11 de enero de 2017

CAMPANA NEGRA

Toda mi vida
se ha convertido
en una campana negra
que resuena
dentro de mí
como mil gemidos
en una olvidada cueva.
Es una campana pequeña.
Fría.
Invisible.
Ciega.
Hecha de lágrimas
dolor
y pena.
La llevo
colgada del cuello.
Cerca del corazón.
Entre mis latidos y mi tristeza.

80 comentarios:

  1. Jooooooo, arráncatela. Tírala al mar, yo que sé, haz algo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Y duele, ¿cierto?
    Abrazo tu alma, mi niño

    ResponderEliminar
  3. Es posible que te la robe.

    La campana no.

    La poesía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campana ya tienes la tuya no?

      Eliminar
    2. Ay madre...

      Y ahora qué se supone que debo contestarte???...

      Lo que me sale de la campana o lo teóricamente correcto???...

      Jaja

      Un beso repicado.

      Eliminar
    3. Jajajajaja.

      Lo que te sale de la campana sin ninguna duda, que seguro eso me hará reir y me da que estamos faltos de risas.

      Un beso tolón

      Eliminar
  4. Ojalá estuviese en mi mano dibujarte una sonrisa, aminorar tu pesar, hacer lo posible para que antepusieses la esperanza a ese pesimismo que por veces te embarga.

    Te mando cien sacos de mimos y un beso quita penas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Funde esa campana y conviértela en ancla, ve a alta mar y déjala sumergir para que ahogue tu pena.

      Eliminar
    2. 28 de octubre de 2006
      Y DE REPENTE
      Y de repente
      como un milagro
      en el el pozo de la noche
      un paraíso de mujer
      te inunda la vida de campanas
      en un éxtasis perpetuo
      en un incendio de locura
      en una explosión sin fin.

      TORO SALVAJE

      Ojalá te abracen estas campanas.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Qué bueno.
    Aunque me estremece...

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  6. Toro Salvaje corazon...dicen que el dolor compartido...duele menos...
    abrazos en este dia tan lindo...besho besho :0)

    ResponderEliminar
  7. Uf!
    Siempre me quedo muda.
    No me acostumbro.
    Cómo transmites, llegas al alma.

    Un beso para tu corazón.
    Bueno, está cerca de tu corazón, no dentro, dentro de tu corazón no existen campanas negras, tu corazón es muy puro, hala ...
    Y nada más ...
    Es que se nota, Toro ...

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Quisiera esa campana para estar cerca de tu corazón.
    La poesía me ha encantado, es tu estilo de escribir.
    Dices en tu comentario que seguro que cumples porque no has prometido nada, cada año hay que intentar ser mejor y vivir el día a día con fuerza y alegría.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Impresionante el poema y el sentimiento.
    Un abrazo fuerte.
    (Esme te manda un beso)

    ResponderEliminar
  11. al menos te hace tilín :D

    ánimoooo
    besos de sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pd... el poema es muy sentido, tiene ritmo melancólico y dan ganas de arrebujar esa vida
      más animo Toro

      a propósito...
      la imagen de la campana colgando
      http://www.masquetoros.com/media/catalog/product/cache/1/thumbnail/700x700/9df78eab33525d08d6e5fb8d27136e95/r/e/ref.201303001_1_vaquilla_negra_con_cencerro.jpg

      Eliminar
  12. No obstante lo importante es que tengas latidos.

    ResponderEliminar
  13. No obstante lo importante es que tengas latidos.

    ResponderEliminar

  14. "Si en el firmamento poder yo tuviera,
    esta noche negra lo mismo que un pozo,
    con un cuchillito de luna lunera
    cortaría los hierros de tu calabozo.
    Si yo fuera la reina de la luz del día,
    del viento y del mar,
    cordeles de esclava yo me ceñiría
    por tu libertad.

    ¡Ay, pena, penita, pena, pena!
    Pena de mi corazón
    que me corre por las venas, pena,
    con la fuerza de un ciclón.
    Es lo mismo que un nublao
    de tiniebla y pedernal,
    es un potro desbocao
    que no sabe dónde va.
    Es un desierto de arena, pena,
    es mi gloria en un penar.
    ¡Ay, penar! ¡Ay, penar!
    ¡Ay, pena, penita, pena!

