14 de noviembre de 2006

EL MURO

El muro siempre está vigilante
para que no quebrante mi condena
a veces viste de transparencias
y como espejismo del paraíso
se deja crecer unas enredaderas
bellísimamente atractivas
que te roban la respiración
con su verde imantado
entonces con la ilusión latiendo
en cada segundo que atesoras
crees ser el rey del mundo
elegido por la más bella pasión
construido de oro y luz
salpicado de lunas y colores
hasta que acabas estrellándote
en una realidad que te desmorona
y aunque la sangre sigue manando
cada vez fluye más cansada
derrotada en una vieja herida
que ya no quieres cicatrizar.

47 comentarios:

  1. Pues lo que hay que hacer es cicatrizarla, aunque no se quiera... unos vienen y otros van, pero aunque el muro este ahi, espectante y sin dejar saltar a nadie un pokito mas de la cuenta.... siempre hay algo que nos ofrecen y algo que ofrecer, siempre hay una enredadera soriente que te dara la mano cuando te caigas... que entendera las limitaciones del muro y las aceptara, todo sentimiento es autocambiable, se pueden dar muchas cosas aun habiendo muro por medio.... y ojala te de la fuerza suficiente para que tu realidad sueñal siga latente, para que no se desmorone.... para seguir manteniendo vivo el mito.... siempre seras el rey en la vida de alguien. mmmmmmm dije el rey??? uys que mayoooooor :-P
    besikos imaginativos con abrazos de oso, que tal te fue por la luna?? :-)

    ResponderEliminar
  2. TORO: ENTIENDO....AUNQUE QUIERA DARTE ÁNIMO Y LLENARTE DE PALABRAS DULCES DE HADA...ES CIERTO...HAY HERIDAS QUE NO CICATRIZARÁN NUNCA! DE TODAS MANERAS, NO DEJES QUE TE ATRAPE LA REALIDAD, DESPÚES DE TODO, CADA UNO VIVE EN EL UNIVERSO QUE ES CAPÁZ DE IMAGINAR?

    SE TE QUIERE!

    BESOS!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Toropoeta, para qué cicatrizar una herida que se va a seguir abriendo en el mismo lugar, mejor dejarla abierta y que drene...

    Y cuando ya no haya mas sangre, los muros dejarán de justificarse.

    Besos para un rey, de una plebeya ;)

    ResponderEliminar
  4. Esas enredaderas que se tejen al muro como un disfraz acabaran debilitandole, metiendo sus raices pequeñas y presistentes por caualquier resquicio que encuentren.
    Abonalas cuando las veas. Lo mismo acaban teniendo vida propia.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Cada vez sin más ganas de tener ganas. Malditos muros.

    Besos sin cura.

    ResponderEliminar
  6. Es el segundo intento, parece que hoy los mensajes insisten en perderese...

    Cada vez con más ganas de no tener ganas. Malditos muros.

    Besos heridos.

    ResponderEliminar
  7. Genial poema. Me encanta.
    Todo esta lleno de muros, y los mas gruesos son los que no se dejan ver.

    ResponderEliminar
  8. Sigo pensando el por què 'muro', por què herida que no cicatriza...
    si somos capaces de eso, somos capaces de algunas otras cosas mas...y màs amables.
    Tal vez convenga empezar a ver si es superficial o imposible detener la hemorragia, Toro.
    Yo le tengo fe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Cicatrices que siguen allì, que dejes sanar y lvidar.
    Mis saludos amigo.
    Besos-

    ResponderEliminar
  10. Todos contra el muro, ese que te cuida y te aisla... el muro la paradoja...

    ResponderEliminar
  11. Besos, muchos... desde una computadora prestada y con la prisa del día.

    ResponderEliminar
  12. Tengo que consultar un diccionario de sinónimos para no repetirme.Algo que reemplace a la palabra belleza.
    Esto último que has escrito es de un brillo increíble, aunque sea triste...
    Mil besos,querido poeta ***

    ResponderEliminar
  13. Quizá no deberías dejarte tentar así por la enredadera. Si las heridas vienen de lejos, ya conoces sus "mañas"...
    Me gusta mucho como escribes.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Este te salió bonito, lo que es, es! ;-)
    Yo tengo un par de cicatrices que no quieren tampoco... :(
    Besis!!!!!

