6 de noviembre de 2008

DESDE QUE TE FUISTE

Desde que te fuiste
los días están enfadados
se han vuelto monstruos
y en mi corazón
ya sólo hace frío
ahora el sol
es de color negro
y del cielo caen
copos de tu ausencia
hasta cubrirme entero.

132 comentarios:

  1. Un paraguas puede ayudar.

    Y un rompevientos.

    Y una chimenea.

    Y una taza de chocolate con churros.

    Y una mantita doble.

    Bellísimo, Tunero,

    Besos calentitos de sol.

    ResponderEliminar
  2. Las ausencias siempre parecen tristes, son tristes... pero aguardamos con esperanza la primavera, el sol y la nueva luz del día.

    Petonets, tard o d'hora tot el que ha d'arribar, arriba

    ResponderEliminar
  3. "Mira que la dolencia de amor ya no se cura si no es con la presencia y la figura".

    Es muy dolorosa la ausecia... lo que más.

    Un beso de buenos días.

    ResponderEliminar
  4. (Santa Teresa de Jesús), en su elevado expresarse en "Me basta la presencia y la figura")

    ResponderEliminar
  5. Desde que te fuiste
    solo vivo cantando eh!
    vivo bailando eh!
    vivo soñando eh!

    (Pues los de la canción
    estaban bien contentos)

    ResponderEliminar
  6. Egunon (buenos dias) toro, apuesto a que su recuerdo se transforma en calor derritiendo el tiempo y los malditos copos de nieve.



    Agur un saludo

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¡otra llegará que tu corazón alegrará¡¡¡ TOMA VERSO¡¡¡ ejee

    Y ya es Jueves....

    Y estamos a primeros de mes...

    Un besito de día bonito.

    (jjeje otro versito...soy toda una poeta jejej)

    ResponderEliminar
  8. Desde que te fuiste estoy enfadado con cada rincón que pisaste, con el mundo interior entero... con el exterior... sin dudarlo!

    ¿Aunque sabes una cosa?
    Ahora... lo manifiesto!

    Cuando llegan al suelo... los copos... se transforman... puedes recordar lo que han sido... y lo fríos que estaban... aunque ya... no serán los mismos...
    Et deixo una tasseta de cafè...calentonet
    :*
    :*

    ResponderEliminar
  9. Yo ayer compartí un té con mi perra. Me sentí con la mejor amiga del mundo. Y salió un arcoiris en mi corazón.
    Adopta un perro. jejeje.

    ResponderEliminar
  10. pasará...

    (eso le dije a una de mis hermanitas hace muuuuuuuucho y asi fué...pasó)

    el sol esta ahi siempre

    no se va

    soplo fuerte para que se vayan las nubes negras y lo veas

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  11. Versos...Riqueza.
    saludos hermano Poeta.

    ResponderEliminar
  12. Un pedacito de ella quedo en ti..el resto buscalo..ve a su encuentro...


    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Precioso es como conviertes

    tanta ausencia nefasta y negra

    en maravillosos poemas!

    Amigo,una receta es resistir.

    la más buena para resurgir!

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  14. ainsss ya se que me echas de menos, pero ya estoy aqui!!! jajajajajajajajaja

    Es duro alejarse de alguien importante, pero si lo ves todo negro, será más duro.

    No será mejor en lugar de contar los dias de ausencia, contar los días que faltan para el reencuentro????

    Un beso guapote

    ResponderEliminar
  15. Se fue, y se llevó la "r" de "cubrirme"...
    ;-P

    Besotes! Cuídate.

    ResponderEliminar
  16. Buenos días, Toro.

    Ese es el color que dejan las ausencias. Seguro que si miras con detenimieno encontrarás un fino hilo de luz. Tira de él.... a ver qué sucede.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Torito lindo, la ausencia duele y llena de esperanzas. Espero que su partida sea pasajera y que esta ausencia te ayude a darte cuenta cuan importante es esa persona. Si ya no hay regreso, entonces deja que el tiempo cure tus heridas, cuesta creerlo, pero asi sucede. Un beso torito y cuando quieras ya sabes donde encontrar a una amiga.

