3 de agosto de 2020

LA PEOR TRISTEZA

La peor tristeza
es la de la tarde.
Esa tristeza
que nace dentro
del tiempo
que languidece
y te muerde el corazón
con sus hambrientos dientes.

3 de agosto de 2020

3 de agosto de 2020.
Lunes lluvioso.
Empieza bien la semana.
Todo limpio.
Todo.
El aire que entra
y me acaricia
es fresco
y muy gracioso
y además
tiene cara de simpático.
Su padre es un viento alegre
y su madre una brisa enternecedora.

2 de agosto de 2020

DOMINGO TARDE

Domingo tarde.
31º.
Humedad.
Asomo la cabeza
por la ventana mágica.
Próximas autopsias
caminan por la calle
como si fueran huevos fritos.
Llamo a urgencias.
Pido ambulancias para ellos.
Quien me responde se ríe en francés.
Dice que es Napoleón Bonaparte.
Que en todo caso me enviará mariscales
y algunas carrozas confiscadas hace siglos.
Le doy las gracias.
Pero como sigue riendo
le desafío a un duelo.
Me dice que oui, que d'accord.
No tengo padrinos
pero tengo
a todos los locos del mundo
amenazando a los termómetros
y dando vueltas dentro de mi cabeza.
Unos eligen sable.
Otros eligen pistola.
Otros están cocinando una tortilla a la francesa.
Grito silencio.
Y los pongo firmes.
Paso revista.
No hay ni uno que esté en perfecto estado.
Arrestados y al calabozo.
Napoleón Bonaparte también.
Y por supuesto los huevos fritos caminantes.
Vuelvo a llamar a urgencias.
Pido un par de carceleros insobornables.
Quien me responde se ríe en chino.
Dice que es Du Fu.
Mi poeta preferido.
Me pongo a sus órdenes.
Me da órdenes muy concretas.
Tenemos una misión.
Con un poco de suerte hoy destruiremos la gran muralla china.

DOMINGO MAÑANA

El sol
ya amenaza
por el horizonte.
No tardará en ladrar.
En la nevera
cuatro naranjas
tristes
y resignadas
viven sus últimas horas.
Pronto las degollaré
y su sangre fresquísima
vivirá unas horas dentro de mí.
Eso sí
prometo no mirar
a La Meca
cuando las degüelle.
El calor baja reptando
por las paredes de los edificios.
La calle se santigua
y reza con fervor
a su querido San Fresquín.
Desde el cielo suena un aviso.
No hay San Fresquín.
Lo más parecido es San Fermín.
La calle dice que no.
Que para que la pisoteen toros
y locos veloces
prefiere quedarse como está
y que el cielo haría bien
en ampliar el surtido de Santos
porque se están quedando cortos de existencias.
Empiezo a oír los ladridos del sol.
Y los temblores de las naranjas.
Y veo a un hombre
que camina por la calle tranquilamente
como si no le afectara en lo más mínimo el calor.
Apuesto a que se llama Fresquín.
Y no me extrañaría que en el futuro hiciera milagros.

1 de agosto de 2020

1 de agosto de 2020

1 de agosto de 2020.
Obligación legal
de llevar mascarilla siempre
aunque estés
a más de dos metros
de cualquier otro ser humano.
Leo este artículo.
Concluyo.
Vivo en un país subnormal.
Lo que nos han obligado
a hacer aquí no tiene nombre.
Y con resultados lamentables.
La gente no lee.
Obedecen como borregos
sin tener ni idea
de lo que están haciendo.
Y se piensan que están protegidos
por esas mascarillas mugrientas
que ya han perdido su escasa capacidad
porque no las cambian cada cuatro horas.
Deberían ponerse mascarillas
en el cerebro a ver si se les desinfecta.
Y claro...
Hay que buscar culpables.
La culpa es de los jóvenes.
O de los botellones.
O de los inmigrantes que vienen en pateras.
O de los extranjeros...
Sólo falta que los quemen en la hoguera.
Los idiotas profundos
viajan a través de los siglos
a lomos de una genética deteriorada.
y se han convertido en inquisidores degenerados.
Recelosos.
Cobardes.
Acusadores.
En fin, unos bichos horrorosos.
Quizás ese miedo sea su justo castigo.
Que les dure muchos años.
Si se quieren proteger
de verdad
que no salgan de casa.
Y que dentro lleven escafandras.
Y aún así tampoco estarán seguros.
De hecho
pase lo que pase
me temo que sus cerebros sarnosos nunca van a mejorar.

31 de julio de 2020

DESTELLOS 11

Tu nombre
brota mágico
en todas partes.

30 de julio de 2020

JUSTINIANO 213

Debido a las restricciones
de la distancia social
por culpa del coronavirus
Justiniano tiene problemas
para contactar con mujeres
y conseguir por fin una novia
por eso esta mañana
ha ido a la piscina municipal
y tras despistar al socorrista
diciéndole que había un incendio
en los vestuarios infantiles
ha sacado un hilo de pescar
con una sardina en el anzuelo
y lo ha ido moviendo eróticamente
por las diferentes calles de la piscina
en las que nadaban mujeres
con la hermosa esperanza de encontrar un amor.

29 de julio de 2020

EL MAESTRO 22

En estos tiempos
tan tristes y convulsos
para la humanidad
y tras mirar
el lamentable saldo
de sus cuentas bancarias
El Maestro ha dicho
a todos sus discípulos
que se pongan las túnicas
y los collares de flores
y que vayan
por los pueblos
y por las ciudades
intentando captar
nuevos fieles
predicando sus enseñanzas
y que al final de las mismas
tras hacer una reverencia
diciendo OMMMMMMMMMMM!!!
-si puede ser
con los ojos en blanco-
entreguen diez mascarillas
con sistema autoadhesivo salivar
hechas con servilletas de papel
que han robado de los bares
y bendecidas telepáticamente
por el aura infinita de El Maestro
pidiendo a cambio
una simbólica contribución
para la salvación de sus almas
y que al que se niegue
le arreen patadas en el hígado
y en la maldita cabeza tacaña
hasta que suelte como mínimo 50 euros.

28 de julio de 2020

CENTRIFUGAPOEMAS 45

Escribo el poema
en mi cabeza
pedaleando
y pedaleando
por las calles
y las casas donde fui.
Hoy no me reconocen.
Hoy me siento exiliado
hasta de mis más queridos recuerdos.
Sigo pedaleando por calles nuevas
buscando un faro que me ilumine el día.
No lo encuentro.
Silencio de cementerio que nadie visita.
Oscuridad en el tiempo.
Hoy las cosas me dan la espalda cuando las miro.
Me canso.
Dejo que pedalee el poema
y yo mientras tanto miro el cielo esperando un milagro.
El cielo tiene la cremallera cerrada.
Los ángeles deben estar durmiendo.
No hay respuestas en ninguna parte.
Si llamara al teléfono de la esperanza
me atendería un muerto que alguien olvidó.
El poema me lleva a una plaza donde no hay pandemia.
O quizá son cadáveres los que ríen, beben, fuman y hablan.
Sigue pedaleando el poema por este martes de final de julio.
Calles nuevas.
Gente nueva.
Último intento.
Nada.
El cielo sigue cerrado.
Aún no son las seis y media de la mañana.
De las casas empiezan a salir mascarillas con gente incrustada.
El poema me los señala.
Van hacia sus puestos de trabajo con el alma envuelta en desesperanza.
El poema arroja la toalla.
Y sus versos se tiñen de un desesperado gris.
Vuelvo a pedalear.
Vuelvo a donde fui.
El barrio empieza a funcionar.
Alguien le ha dado cuerda.
Ahora las calles y las casas me señalan y me saludan.
Incluso el dueño de un bar deja de barrer la entrada y me mira al pasar.
Pero ya es tarde.
El poema no remonta.
El poema no respira.
Doy media vuelta y vuelvo hacia el mundo de hoy.
Paro en una fuente y mojo la nuca del poema con versos caritativos.
Tose.
Y de repente se me echa al cuello.
Me señala el cielo.
Me señala las calles.
Me señala la gente.
Y me dice que volvamos a casa.
Que en este mundo no vamos a encontrar nada que nos alegre el corazón.

27 de julio de 2020

PSICÓPATA 47

Leo con atención.
Después pienso.
Respiro.
Bien a fondo.
Arranco su cabeza.
La pelo.
La despellejo.
La hiervo.
Y de una patada
la chuto a la estratosfera.

QUE NO BAILEN

Que no bailen.
Que no beban.
Que no salgan.
Que no se diviertan.
Que vivan
como los cagones.
Que vivan
como los comemierdas.
Que vivan
como la gente de orden.
Que vivan
como las ratas muertas.

26 de julio de 2020

26 de julio de 2020

26 de julio de 2020.
Domingo.
Noticias.
Casi 50.000 muertos
por el coronavirus
y los políticos
están orgullosos de su gestión.
El país se cae a pedazos.
Todo está agonizando.
Nos tienen que dar limosna
desde Europa
para que no nos devore la miseria.
Y algunos aún lo celebran.
Y aplauden.
Y se felicitan.
Es la alegría de los inútiles.
Es la fiesta de los miserables.
Es el jolgorio de los subvencionados.
Es el paraíso de los que no sirven para nada.

25 de julio de 2020

CAMPOS DE CONCENTRACIÓN

Ya casi están
los campos
de concentración
ahora sólo faltan
los hornos
y las chimeneas.

24 de julio de 2020

TU VENTANA

Cada vez más
voy a tu ventana.
Ya sé
que no estás.
Ya sé
que ahí
vive otra gente.
Ya sé
que de lo que fuimos
no queda nada.
Pero mis pasos
tienen vida propia
y día tras día
me llevan a tu ventana.
Y te veo.
Y me veo.
Y el tiempo da la vuelta.
Y hay luz
en mis suspiros.
Y mi corazón florece.
Y una lágrima de amor, canta.

