosas.
Espero que estén bien.
Yo mientras tanto
he estado paseando
por los confines
del universo
de los sueños
buscando una estrella
que por fin me haga suspirar.

ESCOMBROS

Lunes.
Ocho de la mañana.
Ahí fuera
me aguardan
los escombros
de la vida.
No sirven
ni para un poema.
Y sin embargo
tengo que vivir 
preso entre ellos
quiera o no quiera.

3 de noviembre de 2019

UNA INMENSA NADA

Cada día
tiene muchas puertas.
Las abro.
Una tras otra.
Y miro.
Gris.
Gris.
Gris.
Las cierro.
Una tras otra.
Un inmenso gris.
Una inmensa nada.
Acaba el día.
Viene la noche.
Sin mirarme
cierra la última puerta.
Silencio.
Duermo.
Adiós.

2 de noviembre de 2019

MATADERO

Anochece otra vez.
La envejecida luz
suspira en un rincón 
mirándome en silencio.
Mi corazón resignado
se llena de sombras
al sentir una vez más
cómo cada día que pasa
vamos avanzando puestos
en la tétrica cola
que nos lleva al matadero.

1 de noviembre de 2019

EL MES MÁS FEO DEL AÑO

Ya está aquí noviembre.
El mes más feo del año.
Sus días
son de polvo
olvido
y nada.
Si llueve son lágrimas de muertos.
Si hace sol
quema en oblicuo
y la piel se vuelve loca.
Y el viento
apenas sale de casa
y cuando sale
sopla con tristeza
porque está muy deprimido.
Noviembre es un mes que siempre decepciona.
Todo está empezado y nada ha acabado.
En noviembre las calles bostezan.
En noviembre
los perros y los gatos
necesitan ir al psiquiatra.
En noviembre el año empieza a toser
y se va encorvando sobre sus meses cansados.
En noviembre la luna
se olvida de los enamorados
y se dedica a escribir poemas secretos
a un meteorito azulado
que le tiene robado su plateado corazón.
En noviembre los poetas quieren ser futbolistas.
En noviembre los poemas
bostezan mirando el horizonte vacío.
En noviembre las musas
van a clínicas muy discretas
para que les practiquen una urgente liposucción.

31 de octubre de 2019

AÚN VIVIMOS

De aquí
a unos años
todos estaremos muertos.
Aún vivimos.
Salgamos esta noche a celebrarlo.

TORTURAS

Cada torturador
debería morir
en este justo momento.
Ahora mismo.
El mundo sería mejor.
Me da igual
que luego
le entreguen
a su viuda
una bandera
y a él
a título póstumo
una medalla al valor.

30 de octubre de 2019

CALOR DEL MALO

Vengo de la calle.
Es de noche ya.
De noche
como boca de lobo.
Y todavía hace calor.
Calor oscuro.
Calor del malo.
Calor sin sol.
El cemento
el calor
y la oscuridad
se ríen de las flores.
Las flores a oscuras pierden mucho.
Y con calor mucho más.
De hecho parecen de plástico sucio.
Y los árboles
en este otoño polvoriento
parecen un mal decorado
de una película barata de terror.
Ah... la luz...
Por la mañana me ilumina
y parezco hasta presentable.
En cambio ahora
me oculta entre los pliegues del día.
Y puedo ser un atracador.
O un vagabundo.
O un poeta chiflado
que camina ciego por las calles.
Mis poemas caminan conmigo.
Eso sí.
Son fieles.
Y también cariñosos.
Y silban mudos para llamar mi atención.
Yo hago como que no los oigo.
Y se ponen un poco tristes.
Luego los miro.
Y les digo cosas bonitas.
Y ellos se confían.
Y piensan que serán poemas de amor.
Y yo no les digo nada...
Pero por dentro sonrío como un lobo feroz.

CORAZÓN ROTO

El corazón roto
se asoma
a la ventana
mira sin mirar
y llora, y llora, y llora.

29 de octubre de 2019

LO QUE DEJÉ ATRÁS

He sido fiel
a mis ideas.
Para bien.
Y para mal.
Y ahora
desde un extremo
de mi tiempo
recuerdo las ilusiones
y las cicatrices
de todo lo que dejé atrás
con la conciencia tranquila
el corazón sereno
y la mirada de ya no importa nada.

MANICOMIO 144

Para protestar contra los recortes
en alimentación, ocio y limpieza
Terremoto Crazy lidera
una huelga indefinida de locos
y desde hoy mismo
todos los locos del manicomio
se comportan como si fueran normales.

28 de octubre de 2019

JUSTINIANO 199

Dado que sigue
sin encontrar trabajo
y ya ha empezado el otoño
Justiniano ha decidido
vender castañas
en una esquina
muy concurrida de su barrio
pero pasan los días
y no ha vendido nada
incluso ofreciéndolas a precio de coste
por lo que desde hoy
absolutamente desesperado
ha decidido regalarlas
y desde esta mañana
cada vez que pasa alguien
y no le compra
Justiniano deja que se aleje un par de metros
y después lanza con todas su fuerzas
un par de castañas humeantes
que impactan con magnífica precisión
en las tacañas cabezas de esos humanos ratas.

LUZ DE AMOR

Te busco
y no estás.
Te busco
y estás lejos.
Te busco
y nunca
te encuentro.
Dónde está
tu piel...
Dónde están
tus besos...
Dónde está
luz de amor
nuestro tiempo.

27 de octubre de 2019

AL OTRO LADO

Al otro lado
de la muerte
y flotando
en la nada
hay caras jóvenes
hay caras viejas
al otro lado
de la muerte
en la desesperanza
infinita
y oscura
todas esas caras
rígidas
y tristes
no paran de dar vueltas.

26 de octubre de 2019

RETRATO DE MI TIEMPO

Me hubiera gustado
saber pintar.
Y dibujar.
Y retratar el tiempo
que me ha tocado vivir.
Y firmarlo
con sangre
de mis latidos
y de mis experiencias.
Y enmarcarlo.
Y colgarlo
en una pared
de vacíos
y sombras
para que la gente
lo disfrute
y me aplaudan
todos los días del año
sin entender nada de nada
con sus manos ciegas y sordas.

25 de octubre de 2019

25 de octubre de 2019

25 de octubre de 2019.
Me despierto.
Silencio de nada.
Silencio de muertos.
No hay pétalos
en las horas
ni sirenas sonrientes
vestidas de ilusiones
esperando para saludarme.
Un páramo inacabable
se extiende feroz
por cualquiera de mis futuros.
Aún así me levanto.
Me ducho.
Me afeito.
Sigo latiendo.
Afuera hay un mundo
al que incomprensiblemente
todavía pertenezco.

24 de octubre de 2019

NIÑO POETA

No crezcas
niño poeta.
No.
Quédate ahí.
En el pasado.
En el calor
de los recuerdos.
En el tiempo
de la inocencia.
No vengas
niño poeta.
Verme ahora
te daría
mucha pena.
Aquí hace
mucho frío
mucha soledad
y mucha tristeza.

23 de octubre de 2019

LA RUEDA DE LOS IMBÉCILES

Hay más inteligencia
en un contenedor
de basura
que en los humanos
con cerebros encarcelados.
Son incontables.
Y están al servicio de sus amos.
Se levantan cada mañana.
Reciben las instrucciones
por la prensa
o por la televisión
o por la radio.
Se las dan
sus presentadores favoritos.
Después van a sus trabajos
o a pasear
o a estudiar
o a comprar
o a donde sea...
Y repiten
y repiten
y repiten
a quien sea
las instrucciones recibidas
por la prensa, televisiones o radios.
Si hace falta discuten.
Si hace falta se pelean.
Son humanos/cabras/macacos.
Después siguen con sus vidas de esclavos.
Hasta que un día cualquiera se mueren
y son reemplazados
por otros monigotes como ellos
para que la rueda de los imbéciles
no tenga descanso
y siga girando
y girando
y girando
y mientras tanto los poderosos
sigan acumulando, acumulando y acumulando.

22 de octubre de 2019

CANALLAS Y MISERABLES

Mires donde mires
el mundo es
cada vez más repugnante.
En todas partes
los canallas
y los miserables
se han hecho con el poder.

21 de octubre de 2019

EL RELOJ MÁGICO

Me sienta muy bien
no estar
en los sitios
que la vida
me va adjudicando.
En ellos ahora está
el eco mudo
de mi nombre
y algunos recuerdos
que van muriéndose en el tiempo.
De ahí me fui.
Fugado de mí mismo
camino por los sueños
y busco los secretos
de una vida feliz
en cualquier lugar y momento.
Me gustaría ser
el reloj mágico
que camina hacia atrás.
Y desandar todos los entuertos.
Y volver a hablar con mis muertos.
Y recuperar amigos.
Y sentimientos.
Y encontrar mi añorada sonrisa
que se perdió en el pozo de los días.
Y escribir poemas de amor
a las musas generosas
que me llenaron de suspiros infinitos.
Y besar ilusiones otra vez
con las que iluminar
cada una de las sombras lúgubres
que día tras día acosan a mi corazón.

20 de octubre de 2019

POEMA DE OTOÑO

Aquí está el domingo.
Oscuro.
Parece
que lloverá.
El calor huye
por la puerta de atrás
de los calendarios.
Los muertos
aplauden en las tumbas.
Los vivos
aún duermen en las casas.
Las nubes
se enfundan
magníficos uniformes.
Hoy van a desfilar.
Los árboles
preparan con alegría
sus lenguas
de ramas desnudas
y hojas cansadas
para saciar su interminable sed.
Por todas partes
el viento susurra feliz
un hermoso poema de otoño.
Mi corazón sueña con un beso de tu luz.

