8 de abril de 2013

CONMOCIÓN

Ayer a las siete de la tarde.
Calle Balmes con Gran Via.
El semáforo se puso verde.
Un coche frenó cerca de mí.
Antes de cruzar miré el coche.
Un coche de lujo.
Con chófer.
En el asiento de atrás estaba yo.
Mirándome fijamente.
Me acerqué asustado.
La ventanilla descendió.
Y mi otro yo me dijo riéndose:
"Tú y tu estúpida conciencia".
Después subió la ventanilla.
Y con soberbia dejó de mirarme.
El semáforo se puso rojo.
Conmocionado volví a la acera.
El coche arrancó con furia.
Y entre el denso tráfico desapareció.

122 comentarios:

  1. que susto!!
    es como un desdoblamiento
    solo espero que tú y tu conciencia estén bien , al final ella nos guía y nos hace amar lo que somos

    besitos

    ResponderEliminar
  2. Claro.
    Un millón de besos para ti.

    No sé si como premio te gustará pero bueno...

    ResponderEliminar
  3. Bueno, no me entero de nada , de verdad, ¿ cuántos yos tienes tú?

    Y conciencia solo hay una, que yo sepa...

    besos.

    ResponderEliminar
  4. uno solo tuyo basta para mi alma
    beso

    ResponderEliminar
  5. Bueno, por si acaso besos a tu Conciencia Esa.

    ResponderEliminar
  6. Jaja

    Me pasa como a Amapola, luego lo leo, tomando el café lo mismo me inspiro.

    Me voy conmocionada, por no poder dejarte un comentario como te mereces


    Un beso, amigo


    pd/ la conciencia es uno de los valores que debemos de mantener vivos aunque nos deje inconsciente, en ocasiones


    Mas besos

    Luego volveré si la cafeina surte efecto


    ResponderEliminar
  7. como siempre vuelvo a poner el punto


    ;P

    ResponderEliminar
  8. Bueno, tan solo una pesadilla. No es gran cosa estar en la parte trasera de un lujoso coche, o eres politico, o eres adinerado con las manos sucias(como la mayoria). así se hacen las fortunas.
    No te importe nada Torito.

    Saludos desde hace tiempo que no te los daba.

    Anna

    ResponderEliminar
  9. ¿No te desmayaste del disgusto?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Se estás no banco traseiro de um carro.,nem te darás ao incómodo de contigo falar:é o comportamento das criaturas que têm para chofer dinheiro que nãos e sabe de onde evm

    Besos, Toro

    ResponderEliminar
  11. Nos pasa que nos encontramos a la vuelta de la esquina con lo peor de nosotros sin estar previo aviso y eso mismo puede ser una alegría o un bajón.

    Igual tu conciencia no es nada estúpida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Una vez vi la peli "Mr. Brooks", donde el otro yo (o la conciencia) del protagonista que era Kevin Costner, viajaba en el asiento trasero de su auto y lo incitaba a cometer asesinatos...Por favor Torito cuidate, no nos des disgustos jajaja.
    Besos muchos y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  13. muy de acuerdo con Pato... pero mucho mucho..

    ResponderEliminar
  14. Bueno, pues lo menos desapareció el denso tráfico y eso es bueno, no se cómo estará entonces el tráfico ahora, saludos, Toro.

    ResponderEliminar
  15. Esos enfrentamientos son buenos. Besosss Toro!

    ResponderEliminar
  16. Menuda conciencia que viaja en coche y no contigo.



    Beso

    ResponderEliminar
  17. eeih toro,venga despierta!! ^_^ estabas soñando?

    Besos de lunes ; )

    ResponderEliminar
  18. La conciencia...qué difícil escapar de ella...
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. A mí me sucedió lo mismo en la esquina de la Carrer d'Entença con Valencia, estoy MUY preocupado, ¿no estarán intentado replicar personas para...?
    Ya no sé qué pensar.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  20. Mientras tu doble y su escasa conciencia se enriquecen, tú y tus nobles sentimientos acabaréis limpiando despachos y retretes.
    La cruda realidad.
    Me presentas a tu doble??

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Duermes bien, Toro? Así sabrás si en tu cama habitas tú o tu otro tú.
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. ¿Por qué va a ser un desdoblamiento?, más bien será un hermano tuyo del que no sabes de su existencia ¿te imaginas?

    ResponderEliminar


  23. la tentación está ahí afuera, a esa velocidad... terminará estrellándose contra algún pilar o acabará en el fondo de un precipicio.

