13 de noviembre de 2012

JUSTINIANO 126

Justiniano ha conocido
en la cola del museo Picasso
a una mujer canadiense
que parecía muy simpática
además de culta y políglota
ya que habla varios idiomas
y tras ver juntos el museo
han decidido ir a pasear
por las ramblas de Barcelona
pero tras dos horas de paseo
en las que ella ha hablado
sin descanso alguno
sobre lo genial que es ella
y una comida terrorífica
con sobremesa espantosa
en la que la canadiense
no ha parado de hablar
y de alardear incansable
sobre sus múltiples virtudes
Justiniano está a punto del desmayo
y no ha encontrado otra solución
para librarse de Miss Perfección
que empezar a tirarle
de forma inesperada
y con excelente precisión
huesos de oliva en la cabeza
hasta que ha logrado
que Miss Pesada Insoportable
muy enfadada se alejara corriendo.

105 comentarios:

  1. Bien por Justiniano.
    Qué tía más pelma.

    :D mira que tirar huesos de oliva a la cabeza... jajajajaja

    Si es que es mi ídolo!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. lluvia de olivas...una buena forma fina de despachar una compañía....

    ResponderEliminar
  3. Otra vez yo:

    Si le llega a colar una en la boca mientras se auto proclama, le denuncian por violencia de género!!!

    Más besos

    ResponderEliminar
  4. Genial el coment de sarco
    Un encanto el justi!!!

    !BESOS!!!

    ResponderEliminar
  5. Que dolentes són les aparences!!! Pobre Justiniano, el que haurà aguantat abans no ha esclatat...

    Petons

    ResponderEliminar
  6. Esto es de verdad, me pasó parecido
    los guitos se lo eche en el canalillo
    ...fuimos novios muchos años.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Yo la hubiera tirado, no huesos de oliva, sino un kilo de piedras jajajaja joer qué plasta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Una situación muy cómica. Lástima que no tengamos la libertad de Justiniano a la hora de actuar sin diplomacia. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Cuanto echaba de menos a Justi...
    Hay tías insoportables...
    Un beso Toro

    ResponderEliminar
  10. Ese final me hizo reír. Se agradece...

    ResponderEliminar
  11. Divertido :), el detallito de los huesitos es agradable, eso claro si no te toca a ti recibirlos :)

    Besos Toro

    ResponderEliminar
  12. No me extraña la habilidad de Justiniano. España acaba de ganar el "Pulmón de Oro" en el torneo de lanzamiento de huesos de dátil y aceituna con la boca que se realizó en Elche y Justiniano integraba el equipo de Barcelona...

    besos

    ResponderEliminar
  13. a ver si Justi nos libra de esa plaga!

    ResponderEliminar
  14. r5rss rrsss

    Quando é que escreves um poema em catalão??

    Petons

    ResponderEliminar
  15. Ay, es que las canadienses podemos ser muy pesadas... Sorry. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  16. Muy buena táctica...

    Saludotes, Salvaje.

    Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  17. Quién lo hubiera imaginado...
    Parecía la cita perfecta.
    Muuuac!;)

    ResponderEliminar
  18. Muy benevolente ha sido Justiniano...se le está ablandando el corazón?
    Mucho turista en Barcelona!!
    Un beso,Carmen (viajera...turista no! jajajjaajaj)

    ResponderEliminar
  19. jajajaja bueno ni tan mal, al menos a esa no se la ha cargado jajaja
    Pero que mal pensada soy, con lo bueno, dulce y cariñoso que es siempre Justiniano jajaja
    Es que ya veo la escena y vamos, la cara de él debía ser para enmarcar jaja
    Vale, ya no me río más, no vaya ser que el Justi me coja ojeriza jejeje
    Pasa un buen final de martes ventoso, que harta estoy de tanto aire, me lleva loca pero no tanto como tus personajes ee
    Besitos azules a manos llenas, muassssssssssss

    ResponderEliminar
  20. Pobre Justiniano, en qué líos se mete.

    ResponderEliminar
  21. Uffff! Que pesadilla la gente que habla tanto, y encima se dedican al monólogo. Pobre Justiniano, demasiado ha aguantado, lástima no haber tenido a mano huesos de aguacate.
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. ¡Menudo suplicio!,no hay cosa peor que la gente prepopente y pedante.