19 de octubre de 2019

LA DUEÑA TRAVIESA

Ella es la dueña traviesa
de esas hermosas caderas
que sin mirarme
y al ritmo de la música
retroceden
y retroceden
hacia donde mi deseo la espera.

18 de octubre de 2019

CENTRIFUGAPOEMAS 38

Dos semanas 
sin poesía
y la vida se embrutece.
La poesía
es una caricia
deliciosa y necesaria
sin la cual todo araña y duele.
La poesía es locura.
A veces hermosa
y a veces tenebrosa locura de vivir.
La vida en prosa no me interesa.
Las calles
y los días
están llenos
de novelas baratas
de usar y tirar
para ir sobreviviendo en gris.
Yo no quiero vivir eso.
Yo no quiero sentir eso.
Vuelvo cansado
de lugares
y tiempos
en los que ya no me contemplo.
En ellos he dejado
los últimos vestigios
de la corrección de vivir
según ordenan
los psicópatas que mandan
y sus televisiones hipnotizadoras
y de ellos me escapo para siempre.
Dos semanas sin luna.
Sólo he visto
un queso mal pegado
en el cielo indiferente
de los que miran y jamás ven.
Dos semanas sin latidos.
Mi corazón bombeando nadas
día y noche sin descanso ni sentido.
Dos semanas sin suspiros.
Mis pulmones
dos fuelles aburridos
peleando con el sórdido aburrimiento
en busca de alguna ilusión para subsistir.
Dos semanas sin mirarme
y cuando vuelvo
el espejo me señala
y aterrorizado se escapa corriendo.
No lo culpo.
Me miro y no sé quién soy.
No me comprendo.
No me entiendo.
Yo también huiría de mí.
Dos semanas viviendo en sueños
y muriendo en cada una de las largas vigilias.
Y en cada sueño una tragedia oculta.
Las arañas me la tienen jurada.
Los caballos me persiguen y me atacan.
Los muertos me esperan escondidos en las esquinas.
Los amores vuelven airados del tiempo de los olvidos.
Y despierto entre gritos en un mundo que se va apagando.
Ahora mismo no soy.
Ahora mismo estoy enterrado
en el deprimente mundo de los cuerdos.
Pero escaparé.
Poco a poco iré resucitando.
Saldré del ataúd como pueda.
Después apartaré la horrorosa lápida de grises
y cuando nadie me vea
le daré un beso de amor
en los labios 
a mi apasionada y añorada locura.
Entonces por fin saldrá otra vez el sol
y mi corazón se iluminará
y la luna embellecerá la vida
y suspiraré con cada uno de mis latidos
y el espejo me sonreirá
y las tristezas volverán luciendo sus mejores galas
y a lo mejor también alguna alegría
y el mundo volverá a ser de sentimientos, luz y colores
y postrado a sus pies le pediré mil veces perdón a la poesía.

4 de octubre de 2019

OTOÑO EN TODO SU ESPLENDOR

Ya luce el otoño
en todo su esplendor.
De repente
el viento impasible
ha traído las tristezas.
Ha sido nada más despertarme
cuando he visto la mía
mirándome sin rubor a los ojos.
Ha entrado por la ventana
y poco a poco
ha empezado a acariciarme
y sin saber cómo me ha hecho suyo.
Ahora viaja por mis venas.
Ahora me nubla la mirada.
Ahora baila en todos mis latidos.
El otoño una vez más
ha sido fiel a su cita.
y desde ahora los días son otros.
El espejo me da sus sinceras condolencias.
Las horas esconden sus lágrimas y disimulan.
Los recuerdos relucen más que nunca.
Y todos los que fui un día
aparecen desde los pliegues del tiempo.
El niño.
El joven.
El adulto.
El poeta que aún soñaba...
Como cada año
por estas fechas
hoy empieza a reinar la tristeza.
A partir de ahora caminaré más solo que nunca.
Los árboles me mostrarán sus ramas escuálidas.
Las olas susurrarán mi nombre y me invitarán a partir con ellas.
En el horizonte las esperanzas se desvanecerán para siempre.
Y quedaremos la tristeza y yo atrapados en el mundo de la nada.
Es tiempo de olvidos y heridas.
Es tiempo de nostalgias y melancolías.
Es tiempo de adioses y tristísimas despedidas.
Incluso este último verso me da un abrazo antes de alejarse de mí.

ENAMORADAS

Dos viejas
se están besando.
Una es el Demonio.
La otra el Espíritu Santo.

3 de octubre de 2019

MIS DOS HIJAS

Ayer llevé
a las dos hijas
que nunca tuve
al pediatra de urgencias.
El pediatra es
una máquina gigante
de cocacolas
que hace los diagnósticos.
Primero pasó
la hija mayor
que nunca tuve.
Echó una moneda
y luego explotó.
Después la hija pequeña
que nunca tuve.
Moneda y explosión.
Antes de irme
una planta/enfermera
me consoló diciéndome
que algún día tenían que morir.
Más calmado salí a la calle.
Entonces te llamé, Eulalia.
Nunca nos hemos visto
pero te dejé un mensaje de voz
diciéndote que no, 
que no iría a nuestra primera cita.
Que esa galaxia queda muy lejos.
Y que para tener hijas
que mueran antes que yo
prefiero dar paseos solitarios
por los resplandecientes alrededores de Orión.

2 de octubre de 2019

2 de octubre de 2019

2 de octubre de 2019.
Mis huesos
me piden clemencia.
Hoy los cuidaré.
Los llevaré al agua
y les dejaré jugar un rato
mientras mi alma y yo
decidimos qué hacer
con alguno de los múltiples futuros.
Además no me apetece caminar.
Las calles están llenas de zombis.
Y los zombis
ahora viajan motorizados.
Y no respetan nada.
Total... están muertos
y parece que hay mucha demora
en la reasignación de almas y cuerpos.
Y luego están los reencarnados.
Ayer sin ir más lejos
vi a tres niños con cara de viejos.
El primero debía tener más de quince vidas.
Los otros dos no llegarían a la docena.
Les saludé al pasar con un leve arqueo de cejas.
Ellos asintieron disimuladamente
desde sus inmaculados cochecitos de bebé.
Sus padres tenían cara de primera o segunda vida.
Esto es el caos generalizado.
Alguien ha perdido el control en la sala de mandos del universo...

1 de octubre de 2019

GRA

Gra es poesía
que canta
un blog
de buena música
y un corazón tierno.
Gra es pasión
simpatía
y dulce sentimiento.
Yo que nunca
fui música
ni letra
ni acorde
ni partitura
ni instrumento
cuando la visito
cantaría hasta durmiendo.
Gra se merece
un abrazo
un poema amable
y un gran recital de besos.

30 de septiembre de 2019

POEMA MUTANTE 2

Comienza la semana.
El cielo hoy es puro aburrimiento.
No pasa nada.
Los ángeles han desaparecido.
No quieren trabajar.
Dios está desesperado.
Entre santos farsantes
ángeles vagos
y almas malolientes
todo su proyecto eterno se está viniendo abajo.
Y de las palomas no digo nada.
Están todas en el bar.
Las flores de los cementerios hoy se dedican a charlar.
Que si esta abeja está enamorada... que no, que me quiere a mí...
Y así van pasando la jornada.
Unas pesadas...
Los muertos como si oyeran llover.
Si pudieran se irían corriendo.
En fin...
Estoy afilando el hacha.
Hoy tengo cabezas para decapitar.
Cabezas vagas.
Virtuales eh... que nadie se asuste.
Eso sí... son unas cuantas.
Tantas que ya no sé dónde ponerlas...
Hubiera sido un gran verdugo yo... para qué nos vamos a engañar.

29 de septiembre de 2019

POEMA MUTANTE 1

Aquí viven las palabras
que tienen vida propia.
Las hay locas y divertidas.
Otras lloran por las esquinas
y se ahorcan por la noche
aprovechando que los ojos lectores
están criando legañas
y alimentando ojeras destartaladas.
También hay palabras serias
que dicen que no con la cabeza
cuando ven que el mundo se ajetrea.
Una representación sindical de las palabras
quiere negociar conmigo una propuesta aleatoria
en la que las palabras trabajan sin compromiso alguno.
La leo.
No me parece mal.
Voy a probar.
Este es un poema mutante
que va a nacer en los próximos instantes:
Llueve la nada
desde un cielo rajado
por la incomprensión de los ángeles.
Las nubes transportan 
maletas de aire
por encima de aviones y sueños.
En su interior llevan 
huesos de santos farsantes
y almas en triste descomposición
que viajan gratis ya que se han jubilado.
De repente, Luz.
Una paloma ilumina el cielo entero.
Es mágica.
Es hermosa.
Pero se va... 
El domingo ha nacido muerto.
En los cementerios las flores chillan desesperadas
mientras que los muertos se desperezan tranquilamente.
El mundo gira al revés.
Dios ha enloquecido.
Está resucitando gente
y los recién nacidos
vuelven al interior de las barrigas de sus madres.
Los matrimonios 
se convierten en noviazgos
y después en desconocidos absolutos.
El caos es tan divertido y cómico...
Ahora mismo las palabras y yo estamos llorando de risa.
No quiero críticas eh...
Con unas simples palabras 
puedo arrancar los ojos criticones
de vuestras órbitas lamentables que suponéis tan atractivas.
El poema quiere desayunar y son las 7:43 de la mañana.
Quiere café, vino, huevos fritos y unas lonchas de beicon.
Está loco.
Yo no pienso prepararle el desayuno a ningún poema.
Por mucho apoyo sindical que tenga.
Y mucho menos a un poema mutante que mañana puede cambiar.
Veremos.

