26 de abril de 2010

ESCÚCHAME NIÑO

Escúchame niño
cuando crezcas
no permitas que nadie
para convertirte
en hombre de provecho
te borre el brillo de la mirada.

181 comentarios:

  1. Magnifioc consejo...como dijo Neruda,nunca hay que olvidarse del niño que somos.Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sabio consejo Toro,eso nunca debe perderse..jamás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bello mensaje, a millones de niños a través de la historia se han roba esas miradas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. que no le borre ni el brillo en su mirada, ni la sonrisa, ni la imaginación de niño...

    un besote grande

    Pd:
    se te echa de menos...sinff

    ResponderEliminar
  5. No sé por qué me da la sensación de que te lo dices a ti mismo...

    Creo que es lo más bonito que te leí (por lo mucho que cuenta de tu corazón), y eso que eres bueno y últimamente estás sembrado.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Si te escuchó, Torito, va a sacar provecho de ser hombre sin perder la ternura ni el brillo de su mirada jamás

    besos

    Estercita

    ResponderEliminar
  7. Toro: que bellos poemas ambos! Que dulce la infancia! La imaginación y la inocencia que se tiene en esas épocas :)
    Lo vivo a diario con Esmeralda: plena magia y pureza :)
    Gracias por regalarnos hoy estos versos!
    Un beso o 2!

    ResponderEliminar
  8. Para Extractos de alguna vez:

    Es que no sé donde está tu blog.
    A mí me dice que no existe cuando intento ir a verlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Cuando eso pasa se apaga un estrella.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. vale...probemos de nuevo...

    a ver si ahora se puede pinchaaaar...

    otro besote

    ResponderEliminar
  11. Eso ha de ser lo último que se permita.
    Que no se deje nunca.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Qué difícil.
    Te has levantado utópico ??

    Yo le diría : aprovecha y disfruta de esa mirada fugaz antes de que la vida te la borre plumazo a plumazo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Ojala todos los niños no solo escucharan ese consejo sino que se grabara en sus mentes. Besos, cuidate Toro.

    ResponderEliminar
  14. es precioso Toro

    me encanta desde el título

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hay algo más bonito , más sincero y más limpio que la carcajada de un bebe?.

    :)

    Saludos.
    Julieta

    ResponderEliminar
  16. El niño interior debe ser siempre el centro de nuestra existencia ya que sólo él conoce el rumor de las olas y no sabe de vidas vacias y abnegadas.

    Lindo para empezar la semana recordarlo!!!!*

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Los niños tienen el poder de reir y, ver la luz intensa preciosa, que perdemos cuando nos hacemos mayores. siempre me he preguntado porque.
    besos

    ResponderEliminar
  18. Completamente e acuerdo.

    Un besazo cielo.

    ResponderEliminar
  19. Esas cosas habrá que enseñarselas... al menos si es un niño. Seguro que el no se deja.

    Un beso Toro.

    ResponderEliminar
  20. El mejor de los consejos.... sin duda... reconozco que lo he seguido sin haberlo escuchado...espero que sea para ti del mismo modo...
    Saludos...

    ResponderEliminar
  21. Pues sí, te aplaudo... no nos olvidemos nunca.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. que el brillo se mantenga en cada latido y se refleje alrededor :) un biquiño y feliz día!

    ResponderEliminar
  23. PRE-CI-O-SO...lo he dicho...¡¡¡precioso!!!

    Besos y feliz semana!! ;)
    Arwen

    ResponderEliminar
  24. Me has recordado este poema de J.A. Goytisolo:

    Me lo decía mi abuelito,
    me lo decía mi papá,
    me lo dijeron muchas veces
    y lo olvidaba muchas más.

    Trabaja niño no te pienses
    que sin dinero vivirás.
    Junta el esfuerzo y el ahorro
    ábrete paso, ya verás,
    como la vida te depara
    buenos momentos. Te alzarás
    sobre los pobres y mezquinos
    que no han sabido descollar.

    Me lo decía mi abuelito
    me lo decía mi papá
    me lo dijeron muchas veces
    y lo olvidaba muchas más.

