31 de mayo de 2020

CORONAVIRUS

El coronavirus
pierde fuerza.
No ha podido
con tanta maldad.

30 de mayo de 2020

CENTRIFUGAPOEMAS 43

Sábado.
De buena mañana
salgo de casa
y practico terror aeróbico
con la bicicleta
por barrios 
donde la gente bien
no asomaría la cabeza
ni en mil vidas que tuvieran.
A mí me gustan
esos barrios
donde todo es posible.
Si voy a primera hora
casi de madrugada
hay un barrio
que es pura Asia.
A veces me dan ganas
de bajar de la bicicleta
y confraternizar con ellos
pero no sé si sería bien recibido.
Y además no tengo túnica.
Ni gorrito que vaya a juego.
Kufi creo que se llama.
Bueno, quizás un día me compro uno
y también una esterilla
para lo de orar hacia la Meca
y la bicicleta y yo nos convertimos al Islam.
Eso sí, cuando llegue el Ramadán nos damos de baja.
Más tarde 
ese mismo barrio 
es latinoamerica
pero sin bachatas
ni salsa
ni cumbia
ni nada por el estilo
y un par de horas más tarde
en el mismo barrio
aparece gente que me mira mal
y yo no les he hecho nada
y el barrio se transforma de repente
en un parque temático de infinitas posibilidades.
La diversión
y la adrenalina
están aseguradas
a partir de ese maravilloso momento.
En cualquier momento 
la vida te puede cambiar para siempre.
En esos barrios las cosas me quieren.
Los árboles son simpáticos
y las fuentes sonríen descaradas cuando paso.
Pero nadie me trata mejor que las aceras.
Las aceras 
cuando me ven llegar
ya tienen todas las baldosas a punto.
Y paso una vez.
Y otra.
Y otra.
Y algunas baldosas bailan
otras chillan
otras se hacen las interesantes
y otras más picaronas
me susurran cosas que mejor me callo.
En el amor
y en la guerra
hay que ser un caballero.
Siempre.
El terror aeróbico
es una modalidad deportiva
que consiste en pedalear sin descanso
esquivando gaviotas que escarban en la basura
botellas rotas hijas de las juergas nocturnas
y traficantes con cara de haber dormido bastante mal.
El bonus extra
es si un día por error
atropellas a alguien que será vengado
por el código de honor que rige en su familia
desde que el mundo es mundo
aunque le causes un mínimo roce en la bolsa del pan.
Ahí la bicicleta se queda corta.
Ahí necesitas un cohete supersónico
y la protección máxima de todos los ángeles celestiales.
Y aún así estás muerto.
El terror aeróbico es bueno para el corazón
porque los latidos
se disparan (nunca mejor dicho)
por una infinidad de motivos casi inimaginables.
Además el sol allí se porta mejor.
Tiene miedo y sus rayos no queman, sencillamente acarician.
Y las sombras son eróticas.
Se contonean con unos golpes de cadera que me roban el aire.
Y pedalada a pedalada
mi corazón va y viene asombrado
por los caminos del tiempo que se va y no se va.
Es la magia invencible del terror aeróbico.
Cuando ya estoy cansado
vuelvo hacia mi barrio por el carril bici.
Pedaleando con la espalda recta
y con la mirada todavía disfrutando de lo que ha visto.
Y serio.
Muy formal.
Como un niño que ha roto un vidrio
y teme que sus padres lo castiguen sin salir el domingo.
Poco a poco las calles van cambiando de fisonomía.
Y los barrios se esterilizan.
Están llenos de gente correcta y extraordinariamente civilizada.
Bueno, eso se creen ellos.
A mí me parecen esclavos tontos y ciegos con ridículas pretensiones.
En mi barrio las cosas no me miran bien.
Las aceras están disecadas.
Las fuentes se creen descendientes de la nobleza.
Los árboles no dan sombra si no pagas el impuesto correspondiente.
Y si atropellas a un vecino enseguida esgrimen pólizas de seguros
y hablan de denuncias, y de ir a jucio y de no sé cuántas tonterías más.
En mi barrio los poemas bostezan aburridos cada vez que amanecen en él.

29 de mayo de 2020

A QUIEN SEA...

