31 de marzo de 2020

VENTANAS DE NOCHE

Por la noche
las ventanas
están muy tristes.

PARAGUAS MUERTOS

Paraguas muertos
en los asientos
de los autobuses
que van a a los hospitales.
Bajan los familiares
protegiéndose de la lluvia
y caminan hacia una herida
que recordarán mientras vivan.

UCI

Han ingresado
en la UCI
a las risas
y a las alegrías.

BOFETADA POÉTICA

La poesía
me ha abofeteado
y señalándome con el dedo
me ha pedido un poco de respeto.
Dice que quiere estar sola.
Que quiere paz.
Intimidad.
Silencio.
Recogimiento.
Que no quiere más palabras.
Que ella quiere ser el todo y la nada.

30 de marzo de 2020

LÁGRIMAS DEL CIELO

Llueve.
Lágrimas del cielo.
Por la tragedia.
Por el sufrimiento.
Por la pena de los vivos.
Por el adiós de los muertos.

29 de marzo de 2020

CADA NOCHE

Cada noche
me acuesto
entre tu nombre.

28 de marzo de 2020

EL MUNDO NUEVO

Miro fotografías.
Resucito recuerdos.
Suspiro...
Digo adiós
con gran pesar
al mundo que conocí.
Me arranco
para siempre
del que fui
en el mundo viejo.
Trazo la frontera
en mi corazón herido
cierro los ojos
renazco con mi alma
y saludo al mundo nuevo.
El mundo del temor perpetuo.
El mundo de los vivos muertos.

27 de marzo de 2020

TODO ES NADA

Los días
son cada vez
más pálidos.
Hace frío en el alma.
De repente
todo es nada.
En el horizonte
el miedo
y la muerte
se ríen y nos señalan.

26 de marzo de 2020

MANICOMIO 151

Hay tanta alegría desbordada
en la quinta planta del manicomio
por no padecer el coronavirus
- concretamente en el pabellón
de optimistas irrecuperables y obsesivos -
que para celebrarlo
han formado una larga fila
y aplaudiendo
y cantando a pleno pulmón
con gran felicidad
y entusiasmo insuperable
van saltando uno tras otro por la ventana.

25 de marzo de 2020

JUSTINIANO 206

Hace muchos días que Justiniano
se encuentra mal de salud
con síntomas preocupantes
como tos, fiebre y dificultad para respirar
y aunque ha ido varias veces
al servicio médico de su barrio
nunca le hacen la prueba del coronavirus
ya que Justiniano no es rico, ni político, ni famoso
ni tampoco es familiar de los que trabajan allí
y dado que esta tarde sigue encontrándose mal
no ha tenido más remedio que volver al servicio médico
y saltar encima del doctor y de la enfermera
y darles muchos lametazos en ojos, bocas y caras
y ahora mismo le están haciendo la prueba del coronavirus
para descartar que haya podido infectar a esos dos grandes héroes.

DESTELLOS 3

Luces
y luces
que se van.

24 de marzo de 2020

DESTELLOS 2

No estabas
pero resplandecías.

23 de marzo de 2020

TERMÓMETRO

El termómetro
es el nuevo Dios.
A sus pies
todo el mundo
tiembla
y suplica
mientras esperan
clemencia y perdón.

22 de marzo de 2020

DESTELLOS 1

Hace mucho frío
donde la muerte.

14 de marzo de 2020

EL BESO DE LA MUDA

Alta y de pelo negro.
Tejanos y blusa blanca.
Ella ilumina la noche
y sirve copas
en la barra de mi sueño.
Me acerco.
La miro.
Me mira.
Me alejo.
Voy a la planta de arriba.
A otra barra.
Allí está también
la camarera de mi sueño.
Se acerca.
Me acerco.
Es muda
pero habla con la mirada.
Tiene una sonrisa de cielo.
Nos acariciamos las manos
y después me da un largo beso.
Salimos juntos.
Le pregunto dónde vamos.
Me enseña una foto.
La foto de una casa
de un pueblo que está lejos.
De la mano caminamos
en silencio hermoso
por la ribera de un río
besos, besos, y más besos
el día silba feliz
y mi corazón silba contento
y de repente, qué tristeza..., me despierto.

