11 de abril de 2013

EL MAESTRO 8

Con el fin de obtener ingresos
realizando una gira musical
El Maestro ha creado una coral
con todos sus discípulos
y esta misma mañana
han empezado a cantar
unos maravillosos salmos
que el mismo ha compuesto
en los que se elogia sin parar
la bondad y sabiduría del Maestro
pero tras dos horas de ensayos
genialmente dirigidos por El Maestro
este no ha quedado satisfecho
y se ha puesto de mal humor
porque las voces de los discípulos
son extremadamente graves
y le hace falta una voz aguda
para que cante en solitario
la parte de las mejores alabanzas
por ello ha escogido al discípulo
que tiene la voz más grave
lo ha hecho salir del grupo
y tras vendarle los ojos
y pedirle que alce las manos al cielo
y separe las piernas al máximo
le ha arreado una formidable patada
en medio de los testículos
para ver si lograba cambiarle la voz
pero desgraciadamente el discípulo
ha fallecido allí mismo
reventado por el terrible impacto
y entonces El Maestro
con mucho cariño les ha dicho:
Tomad buena nota y reflexionad
sobre lo frágil y delicada
que es la naturaleza humana
y la extrema dificultad
de saber cuando vendrá la muerte.

126 comentarios:

  1. ¡Qué sabio es El Maestro! ¡Cuántas valiosas enseñanzas recibirán sus discípulos!...

    besos

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes. No voy a reclamar ninguno de tus premios virtuales...

    besos

    ResponderEliminar
  3. Vaya, que impresión Toro, siempre debemos tomar nota y aprender.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Y que a los Maestros no les importa tocarnos los cojones a cambio de conseguir su propósito. Eso también.

    ResponderEliminar
  5. Aggggggggggggggggggggg
    Cuando te pones bestia...
    Me voy corriendo!
    Un beso asalvajao
    :P

    ResponderEliminar
  6. <>"@€¡¡¡¡¡¡00)(&&&3·/<>&&&========================!!!!!

    ResponderEliminar
  7. jajjjajja.

    Sin respiración me quedé.

    besos, Toro.

    ResponderEliminar
  8. Es igual Lucrecia.
    Tu premio es una camiseta del Barça.

    ResponderEliminar
  9. Pensé que lo castraría con unas tijeras :( pero ha sido peor aún...
    Besos***

    ResponderEliminar
  10. Vaya!! como se las gasta el Maestro
    :0

    ResponderEliminar
  11. No me interesa la camiseta del Barça. Quiero una cena romántica en el restaurante "Miramelindo" del barrio San Pere, con una botella de vino Cabernet Sauvignon y luego una noche de sexo feroz en tu cama...

    besos

    ResponderEliminar
  12. Buenooooo, pero después del Miramelindo vamos a tomar una caipirinha al Berimbau que está al lado.

    :)

    ResponderEliminar
  13. NO. Vamos de Miramelindo a la cama, porque si bebes demasiado después te quedas dormido...

    besos

    ResponderEliminar
  14. Roja directa para el Maestro.



    Besos, Torito.



    SIL

    ResponderEliminar
  15. Lucreciaaaaaaaaaaa....
    Jajjajajajajaaaa

    ResponderEliminar
  16. Qué bruto!
    A mi lo que me extraña es que aún le queden discípulos.

    Besoss.

    ResponderEliminar
  17. Si es que no hay nada Ono una instrucción con praxis incluida...Besotes.

    ResponderEliminar
  18. Ha hecho muy bien el Maestro con reventarle los testículos. Dicen que la letra con sangre entra, y toda voz y buen músico que se precie debe tener voz grave, aguda y de bruja. Vamos que tiene que tocar todos los palos como los cantaores de flamenco, y sino cumple estos requisitos, patá en los huevos y a buscar otro músico y otra voz.

    Un abrazo TORO.

    ResponderEliminar
  19. Si, si, es frágil la naturaleza humana.
    Hasta incomprensible muchas veces.

    Besos a.

    ResponderEliminar

  20. Y dio la nota.
    El discípulo prefirió morir antes que dedicar una sola alabanza.
    Todo un clásico.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Últimamente se reciben muchas patadas en esa zona y sin tener testículos duelen igual
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  22. Yo creo que al proximo discipulo , si le quiere hacer cantar un solo, tendra que darle una patada en el trasero para que le salga la voz , después de lo que le ha pasado al otro discípulo.
    Siempre sonrio cuando entro en tu blog, simplemente eres tremendo !!
    Besos , cuidate.

