11 de diciembre de 2018

CENTRIFUGAPOEMAS 17

Hace días
que no aparece
la niña muerta.
No sé...
Quizá se ha reencarnado.
O quizás está castigada
por dar sustos a la gente....
Niña!!!
Si me lees, manifiéstate!!!
Ya verás qué susto me da...
Silencio.
Pero yo creo que está por aquí.
La cortina tiembla levemente.
Y el silencio no respira bien.
Paréntesis.
Giro el cerebro y lo pongo en modo celebración.
De momento voy resistiendo a la navidad.
No sé si es porque no veo anuncios
o porque deambulo siempre
por las calles menos favorecidas de la ciudad.
Y me fijo.
Miro a los ojos de la gente
a ver si detecto chispitas de bondad.
Pero no.
Son los mismos monstruos de siempre.
Y cada monstruo tiene una familia.
Cercana o lejana.
Y comerán todos juntos.
Ay, qué bonito, comidas de monstruos
felicitándose las fiestas 
todos disfrazados con magníficas caretas
de personas que se quieren muchísimo
y jamás serían capaces de criticarse por la espalda...
Bah...
Lo de cada año.
No pierdo un minuto más con la farsa.
Todavía recuerdo a mi madre
obligándome a escribir felicitaciones navideñas.
Qué cruz!!!
"Queridos tíos y primas... bla bla, bla, bla, y felices fiestas.
Y así cincuenta felicitaciones más.
Yo si que me gané el cielo de bien pequeño.
Lástima que con otra religión me hubiera ganado
lo de las setenta y dos vírgenes esperándome en el paraíso.
Setenta y dos!!!
Si ya me cuesta aguantarlas de una en una...
Yo diría que los musulmanes esto no lo han comprendido bien.
No se han parado a pensar lo que significa eso durante toda la eternidad.
Si reflexionaran se harían ateos al instante.
Y si no quieren ser ateos yo de ellos pecaría.
Pero ya, no sea que se mueran de repente y se lleven el "premio".
Hoy he mirado los teléfonos de mi agenda.
Están cadavéricos.
Hace siglos que no llamo a nadie y creo que ya no llamaré más.
No sé porqué no los elimino todos.
Total...
O mejor no, mejor los guardo así sé quién llama para rechazarlo.
Aunque tampoco llama nadie.
Mis amigos y yo nos hemos neutralizado.
Sólo existimos en vestigios de recuerdos que van amarilleando
y que además con el paso del tiempo 
el cerebro va modificando para no hacernos sufrir demasiado.
Una pena.
Bueno, cierro la ventana del pasado y la puerta del presente.
Hablemos del futuro.
.......
Ya está todo dicho.
Creo que sólo tengo una salida para relacionarme con alguien.
A ver...
Querido Toro Salvaje.
Espero que pases unas felices fiestas
y que el año 2019 sea magnífico para ti.
Con mucho cariño.
Toro Salvaje.
Ya está!!!
Je!!!
Ha sonado un golpe detrás mío.
Ha sonado muy fuerte.
No veo a nadie.
Pero hay alguien.
Paréntesis.
Giro el cerebro y lo pongo en modo suposición.
Yo creo que es la niña muerta.
Que me ha leído.
Y ahora dirá que se llama Fátima 
y que es musulmana
y que se sabe el Corán de memoria
y que quiere 72 hombres vírgenes
para hacer con ellos lo que le apetezca día y noche durante toda la eternidad.

40 comentarios:

  1. Esto no se arregla ni en toda la eternidad, ni con Fátima ni con Lourdes ni con el Jacobeo.

    La farsa de la Navidad no tiene en cuenta a los detractores, los espantan a golpe de zambomba.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Te has quedado agusto... a ver si se arreglan las cosas, la Navidad me da igual que se arregle o no, cada año que pasa me gusta menos.Lo que realmente se debería de arreglar parece que na de na...
    Hoy estoy rabiosa, en el post que acabo de editar verás el porqué...
    Besos toro.