    La vida es lucha despiadada
    nadie te ayuda, así, no más,
    y si tú solo no adelantas,
    te irán dejando, atrás, atrás.
    ¡Anda muchacho y dale duro!
    La tierra toda, el sol y el mar,
    son para aquellos que han sabido
    sentarse sobre los demás.

    Me lo decía mi abuelito
    me lo decía mi papá
    me lo dijeron muchas veces
    y lo he olvidado siempre más.

    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Tú sigues siendo un niño,...


    ...incluso, a veces, te enfadas mohíno, como ellos,... :)




    Buenos días.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Que bonito, torobello.

    Sabias palabras que deberíamos repetir a nuestros niños y aplicar también en todo, incluso en nosotros.

    Escúchame Xavi
    Cuando amanezca
    no permitas
    que nadie
    para "traerte a su realidad"
    borre el brillo de tu mirada
    y el sentido de tus sueños.

    Feliz comienzo de semana querido amigo.
    Besos

    P.d. Lo del "olor" es cierto, todos los niños huelen bien, y ellos a veces se alejan de los muy mayores porque "huelen mal"... ahora sé que tengo que decirle que simplemente se están "marchitando"... :(

    ResponderEliminar
  27. Una mirada así, como la primavera recién estrenada....
    Una sonrisa

    ResponderEliminar
  28. Hoy precioso, tomaré nota.
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Nunca deberiamos de perder la ilusión del niño que llevamos dentro, es la más pura ,llena de sentimientos y ternura y su mirada es toda caricia.

    Me a encantado ese consejo Toro.

    Buen comienzo de semana.

    Un Abrazo grande, Vicky.

    ResponderEliminar
  30. Ese brillo no deberia de perderse nunca, es calidad de vida, son sueños, ilusiones, inocencia, magia, amor.
    Ese brillo es un gran tesoro,reflejos de luz del alma.
    ¡Que bonito Toro!
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Muy buen consejo.
    Un beso y buen lunes.

    ResponderEliminar
  32. Buenos días...

    qué temprano te despiertas, que bien saber aprovechar el día.

    Breve e intenso, intenso como siempre.

    saludos

    ResponderEliminar
  33. Puede haber alguien que te dé un sabio consejo,puedes ser tú quién lo acepte,pero el éxito de tal quizás dependa de un tercero.
    Una persona adulta con brillo en los ojos es un blanco perfecto para muchos desalmados.

    ResponderEliminar
  34. El brillo en la mirada es sintoma de Felicidad, de sentirse agusto con uno mismo.
    Se puede ser adulto y permanecer el brillo.
    Cuando te arrebatn en la infancía ese brillo, se es desdichado el resto de la vida.
    Los niños son tan frágiles, son tan facíl de dañar...
    Besos!
    Me ha gustado mucho este post...

    ResponderEliminar
  35. Cuando somos niños queremos ser adultos, cuando somos adultos pensamos que nunca seremos mayores, cuando somos mayores queremos volver a ser niños.

    Ese brillo de la mirada es la inocencia, que nadie borre la inocencia de los niños.
    NO A LOS NIÑOS SOLDADOS, NO A LOS NIÑOS COMO SIMBOLOS RELIGIOSOS, NO A LOS QUE ATENTAN CONTRA LA INFANCIA.

    Convertir a los niños en "hombres de provecho" no es aprovecharse de ellos?.
    Toro magnifica entrada!!!

    ResponderEliminar
  36. Se nota que a ti no te borraron el brillo de tu mirada, que sigues teniéndolo,no sé si a costa o no de ser un hombre de provecho. El brillo de tu mirada que muestras en tus escritos es suficiente muestra de hombre de provecho para nosotros.
    PETONETS!!!

    ResponderEliminar
  37. Los niños comienzan por amar a los padres. Cuando ya han crecido, los juzgan, y, algunas veces, hasta los perdonan.

    Un abrazo campeón.

    ResponderEliminar
  38. Escucha niño...
    -no crezcas!-

    La inocencia se pierde con los miedos,
    en el tiempo, en el pensamiento...