23 de julio de 2020

MANICOMIO 155

Tras muchos días
viendo por televisión
en los diferentes noticiarios
que hablan sin parar de la pandemia
como malviven en todas partes
los humanos que quieren protegerse
que ya parecen bichos comatosos
con caras de col amargada y putrefacta
a punto de caer en la depresión perpetua
y con el fin de no acabar como ellos
Terremoto Crazy esta madrugada
tras una iluminación maravillosa de inteligencia cósmica
ha dado un golpe de estado en el manicomio
decapitando a todos los que lo gobernaban
y sin perder más tiempo
ha dictado las siguientes normas
en un equilibrado y respetuoso decálogo
que desde hoy es de obligado y general cumplimiento:
1.- El que lleve mascarilla será asfixiado con cien mascarillas en la tráquea.
2.- El que critique no llevar mascarilla será hervido y devorado por los perros.
3.- Bailes caribeños en todos los pabellones con bebida y comida gratis.
4.- Bailes románticos en el jardín durante toda la noche a la luz de la luna.
5.- Campeonatos de besos y abrazos durante las 24 horas.
6.- Al que apedree a cualquiera que hable del virus se le dará una coca-cola.
7.- Al que apedree a cualquiera que hable de vacunas se le dará una fanta.
8.- Al que respete la distancia de seguridad se le amputarán las piernas.
9.- Al que se desinfecte con gel o similares se le ahogará en lejía.
10.- A los gilipollas que se saludan con el codo se les amputarán los brazos.
Firmado: 
El Gran Salvador de la Raza Humana.
Mago y Gurú de los Universos Conocidos y por Conocer.
Rey de locos y cuerdos.
Faro de cuerdos y locos.
Excelentísimo, Magnífico y Eternamente Venerable Señor Don Terremoto Crazy.

22 de julio de 2020

NUEVA NORMALIDAD

Ya tienen
lo que querían.
Borregos.
Borregos.
Borregos
y nada más
que borregos.

21 de julio de 2020

MEGAIMPRESIONISMO IRREVERENTE 6

Os felicito.
Con la mascarilla
habéis mejorado mucho.

20 de julio de 2020

MIS VECINOS

Creo que mis vecinos
están todos muertos.
A mí no me engañan.
Lo noto en sus caras.
Creo que cada mañana
resucitan unas horas
hasta que de noche
vuelven muy pálidos
para morir otra vez
en sus tumbas cotidianas.

19 de julio de 2020

UNIFORME GRIS

Ya tardan
en darnos
el uniforme gris.
Con el uniforme gris
y las instrucciones diarias
pronto tendrán
los ciudadanos que tanto desean.
Venga!!!
Todos a desfilar!!!
Venga... rápido, id ensayando!!!
Un, Dos, Un, Dos, Un, Dos, Un, Dos, Un, Dos...

18 de julio de 2020

18 de julio de 2020

18 de julio de 2020.
Trinos
y más trinos
en un cielo que nos mira asqueado.
Los pájaros no llevan mascarilla.
Y cantan todo el día.
Entre los que hay fuera
y los que hay dentro de mi cabeza
el concierto es apoteósico y memorable.
Hoy no sé qué hacer.
No me apetece salir a la calle.
La ciudad está llena de muertos.
Muertos que llevan mascarilla
y vigilan a los demás con ojos de policía.
Cuando los veo
miro al cielo
y ruego:
Señor, un rayo ahora, un rayo que los abrase.
Que los carbonice.
Que los haga desaparecer
y con ellos toda su miserable existencia.
Pero nada.
El Señor debe estar buscando la vacuna.
O reescribiendo la Biblia por si no la encuentra.
Algo así como una nueva carta a los Corintios
que algún monje chiflado de un monasterio perdido
descubriría después de beberse todo el vino de la sacristía:
" Y a los que usen el nombre de Dios en vano
les enviaré una plaga de coronavirus
y todos sus descendientes se convertirán en sapos..."
Aunque eso ya ha ocurrido...
Las calles están llenas de muertos que caminan.
De sapos y de zombis, también.
Lo de los sapos lo sé por la curva monstruosa de sus ojos.
Y por sus papadas mal disimuladas
tras las tristes y deprimidas mascarillas
que tienen ganas de suicidarse
por haber acabado pegadas a esas monstruosas masas de carne.
Yo les doy un consejo.
Gratis.
Deberían llevar dos mascarillas.
Una de nariz hacia abajo
Y otra de nariz hacia arriba.
Y cruzar los semáforos a ciegas.
Y que vengan muchos camiones
con los conductores pensando en otras cosas.
Y así ir mejorando la hucha de las pensiones.
Cada semáforo sería un respiro para nuestra cadavérica economía.
Lo de los zombis no merece ni un verso más
aunque no me resisto a destacar
sus palabras muertas, sus ideas muertas, sus miradas muertas.
Sigo sin saber qué hacer.
El poema se está acabando y me mira con ojos suplicantes.
Pobrecillo.
Quiere morir también.
Murmura que ahora 
en el tiempo de los muertos, sapos y zombis
ya no hay pasiones desatadas
ni amores que iluminen las noches y los días.
Que ahora todo es gris.
Todo es rabia.
Todo es envidia y cobardía.
Que la vida como poema ya no tiene sentido alguno.
Tiene razón.
Me despido de él acariciando sus temblorosas palabras
y le doy un beso en su último verso mientras lo entierro en mi corazón.

17 de julio de 2020

MODESTO

Hoy salgo
a las 6:33
y me voy
a las 21:22.

16 de julio de 2020

ES HOY

Os han engañado.
Desde siempre.
Hoy se celebra
la verdadera Navidad.

15 de julio de 2020

POESÍA LOCA 11

De repente
alguien estrella
un violín
con inmensa furia
en la cabeza del muerto.
Tras el incidente
en un rincón
de la sala
dos empleados
de la funeraria
se están meando de risa.

14 de julio de 2020

DESPIERTA DÍA

Despierta día
y dale un beso
a la mujer que amo.

13 de julio de 2020

JUSTINIANO 212

Justiniano está muy preocupado por el maldito virus
y como no tiene dinero para comprarse mascarillas
ya que si lo hiciera correctamente
con mascarillas quirúrgicas homologadas
que han de sustituirse cada cuatro horas
eso le supondría un gasto de ciento veinte euros al mes
y como tampoco quiere engañar a la gente
usando mascarillas caducadas
o llevando mascarillas caseras que no filtran una mierda
ha ideado un magnífico sistema
que por menos de treinta euros le protegerá
y que consiste en caminar tranquilamente por la ciudad
tras un potente ventilador de pie
conectado a una batería de coche
al que le ha añadido unas ruedas
de un patinete viejo que ha encontrado en un container
y que suelta un impresionante chorro de aire
que casi tumba a todos los que vienen de frente
y así no recibir sus respiraciones malolientes y podridas
pero por culpa de las denuncias
de unos cuantos fanáticos hipócritas
de esos que llevan mascarillas inútiles
y que están todo el día criticando a los que no las llevan
Justiniano ha sido multado por la insolidaria y vendida policía.

12 de julio de 2020

MEDIDAS SEVERAS

Con las medidas
más severas del mundo
los infectados
siguen y siguen aumentando.
Puede que el país sea subnormal.

11 de julio de 2020

CENTRIFUGAPOEMAS 44

Mi ángel de la guarda ha desaparecido.
Otra vez.
Salió anoche conmigo.
Él no llevaba mascarilla
pero para no llamar la atención de nadie
se tapaba la boca y la nariz con sus alas plateadas.
Fuimos de copas por bares perdidos.
Nos sentamos en taburetes contiguos
y bebimos whisky
y hablamos con gente del otro lado de la barra
que parecían muy agradables, felices y simpáticos.
Yo pagué todo.
Luego salimos y al pasar bajo una farola triste
me di cuenta de que no estaba mi ángel de la guarda.
Lo busqué por las calles inhóspitas.
Lo busqué entre la gente enmascarada.
Lo busqué dentro de porterías asustadas
que me juraron por la vida de sus interfonos que no sabían nada.
Fue inútil.
Miré al cielo.
Le pregunté a la luna pero había salido de fiesta con un cometa resultón
dejando una nota en el cielo que decía "hoy la que se va a iluminar soy yo!!!".
Indagué incluso en las estrellas más lejanas.
Pero no obtuve respuesta alguna.
De repente el cielo era una caja fuerte imposible de abrir.
De repente las horas empezaban a bostezar y me miraban mal.
De repente una fuente descarada me silbó al pasar y yo ni le contesté.
En un banco huérfano de vida y futuros
dejé pasar el tiempo
mientras llamaba a urgencias explicando mi espantosa tragedia.
Pero al otro lado del teléfono vivía la maldad.
La maldad odiaba a los ángeles de la guarda.
Y empezó a reír antes de identificarse como la demonia Matilde.
Literalmente me dijo "soy la demonia Matilde y antes de fin de mes te devoraré".
Asustado corté la llamada
y grité con todas mis fuerzas
para ver si por fin me escuchaba mi ángel de la guarda.
Pero nadie contestó.
En algunos edificios cercanos se iluminaron ventanas.
Siluetas de cabezas asomaron por ellas.
Dedos acusadores me señalaban como si yo fuera el monstruo de la noche.
Salí corriendo como si me persiguiera el diablo.
Salí corriendo como si la demonia Matilde viniera a por mí con todo su odio.
Salí corriendo como si el mundo entero fuera un monstruo que no tenía piedad.
Y volví al bar
y pedí otro whisky
y de repente apareció mi ángel de la guarda.
Me dijo que había estado buscándome y que no me encontraba.
Traía un regalo para mí.
Una caja negra cuadrada con un lazo de color azul cielo.
La abrí.
Y chillé de alegría.
Dentro estaba la cabeza de la demonia Matilde
mirándome asombrada desde el espantoso fondo de sus pupilas heladas.

10 de julio de 2020

BOZALES, HISTÉRICAS Y CAGONES

Da igual
que estés
al aire libre.
Da igual
que estés solo.
Da igual
que estés lejos.
Es tiempo
de bozales
de histéricas
y de cagones.
La ciencia arde
en las hogueras
de esos tarados
como si fuera una bruja.

9 de julio de 2020

CEMENTERIO DE VIVOS

Al cementerio
de los vivos
algunos días
vienen los muertos
para recordar
y dejarnos unas flores
disimuladas en la naturaleza.

8 de julio de 2020

RECORDÁNDOTE

Hoy me he acordado de ti.
Ha sido al pasar
cerca de un parque.
Los árboles.
La hierba.
Las plantas.
Las flores.
Y he pensado: aquí falta una fiera.

7 de julio de 2020

UN SUEÑO AHORCADO

Abro los ojos.
Horror.
Espanto.
Colgando
de los días
se balancea
un sueño ahorcado.
Le pregunto
al tiempo y a la vida.
No responden.
Silencio helado.
Miro hacia dentro.
Tiemblo.
La razón
llora en el diván
de un psiquiatra enajenado.

6 de julio de 2020

CÁRCELES

Cárceles.
Las de los presos.
Las de los "libres".

5 de julio de 2020

LUCECITAS

Ahí están.
Han venido
a despertarme.
Son las lucecitas
de las letras de tu nombre.