13 de marzo de 2020

QUEDARSE EN CASA

Ha llegado el caos.
La temible pandemia
se extiende
por el mundo entero.
Ni prestigiosas universidades.
Ni premios Nobel.
Ni reputados investigadores.
Tan listos y tanta nada.
Habrá que quedarse en casa.
Y observar el mundo
desde la trinchera de la ventana.
Y admirar el cielo en todo su esplendor.
Aunque con la suerte que tengo
en cualquier momento
aparecerán miles de naves extraterrestres.

12 de marzo de 2020

EN LOS ENTRESIJOS DEL TIEMPO

En los entresijos
del tiempo
te imagino y no digo nada.
Otras veces te hablo
sabiendo que no estás.
A veces también te sueño.
Son sueños en los que reímos
antes de que la vida
me despierte en la oscuridad.
Dónde fue
que nos perdimos
cuando yo era risa
y tú, cielo y sol...
Algo nos arrebató la sangre.
Y de repente
nos convertimos
en sombras de lo que fuimos.
Y ahora somos palabras
palabras que nacen cansadas
y mueren sepultadas
en ataúdes de ida y vuelta
que viajan por internet
como envases desperdigados
de aquello que latió en el corazón.
Sin que nos demos cuenta
el mundo nos va enterrando
en un cementerio de ayeres
que se pierde en la bruma del olvido.
Nuestros nombres se derriten
como la cera resignada
de una vela imposible
que nada ni nadie consigue apagar.
Y bajo ellos
bajo nuestros nombres
que en su momento se gustaban
aún estamos nosotros
cada vez más lejos
cada vez más perdidos
y caminando por la vida con los ojos bien ciegos.

EL MAGO LOCO 20

Tras una sencilla campaña publicitaria
que promete eliminar la angustia
aunque sea de forma temporal
por la propagación del temible coronavirus
el mago loco ha logrado
la asistencia a su show de cuarenta espectadores
que ansían conseguir la tranquilidad en sus vidas
y tras atar con bridas de seguridad
los brazos de esas personas angustiadas a las butacas
como requisito imprescindible para eliminar interferencias
el mago loco se ha retirado sonriendo del escenario
y de repente se ha abierto una trampilla oculta
por la que han entrado veinte perros salvajes
que no han comido nada desde hace más de una semana
y tras una hora de gritos, chillidos y peticiones de socorro
el mago loco ha vuelto a abrir la trampilla
y los perros salvajes ya satisfechos han vuelto a su guarida
y el mago loco ha aparecido radiante bajo un foco de luz
y ha hecho varias reverencias al público quejica y ensangrentado
tras haber alcanzado con ese truco maravilloso el objetivo prometido.

11 de marzo de 2020

AIRE FRESCO

De repente:
Aire fresco.
Respiro la paz
de los guerreros
que sobreviven a los días.
No me importan las heridas.
Ya descubrí su belleza.
Vivir es eso.
Y morir también.
Veo nacer otro sol.
Un día más me saluda.
Que los futuros me den un beso.

10 de marzo de 2020

VIDAS GRISES Y SUCIAS

Me gusta
escribir lo que siento.
Y sacar a la luz
infiernos y demonios.
Y desempolvar
las mil verdades
que arañan y escuecen.
Y lavar la vida.
Y enjuagar las tristezas.
Y desinfectar los recuerdos.
Y me gusta también
que las sanguijuelas
falsas
y mojigatas
me lean rabiosas
con su puritanismo ofendido.
Y que luego
se vayan otro día más
a sus vidas grises y sucias
diciendo que no con la cabeza.

