19 de marzo de 2011

JUSTINIANO 96

Justiniano es un hombre emprendedor
y aunque no dispone de capital alguno
ha ideado un negocio de comida rápida
que cocina en un carrito ambulante
situado a la salida de los cines
del que espera brillantes resultados
sin embargo con el paso de los días
Justiniano ha comprobado apenado
que las cosas no acaban de funcionar
ya que todos sus posibles clientes
según parece unos sibaritas de cuidado
con exigencias culinarias desorbitadas
tras acercarse con mucha curiosidad
se han apoyado en la pared
y muy pálidos no dejan de vomitar
al observar las deliciosas bandejas
de peludas ratas fritas con bechamel.

160 comentarios:

  1. Amo a mi Justiniano siii!
    Al fin
    alguien tan cuerdo aquí !
    :)

    ResponderEliminar
  2. Cada día es más creativo Justiniano. ¿Cómo le irá con su blog?

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué haces con los posts o poemas que escribes en el perfil?,¿los borras?

    ResponderEliminar
  4. ¡A quién se le ocurre! ¡Hay que servirlas afeitadas!


    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. La madre que lo parió, jajaja (a Justiniano, digo).

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Como poco curiosa, no me había fijado que existían dos versiones sobre el mismo caso. Ahora leí las dos. Conozco a Justi, no desde el primer capítulo, pero lo considero un personaje bastante hábil en asuntos de subsistencia y algo más. Personaje que mantiene la atención del lector. Continuaremos conociéndolo.

    Quise llegar primas pero I'Can not.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Su equívoco era solo geográfico, hay lugares donde se consideraría una exquisitez...

    Brillante Justi!!!!!!!

    Besote

    ResponderEliminar
  8. Creo que se equivocó de Continente ¿No? Lo seguro es que me ha quitado las ganas de comer.
    Un beso
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Ratas con mahonesa,hummmmm,que buenas¡.Jeje todo lo hace el hambre que se tenga.
    TERE.

    ResponderEliminar
  10. eso es lo habitual en los mejores mac donals del pais

    ResponderEliminar
  11. Es una buena forma de terminar con las plagas de ratas, aunque le podría haber quitado los pelillos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Que insoportables son las personas que van de exquisitas por la vida, pobre Justiniano...dile que me ponga dos para llevar, una con y otra sin bechamel

    ResponderEliminar
  13. Buen día Toro.



    Un beso.

    (...Justi es más que uno)

    ResponderEliminar
  14. qué asco pordiós!!!!!
    todo el mundo sabe que los ratones dan más juego

    ResponderEliminar
  15. Si al menos las hubiera servido afeitadas....pero es que me parece a mí que los pelos son un poco indigestos...
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Puaj!!!
    Hoy no como nada por tu culpa Justiniano.

    Un cuarto de beso.

    ResponderEliminar
  17. ..uyyy!! yo que pensaba pedirle algo para comer....recién llego y estoy famelicca de hambre...
    pero terminando de leer..la embarra y hay demasiados vomitos...pobre Justi..un incomprendido....ni carrito ambulante ni vendedor de coches...puajjj
    beso toro...y te esperoque apagues tusluces el 26....
    feliz finde..

    ResponderEliminar
  18. Hola Toro.

    Está claro que debería haber hecho salchichas con ellas y haberlas servido al igual que hacía Ignatius....pinchadas con una gran tenedor.

    Adiós Toro.

    ResponderEliminar
  19. Lo dicho, un fin de semana sin Justiniano es un fin de semana incompleto.
    Quizás con un poco de romero y tomillo adobando a las suculentas ratas, las ventas subirían.

    Siempre, a pesar de todo.

    ResponderEliminar
  20. les da asco porque no las debe entregar con servilletas... que use para el caso, papel de diarios viejos, que es más barato...
    besos

    ResponderEliminar
  21. Pero que raterío conocido...
    Prueba ponerte en otro lugar ;)
    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Vaya!!!


    Besos y amor

    je

    PD
    Agradezco unos ánimos dejados por ti.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Por Dior Toro...qué ocurrencia¡!

    Petó

    ResponderEliminar
  24. jajajajajajajaja ¡madre mía! ¿ratas peludas fritas en bechamel? jajajajaja ingenio, definitivamente muy creativo y audaz. Espero siga cazando todas las ratas, que hay bastantes sueltas... jajajajajajajajajajajjajaj

    ¿Cual es el concesionario? para ir a buscar al pobre Justi, antes de que le hagan daño.