4 de julio de 2020

4 DE JULIO DE 2020

Los sábados ahora
amanecen destripados.
Son sacos de tiempo
apilados en la estantería
de los futuros sin entusiasmo.
Se les ven las costuras
desde que la luz
empieza a besar las ventanas.
Y costura a costura
me alejo casi sin querer
de esta mañana enterrada
y voy retrocediendo en el tiempo.
Recuerdo sábados
de respiración entrecortada
por la ilusión deslumbrante
de mis primeros partidos de baloncesto.
Dónde habrán ido a parar
aquellos latidos de mil colores
que iluminaban los rincones más oscuros?
Dónde habrán ido a parar
aquellas horas sin hijos
que buscaban un niño que las quisiera?
Nunca lo sabré.
Después vinieron sábados
de estepas infinitas de tristeza
donde los fantasmas
de la familia arrancada
me olvidaban desde bastante lejos.
Cuando volví a la vida
y se hizo cargo de mi cuerpo
el pirata que no quería puertos
ni reinas de los mares
los sábados eran inventarios de horas mágicas
donde los teléfonos desfilaban
con números vestidos de hermosos corazones.
Fue pasando el tiempo
y los sábados se hicieron mayores
y empeoraron poco a poco su salud intrépida.
El pirata que me habitaba
empezó a arrastrar cadáveres de sábados
por el cementerio de los días que nacían muertos.
Los teléfonos se arrugaban
y sus números enfebrecidos y cansados
empezaban a mostrar síntomas de un tiempo que acababa.
Murió el pirata.
Murieron los teléfonos.
Murieron sus números tan soñadores.
Y la vida fue plastificando los sábados hasta volverlos insípidos.
Intenté resucitar al pirata.
Herví los plásticos de los sábados.
Acuné sus horas como si fueran las últimas horas de todo...
Pero nada sirvió.
Un mal día de marzo los sábados felices me dijeron adiós para siempre.
Desde entonces vagamos por este mundo muerto el fantasma del pirata y yo.

3 de julio de 2020

LYNCH 7

El enano maldito
es ahora Donald Trump.
Cuando acaba el mítin
y se queda solo
disminuye de tamaño
y la joroba disimulada reaparece.
En la penumbra de la habitación
se quita la enorme cabeza
de zanahorio demente
y justo encima del cuello
aparece un lagarto verde que habla inglés.
El lagarto tiene una vacuna secreta
que devuelve la vida a los muertos viejos.
Se hizo rico con ella.
Pero volvían sin piel y con los huesos cansados.
Por eso ahora nadie la compra en el internet secreto.
Dos gemelas la compraron
y resucitan cada dos meses
viven una semana y después vuelven a morir.
Les llaman las locas del más allá.
No tienen amigos vivos.
No tienen amigos muertos.
Sus padres las odian.
Sus hijos las olvidaron.
Y se dan palizas la una a la otra por cualquier motivo.
La vacuna en los lagartos tiene otros efectos.
Los eleva de casta
y por unos momentos
sueñan con ser lagartos seductores.
El enano lagarto se pincha una dosis de vacuna
y ahora es un lagarto azul de escamas principescas.
Se sienta delante del televisor
con una caja de cervezas heladas
y una bolsa de crujientes de cabezas de loro para picar.
Cambia constantemente de canales.
No hay nada que le guste.
De repente aparece un locutor lagarto que le señala con el dedo.
Es el Gran Lagarto Universal.
Está muy enfadado.
Sus ojos salen de la pantalla
y asustan hasta a las lamparas de la habitación.
De repente las paredes chillan encolerizadas.
El enano lagarto vuelve a ponerse la cabeza de Donald Trump.
Va al baño y se inyecta una dosis de antivacuna.
Vuelve a ser un lagarto verde.
Ante el espejo saca su lengua bífida y atrapa una mosca.
Se la come y sonríe feliz.
Sale de la habitación.
Abajo le espera el coche oficial y su escolta de lagartos disfrazados.
Sube al coche y se dirige hacia el próximo mítin.
Dentro de su cabeza tres ratones ciegos le siguen royendo el cerebro.

2 de julio de 2020

LA SÁBANA

Me mira
y sonríe.
Le gusto.
Me quiere.
Me ama.
La sábana
está enamorada.
Esta mañana
riendo
y jugando
me abrazaba
y no dejaba
que me levantara.

1 de julio de 2020

Y SIN EMBARGO...

Todo empeora
mire donde mire.
Y sin embargo...
no puedo dejar
de pensar
en lo delicioso
que sería darte un beso.

30 de junio de 2020

POESÍA AUTOMÁTICA 12

La botella vacía
me mira con ojos devastados.
Hace un rato 
estaba llena de agua fría.
Ahora suplica un entierro compasivo.
No quiere un contenedor de plásticos.
Quiere algo especial...
Quiere dejar huella
en este mundo que refrescó.
Quiere que su vida 
pueda ser recordada
por otras botellas
que también nacerán y morirán.
Desde lejos
la escoba altiva
y la fregona impasible
la escuchan y se ríen sin parar.
En cambio las toallas
tienen los ojos humedecidos
por esa botella de agua tan sensible.
De repente el caos.
Todas las cosas cuchichean.
Y poco a poco se van poniendo tristes.
Se dan cuenta de que ellas también morirán.
Hasta el sol 
que se creía eterno
acaba de esconderse
entre unas nubes inesperadas 
enlutando el cielo y ensombreciendo la vida.
Mis dedos ya no quieren escribir más
las teclas y ellos se abrazan emocionados
porque intuyen que cualquier día también tendrán un final.

29 de junio de 2020

DESTELLOS 10

Todos los nombres
que conocí
se pudrieron en el tiempo.

28 de junio de 2020

28 de junio de 2020

28 de junio de 2020.
Domingo por rellenar.
Lanzo al aire
los dados locos
del destino
para que ellos decidan.
Ale hop......
Ya está.
Me espera la playa
y los demonios
que estarán tostándose
en las incendiadas toallas.
Quizá sea un buen plan.
Aunque el cielo
a esta hora
ya anuncia riéndose
un sofrito aceitoso de humanos.
Podría no ir.
Y cambiar playa por museo.
Y admirar durante horas
un montón de obras de arte
que no me dicen absolutamente nada.
Y luego volver a casa
y soportar las burlas criminales
por mis ridículas pretensiones
del maldito sincericida que hay en el espejo.
También podría
subirme a la bicicleta
y perseguir sueños imposibles
bajo los rayos inflexibles del verdugo sol
antes de evaporarme en cualquier calle calcinada.
O podría anclarme en una terraza
como esas familias muertas de asco
que consultan sin descanso sus móviles
en espera de un milagro maravilloso que nunca llega.
Esas familias devoradas
que ocupan mesas durante horas
con unas mínimas consumiciones
que predicen con su triste insignificancia
el temido y próximo cierre del ruinoso establecimiento.
Le pregunto a los poemas.
Nada.
Silencio.
Están durmiendo.
Me parece que anoche salieron de fiesta
y seguramente han vuelto
bastante perjudicados
entre las sombras de la madrugada.
Cuando los poemas beben
el futuro de la humanidad está perdido.
No hay nada peor
que unos poemas borrachos
cantando por las calles
y despertando a los pobres vecinos
que duermen tan satisfechos en sus lóbregos nichos de cemento.
No sé...
Es tan largo el domingo.
Y tan poco atractivas sus horas...
Creo que merezco otra oportunidad.
Vuelvo a tirar los dados locos del destino.
Pero ahora explotan en el aire
y a los puntitos negros les salen alas
y se van volando en procesión hacia el cielo
y antes de desaparecer se giran y me miran con ojos cansados
y cabeceando negativamente se despiden de mí diciendo que soy imposible.

27 de junio de 2020

JUSTINIANO 211

Justiniano ha visto en la calle
durante varios días
a una mujer muy atractiva
que le gusta muchísimo
pero no se puede acercar a ella
ya que en la nueva normalidad
hay que respetar
como mínimo un metro y medio
de distancia entre los humanos
por lo que esta misma mañana
se ha disfrazado de coronavirus
y ya sin problema alguno
se ha acercado velozmente a ella
y le ha mordido dulcemente las orejas
cosa que parece
no haber gustado mucho
a Doña Atractiva Antiséptica
ya que se ha puesto a gritar como una loca.

26 de junio de 2020

LLORAN

La ventana llora
cuando cree
que no la miro.
Y la cortina también.
Están tristes
desde hace tiempo.
No hay día que las consuele.
No hay noche que las acaricie.
Será porque nadie les habla.
Será porque se hacen mayores.
Será porque el mundo se pudrió.
Será porque no entienden nada de nada.

25 de junio de 2020

VIVAN LAS CADENAS

Vivan las cadenas
gritan los esclavos.
Vivan las cadenas
gritan temblando.
Vivan las cadenas
gritan asustados.
Vivan las cadenas
gritan sin descanso.

24 de junio de 2020

BODA

Nos queremos.
Tras estar separados
estos crueles meses
ahora no paramos de retozar.
Caricias de todo tipo.
Caricias alborozadas.
Caricias enamoradas.
Caricias y caricias sin final.
Una eterna delicia
de besos
y abrazos
y una maravillosa felicidad.
Lo hemos decidido.
La piscina y yo nos vamos a casar.

23 de junio de 2020

CALEIDOSCOPOEMAS 35

Ahí están
esas cabezas
sucias
y envidiosas
diciendo que no.
Poema 1.
"Dentro de esas pieles
hay demonios
que comen bilis
y escupen su demencia".
Yo mato demonios
desde que me levanto
hasta que me acuesto.
Lo llevo haciendo desde bien pequeño.
Me da igual su origen o procedencia.
Me da igual que sean de la familia
o que los conociera
en la más bonita de las fiestas.
Los mato.
De un tajo separo su cabeza
y la chuto con gran alegría hacia el infinito.
Poema 2.
"Hoy el sol
de mis ojos
calcina adioses
sobre cadáveres de silicio.
Y se harán polvo, nada y olvido.
Nadie rezará por ellos.
Se perderán en la bruma que todo lo borra".
Antes los vacíos
me arañaban la conciencia.
Ahora es la conciencia
quien baila sobre cada vacío nuevo.
A estas alturas de la vida
sólo se acercan los monstruos sin corazón.
Uno tras otro.
Día tras día.
No importa.
Yo sigo afilando mi hacha.
Poema 3.
"Un niño roto
me habla desde el infinito.
Me enseña un álbum de cromos
como un viejo trofeo
que se perdió en la noche de los días".
Entonces la memoria se hace abrazo
y un rayo de tiempo ilumina todo lo que fui.
Silencio en los latidos.
Arañazos en los recuerdos.
Poema 4.
"El viento y la lluvia
son mi padre y mi madre.
Los que jamás me dejaron huérfano.
Los que me acarician y me lloran
cuando arrastro demonios hacia el pantano".
El poema está cansado.
Se quedó sin luna y sin estrellas.
Se quedó sin suspiros y sin latidos.
Sin saber cómo
el poema se hizo cicatriz
y ahora solloza por lo injusto de su destino.
Poema 5.
"Hoy es la noche de las hogueras mágicas.
Y de las ilusiones que iluminaban los corazones.
No habrá.
El mundo ya no es un cuento hermoso.
Ahora los monstruos dicen a todo que no.
Y los esclavos castrados obedecen ciegos y mudos".

