28 de febrero de 2020

FLORES ROTAS

Flores rotas
en jarrones
de cristal y silicio.

27 de febrero de 2020

NADA

Nada.
Te alejas
por un camino
de niebla helada.
Nada.
El vacío
de tu nombre
duele en el alma.

26 de febrero de 2020

EL PEOR SUICIDIO

El peor suicidio
es el cotidiano
tan lento
y cruel
que tardamos años
en llevarlo a cabo.

25 de febrero de 2020

MANICOMIO 149

Para celebrar el carnaval
Terremoto Crazy
disfrazó de muerto
al director del manicomio
y tres días después
sigue sin decir dónde lo enterró.

24 de febrero de 2020

EL CÍRCULO

Cualquier día
a cualquier hora
el círculo se cerrará.
Y no habrá
más tristezas
ni lamentos.
Y seré recuerdo
que desaparecerá
en la sombra del tiempo.

23 de febrero de 2020

CENTRIFUGAPOEMAS 39

Los relámpagos del tiempo
han venido a saludarme
cuando aún dormitaba entre las sábanas.
Mis ojos estaban cerrados
pero por dentro se iluminaban.
Y he visto mucha gente.
Y he visto sus caras.
Las caras de todos ellos se encendían.
Las caras de todos ellos se apagaban.
Ahí estaban.
En mi despertar.
Infinidad de personas 
que en un tiempo vivieron y ya no están.
El último relámpago me ha fotografiado a mí.
Y no sé quiénes ni cuándo un día me verán.
Vuelvo al ahora.
El domingo me espera con ojos preocupados.
Le digo que se tranquilice que hoy me portaré bien.
No maltrataré mi cuerpo.
Ni degollaré las horas que me ofrece.
Hoy intentaré ser un ciudadano modélico.
De esos que pasean por las calles y parece que no existieran.
Gris.
Seco.
Invisible.
No...
Acabo de estrangular al domingo y voy a hacer lo que me de la gana.
Lo primero es fotografiar su cadáver.
Por si alguien del futuro está interesado en los domingos asesinados.
Después lo enterraré en cualquier desmemoria.
Tras el funeral saldré a la calle.
Y buscaré posibles novias entre las mujeres altivas que pasean grises y secas.
Y les escribiré poemas mentales para ver si las resucito.
Y si alguna resucita la invitaré mentalmente a salir una noche.
Y si en mitad de la noche deja de ser gris quizás vayamos a cualquier antro.
Y juguemos a que la vida todavía nos puede dar alguna oportunidad.
Y entonces cerraré el blog y dejaré de escribir poemas y fotografiaré el tiempo.
Y atesoraré todas las risas que nazcan escandalizadas por nuestra felicidad.
Y cuando me canse de soñar dejaré en paz a las mujeres altivas.
Y me escaparé al mar un rato.
Y allí imaginaré que la marea sube y sube y sube y sube y sube y sube sin parar.
Y yo soy el único que tiene barca.
Y todas las familias dominicales son ahora besugos y merluzas para enlatar.
Y yo en la barca me duermo un rato.
Y vuelven los relámpagos enseñándome más muertos.
Y los muertos ahora son más antiguos y más pequeños.
Y parecen monos.
Y parecen monos con cara de rata.
Y parecen monos con cara de rata que ladran.
Y parecen monos con cara de rata que ladran cuando ven salir el sol.
Y ahora los relámpagos del tiempo me enseñan sus cuevas.
Y veo que venimos de la locura más infecta y devastadora.
Y me tiro de la barca y nado entre los miles de cadáveres de besugos y merluzas.
Y los ojos ciegos de los besugos y merluzas me miran y no me ven.
Y eran vida.
Y ahora son futuro relleno de lata que comerán las familias modélicas y grises.
Y puede que alguna mujer altiva los devore en su ensalada dietética.
Y sigo nadando entre el horror de las ya malolientes familias dominicales.
Y llego a la orilla y el domingo me señala con su airado dedo.
Y tiene los ojos llenos de odio y sus horas tienen ganas de acabar conmigo
Y entonces les hago una foto con flash criminal y todo se paraliza y ya no hay vida.
Y vuelvo a mi nada y amanece otro domingo inesperado, y todo es un círculo que no acaba.
Y dejo el poema, y me voy al espejo y allí busco el origen de todas las cosas.
Y el hombre del espejo me mira y se ríe y ahora es una cascada de carcajadas que no tiene fin.

