30 de noviembre de 2020

JUSTINIANO 224

Dos días le ha durado
a Justiniano
el nuevo trabajo
como camillero en un hospital
ya que los estúpidos quisquillosos
que tan horriblemente lo dirigen
no han sabido valorar con justicia
la maravillosa iniciativa de Justiniano
para aplanar la curva del Covid 19
consistente en saltar muy alto
y dejarse caer con todo su peso
sobre las barrigas de los enfermos
que tienen el coronavirus
para conseguir bajar la maldita curva.

35 comentarios:

  1. No quiero imaginar lo que haría trabajando en el manicomio de Terremoto!
    Besos***

    ResponderEliminar
  2. Más que aplanada, quedará " hueca" y vuelta,del" revés", la pobre curva...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Si explotan las barrigas, la curva desciende. No sé por qué protestan los sanitarios.

    Un beso para mi héroe y otro para ti.

    ResponderEliminar
  4. Quizás lo hizo con la mejor intención, en fin..

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Los científicos ya sabes, sin comprobación, no hay procedimiento que valga...

      Eliminar
  6. rrrsssss

    Realmente é já só o que falta experimentar ....


    Beso, boa semana , amigo mio!

    ResponderEliminar
  7. Si me lo hace a mi, me estalla la cabeza seguro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. las curvas siempre han sido peligrosas ;)

    besitos :)

    ResponderEliminar
  9. Hola Torito jajajajaja, seguro que es capaz de dejar la curva plana. Jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Tot és qüestió de provar-ho, al final després de tantes proves, una més... i qui sap!😉

    Petonets, Xavi.

    ResponderEliminar
  11. Si es que el mundo está lleno de desagradecidos.

    Mil besitos cariñosos para ti, Poeta.

    ResponderEliminar

  12. :)

    Justiniano y TÚ habéis conseguido hacerme reír y eso, en los tiempos que corren, no tiene precio: Es un maravilloso regalo.

    Beso... para cada uno.
    Y mi mano en tu mano... 💝

    🥀

    ResponderEliminar
  13. Ay, Toro, es que me haces reír, porque imagino :-)

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. jajajaja... no puedo menos que reírme, pero: qué dolor, abrazo suavecito

    ResponderEliminar
  15. Que se venga a Madrid que hacen falta manos 🩺
    🤣

    💋

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, qué interpretación más literal del famoso aplanamiento de la curva.

    Mejor que haya perdido ese trabajo, no se vaya a contagiar.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  17. jajajajajajajajajjajajajjajaajajjaja
    mori de amor con mi idolo!!!
    Mándalo para mi ciudad!!! Que genioooooo!!!
    siempre grande Toro, aunque Justiniano te lleva la delantera. Besos.
    Esta vez me tocaba reír a mi en tu blog jajajajaj

    ResponderEliminar
  18. Como saltando en la cama elástica... jajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Seguro que lo han echado sin comprobar siquiera si había bajado la curva.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Eso es lo que queremos, que se aplane la curva...
    Je je je
    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. Pobre Justi, no es comprendido por nadie.

    ResponderEliminar
  22. Bueno, Justi, no te preocupes, no te desanimes nunca.
    El caso es protestar de tus maravillosas iniciativas, jaja ...

    Un beso, Justi.

    ResponderEliminar
  23. Nadie comprende a Justiniano. Saludos Toro amigo.

    ResponderEliminar
  24. ¿Seguro que Justiniano no trabaja ya en un ministerio? De España o de muchos otros países... Sé de prácticas aún peores para "bajar" la curva de la pandemia.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Él ya lo intenta, pero la incompetencia humana es inconmensurable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Y qué buena intención tiene Justiniano... Otra cosa son los resultados... 😅

    Un abrazo grande, poeta.

    ResponderEliminar
  27. es extraño volver a leer tus textos después de varios años adaptados al concepto pandémico, pero siempre es un placer.
    abrazos! salto de pértiga!

    ResponderEliminar
  28. Sospecho que Justiniano trabaja en el mismo Sanatorio que yo!
    Salud Toro querido

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.