23 de junio de 2018

JUSTINIANO 181

A Justiniano
le gusta una escritora
que se llama Paloma.
Lee todo lo que ella escribe.
Y siempre, siempre, siempre
acaba suspirando
y con los ojos alelados
perdidos en el más allá del infinito.
Le gustaría escribir como ella
y desde hace días está practicando en casa.
Y hoy ha escrito un poema
y piensa envíarselo
ya que está convencido de que ella es su musa.
El poema es este:
Oh Paloma escritora
que vuelas con palabras
que revoloteas con poemas
Oh Paloma musa y diosa....
( pero aquí se ha quedado atascado y ...)
me gustas mogollón tía buena
y si te tuviera a mano te llevaba de verbena.

22 de junio de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 25

El calor ha llegado.
Ha entrado por la puerta.
Me ha señalado y se ha reído.
Ahora está sentado en el sofá.
Se ha puesto una peli y parece que le gusta.
Desde aquí oigo las risotadas.
Cuando llega el calor mi vida se vuelve loca.
Mi piel se queja a todas horas.
Está de mal humor.
Y no tiene ganas de salir de casa.
Voy por las calles buscando sombras.
Y no hay muchas.
Y las que hay están solicitadísimas.
Mis horas prohibidas son las del mediodía.
Las sombras están durmiendo la siesta
y no hay ninguna paseando por la calle.
En verano prefiero una sombra que una amante.
Además no hablan.
Yo soy un hombre de noche.
Eso me salva.
Por las noches me sale el poeta.
Y la luna aplaude como una auténtica desquiciada
cuando me ve deambulando y componiendo a la vez.
A veces incluso algunas estrellas se acercan cuchicheando.
La luna y las estrellas tienen poderes secretos.
Porque yo todavía no les recito nada.
Pero ellas entienden los poemas.
Será magia?
Será el calor?
Será el whisky?
Yo compogo poemas mentalmente.
Y si son buenos los escribo en algún sitio.
O intento memorizarlos si no tengo más remedio.
Pero los poemas se escapan enseguida si no los escribes.
Son fuguistas profesionales.
Y cuando me doy cuenta ya han desaparecido.
A veces intento reconstruirlos pero eso siempre acaba mal.
Abro la ventana.
Hay concierto de perros.
Creo que saben que mañana por la noche es la verbena.
Y que habrán muchos petardos.
Pobres perros.
No comen coca, no beben cava y se asustan con los petardos.
Yo mañana tampoco iré de verbena.
Esa noche ahora no acaba de gustarme.
Siempre me trae tantos recuerdos bonitos que.... uffffff......
Mañana me quedaré en casa.
Como un perro salvaje.
Quizá le ladre al tiempo.
Quizá le ladre a la vengativa nada.
Quizás componga un poema de luna, petardos, nostalgia y estrellas.
O quizás le deje al niño que me habita que escriba por una noche lo que quiera.

21 de junio de 2018

HECHIZO DE LOCO

Sol.
Calor.
El calor
lleva tu nombre.
Tu nombre
de cielo y encanto.
Vuelas y vuelas
a mi alrededor.
Vuelas y no lo sabes.
Espejismo de amor.
Hechizo de loco.
Boca de sueño.
Sueño de amante.
Necesito una sombra.
Que me aleje.
Que me aparte.
Necesito un milagro.
Despertar.
Y olvidarte.

20 de junio de 2018

MAGIPOEMAS 5

Llega el verano
mis poemas
salen y admiran
y me vuelven loco.

19 de junio de 2018

MANICOMIO 131

Terremoto Crazy está disfrutando mucho
viendo el campeonato mundial de fútbol
en una pantalla gigante que la dirección
ha instalado en la azotea del manicomio
donde cada día todos los locos
ven los tres partidos que retransmiten
y cada vez que un equipo marca un gol
Terremoto Crazy se levanta como un resorte
para celebrarlo como es debido
y agarrando por las piernas y brazos
al primer loco que tiene cerca
lo arroja al vacío gritando GOOOOOOOOOL!!!

18 de junio de 2018

MAGIPOEMAS 4

Un perro abandonado
ladra cada noche
a la luna maternal
de los perros sin amo.

17 de junio de 2018

UN SILENCIO DE MAR

Hay un silencio de mar
que me estrella contra las rocas.
Contra las rocas oscuras.
Contra las rocas sin alma.
Soy ola.
Sal.
Herida.
Y desesperanza.
Cada día por la mañana
hay un cofre junto a mi cama.
Lo abro y escojo un racimo de horas.
Con ellas voy al mar de la vida.
Busco sirenas.
Busco espuma.
Busco esperanzas.
Por la noche vuelvo a casa
con las manos vacías y desencajadas.
El cofre me mira y calla.
Hay un silencio de mar en la vida que se escapa.

16 de junio de 2018

MAGIPOEMAS 3

Hoy he soñado
con una sonrisa
de carne y caramelo
que me decía: "Cómeme!!!"

15 de junio de 2018

LA CHILENA

La chilena
iluminaba la noche
de la ciudad
con su presencia
y cuando lucía
su mágica sonrisa
los camareros
se desmayaban de amor.
Cuando se acercó
sonaron todas las alarmas.
Y con razón.
En apenas unas horas
le dio la vuelta
al mundo que yo conocía.
Todavía hoy le escribo poemas.