A quien sea...
Toma nota.
Si nazco otra vez:
Noruego.
La novia que se llame Ingrid.
Reina de belleza de los fiordos.
Un piso en Oslo
con vistas
a posibles auroras boreales.
Que llueva mucho
la mayoría de los días.
Y que la brisa
sea suave y fresquísima.
Muchos abetos
para hablar con ellos
y abrazarlos con cariño.
Una musa
para escribir
mil poemas enamorados
- no Ingrid eh!!!! -
que se llame Erika
con un largo cabello rubio
que sea la envidia de los rayos del sol.
Y te aviso
muy seriamente
con un enorme palo en la mano:
como me repitas 
lo de esta vida
ya te puedes esconder
en lo más alejado y oscuro del universo.

28 de mayo de 2020

PASEÁNDOTE

Si cuando despiertes
te duelen las piernas
no te preocupes
hoy te he llevado
de paseo en bicicleta.

27 de mayo de 2020

NOMBRES Y TELÉFONOS

Los nombres
se han vaciado
de quienes los habitaban.
Si llamo
a esos teléfonos
me contestarán
voces sorprendidas 
que fingirán alegría
y cuando me despida
suspirarán muy aliviadas.
Borro los nombres.
Borro los teléfonos.
Borro la triste farsa.
Mi agenda
es una sincera nada.
Está llena de vacíos
y de amistades enterradas.
Ahora me tengo a mí
y con suerte
puede que unos años
de poemas y desesperanzas.

26 de mayo de 2020

MI INFANCIA

Mi infancia
solo vive
en los recuerdos.
No queda nada
de todas aquellas penas.
No queda nada
de todos aquellos sueños.
Cuando camino
por sus calles
los ecos
de lo que allí viví
retumban en el silencio muerto.

25 de mayo de 2020

MONITOS 13

Ahora los monitos
se pelean
por el uso
de las mascarillas
y por quién
cumple las normas.
Si sus antepasados
los vieran
se rascarían
sus piojosas cabezas
los señalarían chillando
y se caerían de las ramas.

24 de mayo de 2020

EMBALSAMADOS

Desde un mundo
que ya no es nuestro
y embalsamados
en nuestras jaulas
miramos las noticias
con los ojos de los muertos.

23 de mayo de 2020

MAGIPOEMAS 16

Una rosa
ha volado
de un sueño
a mi corazón.

22 de mayo de 2020

POEMA HERIDO

Por si acaso
un día 
nos olvidamos
de tanto encierro
de tanta pena
de tanto quebranto
aquí dejo 
este poema herido
un día florido de mayo.

21 de mayo de 2020

MANICOMIO 154

Con el fin
de salvaguardar
el interés general
de todos los pacientes
del manicomio
Terremoto Crazy está realizando
tests de coronavirus
arreando con un palo
en la cabeza de cada interno
y dependiendo 
del tamaño del chichón
aísla a los internos
en diferentes dependencias
para conseguir la inmunidad de rebaño
y evitar que se extienda el posible contagio.

PARQUE

Hablan
sin parar
las amigas
en el parque.
Los árboles lloran
y los pajaritos
se han pegado un tiro.

20 de mayo de 2020

JUSTINIANO 210

Justiniano ha inventado
una vacuna infalible
contra el coronavirus
que ha probado
con gran éxito
en unos cuantos ratones
que por desgracia
ya no están entre nosotros.
La vacuna milagrosa
con la que se hará millonario
una vez perfeccionada
es muy sencilla
se trata de envolver
con plástico de embalar
las cabezas
de todos los humanos
durante un par de años
hasta que el virus desaparezca
harto y aburrido de su propio fracaso.

ARAÑA

La araña
nos atrapó.
Araña vil.
Araña canalla.
Su picadura
hiela la sangre.
Su picadura
mata la esperanza.