    No crezcas... sigue jugando...
    Nada es perfecto, más los ojos seguirán brillando.

    Tanto tiempo ;)

    me gusta llegar y sorprenderme entre tus letras...

    Un abrazo nocturno, ya casi amaneciendo aquí.

    nuiT.·*

    ResponderEliminar
  39. Eso les digo yo a mis Infantitas: que me escuchen, pero maldito el caso que me hacen. Creo van a salirme anarquistas. Reza por ellas y por mí.

    Besos de Princesa

    ResponderEliminar
  40. Los niños no suelen escuchar. Te das cuenta cuando eres mayor: nunca escuchabas a tus padres y ahora no te escuchan tus hijos.

    Besos

    ResponderEliminar
  41. Ese es el mejor consejo que he oído en tiempos.

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  42. Y además ¿Para provecho de quién?
    Un beso

    ResponderEliminar
  43. Te escucho Torito, y le brilla hondo la mirada. ¡Es precioso! ¿Vale con llanto?
    Beso.

    ResponderEliminar
  44. amén!!

    hay tantos niños encerrados dentro...
    dónde habrán quedado las llaves? para liberarlos, para devolverles su lugar con todo nuestro llanto


    besos Xavi

    ResponderEliminar
  45. deberíamos amanecer todos los días como niños, aunque la vida haga que nos acostemos como viejos.
    Muy bonito Toro.
    Un beso inocente.

    ResponderEliminar
  46. Luchemos para que no se nos borre la lucidez infantil que, sin duda, aún guardamos en nuestro interior.

    Un abrazo TORO SALVAJE

    ResponderEliminar
  47. ¡Buen consejo!
    El brillo y lo que hay detrás del mismo.
    Biquiños.

    ResponderEliminar
  48. A nadie se le debía de borrar esa mirada, clara, nítida y llena de ilusión y esperanza.
    Besitos dulces mi querido amigo

    ResponderEliminar
  49. Escúchame niño.

    Nunca se alejará ese niño que existe en tí, siempre estará contigo,

    no dejes de ser niño, aunque crezcas, y mucho cuidado con los hijos de putas de por ahí.

    Hombre de provecho, es el de sana conciencia, hombre de provecho es el que trabaja para el, y tiene para los demás,

    no mires los títulos, son creados para que uno mas alto que tú te gobierne.

    Un poco de trabajo con honra
    semillas que siembres
    en libertad
    es corona de rey
    para tu cabeza,

    Escúchame niño, se independiente,
    aprende a abrazar
    y amarte a ti mismo
    y a los demás.

    Besos.

    ResponderEliminar
  50. Se lo diré al único niño de mi familia, mi sobrino-nieto Mateo, y a todos los niños que me encuentre, y espero que no lo olviden.
    Todos los niños huelen estupendamente, lástima que crezcan.
    Muchos besos, Toro.

    ResponderEliminar
  51. En algún punto, Toro, cada vez que la mirada de un ser humano excepcionalmente manifiesta un destello, todos los niños que nos habitaron y ya murieron, vuelven por esos breves chispazos, quizás por un pequeño instante, a ser...

    Un beso muy grande, Torito de mi alma.


    SIL

    ResponderEliminar
  52. Pues sí, el alma quizá pierda más brillos por el continuo roce con la vida. Pero la mirada debería saber conservarlos, para así poder reparar los que vaya perdiendo el alma y de paso, poder iluminar a otros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  53. te noto muy blandito ultimamente, por aquí y en los comentarios que andas dejando por ahi...


    mmmm.....


    empiezo a sospechar...

    ResponderEliminar
  54. Lástima que nos borren el brillo sin que nos demos cuenta.

    Yo me esfuerzo en que me quede algo...

    ResponderEliminar
  55. ¿Pódés creer que me emocioné?

    Con nudo en la garganta, ojos húmedos y todo.

    Besos.

    (lo ha resumido el espíritu poético de Oceánida, "cuando eso sucede se apaga una estrella")

    ResponderEliminar
  56. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  57. Toro que verdad es esa!!!!

    Besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  58. Dios!...me emocioné tanto leyéndote que...
    ¡NO HE PARADO DE LLORAR!.

