17 de enero de 2016

LA SARDINA COJA

Hay una sardina coja
en el fondo
de vuestras almas.
Una sardina coja
que se arrastra
desde vuestra infancia
hasta el maldito día de hoy.
Una sardina coja
que renquea
por los vericuetos
de todas las maldades
y malos pensamientos
que habéis perpetrado
en todos los años de vida.
Y os va royendo el alma.
Lentamente.
Hasta el final.

64 comentarios:

  1. Primeraaaaaaaaaaaaa

    Puedo esperar premio?

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. jo, Toro, será sin aletas, no?
    Pues las sardinas no son mi plato favorito. Demasiadas espinas para mi gusto.
    Aún así, besos, Toro.

    ResponderEliminar
  4. A mi que me roa entera , a ver si desaparezco de una vez.

    Se ve que contigo no puede...

    ResponderEliminar
  5. XAVI.Me he encontrado una psta ortópedica dàndome un paseo por ahí.
    Si quieres te la presto para tu sardina.
    Bs.

    ResponderEliminar
  6. Eres sabio Toro, muy sabio o lo que sea pero eres.

    ResponderEliminar
  7. Así que era eso...
    Pues podría ser una gamba roja de Dènia a la plancha y la roía yo a ella...ñam
    :P

    Un beso y un mordisco
    :DD

    ResponderEliminar
  8. vendrán peces más grandes a devorarla
    a ella tb le pasarán factura sus actos
    besos .. :B

    ResponderEliminar
  9. Coja pero no por ello menos sabrosa... Rociadita de limón y a la leña me la voy a comer, así dejará de renquear.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar

  10. Curiosa manera de hablar de la conciencia y del sentimiento de culpa... o así lo interpreto...

    Beso...

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: No tendrá que ver con el 'Entierro de la Sardina'?

      Eliminar
  11. esa sardina se parece otra que leo
    curioso, todos llevamos una dentro
    en realidad todos somos sardinas apretujadas en este andar humano
    imposible soltarnos
    lazos mil lazos por todos los costados

    Besos y glu glu

    ResponderEliminar
  12. Ahora mismo, pero ahora mismo, acabo de cerrar un doc donde acabo de escribir algo sobre sentirse seco como una sardina en salazón. Hay fijación con la sardina,siempre se puede encontrar un punto en común con alguien, ya ves, será cosa de sardinas ya que todos tenemos una en nuestro interior. Lo de coja lo tendré que meditar. Lo de roerme el alma, no , casi me la como yo a ella, es posible que sepa mejor que yo, puesto que a canibal aún no he llegado, pero nunca se sabe...
    Oye, yo maldades maldades como que no, errores sí ,malos pensamientos los justos y muy necesarios y no me corroen en absoluto.
    Nada, a la sardina me la como yo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leo que Lichazul también escribe que todos llevamos una sardina dentro. Oye, hay que hacer esto público para que el mundo se entere. Creo que nadie lo sabe menos los que estamos aquí que debemos haber sido abducidos por marcianos que nos han hecho ver que en efecto, llevamos una sardina dentro.

      Eliminar
  13. Lo mio es un cienpies , y ni se le nota que cojea

    besos

    ResponderEliminar
  14. Y ahi hasta quien tienen miles de serpientes muy venenosas dentro que empujan para fuera y contagian...
    bESITOS

    ResponderEliminar
  15. Agradezco mucho tu presencia ...me alegra mucho verte bien
    besos y buenas noches
    Marina

    ResponderEliminar
  16. Pues que se ande con cuidado, no la pille en medio de sus roedurías. Que a mí las sardinas me pierden con un poquito de tomate.

    ResponderEliminar
  17. entre sardinas cojas, áspid y basiliscos nos van
    a dejar el alma y lo que nos quede de cuerpo
    para el desguace.

    besos

    ResponderEliminar
  18. Joder... ¿la has mirado bien? ¿No será una cría de tiburón?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Pobre Sardina, de verdad que no tiene otra cosa que hacer que vagar por ahí estando coja??
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Coño, mmmm bueno mi sardinita coja por lo menos le queda un poco de luz y esperanza jajajajajajajaja

    :-)

    Un besito de luz sonriente mi Toro bello

    ResponderEliminar
  21. Parece una sentencia. ¿Maldito día de hoy? ¿Y nos roe el alma?
    Y tú estás libre de la sardina, mira qué majo ...
    Hijo, Toro, qué abstruso estás hoy ... y además coja ...
    Solo nosotros la tenemos, anda, mira qué listo ...

    Un beso, lo sigo pensando, don Torosolemne ...
    Nada, no lo pienso, si no nos dejas una nota aclaratoria a pie de página ... :)
    Simbología de la sardina, simbología de los monos, etc ... según Toro Salvaje, claro ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidó: ¡qué alegría que apareciste!

      Eliminar
  22. En el mar hay tantos bichos !...seguramente muchos sin catalogar ni clasificar ,pero cada uno responderá por sus propios actos. Las maldades se pagan siempre caras .Pueden haber peces más grandes que la devoren. Hoy parece que estas muy reflexivo Toro .Las sardinas tienen alma ?Bueno no sé si lo he interpretado muy bien , pero... Torraetes están molt bones !!!!!

    Besos .

    ResponderEliminar
  23. Mis vericuetos son muchos y laberínticos. Qué alivio saber que la sardina no va a pasar hambre en ese inhóspito mundo.

    ResponderEliminar
  24. ¡Vaya por Dios ! ná que no levantas cabeza, enga Xavi, yo tb he visto a esa sardina, y le queda un telediario...
    Besotes.

    ResponderEliminar
  25. Vaya con la sardina coja, seguro que huele por donde pasa ...