    ResponderEliminar
  23. Las cosas claras. De eso no hay duda.
    jaja
    Besos

    ResponderEliminar
  24. con o sin testículos cualquier patada es terrible

    que horror de Maestro
    pero más bobos son los discípulos

    si hay hasta algunos que en la realidad son capaces de enajenar a toda su parentela por darle el gusto a su guía...otra forma de esclavitud

    na' que hacer, así somos los humanos

    besos

    ResponderEliminar
  25. No siguió los pasos de Heliogábalo, pero zafó bien.

    ResponderEliminar
  26. Manda huevos nunca mejor dicho...!!!

    Besos :p

    ResponderEliminar
  27. Ay que dolor¡ ay que dolor¡
    no lo quiero pensar ay que dolor¡
    que lo paso muy mal,ay que dlooooooooooooooooooooooooooo¡¡¡¡¡
    Jajaa Eres la repera
    Bss

    ResponderEliminar
  28. Bueno, tendrá que volver a intetarlo, hay otras formas de conseguir una voz aguda....pero también duele...

    Saludos

    ResponderEliminar
  29. Noo, no me inscribo en coro! El canto no es lo mío. Ese maestro no me está resultando muy simpático, vio?.
    Besos Torito. Muacks

    ResponderEliminar
  30. Ese maestro tuyo es realmente cariñoso con la naturaleza humana...

    Gran delicadeza tiene .Sí.

    ResponderEliminar
  31. Mira tú que si los tenía hermosos, lo que nos hemos perdido, cachissss!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. jajjajja. Vaya con el Maestro¡¡¡

    No tiene Ningun Miramiento , Ninguno.

    Besos Torito.

    Pobres Discípulos.

    Abrazo, Toro.

    Aquí yo voy a fallecer de risa.

    Adios. Besos a los Discípulos también, ( si siguen vivos), besos, a todos-as.

    Y , por favor que no cunda el Pánico si todavía hay Alguno que sigue Vivo.

    Besos al que siga vivo.

    ResponderEliminar
  33. no me ha gustado :(

    se puede morir de eso?

    ResponderEliminar
  34. ¡¡sigo,pensando que la peña esta muy loca!..jajaja...

    ResponderEliminar
  35. Muy bueno Toro!!!
    Padecías de insomnio,verdad?

    ;-)
    Lo digo por si alguien cree que te puedes dormir si bebes... ;-)

    Besos

    ResponderEliminar
  36. Muy bueno Toro!!!
    Padecías de insomnio,verdad?

    ;-)
    Lo digo por si alguien cree que te puedes dormir si bebes... ;-)

    Besos

    ResponderEliminar
  37. Original el maestro
    Yo lo agarraría solo...en una noche sombría y le ajustaría las cuentas...con una pluma le haría sufrir hasta que cambie de actitud con sus discípulos
    Si bien no hay maestros como él...ya se pasa de la raya
    Si una pluma le vendría muy bien al aprovechado...pero por otro lado el fallecido se lo merecía por tonto
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Original el maestro
    Yo lo agarraría solo...en una noche sombría y le ajustaría las cuentas...con una pluma le haría sufrir hasta que cambie de actitud con sus discípulos
    Si bien no hay maestros como él...ya se pasa de la raya
    Si una pluma le vendría muy bien al aprovechado...pero por otro lado el fallecido se lo merecía por tonto
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. Pero, ¿serás pedazo de borriquillo...? Bueno, perdón, El maestro, si es que siempre anda a lo bestia...

    Besos de esos...

    ResponderEliminar
  40. Seguro que a partir de entonces el coro marchó a las mil maravillas.

    ResponderEliminar
  41. Claro, con reflexión final y todo.
    De chicos una que se hacía por acá era estrangular los huevos de la víctima y pedirle "chiflá".
    Eso tendría que haber hecho hoy con el purrete que me caricaturizó y me hizo protagonista de una historieta hoy: una buena patada en la ingle pero soy buenita y me quedé con las viñetas de recuerdo.
    Beso, Toro.

    ResponderEliminar
  42. Menos mal que sé cantar,y a mi el maestro no me podrá seleccionar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  43. Resumiendo, este buen hombre (por decir algo) se aplica eso de "cada maestrillo tiene su librillo", y el de el parece ser que "cascader", porque las pelotitas del discipulo las ha cascado hasta reventarlas.
    Un abrazo Xavi.