    Sigue así Toro: con sonrisas y alma de niño. Yo siempre sonrío como una nena pero a veces llega alguien y me la borra de un plumazo. Ahora, cuando pare de llorar volveré a sonreir...
    Un beso con sonrisa traviesa

    ResponderEliminar
  59. Sucede, sucede casi siempre. Muy pocos hombres conservan las virtudes de un niño, y los que las poseen son envidiados y maltratados...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  60. enmarca este poema, Xavi... deberían ser las palabras mágicas para cada niño

    petonets

    ResponderEliminar
  61. Si nos hubieran dicho hecho a muchos cuando aún era tiempo....
    Un besazo

    ResponderEliminar
  62. Que nadie logre despertar a ese niño aunque sea un hombre.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  63. Si pudiese ser verdad...
    por desgracia para tener una buena vida, se suele renunciar al brillo y la ilusión... felicidades a quien consigue conservarlo, que algunos habrá..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  64. y realmente se han convertido en hombres de provecho, esos a quienes le han borrado el brillo en la mirada?

    Hay que mostrarles que esa formula es equivocada.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  65. Jamás!
    Bajo ningun concepto. Esas miradas aún se ven, aunque cada vez menos en algunas personas.
    Hoy vi una por la mañana temprano.
    Una mirada limpia, tierna, serena y con brillo, el mas bonito, el de la inocencia que aún conservaba.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  66. Recordarlo nosotros para cuidarles la mirada, al tiempo de enseñárselo a ellos.

    Precioso...

    ResponderEliminar
  67. Muuuuuuuuy tierno!!! Re lindo...
    Muy buen consejo, besos!

    ResponderEliminar
  68. Y cuando miro a tanta gente adulta (me incluyo) pienso, a dónde se nos fue elbrillo de los ojos? Hoy me das la respuesta, nos convertimos en gente de provecho, pero sin brillo. Se borró, en ese proceso.

    Excelente! Certero.

    Abrazos, que tengas bella semana.
    Anouna

    ResponderEliminar
  69. Gracias, Xavi!

    Este me lo enmarco para regalárselo a Santi en un tiempito.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  70. Los caminos que recorren los niños pueden ser a través de un campo florido lleno de juegos y la magia de la imaginación si el sol que los guía los acoge con amor…pero no siempre es el caso muchos deambulan por oscuros bosques se la pasan huyendo de las jaurías que les acosan…algunos si sobreviven prosiguen la cabalgata errante sobre un caballo como guerreros blindados con una gruesa armadura que los aislé del mundo…amparando con ello el hermoso corazón de un niño lleno de amor…otros es tanto el miedo que un día desaparece…retan a la jauría …se hacen amigos de los arboles que comienzan a dejar pasar la luz …a beber del rio que hay en su interior…cambia su entorno aunque la jauría siempre allí este acosándolos…otros solo escuchan el resoplido en su garganta en su agonía y luego no hay mirada solo el silencio pues el mundo está lleno de depredadores…Toro sabio un consejo para los adultos que son los guardianes de que ese brillo nunca desaparezca …también es necesario comprender que son seres independiente y no una prolongación de nuestros anhelos… dejarlos que ellos descubran que quieren ser guiados con amor y respeto…besos Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  71. uff ...perdona Toro lo extenso del comentario pero ya sabes cómo me mueve este tema ...besos

    ResponderEliminar
  72. Ójala esto se dijera más a menudo, ójala de pequeños nos lo dijéramos a nosotros mismos, ójala esto se quedase grabado en la memoria.

    ResponderEliminar
  73. Hermoso, casi tanto como tu mirada y el poema en la barra lateral es otro salto a la ternura sin límites del gen de la infancia. Mil besos músculo del alma.

    ResponderEliminar
  74. Lindo consejo.

    Besitos Animalito.

    ResponderEliminar
  75. Ojalà t'escolti.... Me la apunto, tan de bo nosaltres tampoc el perdem mai (jo encara en conservol una espurna)

    Petons, com sempre, magnífic....