    Besitos mi Toro. Me has robado una enorme carcajada con esta entrada.

    :-))

    ResponderEliminar
  25. Se me olvidó decir, que difícil es llegar de primera estando tan cerquita. jejejejejejeej

    :-))

    ResponderEliminar
  26. ¡Con la de ratas que hay en este país es una pena que el negocio no le funcione!
    Besito, Toro, ingenioso chico.

    ResponderEliminar
  27. Cn lo rica que está la bechamel , mierda.
    A Justi habría que reeducarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. ¡Jopé! ¡Ya tienes 31 comentarios! Bueno, a ver si tengo suerte y soy la Nº 35... Me voy a dar prisa. Justi, admitámoslo, es un desastre. Nunca va a salir de esta rueda infernal del capitalismo salvaje. Mejor que se deje de inventar negocios. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  29. Pero si es que Justi ahora nos resulta un chef de altura y todo!! Ese es mi héroe, se apunta a lo que salga y siempre innovando :)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  30. ¡Te mato!... A ti y a Justi... ¿Ratas con bechamel?...

    ¡Dios, qué asco!...

    Que le haga cosquillas al propietario del concesionario espatarrado, tras atropellarlo... casi me da un ataque de risa... Ay.

    Besos, Xavi... Mil.

    ResponderEliminar
  31. Ratas,que asquito.
    Que bueno justiniano,no da una,atropella al Jefe, y encima le hace cosquillas,jee.
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Todo chef que e precie de tal, tiene un plato de su propia creación...
    Justi es todo un chef...!!! :)

    ResponderEliminar
  33. Hay que ver, es que no entienden la "nueva cocina" y que mal le sienta al jefe las cosquillas ¿no? jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
  34. Es que hay gente que eso de encontrar un pelo en la comida les pone malo.

    Besos y buen provecho

    ResponderEliminar
  35. Justiniano se equivocó. Debía haber puesto un chiringuito de hamburguesas fritas... ;-)

    besos

    ResponderEliminar
  36. ¿Has leído "Las ratas", de Delibes? Te lo recomiendo. Las ratas de agua deben ser nutritivas.

    ResponderEliminar
  37. El buen Justiniano, buen ojo con el negocio, pero mal cheff.

    No se le vaya a ocurrir cocinar un toro.

    Saludos. :)

    ResponderEliminar
  38. Me temo que a Justiniano un dia lo van a linchar,dile que se compre un spray de pimienta porque a este paso le hará falta en cualquier momento,que la gente es muy mala y no respeta a las personas buenas e inocentes o eso o que no sea tan bueno y se haga malo verás como si se hace mala persona le respetarán más.Besos para Justi y para tí,es que de bueno es tonto.

    ResponderEliminar
  39. Ese negocio lo tenía que haber abierto en China.


    Aunque la bechamel no se yo...

    ResponderEliminar
  40. vaya!con lo facil que seria reunir los dos trabajos y servir "bocadillitos de jefe" en su carrito de comida rápida...

    ResponderEliminar
  41. A la miércoles...hubiera afeitado por lo menos a las ratas..quien aguanta esos pelos...¿de que venian rellenas?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. Amo los carritos de comida cuando despues de varios rones vuelvo a casa y me encuentro uno de ellos.

    Lo que pasa que ahora no sé qué decirte...siempre le eché la culpa al ron por mis regalitos en las paredes del ayuntamiento...

    ResponderEliminar
  43. Justiniano no ha sabido vender el producto: le ha fallado el márquetin.

    ResponderEliminar
  44. Buajjjjjjjjjj prefiero escorpiones en caramelo...

    ResponderEliminar
  45. A pesar de que Justiniano me cae muy bien...eso de las ratas con bechamel...no es algo muy apetitoso
    al menos para mi estomago.

    Saludos.

    Paco

    ResponderEliminar
  46. Hay algunos que van de exquisitos.......

    Je je. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  47. Niñoooooooooooooo!!!
    Esta vez si me dio asquete...
    De todas maneras merecido tiene algún premio por perseverante.
    Besos a tu alma bella, siempre!!!