    Yo no quiero flores, dinero, ni palmas,
    quiero que me dejen llorar tus pesares
    y estar a tu vera, cariño del alma,
    bebiéndome el llanto de tus soleares.
    Me duelen los ojos de mirar sin verte,
    reniego de mí,
    que tienen la culpa de tu mala suerte,
    mis rosas de abril."
    (Antonio Quintero - Rafael de León - Manuel Quiroga)

    Beso...

    ResponderEliminar
  15. Yo diría que es una marca de guerra en tiempos de paz.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Con una campana se pueden crear hermosas melodías.
    Cuando la hagas se resquebrejará y te inundará la luz.

    Un beso, Xavi.

    ResponderEliminar
  17. Resuena dentro de mí como mil gemidos en una olvidada cueva...
    :-O
    Es tan impresionante esa acústica que también multiplica mi admiración ante el poema, Toro.
    Precioso!
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Eso parece un cencerro de wsos que ponen a los bueyes. Al menos podias pintarla.
    Bromas aparte, todo el mundo tiene penas y tristezas y lagrimas...al mwnos tu las escribes en forma de poema.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Pues me has hecho recordar a Clarabella.....aunque no era Toro, era vaca, pero llevaba una campana al cuello, aunque no era negra, era dorada! :P

    Un abrazo fuerte! ;)

    ResponderEliminar
  20. Bien, ya estoy aquí, y voy a tapar el badajo de esa campana con un manto de cariño, .
    Para que su sonido sea tan suave que no pueda molestar a los latidos de tu corazón.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar
  21. Tu campano no es ciega.
    Està llena de vida.

    ResponderEliminar
  22. Entiendo,y no se puede escapar de la oscuridad.
    Un beso Xavi

    ResponderEliminar
  23. Ojalá tengas fuerzas para quitártela y arrojarla lejos. Solo tú puedes hacerlo, pero si te ayuda un querer que lo hagas, yo lo deseo.
    Un abrazo, Toro.

    ResponderEliminar
  24. No olvides, que al menos...suena, y en su redoble, descargas al son de su Dong...las penas.

    Un besazo, grande, que dé algo de calor a esa tristeza.

    ResponderEliminar
  25. Si oyes aún no está todo perdido...
    Besos

    ResponderEliminar
  26. oh!, me pareció tristísimo...
    te envío luz!!
    besos Xavi

    ResponderEliminar
  27. Preciosamente triste...mucho de las dos cosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Siempre suena así tu campana ? ¿Nunca resuena sonora y cantarina de felicidad?
    La mía de cristal tiene sus afonías, pero hay tantos momentos que suena llena de magia.
    Porque la campana de la felicidad existe Toro pero hay que saberla escuchar, sin dejar pasar su hermoso sonido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. A más de alguien le podría venir perfecta esa campana. Se lanza al mar y se deja caer hasta el lecho marino por el peso de ella.

    ResponderEliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  31. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  32. A mi me gusta oir las campanas,
    como la de la Berenguela.
    Tu poema tiene rima,
    no sé si te has dado cuenta,
    Negra o de otro color
    por lo menos la tuya suena.
    :)
    Besos
    Me ha gustado mucho, ya sabes que me gustan los tristes.

    ResponderEliminar
  33. Lo que me faltaba hoy... parece que la campana me la has traspasado.

    ResponderEliminar
  34. Buenas noches, Xavi TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 46

    Alégrate y
    cambia tu amuleto
    por un cascabel.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  35. el invierno te pone mal toro... busca el botón de OFF o por lo menos el de PAUSE
    besos

    ResponderEliminar
  36. Tu campana ,Xavi,podría llevarla puesta mucha gente, como tú y me consta que la llevan-mos.
    Y sé que en la vida se desea ser feliz,pero yo siento que aunque sólo sea un instante de júbilo,es suficiente para sentirse menos apagado.
    Las lágrimas que gotean tu campana,han podido dar vida a alguna flor.
    Y esa belleza,ese milagro,es otra forma de sentir que algún destello de luz hemos ofrecido.
    Besucos acampanados y acompañados

    ResponderEliminar
  37. Ojalá que el viento te arrebate esa campana que duele tanto. Y llegue la alegría a poseerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Hermoso... hermosa poesía...

    como para leerlo y meditarla todo el día...

    ResponderEliminar
  39. Me dejaste pensando en la cueva olvidada... de mil gemidos...

    [me invadió el corazón...]

    ResponderEliminar
  40. Táñela a festejo y alegría
    arráncale el olvido y llénala de luz

    aunque mayor belleza no sé si es posible!

    bss

    ResponderEliminar
  41. ...se oyen los ecos de esa campana. Y son contagiosos...