28 de septiembre de 2019

UN RAMO DE ADIOSES

Aquí te dejo
un ramo de adioses
y una flor
de tristes palabras.
Brindo con un suspiro.
Por ti.
Por mí.
Por lo que pudo ser.
Por lo que nunca será.

27 de septiembre de 2019

UNA GOTA DE AGUA

Miro el mundo
y no lo entiendo.
Cada día
soy más pequeño.
Incierto.
Lejano.
Prescindible.
Una gota de agua
perdida
y olvidada
en la inmensidad
de un océano
tenebroso y traicionero.

26 de septiembre de 2019

DEMONIOS

Los demonios
están aquí.
No en el infierno.
No.
Aquí.
Sólo hay
que asomarse
a la ventana
y verlos pasar.

25 de septiembre de 2019

REVOLOTEANDO

Revoloteando
y revoloteando
tus alas
de luz
me acarician.
Eres sueño.
Eres beso.
Eres sonrisa.

24 de septiembre de 2019

POEMARITMÉTICO 5

Antes que nada
recuerda tu voto.
Lo desinfectas
y tras escribirlo
en un borrador
multiplícalo por cero.
Ahora te vas
al espejo
y busca un pringado.
Es fácil.
Sólo estás tú.
Cuando lo tengas
lo multiplicas por cero
y el resultado final
lo sumas al de tu voto
y tras pasarlo a limpio
lo tiras todo a la basura.

23 de septiembre de 2019

UNA HERMOSA PINCELADA

Una hermosa pincelada
de rojo atardecido
se desploma
entre los brazos
de un horizonte azul...
Tierna cuna
de cielo y mar.
Tierna cuna
de sueños y suspiros...

22 de septiembre de 2019

22 de septiembre de 2019

22 de septiembre de 2019.
Miro a mi alrededor.
Todos los escenarios están vacíos.
No hay obra.
Ni actores.
El público hace años que se fue.
Las horas me miran impacientes.
Cuchichean entre sí y me señalan.
El domingo
roto
y entristecido
dice que no con la cabeza.
El silencio le consuela.
La nada es la brújula de mis días.

21 de septiembre de 2019

BELLO SUEÑO

Hasta el más bello
de los sueños
un día
te escupe en la cara.

20 de septiembre de 2019

OTOÑOSUSPIRANDO

Tengo ganas de otoño
de viento
y de lluvia
de calles desapacibles
y gente encerrada en sus casas.

19 de septiembre de 2019

SE MARCHITÓ

Se marchitó
la rosa
en el tiempo
de lo imposible.
Sus pétalos
de amor
son ahora
lágrimas de adiós.

18 de septiembre de 2019

EL BALCÓN

El balcón
de tu escote.
No mirar.
No mirar.
No mirar.
Bueno...
Quizás...
Disimulando
y con cuidado...
Sólo una vez más.
Ya!!!
:)

17 de septiembre de 2019

SAN MOSQUITO

Hoy es San Mosquito.
San Mosquito
fue un mosquito italiano
canonizado por la Iglesia Católica.
Vivió a finales del siglo diecisiete
y durante su corta
pero intensa existencia
fue un asistente infatigable
a todos los oficios religiosos de la zona.
Entre los innumerables milagros
que se le atribuyen
destaca haber picado el mismo día
a más de cincuenta viejas
en la Catedral de Milán
dejando en la papada de todas ellas
una sagrada marca en forma de cruz.
También se le atribuye
la transmisión de la malaria
por motivos divinos
a varios caballos infieles de raza árabe.
Incluso una vez muerto
San Mosquito apareció por sorpresa
en un cónclave de cardenales
reunidos para la elección del nuevo Papa
y en menos de una hora les picó a todos en el culo.
Que viva por siempre San Mosquito!!!

16 de septiembre de 2019

17 de septiembre de 2019

17 de septiembre de 2019.
Lunes.
Otro día
en el desbarajuste
de mi vida.
Por si acaso
miro mi nombre.
El DNI
no miente.
Sí.
Soy yo.
En fin...
Un día más
que voy a tener
que cargar conmigo.

15 de septiembre de 2019

EL GRAN VIAJE

Todos los viajes
llevan a ninguna parte.
Todos son 
de plástico 
y humo
de medias verdades
y escandalosas mentiras.
Todos acaban
más pronto
o más tarde
con las víctimas
rotas
y cansadas
en el punto de partida.
Pasaporte.
Maleta.
Dinero.
Guía.
No necesito 
nada de eso
para el gran viaje
que realmente importa...
El que me dejará sin vida.

14 de septiembre de 2019

DOS FAROS

Dos faros
me iluminan.
La poesía
y el ajedrez.
Todo lo demás
es una oscura farsa.

13 de septiembre de 2019

MAGIPOEMAS 14

La luna
y yo
soñamos
con acariciarte.

12 de septiembre de 2019

EL UNIVERSO CHILLA

El día
parece bonito
pero el pobre
está medio muerto.
Apenas le quedan
quince horas de vida.
En el universo
los ángeles
ya están pariendo otro
para que mañana
podamos seguir viviendo.
Los ángeles...
esos trabajadores incansables
que cada día
con sus alas tan mágicas
limpian planetas, estrellas y galaxias
para que todo resplandezca.
Mientras tanto Dios no hace nada.
No le gusta este universo.
Le han salido muchos imitadores.
Dicen que Dios
tiene la mirada perdida
desde hace unos cuantos siglos.
Dicen que está pensando
en crear otro universo nuevo.
Sin espacio.
Ni tiempo.
Un universo de cristal, luz y silicio.
Sin ángeles.
Ni dioses.
Ni humanos.
Esos rumores
provocan muchos nervios.
El sol ríe.
La luna llora.
El universo chilla.
Dicen que Dios lo quiere todo para él.

11 de septiembre de 2019

POESÍA AUTOMÁTICA 9

La estrella imposible
brilla infinita
en la noche
que nunca se acaba.
Bailan los sueños
en las caderas
tan hospitalarias
de la mujer que se apaga.
La música miente
canción tras canción.
Nosotros
también nos mentimos.
En los vacíos
y en los silencios
que nos compadecen
es donde reina la pura verdad.

SE FUERON

Se fueron
los pajaritos
de las casas
y dejaron
una inmensa nada.

10 de septiembre de 2019

DILUVIANDO

Toda la noche
la lluvia
se estrella
en los cristales.
Está diluviando.
Me desvela la tormenta.
Es negra noche.
Las gotas de lluvia
repiquetean
y repiquetean
una emotiva nana
que oigo en mi corazón.
Vuelvo a mi niñez.
A los truenos
y relámpagos
de un mundo
que desapareció.
Soy el niño
de las mil tormentas
que viví.
Soy el niño que siempre fui.

9 de septiembre de 2019

9 de septiembre de 2019

9 de septiembre de 2019.
Amanezco entre los brazos
de la nada más perturbadora.
Tras la ventana
el día desconsolado
me ofrece
sus horas maltrechas.
El cielo es gris oscuro
y las penas revolotean
a mi alrededor
arañándome el corazón.
Para salvarme
busco con ahínco
algún recuerdo feliz
que ilumine esta penumbra.
No lo encuentro.
Están llorando todos en un rincón.

8 de septiembre de 2019

NIDO

En lo más alto
de un árbol
quemado
y medio muerto
han hecho
un frágil nido
ramita
a ramita
los pájaros ciegos.

7 de septiembre de 2019

RAMO DE OTOÑO

El otoño
ya se acerca
con su ramo
de tristes tristezas.

6 de septiembre de 2019

MÉDIUM 3

Hoy debe ser
la fiesta
de los muertos
que no tienen
ni paz
ni descanso.
Aquí hay varios
dando vueltas
sin parar
a mi alrededor
con los ojos en blanco.

5 de septiembre de 2019

5 de septiembre de 2019

5 de septiembre de 2019.
Despierto malherido
de años y desilusiones.
En el baño
me mira el espejo.
Le miro
sin reconocerme
y le pregunto:
Dónde está mi tiempo?
Dónde están mis sueños?
Con voz helada me responde:
Me los comí.

4 de septiembre de 2019

ANA ALEJANDRA

Del aeropuerto sale una flor.
La flor tiene pinchos
y también mil sonrisas.
Se llama Ana Alejandra.
Ana Alejandra tenía un blog.
Y de un zarpazo lo devoró.
Ella se ríe del destino
y cada noche
se come un recuerdo
sin importarle para nada la digestión.
Tiene los pétalos locos
y su tallo es pura pasión.
Ana Alejandra sube a un taxi.
El taxista atrevido
y curtido en mil batallas
ahora es un latido temblando
Y el taxi malherido
parece un jarrón afortunado.
Ella dice:
Barcelona es mía.
Y la Sagrada Familia aplaude.
Y los cuerdos lloran.
Se baja del taxi
en el centro de Plaza Cataluña
y los turistas se suicidan de amor.
De un taconazo
Ana Alejandra
pone la ciudad al revés.
Y las ventanas de los hoteles
suspiran por ser ellas las elegidas.
Entra en el emocionado hotel
y los recepcionistas hacen testamento.
Hoy es el peor día de sus vidas.
Cuando ella les habla
el sol aprovecha para escaparse
y en el cielo las nubes
entonan el himno de la desesperación.
Ana Alejandra sale a las ramblas
y suenan en la ciudad todas las alarmas.
Justiniano ha venido a verla
y en honor suyo hace juegos malabares
con tres simpáticas manzanas y dos espléndidas mandarinas.
Ella pasa a su lado y le sonríe.
Y Justiniano se desmaya.
Y las mandarinas aplauden y las manzanas cantan.
Terremoto Crazy aparece y la agarra por la cintura.
Y se van paseando hasta el mar
riendo de mil cosas que no sucedieron
y arrancando todas las cabezas que no les gustan.
Entran empujándose en el bar de la china
y los patos laqueados resucitan
señalando con sus alitas peladas a Ana Alejandra
y asustados se van volando hacia territorios más seguros.
Y Terremoto Crazy se aleja persiguiéndolos sin decir adiós.
Y la china le regala una galletita de la suerte.
Y Ana Alejandra tira la galletita al suelo y devora a la china
porque tiene mucha hambre atrasada de mil cosas imposibles.
Y con los huesos de la china, Ana Alejandra se hace un hermoso collar.
Y ahora está más guapa que nunca.
Y hasta los Dioses en el cielo se pelean por llevársela a su paraíso.
Y ella les dice que no.
Que la Diosa es ella y que si quieren una puta pelea sin duda la van a tener.