    Ya sabes: a palabras necias, oídos sordos

    -------------------------
    " Soy capaz de tantas cosas y no se dan cuenta. O no quieren darse cuenta. O hacen todo lo posible por no darse cuenta. Necedades. Dicen que la vida se puede recorrer por dos caminos: el bueno y el malo. Yo no creo eso. Yo más bien creo que son tres: el bueno, el malo y el que te dejan recorrer. El bueno lo he intentado andar y no me ha ido bien. Juro que ha sido así. De pequeño hice todo lo que consideré correcto y lo que está bendita New Orleáns, con sus acordes de ébano y sus insoportables chaquetas a rayas me inducía a hacer. Estudié profundamente y traté de trasladar mis conocimientos con pasión. Los estudiantes saben eso. También escribí encerrado en un pequeño mundo cuarto juntando frases, frustrándome ante las huidizas buenas palabras y las no menos resbaladizas imágenes, comparaciones, situaciones, personajes, diálogos. Asumí estar en ese camino porque es ese el modo como se consiguen los sueños. Al menos eso creía hasta un día, cuando tenía todo acabado y faltaba la confirmación de que había decidido bien, no hubo recompensa. No hubo zanahoria, Ahí me di cuenta de que ya estaba caminando, lejos de mi voluntad, por la otra senda. Esa que no es la buena ni la mala. Porque está claro que la buena es buena porque es una opción propia. La mala es mala porque también es tu opción. Pero la otra no es algo que hayas escogido, por lo cual no pueden decir que es ciertamente buena o ciertamente mala. Es ciertamente ajena, impropia. Por ese camino involuntario caminé, llevado de las narices, arrastrado como un palo sin poder animarme. Tuve que resignarme a ser como ellos me ordenaban, a aceptar sus juicios y sus rechazos. A comprobar una vez más que no todos pueden ver más allá de su aliento. A ser víctima de un sistema que hace de gente como yo infelices zombies o incomprendidos. Y hay que tener el espíritu muy bien templado, tal vez como acero damasquino o más, para afrontar semejante fuerza. "


    La conjura de los necios

    ResponderEliminar
  24. Tienes un yo rico, y yo tengo un yo puta, mi yo puta quiere sacarle la pasta a tu yo rico. Deberíamos presentarlos y que se conozcan jajajjajaja. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Dime por donde cae esa calle, que yo no tengo conciencia.Yo que medo con el coche de lujo y con el chófer.
    Ves, lo que te pasa por tenerla?
    ay¡
    Bss

    ResponderEliminar
  26. Ayyy Xavi!!! No me das tiempo a leerte! Estás productivo, Toro Loco!
    Ya sabés que tu ironía me fascina. Hoy lo bordaste!
    Besos salvajes para tí y para el otro también! ;)

    ResponderEliminar
  27. Espero t'espantés el fet i no la teva consciència. ;)

    Molt bona tarda!!
    Bessets

    ResponderEliminar
  28. Tu tienes conciencia, cosa que no se puede decir de mucha gente. Besos toro

    ResponderEliminar
  29. Entre los once millones de bits de información que se dan en cada momento ese yo es uno de ellos(1 opción).

    Te imaginas si te tuvieses que encontrar con cada uno de ellos!!!

    Un tema fascinante.Besos

    ResponderEliminar
  30. Oh dios mío!!

    Beso :)

    ResponderEliminar
  31. A mi me hubiera dado un jamacuco, ahora que al prepotente y soberbio le atizo... eso también...

    ResponderEliminar
  32. ¡Ostras!
    ¿Por qué tú otro yo no se subió al coche?

    :-)

    Besitos de luz

    ResponderEliminar
  33. si necesitas una psico aca estoy, feliz comienzo de semana!

    ResponderEliminar
  34. tenés un alterego millonario con chofer??? pero qué suerte!


    besos

    ResponderEliminar
  35. No importa, Toro, mejor es tener una 'estúpida' conciencia que no tenerla.
    Cuántas cosas nos suceden en apenas unos minutos ¿eh?. Estas 'entendederas' humanas que nunca paran ni durmiendo.

    Un besote desde otra esquina lejana.

    ResponderEliminar

  36. Posible, Xavi, posible.

    Por qué no?...

    Besos. (a este yo tuyo que escribe)

    ResponderEliminar
  37. Sin la conciencia parece ser todo menos complicado,al menos para algunos,peeero
    ¿Podríamos otros?
    Yo no y parece ser que tu yo de la acera,tampoco.
    Mejor dejar correr ese vehículo con la conciencia tranquila,que además nos deja dormir mejor,¿no crees?
    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Ja! Me encantó. Ultra borgeano.

