15 de enero de 2022

CINCO TABURETES VACÍOS

Cinco taburetes vacíos
bostezan frente a la barra.
Al otro lado el camarero ha desaparecido.
No sé si se ha fugado
o se lo ha comido una mutación del virus.
La música ochentera
retumba mágica dentro del local
evocando mundos que desaparecieron.
El whisky tiene ganas de bailar.
Yo también.
Somos los únicos.
La gente enmascarada que va entrando, no.
Se sientan muy serios en los sofás hambrientos.
Y parecen hablar de cosas trascendentes.
Como si dominaran el mundo
y conocieran los secretos del universo.
Pobres...
Cuántas penalidades les esperan.
La música va mejorando.
Mis pies se quieren escapar a bailar.
Los cinco taburetes vacíos se giran y aplauden.
El whisky y yo sonreímos y empezamos a cantar.

38 comentarios:

  1. Bailar hasta el amanecer, elixir de esperanza y un tupé en el corazón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Deshinibida la mente es un gran portal para la entrada de la música incitando a seguirla en alegre sincronía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonita la mágica conexión con esos cinco animadores 🙂

      Eliminar
  3. Vuelve el poeta maldito.

    E encanta.

    Besos 💋.

    ResponderEliminar
  4. Torito Travolta :)
    Ayer pensaba yo en esta manía nuestra de bailar en sitios acotados: "aquí"
    Bailar en la avenida delante del saxofonista, bailar en la terraza de los bares porque esa canción te mueve el esqueleto, delante del semáforo con los cascos puestos...donde te lo pida el cuerpo. La ciudad sería más divertida.
    Besitos, bailongo, que tengas buen día!

    ResponderEliminar
  5. Pues a disfrutar ese baile, bailar es sentirse vivo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Los taburetes ya las han visto de todos los colores.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. En Portugal volvieron a abrir los clubes ayer a las 22:00. Bueno para los jóvenes, malo para la población en general. El virus siempre está al acecho y no perdona.
    .
    Feliz sábado... Saludos poéticos
    .
    Crementos poéticos y ensoñaciones
    .

    ResponderEliminar
  8. Maravilla...bailemos!!!

    https://youtu.be/JItkRLVlf-c
    Besos***

    ResponderEliminar
  9. En mi caso las primeras en huir fueron las camareras, después la música dejó de sonar, hasta nueva orden Santana ni ningún otro volverá a oírse, desde la puerta sólo se oye el ruido del cierre agitado por el viento.
    Que tengas un gran finde.

    ResponderEliminar
  10. La gente ahora se reune en bares virtuales,

    la sola existencia de esa posibilidad me genero nausea

    ResponderEliminar
  11. Mientras suene música y haya ganas de bailar, hay esperanza.

    ResponderEliminar
  12. Me pido un taburete!

    Con lo bien que sienta bailar... bailamos poco.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hay que dejarse llevar por esos pies que quieren bailar. Que no paren la música, la vida y ¡la poesía!

    Abrazo grande, querido poeta 💙

    ResponderEliminar
  14. Si els peus acompanyen el ritme, vol dir que et sents viu.
    Bona música, una beguda i l'esperit de no deixar que ens ensorrin...

    Petonets, Xavi.

    ResponderEliminar
  15. Do poema, gostei.O whisky, dispenso.

    Beso, bom fim de semana

    ResponderEliminar
  16. Importantísimo que disfrutes y bailes si te lo pide el cuerpo. A disfrutar y beberse la vida antes de que ella nos beba a nosotros.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Los cinco taburetes vacíos se giran, bailan, aplauden..
    Tras el último cubata yo también me encuentro feliz y sonriente.

    ResponderEliminar

  18. Son más que 5...
    Te leen, sonríen y mueven las patitas al son de tus versos.

    Beso... desde mi taburete.
    Y mi mano en tu mano... al compás de la música que elija(mo)s.

    🥀 🐾

    ResponderEliminar
  19. Hola Toro
    Me gusta mucho la evocación de los mundos que desaparecieron, me da mucha nostalgia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Miedo me da que los del sofá estén comentando que está mejorando la cosa, porque entonces seguro que sale otra variante del bicho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Que justo Salvaje, con Joaquín Galán y María José volvimos a abrir nuestra "Disco Mojama" Nos falta un integrante (Jack) que no sabemos si volverá. Mientras tanto allí ponemos música de la que que se nos ocurra y si, en los taburetes no se apoya ni un culo y los tragos están por siempre servidos...una pena eso. Pero venga! Virtual o presencial que no decaiga! Un abrazote morocho.

    ResponderEliminar
  22. El whisky es buen amigo, nunca falla, y los taburetes tambien. Los "transcendentes" son insoportables, con y sin mascarilla. Saludos.

    ResponderEliminar
  23. A Dança também é um elixir para a alma!:))
    -
    Fantasiando numa bolha de melancolia ...

    Beijos, bom fim de semana.

    ResponderEliminar
  24. Bua...yo me hubiera puesto a bailar sin dudarlo...
    🕺🏻💃🏻

    ResponderEliminar
  25. Los taburetes son fieles. Huelen nuestros culos sin propasarse. Soportan nuestro peso sin protestar. Aguantan estoicamente nuestros tacones antes de que nos decidamos a bailar. La música de los hielos puede sustituir a la ochenterA cuando se acabe. Y cuando llevas dos o tres, el virus desaparece.
    Eres un afortunado, toro 😜

    ResponderEliminar
  26. La música y el whisky ponen la marcha, los taburetes aguantan. Mientras se baila se vive.
    Como siempre muy ingenioso para traernos esa versión de la realidad que nos saca la sonrisa. Muy bueno.
    Abrazos Toro.

    ResponderEliminar
  27. Esos sí que son compañeros y cómplices... si es que hay que saber elegir a la hora de salir.

    Mil besitos con cariño para tu noche, Poeta.

    ResponderEliminar
  28. ¿A qué hora era eso y donde? dime que voy p'allá.

    ResponderEliminar

  29. Bailar... Con lo que me gusta. Pero no tengo quien me acompañe...

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Que suerte tienen algunos whiskys hoy en día.



    JK

    ResponderEliminar
  31. Se van solos los pies, dan ganas de bailar, con el ría, ría, ría pitá... Ufff ya hay ganas!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  32. Que bonito seria bailar y cantar, yo no se hacerlo. Lindo leerte amigo Toro. Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Me gusta cómo termina la velada.

    Pude imaginar el local. Y la escena.

    Besos

    ResponderEliminar
  34. esos sitios tristes a los que la gente parece que sólo van a emborracharse lo más rápido que puedan como quien apaga un interruptor en la cabeza...

    ResponderEliminar