20 de mayo de 2014

JUSTINIANO 139

A Justiniano no le gustan las corbatas
porque está convencido
de que son reminiscencias
del tiempo de los esclavos
cuando eran conducidos
de un lugar a otro
mediante una cuerda
que llevaban anudada al cuello
y hoy ha decidido
con una valentía que le honra
liberar a los humanos
que todavía están sometidos
a tan terrible humillación
por eso ha salido a la calle
armado con unas tijeras de jardinero
y tras cinco horas de lucha revolucionaria
a base de tijeretazos sorpresa
en las corbatas esclavizadoras
ha liberado a cuarenta esclavos
que inexplicablemente se resistían
lo que les ha originado
bastantes rasguños y heridas
comunicándoles inmediatamente
con una enorme sonrisa
que por fin eran libres
pero los esclavos desagradecidos
en vez de darle las gracias emocionados
no han hecho otra cosa
que insultarle y amenazarle
cuando Justiniano se alejaba veloz
en busca de más esclavos para liberar.

85 comentarios:

  1. Pues no lo había pensado, pero tiene su lógica eso de las corbatas y las cuerdas al cuello. :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  2. Claro que si Dolega.

    Has ganado una docena de pajaritos cantores, para los árboles de tu casa, que amenizaran tus despertares desde las cinco de la mañana.

    :)

    Muakkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  3. Lo de la corbata viene de los esclavos.
    Es cierto.
    O eso dicen.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La mayoría de los que llevan corbata son en realidad esclavos de multinacionales,bancos,instituciones,etc...
    Debería prosperar la iniciativa de Justiniano...

    Un beso a Justi y otro pa ti Torito
    ; )

    ResponderEliminar


  5. Ahora se nos ha metido Justi a sastre?

    Buena metáfora... ;)

    Y que contradictorios y cuadriculados podemos ser... esa dependencia de lo que nos ata... falsas seguridades...

    Un beso para cada uno.

    :)

    ResponderEliminar
  6. Ah! Mira, no sabia, siempre estamos a tiempo de aprender algo nuevo.
    Y pensar que algunas corbatas me parecen tan sensuales...

    Besos animalito y otro mas grande a Justi.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué desagradecidos! Estoy con Justiniano, las corbatas son exatamente eso: una soga al cuello.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Esta sociedad debería premiar los esfuerzos y grandes ideas de Justiniano.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Blogger hoy no avisa de tu nuevo post.

    ResponderEliminar
  12. Jaja, mi hijo siempre lo dice. La corbata me ahorca!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. El mito de la caverna de Platón...,


    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Justiniano se parece a Pepe Mujica. Opina exactamente igual que él.
    Es el eterno incomprendido.

    ResponderEliminar
  15. jajaja.. vuelvo luego
    xk me imagino la escena y me parto
    locuelo!!
    besos

    ResponderEliminar
  16. Jajaja... es tremendo.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  17. Pobre Justiniano sigue siendo un incomprendido, el que lo hace todo con buena voluntad y los demás no lo saben apreciar.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. A mi tampoco me gustan las corbatas, un beso y un abrazo para Justiniano.

    Feliz tarde, Toro.
    Abrazos para ti.

    ResponderEliminar
  19. jajjajaja le inspiró el espíritu de Mújica.
    Besitoss

    ResponderEliminar
  20. A mí no ha venido a liberarme, o sea que mañana seguirán sacándome a mear con corbata.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Con el trabajo que le ha costado al pobrecico de Justi y nadie se lo agradece, hay gente pa tó...

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Menos mal los esclavos no salieron despavoridos. Me imagino que se le escaparon algunos que otros. (carcajadas) Este Justiniano me lo imagino sentado en un puente esperando a ver que otra diablura se le ocurre con ojos desorbitados. jajaja.

    ResponderEliminar
  23. Yo quiero tener un Justiniano en mi vida ;)
    Beso fuerte, y nada de corbatas, Toro, mucho cuidado...
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Hay quienes les gusta ser esclavos. bien Justiniano
    Besos

    ResponderEliminar
  25. ohhhh
    jajaja capaz con las mismas tijeras lo perseguían a él por cortar las corbatas, al menos los que no estaban obligados a usarlas jaja.
    Cariños para ti amigo.
    mar

    ResponderEliminar
  26. Estuvo bastante discreto...cortó sólo corbatas, jajaja.