    ResponderEliminar
  3. Tranquilo, para conseguir las 72 vírgenes deberias morir por... Y no te veo yo dando tu vida por ningún dios.

    Ay esa niña qué picaruela!! Me cae bien jajaja.

    Un futuro muy prometedor, pero no sueñes, a no ser que te vuelvas un maleducado seguirás teniendo con quien hablar.

    Y sí, si ya de una en una somos encantadoramente imposibles 72 a la vez no hay quien lo soporte :P

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. La navidad es relativamente corta, ánimo.....

    ResponderEliminar
  5. "...El silencio no respira bien..." me ha gustado mucho ese verso.
    Crea una atmósfera inquietante (como tu cabecita).

    Yo ya me bajé de una de esas comidas,fuera monstruos!

    50 felicitaciones? 72 mujeres vírgenes ? 72 hombres vírgenes? uffff vaya cifras...me estás estresando...jjajajajaja

    Un beso sin numerar,libre.

    ResponderEliminar
  6. Me has hecho reír referente a que te has ganado el cielo de pequeño escribiendo postales navideñas.

    Mil besitos que te lleguen y feliz noche, poeta.

    ResponderEliminar
  7. Yo también escribí muchas postales de Navidad...este año trabajaré y me ahorraré todas las comidas familiares.Besos***

    ResponderEliminar
  8. Ah pues tenía su aquello lo de los crismas ... Y lo mejor de todo era escogerlos según para quién fuesen. Dar con el estilo del destinatario era una parafernalia divertida, va.
    Hay guiños navideños que no me aportaría nada olvidarlos.

    ResponderEliminar
  9. "Las calles menos favorecidas de mi ciudad". Me he sentido muy identificada con esa parte del poema.
    Un abrazo,
    P

    ResponderEliminar
  10. "Ay, qué bonito, comidas de monstruos felicitándose las fiestas"...
    jajaja me has hecho reír...
    ¿la niña muerta te da collejas?.
    Si te sirve de consuelo, a mi tampoco me gusta la Navidad... Si me pudiera teletransportar..créeme que lo haría sin pensar.
    Aún así, que lo pases bien... Beso y abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Me ha hecho mucha gracia imaginarte escribiendo las felicitaciones, jajaja, pobrecillo.

    Si pudiera huiría estos días y bien lejos.


    Besos





    ResponderEliminar
  12. 72? Por qué? Es un número con un significado cabalístico...
    Menudo lío.
    Saludos.

    ResponderEliminar

  13. Tela... lo que menos miedo da es la niña...

    Beso... Xavi.
    y mi mano en tu mano...

    XL

    PD: "Si reflexionaran se haría(N) ateos al instante."

    PD2: "Total..(.)"

    PD3: "Je(.)!!!"

    ResponderEliminar
  14. me creerías que cuando fui niña mi amiga ( imaginaria para mis padres) venía del otro lado del espejo siempre

    besitos

    ResponderEliminar
  15. Me estás liando, yo creía que Fátima, era una de las tres pastorcitas a la que se le presentó la Virgen María t y tú me la plantas en medio del Corán y rodeadas de 72 hombres vírgenes....jajajaj quizás eso le gustara más, y no tantas ovejitas.

    Un beso Toro y no elimines la agenda....quien sabe, no?

    ResponderEliminar
  16. puedes pedir un 2x1: con tanta personalidad quizás te concedan el deseo.... imaginación no te falta.

    ResponderEliminar
  17. Supongo que un año..... espero lejano echaré de menos la Navidad, dicen que la vida es un ciclo pero también entiendo que hay faltas inolvidables.

    ResponderEliminar
  18. No esperaba ni menos ni más...me imagino un torito salvaje, bufando, barriendo hacia atrás con la pata delantera...cabreado.
    No..en realidad te imagino vestido de pastorcillo cortando el jamón con el cuchillo del pan, pensando si ha puesto el cava al fresco para cuando vengan los fantasmas. :)

    He vuelto después de mucho tiempo y me ha encantado reencontrarte.


    Un bisou, mon cher!