    ResponderEliminar
  18. Mi torobello, es tristemente hermoso.

    Lo que siento es que es totalmente cierto, y ese enfado de los días se acrecenta sin que podamos evitarlo.

    Hoy te envío todos mis besos, mimos y caricias, para calentar un poco ese corazón asustado.

    Te abrazo siempre.

    ResponderEliminar
  19. No te preocupes, la nieve se derrite y termina regando las flores que nacen en primavera.
    De todas las maneras, Lena tiene razón; el paraguas, la chimenea, la mantita y un chocolate calentito ayudan mucho.Besos

    ResponderEliminar
  20. Caen copos de tu ausencia hasta cubrime entero...que palabras de sentimiento y que razón, hay dias que parece que estuvieran enfadados, sin sol, sin nada...ojala se pase pronto este invierno.

    ResponderEliminar
  21. Me has emocionado con tan solo unas líneas, mis pensamientos en estos momentos son parecidos y es que hay ausencias que con los días se hacen casi insoportables.

    ResponderEliminar
  22. Suele suceder, nos metemos en una neblina oscura, pleno humo que apenas nos permite respirar.
    Salgamos al sol, Torito.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  23. Cuando el sol es negro, la noche es permanente, y los copos queman.
    La ausencia hace estragos.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  24. Yo siempre pienso que si se van porque quieren, es porque nunca desearon estar de verdad...

    La única ausencia que debería doler es la de la muerte.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  25. Tienes la hermosa particularidad,de poder escribir un maravilloso poema,aún teniendo desgarros de dolor,espamos de ausencias......admirable.....me quede pensando...la señora soledad con su amiga la ausencia siempre intentando ser fieles compañeras,muy porfiadas ellas ,siempre con ese gélido frío a cuestas.....
    Espero que pronto una mirada entibie tu alma... te dejo la mía,va con aires de primavera..
    Un abrazo
    Mariella

    ResponderEliminar
  26. Lo leo y veo está tan perfecto...

    No tengo comentarios
    solo mi presencia

    te comería éste poema
    que hoy me sabe a pastelería fina

    ...letra por letra...
    y ya empecé con la ¨r¨.

    Beshito ♥

    M.

    ResponderEliminar
  27. Cuando alguien nos falta, la distancia y el vacío que deja nos hace sentir frío, como desválidos, sin alma..
    Besos muy grandes y con mucha compañía dulce Toro

    ResponderEliminar
  28. El frío de la ausencia... ¡Y es tan largo ese invierno!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Y la cantidad de copos que debe caer para cubrirte entero! una avalancha!

    ResponderEliminar
  30. Estoy con Syl.

    Cooo.. pero igual duele burda

    Besos

    ResponderEliminar
  31. Hola amiguis!!! Bello y triste post!!! Solo una cosa .. simple.. LA AUSENCIA SOLO DUELE CUANDO MUERE LA ESPERANZA!!! Y precisamente por eso .. no me gustaria que te cubras de ausencias!!! Besitos de jueves!!!

    ResponderEliminar
  32. Ya volverá hombre, o en su defento otros sentimientos igual de lindos...
    Ya me contarás.
    Salud

    ResponderEliminar
  33. Me imaginé un cielo del que caen copos de ausencia y me puse triste, casi como un día monstruo.

    Es hermosísisisisimo a pesar del enfado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Qué hermoso Toro!

    ...los días están enfadados
    se han vuelto monstruos...

    Y eso del sol negro y los copos que caen de ausencia,

    BELLOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!

    (ya Lena te detalla que cosas te pueden hacer bien contra el embrujo)

    Un beso de chocolate

    ResponderEliminar
  35. Siempre que una persona importante abandona nuestras vidas, sentimos que algo muy poderoso se ha ido, e incluso nos sentimos en cierto modo derrotados y desamparados. Y es difícil recobrar el equilibrio de la soledad...Excelente.

    ResponderEliminar
  36. Ohhh, Torito! Pronto volverá.

    Esta sensación la viví hace tiempo, y a pesar del inmenso dolor, hoy en día puedo decir que la primavera llegó de nuevo y que las flores volvieron a crecer en mi vida.