3 de septiembre de 2019

AZUL DE NADA

Azul es la nada
que hoy
me acompaña.
Azul olvido.
Azul herido.
Azul...
Azul de nada.
Ella brotó
iluminó
amó
y desapareció.
Sus ojos
como girasoles
son ahora
dos agujeros negros
y su boca
flor de sonrisas...
una cueva de vacíos
sin adioses ni palabras.

2 de septiembre de 2019

2 de septiembre de 2019

Dos de septiembre de 2019.
Ya se oyen
los lamentos
de los esclavos.

1 de septiembre de 2019

EL VERANO ENVEJECE

El verano
se está
haciendo mayor.
Sus días se arrugan.
Cada vez
tienen más vacíos
y menos sol.
El verano envejece.
Poco a poco
se aleja
de las risas
y de la diversión.
El verano está triste.
El verano se deprime.
Va camino de su defunción.

31 de agosto de 2019

31 de agosto de 2019

31 de agosto de 2019.
He resucitado un día más.
A mi alrededor
se extiende
el amplio vacío
de ilusiones y futuros
que siempre me acompaña.
Hoy es sábado.
Los nombres 
de los que no están
acostumbran a visitarme
los sábados por la mañana.
Me traen recuerdos
de cuando vivíamos
en el mundo de las risas.
Están un rato conmigo
y luego se van a sus vidas.
Yo me quedo aquí.
Siempre me quedo aquí.
Con los ojos perdidos en la nada.

30 de agosto de 2019

EN CADA UNA

En cada una
de tus palabras
que no nacen
mis sueños y yo
vamos falleciendo.

29 de agosto de 2019

AMORES ROTOS

Amores rotos... 
El otoño 
los acogerá 
y los llenará de lágrimas.

POESÍA MINIMALISTA 12

3
Uauuuuu!!!

28 de agosto de 2019

CENTRIFUGAPOEMAS 37

Ahí tengo al amor.
Mirándome con ojos golosos.
Ahí tengo a la muerte.
Mirándome con ojos golosos.
Ahí tengo a mi corazón
a punto de volverse loco.
Voy a buscar una margarita
que me deshoje bien por dentro.
Sí.
No.
Tal vez...
Han vuelto mis amigas las sombras.
Me cuentan que han padecido un verano atroz.
Yo las veo bien.
Les auguro un magnífico otoño.
Ahora mismo pasa un avión.
Traerá turistas?
Se llevará turistas?
Qué mas da...
Todos se mueven de aquí para allá
buscando algo que jamás encontrarán.
Es tiempo de volver.
De enterrar engaños
y volver a empezar otra vez
en la misma deriva desde la que se partió.
Los miro y no digo nada.
Tanto esfuerzo para volver igual de vacíos.
Es el gran engaño de los últimos tiempos.
Y yo siempre a contracorriente.
Me miran mal los lelos cuando hablo de estas cosas.
Pero no voy a callar.
Aunque me echen mal de ojo
desde sus pupilas tan aborregadas.
No encuentro margaritas para que me deshojen.
Sí.
No.
Tal vez...
Nada que hacer.
Las margaritas hace tiempo que huyeron.
Hicieron bien.
Sólo veo cemento y algunos árboles entristecidos.
Hasta el cielo parece estar enfermo.
Incluso los pájaros vuelan mal.
Se acercan días de cambios y eso afecta a todos.
Me miro y me noto más vacío.
Me he despojado de tantas cosas que casi ya no soy.
Hasta mi corazón loco dice que no con la cabeza.
Cualquier día se fuga en busca de alguna ilusión.
Mi agenda ha fallecido.
Sin darme cuenta he enterrado a los que la habitaron.
Sí.
Más vacío.
Más ligero.
Más invisible.
Y vulnerable a cualquier golpe de viento imprevisible.
No hay red de seguridad.
No queda nada.
Hasta los sueños están desapareciendo.
Sólo me quedan estas palabras que cabizbajas me acompañan.

27 de agosto de 2019

DE VEZ EN CUANDO

Cuando yo muera
no me olvidéis por favor.
Aquí quedarán mis palabras.
Aquí quedarán mis poemas.
Aquí quedará mi blog.
Como agradecimiento
de vez en cuando
podríais ofrendarme
alguna gallina apetitosa
para alimentar mi desaparición.

26 de agosto de 2019

26 de agosto de 2019

26 de agosto de 2019.
El lunes amanece
vestido de azul y sol.
Un gato se perfila
libre
y majestuoso
sobre la azotea
del edificio de enfrente
como si fuera
el Dios felino
de todas las cosas.
Lo miro
desde el mundo
de la sinrazón infinita.
Me mira
con ojitos de pena
y se compadece de mí.
Tengo envidia de ese gato
que es un hermoso poema.
Tengo envidia de ese gato
que sólo obedece a su corazón.

25 de agosto de 2019

ESCONDIDO

Me buscan
y no me encuentran.
Hasta las fotografías
dudan de sí mismas.
Todas las pistas
les llevan
a otro laberinto.
Laberintos
dentro de laberintos.
Los números
el tiempo
y los pasados
siguen mi rastro.
Pero nada.
Siguen sin descubrirme.
Es normal.
Me he escondido tanto
que a veces
ni yo mismo sé quién soy.

24 de agosto de 2019

24 de agosto de 2019

24 de agosto de 2019.
La vida y yo
hemos hecho las paces.
Anoche nos reímos
y lo pasamos bastante bien.
Hoy se ha despertado
y me ha regalado una sonrisa.
Después me ha dicho adiós
y ha desaparecido
por los caminos del misterio.
Me he quedado intranquilo.
Y si no vuelve más?
Y si se ha ido para siempre?
Y si en realidad todo ha sido un engaño?
Ahora me siento un poco huérfano.
Me miro y no tengo mucho.
Un nombre.
Un tiempo.
Unos cuantos recuerdos.
Y la tristeza agazapada siempre dentro.

23 de agosto de 2019

ROSA ETERNA

Tu adolescencia
y la mía
se fugaron
a un bello planeta.

22 de agosto de 2019

RIÉNDOSE

El sol
sigue ahí
riéndose
y riéndose
como si fuera
un maldito loco.

21 de agosto de 2019

EL SUEÑO DE VIVIR

Cuando duermo, vivo.
Cuando vivo, duermo.
Despierto sólo respiro.
Dormido vivo mil sueños.

20 de agosto de 2019

TIEMPO, CARNE Y HUESOS

Vengo
de donde
no queda nada.
Camino
y camino
día
tras día
hacia la nada.
Soy tiempo
carne
y huesos
que se acaban.

19 de agosto de 2019

AVE DE LUZ

Te busco
día
y noche
y no te encuentro.
Siento tu aleteo
tu corazón
tu aliento
tus besos
y vuelo
por mil sitios
en tu búsqueda
pero no te encuentro.
Nunca te encuentro.
Dónde estarás
ave de luz...
Dónde iluminarás
los días...
Dónde estarás
sueño de mis sueños...

18 de agosto de 2019

GAVIOTAS Y TRISTEZAS

Entre gaviotas
y tristezas
abro los ojos.
Despierto otra vez
en los brazos
de un domingo roto.

17 de agosto de 2019

CENTRIFUGAPOEMAS 36

Implacable como la muerte
pasa el tiempo
ante nuestros ojos
mil veces devorados por el horror.
Nadie quiere verlo.
Yo tampoco.
No existiremos y ya está.
Ante esa tragedia
tiembla todo lo que somos.
El sol me mira
y cabecea afirmativamente.
Él ya ha visto morir
a millones y millones de humanos
de los que no se ha vuelto a saber nada.
Me miro y me digo adiós.
Me voy despidiendo por si acaso.
Nunca se sabe
dónde se oculta la guadaña
que nos hará desaparecer para siempre.
El sol ya no me mira.
Ahora está muy entretenido
achicharrando humanos en las playas.
El mar también juega con ellos.
Juega a ahogarlos.
El viento los atonta.
Y la luna se lo pasa muy bien enamorándolos.
Somos unos juguetes fantásticos.
Y además nos reproducimos
aunque no tengo claro para qué...
De repente ha aparecido la soledad.
Y me señala con el dedo.
Dice que soy uno de sus juguetes favoritos
y me da un largo abrazo y un par de besos.
Se ha sentado a mi lado
y sonríe como una madre
orgullosa de su hijo preferido.
No le digo nada y me alejo un poco de ella.
A veces me da miedo.
Después de despedirme de mí, ahora me saludo.
Me digo que estoy muy bien
y me respondo que yo también.
El poema me señala y hace el gesto de los locos.
No se lo voy a tener en cuenta.
Ahora mismo está creciendo el pobre
y cuando eso ocurre no se coordinan bien las ideas.
Anoche volví a pensar en todos mis muertos.
Me parece mentira que ya no estén.
Que el tiempo los haya borrado de todas las cosas.
Sólo puedo encontrarlos en fotografías.
Y no quiero mirarlas porque ahí agonizo un poco.
Hace mucho que no salgo en fotografías.
Me borré de celebraciones tribales de todo tipo
y los brujos y chamanes de la tribu
me maldijeron hasta el fin de todos los tiempos.
Tampoco me hago selfies.
Es como si me adelantara a la muerte.
Cuando venga a buscarme no le será fácil encontrarme.
Estaré escondido en la sombra perdida de todos los que fui.