    ResponderEliminar
  76. Mafalda le decia a los adultos: tienen que urbanizarnos pero sin pavimentarnos la espontaneidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  77. ¿Dónde quedará el brillo infatil de nuestra mirada? ¿qué han hecho con él?

    Hagamos que los niños de ahora, no la pierdan, como nosotros la perdimos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  78. Si señor: que nunca nos quieran robar la infancia del todo.

    Besosss

    ResponderEliminar
  79. La mirada de un niño se oscurece siempre que se halla ante un adulto que le dice "no hagas tal o no digas cual". Cualquier advertencia es, para un niño, sinónimo de peligro. Un niño es tan vulnerable e inocente que no entiende que deba protegerse de nadie ni de nada.

    Besos, TORO.

    ResponderEliminar
  80. Eso es algo que nunca, pero nunca se debe perder. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  81. Escúchale,niño,que lo que te dice es sabio y bondadoso.Besos,replicante***

    ResponderEliminar
  82. Cuanta verdad has volcado en versos...

    que ninngún niño pierda la mirada.... esa especial mirada de verdad e inocencia, que es tan sabia.... y se desploma en el andar, sea por ser un engranaje mas de lo social y para encajar....

    que ningun niño pierda la mirada a Dios le pido tal gracia!

    Un minuto de silencio ofrezco por todos los adultos que no encontramos al niño que dentro llevamos.


    Te agradezco tu decir en mi blog y graciar por querer mi amistad!

    Todo lo andado se borra ... solo las huellas del alma quedan...

    son ellas las que dejo para acompañarte en tu tiempo....

    Te dejo junto a mi huella un ramillete de cariño

    MARYCARMEN....
    www.cosechadesentires.blogspot.com

    www.newartdeco.blogapot.com.

    ResponderEliminar
  83. Tant de bo et facin cas, Toro.

    Petonets.

    ResponderEliminar
  84. Es un Consejo y un gesto de Amor, para locos bajitos y niños grandes.

    Besos Toro.

    ResponderEliminar
  85. Sabemos lo difícil que es mantener el brillo en la mirada cuando se es adulto...

    Besos

    ResponderEliminar
  86. ESCUCHALO BIEN!!!!!!!!!!
    Y CUANDO SEAS GRANDE COMO NOSOTROS....NO LO PERMITAS TAMPOCO.
    TQ AMIGO, BESOS, SOLES Y FLORES PARA TI.
    MAR

    ResponderEliminar
  87. De mí dirán que soy extraño, pero yo aún mantengo esa mirada.

    Saludos, amigo. Lejos de mis blogs, pero siempre presente.

    ResponderEliminar
  88. Se ve que los hombres de provecho están muy apagados, los que brillan son otros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  89. NIÑOS. Todos los niños/ huelen bien/ son humanos/ sin marchitar.

    si , que pena cuando se dejan arrumbados en un recodo de la memoria

    ==============

    torito, gracias por tus huellas, mi muerte es una dulce, en fin parece que mi texto no se entendió jajaja, nadie repara en los versos superiores, todos se quedan con los finales, (quizá deba de ser más explicativa)

    besitos de luz

    ResponderEliminar
  90. ¡¡Por favor, querido niño, escucha a XAVI!!

    Que nadie borre el brillo de tu mirada, ni los colores, ni la sonrisa de tu cara, ni tus sueños.
    Eso no lo permitas jamás.


    Mi último besito por ahora.

    ResponderEliminar
  91. Que si!!!

    (el tema es que son como esponjas y no pueden elegir)

    ResponderEliminar
  92. es hermoso ser o sentirse niño...niños con alas que juegan, gritan, VIVEN....ese brillo es el espejo del alma, busquemoslo!!!




    besos

    Ale*

    ResponderEliminar
  93. DE ESTA MANERA... EL NIÑO ESCUCHARÁ... UN BUEN VERSO SIEMPRE LE VIENE BIEN AL CONSEJO...

    UN ABRAZO...

    ResponderEliminar
  94. Oh, Toro... mal día hoy, no vine a "darte" sólo, a darte un besito...