    ResponderEliminar
  48. pues fijate que aqui en mi pais argentina venden una s cosas que se llamamn salchichas que creo que deben ser peores que las ratas de justiniano..vente pa qui justiniano y nos hacemos ricos con tus ratas fritas ...

    ResponderEliminar
  49. ¿pero si es lo mismo que un hot dog o cualquier cosa que te venden en la calle?

    ¿O no?

    Solidaridad con Justiniano, por su transparencia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  50. La pena es que sean peludas....a lo mejor peladitas estarian más apetitosas....

    ResponderEliminar
  51. No sé por qué hacerle tantos ascos.
    Cosas peores se comen en los burger, en las salchichas y en otras esquisiteces de difícil definición..
    Le voy a pasar al justi, una receta buenísima, que hago yo, de ratita con salsa barbacoa Ummmmmm.
    Besos.

    ResponderEliminar
  52. Ratas!!

    Les tengo mucho miedo,pavor,terror,espanto,acojono,panico,horror.......

    Besos temblorosos

    ResponderEliminar
  53. No, no, no...esos trabajos no son para Justiniano...

    Saludos de sábado lluvioso, Salvaje Toro.

    ResponderEliminar
  54. Parece que estejustiniano es un inovador, ¿no?
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  55. chinese food!!!!!

    besos a Justi*

    (y a Toro,bueh)

    ResponderEliminar
  56. Nooooooooooooooooo.... acabo de cenar...

    Saludos,

    ResponderEliminar
  57. ¡Qué asquerosidad!

    Mirá que Justiniano me provoca mucha ternura, pero hasta acá llegué.

    Y que no se me acerque. ¡Por favor!

    Besos.

    ResponderEliminar
  58. Aghhhhhhhhh ¡¡¡¡¡qué asco!!!!! sabiéndolo yo sí que no probaría bocado jajajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  59. Estas cosas pasan a menudo, lo malo es no darte cuenta hasta que vomitan.
    Salud.

    ResponderEliminar
  60. Este gran y aún desconocido poder creativo de Justiniano ,parce que no tienes limites.

    Pero en verdad ¡¡¡¡¡Qué asco!!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  61. Los sibaritas... que tienen el gusto perdido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  62. ratas fritas con bechamel!
    es porque eran de ayer?
    es porque las eligió muy peludas?

    no sé. pero hoy hago dieta de ratas y no salgo de mi casa.

    beso

    ResponderEliminar
  63. Que azcooo...
    ¡Dios! este hombre está para que lo encierren de una vez. jejeje
    besosssssss no al loco de Justiniano ese lo quiero lejos, es un peligro nacional

    ResponderEliminar
  64. Esta gente eh? Si van a China, seguro que piden ese menú.

    Apoyo a Justiniano en cada emprendimiento que haga. Además de buena fuente sé que a La Muchacha Pálida le simpatiza Justi. Si lo ves, enviale besos de su parte.

    Un beso o 2 *

    ResponderEliminar
  65. Seguro que se olvido de colgar un cartel de colorines diciendo "comida equilibrada, proteinas en bechamel". Es la magia de las palabras, porque...... la carne de rata también tiene proteinas ¿no? Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  66. creo que justiniano debería haberlas desollado como a los conejos, es que con los pelos la bechamel resulta un poco pesada....

    ResponderEliminar
  67. Confio plenamente en que Justiniano les endose un buen plato de esta maravillosa comida a los gobernantes de los paises que nos mandan a esta guerra contra Libia, donde unicamente van a salir ganando los intereses economicos, mientras que a los que caigan, al pueblo llano, les van a llamar daños colaterales.
    Justiniano me voy contigo a trabajar, y gratis, para alimentar a todos esos padres de la patria...

    ResponderEliminar
  68. aysss, casi sacaste una arcada de mí al final también.

    Y respecto a mi blog, es difícil cerciorarse cuando la otra persona en cuestión parece ser bipolar. Lo que sentía yo lo tenía claro, y eso es aún peor!

    ResponderEliminar
  69. Nunca las he probado, a lo mejor están buenas...
    Salud

    ResponderEliminar
  70. Está bien pensado porque ratas hay para aburrir...
    La próxima vez sin bechamel, es demasiado elaborado, a pelo directamente.
    Besos y feliz domingo para los dos :)

    ResponderEliminar
  71. Suspense in crescendo hasta conocer el final: ¡Qué risas... risas locas!