    ResponderEliminar
  44. Jajajajaja pero qué enseñanzas dios míoooo y qué brutooo es el maestro no quisiera tener yo uno igual.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  45. Se me olvidaba darte las gracias por tu participación en el relato conjunto de mi blog, gracias por tu aportación.

    Un beso ¿cuántos van ya? jajaja uno por cada entrada y aquí doble.

    ResponderEliminar
  46. Con el fin de obtener ingresos las "notas" musicales se hicieron sonar.

    Y yo me pregunto si eran esas las buenas notas que tenían que tomar los discípulos.

    Buen poema , Toro, como siempre, enhorabuena por la música.

    ResponderEliminar
  47. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡CARCAJAAAAAAADAAAAASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!!

    Gracias por la risa =))))))

    ResponderEliminar
  48. Menudo cabrón está hecho el maestro ese, yo le haría lo mismo a ver que le parecía...:)
    Salud

    ResponderEliminar
  49. Jajj ya te digo, son las prebendas de los considerados maestros. Tengo un libro antiguo por ahí, editado en EEUU, sobre las fechorías de un puñado de ellos. Bss.

    ResponderEliminar
  50. Preferiría que los consejos de autoayuda los dieras tú. A ser posible.

    ResponderEliminar
  51. Y si, somos frágiles ante la duda del fin.

    Saludos, Salvaje Toro.

    ResponderEliminar
  52. muas azules corazon,me tengo que ir pronto de viaje,pero me llevo el portatil,estare por la red por la noche despues de trabajar.:)

    ResponderEliminar
  53. Uy,Uy,Uy, Agggggggggg Cómo habrán quedado esos.....A maestros como ese no le van a quedar alumnos hombres jejeje.
    Saludos Toro.

    ResponderEliminar
  54. Un tratamiento para las cuerdas vocaless, jaja, tal vez lo aprendiò en los Himalayas.
    El Maestro se hace esperar, pero cuando tiene en mente cambiar algo, lo hace jajaja.
    Eso se llama perseverancia y amor al canto.
    Besos con mùsica Torito.

    ResponderEliminar
  55. Hola otra vez.
    Empiezo a pensar que eres el más inteligente de los blogueros que conozco y sí, eres un maestro pero de los buenos.
    AbrazoT

    ResponderEliminar
  56. (Carcajadas) ¡¡Qué más!!

    Besos Torito.

    ResponderEliminar
  57. tengo mieditis.. toro.. yo no sé cantar.. tengo voz grave.. y no suelo seguir a ningún maestro.. ¿qué puedo hacer¿¿¿?

    ResponderEliminar
  58. yo me iba a ofrecer para entrar en el coro pero visto lo visto...

    biquiños,

    ResponderEliminar
  59. Oye, si quieres ganar pasta busca curro en Qatar. Nuestro Iñaki anda por allá y le pagan muy bien.

    Besos de Princesa

    ResponderEliminar
  60. ai! que dolor, menos mal que soy mujer:)
    eres tremendo y asi te quiero, TREMENDO!!!!!

    ResponderEliminar
  61. lo veía venir... jajaja¡¡
    los discípulos los tienen cuadrados¡¡
    un besazo

    ResponderEliminar
  62. Si, la verdad es que es dicil saberlo.

    ResponderEliminar
  63. Seguro que fue un accidente, sí una gran desgracia.

    ResponderEliminar
  64. Prabablemente la insatisfaccion del pobre Maestro le llegó de que cantaban muy mal, mal por esos Discípulos, deberían de haberse esforzado más.

    Menos mal que ya hay soluciones para todo que si no, pobre concierto.

    Total, unos órganos de menos nadie los iba a echar en falta.



    ResponderEliminar
  65. Ante un asesino
    la muerte llega
    sin remedio.


    ResponderEliminar
  66. Jué, ese sí es un Maestro de cojones! :-O

    ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
  67. Qué cabronazo está hecho el maestro :):):)
    Estoy deseando que se rebelen los discípulos y le devuelvan la medicina.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  68. Has vuelto a las andadas.... este maestro es nuevo o yo no lo recuerdo. Quiero al toro poeta.

    Muy buen fin de semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  69. Y entonces se convitió en un coro de señoritas :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  70. Las voces graves siempre ponen de mal humor, es verdad.

    No me extraña nada lo ocurrido.

    saludos, bella poesía.