COVID 19

Te gané!!!
Jajajajjajaajaa...

22 de junio de 2020

22 de junio de 2020

22 de junio de 2020.
La nueva normalidad era esto.
El miedo.
El control.
Y la amenaza.
En las calles hay una guerra muda
que se libra en trincheras disimuladas.
Las miradas enmascaradas
se cruzan con las miradas sin enmascarar.
En cada pupila hay un reproche.
En cada respiración hay una posible bomba.
En cada corazón hay un loco gritando peligro.
Ya nos tienen presos.
Ya no miramos arriba.
Ahora buscamos culpables
donde viven y mueren las ratas.
En el terror inoculado.
En las horas desamparadas.
En las cloacas de las conciencias.
En los que no tienen luz ni esperanza.
Esta es la humanidad cobarde.
La que se atreve con los débiles
y ante los poderosos inclina la espalda.
Como siempre.
Al final resultó que no éramos nada.
Tantos egos.
Tantas vanidades.
Tantas pretensiones infundadas...
Y ahora la realidad 
dura
y sincera
se abre paso a bofetadas.
De repente una visión
me atraviesa como una flecha:
Deberíamos pintar
con alegres colores
los cementerios olvidados.
Allí todos tenemos un gran futuro.
Voy al espejo.
El hombre que se refleja
se acerca y me susurra feliz:
Con esta vida desahuciada
la muerte cada vez tiene mejor cara.
Sonríe.
Sonrío.
Apago la luz.
Me voy del espejo.
Él sigue ahí.
Esperándome con una sonrisa helada.
No tengo nada más que añadir.
Siempre vuelvo a lo mismo.
A lo asocial.
A lo individual.
A lo de alejarse de la manada.
Voy a sitios
escondidos en el tiempo
que no pueden encontrarse
en las deprimentes agencias de viajes.
Deliciosos paraísos en placitas olvidadas.
Placitas con árboles poetas.
Árboles con sombras enamoradas.
Sombras amigas del silencio.
Silencios de olvido que me reconforten el alma.

21 de junio de 2020

MASCARILLA

Guapa de noche
guapa de día
no quieres vacuna
quieres la mascarilla.

20 de junio de 2020

GUAYKU 28

Pinta tu cara.
Que tengas mucha suerte.
Te hará falta.

19 de junio de 2020

CONSEJO GRATUITO VIP

Consejo gratuito VIP
para dóciles
sumisos
timoratos
exagerados
y demás faltos de seso:
Podéis pedir
que os entierren
con la mascarilla puesta.
Que lo incluyan en el testamento.
Así estaréis más protegidos.
No sea que os contagiéis después de muertos.

18 de junio de 2020

UNA SOMBRA

Son tantas
las cicatrices
de sueños
que nunca nacen.
Son tantas
las incertidumbres
que se tambalean
en el gastado alambre.
Son tantas
las puertas
de bonitos colores
que se abren
al vacío de ninguna parte.
Son tantas
las desilusiones
que de todo
me alejé
para convertirme
en una sombra
de olvido, niebla y nadie.

17 de junio de 2020

BOCAS SIN VERDADES

Esas bocas
sin verdades
que cada día
mienten alegrías
por su eterna felicidad
y maravillosa vida
no se dan cuenta
de que nadie les cree
de que dan pena
del ridículo que hacen
de que necesitan ayuda
por su hipocresía enfermiza.

16 de junio de 2020

MUNDOFEO

Más feo
que nunca
el mundo
parece ahora
un gran quirófano.

15 de junio de 2020

REDES SOCIALES

En el escaparate
de las redes sociales
las lagartas
son princesas de ensueño
y los lagartos
almirantes de los siete mares.

14 de junio de 2020

LOS HIJOS DEL TIEMPO

Yo sé cosas
de muertos
que vivieron ahí.
Cuando paso cerca
sus espíritus me miran mudos.
Hace mucho tiempo
que habitan el olvido más atroz.
Pero oigo sus latidos.
Y ellos oyen también los míos.
Los hijos del tiempo
que se fueron para siempre
caminan por pasados que no tienen final.

13 de junio de 2020

POESÍA LOCA 10

Ha habido un gran chispazo
y mi habitación
se ha llenado
de chinos zurdos
que bailan el chachachá
vestidos de gitanas húngaras.
Creo que hay
una avería importante
en la sala de máquinas del universo.
Y ahora no sé dónde llamar.

12 de junio de 2020

DESTELLOS 9

Lápidas
y más lápidas
tapando las bocas.

11 de junio de 2020

POESÍA AUTOMÁTICA 11

El perro
de las vecinas bailongas
me mira fijamente desde hace días.
Hoy he comprendido.
Quiere escribir poemas
y las chifladas
le dan huesos en vez de libretas.
Ahora no está en el balcón.
Debe tener miedo del cielo enfadado y gris.
De hecho toda la ciudad está temblorosa.
Tiemblan también el tiempo y la luz.
Yo tuve luz.
Mucha.
Era bonita mi luz.
Creo que se la llevó la muerte.
Vino tantas veces que un día me despisté.
Y me apagué.
Desde entonces la gente no me ve.
Es como si no existiera.
Y me pasan cosas muy raras.
Si digo mi nombre en voz alta
las flores más cercanas se desmayan.
Si busco un recuerdo
la memoria me lo ha desfigurado.
Si un día voy a cualquier adivina
cuando me leen la mano
les salen llamaradas por sus ojos asustados.
A veces uso un tablero Ouija mental
para saber dónde fue a parar mi hermosa luz.
Muevo un vaso de nervios y neuronas
por un tablero deslizante de materia viscosa.
Y pasan cosas más raras aún.
Los muertos aparecen
y me enseñan destellos de la que fue mi luz.
Y yo quiero hablarles.
Pero se escapan, siempre se escapan.
Y al poco rato, un vacío, la oscuridad, la NADA.
Y pregunto: hay alguien ahí?
Y una voz responde:
Deja de hacer el loco de una vez!!!
Soy yo mismo que me hablo, claro!!!
Entonces busco una partida de ajedrez
y me pierdo en ella hasta que se me pasa la vergüenza.
Cuando me canso del ajedrez escucho a Eric Burdon.
Hasta hace poco no sabía quién era.
Ahora lo escucho a todas horas.
Y me pierdo por los laberintos de sus atractivas canciones.
Dejo el poema un momento y pongo "Spill the Wine"...
Música.
Magia.
Se me van los pies.
Abro la ventana.
El aire entra y me saluda.
La música sale y se multiplica.
El cielo está cambiando y poco a poco sonríe.
Y el perro aparece de repente en el balcón
bailando esa magnífica canción con ritmo de poeta canino.

10 de junio de 2020

CAMINO DE CHINA

Adiós libertad.
Adiós alegría.
Adiós felicidad.
Vamos camino de China.
Prohibir.
Prohibir.
Prohibir.
Y más prohibir.
Y más cámaras.
Y más controles.
Y más sanciones.
Y aún así
como son inútiles
más muertos también.
Amenazados.
Vigilados.
Coaccionados.
Inspeccionados.
Jamás pensé
que viviría
bajo una dictadura
de profundos idiotas
y de psicópatas carceleros.

DÍAS Y ESPEJOS

Ahora los días
son espejos tristes.
Uno
tras otro
sin luz
sin besos
sin sueños.
Espejos heridos.
Espejos sin alma.
Espejos de cemento.

9 de junio de 2020

DESTELLOS 8

Mi soledad
es un rincón
de niño castigado.

8 de junio de 2020

POESÍA AUTOMÁTICA 10

Un gato negro
peleón
y toxicómano
persigue a un perro
de alma blanca
y ojos bondadosos.
Las apuestas
son diez a uno
a favor del hijo de Belcebú.
La calle está loca.
Sus números bailan a todas horas.
Los pisos han perdido el norte
y sus balcones
han perdido toda esperanza
de albergar princesas de cuento.
Los edificios siniestros
están llenos de cosas preocupantes.
Los buzones saben y callan.
Pero no olvidan.
El grifo
se ha ahogado
por dentro.
En la nevera
los fiambres
esperan la autopsia definitiva.
Se oyen humanos.
Shhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh...
Alguien ha puesto
el cronómetro
y todos corren
hacia el pozo de siempre.
Las horas
nerviosas ante el espejo
se perfilan los labios
con carmín de luxe (Paggggíiiissss).
Empieza el día
atragantado de polen.
Las hojas de los árboles
han recibido la extremaunción
y tosen comatosas
como Marguerite Gautier
en la Dama de las Camelias.
El sol le dice a su madre
que hoy se encuentra mal
que no piensa ir a trabajar.
En una esquina del cielo
las nubes lo miran y se mueren de risa.
Me tomo las pulsaciones.
64 y subiendo.
Todo va bien.
Todo va bien.
Todo va bien....
me susurra el espíritu
de un hombre que se arrojó al metro
hace un par de semanas
y parece que se ha equivocado de domicilio.

7 de junio de 2020

7 de junio de 2020

7 de junio de 2020.
Madrugada muda.
Amanezco en bicicleta
por los recovecos
de la ciudad que aún duerme.
De repente, llueve.
El cielo me está premiando.
Ahora todo es negro
y los pájaros han desaparecido.
Se han llevado los trinos
al mundo de los secretos invisibles.
Los árboles me miran
y sus ramas cuchichean
cuando paso bajo su verde manto.
Me recuerdan de cuando era niño.
Yo también los recuerdo.
Nos saludamos con emoción.
La bicicleta me pide más y yo se lo doy.
De repente somos libres.
Es como si resucitara.
Es como si viviera por mil.
Es como si hubiera nacido para esto.
La bicicleta y yo ahora somos lo mismo.
Hasta los semáforos nos jalean alborozados
cuando pasamos en busca de lo que ya no está.
Podría morir ahora mismo
y sería la mejor de las muertes posibles.
Con el cielo oscuro.
Con la lluvia repiqueteando sobre lo que fui.
Con el barrio de mi infancia mirándome conmovido.