19 de mayo de 2020

CENTRIFUGAPOEMAS 42

Hay un desierto infinito
en el tiempo que ha desaparecido.
Antes de cruzarlo yo era otro.
Ahora no sé quién soy.
Y me aterra pensar en lo que seremos.
En la calle no sé distinguir a los muertos de los vivos.
Pero nadie está alegre
excepto los delincuentes
que disfrazados con mascarillas
ahora se ríen de las cámaras de seguridad.
De repente es como si todos hubiéramos envejecido.
Hasta los optimistas cuando nadie los ve
se van al espejo y con ojos arrepentidos dicen: "idiota, idiota, idiota".
No veo el amor por las calles.
Ni en las redes sociales.
Es como si nos hubieran arrancado el corazón.
Ahora somos robots de plástico barato
obedeciendo a un chip 
que cada día nos cambian en la televisión.
Obedecer es la bandera.
Y la sintonía de los noticiarios
el himno amargo de los esclavos que se creían Dioses.
De la dignidad y el honor no se sabe nada.
Supongo que fallecieron de pena
al contemplar lo que son en realidad los humanos.
Cuando voy por las calles maniatadas
contemplo el sinsentido de vivir en una cárcel infinita.
Y no digo nada.
A quién?
A los esclavos miedosos?
A los borregos que sólo saben obedecer?
A los que el miedo les impide pensar y deducir?
No.
Mejor me callo.
Y me refugio en la música de mis auriculares misántropos.
Pero miro.
Y veo.
Y busco un Dios alienígena donde refugiarme.
Pero me lo imagino con mascarilla y me da la risa.
Y lo imagino atracando a los difuntos resucitados que tienen más joyas.
Y me da más risa.
Y entonces me paro ante un escapare deslumbrante.
Y hablo con mi reflejo que asombrado me contempla en silencio.
Y le digo qué canción quieres escuchar ahora?
Y me dice: cualquiera de Amy Winehouse.
Y abro la app de Spotify y le pongo todo su repertorio.
Y ahora soy un negro vacilón y modernata que baila por las calles.
Y asusto a todos los hipocondríacos que respiran únicamente hacia dentro.
Y me voy al mar otra vez.
Y veo como se lesionan los descerebrados
por culpa de los consejos que han leído en Instagram.
Y Amy Winehouse al verlos le da risa y deja de cantar.
Y yo la comprendo porque parecen malos actores de cine cómico.
Pero no me hace gracia que no cante
porque sin su música me voy apagando
y le digo que no la denuncio porque está muerta.
Después sigo caminando atraído por los latidos de la vida oculta.
Y me escapo por un camino de suspiros y recuerdos.
En ese camino hay sueños y tiempos probables por nacer.
Hablo con unos cuantos árboles sobre cuándo volverá la liga.
Ellos me dicen que sólo han oído rumores.
Que hacia mediados de junio.
Agradecido les invito a tomar algo en una terraza inexistente.
Me lo agradecen pero dicen que están en Fase de Raíz
y que según las normas del ministerio de sanidad no podrán moverse
hasta que los árboles infectados
que hay en las ucis de los invernaderos se recuperen totalmente.
Estáis locos les digo y me voy sin despedirme.
Cada vez camina más gente hacia la playa.
Todos con la mirada perdida en un mundo que falleció.
Los voy esquivando mientras escucho Oques Grasses.
Es una especie de reggae en catalán.
Sus letras son divertidas y me provocan ganas de bailar.
De repente contemplo otro planeta.
No el de los telediarios.
No el de los periódicos.
No el de los hipocondríacos desequilibrados.
En la playa hay gente jugando a pala.
Y nadando.
Y en patinete.
Y en bicicleta.
Y perpetrando surf en un mar que parece una sopa.
Y bellezones haciendo yoga con bikinis microscópicos.
Y hace mucho sol.
Y calor.
Y hay gente tostándose en la arena.
Cientos.
Miles de personas.
Y el ilusionado mar es más azul que nunca.
Y pienso... dónde está la pandemia?
Y llego a la conclusión de que algo raro ha sucedido.
Algo les ha salido mal 
a los protagonistas de los telediarios.
Y pienso que se van a vengar.
No van a tolerar que la gente lo pase bien.
De esa gentuza me espero cualquier cosa.
Y ya tengo ganas de volver a casa.
Le lanzo un beso al mar.
Y una última mirada a las del yoga erótico
y doy media vuelta silbando una canción pegadiza.
Entonces me fijo en una farola triste que solloza en una esquina del paseo.
Me acerco y le digo si baila.
Me dice que no.
Que se le ha muerto la bombilla y que no tiene ganas de nada.
Que llevaban muchos meses juntas y que estaba naciendo el amor entre ellas.
Le doy el pésame y le digo que si necesita algo que me lo diga.
Ahora estoy triste.
Tras darle un abrazo me voy.
Se me han quitado las ganas de escuchar música.
Desconecto.
Me quitos los auriculares y miro el cielo.
Tan azul está que me dan ganas de zambullirme en él y nadar un buen rato.
En el cielo seguro que no hay virus.
Ni chiflados espiando desde los balcones.
Lo intento pero cada vez que salto vuelvo a caer.
No hay manera de nadar en el cielo.
Quizás en otra vida.
Quizás en otra planeta con habitantes más divertidos.
Quizás si nazco en un universo donde el amor y la alegría nos saluden cada día.