    Besos a vos y todos los que te habitan, incluída tu conciencia, Toro.




    SIL

    ResponderEliminar
  39. Tienes suerte de que tu otro yo se encuentre en un cochazo.
    El mío siempre anda dando tumbos.

    Muaa!

    ResponderEliminar
  40. ¡Menudo susto! y tu conciencia tan tranquila, seguro que ni se inmutó.

    Besos

    ResponderEliminar
  41. Sólo le dio un susto. Y la dejo seguir viviendo.
    Me gustó mucho.
    Beso

    ResponderEliminar
  42. ¡Genial, toro salvaje! Buen comienzo para un relato o novela.saludos

    ResponderEliminar
  43. Me recordaste al cuento de Borges.

    besos.

    ResponderEliminar
  44. Es realmente nuestra conciencia la que nos domina?
    Besos

    ResponderEliminar
  45. Buenísimo, increíblemente bueno...
    ¡Vaya experiencia !!! ¿Podría ser un proceso, en el que desde nuestra libertad, tomamos la propia vida en nuestras manos, de forma consciente y controlada…?
    Tu decisión, segura estoy que ha sido la correcta, la que ha dictado tu buena conciencia, sobre todo tus buenas maneras con tu "yo prepotente", porque bien se mereció un saquete de h....s.
    Dime Torito ¿Cómo te has visto en ese viaje astral? ¿favorecido…?
    ¿estabas dormido?
    ¡Vaya temita!!!

    Beso grande a tu "yo Toro".

    ResponderEliminar
  46. Así son los malditos otros yo, poderosos y soberbios, sarcásticos, pero somos lo mejor de nosotros mismos, creo.

    creo, creo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  47. Por algo...tu otro yo te dijo
    -Tu y tu estúpida conciencia
    ¿Qué es lo que tu conciencia no te deja hacer?

    ResponderEliminar
  48. Mas allá de la belleza de tus letras, siempre me sorprendes y me haces pensar.Besos,replicante***

    ResponderEliminar
  49. La percepción engaña, desapareció entre la maraña de tu moral. A veces hay que empuñarl el machete y despejar el entremado de nuestros laberintos, a puro machetazo, a puro animal.

    ResponderEliminar
  50. Sigues haciendome sonreir Toro, ese otro yo casi te cepilla y encima te mira con soberbia ??. La proxíma vez dile algo, no te quedes conmocionado, al fin y al cabo llevais juntos toda la vida.

    Besos

    ResponderEliminar
  51. Habrá que decirle algo al chófer, no se puede conducir con furia demasiado furiosa... :D
    Salud

    ResponderEliminar
  52. A mí se me cruzó una con una bici en la cebra y me dijo "A ver si nos dejamos de boludear, escribimos un libro de autoayuda y compramos un coche de lujo con chofer, piba. Esto es deprimente."
    Y se fue pedaleando con un fastidio quebrantahuesos.

    Beso, Toro.

    ResponderEliminar
  53. Usted me empieza a intrigar
    y es un poco irónico... las criaturas salvajes tienen la conciencia desbocada,

    la mi va en paracaidas sonriente
    porque yo abuso de la mirada triste...

    ResponderEliminar
  54. Pues creo que no echaba de menos Barcelona hasta leer esto.

    ResponderEliminar
  55. DE la conciencia no te escapas ( aunque no lleves puesto el cinturon ) :S

    ResponderEliminar
  56. verse a si mismo, a veces es temerario
    saludos Toro

    ResponderEliminar
  57. Me gusta tu estúpida conciencia....no la aparques.
    Un beso

    ResponderEliminar
  58. Toro, me pierdo contigo... Cuando nos vamos? Con cual de tus "tu" me puedo ir? Beso

    ResponderEliminar
  59. La culpa fué del semáforo. Cambió muy pronto de color...

    besos

    ResponderEliminar
  60. esta conciencia siempre nos mira de cerca, a veces hay que hacerla caso pero otras mejor dejarlas qu sigan de largo. Digo yo

    besos

    ResponderEliminar
  61. Hola toro , haber si era el maestro ese que tienes en el convento , que llegaba tarde a un seminario buda , yo te pregunto ¿ Como era el coche? Seguro que era un ferrari rojo ,jajajaja besos de Lm.