14 de junio de 2018

LO SUPLICO

Lo suplico.
De rodillas si hace falta.
Por favor
que este verano
nadie me cuente su viaje.
Ni sus vacaciones
tan cargantes y latosas
Ni esas anécdotas
tan pesadas e insoportables.
Y nada de fotos eh...
Ni vídeos...
Os lo ruego.
Que ya está todo visto...
Y uno se cansa
de aguantar tantas tonterías.
Gracias por anticipado.

13 de junio de 2018

OH VAGOS

Oh vagos...
hijos lamentables
del bostezo y la pereza.
Oh vagos...
por no tener no tendréis
ni una triste lápida
de palabras amables y sinceras
que recuerde vuestra inútil existencia.

12 de junio de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 24

Con el día medio amanecido
soy el primero que entra en el agua.
Una hora de reloj.
Una hora de fiesta.
El agua está aún somnolienta.
Y yo le doy los buenos días.
La recorro en todo su esplendor.
Y me responde con una sonrisa.
Ella es mi patria.
Mi bandera.
De ella vengo y en ella acabaré.
Lo que ocurre
entre esos dos momentos
cada vez me parece más insignificante.
POEMA DE AGUA:
"Agua de luz
que me acaricias
agua de tiempo
agua de muerte
agua de vida
yo soy el verso roto
y tú quien lame mi herida."
Una hora y media después
vuelvo a casa limpio y resucitado.
Los árboles me miran con envidia al pasar
y algunas de las nubes en el cielo
detienen su vuelo intrépido para mirar sin disimulo.
En ese momento el mundo está en su punto justo.
A veces pienso que debería congelarse todo en ese instante.
Que los relojes estallaran.
Que los latidos arrojaran la toalla.
Que los dioses del mundo dieran por acabada su obra.
Es el instante perfecto.
POEMA CONGELADO:
"Ahí estoy
bajo la luz del cielo
sin penas
sin recuerdos
ahí estoy
acostado en el tiempo
y viene el día
y me guiña un ojo
y me susurra en el oído
que soy la envidia de sus horas."
Pero poco dura la alegría en la casa del pobre.
Sin previo aviso los engranajes del tiempo reaparecen.
Ejes impertérritos.
Palancas que no conocen la compasión.
Ruedas dentadas que devoran la paz y la serenidad.
Y empieza a chorrear la temible grasa por las rendijas cotidianas.
La magia ha sucumbido.
Y no hay magos por las calles.
Y yo soy un mago aficionado.
De los malos.
Ya agoté el repertorio de trucos y hechizos baratos.
Y huyo.
Y me alejo.
Galopo delante de las sombras buscando un oasis protector.
POEMA SEDIENTO:
"Tengo sed de felicidad
y el mundo está seco
mi lengua árida y desierta
se refugia en un silencio devastador...
desde aquí le pido a algún duende compasivo
que me rescate antes de que el tiempo me atropelle."
Y vuelvo a ser yo en todas mis derrotas.
Eso sí, las llevo con dignidad.
Las acarreo por los recovecos
de mis áridas rutinas
y cada día que pasa las comprendo mejor.
Son mis emociones.
Son mis sentimientos.
Son el resultado de todo aquello que viví.
Miro mi corazón.
Y con mucha emoción beso mis latidos.
Son también agua, tiempo, penas, alegrías y ahora... mucho desconsuelo.
POEMA DE DESPEDIDA:
"Soy uno de los hijos del tiempo
soy el poema que habla
soy el verso que camina y calla
soy la estrofa que se despide a diario
soy la palabra que respira
soy el sentimiento mudo y ciego
soy el amor que se estrella sin remedio."

10 de junio de 2018

EL ALBOROTO DE LOS TIEMPOS

El alboroto de los tiempos
que me contemplaron
va difuminándome sin remedio.
Amanezco cada día y ya no sé.
Me reinvento
y salgo a la vida
sin saber qué será lo que ocurrirá.
No hay redes de seguridad.
No hay amor.
No hay bondad.
Soy un nombre y un número
en archivos amarillentos
y registros que ni sospecho.
Soy una línea en el ordenador.
Soy una cuenta en el banco.
Soy una ficha en la seguridad social.
Soy un ser vivo que se acaba.
Soy un muerto que se producirá.
Camino en círculos ciegos
y cada nuevo horizonte
es mucho más triste que el anterior.
Mi tiempo se va agotando.
Ya no sueño con mundos idílicos.
Ni con alegrías que jamás ocurrirán.
Ahora intuyo, sueño y lato pesadillas
que siempre se convierten en realidades.
Soy el espíritu del viento encarcelado.
Soy el alma del tiempo carcomido.
Soy un esqueleto que vive malherido.
Vivo aislado de todos los mundos.
Sólo confío en mis poemas y en nadie más.

9 de junio de 2018

ZOMBIS

Miro por la ventana
el mundo parece muerto
quizá lo esté
y no seamos otra cosa
que zombis con pretensiones.

8 de junio de 2018

MAGIPOEMAS 2

Él era ciego
ella era sorda
salieron a bailar
y la liaron gorda.