    ResponderEliminar
  19. Qué cansancio,no?Toda la eternidad!!Pereza(sonrisa)
    Niño,de vez en cuando no está mal llamar a alguien.Yo soy de las que tampoco llama,pero esperar a que te llamen puede ser poco saludable .Si necesitas pide ,si te sobra da y aunque no te sobre,da también
    Todo cambia de color
    Besucos Xavi
    Besucos

    ResponderEliminar
  20. Jjajaja me has hecho reír con lo de las huríes.
    No mires ni al pasado ni al futuro, con el presente tenemos de sobra.
    Lo de la carta lo hago yo todos los años, la mayoría de las veces cabreá.
    Besos Toro.

    ResponderEliminar
  21. No va a ser fácil encontrar a tanto tío con esa tara... :)

    Salud

    ResponderEliminar
  22. No deja de ser un paso hacia la modernidad musulmana que las mujeres también reclamen su ración de hombre para la eternidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar

  23. Buuuu!!!!!

    Veo que has inaugurado el alumbrado navideño. Renegamos e igual, como todos aunque a nuestra manera, vivimos la Navidad. Me incluyo.

    ¿No tendré regalo de Navidad?

    ;-P

    Un beso, con muérdago

    ResponderEliminar
  24. Hoy me has hecho reír al leerte, e imaginar, cuanta verdad en lo de la cena de monstruos, amigo Toro, te dejo un fuerte abrazo y mis saludos.

    ResponderEliminar
  25. Me parece que no está muerta. Creo que disimulaba.Se pone así para hacerse la interesante con la cosa esa del Puer Natus.
    Pero se le pasará... Llámala y no se lo tengas en cuenta, Toro

    ResponderEliminar
  26. La niña sigue por ahí, recordando que en un tiempo se tenían que escribir felicitaciones por navidad.

    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Madre del amor hermoso....

    Hoy nos hemos levantado optimistas, eh???

    Fà (https://larendija.wordpress.com/)

    PD. Yo no soy esa (Fàtima)

    ResponderEliminar
  28. Rin RIN...¿puedo pasar?...Aquí te dejo un cesto de mi recuerdo, besos, y abrazos
    Sin olvidarte desde mi nombre al tuyo.TORERO.

    ResponderEliminar
  29. Mi madre también me hacía escribir las tarjetitas... y me las dictaba y cuando ya lo había escrito, me dictaba otra cosa... y encima me reñía.
    Ya con eso nos ganamos el paraíso. Sonrío.
    Por lo demás, como diría Buñuel, por suerte, soy atea gracias a Dios.
    Te beso, Toro.

    ResponderEliminar
  30. Yo que tú me vestía de Papa Noel, y me iba a pasear cantando villancicos por la calle más céntrica de tu ciudad... y luego nos lo cuentas. ¿A que no te atreves? Jejeje...

    ResponderEliminar
  31. Vale, te escribiré una tarjeta de felicitación navideña.
    Y no te quejes, ¿eh?
    Y otra en Reyes.
    :)

    Un beso, Toro¡feo!, jaja ...

    ResponderEliminar
  32. Cosquillitas con una pluma a cada rato que me quiten tanto estrés. Me da igual si no son vírgenes.
    Besitooosss

    ResponderEliminar
  33. Hoy es el incompleto futuro de ayer que no alcanzó mañana.

    Duele el paso del tiempo que nos deja al pairo una navidad tras otra.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. La niña muerta se ha escondido hasta el 8 de enero.
    Qué sabia es...

    Bss.

    ResponderEliminar
  35. No me gusta ya la Navidad, o sea que te comprendo...

    Muchos besos, Toro.

    ResponderEliminar
  36. Uy! A mi me parece q esa niña ni está tan muerta ni da tanto susto...😅

    ResponderEliminar
  37. Ese cerebro tiene giros maravillosos, inesperados, algo locos, pero siempre divertidos, por lo menos para mí. Te estoy escribiendo una tarjeta, dice: Que seas Feliz, que estés sano y exultante, que sigas escribiendo versos locos o maravillosos... Pásalo muy bien. Abrazo

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.