3 de mayo de 2019

OCHO AÑOS

Llueve
sobre la tarde
sedienta y ojerosa.
Por fin llueve...
La lluvia es un milagro
que siempre me trae recuerdos.
Ocho años tendría yo...
Soy un niño
tras una ventana
de un sábado tarde
oscuro
y muy lluvioso.
Un niño
a punto de descubrir
que en realidad
los adultos son monstruos.
Unos instantes después
algo dentro de mí se rompió.
Ha pasado tanto tiempo...
y todavía veo
bajo el azote de la lluvia
la cara desencajada
de aquella mujer
armada con unas tijeras
destrozando para siempre
una frágil y vulnerable mirada infantil.

47 comentarios:

  1. Duelen tus versos, la angustia destroza el estómago.

    Abrazo y protejo a ese niño, le tapo con mi cierpo los ojos para que esa imagen no se dilate en el tiempo.

    Te quiero mucho, Xavi.

    Unha aperta desde o corazón.

    ResponderEliminar
  2. wowww...mi Toro Salvaje...este texto tiene mucho y realmente duele.
    sin palabras.
    Te abrazo mi chicuelo hermoso,
    besucos te abriguen
    Gracias :0)

    ResponderEliminar
  3. La lluvia produce melancolía e introspección, pensé que te sentaría bien ver llover.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. mi niñooo!! cómo te entiendo... qué dolor. el abuso infantil no tiene perdón de dios ni debería tenerlo de los hombres!! los niños son frágiles ángeles a quienes se debe cuidar a rajatabla. un abrazo a ese pequeñito de 8 años y mucha ternura y nanais para él

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alondra, a mí no me hicieron nada.
      Es una escena que vi.
      Nada más.

      Eliminar
  5. Toro, a veces las escenas del teatro del que formamos parte, nos marca para siempre. Gracias a que el sol sale.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  6. El dolor infantil me abre un agujero aquí en las entrañas que me cuesta superar...
    Hay una frase que todos los adultos deberíamos tatuarnos: "Tratar con cuidado, contiene sueños".
    Te abrazo fuerte fuerte

    ResponderEliminar
  7. Hay imágenes, sonidos, sensaciones que lamentablemente no deberían estar al alcance de los niños, preservar la inocencia era complicado antes y ahora aún mas...
    Llevo unos días aquí que siento como si hubiera traído la melancolía de Galicia... Sé que es necesaria, pero no me gusta nada la sensación que produce la lluvia.
    Gracias Toro

    ResponderEliminar
  8. Que imagen mas fea me trajeron tus versos,me voy,buen finde.

    ResponderEliminar
  9. romper la inocencia es un crimen imperdoable
    cuantos hay por este peregrinar temporal que van con sus duelos sin cerrar


    besos

    ResponderEliminar
  10. Esa inocencia rota a jirones es imposible recomponer, se pierde para siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Y lo peor es que va a seguir lloviendo para siempre...

    Toro, perdí tu último comentario en mi blog, que ultimamente me está fallando mucho. A ver si cuando puedas te animas a dejar otro.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Chof chof chof chof chof
    Lo ves?
    Es Xavi saltando en los charcos

    ResponderEliminar
  13. Creo recordar que alguna vez escribiste sobre esto...
    Abrazo***

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué horror! Para el niño que lo sufrió y para ti, otro niño, que lo viste.
    Pero seguro que tu amiga la lluvia también te trae recuerdos felices.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Porque leo comentarios antes de escribir, sé que no lo soñé.
    Que no soñé que ya lo sabía.
    Imagino que algún día, hace tiempo de otra lluvia y otra ventana, te dominó ese mismo recuerdo. Uno de los que fuiste, sigue estando acurrucado en las sombras del pasado.

    ResponderEliminar
  16. Te deseo otras lluvias que traigan mejores recuerdos.
    Un abrazo, Toro.

    ResponderEliminar
  17. Pánico me da pensarlo, pero te diré que todas las lluvias no son iguales.

    ResponderEliminar
  18. Una escena que no deberia vivir ningun niño. Cuantas noches sin dormir y cuanto desengaño de la vida. Lo siento.
    Besitos muassssssss

    ResponderEliminar
  19. Lo siento, niñolindo.
    :(

    Un beso y buenas noches.

    ResponderEliminar
  20. Te entiendo, vi algo traumante a mis siete años.