    ResponderEliminar
  15. La realidad es muy tozuda y el muro sigue en el mismo sitio .... hasta que vueles con alas de mariposa por encima de tus sueños.

    ResponderEliminar
  16. Los muros persisten, aún con cicatrices. Deja que crezcan bellas enrredaderas, quizás sus raíces sean los puntos de sutura de tus heridas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Los muros persisten aún con cicatrices. Deja que las bellas enrredaderas pongan puntos de sutura a tus heridas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Así es...así sucede a veces,cualidades que la "relidad" solo ella tiene,por eso bienvenidas sean las fantasías o lo que sea que nos ayude a levantarnos después del estrellón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. En verdad solo quiero dejar constancia de que vine a leerte. De hecho lo he leido varias veces y ...- No coincido con vos- Te miro y no comprendo.
    La imagen que tengo de vos es muy distinta a la que ves en tu espejo.
    Vivir es mas facil de lo que creemos.
    Por què serà que todo nos lo hacemos tan complicado?
    No se por què tus muros. Solo sè que ellos son consecuencia de tristeza, asi dicen tus letras.

    Te quisiera ver bien- Habrà que hacer algo, Torito.
    Perdoname es que una se encariña y no puedo pasar por alto lo que observo.

    Petons- Abrazos y mas confianza en vos y el fluir de la vida.
    No olvides que "Hay fuentes en el jardìn de tus arterias". (O.Paz)
    Andy

    ResponderEliminar
  20. Es potente la imagen de aquel muro que te atrapa, ese muro que teje ilusiones en sus paredes. Quizas el secreto para dejar de sufrir el dolor de la herida sea destruir ese muro, entonces las enredaderas no te invadirán, y el horizonte se abrirá para tus ojos.

    Abrazos muchos.

    ResponderEliminar
  21. Toro, lindo!
    Los muros nunca dejarán de impresioinarme, en cierta forma me producen claustrofobía y no sé en qué grado. Retomo una frase de un seminario en el que estuve hace un año: "Seamos puentes, no muros".
    Me encanta saludarte e invitarte a mis enlaces ahora que estoy de cumple-blog".
    Un saludito afectuoso para tí!

    ResponderEliminar
  22. NO EXISTE MURO ENTRE EL SOÑADOR Y LA REALIDAD...
    CICATRICES SÍ PERO LIBRES DE LAMENTACIONES
    ABRAZOS
    ANDREA

    ResponderEliminar
  23. Gracias por tus palabras...te saludo desde mis sueños

    ResponderEliminar
  24. Hola Minotoro
    Me encanta!!!
    dirás que estoy monotemática, pero leyendolo volví a ver al minotauro

    Besos

    ResponderEliminar
  25. y aunque la sangre sigue manando
    cada vez fluye más cansada
    derrotada en una vieja herida
    que ya no quieres cicatrizar...
    sigue abierta pero ahora esta cautelosa, las heridas que curan son la derrota para la esencia romántica que de ellas brota…
    Cariños para ti
    Mar

    ResponderEliminar
  26. Mientras sea todo eso lo que quieres experimentar...hasta del muro, disfruta.
    Cuando no lo quieras solo se derrumbará.
    Un beso Toro

    ResponderEliminar
  27. Los muros... Mira bien. A lo mejor ves una puerta. Te espero al otro lado. O quizás te esperes tu mismo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Como un niño que va sembrando de cicatrices sus piernas cnn todas sus caídas. Pero sigue jugando, siempre seguirá jugando, a pesar de que esas heridas sangren más o menos, tarden tiempo en curarse y queden grabadas para siempre.

