20 de julio de 2014

LA INMENSA SOLEDAD

Había una escuelita
de barrio
muy cerca de casa
en ella estaba yo
con una bata marrón
y mis tres años
estaban también
en las fotos
de cada fin de curso
mis ojos tristes
con una gran pena
una máquina de escribir
un viejo mapa en la pared
y la inmensa soledad
que siempre me acompañó.

72 comentarios:

  1. Recuerdos, fotos, la infancia y desde allí, para los más sensibles, empieza la soledad de compañía.
    Muy conmovedor, Xavi.
    Abrazote.

    ¿Soy la primera? Increíble...

    ResponderEliminar

  2. Je, de mandilón ...

    Le duele la soledad al niño que hoy regresó a la escuela con su mochila cargada de vivencias.
    No se la endoses, Toro.
    No. No le mires con los ojos de hoy ...
    In beso

    ResponderEliminar

  3. Me has hecho recordar... a una niña y lo sola y perdida que se s(i)ent(e)ía a veces...

    Beso...

    ResponderEliminar
  4. Jolín! ¿ya estabas triste entonces? pues esto es incurable...:(

    ResponderEliminar
  5. Entonces fuimos a la misma escuelita... solo que yo estaba presta para que dieran el timbrazo de recreo y salir corriendo al patio a jugar... Creo que también jugué mucho sola, pero nunca me pesó, porque lo recuerdo como lo más maravilloso de mi vida. Yo hubiera jugado mucho contigo si te hubiera visto en mi salón, eso seguro!!
    Abrazo, Toro.

    ResponderEliminar
  6. Soledad de recuerdos tristes...

    Un beso gigante pleno de luz, mi toro bello.

    ResponderEliminar
  7. hace un tiempo ( años ) publiqué un escrito.. recuerdo que lo leíste y tu comentario reflejó lo mismo que ahora tus letras una inmensa soledad... solo tu sabes el motivo o los motivos pero es muy doloroso leer te; un niño jamás debe de sentir esa soledad.. jamás.
    En fin...
    ¿Por cierto? a ti te daban banderín todos los años con la fotico?
    :P
    Un beso si ? grande como tu alma
    bicho !

    ResponderEliminar
  8. A eso se le llama tener protagonismo en la orla del curso y no esos que tienen que compartirla con tropecientos condiscípulos repeinados.

    ResponderEliminar
  9. Seguro que eran unos ojos tristes,pero hermosos.
    Lo de la maquina de escribir es como profetico eeee...?
    A quién se le ocurre vestir de marrón a los niños!!
    Es un color horrible.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me he acordado de una foto que tengo con 2 añitos,mas o menos, en la Plaza Cataluña que si la ves te parte de risa...jajaja.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Conozco esa desoladora sensación.

    Un abrazo Toro, fuerte.

    ResponderEliminar
  12. La veo, me gusta la máquina. ¡Qué dulzura!

    ResponderEliminar
  13. Mis ojos pintaban como los tuyos también, amigo. Asi que sé perfectamente de lo que hablas.

    Abrazo muy grande y comprensivo.

    ResponderEliminar
  14. Me acordé de una frase
    Soledad: una dulce ausencia de miradas. Milan Kundera
    Busca tu reflejo Toro.. hay una mirada que te espera .. vale?

    ResponderEliminar
  15. Lo que hace falta es que tus tres años no te abandonaran y sigan contigo, nunca hay que perder al niño que llevamos dentro :)
    Salud

    ResponderEliminar
  16. Abrazo al niño que fuíste y que sigues siendo!

    Muchos Besos en tu día!

    (asfixia)

    :)

    ResponderEliminar
  17. ¿Đe verdađ tuviste una infancia infeliz? Ahi mê considero afortunada...
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Mejor solo que mal acompañado así te aseguras que no te decepcionaras de nadie.




    Beso mi Toro

    ResponderEliminar
  19. Ay torito. Que ganas me dan de achucharte!
    Un abrazo virtual enorme

    ResponderEliminar
  20. Vida, Xavi...

    En els teus ulls, i la teva mirada a vegades, i com aleshores, encara navega un infant.
    Recordar -m'ho i recorda'te.

    ;)
    Te beso, Toro.



    ResponderEliminar
  21. Has descrito las fotos escolares de entonces.

    ResponderEliminar
  22. Pequeño de hermosos ojos tristes, niño que sueña sus sueños
    y se pierde en ese mundo, un mundo falso que no existe.
    ¿ Cuantos pasos diste en ese camino de engaños
    que ya ni cuentas segundos y desnudo entre tus lágrimas caíste?
    Hubo un momento en la mía,(mi niñez) en que mis ojos se hubieran visto reflejados en los tuyos.
    Emocionan tus letras, a pesar de…(o por) la cruda realidad.

    Beso grande, un cálido abrazo y hasta la vuelta Xavi.

    ResponderEliminar
  23. pero en el preescolar nos enseñaban a compartir y andar juntitos en las mesas como muéganos...

    :( uno apreciaba a veces la soledad y su propio espacio caray!

    ResponderEliminar
  24. Una época donde es verdad que hacían estas fotografías que se guardan en el tiempo( yo recuerdo haber visto a mi padre)
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Mis recuerdos del cole son diversos...

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  26. Sí, no se separa de ti nada, sobre todo desde que me la regalaste , Toro...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Tendrás que llamar entonces al Maestro para que no estés tan solo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. yo también tenia bata marrón.
    lo tuyo es un sueño?

    ResponderEliminar
  29. Si ,son muchos las niñas y niños que han vivido en esa soledad, y aún pasando años no la echan en el olvido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Desde que me recuerdo, me recuerdo melancólica!
    Siempre es un gustazo visitarte!
    Un abrazo,
    Yeli

    ResponderEliminar
  31. la conciencia de la soledad...
    esa la más joven es la que nos acompaña y se repite con los años.

