1 de octubre de 2020

JUSTINIANO 219

Dado el avance imparable de la pandemia
y como parece que las vacunas
tampoco solucionarán el problema
en los próximos años
Justiniano ha buscado esta semana
un remedio para matar el virus
y tras consultar en Google
miles de páginas sobre magia y herboristería
finalmente ha conseguido un tratamiento
consistente en un preparado
hecho de moscas, vinagre, 
pelos de rata, sal, limón y polvos de talco
que acaba con el maldito virus tras una sencilla aplicación
y tras preparar dos kilos de la maravillosa pócima
a primera hora de la mañana
ha subido a varios vagones del metro
para proceder con urgencia a la sanación comunitaria
y plantándose ante cada pasajero
con una mano le levanta la mascarilla
y con la otra le embadurna la nariz y la boca
mientras en voz alta proclama "CURADO ESTÁS BELCEBÚ!!!"
pero ya se sabe que este es el país de los desagradecidos
y en vez de arrodillarse ante Justiniano dándole las gracias
los pasajeros han empezado a perseguirlo
como demonios enfurecidos por los vagones del metro
por lo que Justiniano se ha bajado en la siguiente estación
y cuando ha visto a dos agentes de seguridad
les ha explicado lo sucedido
y como no le han hecho caso
ya que probablemente sean también demonios infectados
les ha arrojado a la cara el resto de la pócima
y sin mirar atrás ha escapado corriendo por las calles de la ciudad enferma.

32 comentarios:

  1. Hola Torito. Jajajajaja, desde luego no da una el pobre Justuniano. Hay que tener mucho cuidado en levantar la mascarilla de las personas porque andamos todos con mucha sensibilidad. Me da la impresión de que Justiniano es negacioncitas.
    Abrazossssssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Tuvieron suerte los agentes de seguridad de que aún quedara pócima. Se salvaron por los pelos.


    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Al menos pudo salvar unos pocos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Mucho enfadarse, pero como fuese algún biólogo (o pseudo vale también) el que lo hubiese dicho... las persecuciones se darían pero por diferentes motivos.
    Qué más da (dará) de rata o de mosca...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando aparezca, hablaremos. Verás qué lío con las prioridades y el orden. Siendo como somos, se va a armar 🙈

      Eliminar

  5. Que lo haga formato pastilla y ya verá... éxito asegurado.

    Beso... Xavi & Justi.
    Y mi mano en tu mano...

    🥀

    ResponderEliminar
  6. Creo que si lo embotellara y fuera vendiendo por los pueblos haría negocio😆 he visto a la gente beberse cada cosa...
    Besos***

    ResponderEliminar
  7. El mundo está lleno de desagradecidos, Poeta.

    Mil besitos con cariño para ti y feliz día.

    ResponderEliminar
  8. É um génio incompreendido..... ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¿Me puede mandar Justi unos gramos de su tratamiento?
    Es un poco asquerosillo pero parece eficaz ;)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Seguro que la OMS anda detrás de Justiniano para desprestigiarle :(

    Bss.

    ResponderEliminar
  11. Eligió un mal método de distribución, se habría tenido que convertir en youtuber, con trivialidades, y cuando tuviera una cantidad de seguidores, revelar la receta.
    O salir con alguna conductora de TV, de las que recomiendan tomar dioxido de cloro, para que ella difunda la receta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Con esa aplicación tan cómoda y sensorial...y mira lo tiquismiquis que se pone la gente...

    Vente pa Madrid,Justi! 😛
    💋

    ResponderEliminar
  13. No te falta imaginación, eh! jajajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Si lo vendiera por Amazon...

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Buff! Pobre, con lo difícil que es sacar el pelo a las ratas sin que te muerdan

    ResponderEliminar
  16. jajajajajjajajajajaaj moriiii de amor...Tu y tu Justiniano son "mortales", ambos deberían andar por las calles embadurnando a todos con esa mezcla y quien te dice nos curamos todos o morimos contentos!! Me encantoooo! lo estaba extrañando tanto! Besosssss

    ResponderEliminar
  17. Se está perdiendo hasta el respeto a la ciencia. No sé dónde vamos a llegar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Pobre Justi, encima de que es el que se está tomando en serio acabar con el bichejo.

    ResponderEliminar
  19. Mucho mejor la lejía, quedará todo blanco, blanquísimo.
    Jaja ...
    ¡Corre, corre, Justi!!!
    No te alcanzarán.

    Un beso, Justi.

    ResponderEliminar
  20. Cuando se le acaben las moscas, dile a Justiniano que venga por las mías. Será mi aporte a su noble causa y de paso me saca un peso de encima.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. En definitiva, es una ciudad enferma
    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. justiniano no es para este mundo..
    algun dia todos lo van a entender, ese serà el principio de todo..

    saludos torito¡

    ResponderEliminar
  23. Hijo de mi vida, me quito el sombrero ante ese alquimista loco que tan cuerdo me resulta ya :-)

    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Tiendo a imaginar lo que leo, y es que lo veo y me parto jajaja
    Y no te creas que dista mucho de la realidad…

    Abrazo grande, poeta.

    ResponderEliminar
  25. Es que ya no hay personas agradecidas, Toro. Así nos va.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Al menos solo ha tenido que correr, que mal no le viene, porque el es un deportista a la hora de escapar.... La pócima que le agregue una miel, y la gente pensara que es algo mas agradable.
    jajajjaja
    Están loquitos los dos. ♥

    Besos animalito.

    ResponderEliminar
  27. Incomprendido amigo mío Justiniano, no hay que desistir en el intento de ayudar a todos. Algún día será reconocido por eso. Un abrazo cariñoso

    ResponderEliminar