16 de agosto de 2019

16 de agosto de 2019

16 de agosto de 2019.
El cielo está negro.
Las nubes enrabietadas.
Llueve mal.
Lluvia enfadada.
Mala señal.
Pongo la radio.
Se me hiela el corazón.
Anoche
a la Virgen
le dieron una pedrada
y está sangrando en el suelo.
No deja acercarse a nadie.
Está muy irritada.
Y tiene los ojos en blanco.
Alguien lo va a pagar muy caro.

15 de agosto de 2019

15 de agosto de 2019

15 de agosto de 2019.
Despierto en otra
de mis vidas.
La más serena y tranquila.
En esta no hay locos ni brujas.
La noche
ha muerto
de asco y aburrimiento.
Un día menos.
Una noche más.
El sol de hoy es festivo.
Ilumina farsa
y mentiras
en miles de lugares.
Recuerdo esta fecha
en los años
del todo era posible.
La gente tenía luz.
Yo deslumbraba.
Había risas casi siempre.
Y música.
Y mil cosas más...
Y yo ni por asomo
detectaba a los hipócritas.
Luego todo se fue apagando
y el mundo se llenó de oscuridad.
Ha pasado mucho tiempo.
Han pasado muchas cosas.
Hoy las tinieblas celebran su festividad.

14 de agosto de 2019

LA VIDA ERA BELLA

La vida era bella
para los demás.
O eso me parecía.
Luego comprobé
que para ellos tampoco.
Al final todos morían.
Y con ellos sus mentiras.

13 de agosto de 2019

MUDO DE AMOR

No tengo palabras
para decir lo que siento.
Estoy mudo de amor.
De mi boca
sólo salen pétalos
y más pétalos
que besan tu nombre.
Pétalos mudos.
Pétalos ruborizados.
Pétalos que sueñan.
Pétalos de luna y sol.
Una rosa de suspiros
ha brotado en mi corazón.

12 de agosto de 2019

12 de agosto de 2019

12 de agosto de 2019.
El verano
va pasando
sin pena ni gloria.
Mis mejores amigos
son los poemas
y los latidos soñadores.
Existo porque escribo.
Escribo para no morir.
De madrugada
una tormenta magnífica
me ha despertado.
Parecía que el mundo se acababa.
Relámpagos cegadores.
Truenos feroces.
La lluvia acariciando mi desvelo.
Entonces ha sido
cuando tu nombre
ha venido
y se ha acostado a mi lado.
Abrazados los dos
a un hechizo del corazón
hemos amanecido con una sonrisa.

11 de agosto de 2019

11 de agosto de 2019

11 de agosto de 2019.
La luna
ha venido esta noche
y ha enamorado mis sueños.
Me despierto joven.
No cometeré el error
de plantarme ante el espejo.
Que dure el hechizo
hasta que las princesas
se desmayen de cansancio
y besen una tras otra el frío suelo.
Que dure el hechizo
hasta que los sueños
que todavía me resucitan
se deshagan en el tiempo.
Que dure el hechizo
hasta que las sirenas
aprendan a caminar
por los caminos polvorientos
y vengan a exigirme
todos los poemas que les debo.
Y sin embargo ahora...
No hay nada.
Miro a mi alrededor
y no hay nada.
La luna se ha ido.
El sol la ha guardado
en el estuche secreto del cielo
y se han acabado sus destellos.
Princesas.
Sirenas.
Luna.
Estuche.
Sueños...
Todo ha desaparecido.
Desde aquí oigo
con el corazón roto
las odiosas carcajadas
del irreverente y maldito espejo.

10 de agosto de 2019

10 de agosto de 2019

10 de agosto de 2019.
La cotorra está muda.
Por fin.
No he tenido
más remedio
que amordazarla.
Así la vida 
es más agradable.
Hoy no sé quién soy
ni qué espera
el futuro de mí
pero sigo caminando
por el laberinto desquiciado.
Al otro lado del cristal
la vida muerde al que sale.
Me quedaría aquí todo el día
pero el laberinto dice que no.
Que salga ya.
Y es él quien manda.
A regañadientes
me preparo
para otra catástrofe más.
Las horas me van a morder
y ya no sé dónde ir a curarme.

9 de agosto de 2019

HERVIDO

Despierto hervido.
Miro arriba
pidiendo explicaciones.
El cielo
se encoge
de hombros
y señala al sol.
El sol... ni caso.
El sol
canta y baila
en una esquina del cielo
mientras se toma unas cañas.
Los mosquitos le hacen el coro.
El viento
se marchó
de vacaciones
en busca
de una brisa curvilínea.
El aire está comatoso.
Las calles
ya deliran
y se abanican
con el aleteo
de cuatro pájaros zombis
que no mueven ni una hoja.
El calor
se enrosca
como una serpiente
dentro de cada hora del día.
De seguir así
en vez de caminar
pronto reptaremos por la vida.

8 de agosto de 2019

AHORA MISMO

Ahora mismo
te recitaría
un poema
de luz
y color
de sueños
y pasión
de noche
y amor
y cuando
verso
tras
verso
en un suspiro
te descuidaras
besaría tu boca de flor.

7 de agosto de 2019

CENTRIFUGAPOEMAS 35

Las siete de la mañana.
Abro la ventana.
Ahí están el viento y la humedad
dándose bofetadas por conquistar el día.
Que gane el viento, por favor...
La chinita y su hijito el "Shaolin" aún duermen.
No he visto bebé mejor cuidado y más querido.
No sé cuántos chinos viven en esa casa
pero sí he visto que el "Shaolin" no toca el suelo.
Está todo el día en brazos de algún familiar.
Y le cantan.
Y le besan.
Y lo arrullan.
El "Shaolin" puede llegar a dominar el mundo.
A veces me gustaría ser también un "Shaolin" como ese.
Y pasar el día arrullado, querido y besado.
Pero eso no ocurrirá.
Mi pasado nunca fue así.
El presente es un sobresalto infatigable.
Y en el futuro sólo me esperan desencuentros y olvidos.
Es el tiempo que me ha tocado vivir.
Un tiempo infestado de mala gente y egoísmos.
Trabajo en una selva.
Vivo en una selva.
Soy el hijo de la selva.
Y la selva cualquier día acabará por devorarme.
El "Shaolin" sigue durmiendo.
Cómo se llamará en realidad?
No lo sé.
Nunca lo sabré.
Quizá debería bajar ahora mismo a la calle
y llamar repetidamente al interfono del piso de los chinos.
Y decirles que es algo muy urgente.
Y estirarme los ojos con un esparadrapo antes de que abran.
Y cuando abran la puerta darles mil abrazos emocionados a todos.
Y decirles con señas que soy el tío Wu.
Y que he vuelto para poder abrazar a la familia antes de morir.
Y sonriendo sin parar hacerles muchas reverencias.
Y cuando se despisten coger al "Shaolin" entre mis brazos.
Y darle muchos besos.
Y cantarle mientras lo acuno
una canción muda sobre un europeo devastado
que malvive perdido entre las ruinas de un mundo que agoniza.
Y regalarle un poema de sol, luna, y estrellas para soñar.
Y finalmente entregar al "Shaolin" a su madre.
Y darles las gracias a todos por esos minutos tan emotivos.
Y decirles adiós para siempre.
Y luego volver a casa.
Y acabar de escribir este poema que va entristeciendo.
Y mirar por la ventana como aún siguen durmiendo la chinita y el "Shaolin".
Y desearles mucha suerte.
Y desearles mucha felicidad.
Y suspirar por la infancia que no tuve.
Y decirle al viento que me gustaría volar con él al país de los abrazos perdidos.
Y cerrar la ventana.
Y acabar el poema.
Y salir un día más al mundo sin esperanza alguna de encontrar algo de felicidad.

6 de agosto de 2019

TEMPESTAD

La tempestad
de tu nombre
en mi deseo
no amaina jamás.

5 de agosto de 2019

AGOSTO TRANQUILO

Me gusta
este agosto.
Agosto amable.
Agosto sencillo.
Agosto tranquilo.
El sol
y yo
hemos firmado
un razonable acuerdo.
Él con su vida
y yo con la mía.
La ciudad tiene infinitas sombras.
Y en cada una de ellas yo florezco.
Renazco sin salir de mí
y me río de todos los quiero y no puedo.
Cada día el tiempo me da un beso.
Cada hora es un broche de paz y silencio.
Debería haber trabajado todos los agostos de mi vida
y no haber enterrado en ellos tantas y tantas tonterías.
Cuando vengan los perturbados
de sus vacaciones
buscando víctimas
para enseñar sus fotos
y explicar sus lamentables anécdotas
yo habré desaparecido cabalgando el viento
por el secreto y mágico horizonte de los vacíos que nadie ve.