18 de mayo de 2020

LOS VAMPIROS IDIOTAS

Empiezo
a acostumbrarme
a vivir en el no mundo.
Y eso está mal.
Y no quiero que eso ocurra.
Es trágico.
Es deprimente.
Es asqueroso y devastador.
Los vampiros me dicen:
- No salgas a esta hora.
- No te reúnas con gente.
- No hagas deporte como antes.
- No, No, No, No, No, No, No, No...
- No es necesaria la mascarilla.
- Sí es necesaria la mascarilla.
Y al día siguiente se contradicen.
Y al otro se vuelven a contradecir.
Y muere la gente.
Y los vampiros siguen ahí.
Con todos los muertos a su alrededor
que les perseguirán hasta el último día de sus vidas.
Y no quiero acostumbrarme
a que los vampiros me digan lo que tengo que hacer.
Porque son vampiros.
Porque son vampiros idiotas.
Porque son vampiros tramposos y mentirosos.
Porque son vampiros temibles que causan muertes
y quieren seguir mandando para no acabar en la cárcel.

17 de mayo de 2020

VERSOS AZULES

El mar
sonríe feliz
esta mañana.
Al verlo
yo también.
Le doy
los buenos días
y sigo caminando
por los versos azules
de su hermosa seducción.

16 de mayo de 2020

LLUEVE EN EL CORAZÓN

Llueve.
Aunque haga sol.
Aunque el cielo esté azul
y alguna nube blanca
lo cruce presumida
en busca de un aguacero
que un día por fin la enamore.
Llueve.
Aunque no llueva.
Aunque las cortinas
se incendien de luz deslumbrante.
Aunque los paraguas
bostecen deprimidos y solitarios
en los rincones más aburridos de las casas.
Llueve.
Aunque todo el mundo
se broncee en balcones y terrazas.
Aunque las calles estén sedientas.
Aunque el polvo desfile al ritmo del viento.
Aunque las grietas del asfalto chillen en silencio.
Llueve.
Aunque no haya charcos.
Aunque los tejados suspiren secos.
Aunque las alcantarillas sean sarcófagos.
Aunque los árboles sufran por la salud de sus hojas.
Llueve.
Porque lo dice el poema.
Porque cada verso así lo proclama.
Porque veo como cae la hermosa lluvia.
Porque la lluvia y tú habéis venido a verme.
Porque un día que llovía fue la primera vez que te vi.

15 de mayo de 2020

BEBÉS Y CIGÜEÑAS

Vuelan las cigüeñas
por todo el mundo.
De sus picos
cuelgan hatillos
con bebés infectados.

14 de mayo de 2020

DESTELLOS 7

Los cuerpos
se aburren
y las almas lloran.

13 de mayo de 2020

VECINOS NUEVOS

He visto
hace un rato
a unos vecinos nuevos.
Una pareja muy joven.
Apostaría a que son japoneses.
Muy delgados.
Ella pelo negro y amarillo.
Como un taxi.
Él parece un fideo travieso.
Tienen miradas inteligentes.
Quizá dibujan cómics.
(Si los vecinos
salimos en el cómic 
se convertirán en millonarios).
Viven en un loft.
Se empujaban riendo
cuando han salido del edificio.
Iban sin mascarillas.
Ni guantes.
Deslumbraban.
Tienen toda una vida por delante.

12 de mayo de 2020

DESTELLOS 6

La calle
parece un hospital
de futuros cadáveres.

