20 de enero de 2021

JUSTINIANO 229

Justiniano estaba paseando
cuando ha visto sentadas en un banco
a dos mujeres guapísimas
que le han robado el corazón
y sin pensárselo dos veces
ha rebuscado en una papelera
y ha arrancado las anillas
de dos latas de cerveza vacías
y de un salto prodigioso
ha aterrizado de rodillas
ante las dos bellísimas mujeres
declarándoles su amor
y ofreciéndoles las preciosas anillas
como prueba irrefutable
de sus serias intenciones
pero esas dos marquesas creídas
no le han hecho el más mínimo caso

y han seguido hablando entre ellas
como si él no existiera
por lo que Justiniano muy enfadado
les ha quitado los zapatos
con una velocidad pasmosa
arrojándolos a una alcantarilla
y ha vuelto rápidamente a su casa
para recuperarse del disgusto
con una cerveza y un bocadillo de jamón.

42 comentarios:

  1. Jajajajaja, es que Justiniano se recupera pronto. Desde luego es un todo terreno para las desgracias y sabe torearlas muy bien. ES un incomprendido tanto en el poema de la derecha como en el de la izquierda.
    Pero vale más de lo que nos pensamos, y graciosísimo jajajajaja a más no poder.
    Si no estuviera comprometida le pedía que fuera mi novio. Yo no soy engreída como esas dos mujeres jajajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Mejor con la cerveza y el bocata que intentando seducir a quienes no saben apreciar el gran corazón de Justiniano.

    Besos

    ResponderEliminar

  3. Justiniano tiene claras las cosas... nada como un bocadillo de jamón con una cerveza... y ¡a otra cosa mariposa!
    Que no estamos como para perder el tiempo.

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano... de calidad y denominación de origen 'Toro Salvaje'.

    🥀

    ResponderEliminar
  4. Bueno, no le supieron valorar...

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Mucho se está hablando últimamente en este blog de hincar la rodilla en tierra...ese subconsciente...🤣🤣🤣

    “Don de gentes” tiene Justi pa regalar🙃

    Un beso💍

    ResponderEliminar
  6. Una buena cerveza y un bocadillo de jamón son casi indistinguibles del amor verdadero, bien hecho :)

    ResponderEliminar
  7. Buen sistema para recuperarse de los males de amor😆
    Los bocadillos de tortilla de patatas sirven también?
    Besos***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un bocadillo de tortilla de patata?? Eso resucita a un muerto!! Qué bueno!

      Eliminar
  8. Estas dos marquesas no hubieran rechazado a Justiniano si le hubiese entregado un anillo con un diamante como un garbanzo. Nadie les hará tal regalo así que se joden.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Pues Justiniano hizo bien por que ese tipo de desplantes no se le aceptan a nadie. Además, una cerveza helada y un buen bocadillo en ocasiones valen más que ciertas personas.

    Abrazo Toro.

    ResponderEliminar
  10. Bien, supongo que en la mente justa de nuestro amigo no hay cabida para la ley hecha por los hombres en base a su cultura y tradiciones. Porque si él siente que tiene mucho para dar y compartir, su planteamiento de poli amor, es coherente con lo que le dicta su corazón...
    Difícil papeleta a resolver. Menos mal que a fuerza de costumbre aprendió a relativizar todos sus problemas.
    Bon appétit, Justiniano.

    ResponderEliminar
  11. Ja, ja, ja... este Justiniano, es todo un personaje, Poeta... pero le intuyo cierta ternura.

    Mil besitos cariñosos para ti.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, una cosa por la otra jajaja

    ResponderEliminar
  13. Jajaja, que se coma dos bocadillos mejor que uno.

    Ya tengo ganas de que algún día le salgan bien las cosas.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Justiniano é incorrígivel ... rrssss

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Muy divertido. Este Justiniano me hace reír lo suyo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Ellas se lo pierden (además de los zapatos, claro).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Ai si no fos per la cerveseta i el pernil!😉
    M'has tret un somriure.

    Petonets, Xavi.

    ResponderEliminar
  18. Buena manera de recuperarse 🌭🍺

    (Hay clientes muy irascibles…)😎

    Un abrazo grande, querido poeta.

    ResponderEliminar
  19. i adore this post:) so lovely written:) follow! Hope U follow back:)

    ResponderEliminar
  20. Parece que fue un demonio.....
    No es bueno juzgar

    ResponderEliminar
  21. Las quiere a pares, je,je, perdona que me ría Justiniano, me da mucha penita por tí, se me nota?
    Besos 😀

    ResponderEliminar
  22. Es que esta vez ...pobre Justiniano derrapó jajajajja(asi decimos en lunfardo en mi pais)...quiso hacer buenas migas con dos..Parece que una , no le bastaba !!!( será la pandemia??? jjajaja)
    Amo esas ocurrencias de mi héroe.. y suerte que solo les quitó los zapatos!! Pero bueno...después optó por estomago lleno y corazón contento ..
    Agradecida por esta regreso de Justi que pone color y sonrisas a los dias!!! Besos y linda tarde

    ResponderEliminar
  23. Seguro que el bocadillo y la cerveza, le han sabido a gloria. Cuando vuelva a llamar al servicio de telefonía, a ver si encuentro a un clon de Justiniano y por lo menos le entiendo lo que dice.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  24. jajajaja me ha encantado. A veces pienso que qué mas se te puede ocurrir con Justiniano... y veo que tu imaginación no tiene límites.
    Un besazo con zapatos puestos.

    ResponderEliminar
  25. No hay nada como una cerveza y un bocadillo de jamón para quitar las penas de amor.

    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Nada como un buen bocadillo,cariños

    ResponderEliminar
  27. Es el mejor antídoto contra la dpresión.

    ResponderEliminar
  28. "...les ha quitado los zapatos..."
    Jajaja...

    Un beso, Justi.

    ResponderEliminar
  29. Se hubiera quedado con esos zapatos, como prueba de amor que alguna vez les tuvo.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Ah mi lindo Justiniano, nadie lo comprende. Un placer leerte amigo Toro. Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Que desagradecidas
    Con el frío que hace, habrá vuelto con los pies helados. Pobre

    Besos, Toro

    ResponderEliminar
  32. Lo primero estuvo bien.
    Pero le falta trabajar la reacción ante los rechazos o ante la indiferencia.
    Talvez hubiera funcionado el invitarlas a tomar cerveza.

    ResponderEliminar
  33. Yo haría lo mismo, desde luego dos tontas de remate. La próxima iré a tomar una cerveza con Justiniano. Espero que no me haga ninguna trastada.

    ResponderEliminar
  34. A mi me hubiera conquistado con el bocadillo de jamón y cerveza.

    jajajjajaa

    Besos Justi.

    ResponderEliminar
  35. Si ya lo dice la sabiduría popular: las penas con pan son menos penas y si metes jamón, mucho mejor :D
    Lo que hubiera dado por ver ese salto prodigioso y ver cómo les quitaba los zapatos!!!

    Bss.

    ResponderEliminar
  36. Siento que esta historia de Justiniano es la historia de mi vida

    Abrazos

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.