8 de diciembre de 2018

SILENCIO DE MORGUE

De repente
el sábado por la tarde
el tiempo se detiene.
Las horas se desploman
y el universo deja de expandirse.
Supongo que es el momento
en que alguien de mantenimiento
ajusta y engrasa a Dios
y lo deja como si fuera un Dios nuevo.
Cuando el servicio de mantenimiento acabe
todo volverá a funcionar
Dios saldrá del taller
el universo seguirá expandiéndose
las horas nacerán y morirán como siempre
y este silencio de morgue por fin desaparecerá.

36 comentarios:

  1. siempre vuelve todo a funcionar
    y no es precisamente gracias a nosotros

    besitos

    ResponderEliminar
  2. Dicen que eso pasará eternamente.

    No me gustan los domingos, son el borde del precipicio.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Qué imaginativa teoría...con su lógica,por otro lado.

    Un beso que aparece.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra saber que en tu blog no reina el silencio y que sigues expandiéndote.

    Eres Dios???...

    Un abrazo y encantado de saludarte de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la interpretación que le das a esas horas.

    Son muy silenciosos los técnicos de Dios.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. A ver si no descuidan el engrase, porque va a terminar oxidándose el pobre Dios.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Qué buena visión.
    Me alegra que tú tengas la imaginación a punto y en rodaje.

    ResponderEliminar
  8. A veces parece que el tiempo se ralentiza.

    Mil besitos para tu noche, Poeta.

    ResponderEliminar
  9. Los silencios de morgue, no me gustan. Tus palabras, sí.

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  10. Estoy todavía en una nube, acabo de salir de ver a La fura dels baus "Carmina Burana" así que hoy el sábado por la tarde se ha transformado en un sonido glorioso.
    Mañana volveré a leer este poema y ya será otro cantar, seguro.

    Dos besos (faltaban los pendientes)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando el silencio de morgue no solo no es malo, sino saludable.

      Un beso.

      Eliminar
  11. Disfrútalo. Pronto se llenará de villancicos, algarabía e incluso discusiones familiares.
    Soy optimista, qué le voy a hacer.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Debemos engrasar continuamente, hasta en esas horas, ya se encargaran esos técnicos de engrasar lo olvidado por nosotros.
    Feliz noche toro.
    Un beso

    ResponderEliminar

  13. Chsss...

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano... en un silencio que respira.

    XL

    ResponderEliminar
  14. Aprovecha que queda poco de tranquilidad.

    ResponderEliminar
  15. Nada es eterno..ni ese silencio.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  16. "Y tú, ahí estás, inquietante y sereno, sabiendo tener el control."

    Saludos, hasta allá!

    ResponderEliminar
  17. Me gustaría tener un poquito de esa grasa... :)
    Salud

    ResponderEliminar
  18. Me gusta el silencio de morgue..... Lindo poema...saludos amigo Toro.

    ResponderEliminar
  19. Espero que esta vez los técnicos no olviden programar a Dios para que ahora, de vez en cuando, sonría. ¡Siempre está de mal humor! Sus fieles son su viva imagen.

    ResponderEliminar
  20. Desde el Principio a Dios siempre le ha encantado la grasa animal...desechan los cerebros humanos y se come sus sustanciosos culos...

    Felices días, Torito, a tomarlo con calma. Que luego llega enero y otra vez a vivir que son dos días.

    Grandote y bien gordo mi beso hoy.

    ResponderEliminar
  21. Muy original poema me encanta, el universo y el tiempo siempre empezaran de nuevo pase lo que pase, un poema para reflexionar,saludos y aprovehco para desearte a ti y a los tuyos un feliz y prospero año 2019,un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Ese Dios del poema me recuerda al hombre de hojalata, vaya por dios!!!
    El silencio de morgue retumba cada tanto. Ni modo.

    Bss.

    ResponderEliminar
  23. Impresionante poema, Toro. Abrazo. Y la rueda sigue girando

    ResponderEliminar
  24. Que bueno leerte y contemplar que la vida continua gracias a Dios.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  25. Adoro el silencio, el ruido siempre llega solo.
    Y lo invade todo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. El silencio de la morgue, no sé si desaparecerá, pero es un buen poema, Toro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Sí, Dios siempre está.
    :)

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  28. No se me había ocurrido, pero sí, hasta Dios necesita ajuste, pobre no quisiera estar en su lugar. Mi vida es más divertida y creo que la tuya también. Dios le dé salud!! Besos, amigo

    ResponderEliminar