6 de junio de 2020

MONITOS 15

Es sábado.
Los monitos
están comprando
mucha comida 
y mucha bebida.
Tienen que llenar
sus barrigas simiescas
o son capaces
de hacer cualquier barbaridad.

5 de junio de 2020

OBJETIVO CONSEGUIDO

El virus
ha conseguido
su objetivo.
Ha matado
a unos cuantos
y ha chiflado al resto.

4 de junio de 2020

TE VA A DOLER

Te va a doler
muy adentro
te va a doler
tu padre muerto.

3 de junio de 2020

MONITOS 14

Los monitos
son obedientes
y siempre
hacen caso
a los que mandan.
No pueden pensar más.
Si obedecen
plátanos
y cacahuetes.
Si no obedecen
palo en las costillas.
Ahora les dejan
tomar algo
en las terrazas
y también
salir un rato a pasear.
Por eso
cuando vuelven a casa
se rascan alegres
y dan volteretas
en sus jaulas mentales
por tanta y tanta felicidad.

2 de junio de 2020

LA SOMBRA DE TU NOMBRE

Yo limpié
una esquina
del tiempo
para ti.
Allí te dejé
un día
que llovía
y hacía viento.
Me fui
por caminos
que se perdían
en la nada.
Y un día volví.
Pero ya no estabas.
Ahora coso poemas
y los envuelvo
en la sombra de tu nombre.

1 de junio de 2020

CON GRAN ALEGRÍA

Del confinamiento
lo más fácil
ha sido estar
a dos metros de distancia
de otros seres humanos.
Hace años
que lo practico
a muchísimos metros más
con gran alegría
y maravilloso entusiasmo.

31 de mayo de 2020

CORONAVIRUS

El coronavirus
pierde fuerza.
No ha podido
con tanta maldad.

30 de mayo de 2020

CENTRIFUGAPOEMAS 43

Sábado.
De buena mañana
salgo de casa
y practico terror aeróbico
con la bicicleta
por barrios 
donde la gente bien
no asomaría la cabeza
ni en mil vidas que tuvieran.
A mí me gustan
esos barrios
donde todo es posible.
Si voy a primera hora
casi de madrugada
hay un barrio
que es pura Asia.
A veces me dan ganas
de bajar de la bicicleta
y confraternizar con ellos
pero no sé si sería bien recibido.
Y además no tengo túnica.
Ni gorrito que vaya a juego.
Kufi creo que se llama.
Bueno, quizás un día me compro uno
y también una esterilla
para lo de orar hacia la Meca
y la bicicleta y yo nos convertimos al Islam.
Eso sí, cuando llegue el Ramadán nos damos de baja.
Más tarde 
ese mismo barrio 
es latinoamerica
pero sin bachatas
ni salsa
ni cumbia
ni nada por el estilo
y un par de horas más tarde
en el mismo barrio
aparece gente que me mira mal
y yo no les he hecho nada
y el barrio se transforma de repente
en un parque temático de infinitas posibilidades.
La diversión
y la adrenalina
están aseguradas
a partir de ese maravilloso momento.
En cualquier momento 
la vida te puede cambiar para siempre.
En esos barrios las cosas me quieren.
Los árboles son simpáticos
y las fuentes sonríen descaradas cuando paso.
Pero nadie me trata mejor que las aceras.
Las aceras 
cuando me ven llegar
ya tienen todas las baldosas a punto.
Y paso una vez.
Y otra.
Y otra.
Y algunas baldosas bailan
otras chillan
otras se hacen las interesantes
y otras más picaronas
me susurran cosas que mejor me callo.
En el amor
y en la guerra
hay que ser un caballero.
Siempre.
El terror aeróbico
es una modalidad deportiva
que consiste en pedalear sin descanso
esquivando gaviotas que escarban en la basura
botellas rotas hijas de las juergas nocturnas
y traficantes con cara de haber dormido bastante mal.
El bonus extra
es si un día por error
atropellas a alguien que será vengado
por el código de honor que rige en su familia
desde que el mundo es mundo
aunque le causes un mínimo roce en la bolsa del pan.
Ahí la bicicleta se queda corta.
Ahí necesitas un cohete supersónico
y la protección máxima de todos los ángeles celestiales.
Y aún así estás muerto.
El terror aeróbico es bueno para el corazón
porque los latidos
se disparan (nunca mejor dicho)
por una infinidad de motivos casi inimaginables.
Además el sol allí se porta mejor.
Tiene miedo y sus rayos no queman, sencillamente acarician.
Y las sombras son eróticas.
Se contonean con unos golpes de cadera que me roban el aire.
Y pedalada a pedalada
mi corazón va y viene asombrado
por los caminos del tiempo que se va y no se va.
Es la magia invencible del terror aeróbico.
Cuando ya estoy cansado
vuelvo hacia mi barrio por el carril bici.
Pedaleando con la espalda recta
y con la mirada todavía disfrutando de lo que ha visto.
Y serio.
Muy formal.
Como un niño que ha roto un vidrio
y teme que sus padres lo castiguen sin salir el domingo.
Poco a poco las calles van cambiando de fisonomía.
Y los barrios se esterilizan.
Están llenos de gente correcta y extraordinariamente civilizada.
Bueno, eso se creen ellos.
A mí me parecen esclavos tontos y ciegos con ridículas pretensiones.
En mi barrio las cosas no me miran bien.
Las aceras están disecadas.
Las fuentes se creen descendientes de la nobleza.
Los árboles no dan sombra si no pagas el impuesto correspondiente.
Y si atropellas a un vecino enseguida esgrimen pólizas de seguros
y hablan de denuncias, y de ir a jucio y de no sé cuántas tonterías más.
En mi barrio los poemas bostezan aburridos cada vez que amanecen en él.

29 de mayo de 2020

A QUIEN SEA...

A quien sea...
Toma nota.
Si nazco otra vez:
Noruego.
La novia que se llame Ingrid.
Reina de belleza de los fiordos.
Un piso en Oslo
con vistas
a posibles auroras boreales.
Que llueva mucho
la mayoría de los días.
Y que la brisa
sea suave y fresquísima.
Muchos abetos
para hablar con ellos
y abrazarlos con cariño.
Una musa
para escribir
mil poemas enamorados
- no Ingrid eh!!!! -
que se llame Erika
con un largo cabello rubio
que sea la envidia de los rayos del sol.
Y te aviso
muy seriamente
con un enorme palo en la mano:
como me repitas 
lo de esta vida
ya te puedes esconder
en lo más alejado y oscuro del universo.

28 de mayo de 2020

PASEÁNDOTE

Si cuando despiertes
te duelen las piernas
no te preocupes
hoy te he llevado
de paseo en bicicleta.

27 de mayo de 2020

NOMBRES Y TELÉFONOS

Los nombres
se han vaciado
de quienes los habitaban.
Si llamo
a esos teléfonos
me contestarán
voces sorprendidas 
que fingirán alegría
y cuando me despida
suspirarán muy aliviadas.
Borro los nombres.
Borro los teléfonos.
Borro la triste farsa.
Mi agenda
es una sincera nada.
Está llena de vacíos
y de amistades enterradas.
Ahora me tengo a mí
y con suerte
puede que unos años
de poemas y desesperanzas.

26 de mayo de 2020

MI INFANCIA

Mi infancia
solo vive
en los recuerdos.
No queda nada
de todas aquellas penas.
No queda nada
de todos aquellos sueños.
Cuando camino
por sus calles
los ecos
de lo que allí viví
retumban en el silencio muerto.

25 de mayo de 2020

MONITOS 13

Ahora los monitos
se pelean
por el uso
de las mascarillas
y por quién
cumple las normas.
Si sus antepasados
los vieran
se rascarían
sus piojosas cabezas
los señalarían chillando
y se caerían de las ramas.

24 de mayo de 2020

EMBALSAMADOS

Desde un mundo
que ya no es nuestro
y embalsamados
en nuestras jaulas
miramos las noticias
con los ojos de los muertos.

23 de mayo de 2020

MAGIPOEMAS 16

Una rosa
ha volado
de un sueño
a mi corazón.

22 de mayo de 2020

POEMA HERIDO

Por si acaso
un día 
nos olvidamos
de tanto encierro
de tanta pena
de tanto quebranto
aquí dejo 
este poema herido
un día florido de mayo.

21 de mayo de 2020

MANICOMIO 154

Con el fin
de salvaguardar
el interés general
de todos los pacientes
del manicomio
Terremoto Crazy está realizando
tests de coronavirus
arreando con un palo
en la cabeza de cada interno
y dependiendo 
del tamaño del chichón
aísla a los internos
en diferentes dependencias
para conseguir la inmunidad de rebaño
y evitar que se extienda el posible contagio.

PARQUE

Hablan
sin parar
las amigas
en el parque.
Los árboles lloran
y los pajaritos
se han pegado un tiro.

20 de mayo de 2020

JUSTINIANO 210

Justiniano ha inventado
una vacuna infalible
contra el coronavirus
que ha probado
con gran éxito
en unos cuantos ratones
que por desgracia
ya no están entre nosotros.
La vacuna milagrosa
con la que se hará millonario
una vez perfeccionada
es muy sencilla
se trata de envolver
con plástico de embalar
las cabezas
de todos los humanos
durante un par de años
hasta que el virus desaparezca
harto y aburrido de su propio fracaso.

ARAÑA

La araña
nos atrapó.
Araña vil.
Araña canalla.
Su picadura
hiela la sangre.
Su picadura
mata la esperanza.