    ResponderEliminar
  71. Lo que no entiendo es como este Maestro sigue teniendo adeptos o, los discípulos son infradotatis cerebralis o bien, masoquistum máximus primus. :-)

    Besos

    ResponderEliminar
  72. hay que predicar cn el ejemplo...
    jajajajaja

    ResponderEliminar
  73. jajajajajajaja..... te prometo que lo imaginé todoooo y sobre todo la cara de inocente paloma del maestro haciéndoles saber el significado y las consecuencias de su patadón.... será posible??? jajajajaja

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  74. Preciosa poesía, me encantó, besos.

    La fragilidad humana es muy evidente, lo no humano espero que sea menos fragil...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  75. Y ...¿el discípulo murió?, entonces ya "no le dolera nada".

    Besos.

    ResponderEliminar
  76. Y bueno, el terrible impacto creo que fue la causa concreta de la muerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  77. ¡Qué cosas se te ocurren!¡Eres increíble!,para bien ,claro ;-)

    Y con una buena moraleja,muy cierta,sí,es difícil saber cuando llegará de imprevisto o no,la muerte.

    Un beso genial,como tú,Torito :)

    Carmen

    ResponderEliminar
  78. Que cabr...piiiiii es el maestro...
    Besos.

    ResponderEliminar
  79. Siempre hay que estar preparado, amigo

    Hoy el maestro, les dio una buena lección, aunque duela un poooooquiiiiitoooooooooo


    Besos ¡¡¡¡¡¡


    pd1) Gracias Xavi

    ResponderEliminar
  80. No me imagino a Lucrecia Borgia, de discípula del Maestro, jajajajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  81. Jaja, pensaba que los iba a dejar a todos eunucos para más gloria y alabanza del Maestro.
    Ración doble de besos, que me olvidé enviártelos en el anterior.

    ResponderEliminar
  82. feliz fin de semana TORO
    pásalo genial
    besitos y buenas vibras

    ResponderEliminar
  83. Nadie muere la víspera!
    Ese es un consuelo que siempre tiene uno,tan pequeño y frágil ante la muerte.
    Besos!

    ResponderEliminar
  84. ¡Por favor, qué crueldad! Lo siento, pero esta lección no me ha gustado nada en absoluto.
    Esperaremos otra.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  85. Buenas noches, TORO SALVAJE:
    Comentario N.º95

    Deja que llore .
    He pensado en Farinelli .
    ---
    Maestro malo,
    alumnos tontorrones.
    ¿Merecen versos?

    Saludos

    P.D.: De acuerdo con las palabras de Anónimo 1,13 a.m. :
    "Preferiría que los consejos de autoayuda los dieras tú. A ser posible" .

    ResponderEliminar
  86. Alucino con tu prodigiosa imaginación, sólo a ti se te ocurrirían estos poemas¡!

    Petó poeta

    ResponderEliminar
  87. Me gustó la frase del personaje de la derecha.

    En único que me cayó bien.

    ResponderEliminar
  88. Interesante la frase, me recuerda a los gladiadores cuando dicen:

    Al que Manda en el Circo Romano , "los que van a morir te saludan".

    Besos.

    Si ya sabemos que es de la película Blade Runner, que trata de lo Inhumano de la Humanidad.

    Besos. Y abrazos, Toro.

    Y se supone que el que la dijo " no era humano".

    Besos Replicante.

    ResponderEliminar
  89. Adoro seres tão causticamente lúcido.


    Abraço-te

    ResponderEliminar
  90. Bueno Toro: respecto a "lo de la derecha": Ningún momento se pierde si hay Vida.

    Y bueno, buen derechazo ese de tu boxeo particular, muy bueno, muy buen golpe ese,el de la izquierda tampoco s equeda corto eh?.

    Pero con las dos "manos" o guantes de boxeos Mejor que Mejor Salvaje Toro, lindas las dos poesías que florecen en este blog tuyo.

    Muy lindas las dos, lindas, lindas.

    Igual, igualitas que si fuesen una linda flor.

    Besos torito lindo.








    ResponderEliminar
  91. Bueno, pues no esta mal, había que sacar hoy el guante derecho,la ocasión lo merecío.

    besos.

    ResponderEliminar
  92. Creo que el Maestro estaba muy Concentrado esa Mañana sino no hubiera sido tan certero con el golpe.