    Besos! :)

    ResponderEliminar
  37. "Los días están enfadados..." Me encantó ese verso. Qué difícil escribir sobre la ausencia!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Y sí, hay ausencias que nos hielan y otras que representan un triunfo.

    Besos y nieve

    ResponderEliminar
  39. Hola ya he vuelto..solo había ido a comprar tabaco!!!!

    Y ahora que??

    Tomamos un café??

    ResponderEliminar
  40. Me sonrío por lo que dice Lena, un coment muy refrescante, apenas para endulzar tu inspiración. Me ha dejado sin palabras.

    Besitos para tí Torito, pero con tantos que te han dado, creo que estás colmado.

    ResponderEliminar
  41. jo... que pena sentir así las ausencias...
    B7s!

    ResponderEliminar
  42. Y es que el desamor es desangelado, frío, doloroso...
    Al sentirlo, el peso de la ausencia nos despuebla,nos desahita hasta que la soledad es puro hielo...
    Perdona la irrupción.Navegando vine hasta aquí y recalé un poquito a descansar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. Que preciosa revelación!!!

    Hay días así amigo, en que la luz es gris y la atmosfera amarga
    son signos capitales de que muerte se nos acerca con su impaciencia,
    en esos instantes el alma se encabrita y reclama a la luz su presencia
    y al no tener respuesta, salta enceguecida tratando de ver los ojos ausentes

    ResponderEliminar
  44. Y con el pañuelo de decir adiós te secaste las lágrimas de impotencia...

    Realmente, muy bello.

    ResponderEliminar
  45. A ti a veces provoca darte... pero con el paraguas :P... Definitivamente mi viejo, eres una máquina para escribir!!!

    Que belleza!

    Me encanto este poema y, aunque es triste transmite muchisima ternura.

    Un Beso.

    ResponderEliminar
  46. Pues sí que la quería.
    Besos Toro

    ResponderEliminar
  47. Ànims. Les males èpoques també passen de llarg, ja ho veuràs.
    Una abraçada molt gran!

    ResponderEliminar
  48. Querido Toro, te deseo un amor sobre el que construir no solo unos versos, aunque sean tan bellos.
    Mereces un amor sobre el que construir toda una vida.
    Un abrazo
    María Jesús

    ResponderEliminar
  49. Tengo tantas interrogantes sobre ti...infinitas.
    Besos
    mar

    ResponderEliminar
  50. La ausencia reflejada en hermosas palabras, aunque parezca contradictorio.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  51. ..."caen copos de ausencia hasta cubrirme entero"..que imágen tan preciosa!..si supiera, te mandaría por aqui una foto que ilustra eso que dices, pero no se como lo hacen...:-(

    Besitos

    ResponderEliminar
  52. copos de tu aucensia hasta cubrirme entero..me encanto esa frase...
    las aucensias siempre nos llenan de vacios...que triste..
    beso

    ResponderEliminar
  53. Que triste Toro , tu corazón no puede estar así, tu corazón es calido lleno de luz y de pasión. Un beso

    ResponderEliminar
  54. no puedo comentar nada coherente, me hiciste lagrimear...

    ResponderEliminar
  55. Tu también lo has notado ¿verdad? distinta paleta de colores la de las ausencias... besitos varios

    ResponderEliminar
  56. Hasta las cosas más tristes,escritas por tí...son bonitas.

    Yo también escuché palpitar tus palabras...

    Un beso(este es personalizado)
    Cris

    ResponderEliminar
  57. Y, qué bien describes la nada de la ausencia...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  58. AMIGO QUERIDO ...ALGO SUCEDIO EN MIBLOG Y SE BORRO TU COMENTARIO...YO LO LEÍ...PERO SI QUIERES LO VUELVES A ESCRIBIR. YO TE LO AGRADECERIA, TU SABES QUE ERES IMPORTANTE PARA MI.
    BESOS.
    MAR

    ResponderEliminar
  59. Quizás esos copos no son copos
    sino pestañas de los horizontes
    que te dan la bienvenida.

    ResponderEliminar
  60. Que triste es el adiós
    y que largo que se hace...