    Lo que no sé es como no lo ha hecho antes,ya en el paseo;aunque bueno,si ha pagado Miss Perfección la comida,no está mal haberla aguantado un poco más,jajaja.

    Buenísimo Toro,me ha gustado y me has hecho sonreír :)

    Un beso grande y sonriente,Torito.

    Carmen

    ResponderEliminar
  23. Mujer canadiense y ¿hablando en castellano, en catalan? Justiniano, Justiniano, hombre, haber aguantado un poquito y hubieras conocido mundo.

    Un abrazon Xavi.

    ResponderEliminar
  24. Cuando todo es perfecto, el grado de aburrimiento tambien lo es. Bravo por Justi. Yo a un tio asi le tiro las olivas y el plato.

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. que lata cuando las personas son así
    yo-yo irrefrenable y reiterativos
    parecen discos rayados jejeje

    bien por Justy y sus huesos de aceitunas por misil ubicatex

    besitos a JUSTY y pa'ti también Toro
    feliz martes 13!!!

    ResponderEliminar
  26. No era su día martes y trece que mala suerte!

    Un abrazo Toro

    ResponderEliminar
  27. Le aplaudo!!! No hay nada más insoportable!

    Besos Toro.

    ResponderEliminar
  28. Y yo que compro las olivas sin hueso!!!!!
    Jamás me hubiese imaginado que me librarían de ciertos pesados!!!!!

    Gracias por el dato...

    Adoro a Justi!!!!!!

    ResponderEliminar
  29. Pues no sabe la canadiense de la que se ha librado conociendo como conocemos a Justiniano.A medida que leía me la imaginé ya colgada del dedo de colón allá en el puerto.
    Lo habrá cogido en su día tonto.

    Saludos Toro.

    ResponderEliminar
  30. Es verdad, hay quien no deja el marketing ni a huesazos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Ya ves... tener paciencia pa qué, para luego acabar tirando huesos de aceituna? mejor si al segundo yo le dice educadamente una verdad como un templo y se calle... se puede.

    enfinnnnssss el mundo al revés.

    saludos

    ResponderEliminar
  32. Este Justi, no la amuela. Menos mal que la emprendió solo a huesaso limpio que tal si la tira por la ventana del museo. (carcajadas) creo que yo hubiera hecho lo mismos. (carcajadas)

    besos

    ResponderEliminar
  33. Me acaba de dar una idea Justi.
    Pero la probaré en una cocktelería y con cocos en vez de aceitunas...


    Te beso, Toro.

    ResponderEliminar
  34. Pues si logró que la pesada se alejara, bien por él

    ResponderEliminar
  35. Bien hecho justiniano. jajaja. Que pesada, solo hablando de ella. Besos torito

    ResponderEliminar
  36. Ahhh...es que las primeras impresiones no siempre dan en el clavo Torito.
    Si lo sabré yo...
    Besico niño lindo

    ResponderEliminar
  37. menos mal que no se le ocurrió pedir otra cosa en el menú!!!!
    no buscaré amigos en un museo!!!

    ResponderEliminar
  38. No me gustan para nada la gente prepotente, me dan grima, que pelmazo de mujer!.Un beso Toro.

    ResponderEliminar
  39. A quien se le ocurre ligar con una guiri??
    Jaja menos mal que las aceitunas eran con hueso.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  40. Los datos que das coinciden con los de mi canadiense ex...jajaja
    Salud

    ResponderEliminar
  41. Juas! Ay, por dios, qué coñazo de tía...
    Pues yo me he quedado con ganas de que muriese por deshidratación o por asfixia langostina en su defecto.
    Si es que no se puede ser tan estupenda...
    Besicos!

    ResponderEliminar
  42. Jajaja menos mal¡
    Que ocurrencia más buena
    Echaba de menos a Justi
    Bss

    ResponderEliminar
  43. jajajaaaaaaaaa ¡ha vuelto!!! gracias!!!! Besos***

    ResponderEliminar
  44. ¡No era perfecta!, pues si lo fuese hubiese parado los disparos aceituenros mejor que Casillas...

    Besos

    ResponderEliminar
  45. Mas pesada que collar de sandia.

    Besos a ambos dos.

