17 de diciembre de 2018

CENTRIFUGAPOEMAS 19

Lunes de madrugada...
Las palabras han venido a buscarme.
Están preocupadas por mí.
Me han oído gritar aterrorizado.
Un alarido imposible.
Un alarido desde las entrañas del horror
que ha cruzado el universo de lo tolerable.
Desde la pesadilla de esta noche
están preocupadas por los monstruos
que han vuelto para no dejarme dormir en paz.
Son palabras buenas.
Tienen las letras relucientes
sus letras palpitan bondad
sonríen a todas horas
y cuando las dejo ir al recreo
una tras otra salen bailando al patio
y juegan con canciones, cuentos y poemas.
Las veo reír desde mi aislamiento perpetuo
y me da mucha envidia esa felicidad que irradian.
Yo también fuí así
en algún momento de mi vida.
De vez en cuando algún destello
con lucecitas de tiempo amable y feliz
ilumina las sombras que reinan en mi corazón.
Pero dura poco.
Y vuelve la oscuridad.
Y vuelve el destiempo.
Y oigo lo que sienten los monstruos.
Y se dispara la sangre en mis venas.
Ahora mismo el silencio retumba por las calles.
El silencio zumba nadas en mis oídos atentos.
Será así la eternidad?
Una nada inextinguible que nos contenga?
Se acercan los días "felices".
De momento no me están afectando.
Ni tampoco tengo necesidad de inventariar el año.
Y mejor que no lo haga.
Hay números rojos en cada una de mis emociones.
Y no.
No hay culpables.
No se pueden clasificar y etiquetar los sentimientos
como si fueran minerales de diferentes tamaños y colores.
No es culpa de nadie y es culpa de todos.
La vida poco a poco nos va poniendo a todos en nuestro sitio.
Y de ahí no va a movernos nada ni nadie.
De vez en cuando un fogonazo de ilusión deslumbra mis días.
Entonces voy al espejo
y le digo a ese infatigable soñador que me mira
que deje de hacer el tonto y vuelva a su cueva de imposibles.
Dentro de todo en esa cueva no se está tan mal.
Ni llueve, ni hace sol, y las tinieblas a veces me dejan dormir en paz.

16 de diciembre de 2018

UN INFINITO

Hay un infinito
de tiempo
y espacio
donde te quiero.
Lo guardo
en una esquina
de mis silencios.
Y cuando nadie me ve
te acaricio y te doy un beso.

15 de diciembre de 2018

CENTRIFUGAPOEMAS 18

Abro la ventana
el frío aplaude
y sin saludar entra en casa.
Risas infantiles
se cuelan también
por los resquicios de este sábado.
Los niños juegan en la calle.
Los niños de fuera, claro...
Los de aquí no juegan en la calle.
Los de aquí son de plástico y cristal.
Los de aquí son niños de pantalla
de playstation y mochila Disney
y de mil actividades extraescolares.
Si hablas con sus padres 
sus hijos son genios en potencia.
Futuros grandes loquesea...
Después miras con atención a los niños 
y parecen monos blanquitos 
con los ojos ciegos
por culpa de tanta pantalla retroiluminada.
Pero mejor no decirles nada a los padres.
Ellos han parido genios y de ahí no los sacarás.
Los niños de fuera juegan al fútbol en la calle.
Y gritan.
Y se persiguen.
Y tienen heridas.
Y les cuelgan los mocos.
Y si hace falta se pelean por lo que sea.
Y si caen el suelo casi rebotan, son de risas y goma.
En cambio los niños de aquí 
si caen al suelo les hacen un escáner
y durante quince días un psicólogo infantil
les ayuda a superar esa terrible experiencia 
y sus imprevisibles secuelas.
Y en caso de que no funcione el tratamiento 
es muy posible que durante un tiempo haya que sedarlos.
A los niños.
Y del disgusto también a los padres.
Yo calculo que en un par de generaciones
los descendientes de los hijos de aquí serán gallinas.
O sea los niños nacerán con plumas y pondrán huevos.
Huevos de genio, eso sí.

14 de diciembre de 2018

GUAYKU 25

Toro salvaje
busca vaca graciosa
para retozar.

13 de diciembre de 2018

UN LATIDO AVERGONZADO

Viaja el latido
por los caminos
del amor y la ilusión.
Antes de irse
me sonríe
y me da un beso.
Veo como se aleja
silbando futuros dorados.
De repente
un rayo de realidad
lo fulmina sin compasión
y antes de morir
mirándome cabizbajo
me dice con voz avergonzada:
no puede ser...
y perdiéndose en la nada
desaparece de mi vida para siempre.