9 de marzo de 2020

9 de marzo de 2020

9 de marzo de 2020.
He sobrevivido a otro fin de semana.
El lunes aparece por la puerta
y me coloca en el cuello un collar de flores.
Después hace un baile hawaiano y desaparece.
Y aquí estoy.
Con la ventana abierta y enlutada de cielo.
Oigo a los pájaros esquizofrénicos.
Siento el frescor de la noche que agoniza.
El sol todavía sigue durmiendo en su cama cósmica.
Los autobuses del infierno
con sus viajeros castigados y somnolientos
aparecen bostezando por las calles de la madrugada solitaria.
Tic Tac...
Tic Tac...
Tic Tac...
Poco a poco los humanos de este hemisferio van abriendo los ojos.
Se despiertan en un mundo que parece ir hacia la catástrofe.
Se levantarán.
Se ducharán.
Oirán las noticias del miedo tomando un café rápido
y se encaminarán hacia sus puestos de trabajo con la mirada herida.
En cada uno de ellos hay una flor.
En cada uno de ellos hay una tragedia.
El viento y el destino traen el dictamen desde el más allá.
Tú vivirás.
Tú morirás.
Mientras que el día continuará dando la vuelta en busca de la noche soñada
en el pozo de los muertos que se fueron están haciendo sitio para muchos más.
La noria de la vida.
La noria de la muerte.
Ayer vi morir a un hombre.
Un hombre aún joven.
Infarto.
Luego supe que su mujer también lo vio morir.
Los hijos en casa.
Esperándolos.
Las tragedias cotidianas superan todo lo imaginable.
Me voy al espejo.
Me miro.
Hoy no refleja a nadie.
Sólo se ve el magnífico collar de flores de estilo hawaiano.
A mi alrededor la esperanza y el desencanto tienen una discusión interminable.
Me alejo de ellos.
Voy al frigorífico y saco una botella de agua bien fría.
Le pido perdón y de un trago acabo con la mitad de su imposible futuro.
Luego la miro y me veo en ella... no hay duda... el tiempo y la vida me van devorando.

8 de marzo de 2020

JUSTINIANO 205

Para solidarizarse
con el Día Internacional de la Mujer
y compensar en parte
la discriminación salarial existente
Justiniano ha comprado
diez escobas en la tienda de los chinos
y se las ha regalado 
a unas jóvenes manifestantes
pero ese magnífico detalle
no ha sido comprendido por ellas
que han empezado a darle escobazos
con una violencia impropia de tan bellas señoritas.

7 de marzo de 2020

MANICOMIO 150

Después de muchos años ingresado
a Terremoto Crazy
le han dado hoy el alta
ya que parece estar curado
y también
le han facilitado un trabajo
como cuidador de gente mayor
viviendo en el mismo domicilio
y nada más llegar a casa del anciano
que fue magistrado del Tribunal Supremo
lo ha arrojado por la ventana
y con una enorme y satisfecha sonrisa
se ha estirado en el sofá para ver la televisión.

6 de marzo de 2020

LA BARRA DE LAS FLORES TRISTES

En la barra
de las flores tristes
sirven copas para olvidar.
No hay taburetes.
Ni futuro.
Ni felicidad.
El camarero es ciego.
Las copas son baratas.
La música viene y va
por los sueños
que no nacieron
y por los que nacieron
y nunca se supo más.
En la barra
de las flores tristes
la noche baila con la soledad.

5 de marzo de 2020

PERDÓNAME DU FU

Perdóname Du Fu.
Definitivamente
y para siempre Du Fu.
Perdoname por alejarme.
Hace meses que no te leía.
Esta vida tan insulsa
estaba devorándome sin darme cuenta.
Ayer volví a tus poemas.
A los poemas del mejor poeta que ha existido.
Y me reconocí en ellos otra vez.
Esos senderos florecidos.
Esas aldeas abandonadas.
Esas guerras que jamás acaban.
Yo lo he vivido en ti.
Y por eso cuando te leo
mi corazón se emociona profundamente.
Los sauces.
Los bambúes del río.
Tigres y lobos.
Los viejos campesinos.
El hambre de los niños.
La desolación que en todas partes reina.
Las pocas alegrías.
Las tristezas eternas.
El viento y el frío que no tienen piedad.
Las estrellas de la primavera vistas desde una cabaña.
Cada poema tuyo es un suspiro que me atrapa.
Tengo dos vidas.
La vida contaminada que está ahí afuera.
Y la que late hermosa en cada uno de tus poemas.
No tengo ninguna duda.
Quiero vivir y latir en los tiempos y palabras que tú atesoraste.

4 de marzo de 2020

EL COFRE DEL TESORO

El tiempo no respeta
ni los mejores recuerdos.
He ido a buscarte
al cofre mágico
de los años hermosos
y ya no eres como eras
cuando me hacías suspirar.
Tu sonrisa de cuento
se ha convertido
en una mueca retorcida.
Aquella mirada tuya
tan deslumbrante
parece un faro abandonado.
Ese cuello de cisne
que lucías
con tanta gracia
es un triste y cansado acordeón.
Y si te miro de perfil
con el sol iluminándote de fondo
ahora tienes bigote y barba
y pareces una vieja pirata del Caribe.

3 de marzo de 2020

AÑOS Y MUERTOS

Del paso
del tiempo
caen años
caen muertos
como agua
de tristezas
como lluvia
de lamentos.