    ResponderEliminar
  42. Te triste te veo hoy..
    UN besito Torito :)

    ResponderEliminar
  43. A veces su tañido es triste, pero nos hace recordar que el mundo tiene dos caras y que no siempre podemos estar el la luminosa y alegre.
    besos

    ResponderEliminar
  44. En ese mismo sitio yo llevo colgado un barcoluengo vikingo. Me lo robaron para mí, ¿sabes? Porque no puede ser vikingo de verdad si no ha sido saqueado, me dijeron.

    Estoy seguro de que pesa mucho menos que la campana.

    ResponderEliminar
  45. Y la verdad Toro Salvaje
    No hay con que darle cuando uno se siente así
    Cuando la campana...pesa tanto
    Tal vez un gol de Messi
    Abrazos

    ResponderEliminar
  46. Que triste una campana negra...
    Pensar que dicen que el tañido de campanas atrae a la hueste angélica!
    Ojalá pronto cambie de color.
    Mil besos Torito.

    ResponderEliminar
  47. Identifico-me com o teu poema.

    A minha solidariedade e forte abraço, Xavi

    ResponderEliminar
  48. Si puedo te regalo una campana azzul Xavi.

    Besos.

    ResponderEliminar
  49. Te mandaré una violeta de transmutación,cariños.

    ResponderEliminar
  50. No será un cencerroooo?????
    Llevo mucho sin meterme contigo... no sé, todo el año por lo menos... una barbaridad de tiempo.

    Es una gran metáfora de la frustración y la impotencia que sentimos a veces. Sí, lo es.
    Abrazooooooooooooo

    ResponderEliminar
  51. Empezamos el año positivos, eh?
    Un beso mi Javier ♥

    ResponderEliminar
  52. Ojalà pudiera quitarte la pena con este abrazo hecho de palabras...***

    ResponderEliminar
  53. Arráncate la campana y vive. Proyecto para este año.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  54. Yo la cambie por una de bellos sonidos
    Creo que hice un buen cambio
    Cariños

    ResponderEliminar
  55. Mira, Toro, además, tú eres TOROSOL, así que de campana negra nada, como mucho, campanitas.
    Y lindas.
    :)

    ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫ Campanitas lindas ♪ ♫ ♪ ♫ ♪ ♫

    Es lo que hay :)
    Eso eres, Toro. Como eres.
    Jo, ya empiezo a hacerte la 'pelota'
    :)

    ResponderEliminar
  56. No es campana Mi Toro es un cencerro es que te confundieron con vaca :)

    ResponderEliminar
  57. Hola Torito. Lo más importante que esa campana a pesar de ser negra, al menos sigue tocando y vibra. Y tú puedes sostener la campana negra. Tienes energía y puedes con ella. Llorar nos deja más livianos.
    Besosssssssssssssss

    ResponderEliminar
  58. Que no. Que tu eres un toro salvaje y no llevan cencerro. Ya te lo puedes ir quitando.
    Además, no es plan de que nos contáctenos (llevo una semana más lánguida yo...)
    Besitos, besos, besazo.

    ResponderEliminar
  59. Precioso poema.
    No tengo fuerzas para decir más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  60. Triste,pero bueno o viceversa.
    Besos y un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  61. El peso de la tristeza se aligera con la belleza de tus versos…

    Un abrazo grande, poeta!

    ResponderEliminar
  62. Me puedo llevar esta campana? Le pondré sonido y luz, para blanquear la caparazón y hacerla sonar como un coro celestial, que despida la tristeza y el dolor de tu corazón.

    Besitos de luz mi Toro bello

    ResponderEliminar
  63. Y si suena constantemente te hará recordar todo lo negro de tu vida. Es mejor que la cortes y la tires por cualquier parte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  64. Solo quienes conocen esa campana negra pueden sentir un nudo dentro al leer este poema.
    Inmenso.

    Bss.

    ResponderEliminar
  65. Me gusta el sonido
    de las campanas
    en mi pueblo repicaban
    con una manía matutina
    despertándome de mi ensueño
    lo que odiaba era el sonar
    de las hipócritas pisadas
    de hienas y hurones
    empuñando un signo sagrado
    que nunca lograran honrar.
    Siempre en mis latidos T.S

    ResponderEliminar
  66. Qué poema desgarrador, infinitamente bello y real para algunos. Beso

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.