    El Justi es nuestro héroe libertario, besos para él y para vos (no te pongas celoso Toritolindo)

    ResponderEliminar
  27. ¡Gracias ! al cielo existe Justiniano ... me encanta estos episodios .Besos Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  28. Pues una vez más he de felicitar a Justiniano por su magnifica idea libertadora:)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  29. Hoy no estoy de acuerdo con Justiniano, a mí me gustan los hombres bien vestidos y con corbata (grosso modo, llevo hechos unos 8.000 nudos porque a mi marido se los hago yo).

    El origen de la corbata viene de unos mercenarios croatas que luchaban con el imprerio Austro-Húngaro contra los turcos y, en una visita que hicieron a París, a Luis XIV le gustaron tanto los pañuelos al cuello (reminiscencias estos de los que se ponían en roma los oradores romanos y se llamaban algo parecido al vino frascatti que no recuerdo) que, en honor a los croatas (crabates en francés), encargó unos pañuelos para su guardia real que llamó cravattes, cambiándole incluso el nombre al regimiento, que pasó a denominarse "Royal Cravatte".

    De la misma época y del asedio de los turcos a Viena nación el croissant.

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Pues ese Justiniano es un sabio.
    Felicidades amigo

    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
  31. Me pregunto si unas tijeras normales no le hubieran servido igual.

    Bs.

    ResponderEliminar
  32. Siempre lo digo, el pobre Justi es un incomprendido :(
    Salud

    ResponderEliminar
  33. Ja ja me lo imagino. Lo que no entiende es que la gente quiere seguir siendo esclava. Siempre lo dije, es un incomprendido.
    Cariños…

    ResponderEliminar
  34. Justiniano sabe mucho. Menos mal que nos enteramos de sus hazañas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  35. no hay peor cosa que la ingratitud y lñs ovejas cómodas. Un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar
  36. me ha impresionado que dices que lo de las corbatas viene de lo de los exclavos... que pasada...

    ResponderEliminar
  37. el justiniano también me ha impresionado ehh!! ;)

    ResponderEliminar
  38. jajajajajajajaja... Una buena carcajada de mañana con la lectura de mi adorable Justi. Es que siempre digo, que a parte de que es innovador, también es el más incomprendido por la sociedad.

    :-)

    Besitos de luz mi toro bello

    ResponderEliminar
  39. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  40. Justiniano un loco muy cuerdo....

    Besos

    ResponderEliminar
  41. Este es primo de Terremoto Crazy no? xd! Biquiños!

    ResponderEliminar
  42. quizás Justiniano debería saber que a veces el hombre defiende su sufrimiento con uñas y dientes...!

    un abrazo,

    ResponderEliminar
  43. Nunca lo había visto desde la óptica de Justiniano!
    Besos

    ResponderEliminar
  44. No todos los esclavos están por la labor de ser libres, hay muchos que no saben serlo.
    Saludos desde Tenerife.

    ResponderEliminar
  45. A mí tampoco me gustan la corbatas y nunca me han gustado. Me he puesto traje y corbata solo una vez; el día que me casé, y porque eran otros tiempos, pero me parece que no lo volveré a repetir: eso de la corbata y yo, lo llevamos fatal. En cuanto a esos desgraciados de que encima de que Justiniano trata de librarlos, de sus nudos y corbatas, y le insultan, es para que les corten los huevos, o de una patata en las pelotas se los pongan de corbata.

    Abrazo TORO.

    ResponderEliminar
  46. Con lo que a mi me gustan las corbatas y está el locuelo de Justiniano 'liberando esclavos'...

    ResponderEliminar
  47. Por una vez, la tijera se usa para una buena causa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  48. Pues estaba pensado yo que hay unas muestras de libertad de las que salen en este excelente poema en mi casa... digo que, con la excusa de un vino y un queso, no querría Justiniano pasarse a verlas? :-D

    Besazos, pues. :-)

    ResponderEliminar
  49. Desde que los romanos crucificaron a Espartaco, a los esclavos les gustas ser esclavos, para confirmarlo, estate atento a los resultados del próximo domingo.

    Que inocente y cándido que es el Justiniano, pena me da oye.

    Salud, Toro.

    ResponderEliminar
  50. Uno nunca fue profeta en su tierra
    ni libertador en corbata ajena

    ResponderEliminar
  51. Me has dejado pensando...
    Será que les gusta ser esclavos, porque Justiniano, que es un filósofo, lo ha visto claro.
    Incomprendido que es.

    Bss

    ResponderEliminar
  52. Genial! Me sumo a la idea...ahora la esclavitud nos cuelga del iphone o cómo se llame. Cuéntale a Justi. Beso.

