17 de septiembre de 2019

SAN MOSQUITO

Hoy es San Mosquito.
San Mosquito
fue un mosquito italiano
canonizado por la Iglesia Católica.
Vivió a finales del siglo diecisiete
y durante su corta
pero intensa existencia
fue un asistente infatigable
a todos los oficios religiosos de la zona.
Entre los innumerables milagros
que se le atribuyen
destaca haber picado el mismo día
a más de cincuenta viejas
en la Catedral de Milán
dejando en la papada de todas ellas
una sagrada marca en forma de cruz.
También se le atribuye
la transmisión de la malaria
por motivos divinos
a varios caballos infieles de raza árabe.
Incluso una vez muerto
San Mosquito apareció por sorpresa
en un cónclave de cardenales
reunidos para la elección del nuevo Papa
y en menos de una hora les picó a todos en el culo.
Que viva por siempre San Mosquito!!!

16 de septiembre de 2019

17 de septiembre de 2019

17 de septiembre de 2019.
Lunes.
Otro día
en el desbarajuste
de mi vida.
Por si acaso
miro mi nombre.
El DNI
no miente.
Sí.
Soy yo.
En fin...
Un día más
que voy a tener
que cargar conmigo.

15 de septiembre de 2019

EL GRAN VIAJE

Todos los viajes
llevan a ninguna parte.
Todos son 
de plástico 
y humo
de medias verdades
y escandalosas mentiras.
Todos acaban
más pronto
o más tarde
con las víctimas
rotas
y cansadas
en el punto de partida.
Pasaporte.
Maleta.
Dinero.
Guía.
No necesito 
nada de eso
para el gran viaje
que realmente importa...
El que me dejará sin vida.

14 de septiembre de 2019

DOS FAROS

Dos faros
me iluminan.
La poesía
y el ajedrez.
Todo lo demás
es una oscura farsa.

13 de septiembre de 2019

MAGIPOEMAS 14

La luna
y yo
soñamos
con acariciarte.

12 de septiembre de 2019

EL UNIVERSO CHILLA

El día
parece bonito
pero el pobre
está medio muerto.
Apenas le quedan
quince horas de vida.
En el universo
los ángeles
ya están pariendo otro
para que mañana
podamos seguir viviendo.
Los ángeles...
esos trabajadores incansables
que cada día
con sus alas tan mágicas
limpian planetas, estrellas y galaxias
para que todo resplandezca.
Mientras tanto Dios no hace nada.
No le gusta este universo.
Le han salido muchos imitadores.
Dicen que Dios
tiene la mirada perdida
desde hace unos cuantos siglos.
Dicen que está pensando
en crear otro universo nuevo.
Sin espacio.
Ni tiempo.
Un universo de cristal, luz y silicio.
Sin ángeles.
Ni dioses.
Ni humanos.
Esos rumores
provocan muchos nervios.
El sol ríe.
La luna llora.
El universo chilla.
Dicen que Dios lo quiere todo para él.

11 de septiembre de 2019

POESÍA AUTOMÁTICA 9

La estrella imposible
brilla infinita
en la noche
que nunca se acaba.
Bailan los sueños
en las caderas
tan hospitalarias
de la mujer que se apaga.
La música miente
canción tras canción.
Nosotros
también nos mentimos.
En los vacíos
y en los silencios
que nos compadecen
es donde reina la pura verdad.

SE FUERON

Se fueron
los pajaritos
de las casas
y dejaron
una inmensa nada.

10 de septiembre de 2019

DILUVIANDO

Toda la noche
la lluvia
se estrella
en los cristales.
Está diluviando.
Me desvela la tormenta.
Es negra noche.
Las gotas de lluvia
repiquetean
y repiquetean
una emotiva nana
que oigo en mi corazón.
Vuelvo a mi niñez.
A los truenos
y relámpagos
de un mundo
que desapareció.
Soy el niño
de las mil tormentas
que viví.
Soy el niño que siempre fui.