4 de agosto de 2019

CLÁSICOS REVISADOS 10

La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa?
El mal aliento se escapa de su boca de vieja,
que ha perdido las muelas, que ha perdido el sabor.
La princesa está atada en su silla de oro,
está roncando el teclado de su clave sonoro,
y en el suelo, aterrorizado, se desmaya un ratón.

3 de agosto de 2019

POLLOS A L'AST

Los pollos a l'ast
son muy baratos
y no cobran sueldos.
Visto lo visto
en este país desplumado
podríamos tener
como jefe de estado
a un pollo a l'ast con corona.
El presidente
y el consejo de ministros
podrían sustituirse sin problema
por diecisiete pollos a l'ast bien doraditos.
El congreso de los diputados
para hacer lo que hace
requeriría únicamente
depositar en los escaños
a trescientos cincuenta pollos a l'ast
y ya nos olvidamos del tema durante años.
Los magistrados
y fiscales
de los más altos tribunales
serían también cesados
y sus cargos tan pomposos
serían eficazmente ocupados
por nuevas promociones de pollos a l'ast.
Y así sucesivamente
vamos eliminando
inútiles, vividores y negligentes
en todos los niveles y escalas
de esta administración demente
y además de ahorrar mucho dinero
y que todo funcione mil veces mejor
les damos una merecida oportunidad
a una ilusionante generación de pollos a l'ast.

2 de agosto de 2019

EL SOL EN MI CORAZÓN

Una sonrisa cariñosa
disipando la niebla
de tantos días sin sentido.
Un parpadeo cálido
suave
y bondadoso
mirándome con dulzura.
Unas palabras de luz
y latidos sinceros
acariciándome el alma.
Y de repente
como si fuera
un milagro olvidado
del tiempo que ya murió
aparece el sol en mi corazón.

1 de agosto de 2019

COPENHAGUE

Allí también
escribo poemas.
No sé mi nombre.
Ni si tengo familia.
Ni de qué trabajo.
No sé si morí.
Si vivo.
O si aún he de nacer.
Pero sí sé
que escribo poemas
tras una ventana
de una pequeña calle
del centro de Copenhague.
Los edificios
que veo
mientras escribo
son grises y silenciosos.
Mi corazón es el mismo.
Son poemas
casi siempre tristes
los que escribo allí.
Igual que los de aquí.
Soy aquel y soy este.
No sé si es ahora
o fue antes
o será después.
Pero si sé
que soy también aquel.
Relámpagos en el corazón
que la razón no puede ocultar.

31 de julio de 2019

EL LOCO INFINITO

Este que manda ahora
no sabemos quién es.
Nos acarrea
a todos los que fuimos algo
en este cuerpo
por mil caminos
de días destartalados
y noches desquiciadas
sin dirigirnos ni una palabra.
Tiene pinta
de loco infinito.
Y parece
que ha vuelto
de todas partes.
Escribe poemas
mirando por la ventana
con sus ojos entristecidos.
Tiene la sonrisa arañada
de los que no esperan nada.
Nos tiene a todos preocupados.
Da un poco de miedo.
Va de aquí para allá en silencio.
Hace las cosas sin esforzarse.
Incluso a ciegas.
Como si estuviera dormido
o todo lo supiera de memoria.
Parece que lleve un muerto dentro.
Y cuando alguien
le llama por su nombre
no gira la cabeza ni para decir adiós.

30 de julio de 2019

JUSTINIANO 198

Muy preocupado
por el cambio climático
y por la contaminación
que asola y destruye el planeta
Justiniano ha decidido luchar contra ello
y por eso de buena mañana
ha ido al centro de la ciudad
con una carpeta y un bolígrafo
y está preguntado a la gente
si durante su periodo vacacional
han viajado o piensan viajar
en coche, crucero o avión
y cuando le responden que sí
Justiniano da por acabada la encuesta
y con una sonrisa les da las gracias
y cuando se van caminando
Justiniano se gira por sorpresa
y vuelve corriendo hacia ellos
y con todas sus fuerzas
les arrea a los contaminadores
una merecida y ecológica patada en el culo.

29 de julio de 2019

CENTRIFUGAPOEMAS 34

Aunque vivió, ya no vive.
El amor nace
y un día se suicida
sin dar ninguna explicación.
Se fue.
Se ha ido para siempre.
Me apena profundamente
ver a mi sentimiento
colgando ahorcado
de la maldita cuerda del tiempo.
Lo descuelgo
y lo entierro en una tumba de poemas.
Nadie ha venido al sepelio.
Sólo estamos mi corazón dolido y yo.
El silencio helado
del mundo que nos ignora
es ahora un nudo en la garganta.
La lluvia calla
y el sol se apaga
tras un manojo de nubes heladas.
Miro a mi alrededor.
Un horror.
Un desierto implacable
donde malviven los chacales
esperando una vida que nunca tendrán.
Da miedo salir a la vida cada día.
He de protegerme del presente asesino.
He de protegerme del pasado y del futuro.
He de protegerme de los muertos y de los vivos.
Me araño por dentro cuando lo pienso.
Esto no es vida.
Esto es una condena disfrazada.
Le doy un beso póstumo
a mi sentimiento
y me despido emocionado
de la pasión de lo que pudo ser y no fue.
Después como siempre
vuelvo a  ninguna parte vacío de todo.
Mudo.
Roto.
Invisible.
Los días me miran abatidos desde el calendario.
Quieren más de mí
y yo no quiero nada de ellos.
Este año los he ignorado.
He ignorado todo lo que me rodea.
Sé que me voy convirtiendo en alguien inesperado.
Incluso todos los que fui están revolucionados
ante la llegada de mi próximo yo
con esos aires de "nada me importa" en su mirada.
Creo que pronto viviré en la noche del mundo.
Ya conozco la noche de las personas.
Y también la noche de los sentimientos.
Noches sin luna.
Noches sin esperanza.
Noches de latidos que lloran en un rincón.
Me he convertido en una oscuridad perpetua
que ya ha vuelto de todos los caminos
con una cicatriz salvaje
que araña sin piedad alguna mi alma desolada.
Sé que los sueños se ríen de mí.
No digo nada, pero lo sé.
Lo que ellos no saben es que no me importa.
Todos los sueños son pedazos de tiempo que morirán.
Con el tiempo he aprendido a aceptar lo inevitable
pero eso no evita el dolor de los suspiros que nacen muertos.
Enterrar un suspiro tampoco es fácil.
Hasta los sentimientos muertos se vuelven egoístas
y no dejan espacio para nada más en el nicho del corazón.
A veces no hay más solución que quemar el suspiro apenado
en la desdichada hoguera de los sueños que murieron con gran dolor.

28 de julio de 2019

CLÁSICOS REVISADOS 9

Se equivocó la paloma,
se equivocaba.
Por ir al norte fue al sur,
y la mataron de una pedrada.

27 de julio de 2019

LA TORMENTA Y YO

La tormenta
es mi esposa
mi amante fiel
y mi novia soñada.
La tormenta
es el beso
de la muerte
antes de tiempo
que me hace feliz
mientras rayo a rayo
me canta una nana.
La tormenta
es el nicho de luz
la tumba
de los relámpagos
y el cementerio de agua.
La tormenta me adora.
La tormenta me quiere.
La tormenta me ama.

26 de julio de 2019

MENTES LOCAS

El poema
cuando nace
ya no es del poeta.
Es una pena...
porque en este mundo
hay muchas mentes locas.
Y el poema sufre.
Y el poema llora.
De lo mismo
unos leen amores.
Otros penas o ilusiones.
Incluso leen delirios
alegrías, tristezas o pasiones.
Y la mayoría
con los ojos todavía
devorados por las legañas
después de leerlo
siguen sin entenderlo
mientras se rascan la cocorota.

25 de julio de 2019

INDIOS Y RUSOS

Los indios
y los rusos
juegan muy bien
al ajedrez.
Muchas veces
suelen ganarme.
No pasa nada...
Hay que saber perder.
Los felicito de corazón.
Aunque es posible
que un día de estos
ardan Nueva Delhi y Moscú.

24 de julio de 2019

EL SOL SE RÍE

El sol
ya está ahí.
Riéndose.
No sé
si el día
me despierta
o lo despierto yo.
No sé
si estoy soñando
agonizando
o deliro sin vuelta atrás.
Sea lo que sea
hace mucho calor.
El viento traidor
se ha ido de vacaciones
y las nubes están de huelga
por culpa de atrasos impagados.
La calle está llena
de muertos que caminan
hacia sus tumbas refrigeradas.
Enseguida lo haré yo.
A este paso
antes de salir de casa
habrá que hacer testamento.
Por si acaso
yo se lo dejo todo
al manicomio de los poetas locos
para que bajo ningún concepto
se les ocurra curar a ninguno de ellos.
Desde el cielo
ese huevo frito criminal
empieza a incinerar el mundo.
No tiene piedad ni vergüenza.
Si un día encuentro
el interruptor del tiempo
que permite esta abrasadora locura
al huevo frito criminal lo voy a dejar helado.

23 de julio de 2019

EN MI NOCHE

En mi noche
siempre habrá
un suspiro ilusionado
para el sueño de tenerte.

22 de julio de 2019

ME DESPIERTO

Me despierto.
De lo que fui
no queda nada.
Cada mañana
nazco otra vez
y empiezo de nuevo.
Sueños
y realidades
se desperezan.
Soy un poema que bosteza.
Qué harán hoy las emociones?
Iluminarán el corazón?
O se harán amigas de las tinieblas?

21 de julio de 2019

TIEMPO Y FANTASÍA

A veces
el tiempo de vivir
se cansa
de tanta nada
y salta del reloj
con una flor
en la mirada
y le da la mano
a la fantasía
y los dos se alejan
buscándote
y buscándote
latido
a latido
por los caminos
de los sueños
que no tienen final.