    ResponderEliminar
  62. A un yo de coche de lujo no me molestaría nada verlo pasar, pero hay otros yoes perdidos, que sí podrían darme un disgusto :)

    ResponderEliminar
  63. Tú sin conciencia no serías tú, menos tú imposible. Necesitas el chófer? Hombre, el coche estaría bien, para venderlo y vivir un pelín mejor. Me invitarías a una caña?
    Besos!

    ResponderEliminar
  64. Pues vaya cuerpo se te quedó!

    Besos.

    ResponderEliminar
  65. Que se me ocurre que tu otro yo, el del coche con chofer, te podría escribir el siguiente post. Bss.

    ResponderEliminar
  66. Y tú, ¿Qué hiciste? Claro después del susto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  67. ¡Qué susto madre mía, ja, ja, ja...!

    ResponderEliminar
  68. Bueno, mucho auto, mucho chofer...seguro no sabe escribir poemas. Y tiene mal aliento. Y se le está cayendo el pelo.

    :)

    Besos Toro.

    ResponderEliminar
  69. Eso es normal a las personas que tiene conciencia,aparece por muchos sitios para saludar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  70. "Sólo Los Estúpidos Tienen La Conciencia Tranquila" yo, al igual que Siniestro Total, lo creo.

    ResponderEliminar
  71. Dicen que todos tenemos un doble, pero creo que este no es tu caso.
    Continuará...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  72. El del coche no me interesa, me quedo con el de " a pie".Un beso

    ResponderEliminar
  73. Estos escritos -en el formato que sea- en el que uno se topa con su propio yo, a mí es que me dejan torcía.

    Me alegro de que no seas el del coche, me parece un gilipollas.

    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  74. Tú eres así Toro,tú y tu otro yo...
    Creativo uno conciencia el otro...
    Ambos un solo poeta!
    Besos

    ResponderEliminar
  75. Buenas noches, TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 84

    Menos mal que te quedaste con la mejor parte.
    Qué horrible si hubieras sido el desconsiderado fantasma con su servil esclavo. Seguro que le dio un ataque de envidia al verte.
    Sin conciencia no hay belleza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  76. Yo lo sospechaba que los toritos eran dos: uno que escribe locuras y otro el que escribe frenéticamente bien.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  77. Mejor quédate parado observando, si te sientas en la parte trasera de ese auto de lujo, ya no eres ese TORO que todos siguen.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  78. Fatales disociaciones...

    Hay que saber quien elegimos ser

    ResponderEliminar
  79. una alucinación... deberías de mirártelo...

    no............... yo nunca te diría eso...


    querido Toro, amor... sólo fue un sueño.


    biquiños,

    ResponderEliminar
  80. Pues no sé, podría haber sido peor, podría haber ido metiendo mano a una rubia de rompe y rasga...

    Ves? no te quejes, cualquier putada que nos hagamos puede siempre ir a más y este no es el caso, jeje.

    Un beso "despatocable"

    ResponderEliminar
  81. Pues no sé, podría haber sido peor, podría haber ido metiendo mano a una rubia de rompe y rasga...

    Ves? no te quejes, cualquier putada que nos hagamos puede siempre ir a más y este no es el caso, jeje.

    Un beso "despatocable"

    ResponderEliminar
  82. Tu conciencia tiene pasta y te quiere intimidar. Tú veras...



    bss


    ResponderEliminar
  83. Que susto verte con esa pinta...Que mala conciencia te dejó

    La cociencia que se lleva ahora es...Tanto tienes tanto vales...Que pena.

    Un saludo Toro.

    ResponderEliminar
  84. muchas gracias por tu huella TORO
    besitos para ti y para tu pepito grillo
    muakk

    ResponderEliminar
  85. Habrá sido el Toro Civilizado. A darle por el culo!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  86. Casi todo lo que escribes me gusta, pero este poema además de gustarme mucho, me parece muy bueno!!!...Besos Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  87. No me entero de nada.

    Supongo que la clave es si eres peatón o conductor.

    Y la conciencia debería de aclarar un poco más las cosas y no ser tan estúpida , vamos digo yo.

    Que aquí no hay quien se entere de nada, saludos.

    Y bueno, besos.

    ResponderEliminar
  88. Nadie sabe de donde eres nadie en la calle te vio y todas te escriben con mucho fervor

    ResponderEliminar
  89. Me imagino Xavi, lo conmocionado y patidifuso que quedaste viendo a tu otro yo tomarse las de villa Diego y en un transporte tan costoso, aunque yo la verdad, para correr, ¡prefiero el jaguar!