19 de mayo de 2020

CENTRIFUGAPOEMAS 42

Hay un desierto infinito
en el tiempo que ha desaparecido.
Antes de cruzarlo yo era otro.
Ahora no sé quién soy.
Y me aterra pensar en lo que seremos.
En la calle no sé distinguir a los muertos de los vivos.
Pero nadie está alegre
excepto los delincuentes
que disfrazados con mascarillas
ahora se ríen de las cámaras de seguridad.
De repente es como si todos hubiéramos envejecido.
Hasta los optimistas cuando nadie los ve
se van al espejo y con ojos arrepentidos dicen: "idiota, idiota, idiota".
No veo el amor por las calles.
Ni en las redes sociales.
Es como si nos hubieran arrancado el corazón.
Ahora somos robots de plástico barato
obedeciendo a un chip 
que cada día nos cambian en la televisión.
Obedecer es la bandera.
Y la sintonía de los noticiarios
el himno amargo de los esclavos que se creían Dioses.
De la dignidad y el honor no se sabe nada.
Supongo que fallecieron de pena
al contemplar lo que son en realidad los humanos.
Cuando voy por las calles maniatadas
contemplo el sinsentido de vivir en una cárcel infinita.
Y no digo nada.
A quién?
A los esclavos miedosos?
A los borregos que sólo saben obedecer?
A los que el miedo les impide pensar y deducir?
No.
Mejor me callo.
Y me refugio en la música de mis auriculares misántropos.
Pero miro.
Y veo.
Y busco un Dios alienígena donde refugiarme.
Pero me lo imagino con mascarilla y me da la risa.
Y lo imagino atracando a los difuntos resucitados que tienen más joyas.
Y me da más risa.
Y entonces me paro ante un escapare deslumbrante.
Y hablo con mi reflejo que asombrado me contempla en silencio.
Y le digo qué canción quieres escuchar ahora?
Y me dice: cualquiera de Amy Winehouse.
Y abro la app de Spotify y le pongo todo su repertorio.
Y ahora soy un negro vacilón y modernata que baila por las calles.
Y asusto a todos los hipocondríacos que respiran únicamente hacia dentro.
Y me voy al mar otra vez.
Y veo como se lesionan los descerebrados
por culpa de los consejos que han leído en Instagram.
Y Amy Winehouse al verlos le da risa y deja de cantar.
Y yo la comprendo porque parecen malos actores de cine cómico.
Pero no me hace gracia que no cante
porque sin su música me voy apagando
y le digo que no la denuncio porque está muerta.
Después sigo caminando atraído por los latidos de la vida oculta.
Y me escapo por un camino de suspiros y recuerdos.
En ese camino hay sueños y tiempos probables por nacer.
Hablo con unos cuantos árboles sobre cuándo volverá la liga.
Ellos me dicen que sólo han oído rumores.
Que hacia mediados de junio.
Agradecido les invito a tomar algo en una terraza inexistente.
Me lo agradecen pero dicen que están en Fase de Raíz
y que según las normas del ministerio de sanidad no podrán moverse
hasta que los árboles infectados
que hay en las ucis de los invernaderos se recuperen totalmente.
Estáis locos les digo y me voy sin despedirme.
Cada vez camina más gente hacia la playa.
Todos con la mirada perdida en un mundo que falleció.
Los voy esquivando mientras escucho Oques Grasses.
Es una especie de reggae en catalán.
Sus letras son divertidas y me provocan ganas de bailar.
De repente contemplo otro planeta.
No el de los telediarios.
No el de los periódicos.
No el de los hipocondríacos desequilibrados.
En la playa hay gente jugando a pala.
Y nadando.
Y en patinete.
Y en bicicleta.
Y perpetrando surf en un mar que parece una sopa.
Y bellezones haciendo yoga con bikinis microscópicos.
Y hace mucho sol.
Y calor.
Y hay gente tostándose en la arena.
Cientos.
Miles de personas.
Y el ilusionado mar es más azul que nunca.
Y pienso... dónde está la pandemia?
Y llego a la conclusión de que algo raro ha sucedido.
Algo les ha salido mal 
a los protagonistas de los telediarios.
Y pienso que se van a vengar.
No van a tolerar que la gente lo pase bien.
De esa gentuza me espero cualquier cosa.
Y ya tengo ganas de volver a casa.
Le lanzo un beso al mar.
Y una última mirada a las del yoga erótico
y doy media vuelta silbando una canción pegadiza.
Entonces me fijo en una farola triste que solloza en una esquina del paseo.
Me acerco y le digo si baila.
Me dice que no.
Que se le ha muerto la bombilla y que no tiene ganas de nada.
Que llevaban muchos meses juntas y que estaba naciendo el amor entre ellas.
Le doy el pésame y le digo que si necesita algo que me lo diga.
Ahora estoy triste.
Tras darle un abrazo me voy.
Se me han quitado las ganas de escuchar música.
Desconecto.
Me quitos los auriculares y miro el cielo.
Tan azul está que me dan ganas de zambullirme en él y nadar un buen rato.
En el cielo seguro que no hay virus.
Ni chiflados espiando desde los balcones.
Lo intento pero cada vez que salto vuelvo a caer.
No hay manera de nadar en el cielo.
Quizás en otra vida.
Quizás en otra planeta con habitantes más divertidos.
Quizás si nazco en un universo donde el amor y la alegría nos saluden cada día.

18 de mayo de 2020

LOS VAMPIROS IDIOTAS

Empiezo
a acostumbrarme
a vivir en el no mundo.
Y eso está mal.
Y no quiero que eso ocurra.
Es trágico.
Es deprimente.
Es asqueroso y devastador.
Los vampiros me dicen:
- No salgas a esta hora.
- No te reúnas con gente.
- No hagas deporte como antes.
- No, No, No, No, No, No, No, No...
- No es necesaria la mascarilla.
- Sí es necesaria la mascarilla.
Y al día siguiente se contradicen.
Y al otro se vuelven a contradecir.
Y muere la gente.
Y los vampiros siguen ahí.
Con todos los muertos a su alrededor
que les perseguirán hasta el último día de sus vidas.
Y no quiero acostumbrarme
a que los vampiros me digan lo que tengo que hacer.
Porque son vampiros.
Porque son vampiros idiotas.
Porque son vampiros tramposos y mentirosos.
Porque son vampiros temibles que causan muertes
y quieren seguir mandando para no acabar en la cárcel.

17 de mayo de 2020

VERSOS AZULES

El mar
sonríe feliz
esta mañana.
Al verlo
yo también.
Le doy
los buenos días
y sigo caminando
por los versos azules
de su hermosa seducción.

16 de mayo de 2020

LLUEVE EN EL CORAZÓN

Llueve.
Aunque haga sol.
Aunque el cielo esté azul
y alguna nube blanca
lo cruce presumida
en busca de un aguacero
que un día por fin la enamore.
Llueve.
Aunque no llueva.
Aunque las cortinas
se incendien de luz deslumbrante.
Aunque los paraguas
bostecen deprimidos y solitarios
en los rincones más aburridos de las casas.
Llueve.
Aunque todo el mundo
se broncee en balcones y terrazas.
Aunque las calles estén sedientas.
Aunque el polvo desfile al ritmo del viento.
Aunque las grietas del asfalto chillen en silencio.
Llueve.
Aunque no haya charcos.
Aunque los tejados suspiren secos.
Aunque las alcantarillas sean sarcófagos.
Aunque los árboles sufran por la salud de sus hojas.
Llueve.
Porque lo dice el poema.
Porque cada verso así lo proclama.
Porque veo como cae la hermosa lluvia.
Porque la lluvia y tú habéis venido a verme.
Porque un día que llovía fue la primera vez que te vi.

15 de mayo de 2020

BEBÉS Y CIGÜEÑAS

Vuelan las cigüeñas
por todo el mundo.
De sus picos
cuelgan hatillos
con bebés infectados.

14 de mayo de 2020

DESTELLOS 7

Los cuerpos
se aburren
y las almas lloran.

13 de mayo de 2020

VECINOS NUEVOS

He visto
hace un rato
a unos vecinos nuevos.
Una pareja muy joven.
Apostaría a que son japoneses.
Muy delgados.
Ella pelo negro y amarillo.
Como un taxi.
Él parece un fideo travieso.
Tienen miradas inteligentes.
Quizá dibujan cómics.
(Si los vecinos
salimos en el cómic 
se convertirán en millonarios).
Viven en un loft.
Se empujaban riendo
cuando han salido del edificio.
Iban sin mascarillas.
Ni guantes.
Deslumbraban.
Tienen toda una vida por delante.

12 de mayo de 2020

DESTELLOS 6

La calle
parece un hospital
de futuros cadáveres.

11 de mayo de 2020

NACIENDO EL DÍA

Calla la noche.
Está naciendo el día.
Este poema
abre los ojos
y nace también.
Brota la luz.
Brotan las palabras.
Mi corazón habla.
En un páramo
de la vida
y con mirada de niño
todavía admiro
el milagro del amanecer.

10 de mayo de 2020

UNA ROSA IMPOSIBLE

Una rosa imposible
me mira
me sonríe
y me da mil besos.
La busco.
La persigo.
Por tierra, mar y cielo.
Pero la rosa
de mis sueños
siempre está muy lejos.

9 de mayo de 2020

CUÁNTAS VIDAS?

Cuántas vidas
caben en una vida?
Cuántas historias
nuestras y de otros?
Cuántos latidos
morirán con nosotros?

8 de mayo de 2020

POESÍA RUSA MISTERIOSA 1

Kromski tryniki virinyenko
sumskinsky eika ortinova
yamahusyn nietarvidyeva
estrovayanova munlienki!!!

7 de mayo de 2020

DE PASEO

Me llevo
tu nombre
de paseo.

6 de mayo de 2020

UN COFRE DE RECUERDOS

Seis de la mañana.
Bicicleta.
Vuelvo a mi niñez.
Vuelvo a donde fui.
Ahí están
los viejos edificios
y un cofre de recuerdos.
Mis emociones
pedalean suspirando
por las calles
del tiempo que ya se fue.
Todos duermen aún.
Todos no...
Los árboles me saludan.
Yo también.
Bajo de la bicicleta
ante el más grande de todos.
Lo toco con las manos y con el corazón.
Lo recuerdo.
Me recuerda.
Los dos nos emocionamos.
Le digo adiós
y pedaleando
por el túnel del tiempo
vuelvo con el alma herida al mundo de hoy.

5 de mayo de 2020

EL MAGO LOCO 21

Estos días tan aburridos
el mago loco no puede actuar
ya que han cerrado los teatros
por culpa del coronavirus
y por eso aprovecha
para hacer de público
y cada día a las ocho de la tarde
elige una calle cualquiera
y observa con mucha atención
en cualquier balcón elegido al azar
a los farsantes que aplauden
y cuando cinco minutos más tarde
acaban su desastrosa actuación
el mago loco saca del bolsillo
unos cuantos tomates bien maduros
y con puntería digna de francotirador
los estrella en la cara de los pésimos actores.

4 de mayo de 2020

MANICOMIO 153

Tras comprobar
que la mayoría de los locos
no tienen una dentadura perfecta
y dado que no hay dentista en el manicomio
para corregir esas deformidades
Terremoto Crazy ha solucionado
en apenas quince días
el problema dental de más de cien locos
- locos quejicas todo hay que decirlo
que ahora no paran de chillar y sangrar -
implantado con envidiable precisión
y soldando con un mechero de gasolina
unos innovadores y maravillosos brackets
hechos con trozos y púas de alambre de espino
que ha arrancado del muro que rodea el manicomio.

3 de mayo de 2020

MUERTE Y AUSENCIA

De tu muerte
nació un silencio
de luto atroz
que aún retumba
en cada recuerdo.
De tu ausencia
un zarpazo
que malhirió
para siempre
todos los corazones.