    ResponderEliminar
  46. Si es que nos miramos demasiado el ombligo.

    Besos Toeo

    ResponderEliminar
  47. Jajajaja, entiendo a justiniano, demasiado aguantó a esa pelmaza

    Besos

    ResponderEliminar
  48. ¡¡Jajjajaaa jajajajjaa ajajaja!!

    Estaba extrañando a Justi =)

    Besos y huesos de olviva ajajjaa!!!

    ResponderEliminar
  49. ¡¡Jajjajaaa jajajajjaa ajajaja!!

    Estaba extrañando a Justi =)

    Besos y huesos de olviva ajajjaa!!!

    ResponderEliminar
  50. Los melones son más efectivos,con dos la hubiera mataó.Al menos se quedaba calladita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  51. Jajajaja, molt ben fet, Justiniano...!

    ResponderEliminar
  52. Pondré en práctica esto. Justiniano es inteligente y siempre tiene buenos recursos. Abrazote.

    ResponderEliminar
  53. Dale un besazo a Justi de mi parte. La gente que se da palmaditas en la espalda y besos en sus propias mejillas merecen eso y más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  54. Menos mal que ha acabado bien la historia, bravo por Justiniano
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  55. ¿solo huesos de oliva? uy que modosito está Justiniano...
    No obstante no creo que ella se haya ido corriendo por los huesos de oliva, sino por los ojos inyectados de sangre de Justiniano,

    ResponderEliminar
  56. jajjajaj vaya personaje Justiniano, es que no tiene ni pudor ni medida (ni falta que hace)

    besos,

    ResponderEliminar
  57. jajajajajaj mira que enfadarse por unos simples huesos de oliva...

    Besos.

    ResponderEliminar
  58. Dos horas seguidas hablando!!
    y Justi ha aguantado oh! my hero jajaja

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  59. Ah, la vanidad... es sin duda mi pecado favorito. (Al Pacino en el abogado del diablo, ¿lo recuerdas?).

    Yo la detesto. No puedo con la gente que se pasa el día besándose el culo. Y es que una cosa es tener autoestima, y otra estar pasado de rosca.

    Algun@ encontré yo por aquí en ese plan, y me resultan insoportables.

    Me alegro por Justiniano, y a la petarda, ¡que le den viento por donde descargan los camiones!

    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  60. Hoy Justi está pacífico, yo la hubiera matado.

    ResponderEliminar
  61. :)
    Vaya, me dicen hablo hasta por los codos, mejor mantenerme lejitos de Justiniano, que si no, ;)

    Besitos mi Torito lindo

    ResponderEliminar
  62. Es terrible tener que soportar estas divas de la locuacidad,no se enteran que aburren a un muerto.

    Bien por Justiniano que la soporte la policía montada del Canadá.

    Saludos

    ResponderEliminar
  63. podia haber sido de salamanca o haití,
    no hay fronteras para el egocentrismo


    besos!

    ResponderEliminar
  64. Justiniano no se con pequeñeces.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  65. Y después dicen que los hombres no escuchamos a las mujeres... :)

    ResponderEliminar
  66. Pobrecillo!. Es que la perfección no existe. Pero...tirarla huesos de aceituna? Y encima chupados... Que mal gusto. No me extraña que saliera pitando. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  67. Perquè no em convidaves? Jo vull practicar també, amb el cap de les sinyores tan perfectes... ;D

    Un petó!

    ResponderEliminar
  68. Buenas noches, TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 84

    Justiniano quiso explicarle, cuando ella le preguntó ¿qué era “eso” de pintao de amapola y aceituna?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  69. Muy bien por Justiniano debería hacer lo mismo con los anonimatos sin sentido que leo a veces :)
    ( sin ofender a nadie pero bueh )

    ResponderEliminar
  70. ja ja "huesos de aceituna"" diría yo...Un beso Toro y gracias por bloguear ayer celebrando mis añitos en esta blogosfera nuestra. Un besote

    ResponderEliminar
  71. ay qué suerte que se libró de ella. ya me estaba poniendo celosa.
    dile que a mí, por el contrario, hay que sacarme las palabras de la boca.

    un beso. o dos.

    ResponderEliminar
  72. Hola Xavi!!!
    Creo que Justi ha echo lo que tenía que hacer, cualquiera aguanta a esa pelmaza arrogante, jaja!!!