    ResponderEliminar
  72. Lo que le ocurrió como vendedor de coches es una tragedia, pobre Justiniano.
    En cuanto a la venta ambulante, no me extraña na

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  73. Es una cuestión cultural y ya conocemos las limitaciones al respecto... esa gente no tiene mundo.

    Justi, probá con hamburguesas, McDonalds les a quemado la cabeza... y el estómago.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  74. jajajjajajajajja, que injusticia con el pobre Justi....

    Paz&Amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  75. ¡¡¡pero queeeee ascooooooooo!!!!!!!!

    requetepuajjjjjjjjj!!!!!!!!

    ¿¿¿¿¿ratas con bechamel???????

    Esta noche no voy a dormir, cómo se te ocurren ratas con bechamel!!!!!!!!!!!!

    Si tengo pesadillas mañana vas a ver!

    ¡¡¡¡¡HUUUUMMMMM!!!!!!!!

    ...ra-tas-con-be-chaaaaaascooooo me diooo!!!!

    Malo.

    Por malo no te dejo besos...




    Bueno, pero uno solo.

    ResponderEliminar
  76. A que si se las envuelve con arroz y algas y les da 2 palitos, se las devoran. Si le va bien con eso, quiero mi comisión, pero por favor que no sea en alimentos, gracias.

    ResponderEliminar
  77. Anoche vi a Justiniano en medio de la calle hurgandose el ombligo con un destornillador. Cuando me acerqué a él para preguntarle qué estaba haciendo me dijo que ahí había un tornillo seguro. Te lo digo por si tienes que hablar con él para que estas cosas no las haga al aire libre no sea que vengan los imbéciles de los del manicomio y nos priven de sus peripecias.

    Besos

    ResponderEliminar
  78. Y con bechamel?? Mummmmmmm!

    Besos, Justi.

    ResponderEliminar
  79. !!!Pero que lindo es mi Justiniano!!! es mi héroe, y le sobran ideas....
    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  80. ostras Justiniano! no hay como! seguro que en algún lugar del mundo, triumfaría, pero aquí, tiene razón...está rodeado de sibaritas de cuidado...pero eso, me temo, que ya cambiará...besos!

    ResponderEliminar
  81. Lo de las cosquillas al espachurrado casi me ahoga,jajaja
    Pero lo de la bechamel-un detallazo por cierto-es para...cerrar el apetito!
    Este Justi, de una manera u otra me matará.
    ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  82. Este Justi es un crack! jajajaja

    :D

    ResponderEliminar
  83. A mi me encanta la rata frita, pero antes hay que quitarle el bigote y adornarla con una hierba.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  84. Si las hubiese camuflado como hamburguesas, como hacen otros, nadie lo habría advertido y las tomarían gustosos. Le falta picardía a este Justiniano.

    ResponderEliminar
  85. Este Justi....

    se equivocó de país eh, que sibaritas son podios
    :P bss

    ResponderEliminar
  86. No entiendo porque vomitan. ¿Qué se creen que hay en el restaurante de enfrente?

    ResponderEliminar
  87. en este momento en el que estoy furiosa, muy furiosa, demasiado diria yo, es justiniano el que me saca una sonrisa. Un beso para vos

    ResponderEliminar
  88. argggggggg qué asco!!!

    con lo contenta que estaba yo con la luna de anocheee...la viste, Toro?
    casi la pude tocar!!!

    Un besoooo

    ResponderEliminar
  89. ¡Madre mía! es que este Justo no tiene remedio...
    Esta vez le doy la razón a los imposibles clientes:)

    Abrazos y bechameles, sin ratas:)

    ResponderEliminar
  90. Rombooo!! no me digas eso que vomitoooooo!!! jajaja

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  91. eres cada dia mas terrivel, cada dia me gusta mas tu humor!
    besos

    ResponderEliminar
  92. Pobre Justi,él sólo sabía hacer el menú que le daban en la mili.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  93. El mundo es insaciable... no hay ratas sufiencientes...


    Saludos y un abrazo.
    Buen domingo.

    ResponderEliminar
  94. NO A LA GUERRA. Justiniano presidente.Besos.

    ResponderEliminar
  95. Ni Ferran Adrià ¡Cuanta creatividad!