    ResponderEliminar
  61. Tremenda la imagen del avance de la negrura...
    lo he sentido así más de una vez.
    Besos,querido,entrañable replicante***

    ResponderEliminar
  62. Quería pedir perdón porque esta mañana me he equivocado.

    Esos versos de "me basta tu presencia y tu figura" no son de Santa Teresa sino de SAN JUAN DE LA CRUZ, el otro gran místico.

    En el Cántico Espiritual.

    La esposa le dice al esposo:

    "Descubre tu presencia,
    y máteme tu vista y hermosura;
    mira que la dolencia
    de amor, que no se cura
    sino con la presencia y la figura".

    ... sorry

    Es una estrofa del Cántico.





    CÁNTICO ESPIRITUAL

    Esposa
    ¿Adónde te escondiste,
    Amado, y me dejaste con gemido?
    Como el ciervo huiste
    habiéndome herido;
    salí tras ti clamando, y eras ido.

    Pastores, los que fuerdes
    allá por las majadas al otero,
    si por ventura vierdes
    aquél que yo más quiero,
    decidle que adolezco, peno y muero.

    Buscando mis amores,
    iré por esos montes y riberas;
    ni cogeré las flores,
    ni temeré las fieras,
    y pasaré los fuertes y fronteras.

    Pregunta a las criaturas
    ¡Oh bosques y espesuras,
    plantadas por la mano del Amado!
    ¡Oh prado de verduras,
    de flores esmaltado!,
    decid si por vosotros ha pasado.

    Respuesta de las criaturas
    Mil gracias derramando
    pasó por estos sotos con presura,
    y, yéndolos mirando,
    con sola su figura
    vestidos los dejó de hermosura.

    Esposa
    ¡Ay!, ¿quién podrá sanarme?
    Acaba de entregarte ya de vero;
    no quieras emviarme
    de hoy más ya mensajero
    que no saben decirme lo que quiero.

    Y todos cuantos vagan
    de ti me van mil gracias refiriendo,
    y todos más me llagan,
    y déjame muriendo
    un no sé qué que quedan balbuciendo.

    Mas, ¿cómo perseveras,
    ¡oh, vida!, no viviendo donde vives,
    y haciendo porque mueras
    las flechas que recibes
    de lo que del Amado en ti concibes?

    ¿Por qué, pues has llagado
    aqueste corazón, no le sanaste?
    Y pues me le has robado,
    ¿por qué así le dejaste,
    y no tomas el robo que robaste?

    Apaga mis enojos,
    pues que ninguno basta a deshacellos,
    y véante mis ojos,
    pues eres lumbre dellos,
    y sólo para ti quiero tenellos.

    Descubre tu presencia,
    y máteme tu vista y hermosura;
    mira que la dolencia
    de amor, que no se cura
    sino con la presencia y la figura.

    ¡Oh cristalina fuente,
    si en esos tus semblantes plateados
    formases de repente
    los ojos deseados
    que tengo en mis entrañas dibujados!

    ¡Apártalos, Amado,
    que voy de vuelo!

    Esposo
    Vuélvete, paloma,
    que el ciervo vulnerado
    por el otero asoma
    al aire de tu vuelo, y fresco toma.

    Esposa
    Mi Amado, las montañas,
    los valles solitarios nemorosos,
    las ínsulas extrañas,
    los ríos sonorosos,
    el silbo de los aires amorosos,

    la noche sosegada
    en par de los levantes de la aurora,
    la música callada,
    la soledad sonora,
    la cena que recrea y enamora.

    Nuestro lecho florido,
    de cuevas de leones enlazado,
    en púrpura tendido,
    de paz edificado,
    de mil escudos de oro coronado.

    A zaga de tu huella,
    las jóvenes discurren el camino,
    al toque de centella,
    al adobado vino,
    emisiones de bálsamo divino.

    En la interior bodega
    de mi Amado bebí y, cuando salía
    por toda aquesta vega,
    ya cosa no sabía,
    y el ganado perdí que antes seguía.