    ResponderEliminar
  95. Me has recordado el secreto que el zorrro le cuenta al Principito: Sólo se puede ver con el corazón,lo esencial es invisible a los ojos.

    Si conservas el alma de niño, nadie te quitará el brillo de la mirada.
    Besos

    ResponderEliminar
  96. Jamás, Toro, jamás.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  97. Estos luceros que me miran seguiran brillando aun cuando yo ya no este para verlos.

    ResponderEliminar
  98. Es que es el brillo que te percibo desde aquí, querido Toro.
    Suerte que lo conservas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  99. La mirada apagada de un niño es todo un drama.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  100. Xavi,

    te he dejado un pequeño reto en mi blog, me encantaría si pudieras hacerlo, así algo pequeñito, que se te ocurra, si quieres a cambio hacemos uno a medias de nuestro querido Justiniano y y lo publicas tú. O bueno, lo que quieras ¿te parece? ¡¡anda porfa, este va a ser inocuo, no como la otra vez, prometido!! ;-)
    Bueno, seas como sea, mil gracias...
    ¡¡Lo que me gusta a mi enredar Sr!! jajaja.


    Muchos besos, Xavi.

    ResponderEliminar
  101. Adónde se fueron los ladrones que robaron el brillo de los ojos del niño.
    Yo los encontraré y les daré fin.

    Extremadamente bello.
    Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  102. No permitamos que nadie marchite nuestro niño interior, nunca.
    Besotes

    ResponderEliminar
  103. A muchos se les apaga casi al nacer.

    La semana pasada salió un reportaje de los niños sicaros de Colombia. Un niño que mataba por encargo, por sobrevivir. Un niño de 11 años que su madre abandonó un niño que estaba cansado de vivir a su edad.

    Me desgarró el alma el ver como suplicaba a su mamá que le perdonara y que volviera con él

    En fin toro, esa es la pena, que muchas miradas se apagan antes de ver la luz.

    Y eso hace que la mia también se nuble muchas veces.

    Hoy te daría un abrazo, ya ves , boba que es una

    :*)


    Un beso.

    ResponderEliminar
  104. Ojalá te escuche, y pueda lograrlo. Un beso

    ResponderEliminar
  105. Lo enmarco y me lo quedo si me lo permites, para que no nos lo permitamos tampoco los que ya no tenemos remedio.

    Besos. Eritia

    ResponderEliminar
  106. Somos nosotros quienes les vamos modelando, los niños son nuestra obra, para lo bueno y para lo malo.

    Lo que hace falta es decirle a los adultos que no se atrevan a enturbiar la mirada de un niño, ese es el pecado más grave aberrante que existe.

    Besos TORO.

    ResponderEliminar
  107. Grave y aberrante. Borrarle a un niño el brillo de los ojos creo que debería ser imperdonable.

    ResponderEliminar
  108. Precioso!!!!!
    Me ha chiflado, te lo puedo copiarrrrrrrrrr?

    UN BESAZO

    ResponderEliminar
  109. Gran y sensible consejo, eso es lo que todos en los niños queremos ver
    esa inocente risa

    ResponderEliminar
  110. seguro
    tu mirada
    tiene brillo



    mil besos*

    ResponderEliminar
  111. Vaya pedazo de mensaje. Tenía que haber más adultos que fueran capaces de decir eso a un niño. O al menos, desearlo. Luego es tan difícil recuperar ese brillo en la mirada...Chapeau por ti, Toro.Un abrazo

    ResponderEliminar
  112. Habría que preguntar primero: ¿de provecho para quién? Un abrazo

    ResponderEliminar
  113. no sé cómo lo lograste... con esas cuatro líneas me has dejado como la Magdalena...acá ando llorando como loca. Que verdad más grande Torito!.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  114. TORO BELLO!!! QUIEN PUDIERA SER TU CRIA!!!!
    BELLO!!! REBOZANTE DE AMOR Y SABIDURIA!!!!!
    ME HAS EMOCIONADO!!!

    ResponderEliminar
  115. !Ojala! conservásemos de adultos esa inocencia y ese brillo de la mirada infantil

    Un beso Toro

    ResponderEliminar
  116. Buen consejo, Xavi... Buen consejo.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  117. Mejor comienza desde ahora niño, que cuando crezcas, tal vez sea tarde.
    Besos Toro!