22 de febrero de 2020

ZAPATOS NEGROS

Los zapatos negros
me aplauden
y me dan las gracias.
Son simpáticos
y muy educados.
Están cansados
pero anoche
se divirtieron mucho.
Hoy descansan
mientras tararean
todas las bonitas canciones.

21 de febrero de 2020

AFLOR

Cada día
nace una flor
con tu nombre.

20 de febrero de 2020

LA OSCURIDAD INFINITA

Las paredes
de los días
se resquebrajan.
Cada vez más grietas.
A través de ellas
mis ojos asustados
atisban la oscuridad infinita
que reina poderosa al otro lado.

19 de febrero de 2020

LAGARTOS

En todas partes
los lagartos
han triunfado.
Dominan el mundo.
Disfrazados de humanos.

18 de febrero de 2020

LÁGRIMAS DE LUNA

Un charco 
de plata
en la calle sombría.
Espejo triste
de agua
en la noche fría.
Lágrimas de luna
por su eterna soledad.

17 de febrero de 2020

LATIDOS NEGROS

Latidos negros
corretean
por mis venas.
Camino.
Respiro.
Voy.
Vengo.
Por la vida muerta.

16 de febrero de 2020

CON EL CORAZÓN TEMBLANDO

El coronavirus.
China.
Las noticias arrasadas.
Los ojos locos.
El mundo roto.
Bailan las horas
a mi alrededor
la hermosa danza de la muerte.
Las nubes se ríen del sol.
Yo me río de las nubes.
El paraguas se ríe de mí.
Y todos nos reímos de todos.
Tantas pandemias...
En la historia y en el futuro.
Los versos enferman
y se desmayan en mitad del poema.
Dónde estarás ahora?
Unos pájaros mudos atraviesan el tiempo.
Dónde irán?
Se despereza la ciudad.
Suben las persianas.
El viento está en huelga.
Es como si el día estuviera paralizado.
Mascarillas.
Termómetros digitales.
El miedo viaja a lomos de la incertidumbre.
Naces.
Vives.
Mueres.
Y desapareces.
Esa es la eterna pandemia.
Mi cabeza va demasiado rápido.
Necesitaría tres teclados y seis manos.
Y un enorme contenedor de poemas devastados.
Hoy saldrás a pasear.
Y los árboles aplaudirán en silencio cuando te vean.
Yo no sé qué haré.
Seguramente iré al mar un rato.
Pensaré en ti.
Saludaré a las olas si están despiertas.
Seré espuma.
Seré gaviota.
Seré horizonte.
Seré gris y azul.
Seré mar infinito.
Y seguiré pensando en ti.
Y con el corazón temblando seré verso, sueño y suspiro.

15 de febrero de 2020

CU-CU

Son las once.
Acaba de sonar
el reloj de cuco.
Cu-Cu.
Cu-Cu.
Cu-Cu.
Cu-Cu.
Cu-Cu.
Cu-Cu.
Cu-Cu.
Cu Cu.
Cu-Cu.
Cu-Cu.
Cu-Cu.
Esto...
Dejo el poema.
Voy al hospital.
De urgencias.
Aquí no hay ningún reloj de cuco.

14 de febrero de 2020

CUPIDO PELIGROSO

A Cupido
le tiemblan las manos
apenas oye
no se acuerda de nada
tiene mal la próstata
le quedan cuatro dientes
y como además
no ve bien
de un flechazo
ha matado a un pobre gato.