    Allí me dio su pecho,
    allí me enseñó ciencia muy sabrosa,
    y yo le di de hecho
    a mí, sin dejar cosa;
    allí le prometí de ser su esposa.

    Mi alma se ha empleado,
    y todo mi caudal, en su servicio;
    ya no guardo ganado,
    ni ya tengo otro oficio,
    que ya solo en amar es mi ejercicio.

    Pues ya sin el ejido
    de hoy más no fuere vista ni hallada,
    diréis que me he perdido
    que andando enamorada,
    me hice perdidiza, y fui ganada.

    De flores y esmeraldas,
    en las frescas mañanas escogidas,
    haremos las guirnaldas,
    en tu amor florecidas,
    y en un cabello mío entretejidas.

    En solo aquel cabello
    que en mi cuello volar consideraste,
    mirástele en mi cuello
    y en él preso quedaste,
    y en uno de mis ojos te llagaste.

    Cuando tú me mirabas,
    tu gracia en mí tus ojos imprimían;
    por eso me adamabas,
    y en eso merecían
    los míos adorar lo que en ti vían.

    No quieras despreciarme,
    que si color moreno en mí hallaste,
    ya bien puedes mirarme,
    después que me miraste,
    que gracia y hermosura en mí dejaste.

    Cogednos las raposas,
    questá ya florecida nuestra viña,
    en tanto que de rosas
    hacemos una piña,
    y no parezca nadie en la montiña.

    Detente, cierzo muerto;
    ven, austro, que recuerdas los amores,
    aspira por mi huerto,
    y corran sus olores,
    y pacerá el Amado entre las flores.

    Esposo
    Entrado se ha la esposa
    en el ameno huerto deseado,
    y a su sabor reposa,
    el cuello reclinado
    sobre los dulces brazos del Amado.

    Debajo del manzano,
    allí conmigo fuiste desposada,
    allí te di la mano,
    y fuiste reparada
    donde tu madre fuera vïolada.

    A las aves ligeras,
    leones, ciervos, gamos saltadores,
    montes, valles, riberas,
    aguas, aires, ardores
    y miedos de las noches veladores:

    Por las amenas liras,
    y canto de serenas os conjuro
    que cesen vuestras iras
    y no toquéis al muro,
    porque la esposa duerma más seguro.

    Esposa
    ¡Oh ninfas de Judea!
    en tanto que en las flores y rosales
    el ámbar perfumea,
    morá en los arrabales,
    y no queráis tocar nuestros umbrales.

    Escóndete, Carillo,
    y mira con tu haz a las montañas,
    y no quieras decillo;
    mas mira las compañas
    de la que va por ínsulas extrañas.

    Esposo
    La blanca palomica
    al arca con el ramo se ha tornado,
    y ya la tortolica
    al socio deseado
    en las riberas verdes ha hallado.

    En soledad vivía,
    y en soledad a puesto ya su nido,
    y en soledad la guía
    a solas su querido,
    también en soledad de amor herido.

    Esposa
    Gocémonos, Amado,
    y vámonos a ver en tu hermosura
    al monte y al collado,
    do mana el agua pura;
    entremos más adentro en la espesura.

    Y luego a las subidas
    cabernas de la piedra nos iremos
    que están bien escondidas,
    y allí nos entraremos,
    y el mosto de granadas gustaremos.

    Allí me mostrarías
    aquello que mi alma pretendía,
    y luego me darías
    allí tú, vida mía,
    aquello que me diste el otro día.

    El aspirar de el aire,
    el canto de la dulce filomena,
    el soto y su donaire
    en la noche serena,
    con llama que consume y no da pena.

    Que nadie lo miraba,
    Aminadab tampoco parecía,
    y el cerco sosegaba,
    y la caballería
    a vista de las aguas descendía.



    SAN JUAN DE LA CRUZ.

    ResponderEliminar
  63. Hay una canción de Kenvin Johansen que dice: " desde que te perdíiii, soy mucho más feliiiizz "

    ...y es que nunca se sabe, amigo toro

    ResponderEliminar
  64. La separación y la asencia son los dos grandes demonios que persiguen a las rupturas; y los dos son terribles :s

    ResponderEliminar
  65. asi se percive la ausencia y la soledad...

    muakismuakis de compañía:-)

    ResponderEliminar
  66. Abrigaté bien , no hay invierno que dure todo el año...
    (de verdad, que lo se yo )
    Besos

    ResponderEliminar
  67. Eso de "los días enfadados" me ha causado enorme ternura!