    ResponderEliminar
  118. Yo no tuve suerte...
    Pero ahora si que brilla...
    Salud

    ResponderEliminar
  119. A mi niño Tomi nadie le borrará el brillo de su mirada. Es un niño de luz.
    Beso para ti, Torito.
    STEKI.

    ResponderEliminar
  120. me hace acordar a una cancion, muy real.
    un beso grande

    ResponderEliminar
  121. Si hubiera leído esto hace un cuarto de siglo...

    ResponderEliminar
  122. Me cayó como anillo al dedo.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  123. Ojalá que no, ese niño debe brillar como todos los niños del mundo, tenemos que hacer que así sea.

    Besos

    ResponderEliminar
  124. "Tengo otra excusa: esta persona mayor puede comprender todo; hasta los libros para niños."

    Antoine de Saint-Exupéry

    ResponderEliminar
  125. sencillo, rotundo, lo justo. Precioso toro
    kiss sin fm

    ResponderEliminar
  126. Paso a dejarte saludo y beso amigo Toro. Cuidate.

    ResponderEliminar
  127. Me recuerda algo que me guta mucho

    "Cuando el niño era niño
    iba con los brazos colgantes
    quería que el arroyo fuera río
    que el río fuera torrente y este charco el mar
    Cuando el niño era niño
    no sabia que era niño
    todo le parecía animado
    y todas las almas eran un todo
    Cuando el niño era niño
    no opinaba de nada
    no tenia ningún habito
    frecuentemente se sentaba en cunclillas
    de pronto se echaba a correr
    tenia un remolino en el pelo y nunca posaba para tomarle una foto
    Cuando el niño era niño
    era el tiempo de estas preguntas
    ¿por que yo soy yo y no soy tu?
    ¿por que estoy aquí y por que no allá?
    ¿cuando empezó el tiempo y donde acaba el espacio?
    ¿es la vida bajo el sol tan solo un sueño?

    Escrito por Wim Wenders y Peter Handke
    Tomado de la pelicula "Der Himmel Über Berlin" (El cielo sobre Berlín)
    Wim Wenders (1987)


    Es más largo ... :<)

    ResponderEliminar
  128. Muy buen consejo! y no me extraño nada, porque asi te imagino hombre sabio.
    Beso Toro. y al Justi.

    ResponderEliminar
  129. Cuanta luz tienen la mirada de los niños...

    ResponderEliminar
  130. Genial, Toro, esa es la actitud perfecta.

    Besos y abrazos :)

    ResponderEliminar
  131. XAVI,
    POR FAVOR PERDÓNAME, PERO NO ME PUDE AGUANTAR...
    ¡¡ESPERO QUE NO TE MOLESTE LO QUE HE HECHO, Y SI ES ASÍ, ME PERDONES TE LO SUPLICO!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  132. Ni el brillo en la mirada, ni la sonrisa en los labios, ni dejar de creer que la magia existe y todo es posible..

    un besote

    ResponderEliminar
  133. Y hay tanta gente sin brillo en la mirada...qué pena que se pierda...

    Besos!

    ResponderEliminar
  134. Ese brillo, es lo mejor de todo!!!



    Un abrazo Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  135. Eso sí que está difícil Toro... un abrazo.

    ResponderEliminar
  136. Esto debería constar como código de honor, como manual de procedimientos y como orden irrefutable en toda escuela del mundo y en toda sala familiar...

    Para recordatorio de los padres y de los maestros... de que el niño puede conservar ese brillo si se lo propone, aunque ellos hagan todo el esfuerzo por eliminarlo.. Y de que existe un crimen que no deben cometer jamás..

    besos!

    ResponderEliminar
  137. Hola Toro,te voy leyendo.No te olvido.

    luna

    ResponderEliminar
  138. ¡Qué bonito, Toro! Es muy tierno.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  139. Si se pierde esa mirada, tal vez, seamos el provecho de otros hombres o la carne de la cual se aprovecha la rapiña. Hay furia en las palabras que se aconsejan, pero a veces es necesaria. Brindo por la contundencia. Saludos

    ResponderEliminar
  140. Aplausos, aplausos, aplausos...