    ResponderEliminar
  96. Si alguna vez quedo con Justi para cenar, cocino yo.
    ;)
    Besotes, Toro.
    Que pases un buen domingo.

    ResponderEliminar
  97. Pero ... ¡por Dios! ... comen pescado crudo y hacen tanto escándalo por una rata.
    Pobre Justi.

    ResponderEliminar
  98. Con lo buenas que deben estar!
    Me gustaría a mi entrar en esa cabecita a ver qué cosas encuentro allí...
    Un besito, Xavi.

    ResponderEliminar
  99. Si es que cuando no hay hambre...

    Anda! mira que escote tiene la primera que te ha comentado oye! q hasta a mi se me han ido los ojos! :P ¿qué esperará la gente de la life cuando cuelga una foto así en el pérfil? ainss... (pero eso a mi q coño más me da? es q se me van los ojos leñe! )

    besos

    ResponderEliminar
  100. Estoy segura de que la culpa era por la bechamel: tendría grumos.

    Gracias por esta sonrisa de domingo.

    Besos, casi primaverales.

    ResponderEliminar
  101. Puaggggggg, este Justiniano no tiene remedio, y yo que acabo de hacer unas ricas croquetitas, ays, ahora no sé qué hacer con ellas.

    Abrazos indecisos

    ResponderEliminar
  102. :S con carne de ratas podria negociar en caso extremo, pero pensar en pelos pringosos con esa salsa,aggggggggg...
    besos***

    ResponderEliminar
  103. Seguro que es porque salen decepcionados de la película más popular del momento...

    Besos

    ResponderEliminar
  104. Estamos por llegar a los 100 Justinianos... Algo bueno hay que idear pa' celebrarlo!

    ResponderEliminar
  105. ¡¡¡No hay más que desagradecidos!!!

    ¿Sirve a domicilio?

    ResponderEliminar
  106. Admiro a Justi, porque él jamás se da por vencido, aunque el mundo no lo entienda ni lo ayude, el sigue siendo él mismo, tan puramente Justi.
    Es absolutamente querible!!!!

    Un abrazo Toro!!!

    ResponderEliminar
  107. Pues que no vomiten tanto, seguro que alguno ha besado a más de una y con gusto.
    Besos

    ResponderEliminar
  108. Qué buenas!!!
    jajajaajajaj
    Justiniano se debería ir a trabajar a China, a cazar saltamontes, cucas, insectos varios como complementos a tan exquisitos manjares

    ResponderEliminar
  109. Mi gran amigo Justiniano es
    incomprendido y subestimado.. ni siquiera le aceptan semejante manjar !!
    Cariñitos Toro.

    ResponderEliminar
  110. Realmente enternecedor y vomitivo.Jajaja.Este Justiniano no deja de sorprender.Alucinante.Abrazo

    ResponderEliminar
  111. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  112. Amigo Toro:

    "A buena hambre no hay pan duro". Es todo circunstancial, podría bien ponerme al frente del carrito de Justi y darle matarile a media docena de esos bocadillos asados. La gente es muy hipócrita y todos con hambre extrema desearan rata asada!

    Abrazos,
    Frank.

    P.D. no veo por aquí a mi querida conejita...

    ResponderEliminar
  113. Este Justi es la caña. Ja,ja.

    Yo no voy a vomitar, pero si que voy a renunciar a mi bombón de las tardes.

    Gracias Justi!!, mañana andare 1 km menos.

    Besos

    ResponderEliminar
  114. les faltaba el queso gratinado.
    una sonrisa

    ResponderEliminar
  115. Ese hombre.... muchos ríen con él.... yo al contrario... creo ire a hacerme un café... tomo las cosas muy en serio.

    SL

    ResponderEliminar
  116. ¡¡Menuda guarrada!! Con el asco que me dan las ratas!!!

    Besos,

    ResponderEliminar
  117. Que asco! yo te mato,,acabo de cenar.

    eres algo. !

    ResponderEliminar
  118. cuando hay hambre no hay pan duro dicen...

    ResponderEliminar
  119. Absolutamente y sorpresivamente asqueroso el menú de Justiniano eres un maestro de la ocurrencia y de las letras... querido Toro.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  120. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  121. Por eso nunca como en estos puestos...

    Besos desde la noche bonaerense!

    ResponderEliminar
  122. En un local, donde la cocina no se vea, seguramente serán deliciosas!