    Torito, desde aquí veo tu mohín!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  68. no desesperes, es sólo un filtro que oscurece la luz, pero ella sigue ahí, esperando que el color vuelva a robarte una sonrisa.
    Besito

    ResponderEliminar
  69. ¡Bravo! ¡Que maravilla!

    Soles negros
    y copos de ausencia.

    ¡Esta vez has dado de pleno!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  70. El sol de luto y tu corazón tiritando de frío... Que se esfumen pronto las nubes de la memoria Toro!

    ResponderEliminar
  71. Aunque triste y amargo, tu lo dices de una anera genial toro, imagino un cielo del que caen copos de ausencia y la verdad en lo que pienso es en un lugar donde guarecerme

    Besos

    ResponderEliminar
  72. No hay nada tan triste como la ausencia,
    cuando la amada se ausenta la pena es eterna.
    Animo Toro sienpre queda una pequeña esperanza no la pierdas.
    Un Beso.

    ResponderEliminar
  73. ains,como joden las ausencias em....en fin, que sepas que te he dejado un mensaje en "el club de los parados " y estoy con la carita de pena ea jajaaj

    ResponderEliminar
  74. qué hermosa la imagen final, toro...

    un abrazo para tu corazón

    ResponderEliminar
  75. Toro: las ausencias sanan a través de la distancia que generan,
    los dias tienen caracter propio y no saben de armonizaciones
    te mando un abrazo cálido para templar los fríos, que no te cubran por completo, por favor esos copos salvajes.
    Besos

    ResponderEliminar
  76. Vengo de mi orilla y quería saber una cosilla, porque te estoy volviendo loco??, joooo, me has dejado intrigada, yo no quiero volverte loco, yo sólo quiero que disfrutes de una cálida orilla, jajaja..
    Besotes grandes mi dulce Toro..

    ResponderEliminar
  77. ... copos de tu ausencia...

    Así se siente uno cuando sólo queda el recuerdo perenne del amor que enraizó en nuestro corazón...

    Un beso grande, mi Torito lindo.

    ResponderEliminar
  78. asi como la llegada de una persona te cambia el mundo,su partida hace lo propio y más...

    ResponderEliminar
  79. Volveré, siempre volveré.

    bicos,

    Un poema de ausencia delicado, que acompaña perfectamente a los días otoñales.

    ResponderEliminar
  80. Hoy me quedo con el arpón del perfil clamando de desesperado amor, mejor que con las tristezas de las ausencias.

    Un beso Toro, no hay quien pueda seguirte el ritmo.

    ResponderEliminar
  81. Cuando se enfadan, me enfado con ellos, y los mounstros se convierten en mendigos, ellos me invitan un roncito de comparación y enseguida prende fuego el corazón, pero no deja de ser negro el cielo, es de noche y no puedo con esta cama vacía y esta tristeza vieja, me arropo con tu ausencia.

    Besos, me encantó Toro,

    Voy a comerme unas empanaditas calientes, si quieres te invito una.

    Vulcano.

    ResponderEliminar
  82. "El cielo cae en copos..." muy bueno. Saludos

    ResponderEliminar
  83. Si te sientes solo, te invito a bailar un tango.
    Te abrazo...
    BACI, STEKI.

    ResponderEliminar
  84. Claro, cada vez que se va una persona importante se siente así... hay otras que na ni na, pero hay unas que si te hacen sufrir mucho no? Pero por otro lado, si no sufrimos, como sabremos cuando somos felices? y por otro lado, todo canceriano es un poco masoquista que le gusta sufrir y acordarse de su ausencia... o me equivoco?

    Besotes.

    ResponderEliminar
  85. ains... Toro!!
    éstas letras me han caído encima...
    asi tal...
    y me han dejado llenita de ausencias...:(
    te beso... triste pero te beso...