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  141. ¿Era Rousseau el que decía aquello de que la sociedad es quien corrompe al hombre?...
    Buen aforismo el de tu texto para pararse a reflexionar: ¿somos como somos o somos cómo hacen que seamos?... Mantener el brillo en la mirada cuesta, estoy segura, pero merece la pena, y para ello, tienes que querer seguir creyendo en "ella".

    ResponderEliminar
  142. ¿Nos la borraron a nosotros, Toro Xavi? Tal vez nos convertimos en lo que otros quisieron que fuéramos y el brillo de la mirada se fue desvaneciendo poco o poco, o simplemente la vida lo va desgastando a medida que crecemos, pero algo queda. Siempre nos queda algo.

    Besos para el niño y para el hombre.

    ResponderEliminar
  143. Decía Hans Christian Andersen que los cuentos se escriben para que los niños se vayan a dormir y los adultos se despierten.

    Vuelvo para decirte que tu poema me encanta, que antes no lo mencioné. ;)

    ResponderEliminar
  144. Toro salvaje:
    has definido el sentimiento en común de muchas personas en el mundo
    que no le borre, ni el brillo en su mirada, ni la sonrisa, ni la imaginación.
    a un niño.
    bellisímo torito
    besotes

    ResponderEliminar
  145. ...ni que nadie borre la sonrisa de tu rostro.

    Saludos Toro.

    ResponderEliminar
  146. Tampoco podemos permitir qu nos borren a nosotros la mirada de niños. Misión a cumplir: volver a ser niños.
    Besos

    ResponderEliminar
  147. Ojalá todos los niños te escucharan decir esto. Pero luego tendrías que explicarle un poco más.

    saludos.

    ResponderEliminar
  148. Hoy eché de menos un post tuyo, Toro.

    Te dejo mis saludos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  149. Excelente porque con una frase dices muchas verdades. Un post impecalbe.

    ResponderEliminar
  150. lamentablemente a veces uno no se da cuenta hasta que lo pierde.
    un saludo en la lajenia.

    ResponderEliminar
  151. ... sobre todo, que nadie te enseñe a temer.

    Eso como frena!

    ResponderEliminar
  152. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  153. Que no lo permitan asi cuando sean adultos sigan con la misma mirada :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  154. Toro, enserio cada vez que vengo a leerte me sorprendo, cómo lo llevas a un plano trascendental. Amo leerte
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  155. que no permita que nada ni nadie, con el motivo, excusa o pretexto que sea, le robe ese brillo...
    bss luminosos

    ResponderEliminar
  156. dicen los psicólogos y psiquiatras (yo también lo digo) que no es bueno, olvidar al niño que todos llevamos dentro.

    por eso me gusta este poema, porque reivindica de algún modo esa figura inocente.

    bicos,

    ResponderEliminar
  157. Ese consejo debería venir en los huevos Kinder o golosinas con sorpresa, ¿no?

    Excelente torito!

    Beso grande :)

    ResponderEliminar
  158. Precioso Toro...un abrazo...: )creo que la mìa aùn brilla jeje.

    ResponderEliminar
  159. Qué bonito, Toro, entrañable, delicioso, me temo que utópico. La educación es adiestramiento en lo que no, y no, o no. Lo que sí, se olvida. Pena!

    ResponderEliminar
  160. Muy buen consejo.
    Pero que eso no suceda, depende mucho de lo que hagamos nosotros hoy.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  161. uffffffff,

    Genial, me encanta, genial.

    abrazozz

    ResponderEliminar
  162. Este me ha impresionado, será porque tengo un niño, pero me parece precioso y perfecto para guardarlo y leerselo

    me lo quedo en un rincón

    ah, le diré que es tuyo eh

    ResponderEliminar
  163. Nunca, he dicho nunca dejes que te borren a ese niño de los ojos...
    los hombres de provecho acaban no siendo felices, por no saber como jugar al juego de la vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar