22 de octubre de 2020

MANICOMIO 158

Terremoto Crazy 
está muy enfadado
porque han cerrado
la cafetería del manicomio
por culpa de la pandemia
y tanto él
como sus amigos locos
tienen mucha hambre
por lo que esta tarde
ha cocinado un psiquiatra
a fuego lento
y tras despellejarlo
ha hecho canelones con él.

25 comentarios:

  1. Anda...creí que iba a hacer panellets...😂😂😂

    Un beso beshhhha-mel.

    ResponderEliminar
  2. ajjajajajajajajajajaajaj Naaaaaaaaaa.... es muy fuerte este poema!!!Creo que eres tú...ese terremoto...mmmmmmm... Muy bueno!!!! Así estamos!!!

    ResponderEliminar
  3. A fuego lento como a los caracoles... 😱😨

    Esa autoayuda 1 no ayuda, pero me ha encantado jajaja

    Un abrazo grande, querido poeta.

    ResponderEliminar
  4. Creo que desde ahora voy a pensar cuando en el menú diga canelones.
    Con lo tanto que me gustan, pero de verdura con salsa :p

    Besitos animalito.

    ResponderEliminar
  5. Hoy tomaré canelones por precripción facultativa y de postre poeta bovino a los sensuales besos.

    ResponderEliminar
  6. jajajaja te diré, y es verdad, que hoy he hecho canelones!!

    Un beso, Toro

    ResponderEliminar

  7. Al rico canelö(n)!

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano... reflejada.

    🥀

    ResponderEliminar
  8. Cada día se supera Terremoto!!
    Bienvenido!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  9. Ya no sé dónde habita ya la locura???
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Ya veo que los canalones de este año para San Esteban serán de lo más suculentos ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuime a contemplar como bien dices las tristezas ante el espejo.

      Regresé para dejarte saludos.

      Eliminar
  11. Si el psiquiatra tenía sobrepeso, tienen para comer toda la semana.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Si que estaba enfadado. Saludos Toro amiga.

    ResponderEliminar
  13. Me recordó una historia real 😖 en una prisión.
    Besos***

    ResponderEliminar
  14. Según lo leo no me queda claro ni quién cocina ni quién es el despellejado.
    <--->
    Olvídalo
    😉

    ResponderEliminar
  15. Hola Torito. Creo que solo los hospitales tienen abiertos los bares y cafeterías y restaurantes.
    El poema de la derecha es triste pero mientras nos queden los poemas no estaremos tan solos.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Jajajaja, tremendo Terremoto.

    Bueno, la cafetería está cerrada pero han abierto la sala de comentar ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Buff, paso de probarlos, seguro que empiezan a preguntarte por la relación con tus padres :)

    ResponderEliminar
  18. Una comida como otra cualquiera :-). Qué crack

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Jajajaj canelones, eso se ha leído como Navidad anticipada.
    Pobre terremoto, así andamos todos despellejándonos unos a otros.
    Un beso Toro, gracias por abrir los comentarios

    ResponderEliminar
  20. Terremoto Crazy será envidiado por el Joker, por la creatividad en su locura.
    ¿Habrá alguna apetecible enfermera como postre?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Jajajaja, eso le dan ganas de hacer a más de uno.

    ResponderEliminar
  22. Espero que la bechamel esté buena porque la carne de psiquiatra se queda un poco seca

    ResponderEliminar
  23. Imagino que habrán guardado los huesos para un caldito :P

    Bss!!!

    ResponderEliminar