12 de diciembre de 2018

ESTE VACÍO

Este vacío
que muerde por dentro.
Este vacío
que diseca la vida.
Este vacío
que araña la mirada.
Este vacío
que devora el corazón.

11 de diciembre de 2018

CENTRIFUGAPOEMAS 17

Hace días
que no aparece
la niña muerta.
No sé...
Quizá se ha reencarnado.
O quizás está castigada
por dar sustos a la gente....
Niña!!!
Si me lees, manifiéstate!!!
Ya verás qué susto me da...
Silencio.
Pero yo creo que está por aquí.
La cortina tiembla levemente.
Y el silencio no respira bien.
Paréntesis.
Giro el cerebro y lo pongo en modo celebración.
De momento voy resistiendo a la navidad.
No sé si es porque no veo anuncios
o porque deambulo siempre
por las calles menos favorecidas de la ciudad.
Y me fijo.
Miro a los ojos de la gente
a ver si detecto chispitas de bondad.
Pero no.
Son los mismos monstruos de siempre.
Y cada monstruo tiene una familia.
Cercana o lejana.
Y comerán todos juntos.
Ay, qué bonito, comidas de monstruos
felicitándose las fiestas 
todos disfrazados con magníficas caretas
de personas que se quieren muchísimo
y jamás serían capaces de criticarse por la espalda...
Bah...
Lo de cada año.
No pierdo un minuto más con la farsa.
Todavía recuerdo a mi madre
obligándome a escribir felicitaciones navideñas.
Qué cruz!!!
"Queridos tíos y primas... bla bla, bla, bla, y felices fiestas.
Y así cincuenta felicitaciones más.
Yo si que me gané el cielo de bien pequeño.
Lástima que con otra religión me hubiera ganado
lo de las setenta y dos vírgenes esperándome en el paraíso.
Setenta y dos!!!
Si ya me cuesta aguantarlas de una en una...
Yo diría que los musulmanes esto no lo han comprendido bien.
No se han parado a pensar lo que significa eso durante toda la eternidad.
Si reflexionaran se harían ateos al instante.
Y si no quieren ser ateos yo de ellos pecaría.
Pero ya, no sea que se mueran de repente y se lleven el "premio".
Hoy he mirado los teléfonos de mi agenda.
Están cadavéricos.
Hace siglos que no llamo a nadie y creo que ya no llamaré más.
No sé porqué no los elimino todos.
Total...
O mejor no, mejor los guardo así sé quién llama para rechazarlo.
Aunque tampoco llama nadie.
Mis amigos y yo nos hemos neutralizado.
Sólo existimos en vestigios de recuerdos que van amarilleando
y que además con el paso del tiempo 
el cerebro va modificando para no hacernos sufrir demasiado.
Una pena.
Bueno, cierro la ventana del pasado y la puerta del presente.
Hablemos del futuro.
.......
Ya está todo dicho.
Creo que sólo tengo una salida para relacionarme con alguien.
A ver...
Querido Toro Salvaje.
Espero que pases unas felices fiestas
y que el año 2019 sea magnífico para ti.
Con mucho cariño.
Toro Salvaje.
Ya está!!!
Je!!!
Ha sonado un golpe detrás mío.
Ha sonado muy fuerte.
No veo a nadie.
Pero hay alguien.
Paréntesis.
Giro el cerebro y lo pongo en modo suposición.
Yo creo que es la niña muerta.
Que me ha leído.
Y ahora dirá que se llama Fátima 
y que es musulmana
y que se sabe el Corán de memoria
y que quiere 72 hombres vírgenes
para hacer con ellos lo que le apetezca día y noche durante toda la eternidad.

10 de diciembre de 2018

ALARMAS

Suenan las alarmas
por todas partes
y hasta en el silencio
oigo llegar a la muerte.

9 de diciembre de 2018

SUEÑO DE MUJER

Hay un sueño
de mujer
que me vuelve loco.
La beso.
La abrazo.
La bebo y la como.
Me trastoca los poemas.
Me perturba los latidos.
Me está chiflando poco a poco.

8 de diciembre de 2018

SILENCIO DE MORGUE

De repente
el sábado por la tarde
el tiempo se detiene.
Las horas se desploman
y el universo deja de expandirse.
Supongo que es el momento
en que alguien de mantenimiento
ajusta y engrasa a Dios
y lo deja como si fuera un Dios nuevo.
Cuando el servicio de mantenimiento acabe
todo volverá a funcionar
Dios saldrá del taller
el universo seguirá expandiéndose
las horas nacerán y morirán como siempre
y este silencio de morgue por fin desaparecerá.