    ResponderEliminar
  86. Si, porque cuando un amor se va, trastorna nuestra vida. Un beso amigo, cuidate.

    ResponderEliminar
  87. qué caña, qué bonito.... realmente bonito.

    ResponderEliminar
  88. De momento van quedando los recuerdos... después el tiempo dirá.

    Un abrazo amigo. Marea@

    ResponderEliminar
  89. si es alguien querido no se va

    siempre esta

    en nosotros

    (yo les hablo)

    :)

    Besitos soleados

    ResponderEliminar
  90. Es lo que tienen las ausencias, todo lo emborronan y si se ponen a pintar lo hacen todo mal, acuarelas aguadas... cachis!

    Besote de finde!

    ResponderEliminar
  91. Sé que duele hasta un consejo cuando el corazón queda trastornado, pero... quién más,quién menos ha perdido a alguién, sufrido una derrota o ha encarnecido la piel con un dolor inexplicable.
    Como la vida es la vida TORO, nunca deberíamos hacer nada menos que emocionante, y luego, ser agradecidos con los que nos ayudan a conseguirlo.

    ResponderEliminar
  92. Sentir ... cada momento, color, estado, un pasaje de la vida...
    Gracias a dios todo pasa.. el tiempo el mejor amigo.!!

    besotes, buen fin de semana.!! :)

    ResponderEliminar
  93. Un saludo Toro. Aunque muy ausente por problemas de salud, trato de ponerme al día con las personas que son parte del blog, de nuestras vivencias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  94. Hola!!!!!!!

    Muy ciertas tus palabras, pero el tiempo todo lo cita, debemos tener paciencia y esperar y el dolor se alivia.

    Un besote y abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  95. Torito pero donde estaba yo metida que no habia visto esta poesia tan bella... tambien debi estar loca para haberme ido!! "copos de ausencia" que lindo verso
    la rubia seguro piensa todo el tiempo en ti
    y yo todo el tiempo le tengo envidia!! jajajaja
    tu fan Alessia

    ResponderEliminar
  96. feliz tarde Torito enamorado bello ♥

    ResponderEliminar
  97. Lo dices por mí? Vaya, sabía que te importaba, pero no creí que tanto. ;-) No te preocupes, sigo aquí. Vigilante.

    Ya sabes, yo lo sé. Y sé que tú sabes que lo sé, a mí no puedes engañarme.

    Keep on trying. Aún te falta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  98. Tras el frío, la calidez de una sonrisa, tras los días enojados, primavera todo el año, tras un cielo negro, el vibrante azul... Y es que nunca se marchó del todo, se protege y resguarda debajo de tus versos, porque, desde que te fuiste Toro, "sus días están enfadados, se han vuelto monstruosos, y en su corazón, ya sólo hace frío..."
    Abrazos de 38º grados...

    ResponderEliminar
  99. si que ho es si, mestre.
    Que es fongui prest es gel...
    UN ARDENT ABRAÇ SALVATJE, TORO.
    Paz!

    ResponderEliminar
  100. bellísimo poema! y wowww! que cantidad tan asombrosa de comentarios tienes :) record!

    ResponderEliminar
  101. Copos de tu ausencia!!!
    me resulta muy tierno...

    besos ogrito

    ResponderEliminar
  102. Ufffffff que bueno ese de Horizonte., por Dios, Xavier Josefino!!!!!!!!!!!!! como haces??????

    ResponderEliminar
  103. Haz lo posible por alegrar esos días y seguro que el corazón se va templando.

    Preciosas palabras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  104. ¿Hay algo peor
    que sentirse dejado
    aún estando
    de amor
    en-amor-dado?

    despedazad-o
    desmembrad-o
    amordazad-o
    acorralad-o
    olvidad-o
    como un bulto de ropa moja
    d-o

    Toda palabra un error
    Todo intento un fracaso
    Todo olvido un recuerdo
    perenne insolente
    Todo espacio intermedio
    una infinita ausencia
    permanente

    Au-esencia
    Au-sentada
    Au-sentida
    de ojos viscosos y amarillos
    como buitre esperando
    apoderarse de tu alma moribunda.