11 de mayo de 2020

NACIENDO EL DÍA

Calla la noche.
Está naciendo el día.
Este poema
abre los ojos
y nace también.
Brota la luz.
Brotan las palabras.
Mi corazón habla.
En un páramo
de la vida
y con mirada de niño
todavía admiro
el milagro del amanecer.

10 de mayo de 2020

UNA ROSA IMPOSIBLE

Una rosa imposible
me mira
me sonríe
y me da mil besos.
La busco.
La persigo.
Por tierra, mar y cielo.
Pero la rosa
de mis sueños
siempre está muy lejos.

9 de mayo de 2020

CUÁNTAS VIDAS?

Cuántas vidas
caben en una vida?
Cuántas historias
nuestras y de otros?
Cuántos latidos
morirán con nosotros?

8 de mayo de 2020

POESÍA RUSA MISTERIOSA 1

Kromski tryniki virinyenko
sumskinsky eika ortinova
yamahusyn nietarvidyeva
estrovayanova munlienki!!!

7 de mayo de 2020

DE PASEO

Me llevo
tu nombre
de paseo.

6 de mayo de 2020

UN COFRE DE RECUERDOS

Seis de la mañana.
Bicicleta.
Vuelvo a mi niñez.
Vuelvo a donde fui.
Ahí están
los viejos edificios
y un cofre de recuerdos.
Mis emociones
pedalean suspirando
por las calles
del tiempo que ya se fue.
Todos duermen aún.
Todos no...
Los árboles me saludan.
Yo también.
Bajo de la bicicleta
ante el más grande de todos.
Lo toco con las manos y con el corazón.
Lo recuerdo.
Me recuerda.
Los dos nos emocionamos.
Le digo adiós
y pedaleando
por el túnel del tiempo
vuelvo con el alma herida al mundo de hoy.

5 de mayo de 2020

EL MAGO LOCO 21

Estos días tan aburridos
el mago loco no puede actuar
ya que han cerrado los teatros
por culpa del coronavirus
y por eso aprovecha
para hacer de público
y cada día a las ocho de la tarde
elige una calle cualquiera
y observa con mucha atención
en cualquier balcón elegido al azar
a los farsantes que aplauden
y cuando cinco minutos más tarde
acaban su desastrosa actuación
el mago loco saca del bolsillo
unos cuantos tomates bien maduros
y con puntería digna de francotirador
los estrella en la cara de los pésimos actores.

4 de mayo de 2020

MANICOMIO 153

Tras comprobar
que la mayoría de los locos
no tienen una dentadura perfecta
y dado que no hay dentista en el manicomio
para corregir esas deformidades
Terremoto Crazy ha solucionado
en apenas quince días
el problema dental de más de cien locos
- locos quejicas todo hay que decirlo
que ahora no paran de chillar y sangrar -
implantado con envidiable precisión
y soldando con un mechero de gasolina
unos innovadores y maravillosos brackets
hechos con trozos y púas de alambre de espino
que ha arrancado del muro que rodea el manicomio.

3 de mayo de 2020

MUERTE Y AUSENCIA

De tu muerte
nació un silencio
de luto atroz
que aún retumba
en cada recuerdo.
De tu ausencia
un zarpazo
que malhirió
para siempre
todos los corazones.