7 de diciembre de 2018

AYNNSSSS

Esta noche
en la tienda
de los sueños
te he comprado
un collar de besos.

6 de diciembre de 2018

MERRÍODELARRAE 16

Nochelada dealasnombre
nochemuerta de lutoconfetti
nochesquiva de cielotuboca
devoraquemedevoras horatrashora
ylocoverso escriboaraño
vientopasiones queseautomatan
enmicorapoemazón devasentristecidotado
yescribolatidos rrotienamorados
en missueñotuyos sonrrojapasionados
yecotraseco tebuscopersigo entussilenlatidos
perotubocasilencio memuerdemata
diásnoches nochesdías
tragivida tragivida
nomemiras nomemiras
ymelocoapasiono ymedestruyorroto
enladevorasombra marchitacruel detusciegojos.

5 de diciembre de 2018

SUSPIROS DE SUEÑOS

Estos días
de infierno anunciado
de gris
y futuros correajes
me escapo de la realidad.
Abro la tapa
de un libro mágico
y entro en el Chile austral
de la mano de Pablo Neruda
y de sus espléndidas memorias.
Y en ellas...
entre volcanes nevados
y palabras engarzadas
entre lagos virginales
y perpetuos ventisqueros
entre cipreses imponentes
y mil bosques de helechos
mis emociones y yo
nos alejamos del mal
para refugiarnos en lo hermoso
y convertirnos en suspiros de sueños.

4 de diciembre de 2018

CENTRIFUGAPOEMAS 16

Se va acercando la navidad
y no puedo evitar
que aparezca el niño que llevo dentro.
Desde hace días ya estoy repartiendo regalos.
Básicamente son patadas en el culo.
Los destinatarios todavía no lo saben pero son para ellos.
Es que estos días me conmueven.
Sacan lo mejor de mí.
Esas patadas las doy con cariñoso entusiasmo
mientras interiormente voy recitando un dulce villancico:
"Patada sobre patada
y sobre patada una
asómate a mi blog
y te patearé la nuca."
No hay año que no aprenda algo.
Este año he aprendido que los monstruos
están escondidos en todas partes
y que basta cualquier desajuste para que aparezcan.
Y otra cosa: no se puede vivir con monstruos, hay que matarlos.
Se pueden matar de muchas maneras.
La directa no es recomendable porque acabas en la cárcel.
Yo recomiendo matar con la indiferencia y el olvido.
Otro dulce villancico:
"Ande, ande, ande La Marimorena 
Ande, ande que es la Nochebuena 
En el blog del Toro hay estrellas, sol y luna 
y si vienen los monstruos les arrancará las uñas."
Por lo demás no me quejo de la vida.
Voy sobreviviendo a pesar de que el futuro del país se ensombrece.
El problema de los miserables 
es que necesitan odiar a alguien
para sentir que sus repugnantes vidas tienen algo de sentido.
Y cada vez hay más miserables.
Pero ya no hablo más de ellos.
Eso sí, el último villancico se lo dedico:
"Malditos miserables, 
fum, fum, fum. 
Malditos miserables, 
fum, fum, fum. 
Que el dolor que causáis
a gente inocente
por dentro os reviente,
fum, fum, fum y requetefum."
Estos días el sol me trata bien, me acaricia y no me quema.
Cuando paseo por las calles el viento se acomoda a mi lado y me sonríe.
Los árboles me venden lotería y yo se la compro toda.
En vez de décimos son hojas que siempre tocan en el corazón.
Números de nostalgia.
Números de melancolía.
Números de belleza decadente.
Números agradecidos que prometen volver.
La vida me va llevando por caminos que desconozco
y sin embargo me siento cada vez más seguro deambulando por ellos.
A veces pienso que alguno de mis muertos  me allana los caminos
porque ocurren cosas que se saltan toda lógica y me acaban abrazando.
Será que todavía alguien desde el más allá confía en arrancarme de las tinieblas.

1 de diciembre de 2018

MANICOMIO 137

En el manicomio
Terremoto Crazy ha organizado
un concurso clandestino de poesía
premiado con una bata de psiquiatra
que robó la semana pasada
y tras diez horas
en un sótano abarrotado
oyendo a los locos
recitar sus increíbles poemas
ha sido declarada vencedora
por aclamación general
una de las locas más antiguas
llamada Cristalina Verdad Sincera
por su extraordinario poema 
"PAÍS DE MIERDA"
que dice así:
"Si en un país
en vez de jueces
hay cerdos
la patria
el himno
y la bandera
son los símbolos
de un asqueroso estercolero."