2 de mayo de 2020

SUENA UNA GUITARRA

Suena una guitarra.
Django Reinhardt.
Hace unos días
no sabía ni quién era.
Ahora lo oigo a todas horas.
Un gitano belga
que superó mil adversidades.
Baila la guitarra en mis oídos.
Guitarra tocada 
por dedos quemados
y tendones agarrotados.
Hay quien nace con magia
y supera todo lo que le venga en contra.
St. Louis Blues...
Esta música masajea mi alma.
Hoy mi alma y yo
hemos ido al mar
y luego hemos paseado
por la sombra de los árboles.
La guitarra de Django Reinhardt también ha venido.
What a difference a day makes...
Me dan ganas de bailar.
Pero no me quedan novias.
Además creo que aunque estuvieran
preferiría bailar con la simpática escoba.
Más que nada para evitar recriminaciones.
El poema me dice que me esté quieto
y que le escriba muchos versos
pero lo que no sabe es que mis pies tienen vida propia.
Está bien.
No bailaré.
Desde aquí oigo ahora el suspiro triste de la escoba.
Y también oigo como se enfada con el poema carcelero.
Paz!!!
Por favor!!!
Ahora suena "Nuages".
No me cuesta imaginarme en la Francia ocupada por los nazis.
Yo soy un poeta que vive en una buhardilla de un barrio humilde.
Voy a buscarme una novia francesa.
Louise!!!
Nos conocimos en un restaurante.
Me miró un par de veces y disimuló varias más.
Yo le escribí un poema lleno de sueños, desesperanza y amor.
Me levanté y lo deposité junto a su plato.
Después volví a mi mesa.
Ella lo leyó y me miró muy seria y después sonrió...
Y desde entonces somos novios.
Ahora Django Reinhardt tocando Honeysuckle Rose.
Estoy bailando en un antro de los que ahora tengo prohibidos.
Está en Barcelona y sólo admiten a gente degenerada.
Ahí se me van los pies, y el whisky baila conmigo todo lo que le apetece.
Los camareros cambian muy a menudo.
Básicamente porque entran y salen de la cárcel.
Pero el whisky es bueno...
Claro que eso tiene truco.
Hay que pedir una marca de whisky que no pida casi nadie.
Me lo contó un camarero que se fugó del país.
Esas botellas no las rellenan nunca.
Aynsssssssssss, ahora "Tea for Two".
Es momento de sentarse en un sofá y volver al pasado que me iluminó.
Y también, ahora que el poema bosteza
dejar de escribir, sacar a bailar a la escoba y declararle mi desesperado amor.

1 de mayo de 2020

CALEIDOSCOPOEMAS 34

1 de mayo.
Día del trabajo
o del trabajador
o del paro
o de los parados
o de la regulación de empleo
o de los despidos que vendrán
o de los subsidios
que nadie
está tramitando
porque podrían contagiarse...
(ya me da la risa mala).
De repente
he recordado
los caleidoscopoemas.
Y me he puesto a trabajar.
Y gratis.
De nada, de nada, de nada...
Casi un año sin ellos.
Ha sido el polen
de este año
el que me ha avisado.
Poema 1.
"La vida se repite.
De polen a polen
van pasando los años.
De vez en cuando
alguien no estornuda".
En un par de horas
como cada día
saldrá por televisión
el cochero de Drácula
recitando el parte de bajas.
Poema 2.
" Yo no te creo.
Desde el primer día no te creo.
Me da igual
que salgas con militares
o que lo hagas
rodeado de mandriles y avestruces".
Oigo los pasos de la tragedia
que corre veloz hacia nosotros.
Ahora todo son parches y mentiras.
Todo tiene su tiempo.
Y me temo que ya es demasiado tarde.
Poema 3.
"Cada muerto que pudo no ser
os pesará hasta vuestro último día.
Viviréis con muertos.
Desayunaréis con muertos.
Pasearéis con muertos.
Soñaréis con muertos.
Los muertos siempre os acompañarán.
Es la penitencia justa
para los que no tienen conciencia.
No hay perdón, no hay perdón, no hay perdón".
El mes de mayo
me mira con ojos tristes.
Dónde están las flores de sus pupilas?
Dónde está el olor de su sonrojante mirada?
Dónde está el sueño de amor que siempre pestañeaba?
Poema 4.
"No tengo ganas de primavera.
Voy por los días como un preso ciego
que camina por una cárcel que no tiene puertas.
Hemos de protegernos hasta de los que queremos.
Y del aire.
Y de la miseria.
Y todo eso sin recibir ni tan sólo un beso enamorado".
Me escapo siempre a otros mundos.
A veces al mundo de los recuerdos.
A veces al mundo de los libros.
Y entonces vuelvo a vivir.
Vivo en otros tiempos y con otra gente.
Y mi corazón late y suspira.
Y por un momento
la felicidad y los sueños 
se prometen un hermoso y deslumbrante amor eterno.
Poema 5.
"Ahora soy un sueño que baila.
Ahora soy un poema que escribe humanos.
Ahora soy todos los días que suspiré.
Ahora soy todas las noches que me acariciaron.
Ahora soy un bautizo, una vida añorada y un devastado epitafio"

30 de abril de 2020

HADA ROJA 3

El hada roja
ya se jubiló.
Le quitaron
la varita mágica
y le dieron
una mínima pensión.
Y ahora
en la soledad
de su vieja casa
hace trucos con monedas
para nadie
mientras en la jaula
canta un entristecido ruiseñor.

29 de abril de 2020

EL SEMÁFORO CABRÓN

Salgo a la calle.
Caminando.
Voy a comprar.
No hay coches
en la ciudad desierta.
El semáforo
me mira
y se ríe
como un loco
enseñándome el rojo.
Cada día lo mismo.
Para mí
siempre el rojo
y que espere.
Ni un día el verde.
Se lo he preguntado
más de un millón de veces
y ni se digna a responderme.
Alguna vez
me dijo
entre risas
que no le moleste
que tengo mala suerte
y después
se reía con más ganas aún.
No hay nadie en la calle.
Me saco un zapato
y le reviento
la lente
del peatón en rojo.
Dice que me denunciará.
Le hago la señal
de rajarle el cuello.
De repente es mudo.
Ahora no ríe
ni habla
el semáforo cabrón.
Cruzo la calle
y silbando feliz
me alejo
con mis zapatos justicieros
por las calles de la ciudad desquiciada.

28 de abril de 2020

PASOS ESTREMECIDOS

Resuenan fríos y oscuros
los pasos estremecidos
que me llevan a ningún sitio.
En todas partes hay nadas.
De un árbol cuelga ahorcado
el cadáver de Cupido
con una nota de suicidio
clavada en la punta de una flecha.
En otro árbol
el cadáver de la alegría
tiene una mueca helada
en su boca antaño tan hermosa.
Y así árbol tras árbol.
Y así cadáver tras cadáver.
De vez en cuando
en las calles devastadas
algunos niños
con la boca enmascarada
hacen ver que juegan
para que sus padres dejen de llorar.

27 de abril de 2020

BROTÓ UN BESO

Brotó un beso
entre tú y yo
brotó un beso
y se marchitó.

26 de abril de 2020

PSICÓPATA 46

A partir de hoy
los niños
pueden salir a la calle
a dar un paseo.
Es el momento ideal
para entrar
en sus casas
y robarles los juguetes.

25 de abril de 2020

MINISTREANDO

Dos mil muertos
más seis mil muertos
en los últimos días
hacen un total
de algo menos
de quinientos muertos
y me llevo menos mil muertos
para cuando los necesite.
Dos mil medio curados
arrancados de las camas
de los hospitales
y depositados en sus domicilios
multiplicados por los que infectarán
hacen un total de cinco mil recién nacidos.
Tres mil infectados
menos seis mil infectados
que he soñado
hacen un total aproximado
de cuatro mil quinientos resucitados.
Y si a todo eso le sumamos
los ridículos tests de risa
que no detectan ni un elefante
y las mascarillas protectoras imaginarias
puedo decir ya con total certeza
que hemos logrado vencer a la maldita pandemia.

24 de abril de 2020

HADA DISTRAÍDA

Hada bonita
hada fantástica
si me das
muchos besos
te devuelvo
la varita mágica.

23 de abril de 2020

LA TRAGEDIA CANTA UNA ÓPERA

Por las calles desiertas
circulan los autobuses
como féretros vacíos
buscando futuros cadáveres.
Nadie en las paradas.
Nadie en ninguna parte.
Plantas de todo tipo
crecen salvajes y desafiantes
entre las grietas del asfalto huérfano.
Incluso los ciegos verían
que la naturaleza acabará ganando.
En las aceras
restos de ramas
y charcos virginales
parlotean en silencio invisible
sobre la inesperada catástrofe de estos días.
A todas horas
y en todas partes
suenan campanas tristes
que sólo los poetas pueden oír.
La tragedia canta una ópera
y hasta el viento se ha vestido de luto.
Sigo caminando
por esta primavera devastada
acompañado únicamente por los fantasmas
de unos tiempos que se perdieron para siempre.

22 de abril de 2020

JUSTINIANO 209

Un poco nervioso
ya que está en el paro
y a pesar de no tener
ni estudios universitarios
ni un gran currículum profesional
Justiniano se ha levantado
a las seis de la mañana
y tras ducharse
y afeitarse
se ha vestido con un traje
que heredó de su padre
y se ha sentado ilusionado
junto al teléfono
esperando la llamada oficial
ya que anoche
después de ver el estado mental
del ministro de sanidad
envió un mail al gobierno
ofreciéndose para ese puesto de trabajo.

21 de abril de 2020

DÍAS QUE BRILLABAN

Dónde están
los hermosos latidos.
Dónde están
las majestuosas alas.
Dónde están
los maravillosos sueños.
Dónde están
aquellos días que brillaban.

20 de abril de 2020

DESTELLOS 5

Para protegernos
de su incompetencia
nos enterraron en vida.

19 de abril de 2020

UN POEMA MIRA POR LA VENTANA

Un poema
mira por la ventana
y con alegría me llama.
Voy corriendo.
Llego
pongo mi brazo
sobre su primer verso
y le doy las gracias por avisarme.
Los dos miramos
con ojos enternecidos
como la lluvia
se despeña hermosa
al otro lado de los cristales.
El tiempo pasa
como si no pasara.
Una sonrisa nos ilumina.
Nos sentimos reconfortados
y por un momento parece
que vivimos en el mundo de antes.

18 de abril de 2020

GALLINAS HUMANAS

Hablan
y hablan
y hablan sin parar
las gallinas humanas
hablan
y hablan
y hablan todas a la vez
sin escuchar nada de nada
hablan
y hablan
y hablan mintiendo
como almas endemoniadas
hablan
y hablan
y hablan sin lógica alguna
hasta que se suicidan las palabras.