    💙

    ResponderEliminar
  21. que bueno es estar feliz a veces besitos

    ResponderEliminar
  22. La mente de un niño no está preparada para comprender ciertas cosas... las secuelas son irreversibles. Hoy llueve dolor en tus versos.

    Mil besitos para tus sueños, Poeta.

    ResponderEliminar
  23. Demasiado temprano para recibir según qué mensajes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Es un crimen quebrar la inocencia de un niño...

    Lo siento mucho,un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  25. El daño producido a un niño es muy dífícil de olvidar y perdonar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Comprendo bien a ese niño.
    Mi primera muerte de alguien cercano (un amigo de 8 años) la viví a esa edad.
    Esas vivencias nunca se olvidan.

    Beso... para tu niño interior.
    Y mi mano en tu mano...

    🥀

    ResponderEliminar
  27. Que tristeza tan grande... Marcar así a un niño...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  28. Lo siento mucho, un abrazo a ese pequeño de corazón a corazón.

    ResponderEliminar
  29. La lluvia trae recuerdos, y aveces duelen, duelen mucho......Saludos Toro.

    ResponderEliminar
  30. No todos los adultos son monstruos. Por suerte.
    Mírate.

    No debe de ser un recuerdo fácil de llevar. Y menos para un alma sensible.

    Hoy el beso lleva abrazo, emocionado

    ResponderEliminar
  31. Edad en la que los sueños se pueden romper a tijeretazos. Pero llovía, limpiando las aceras de la vida

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Estos días de lluvia...
    Despertando emociones y recuerdos dormidos...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Este poema me ha llevado a un recuerdo de un niño de diez años que vivió algo así. Tremendo.
    Y queda la lluvia difuminando...

    Bss.

    ResponderEliminar
  34. Una poesía cinematográfica que pude ver en cada verso. Me encantó. Abrazo maestro.

    ResponderEliminar
  35. He (re)vivido esos monstruos; ha llovido mucho…
    Yo te abrazo, grande, grande, mi querido poeta.

    ResponderEliminar
  36. Pensé que tu sitio cumplía ocho pirulos, veo que tiene muchos más. Ya es adolescente.
    Los adultos son monstruos, y te lo digo yo que soy un impostor, un niño espía disfrazado de adulto

    Abrazo Toro Poeta!

    ResponderEliminar
  37. Cuando llueve me entran ganas de abrazar(te).
    Así que aquí te lo dejo por si lo necesitas.
    Beso grande niño

    ResponderEliminar
  38. "Daría la mitad de mi vida
    por oír su corazón bajo la lluvia".

    Escribió Isidoro Blaisten. Y me acordé.

    Me voy a seguir leyéndote.

    Beso, Toro.

    ResponderEliminar
  39. Tienes muchas ventanas
    En la vida
    Muchos miradores
    Como en el cine
    Butacas de espadas
    Tijeras
    Ojeras
    O hadas

    Sólo ves nubes

    Baja conmigo a jugar
    Siento haberte roto la ventana
    No sabía que la piedra
    Y mi brazo tenia tanta fuerza
    Ups!
    Baja esta vez el balón
    Qué siempre llevo la mía
    Cabrón

    😂😊

    ResponderEliminar
  40. Como describes con tanta tristeza un pasaje de la vida de cualquier niño, me nace desde el fondo de mi alma querer protegerlo.

    ResponderEliminar
  41. He visto que dices que es una escena que viste... espero que fuera en una película y no forme parte de la cruda realidad... aun así, es una escena dura que hiela el alma, rompe el corazón y confunde a la razón... no sé, me faltan datos para encuadrar mi opinión en el espacio de esa escena y en tu poema... me llevo el susto que tuve hasta ver tu aclaración y una sensación que no sé definir...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  42. La lluvia tiene algo de mágico ...
    será porque cae desde el mismo cielo,será...
    Gotas por labios… gotas por besos.
    ¡Ah, la belleza de la inocencia de los niños es universal!

    Hoy mi abrazo fuerte...fuerte para ti.

    ResponderEliminar
  43. En fin. Me inspira Terremoto. Nunca lo cuento, pero creo que guardo una sádica. Nunca ha salido, lo mismo está en proceso...pero cuando alguien habla de sucesos así, la sádica se mueve y susurra algo. Por eso sé de ella.

    ResponderEliminar
  44. La lluvia siempre trae lo bueno y se lleva lo malo ...estuve fuera unos días pero
    ya estoy acá ,besos poeta

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.