9 de septiembre de 2019

9 de septiembre de 2019

9 de septiembre de 2019.
Amanezco entre los brazos
de la nada más perturbadora.
Tras la ventana
el día desconsolado
me ofrece
sus horas maltrechas.
El cielo es gris oscuro
y las penas revolotean
a mi alrededor
arañándome el corazón.
Para salvarme
busco con ahínco
algún recuerdo feliz
que ilumine esta penumbra.
No lo encuentro.
Están llorando todos en un rincón.

8 de septiembre de 2019

NIDO

En lo más alto
de un árbol
quemado
y medio muerto
han hecho
un frágil nido
ramita
a ramita
los pájaros ciegos.

7 de septiembre de 2019

RAMO DE OTOÑO

El otoño
ya se acerca
con su ramo
de tristes tristezas.

6 de septiembre de 2019

MÉDIUM 3

Hoy debe ser
la fiesta
de los muertos
que no tienen
ni paz
ni descanso.
Aquí hay varios
dando vueltas
sin parar
a mi alrededor
con los ojos en blanco.

5 de septiembre de 2019

5 de septiembre de 2019

5 de septiembre de 2019.
Despierto malherido
de años y desilusiones.
En el baño
me mira el espejo.
Le miro
sin reconocerme
y le pregunto:
Dónde está mi tiempo?
Dónde están mis sueños?
Con voz helada me responde:
Me los comí.

4 de septiembre de 2019

ANA ALEJANDRA

Del aeropuerto sale una flor.
La flor tiene pinchos
y también mil sonrisas.
Se llama Ana Alejandra.
Ana Alejandra tenía un blog.
Y de un zarpazo lo devoró.
Ella se ríe del destino
y cada noche
se come un recuerdo
sin importarle para nada la digestión.
Tiene los pétalos locos
y su tallo es pura pasión.
Ana Alejandra sube a un taxi.
El taxista atrevido
y curtido en mil batallas
ahora es un latido temblando
Y el taxi malherido
parece un jarrón afortunado.
Ella dice:
Barcelona es mía.
Y la Sagrada Familia aplaude.
Y los cuerdos lloran.
Se baja del taxi
en el centro de Plaza Cataluña
y los turistas se suicidan de amor.
De un taconazo
Ana Alejandra
pone la ciudad al revés.
Y las ventanas de los hoteles
suspiran por ser ellas las elegidas.
Entra en el emocionado hotel
y los recepcionistas hacen testamento.
Hoy es el peor día de sus vidas.
Cuando ella les habla
el sol aprovecha para escaparse
y en el cielo las nubes
entonan el himno de la desesperación.
Ana Alejandra sale a las ramblas
y suenan en la ciudad todas las alarmas.
Justiniano ha venido a verla
y en honor suyo hace juegos malabares
con tres simpáticas manzanas y dos espléndidas mandarinas.
Ella pasa a su lado y le sonríe.
Y Justiniano se desmaya.
Y las mandarinas aplauden y las manzanas cantan.
Terremoto Crazy aparece y la agarra por la cintura.
Y se van paseando hasta el mar
riendo de mil cosas que no sucedieron
y arrancando todas las cabezas que no les gustan.
Entran empujándose en el bar de la china
y los patos laqueados resucitan
señalando con sus alitas peladas a Ana Alejandra
y asustados se van volando hacia territorios más seguros.
Y Terremoto Crazy se aleja persiguiéndolos sin decir adiós.
Y la china le regala una galletita de la suerte.
Y Ana Alejandra tira la galletita al suelo y devora a la china
porque tiene mucha hambre atrasada de mil cosas imposibles.
Y con los huesos de la china, Ana Alejandra se hace un hermoso collar.
Y ahora está más guapa que nunca.
Y hasta los Dioses en el cielo se pelean por llevársela a su paraíso.
Y ella les dice que no.
Que la Diosa es ella y que si quieren una puta pelea sin duda la van a tener.