    Un abrazo Toro, vos trae la comida, yo pongo la cerveza.

    Saludos!

    Facu.

    ResponderEliminar
  123. Ratas ?? ay Justiiii pobre gente y pobre de mi que tenia hambre y ya se me quito, Qué ascazo como diria un sobrinito mio WACALA !!!

    Jajajaaj besos Justi y un besote para ti Torito

    ResponderEliminar
  124. Arggggg....me temo que no probaré el menú...después de las fallas ando con poco apetito...ja,ja...

    Por fin puedo pasarme que con tanta fiesta era complicado quedarse cerca de las teclas... xD

    Un beso gigante para Justiniano y otro para ti. ;D

    Arwen

    ResponderEliminar
  125. pos sin duda esos sibaritas no resisitirían un reality de fin de mundo

    besitos torito

    ResponderEliminar
  126. Eyy, que acabo de desayunar!! aggggggggggg...

    Jajajaja, la madre que le trajo! jajaja

    Besos, Torolocuelo

    ResponderEliminar
  127. ¡A quien se le ocurre condimentar las ratas con bechamel! Lo que les va es un caldo aromático de gengibre!!!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  128. Si es que en occidente estamos amariconaos
    Justiniano forever

    ResponderEliminar
  129. Vaya ¡¡, peludas ratas con bechamel, sólo para cazarlas... , ! !Qué trabajo para Justiniano, parece ser que no va a resultar nada rentable el negocio, tendría , creo que tendría que cambiar de clientes.

    Besos, y muchas gracias por tus animos.

    ResponderEliminar
  130. es que a la gente no le gusta probar cosas nuevas, exoticas, llenos de prejuicios que estamos todos!

    ResponderEliminar
  131. PlOpPpPpPp!!!!!!!!!!.... Justinianoooooooooo questashaciendooooooooo ufffff jajajajaja besitos ***

    ResponderEliminar
  132. guagggg
    guagggggg

    perdona, pero se me está saliendo el hígado por la boca.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  133. aisssssssssssssssssssssssss,que asco.

    besitos

    luna

    ResponderEliminar
  134. Justiniano se ha pasado con la excentricidad de hoy. Otra como esa y lo vemos habitando "Manicomio"

    Bss.

    ResponderEliminar
  135. Pues muy innovador!!!!!! En Asia se pone las botas!!!!

    Viva Justiniano!!

    ResponderEliminar
  136. Es verdad. ¡Qué asco da la bechamel!
    Un abrazo, Toro.

    ResponderEliminar
  137. Es espectacular!!!

    jejeje...

    besitossssssssssss

    ResponderEliminar
  138. Venga! no me lo creo.. con bechamel todo está bueno.

    ResponderEliminar
  139. Hay que ver lo malvado que es este Justi, tal vez sea por eso que tiene tantas admiradoras, es una pena, los buenos no tienen nada que hacer.
    Un enorme beso para Justi, y otro para ti.

    ResponderEliminar
  140. Será cuestión de cambiar de salsa...

    ¡Qué grande Justi!

    Besazos :)

    ResponderEliminar
  141. Hola Toro, Justiniano es unico. Yo en lo personal no he comido rata, pero si hay por aca lugares donde las cazan para comer, y dicen que son riquisimas. Si Justiniano me las preparara, yo con gusto las comeria. Besos para Justi. Besos para ti. Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  142. Sobre gustos no hay nada escrito, el menú debería haberlo ofrecido nuestro querido Justiniano a clientes asiáticos , ja ja ja :)))

    ResponderEliminar
  143. Pobre Justiniano, es que por mucho q lo intenta no da una el hombre.
    Feliz semana, un abrazo Toro.

    ResponderEliminar
  144. siempre tus finales sorprendentes cáusticos e irreverentes...sigue demoliendo así.

    ResponderEliminar
  145. Justi deberá apuntar al mercado de gatos que gusten de la cocina-gourmet ... ¿?

    BESOS, TORO


    SIL

    ResponderEliminar
  146. jajajajajajjajajaj genial, Justi, podria ser el novio de Cruela... q te parece???

    ResponderEliminar
  147. Voy a ser tu comentarista Nº 160 pero no me gusta perderme tus comentarios sobre Justi. Es un caso que no tiene arreglo, querido... Besotes, M.

    ResponderEliminar