    Pero creía que haría algo más...fuerte, está perdiendo facultades,jaja!!
    Un besito cariño!!
    Feliz día!!

    ResponderEliminar

  73. Esperaba algo de más acción......uiiiiiii Jusiciano se esta volviendo un poco flojo.... ^_^

    Un beso...!!!

    ResponderEliminar
  74. Justiniano, tuvo una imejorable estrategía, ya lo volverá a molestarle aquella mujer, por cierto Justiniano, ¿ qué le viste para irte con ella?, ¿no se te nubló un poco la Razón?, no sé en que estarías tu pensando justiniano, enfín un "Despiste" lo tiene cualquiera.


    besos.

    Saludos y más suerte cuando conozcas a otra.

    ResponderEliminar
  75. jajajajajajjaajaja
    Pobre Justi, lo que ha tenido que aguantar, y vaya que calarse dos horas con doña perfección y la comida bastante horrorosa, jajajajajajajja
    Le tiró más bien poco,

    Besitos

    ResponderEliminar

  76. jajajaja




    Y es que hay mucho personajillo que se cree el centro del universo, esos que no escuchan y hablan como cotorras.

    Bastante paciencia ha tenido !!!


    Por cierto, sin ser Justiniano, más de una vez he jugado a disparar los huesitos de aceitunas, a mi me divierte la cara que pone algún amig@ que se cuelga la etiqueta de fisno.

    Y te confieso que ha sido la única manera de que se marchasen de mi casa después de un tostón de velada y con mi boca rebuznando bostezos

    jajaja

    Y es hay amigos y gorroamigos

    :P

    Besitos

    ResponderEliminar
  77. Cero que no era tan simpática la canadiense esa, hiciste muy bien en librarte de ella.

    Bien por Justiniano. Sabe muy bien lo que quiere.

    Me alegro que se diese cuenta a tiempo.

    Nunca es tarde si la dicha es buena.

    Esas cosas cuanto las pronto las detectes Justiniano mejor.

    No hay que fiarse de la apareiencias, eso lo sabes tú mejor que nadie.

    Suerte que te diste cuenta a tiempo, y pusiste huesos de aceituna de por medio.

    Saludos, creo que ya no te volverá a pasar lo mismo, toda experiencia tiene un aprendizaje.

    ResponderEliminar
  78. Y pensar que hay gente que se queda...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  79. Es que, a palabras necias, huesos de aceitunas:):)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  80. Miss Perfección le queda chica a Justi.



    Otro beso.


    SIL

    ResponderEliminar
  81. y demasiado suave ha sido!!! yo la habría estrangulado...

    ResponderEliminar
  82. Llenita de chichones se fue la mujer.


    Espero que no se le noten, ya que justificar el motivo y el arma no le va a ser muy agradable.


    Me gusta su justicia, es auténtica

    ResponderEliminar
  83. Autosuficiente y prepotente la chica...

    Bueno pues, que lástima

    ResponderEliminar
  84. Es un hombre muy civilizado, no salió corriendo y le dejó la cuenta, que es lo que esa gringa se hubiera merecido. Un placer regresar por aquí, aun con un poco de dificultad de tiempo. Saludos.

    ResponderEliminar
  85. Jajaja, me ha hecho reír mucho ese final. Miss Perfección es lo suficientemente lista como para entender el significado de que te tiren huesos de oliva a la cabeza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  86. Amo, adoro a Justiniano. Es tan sabio...
    Lo abrazo no sabes como

    ResponderEliminar
  87. Ha tenido muchísima paciencia escuchándola durante tanto tiempo..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  88. Con lo bella que es la imperfección...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  89. ¡¡¡Menos mal que no le ha metido los huesos de las aceitunas por la boca!!! :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  90. ¡que peso se ha quitado de encima el Justi1

    biquiños,

    ResponderEliminar
  91. Justiniano es un buenazo, además de humilde y muy autentico..la canadiense repipi no le llega a la altura de los zapatos, ella ha salido de fabrica...

    ResponderEliminar
  92. Miss pesada insoportable... de esas le puedo presentar montones.

    ResponderEliminar
  93. Genial...lo tendré en cuanta la próxima vez que se me pegue un plomo... jaja

    ResponderEliminar