2 de mayo de 2020

SUENA UNA GUITARRA

Suena una guitarra.
Django Reinhardt.
Hace unos días
no sabía ni quién era.
Ahora lo oigo a todas horas.
Un gitano belga
que superó mil adversidades.
Baila la guitarra en mis oídos.
Guitarra tocada 
por dedos quemados
y tendones agarrotados.
Hay quien nace con magia
y supera todo lo que le venga en contra.
St. Louis Blues...
Esta música masajea mi alma.
Hoy mi alma y yo
hemos ido al mar
y luego hemos paseado
por la sombra de los árboles.
La guitarra de Django Reinhardt también ha venido.
What a difference a day makes...
Me dan ganas de bailar.
Pero no me quedan novias.
Además creo que aunque estuvieran
preferiría bailar con la simpática escoba.
Más que nada para evitar recriminaciones.
El poema me dice que me esté quieto
y que le escriba muchos versos
pero lo que no sabe es que mis pies tienen vida propia.
Está bien.
No bailaré.
Desde aquí oigo ahora el suspiro triste de la escoba.
Y también oigo como se enfada con el poema carcelero.
Paz!!!
Por favor!!!
Ahora suena "Nuages".
No me cuesta imaginarme en la Francia ocupada por los nazis.
Yo soy un poeta que vive en una buhardilla de un barrio humilde.
Voy a buscarme una novia francesa.
Louise!!!
Nos conocimos en un restaurante.
Me miró un par de veces y disimuló varias más.
Yo le escribí un poema lleno de sueños, desesperanza y amor.
Me levanté y lo deposité junto a su plato.
Después volví a mi mesa.
Ella lo leyó y me miró muy seria y después sonrió...
Y desde entonces somos novios.
Ahora Django Reinhardt tocando Honeysuckle Rose.
Estoy bailando en un antro de los que ahora tengo prohibidos.
Está en Barcelona y sólo admiten a gente degenerada.
Ahí se me van los pies, y el whisky baila conmigo todo lo que le apetece.
Los camareros cambian muy a menudo.
Básicamente porque entran y salen de la cárcel.
Pero el whisky es bueno...
Claro que eso tiene truco.
Hay que pedir una marca de whisky que no pida casi nadie.
Me lo contó un camarero que se fugó del país.
Esas botellas no las rellenan nunca.
Aynsssssssssss, ahora "Tea for Two".
Es momento de sentarse en un sofá y volver al pasado que me iluminó.
Y también, ahora que el poema bosteza
dejar de escribir, sacar a bailar a la escoba y declararle mi desesperado amor.

1 de mayo de 2020

CALEIDOSCOPOEMAS 34

1 de mayo.
Día del trabajo
o del trabajador
o del paro
o de los parados
o de la regulación de empleo
o de los despidos que vendrán
o de los subsidios
que nadie
está tramitando
porque podrían contagiarse...
(ya me da la risa mala).
De repente
he recordado
los caleidoscopoemas.
Y me he puesto a trabajar.
Y gratis.
De nada, de nada, de nada...
Casi un año sin ellos.
Ha sido el polen
de este año
el que me ha avisado.
Poema 1.
"La vida se repite.
De polen a polen
van pasando los años.
De vez en cuando
alguien no estornuda".
En un par de horas
como cada día
saldrá por televisión
el cochero de Drácula
recitando el parte de bajas.
Poema 2.
" Yo no te creo.
Desde el primer día no te creo.
Me da igual
que salgas con militares
o que lo hagas
rodeado de mandriles y avestruces".
Oigo los pasos de la tragedia
que corre veloz hacia nosotros.
Ahora todo son parches y mentiras.
Todo tiene su tiempo.
Y me temo que ya es demasiado tarde.
Poema 3.
"Cada muerto que pudo no ser
os pesará hasta vuestro último día.
Viviréis con muertos.
Desayunaréis con muertos.
Pasearéis con muertos.
Soñaréis con muertos.
Los muertos siempre os acompañarán.
Es la penitencia justa
para los que no tienen conciencia.
No hay perdón, no hay perdón, no hay perdón".
El mes de mayo
me mira con ojos tristes.
Dónde están las flores de sus pupilas?
Dónde está el olor de su sonrojante mirada?
Dónde está el sueño de amor que siempre pestañeaba?
Poema 4.
"No tengo ganas de primavera.
Voy por los días como un preso ciego
que camina por una cárcel que no tiene puertas.
Hemos de protegernos hasta de los que queremos.
Y del aire.
Y de la miseria.
Y todo eso sin recibir ni tan sólo un beso enamorado".
Me escapo siempre a otros mundos.
A veces al mundo de los recuerdos.
A veces al mundo de los libros.
Y entonces vuelvo a vivir.
Vivo en otros tiempos y con otra gente.
Y mi corazón late y suspira.
Y por un momento
la felicidad y los sueños 
se prometen un hermoso y deslumbrante amor eterno.
Poema 5.
"Ahora soy un sueño que baila.
Ahora soy un poema que escribe humanos.
Ahora soy todos los días que suspiré.
Ahora soy todas las noches que me acariciaron.
Ahora soy un bautizo, una vida añorada y un devastado epitafio"