7 de diciembre de 2021

DECLIVES

No puedo precisar
cuando observé
los primeros declives.
Yo era entonces
un adolescente despistado.
Seguramente fue
el declive de mis abuelos.
Se fueron encorvando
y año tras año
perdían salud y autoridad.
Después vi el de mis tíos.
Se arrugaron y arrugaron
y fueron dejando de ser
hasta que desaparecieron.
El de mis padres me desgarró.
Dos declives imparables y dolorosos.
Desde hace poco cada día llaman a la puerta.
No quiero abrir.
Sé que el declive espera impaciente al otro lado.

39 comentarios:

  1. A cada quién cuando es el momento. Ni antes ni después.

    ResponderEliminar
  2. Ese final...ufff qué imagen...encoge el corazón.
    No abras.

    💋🌹

    ResponderEliminar
  3. Quizá sea inevitable, pero asusta como lo cuentas. Por tus letras el declive aún no se te nota :)

    ResponderEliminar
  4. Quizá sea inevitable, pero asusta como lo cuentas. Por tus letras el declive aún no se te nota :)

    ResponderEliminar
  5. Jo... Un poema áspero.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar







  6. El declive forma parte de nuestras vidas, aceptarlo y sobrellevarlo es cosa nuestra. que nos sea liviano, Xavi.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Venga, venga, lo tuyo no es un declive, sino una bajada en tobogán hacia la felicidad.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Mientras no llamen las SS a la puerta...

    ResponderEliminar
  9. Lo curioso es que siendo algo tan natural no nos mentalizamos de que también nos llegará, creemos que envejecer no va con nosotros. Y los años pasan.
    Un saludo y buen martes.

    ResponderEliminar
  10. Porfa, no abras.
    , no lo resistiría.

    ResponderEliminar

  11. Los portugueses y portuguesas, siempre con los pies en el suelo y la mirada en el cielo, son más realistas y soñadores que nosotros/as y declinan 'declivar' (un verbo verdaderamente democrático).

    'Presente de Indicativo':

    eu declivo
    tu declivas
    ele decliva
    nós declivamos
    vós declivais
    eles declivam

    'Futuro do Presente':

    eu declivarei
    tu declivarás
    ele declivará
    nós declivaremos
    vós declivareis
    eles declivarão

    Es lo que hay.
    Tendremos que aprender a vivirlo... y llevarlo con la mayor dignidad posible.

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano... respirando 'saudade'.

    🥀 🐾

    ResponderEliminar
  12. Inevitable, pero no por eso deja de asustar menos. Es una pregunta eterna.
    Abrazos Toro.

    ResponderEliminar
  13. Aunque cerremos la puerta se cuela por las rendijas...
    Besos***

    ResponderEliminar
  14. Pasa el tiempo y va destruyéndonos dia a dia, implacablemente.

    El Tiempo es el enemigo

    ResponderEliminar
  15. Te abrazo fuerte y llama si me necesitas...

    ResponderEliminar
  16. La vida, què és així de cruel.
    Mentre el cor no envelleixi, ja va bé.

    Petonets, Xavi.

    ResponderEliminar
  17. Da igual abrir o no la puerta. Está ahí esperando.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Estás escribiendo cada día más interesante querido Toro!! Albricias!

    ResponderEliminar
  19. Tens razão, amigo mio...

    Não sei a tua idade, mas o meu declive aí está, mas não me submeto!!

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Hola Toro , no te angusties
    que todos ,tenemos que pasar por ahí
    de momento tú por si acaso no abras la perta.
    Besos de flor.

    ResponderEliminar
  21. Son declives que siguen y dan lugar a otras elevaciones. La vida es un ciclo.
    Un abrazo, torito.

    ResponderEliminar
  22. Mente parásita ejem...

    El declive es un acuerdo social, si tú no te formaste para firmar el acuerdo , por qué reconocerlo entonces?

    Si le abres la puerta pues lo sacas a patadas por la terraza y ya.

    Jk


    ResponderEliminar
  23. Hola Torito. Yo lo estoy viendo también ahora con mi padre, pero es lo que tiene hacerse muy mayores, viejos, que se deteriora todo, músculos, corazón, huesos, hígado,... Y lo peor cuando se pierde la cabeza, ahí sí que el declives es espantoso.
    Te abrazo Torito.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Hay Toro..... todos algun dia le abriremos la puerta... lo importante que ese declive no venga acompañada del dolor, vi el declive de mi mama, sufrio mucho, y yo a la par, fue muy triste y angustioso verla asi.
    Espero que nuestro declive se canse de esperar y se vaya bien lejos ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Es lamentable y cruel presenciar el declive en nuestros mayores... y también vendrá a por nosotros, Poeta, pero para eso falta mucho :)

    Mil besitos cariñosos para tus sueños.

    ResponderEliminar
  26. Si señor... Lo lucho, pero tambien lo siento... Abrazo poeta...

    ResponderEliminar
  27. Lo mejor es mirar para otro lado y silbar, como si no fuera la cosa contigo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. Un declive natural que es ley de la vida y que tenemos que aprender a aceptar, aunque duele, y mucho..un gran poema querido Toro!!!mil besos

    ResponderEliminar
  29. Todos los días golpean la puerta? Son los de la quinta dosis Toro. Balá fuerte que se van. Besitos amigo, continúa escribiendo, eso aleja el declive.

    ResponderEliminar
  30. Lo vivo con mi madre ahora y es duro sí. Pero, oiga, usted aún es un pimpollo, haces bien en no abrir la puerta. Que el futuro no nos robe el presente.
    Besitos

    ResponderEliminar
  31. Presenciar el declive de las personas que amamos es muy duro, sí.
    En estos tiempos raros, crispados y de robos y mentiras, el declive se nos viene encima; es una factura irremediable.

    Bss.

    ResponderEliminar
  32. El declive nos acecha más cerca que nunca. Besossss toro !!!

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.