2 de marzo de 2020

NADIE ABRE

Amanezco.
Ha venido el viento.
El cielo es una película.
Las nubes aparecen
y al poco rato ya no están.
Todo es efímero.
Todo desaparecerá.
Me asomo
a la vida
un día más
sin saber dónde mirar.
El lunes bosteza adormilado.
El poema llama a su puerta.
Nadie abre.
Palabras y latidos que se van.

1 de marzo de 2020

CENTRIFUGAPOEMAS 40

Nada más abrir los ojos
allí estaba el Dios de la Revelación
mirándome muy fijamente:
Es domingo.
Día de descanso.
Pero tienes una misión sagrada.
Hay que reescribir la Biblia.
Y poner la nueva verdad.
Según explica
los Santos están castigados
y hace siglos que chillan rabiosos
en una lóbrega y apestada esquina del cielo.
En el fondo querían ser Dios y los han pillado.
Parece que en el supuesto y sospechoso paraíso
el caos es total y están a punto de cerrar el negocio.
Ay... la envidia y la maldita ambición.
Hay que partir de cero.
Empezar por iglesias y catedrales.
Pintarlas de colores chillones
y olvidar ese gris eucarístico que parece terminal.
Después hay que reformarlas por dentro.
Los Santos fuera.
En lugar de ellos hay que poner Gogós.
También Boys que no hay que discriminar.
Y cada dos horas sesión de Strippers para socios.
El altar nada más entrar a la derecha.
Aprovecharlo para hacer barbacoas.
Las pilas de agua bendita llenas de vino y cerveza.
A la izquierda el guardarropa.
Una rubia y un negro fibrados tras el mostrador.
Dos euros por pieza.
Y la rubia y el negro que sonrían siempre.
Y altavoces por todas partes: salsa, cumbia, rock...
Abierto las veinticuatro horas.
Hay que poner curas a turnos de doce horas.
Y los confesionarios serán zona VIP.
Después hay que empezar con lo más difícil.
La reescritura bíblica.
Para el tostón ese de los sermones.
Todo eso de Adán y Eva y el rollo posterior no se lo cree nadie.
Hay que cambiar los personajes ya.
Todos los anteriores serán despedidos.
Se necesitan personajes nuevos para la Biblia del futuro.
Empezaremos con Supermán.
Y luego ya irán saliendo El Capitán América, Lobezno y Catwoman.
Y nada de empezar por la zona geográfica de siempre.
Allí están todo el día peleando.
Todo empezará en China que el mercado es más grande.
Cuando avance el guión aparecerán superhéroes chinos.
Por supuesto para subir la audiencia.
Habrá que crucificar un pato laqueado.
Y multiplicar los rollos de primavera y el arroz.
Y las plagas serán de coronavirus y epidemias terroríficas.
Y el agua en vez de en vino se convertirá en whisky.
Y resucitarán emperadores chinos.
Y luego hay que cambiar la sede central.
El Vaticano será vendido a un fondo buitre para pisos de alquiler.
El nuevo Vaticano estará en Shanghái.
Y el Papa y el resto de figurantes serán despedidos.
Y para nombrar a los nuevos se hará un casting por Youtube.
Que la gente envíe vídeos promocionándose a sí mismos.
Y el nuevo Papa será elegido por votación.
Y el resto de finalistas serán aprendices de superhéroes.
Y tendrán poderes mágicos.
Y durante un tiempo se dedicarán a difundir la palabra del nuevo SuperDios.
Y cuando ya tengan a la mayoría de la población enganchada
se enviarán por mail los capítulos de las nuevas aventuras de la Biblia.
Y en cada capítulo habrá publicidad de las más importantes multinacionales.
Y cada vez la Nueva Iglesia será más rica.
Y con el dinero que sobre se harán campañas contra la malaria y la pobreza.
Y eso atraerá a más gente.
Y cada vez habrá más y más y más y más dinero.
Y los superhéroes engordarán y se volverán envidiosos y muy ambiciosos.
Y un día sin saber cómo empezará a nacer el caos.
Y todo irá a peor.
Y en el paraíso de los chinos los superhéroes también serán confinados.
Y una mañana de domingo otro Dios de la Revelación se aparecerá junto a mi cama.
Y me dirá que reforme la Nueva Iglesia.
Y yo ya me habré cansado y le diré que sí, y cuando se de la vuelta de un estacazo lo mataré.