    Besos

    ResponderEliminar
  90. Qué pasada!! dime lo que fumas... uffff ya me gustaría a mí sucesos de esos raros!! jajajajaj.

    Besos.

    ResponderEliminar
  91. Pues como me pase a mí creo que le meto un tirón a la tipa del coche y me meto yo dentro. Ella que se vaya un rato de paseo con mi conciencia que le de la lata, que a mí ya me tiene harta.
    Besos

    ResponderEliminar
  92. En relación a la entrada de Pilates he de decirte que a mí también me gusta la natación, aunque no el baloncesto.
    ¡Y yo me pregunto de dónde te habrás inspirado para llamare "Toro" y además "salvaje", je, je! ¿Será que te sientes identificado con Escarlata O´Hara en "Lo que el viento se llevó"?
    ¡Espero tu respuesta, no me vayas a dejar con la intrigua, ja, ja, ja!
    ¡Un beso, aunque no sé cómo, a ver si me vas a dar una "corná"!

    ResponderEliminar
  93. Y si, es conmocionante el semáforo de la vida...

    Saludos, Salvaje Toro.

    ResponderEliminar
  94. Gracias que nos queda eso para poder mirarnos sin vergüenza cada día en el espejo... un beso

    ResponderEliminar
  95. Está bien eso de verse desdoblado. Así somos conscientes de nuestra propia conmoción.

    Saludos

    ResponderEliminar
  96. Toro: me río con el comentario de Little Moon, esta mujer es la repera de salá
    jajaa
    Bss

    ResponderEliminar
  97. Si, bueno eso ocurrió ayer, me parece muy bien, abrazos.

    Espero que hoy no estés desdoblado, no debe ser muy agradable eso, beso grande.

    Yo otro yo "se las trae", y bueno tu también cuando te pones así, espero que ya estés muy unido a ti en una muy bella armonía y unaminidad.

    ResponderEliminar
  98. Pues esa estúpida conciencia nos hace muchas veces valorar cosas que creemos perdidas.....

    Que feo tu otro yo oyeeee.... dile que la soberbia es muy mala.

    Besos :*

    ResponderEliminar
  99. El otro yo, tras darse la vuelta, te dejó sentado, en el asiento trasero, viendo cómo se alejaba hacia la vía del tren.
    La barrera bajada estaba recién bajada.
    Por ti.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  100. Es que la conciencia es muy jodida.... :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  101. Como para no conmocionarse...
    La conciencia es molesta compañera de viaje.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  102. De seguro iba vestido con un traje negro de Gucci...Besitos

    ResponderEliminar
  103. ter consciencia es importante, y tu la tienes!!!!como siempre te admiro, beso

    ResponderEliminar
  104. Muy bueno, y joder que cosas tan raras que te pasan jajaja, pero al menos tienes vivencias que contar. La conciencia es muy jodida y nos gasta buenas y malas pasadas.

    Un abrazo TORO.

    ResponderEliminar
  105. Me he quedado conmocionada yo también...
    (me has hecho leerlo varias veces :))

    Y no sé...

    Creo bueno tener conciencia...y no tanto chófer...:P

    No se me ocurre nada más :)

    Un beso de lujo,Torito

    Carmen

    ResponderEliminar
  106. A veces, hay una parte de nosotros a la que le gustaria tener menos escrupulos y asemejarse a esa panda de trileros que dominan nuestra economia, pero a veces, solo a veces.
    Un abrazo Xavi.

    ResponderEliminar
  107. un encuentro terrorífico, mira que es casualidad, con lo grande que es la ciudad..

    besos,

    ResponderEliminar
  108. tu eres mejor persona que el del coche!!

    ResponderEliminar
  109. De verdad , menos mal que frenó y no te pilló el choche, habrá que alabar al chofer del patrón, ( me recuerda esto a la canción esa"), "...era un hombre prudente bien domado."

    Total, que tuviste suerte de que no te matara , besos.

    Ese chofer te salvó la Vida, Abrazos, Toro.

    ResponderEliminar
  110. Estupendo! No se puede acallar a la conciencia aunque huyamos. Besos.

    ResponderEliminar
  111. Es que la Conciencia es una estúpida a veces de mucho cuidadao, ya te lo dijo una vez el tipo del coche...

    Saludos a los dos, al tipo y a tu conciencia, besos.

    Bueno, y al otro ser que vive en ti, también a ese besos y abrazos.

    ( con Conciencia o sin ella, da igual, a veces no sirve para mucho...)

    ResponderEliminar