    ResponderEliminar
  26. Habrá que renovar los malos pensamientos, para que no pase hambre el animalico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Mañana es Blue Monday así que la sardina se va a hinchar.

    ResponderEliminar
  28. ¿¿¿¿¿¿Decias Torito??????

    Besitossssssssss.

    ResponderEliminar
  29. Yo tengo una lata entera de sardinas, cojas o no, mas bien podridas...Apestan...
    Besos

    ResponderEliminar
  30. ¿Y porqué tiene que ser una sardina?

    ResponderEliminar
  31. Como pille a la mía la mando al océano de vuelta en menos que tarda en boquear.
    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  32. Buenas noches, Xavi TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 40
    : )
    Con todo mi respeto, pero me ha parecido el sermón de un predicador en ejercicios espirituales.
    : )
    Como contraste, se me ha ocurrido dejar notas de música -en dos versos festivos- de otro gran poeta:

    “dore mi sol así las olas y la “

    "♪ ♫ ♩ ♬do re mi sol la si la sol la si la ♪ ♫ ♩ ♬"
    : )
    Abrazos

    ResponderEliminar
  33. Detesto las sardinas y si además es coja, la volveré a tirar al mar.
    Besos, Torito.

    ResponderEliminar
  34. Creerás que solo las conozco enlatada, igual y así la he tenido en el alma, allá arrinconada, cojita y prisionera
    Un beso, Toro

    ResponderEliminar
  35. Y yo que nunca les vi patas a las sardinas... :(
    Salud

    ResponderEliminar
  36. N'estàs segur? ... ho hauré de mirar un altre cop. ;)

    Aferradetes, Xavi!

    ResponderEliminar
  37. Así es, en ocasiones la siento, la noto y como el que anda con cojos al final renquea, pues así voy...Renqueando :)

    Beso!

    ResponderEliminar
  38. Pues que te crees tú eso, lo mío es un boquerón movidito pero poco más... y de cojo ná, como mucho bizco, eso sí.

    Besos, calamar!

    (Bicho, que ando liada y mucho pero que me paso por aqui cada vez que puedo. Sabes que eres mi toro preferido, forever and ever.)

    ResponderEliminar
  39. La mía va bien enlatada y con prótesis. No problem.

    ResponderEliminar
  40. Te imaginas? ¡Una sardina coja! Mejor me río. (Csrcajadas).

    Buen día precioso.

    ResponderEliminar
  41. Te imaginas? ¡Una sardina coja! Mejor me río. (Csrcajadas).

    Buen día precioso.

    ResponderEliminar
  42. Pero también tendremos delfines dando saltos alrededor de la coja, digo yo. No todo va a ser sardina.

    ResponderEliminar
  43. La mía no está coja.

    Aún.

    Pero sí tiene malos pensamientos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Hola Torito Guapo.
    Pues mi sardina era coja, pero le hice una pata de palo y ya no renquea.
    Se sumaron delfines encantadores que hacen las delicias y mi alma juega con ello.
    Hay personas que les cuesta dejar los problemas de la infancia y sufren por ello mucho. Y se sienten inferiores, y lloran, y sufren y no pueden salir de ese laberinto. Si yo pudiera cambiarme por ti o por mi hermano, me cambiaría ahora mismo. Y yo le pondría remedio a esa sardina coja que no deja que el alma vuele y sea dichoso.
    Besosssssssss

    ResponderEliminar
  45. Mira, Torito Salvaje :) este "misterio" de la sardina, yo no lo resuelvo, es que como lo dices en plan "omnisciente", es decir, tú no participas, lo miras objetivamente, pues nada, no sé, no sé ...

    Buena tarde, querido Toro.
    Para mí la infancia es un continuo pozo de valores, así que nunca puedo sentirla de otra forma :)
    De ahí que yo no comparta esta sardina ...
    Pero, si pones una nota explicativa a pie de página quizás ...
    Aunque en cada poema, cada lector saca sus propias conclusiones, como debe ser ... sin que el autor explique nada.
    Y, este blog, querido Toro, es ma-ra-vi-llo-so.
    Eso sí.
    Con sardina o sin ella :P
    Lo importante es el autor, el poeta que ama la poesía. Y la comparte. Eso es lo realmente importante.
    Así que, gracias, querido Toro Salvaje.
    Desde que he descubierto este blog, no sé si te habrás dado cuenta, me he vuelto una "pelotillera" que ¡buffff!!!, jajaja ...
    Un beso, Toro. ¡Buena tarde!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidó: ¿Tú has probado las sardinas en escabeche?, jo, Toro, están riquísimas ...

      Eliminar
  46. Hoy me encuentro más positiva que ayer.
    Posiblemente la sardina coja haya venido navegando desde tu orilla a este bonito mar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  47. Me cachis con la sardina coja, tendré que observarla mejor, el caso es que no me la imagino coja, jeje...
    Que imaginación tienes toro.
    Un besos muahhh!

    ResponderEliminar
  48. la sardina... coja
    Toro que me haces lidiar con la metáfora
    :)

    ResponderEliminar
  49. ¡Qué triste!, pero lo más curioso es que es verdad.
    Me gusta la expresión "un hilo de pena".
    Besos guapo.

    ResponderEliminar
  50. Mas parece una rata...por lo de roer, digo...besos***

    ResponderEliminar
  51. Así es.
    Ya está bien de ponernos de buenos y a los demás de malos.
    Quien no acepta la existencia de su sardina coja, mal va.

    Bss

    ResponderEliminar
  52. Y muy orgullosa estoy de ella.
    Hasta el final. ;)


    Más besos mal pensados.

    ResponderEliminar