12 de julio de 2021

REVELACIÓN CANINA

Siempre sospeché
que los perros
tenían cara de personas.
Ahora lo sé.
Ha sido una revelación cósmica.
Ha sido un fogonazo de sabiduría.
Dos conocidos
muertos hace tiempo
son ahora dos simpáticas mascotas.
Cuando los vi el otro día
estuve a punto
de llamarles cariñosamente
por sus antiguos nombres humanos
pero no quise incomodarlos.
Un abogado muy serio
que hablaba mucho en latín
es ahora un perrillo gracioso
que mueve la cola todo el rato.
Y el otro
que destacó 
como gran deportista
ahora salta divinamente
para agarrar con la boca
la pelota que le lanza
el hombre que lo saca a pasear.
Creo que ellos no me reconocieron.
Pero yo sí a ellos.
Me emociona profundamente
saber por fin qué hay en el más allá.

30 comentarios:

  1. Y si nos toca ser arrastrados sin piedad, abandonados o tiroteados?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 😔 Yo quería creer en una vida de amplias praderas sin humanos...

      Eliminar
  2. Muy bien por ponerte el mundo por montera. Me ha gustado mucho el poema porque tienes razón y mucha musicalidad en los versos. Yo ya mi di cuenta hace mucho tiempo que los perros al final toman una leve imagen de sus dueños, la carita se pone como humanizada o la del hombre, como perrunilla.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No descartes que esa posibilidad de reencarnación...

    Tu poema de "El mundo por montera" me ha parecido excelente y, te lo digo de corazón, me ha hecho vibrar de emoción... Creo que pensamos en la misma frecuencia...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Algunas personas nos recuerdan a algunas mascotas, por su personalidad,
    los animales cada uno tiene la suya, como las personas,

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Suerte tuvieron de reencarnarse en esos santos animalillos.

    No hay celda que pueda con la libertad del pensamiento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. No quisiera encarnarme en animal de compañía, no quiero lamer la mano de mi amo, porque no quiero amo. Deseo correr libre por bosques y praderas, beber en el arroyo y dormir y soñar cuando quiera, leer y ponerme el mundo por montera.

    Gracias por volver a publicar tu mejor poema.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. "El mundo por montera" és un excel·lent poema.

    Pel que fa als animals, crec... que s'assemblen als seus amos, gairebé com els nens als seus pares. 😉

    Petonets de dilluns, Xavi.

    ResponderEliminar
  8. Asi es, es claro que algunas personas reencarnan o transmigran el alma en animales.

    Con los Burros y Cerdos tambien se puede reconocer que eran antes, incluso algunas ratas y y buitres tambien pudieron haber sido de algun gremio

    ResponderEliminar
  9. Casi se comentan por sí solos. Una reencarnación en perro, tal vez merecida. Ya que hay mucho de eso, que deberían andar a cuatro patas.
    Por otra parte, lo que vende, lo que se acepta, es lo "politicamente correcto" El aborregamiento, el sí sin condiciones, los programas rosa, lo que nos venden los gobernantes y sus medios que mueven la colita...
    Me alegro mucho de que tu bandera sea la dignidad. Eso que venden la mayoría por "Un mundo feliz"
    Genial, amigo. Mejor solo que acompañado de idiotizados.
    Saludos Toro.

    ResponderEliminar
  10. Espero que si me reencarno en perro caiga en el "primer mundo" y en una "familia" animalista...
    Tu proclama es magnífica
    Buena semana Toro

    ResponderEliminar
  11. Bueno. Ya me quedo más tranquilo. Si cambiamos a perros, ya es un avance. Comeremos gratis

    ResponderEliminar
  12. Nada cambiará si la gente no cambia.
    El egoismo humano es lo que estamos viendo hoy
    Quiero quiero quiero.......
    la palabra más usada
    por eso
    tenemos para rato
    con el virus de hoy que somos nosotros

    ResponderEliminar
  13. Vamos a ponernos el mundo por montera y si más tarde nos convertimos en caninos, igual nos pasamos esa vida canina, jugando, ¡no estaría m´`às del todo!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  14. Jajaja, no está mal la revelación.

    El abogado serio seguro que se lo pasa mejor ahora, en su vida perruna.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Epifanía perruna....me encantó!
    Besos Torito.

    ResponderEliminar
  16. Entonces se pareces a quienes fueron, no a sus dueños como dice la gente. Ya me parecía a mi...
    Saludos.

    ResponderEliminar

  17. Observa cómo se comporta un perro e intuirás cómo es su dueño/a...

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano... con 'el mundo por montera'.

    🥀 🐾

    ResponderEliminar
  18. Creio na reencarnação, mas não que ela nos faça voltar atrás...

    Beso, boa semana :)

    ResponderEliminar
  19. Ja, ja, ja... ahí le has dado, Poeta. EStoy contigo :)

    Mil besitos cariñosos y nocturnos.

    ResponderEliminar
  20. Y que decirte...
    Que te lei ayer y me dieron ganas de abrazarte
    y te leo hoy.. y el abrazo seria mas fuerte..
    Me encanta la mirada de los perros ....siento que dicen mas que nosotros, y su alma tambien... Besossss miles..
    y vamos a hablar de amor eh??? jajajajj

    ResponderEliminar
  21. Jajaja, ¡cuánto sabes!

    Un beso, Torosabio.

    ResponderEliminar
  22. Ese perro que te recuerda al abogado, te va a cobrar para defenderte de los gatos.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. No creo en reencarnación ninguna, pero de existir no creo que hubiera mejor animal donde volver.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Por eso la nueva moda de ponerle nombres de personas a los perros y viceversa.
    Los perros se llaman Edgardo, Rómulo o Catalina. La gente Kiara, Mirko o Toby, jaaaa

    ResponderEliminar
  25. Me quedé pensando en lo que dices en el poema.
    Hasta para reencarnar en perro habrá que tener suerte, no sea que encima caigamos en una casa que nos exploten como vigilante atado todo el santo día.
    El poema me gustó; hay verdad.

    Bss.

    ResponderEliminar