    Seguirá jugando con su bicicleta, a pesar de los muros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Una herida que todavía no ha sido curada no cicatrizará nunca, y menos si a fuerza de voluntad no dejamos que lo haga. Si uno no cura una herida no dejará que cicatrice, y s posible que por esa ranura, se nos escape el aliento...

    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  30. empiezo a leerte como otras empiezan a entender
    te seguiré, toro salvaje

    ResponderEliminar
  31. Nos golpeamos contra todos los muros de la realidad y sangramos, pero a conciencia.

    ResponderEliminar
  32. TORO: GRACIAS! HOY ME QUEDO ACURRUCADA EN TU ABRAZO! POR SUERTE CRECÍ, NO?
    NECESITABA ESCRIBIRLA, DESDE YA QUE LEJOS DE MÍ ES DAR PENA, CREO QUE VOS ME ENTENDES, NO? TENÍA QUE PODER PLASMAR ESE DOLOR! SACARLO A TOMAR AIRE...

    BESOS TORITO!
    VOS SABES QUE YO TAMBIÉN TE QUIERO!

    ResponderEliminar
  33. De viejas heridas lacerantes y que van despertando se... pero maternalmente las arrullo y las vuelvo a adormecer.

    Besotes

    ResponderEliminar
  34. Te comprendo muy bien, pero tu sabes y yo sé que mañana será otro día. No obstante, uno se cansa de cerrar herida tras herida sobre la misma herida de siempre. Besos curativos.

    ResponderEliminar
  35. Ese muro como el de Berlín, que siempre caido recuerda las cicatrices.
    Besitos Toro.

    ResponderEliminar
  36. Claro que estas en un remanso, te lo vaticino para siempre.

    Ya me despojaste de todo, espero que te hayas quedado tranquilo.

    Y tranquilo no volvere.

    ResponderEliminar
  37. Que no quiero verte a si toro, que tienes que traspasar ese muro y cicatrizar la herida, de verdad, no hay nada que merezca la pena en esta vida más, que vivir, mirar para delante y enterrar el pasado, el que hace daño y no obcecarnos.
    Un beso y mi cariño

    ResponderEliminar
  38. Pues a mi de repente me dan unas ganas de trepar por ese muro....
    y resbalarme por entre las enredaderas verdes....
    quizá, quizá.... para poner cariños en la herida.... como a mis niños cuando se raspan una rodilla... pero Toro....
    con salivita se cura;)
    ays!
    besos con sonrisas jaja:)

    ResponderEliminar
  39. Siento el comentario anterior, no lo puedo borrar pero si pedir perdon porque nada que ver, a veces los nervios nos juegan malas pasadas.

    Tu no tienes culpa de nada.

    ResponderEliminar
  40. Pues que yo sepa las enredaderas le dan la suficiente savia y fotosíntesis como para que la sangre se renueve si ha de volver a manar... y si no es así uno se lo inventa!!! jeje

    Besosssssss enredados

    ResponderEliminar
  41. no hay muro mas fuerte e indestructible que aquel que levantamos con nuestro dolor sentido, me acurruco junto a ese muro y lloro mi angustia de saber que puedo derrumbarlo y temer que mañana ya no lo tenga, porque ya es parte de mi. un beso poeta de las noches tristes.

    ResponderEliminar
  42. Pon toda tu energía de restauración, canalizala como un rayo que traspasa el cosmos, derribará al Muro...Besoos

    ResponderEliminar
  43. Oye..siempre habra una que otra que quiera construir ese muro de nuevo, no hay nada como tener un novio poeta. NADA se compara a ello. Asi que siempre habra alguien quiera curar tu herida...

    besossss la mal portada tiene algo por ahi...

    petra

    ResponderEliminar
  44. Un muro separa pero también proteje, el derribarlo es cosa de cada uno. A veces es suficiente con rebajarle un poco la altura sin necesidad de derribarlo del todo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  45. Tú eres letal con las palabras y no porque siempre digas lo que piensas y sientes, sino porque sabes cómo hacerlo.

    * y lo digo con el mayor de los respetos y admiración.

    ResponderEliminar