17 de abril de 2020

JUSTINIANO 208

Dado que como era previsible
todas las religiones
han fallado estrepitosamente
y sus imaginarios Dioses
no han protegido a la humanidad
de los terribles efectos de la pandemia
Justiniano ha fundado urgentemente
tras un rapto místico que ha durado toda la noche
la Iglesia de los Apestados de los Últimos Días
de la cual es Dios, apóstol y profeta
y que tiene como único y glorioso mandamiento:
"Amarás sobre todas las cosas
al divino y maravilloso Justiniano
si no quieres que a ti o a tu familia
les pase algo verdaderamente malo"
y tras enfundarse una túnica blanca
en la que ha dibujado su cara en pecho y espalda
con temibles llamaradas
que salen de sus ojos sagrados
achicharrando al perverso y diabólico virus
ha salido a la calle para difundir la verdadera religión
y conseguir convertir con dedicación y paciencia
a esos millones y millones de atontados pecadores
que todavía no han visto la Luz de la Única Revelación
y ni corto ni perezoso
a primera hora de la mañana
ha entrado en el supermercado más concurrido de su barrio
y ha abordado a todos los que estaban comprando
pero ninguno de esos malditos herejes y sucias demonias
le han hecho el más mínimo caso
por lo que no ha tenido más remedio
que buscar una escoba en la sección de limpieza
a la que ha bendecido con salfumán, lejía y limpiacristales
y a base de certeros escobazos en cabezas, espaldas y culos
ha purificado ese sacrílego templo del consumo hasta dejarlo vacío.

16 de abril de 2020

LOS HIJOS OLVIDADOS

Zapatos en el armario.
En perfecta formación.
Impasibles.
Obedientes.
Suspiran esperanzados
por ser hoy los elegidos
y salir un rato
de su cárcel cotidiana.
No demasiado lejos
el paraguas mira al cielo
y se deprime.
Hoy tampoco saldrá.
Un día más de sol y raquíticas nubes.
Desde su posición privilegiada
las ventanas
y las discretas cortinas
susurran futuros por acaecer
dado que el presente les aburre.
Ya lo han visto todo
y ahora les gustaría
ver paisajes repletos de emociones
donde renacieran sueños y posibilidades.
Y más que cualquier cosa
les gustaría
escribir poemas de amor y viento
con lánguidas cortinas
y ventanas enamoradizas
que ocultaran mil secretos inconfesables.
Miro a mi alrededor.
Ahí están.
Viviendo bajo mil formas y colores.
Las cosas.
Los objetos.
No nos fijamos
pero nos quieren
desde su corazón infinito.
Se preocupan por cada uno
de nuestros latidos indiferentes.
Son fieles.
Son útiles.
Estoy seguro de que viven y sienten.
Son los hijos olvidados
de infinitas reencarnaciones
y emotivos vestigios 
de todos aquellos que los fabricaron.
Y cuando el sol se va
y cuando la vida oscurece
y cuando nos hacemos sueño
en cada casa
en cada habitación
en cada tiempo y recuerdo
hay un universo de almas y sentimientos
que noche tras noche esperan un poco de amor.

15 de abril de 2020

EL PARAÍSO DE LA PANDEMIA

Somos el paraíso
de la maldita pandemia.
Nadie quiere venir.
Nadie quiere que vayamos.
Hasta los chinos
han huido de aquí.
De seguir así
habrá que fugarse
de este país
aunque sea en frágiles pateras.

14 de abril de 2020

LA LUNA ME DA UN BESO

La luna
me mira
y me da un beso.
No estoy loco.
Lo juraría
por el universo.
Después disimula.
Ay luna!!!
Ay luna mía!!!
Luna de amores.
Luna lunera.
Luna bandida.
Su piel brilla.
Sonríe hermosa
elegante y serena.
Es tan atractiva...
Pasan las noches
pasan los días
pero mi luna
ahí sigue eterna
en el cielo
de mis sueños
luciendo su belleza.
Cada día más luna.
Cada día más guapa.
Cada día más traviesa.

13 de abril de 2020

TODOS LOS TIEMPOS

Todos los tiempos
y todas las cosas
me han traído aquí.
En el pasado
no queda nada.
En el futuro
no hay nada.
Silencio.
Soledad.
Desesperanza.
Ahora sólo soy
unos versos
que se derraman.

12 de abril de 2020

BASURA

Reciclo la basura.
En el primer contenedor
la basura orgánica.
En el segundo
plásticos y derivados.
En el último
unos cartones
y el avergonzado pasaporte.

11 de abril de 2020

JAMÁS OLVIDARÉ

Jamás olvidaré
que vosotros
los "honestos" políticos
os hicisteis
antes que nadie
todas las pruebas
y fuisteis
sin vergüenza alguna
a las mejores clínicas privadas
para saber si teníais el virus
y que os cuidaran bien
mientras que para los ciudadanos
que decís representar
no había tests
ni la atención médica necesaria
y murieron sufriendo y abandonados.

10 de abril de 2020

MERRÍODELARRAE 17

Vuelvorrotiharto almágicopasado
buscorrebuenorrecuerdos
buscolucessuspiroenamoradas
buscochulimágicampanas
DINGDONGDINGDONGDINGDONG
carasbrotanunaotraunaotraunaotrajóvenes
ennombresapergaminaviejos
yaplaudebaila midesquiciacorazón
soñansuspirando porvidanuevaotravez
ycosasgentedeahora desaesfumaparecennnnn
ysueñosviejosríesaludan
yrrrrresucimilagrocitan losmuertoaños
ymellamassupersupersupercariñomelosa
tuvozzzzztuvozzzzztuvozzzzzzzzz
yaaaarrrrrrddddeeeeelteléfonocupido
ytodoahoraayanoes
ynuevoempiezorrequetelatiendotravida
ysueñodesenvuelvotromundo conmisilusionaojosamando.

9 de abril de 2020

JUSTINIANO 207

A pesar del estado de alarma
Justiniano sigue buscando novia
ya que se siente muy solo
y cada vez que va a comprar
se fija en todas las mujeres
que encuentra a su paso
por si alguna le gustara mucho
pero esas malditas caprichosas
en vez de colaborar
con tan romántica iniciativa
se enfadan muchísimo
llegando incluso a agredirle
cada vez que Justiniano
para comprobar si son guapas
les arranca la mascarilla de la cara.

8 de abril de 2020

SILENCIO QUE ARAÑA

Este silencio
me araña por dentro.
La luna 
se va alejando
por el cielo azulado.
El sol
ya calienta
las horas que han de venir.
La vida se despereza un día más.
Pájaros.
Nubes.
Árboles y viento...
Pero nuestro mundo sigue triste y roto.

7 de abril de 2020

MANICOMIO 152

Para superar el aburrimiento
del confinamiento en el manicomio
y a la vez ser solidario
ayudando a la humanidad
en la agotadora lucha
contra la terrible pandemia
Terremoto Crazy ha confeccionado
en menos de una semana
ciento cincuenta mascarillas protectoras
con alambres oxidados
y pedazos de piel de la espalda 
de unos cuantos locos catalépticos
para donarlas a cualquier hospital que las necesite.

6 de abril de 2020

DESTELLOS 4

La luna
me habla
muy bien de ti.

5 de abril de 2020

CENTRIFUGAPOEMAS 41

Se confirma
la locura
y la constatación
de que estamos en manos
de burros y asnos.
Que si el pangolín.
Que si los murciélagos.
Que si los chinos.
Que si los italianos.
Que si con el calor se muere el bicho.
Que todos estaban equivocados
y en España no habría problemas.
Que la mascarilla no era necesaria.
Que ahora la mascarilla es necesaria.
Que test del virus para los políticos.
No sea que enfermen y el país mejore.
También tests para los amigotes.
Y para los familiares.
Y para los famosos.
Y para los ricos.
Pero no hay tests
para los que van a los ambulatorios
encontrándose muy mal.
Para ellos
una triste realidad
fría, cortante y maleducada.
Tú!!!... 
que no eres importante
para ti no hay test del virus
y vete con tu fiebre 
y tu contagiosa tos 
a encerrarte en tu casa.
Que si te mueres
algún día
ya recogerán tu cadáver.
Y luego tú, campeón!!!, vas y les votas.
Para que siga yendo todo igual de bien.
Y los votos se ríen.
Y las urnas se descojonan.
Y el bicho se ríe y se descojona más que nadie.
Aeropuertos, puertos y fronteras
de este país
sin control
durante días y días
mientras moría la gente
por culpa de la temible pandemia.
Y la gente que decidió
y permitió eso
todavía ostenta un cargo
y siguen cobrando de nuestros impuestos.
Será que el país no da para más?
Cuando veo a estos patanes
dirigiendo mi vida
me dan ganas de fugarme donde sea.
Hostia...!!!
Esto es lo mejor que tenemos?
Miro el número de muertos de este país
en relación al número de habitantes
y es para ponerse a llorar y también a temblar.
No se les cae la cara de vergüenza
a esos que salen cada día por la tele
intentando disimular y falsear la realidad?
Y ahora quiere que le hagamos la ola.
Todos unidos con ellos al frente.
Eso es la ruina segura.
Apaga y vámonos...
El bicho llegó 
vio quién había al timón
le dio la risa y se quedó.
Y para que no haya críticas
la mayoría de la prensa
arrodillada y subvencionada
protegiendo sus sueldos
y por supuesto los sueldos 
y privilegios de esta banda de inútiles.
Y luego claro...
En las redes sociales
la cancioncita
los aplausos
el falso buenismo...
Falsas y falsas verdades
que la gente
repite como papagayos
y todas son repugnantes mentiras.
El mejor sistema sanitario del mundo
- eso decían los listos que saben de todo -
puede ganar el campeonato mundial de muertos.
A por ellos oéeeeeeeeeeeeeeee
A por ellos oéeeeeeeeeeeeeeee
A por ellos oéeeeeeeeeeeeeeee
Oé, Oéeeeeeee, Oéeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
Aunque aún queda la cabra legionaria
y gente con la bandera y la patria todo el día en la boca.
Pero el bicho se ríe de todos.
Se ríe de la cabra, de la bandera, del himno y de esos payasos.
Tú pones a unos impresentables a gobernar un país
y en poco menos de unas semanas pueden hundirlo.
Es que no dan para más.
Será el sol?
Será el clima?
Será la genética?
En Premios Nobel somos un auténtico desastre
pero en incompetentes, inútiles y descerebrados somos de lo mejor.