    ResponderEliminar
  53. He! yo quiere ser soldada de Justiniano y liberar otros tantos esclavos aunque se resistan con patadas y todo!

    ResponderEliminar
  54. Jajajaja, este Justi.... si es que es bueno por naturaleza...

    ResponderEliminar
  55. Parece ser que la corbatas tienen origen croata...

    Pero bueno Justiniano tiene sus propias convicciones y en razónde las mismas actúa con diligencia y decisión para mejorar la vida de los ciudadanos que le son cercanos o próximos (prójimo)...

    Saludos

    ResponderEliminar
  56. éste Justiniano es un artista!!
    besitos

    ResponderEliminar
  57. Buenas noches, TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 65

    Enlazo un cortometraje, que también va de corbatas, de Jean François Lévesque.

    Saludos

    ResponderEliminar
  58. Esta vez Justiniano se ha convertido en super héroe!! Los esclavos serán esclavos. Y nunca un esclavo saca otro esclavos...

    Abrazos toro

    ResponderEliminar
  59. Pobrecito Justiniano, es un incomprendido... Y yo le tengo cariño fíjate... :)

    Él que solo quiere ayudar al prójimo y mira como se lo pagan... Malos!!!... jajajaja...

    Mil besinos!!

    ResponderEliminar
  60. y las pajaritas son pájaros anudados al cuello

    ResponderEliminar
  61. Justiniano me cae bien pero alguien debería quitarle el carné de la biblioteca.

    ResponderEliminar
  62. Desde luego estos presos qué poco agradecidos...

    ResponderEliminar
  63. Pues muy mal por ello...Noble labor de Justiniano... yo opino igual que el, las corbatas son un bello signo de la esclavitud en la que aun vivimos... yo me siento esclava o mas bien cada dia mas convencida de que vivo en una falsa libertad regida por cadenas mas represibas que las de acero... en fin... mundo este de hipotecas y de money, money, money...

    ResponderEliminar
  64. Sabes? si yo fuera hombre creo que no me gustarían nada las corbatas,
    pero siendo mujer me las he puesto de vez en cuando y, que lo sepas, tienen un punto muy sexy!!!

    ResponderEliminar
  65. No todo el mundo quiere la libertad supone pensar.. buen fin de semana

    ResponderEliminar
  66. Todo héroe justiciero debe toparse siempre con altas cuotas de ingratitud.


    Besos

    ResponderEliminar



  67. a swu vez hulleron despavoridos a encontrar otra soga que oprimiera su cuello, no tiene propiedad de su libertade, ¡lastima¡

    Besos fuertes ♥

    tRamos

    ResponderEliminar
  68. Muchos no saben vivir en libertad. Se merecen la esclavitud que padecen.

    Un beso

    ResponderEliminar
  69. No cualquiera sabe disfrutar la libertad, de hecho la mayoría aman y chupan sus cadenas....relamiéndose luego. Un placer leer las andanzas de un loco lúcido del que tenemos mucho que aprender.

    ResponderEliminar
  70. lástima que no se topó conmigo, le hubiera dado las gracias.

    ResponderEliminar
  71. lástima que no se topó conmigo, le hubiera dado las gracias.

    ResponderEliminar
  72. Justiniano es un héroe incomprendido :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  73. Vaya gentuza!
    Lo mismo ahcía Eduardo manostijeras y todos estaban tan contentos. Bueno, al final estaban en plan inquisidor, era por envidias, pero al principio Eduardo era un crack!
    Un abrazo Xavi.

    ResponderEliminar
  74. Son esclavos por gusto... no quieren ser liberados... tarea inútil las de Justi... ;)

    ResponderEliminar
  75. Jajajaja, me siento indentificada!! Siempre he pensado que el hecho de odiar collares y pulseras ( con los pendientes puedo, fíajte tú) es porque en una vida pasada fui una esclava, jajajaja. Es ponérmelos y sentirme ahogada. Como mucho un fino brazalete para una boda, pero nada que me amarre las muñecas o el cuello, qué cosas...

    ResponderEliminar
  76. Mira, vuelvo porque me acaba de venir a la mente: para mi primera comunión el abuelo que más quería me regaló entre otras cosas un reloj que me cargué contra una bañera con tal de no ponérmelo y eso a los siete años. Jamás he llevado reloj, los odio. Esas cosas tienen que tener un sentido y va por donde tú indicas. Solo que en tan temprana edad no logro entender, puesto que mi niñez no fue del todo infeliz. ???? No entiendo.

    ResponderEliminar