20 de julio de 2019

QUIETUD

Tanta quietud me escama.
Habremos muerto este verano?

19 de julio de 2019

POEMA DE BESOS Y SUEÑOS

Yo quisiera ser
un poema
de besos y sueños
que viviera en tus ojos
y pestañearte versos
en cada una
de las miradas
con las que me iluminaras.

18 de julio de 2019

VACACIONES UO, UOOO, UOOOOO...

Vacaciones, uo, uooo, uooooo...
Hartura de familiares.
El tiempo huye.
El sol y la luna, lloran.
El mar se pegaría un tiro.
La montaña se inmolaría.
Las ciudades se deprimen.
El calor asesina
el poco juicio
que tenían los veraneantes.
A los pocos días
brotan el odio y la envidia.
Las miradas se atraviesan.
El resquemor reluce.
El reloj implacable
escupe minuto a minuto
la verdad de las verdades.
Las horas 
son guillotinas
y las palabras, navajas.
Mientras tanto
los mosquitos
siguen picando
día
y noche
partiéndose el aguijón de risa.

17 de julio de 2019

LAS SILLAS VACÍAS

Acabó la fiesta
de las sillas vacías.
Acabó la fiesta
sin regalos ni tarta.
Tampoco hubo velas.
Ni deseos.
Ni esperanzas.
Pero vinieron.
Pero allí estaban.
Hoy ya no están.
Todos los muertos
han vuelto a sus nadas.
Pero antes de irse
se han despedido
muy emocionados
con una caricia en el alma.

16 de julio de 2019

MANICOMIO 143

Para celebrar su cumpleaños
Terremoto Crazy con gran ilusión
ha colgado al director del manicomio
de una cuerda como si fuera una piñata
pero tras más de dos horas
atizándole con un palo en la cabeza
Terremoto Crazy está cada vez más irritado
ya que de la maldita cabeza del director
antes siempre tan tirano
y ahora inexplicablemente tan quejica
no caen ni juguetes, ni gominolas, ni chocolatinas.

15 de julio de 2019

LA VIDA SE RESQUEBRAJA

Hace días
que no hay nadie.
Ni en los sitios
ni en los horizontes.
No sé
si han muerto
o han desaparecido.
Los vacíos
son los únicos
que compasivos
me dan los buenos días.
Mi vagar
es cada vez
más mudo y solitario.
Camino y camino
entre decorados
de mundos pasados
que se caen de viejos.
La vida se resquebraja.
A mi alrededor
un desierto sin nombre
me mira y calla.
Parece que lucho a solas
con las ausencias
de tanto tiempo devastado.
Este silencio es ensordecedor.

14 de julio de 2019

DUDA VERANIEGA

Duda veraniega.
Mucho calor
y bichos
y más bichos
por todas partes.
No sé qué hacer.
Renacuajos gritones
en la piscina
o medusas variadas
en la playa tocinera...
Tiraré una moneda al aire
y que la suerte decida por mí.
Ahí va!!!
Oh... se la ha llevado una gaviota.

13 de julio de 2019

DELIRIOS ACALORADOS

El verano me mira
y me saca la lengua.
Deliro.
Delirios acalorados.
Me encanta.
Me gusta delirar.
Yo diría que el delirio
es mi estado más natural.
Unos cuántos espíritus
me dicen que sí con la cabeza.
Sí.
Yo veo las cabezas de los espíritus
y también veo las cabezas de los ajos.
Tengo poderes.
No puedo hablar de ellos
pero sí que diré
que soy la envidia de la creación.
Y el más modesto.
Y las cosas también me envidian.
Por ejemplo la cortina
no soporta verme escribir.
Lo lleva fatal la pobre.
Las sillas
y la mesa del comedor
hace días que no me hablan.
Y los zapatos cuchichean
desde hace tiempo sobre mí.
No me importa.
Sigo con mis delirios.
Hace mucho calor.
Por las noches
caen ángeles suicidados
desde la barandilla del cielo
con sus pobres alas chamuscadas.
Este calor nos matará.
Los poemas se han refugiado
en la parte más fría del congelador.
Allí también hay unas cuantas musas heladas.
Algunas saben a limón y otras ya no saben a nada.

12 de julio de 2019

PÁJAROS POETAS

Los pájaros
escriben poemas
en el cielo.
Días después
las nubes
los borran
para que escriban
otros poemas nuevos.

11 de julio de 2019

LA FRONTERA

Pronto cruzaré la frontera
de un tiempo que nos azotó.
A ella no pudo llegar mi madre.
La imprevisible genética se lo impidió.
Cuando la cruce le enviaré un beso
y le daré las gracias otra vez por todo.
Ella sonreirá
y me enviará un beso
y desde el universo hermoso
de los corazones que no olvidan
entre lágrimas de alivio, suspirará feliz.

10 de julio de 2019

SIN TON NI SON

Me veo
en el tiempo
que ya no está.
Magnífico!!!
Deslumbraba
más que el sol.
No sé lo que pasó.
Desaparecí.
Me apagué.
Ahora escribo poemas.
Poemas sin ton ni son.

9 de julio de 2019

PÉTALOS Y SUEÑOS

Pétalos
y sueños.
Flor en el mar.
La espuma
de tu nombre
en olas
y latidos
que vienen y van.

8 de julio de 2019

BROTA EL CIELO

Una vez más
de la nada
brota el cielo.
Hijo del día
y de la noche.
El milagro
de cada mañana
sigue asombrando
a mis ojos agradecidos.
Un día más
ha sido parido
por la madre eterna
desde el universo infinito.
Es el mágico regalo
de vida y luz
que desde lo desconocido
ilumina con amor los corazones.

7 de julio de 2019

BALANCE PLAYABLOGUERO

Hoy tampoco había sirenas.
Ni una.
Bikinis unos pocos
pero sin interés alguno.
La raza humana está muy castigada.
Se gana en longevidad.
Pero se pierde en dignidad.
Por muy fresquito que se esté en la playa
hay partes del cuerpo que mejor están tapadas
cuando el tiempo y la gravedad han dictado condena.
Lo cierto es que este domingo la playa parecía una condena.
Unas cuantas tocinas despechugadas
que horrorizaban la vida nada más divisarlas.
Unos cuantos merluzos y besugos.
Y poco más.
También es cierto que los jóvenes estan durmiendo
la fiesta del sábado noche y claro... eso perjudica la media.
Pero vamos.... un cero patatero y estoy siendo generoso.
Además había algas y el agua no estaba muy limpia.
Calor.
Arena.
Un desastre para el cuerpo y para los ojos.
Entonces uno vuelve a casa
con la sensación de haber perdido el tiempo
y que mejor hubiera estado leyendo un libro
bajo la amigable y protectora sombra de un árbol amable.
Ducha.
Refresco.
Y un rato de blog.
Y oh sorpresa.
El blog tiene ratas.
Lo que faltaba para alegrar el domingo...
Antes de seguir pido perdón a las ratas no humanas
por compararlas con algunas viejas pellejas que roen mis posts.
Si pudiera poner raticida en el blog lo pondría.
Aunque esas ratas viejas pellejas pueden con todo.
Son muchos años los que esas ratas carcamales llevan haciendo el mal.
Descartado el raticida y otras ideas criminales que rondan por mi cabeza
no tengo más remedio que recurrir una vez más a la moderación de comentarios.
Eso sí... a las dos ratas pellejas les he cortado la cabeza.
Por locas.
Por maleducadas.
Por desequilibradas.
Por el veneno que corre por sus venas.
Porque no tengo la culpa de sus traumas y problemas.
Porque no quiero cargar ni un día más con la pesada carga de esas ratas maltrechas.
Releo el poema.
No está completo.
Además de ratas viejas pellejas yo creo que también son bastante cerdas.
Ahora sí.
Ahora está de concurso.
Y con moderación protectora antirroedores y antiporcina.
Ahora viejas pellejas roed el post hasta que se os pudra el hocico y se os caigan las muelas.

PEREGRINANDO

La gente peregrina
a La Meca
a Roma
a Jerusalén
a Benarés
al Monte Tai
al Monte Kailash
a donde sea...
Cada loco con su Dios.
Cada loco con su tema.
Yo peregrino
con gran devoción
y mayor entusiasmo
a la Catedral de los bikinis
en primerísima línea de mar.

6 de julio de 2019

EL FINAL DE LOS DÍAS

No quedan horizontes.
El tiempo los devoró.
He llegado
sin darme cuenta
al muro final del camino
y justo al lado
he visto
a mi nombre
colgando ahorcado
de una esquelética rama
del tenebroso árbol del futuro.
El muro es negro.
Y también infinito.
No hay puertas
ni señales
ni atajos
que permitan escapar.
Es el final de los días.
Todos mis yos
se desmoronan incrédulos
ante la tristeza del momento.
Mientras tanto
en el cielo 
sigue brillando el sol
completamente ajeno
a la crueldad
de esta espantosa tragedia.

5 de julio de 2019

AMAPOLA DE LUZ

Amapola de luz.
Azul de cielo y besos.
Palabras de sol.
Latidos de luna.
Sueños
y esperanzas
en estuche de silencio.
Amapola que reluces
de día
y de noche
en un campo acariciado
por los suspiros del viento.

4 de julio de 2019

MAGIPOEMAS 13

Anoche la luna
se fue de copas
bailó sin parar
y besó las estrellas.