    Besos toro

    ResponderEliminar
  105. :( así son las despedidas...

    Un beso To!

    ResponderEliminar
  106. A flor de piel, este cielo que cae en copos acariciando la piel con melancolía y deseo.

    No me he olvidado de Pádova, ya vendrá, no t’esveris…
    Besos

    PD: en ese entorno, bien que podría ser la letra de un fado... ;)

    ResponderEliminar
  107. Entre el sol negro, y esos copos -supongo- blancos, se debe ver bien el contraste del todo...

    bss Toro...

    ResponderEliminar
  108. gracias por los elogios hacia mi blog, pero soy yo quien debo mostrar mi admiracion hacia tu figura bloguera...
    nos leemos

    ResponderEliminar
  109. Te lo deseo de todo corazón.

    Que te claves ahí y alcances ese equilibrio.

    Y también lo deseo para mí misma.

    Un beso en los brazos de nuestra Madre.

    ResponderEliminar
  110. ei.Viva el desamor. Coneixes manos de topo? lletres molt divertides del desamor. Hi ha una cançó que comença amb els mateixos versos

    ResponderEliminar
  111. Es de lo más triste que he leído desde hace tiempo. Y mira que he leído cosas tristes y he vivido momentos tristes.... :)

    Esperemos que lleguen pronto los días cálidos, en que no pesen las ausencias.

    ResponderEliminar
  112. Llegarán días de luminoso sol, que serán duendes y no monstruos, y en los que del cielo descenderá agua fresca.

    ¡Siempre llegan!

    Mientras tanto, te doy un cálido abrazo. :)

    ResponderEliminar
  113. Un jaque Pastor para el indefenso ingenuo primerizo
    que enfrenta un tablero insobornable
    un triple en el último segundo
    un trofeo perdido
    Què es
    si la vida
    un fatuo juego
    en el que los inocentes no son santos ,y sì màrtires?

    ResponderEliminar
  114. Copos de ausencia que caen del cielo...

    Se puede decir algo más bello?

    Me encanta.

    ResponderEliminar
  115. aiiins la vida esta siempre llena de ausencias...a veces toca aprender a vivir.

    Besos...Qettah

    ResponderEliminar
  116. Pues sí que es verdad que cuando los días se enfadan son como monstruos que nos persiguen sin tregua.
    Un beso

    ResponderEliminar
  117. pues ya he vuelto, deja ya de estar triste, venga... ahora haz un poema que diga:

    desde que llegaste
    la luz que entra por la ventana
    es azul, como tu sonrisa

    algo así...

    besitos,

    ResponderEliminar
  118. ya veo que me has echado de menos :-)

    ResponderEliminar
  119. todo se ha convertido en una maldita temporada, pero aun que el mas inmisericorde invierno.

    ResponderEliminar
  120. yo estoy sepultada por esos copos horribles

    te veo en el subsuelo

    un beso

    ResponderEliminar
  121. Uff, que triste;(, pero que bonito. :)

    ResponderEliminar
  122. A veces esa ausencia o ese terrible sentimiento, se puede convertir en un maravilloso golpe de suerte!

    No hay mal que por bien no venga.
    Se cierra una puerta pero se abre una ventana. Maravillosa ventana que te puede hacer sentir el más feliz de los hombres.

    Mi enhorabuena por tus escritos.

    ResponderEliminar
  123. En el jardín de las metáforas existe un árbol donde cuelga una carta de amor…el otoño pretende hacerla abatir como hoja mustia…pero la primavera que dentro lleva se aferra en la rama….buscando con afán una sombra en la distancia…ve un ave en el cielo….ella se inquieta…su batir de alas se acercan…mas sin embargo se vuelve a alejar…es entonces que la luna helada derrama sangre… gime el viento con las palabras rotas pues el ave cruza hacia el lejano horizonte…besos Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  124. Sabes transmitir en letras la tristeza como nadie, los lobos que te hicieron la oferta tenían razón ;)

    * confieso que esa tristeza te hace también especial, y como ya he dicho más de una vez, la tristeza tiene su puntito de belleza.

    ResponderEliminar