    Para darlo bien dao hace falta muchísima concentración, y además no fallar como Él no lo hizo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  93. El coro estaba cojo desde el instante en que Luis, con su adolescencia tardía había cambiado el tono.

    Luis ese día alegó faringitis para ayudar a que el premio fuera nuestro.
    Pero los cantos de los periquitos fugados distorsionaron todos los esquemas del Maestro y de nuestras voces.

    El paseo de Born me espera, y el cojo de Santa Maria del Mar me mira mal.

    un abrazo .

    ResponderEliminar
  94. Reflexiono y tras releer al maestro siento un nudo en la garganta, Un ahogo en el pecho, un vahído en la boca del estómago, un encogimiento en el bajo vientre, un todo descendente de abajo a arriba. Sí, de abajo a arriba...En fin, tú sabes, es un temor masculino.

    Saludos, Toro.

    ResponderEliminar
  95. Yo... Una vez vi una cabeza redonda y grande como el ojo de un buey y de ella brotaba una cola en forma de abanico, como la de un pavo real. La cola era prodigiosa, pues se arrastraba por un tercio del firmamento.
    Se trataba del cometa Halley a su paso por la órbita terreste en el año 86.
    ¿Qué prisa tienes por morir?
    Saber que algo va ocurrir, sea lo que sea, debería ser motivo suficiente para desear vivir.

    Besoss.

    ResponderEliminar
  96. Me lo creo todo, hoy estoy en un plan que me lo creo todo.

    Saludos, enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar
  97. Irreversible Proceso, ya lo dijo el Maestro.

    ResponderEliminar
  98. Me resultó extraño el Gracias por leerme, monitos. De pronto me sonó a despedida.
    HOY ME INQUIETA EL PERFIL.
    Sea como sea, que estés bien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  99. Jajajaja, si es que ya no hay hombres como los de antes, jajajaja. Y va el tío y las palma.
    Estupendo y divertido.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  100. El Maestro ha sido claro y directo. Siempre se saca alguna enseñanza. Es una pena, quedan poquitos como él.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  101. Jajajaajaj....

    Toro eres increíble, necesitaba leer algo tuyo...jajajajaja. Es como cargar pilas, gracias.

    Por cierto muy lograda la enseñanza del Maestro..jajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  102. La sabiduría del Maestro es inagotable... jajajjajajajjajjajaja Yo pensé en otra forma de castración menos... Jajajajaja pero mejor así, me has hecho reir.
    Besos y gracias.

    ResponderEliminar
  103. Hoy he pensado demasiado en la fragilidad humana, casi siempre tan presente aunque imperceptible.

    ResponderEliminar
  104. No sé si reír o llorar...Es tremendo ese maestro...Besitos

    ResponderEliminar





  105. Toro....este blog no es más de un toro salvaje....está todo en orden jajaj
    Sobre tu escrito...no solo con una patada en los testículos puede causar la muerte.
    Es para reflexionar tu comentario

    Te felicito por lo ordenado jjaj

    un beso









    ResponderEliminar
  106. Uffff... pues está bien la enseñanza... vaya Maestrazo... hay muchos así, la verdad.

    Por cierto lo de la cena por no querer camiseta del Barça es ampliable? Yo con la copa de al lado!

    En fin, es un decir...

    Besos

    ResponderEliminar
  107. Buena reflexión para estos tiempos... ni cantar en coros de voces aflautadas ni dejarse llevar por los acordes monacales... un beso

    ResponderEliminar
  108. Ufff es para matarlo eh. El día menos esperao aparece muerto...al tiempo.

    Besis.

    ResponderEliminar
  109. ...Todo sea por el arte...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  110. después de tal lección, me imagino al resto de los alumnos cantando como jilgueros..

    besos,

    ResponderEliminar
  111. jajajajajajjajaj... ¡ostras! que bruto ese maestro jajajajaja... Me dolió hasta el alma.

    Besitos

    ResponderEliminar
  112. Aquest mestre és bo. No te'l pots prendre seriosament, prens mal ;)

    ResponderEliminar

  113. A veces nos hablan, pero no siempre sabemos escucharlos.

    Nuestros muertos nos guardan (de) los secretos...

    Se requiere de mucho valor para saber enfrentar un secreto o afrontar el amor... el tuyo propio y/o el del otro...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  114. Esa es la gracia, el no saber cuándo te vendrá la muerte. Lo que sí sé es que hoy no será: soy mujer y tengo la voz tremendamente aguda.
    Un beso

    ResponderEliminar