3 de julio de 2019

ALMA, CORAZÓN Y CUERPO

Choco.
De frente.
A diario.
Con la verdad
con la tristeza
y con el tiempo.
Y me caigo.
Me hago daño.
Me rompo.
Grito.
Lloro.
Vacío.
Soledad.
Silencio.
Me quejo
me quejo
me quejo
y me desvanezco.
Luego despierto.
Estoy vivo.
No estoy muerto.
Sonrisa.
Suspiros.
Sentimientos.
Me curo.
El alma
el corazón
y el cuerpo.
Me miro
y me quiero.
Me levanto
una vez más
y sigo caminando
hasta el próximo tropiezo.
Y cada día
sin faltar uno
barro los recuerdos
de los malos momentos
y empiezo otra vez de nuevo.

2 de julio de 2019

CONEJAS

Dónde estarán
las conejas
que hace años
siempre me sonreían?
Tendrán dientes aún?
Conservarán su belleza?
No hablo de la del alma
sino aquella que reside
en ojos, boca, pecho y cadera.
Del tema de su cabeza
pongo a Dios por testigo
que mi boca permanecerá muda.
Serán enormes ahora
aquellas tiernas orejitas
tan sensibles y bonitas
de las desaparecidas conejas?
Aynsss... pensar en ellas no debiera.
O quizá sí.
Quizá debiera
rondar sus madrigueras
de sol a luna
y si por ventura
un hermoso día las viera
susurrarles poemas de amor
en el tímpano de sus añoradas orejas?
Aynsss... tantas dudas vivir no me dejan.

COMPRENDO

Comprendo.
El juego social
al que no sé jugar
es la hipocresía.
Las personas
no soportan la verdad.
Quieren espejismos
donde engañarse
flores de mil colores
aunque sean de plástico
y sonrisas acartonadas
de poner y quitar
mientras a todas horas
dicen y escuchan mentiras.
Y para ser un encanto
que reine en sus vidas
de vez en cuando
hay que decirles
que son maravillosas
que todo lo hacen muy bien
y que estarán eternamente vivas.

1 de julio de 2019

TODO ES UNA MENTIRA

Olvidamos...
Nos olvidan...
El mundo sigue girando
y todo, todo, todo es una mentira.

DESAPARICIÓN

Estás desapareciendo
de mi vida
y de lo que siento
es como si un vacío
de repente
te estuviera devorando
dejando de ti
en un rincón de la nada
apenas un frágil recuerdo
que cualquier día se borrará.

30 de junio de 2019

DOS HORAS DE PLAYA

Dos horas de playa.
Nada.
Miro
y miro
y miro
y miro.
Y nada.
No hay sirenas.
Ni dentro del mar.
Ni fuera.
Y lo que veo...
Un horror.
A mi alrededor
aplastando las toallas
un sinfín de tocinas
se dan aires de princesas.

29 de junio de 2019

ANTE EL MAR

En una orilla
del tiempo
que se fue
resuenan aún
risas de mi niñez
jugando con las olas.

28 de junio de 2019

PÉTALOS DE LUZ

Nunca volveré
a mi juventud
y en cambio tú
pasión eterna
sueño infinito
pétalos de luz
sigues allí
en el banco
de aquella plaza
rubia
y preciosa
mirándome coqueta
con tus ojos
de tierna y hermosa flor.

27 de junio de 2019

MIL SUEÑOS ROTOS

La tragedia de vivir.
La tragedia cotidiana.
Busco donde fui
y no me encuentro.
Desorientado y ciego
vuelvo siempre
a donde ya no soy.
Me autoengaño
con espejismos miserables
y el tiempo impasible
se ríe cada día de mí
desde su montaña sagrada.
Veo el decrépito avance de la vida
que va arañándome sin descanso.
y busco atajos que me lleven a la felicidad.
Pero no los encuentro.
Me desangro en imposibles
que nacen muertos antes de ver el sol
mientras desfallezco en la sombra
de mil sueños rotos que lloran en mi corazón.

Y AHORA...

Y ahora
que eres mía
lo siento amor...
con este calor
prefiero una sandía.

26 de junio de 2019

LA NOCHE PÍCARA

La noche pícara
me habla de ti
con palabras ruborizadas.

25 de junio de 2019

PENSÁNDOTE

Cuando te pienso
la vida suspira
y me da un beso.

24 de junio de 2019

MANICOMIO 142

Anoche se celebró
la verbena de San Juan
en el manicomio
y por culpa de las exageradas
medidas de seguridad
que prohíben tajantemente
la compra de petardos y cohetes
a Terremoto Crazy
no le quedó más remedio
que encender con gasolina
a unos cuantos locos
y arrojarlos hacia el cielo desde el balcón.

23 de junio de 2019

GAVIOTAS

Chillan y chillan
las gaviotas
desde las seis
de la mañana...
y yo sin escopeta.

22 de junio de 2019

DESPERTANDO MAL

Abro los ojos.
Todas las cosas
están cambiadas de sitio.
El sol está mal puesto.
La luz ilumina al revés.
El calor va y viene loco.
Y las nubes
cuando nadie las mira
pasean traviesas por el suelo.
No me gustan los colores
ni los nombres ridículos de las cosas.
Este mundo está mal hecho.
Ahora mismo lo empezaría de cero.
Yo sería Dios.
Y luego ya vería
lo que hacía con la gente.
Pero ya aviso.
Nada bueno.
Hoy he despertado mal.
No soporto
esas mañanas sádicas
que te despiertan sin avisar
con un maldito hachazo en la cabeza.

21 de junio de 2019

JUSTINIANO 197

Justiniano ha pasado el día
suspirando sin parar
por el amor de una mujer
y para intentar deslumbrarla
ha escrito un poema
que le ha brotado del corazón
y aunque Justiniano
no ha escrito nunca poesía
está muy satisfecho y orgulloso
por los versos que acaba de escribir:
" Estás tan requetetetetebuena
que te pondría en la cazuela
con ajos, pimientos y canela
y te comería entera, tía buena!!!"
y nada más escribirlo
ha salido a la calle a esperarla
y cuando la ha visto venir
se ha postrado de rodillas ante ella
y con las manos en alto
y la mirada clavada en el suelo
le ha ofrendado su sentido poema
pero ella cuando lo ha leído
ha empezado a reír sin parar
y se ha alejado sin mirar hacia atrás
y Justiniano con el corazón roto
ha vuelto a casa muy entristecido
y ha jurado no enamorarse nunca más.

20 de junio de 2019

UN POEMA COQUETO

Desde un banco invisible
observo el ir y venir
de corazones y miradas
por un paseo que sonríe.
Poco más de veinte grados
y una brisa suave
como la caricia de una madre.
Los árboles, el banco y yo
anclados en el destiempo
admiramos el desfile de la vida
con ojos de profunda nostalgia...
Y sin embargo
de repente
un poema coqueto
de besos, pieles y deseos
brota entre latidos de mil sueños.
Lo escribo a borbotones
en una esquina
del amable banco invisible
bajo las amorosas ramas
de un melancólico árbol que suspira.

19 de junio de 2019

CENTRIFUGAPOEMAS 33

Esta tarde los cadáveres
parecían simpáticos.
Hemos estado hablando
de esto y de lo otro
sin apenas resquemor en las palabras.
Ellos piensan que están vivos.
Qué incautos...
Incluso sonreían los muy muertos.
He notado que me costaba hablar con ellos.
Debe ser la falta de costumbre.
Últimamente apenas hablo.
Escribir escribo bastante
pero cada vez hablo menos
y me parece que mi lengua se está atrofiando.
He dejado a los cadáveres en sus cubículos
y he subido por la escalera
de los espíritus que no encuentran la salida.
Es una escalera poco usada.
Una escalera frecuentada por mí
y por algún alma perdida
que de vez en cuando quiere huir de las miradas.
Los espíritus presos nunca hablan.
Simplemente miran con sus ojos ciegos
a los que de vez en cuando pasamos por su lado.
Yo tampoco les digo nada
pero oigo como suspiran muy apenados.
Algún día incluso he notado lo que sentían
pero claro eso no lo cuento a nadie
porque no me creerían.
La gente sólo hace caso
de lo que le cuentan cada día en la televisión.
No me dan miedo esos espíritus.
Son espíritus de gente mayor
que trabajó allí hace muchísimo tiempo
y que tienen todavía cuentas pendientes por saldar.
Después he llegado a mi limbo cotidiano
y sin saber cómo ni porqué me he venido abajo.
Los duendes invisibles de las emociones rotas
han empezado a dar vueltas a mi alrededor
cantando hermosas canciones mudas
de unos tiempos felices que ya no volverán.
Y claro... uno tiene también su corazoncito....
Para librarme del bajón que prometía ir a más
he dejado mi cuerpo durante un rato
y he viajado por pasados medio olvidados
y también por futuros que seguramente no sucederán.
En todos ellos yo estaba automarginado.
Incluso si me remonto al más tierno origen de mi vida.
En todos los escenarios hay una raya.
A un lado estoy yo y al otro está la marabunta.
Pensándolo bien no sé ni cómo he llegado hasta mi ahora.
Es bastante raro que no hayan conseguido acabar conmigo.
Aunque también es posible que lo hayan conseguido
y que yo esté malviviendo a diario en una ridícula ilusión.
Indicios preocupantes hay por todas partes:
Ahora sólo hablo y cada vez menos con muertos que respiran.
Frecuento escaleras olvidadas donde oigo suspirar a los espíritus.
Escribo poemas que alguien que desconozco me va dictando.
Me miro en el espejo y no estoy nunca.
En el espejo hay un intruso que dice que soy yo...
Indicios malos...
Quizás hace tiempo que fallecí y nadie se atreve a decírmelo.