    ResponderEliminar
  32. Precioso mini relato. Me ha encantado. Vi esos ojos tristes en la carita de un niño de tres años.

    Un beso Torito.

    ResponderEliminar
  33. Yo, también odiaba el colegio, me aburría de todo, de las clases, de soportar tantas horas a gente que no me agradaba, profesoras muchas que se creían dioses y monjas medias diabólicas, no generalizo, creo tuve malas experiencias yo. Pero bueno estuve en variados colegios hasta que preferí terminar con exámenes libres, era más estudio pero más libertad como lo dice tal cual.
    Un abrazo para ti amigo, yo tambíén me sentía sola en la multitud, a veces aún me pasa.
    mar

    ResponderEliminar
  34. Algo falla cuando la INMENSA SOLEDAD se hace presa de un NIN@...

    mi beso

    ResponderEliminar
  35. Buenas noches, TORO SALVAJE:

    Pienso con frecuencia en los pequeños que no van a gusto a las guarderías, o a los colegios.
    Y no pueden rebelarse.
    Qué eternas se les tienen que hacer las horas, en estos horarios que les imponemos los mayores.
    Dejo dos poemas de Gloria Fuertes: uno autobiográfico y un video con un recitado estupendo: Esto era un pajarito.

    Abrazos a ti, a tu sombra, al niño de la bata marrón, y al espejo.

    P.D.: Lástima que no muestres fotos, pero te imaginamos, bonito como todos los niños.

    ResponderEliminar
  36. nada mas verdadero y fiel en nosotros que la soledad

    ResponderEliminar
  37. Te veo...juro que te veo.

    Mil besos Toritoquerido.


    La vida no es un ensayo ,aunque tratemos muchas cosas;
    no es un cuento, aunque inventemos muchas cosas;
    no es un poema,aunque soñemos muchas cosas:
    El ensayo del cuento del poema de la vida es un movimiento perpetuo,
    eso es,un movimiento perpetuo.


    Augusto Monterrroso

    ResponderEliminar
  38. Uy parece que retratas mi vida y mi infancia . Te me cuidas y te mando un beso

    ResponderEliminar
  39. la soledad es el enemigo número uno a combatir.
    es infinitamente peor el enemigo número dos: lo dice en la placa

    algún día te da un susto, Toro.

    besos

    ResponderEliminar
  40. Tan chiquito y con una gran pena... que poema tan triste, tan tierno, tan doloroso.
    Qué demonios la soledad! Tú si que eres inmenso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. triste si,...yo tbien pero por esta estupida guerra entre irmaos!! indignada, nerviosa, preocupada, tantas muertes..inocentes! que diabo de pais es Israel !!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  42. Desde pequeños nuestros ojos ya dicen.
    Ese mapa me suena, todo un mundo que ver a tus tres años.

    ResponderEliminar
  43. Ya de chiquito eras así? asi que lo tuyo viene de lejos...

    No, si ya decía yo.

    Besos con coletas

    ResponderEliminar
  44. Un poema muy nostálgico el de hoy, me ha recordado a los tiempos en que iba al colegio. Precioso. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  45. Un saludo, TORO, a ver , dime , ¿el mapa de la pared, qué dice?

    Besos.

    ResponderEliminar
  46. Si estaban, " todas esas cosas" que escribes en pasado TORO, me alegro de que ya no estén.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  47. Porque ahora tienes unos ojos alegres, por culpa de la Gran Pena esa que te abandonó.

    ResponderEliminar
  48. Aquí, lo llamamos babi ( a la bata)
    La mía era de cuadros blancos y azules,luego pasó a ser verde y blanca,también de cuadros ( muy amantelados)
    Yo, tuve babi hasta los quince años( mi madre, que se empeñó en meterme en un colegio de monjas) vamos¡ tu te crees?
    Un babi marrón? que estabas con los salesianos descalzos?
    Jo¡ quiero verte alegre...
    Bss

    ResponderEliminar
  49. Las escuelas siguen existiendo TORO, aunque ahora te quede muy lejos de casa, ya ya no estes tú ahí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  50. No era la soledad. Eran los poemas :)

    ResponderEliminar
  51. No es bueno solamente vivir de recuerdos, pero me alegro que tú los tengas buenos...

    Feliz semana, Niño TORO, de mirada triste.

    ResponderEliminar
  52. Jo... ningún niño del mundo debería sentir esa sensación tan amarga... porque mira que es amarga la soledad.. es duro sentirse solo... es difícil siendo adulto, peor en la niñez... de algo sé... aunque no fue por mucho tiempo, por suerte...

    Más besinos y sigo...

    ResponderEliminar
  53. Alguien dijo, que menos mal que la infancia acaba pasando.
    Y lo afirmo.

    Bss

    ResponderEliminar
  54. Es una historia triste... y me duele en la empatía que me habita...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  55. Tus ojos tristes.


    Vaya Tierra Prometida que jamás veré...



    Más besos.

    ResponderEliminar
  56. Alguna vez hubo una niña igual...Besitos

    ResponderEliminar
  57. Un niño jamás se debe de sentir solo.
    Besazo

    ResponderEliminar
  58. Si me hubieras...



    quiza o no


    ... te hubiese



    tengo mas papel pintado viejo

    mientras me dejes yeso, las paredes,
    para comerlo de vez en cuando
    no me importa
    te lo doy, es tuyo
    quiza fuera tuyo desde hace tanto tiempo

    y sin embargo

    lleva cientos de años
    esta viejo y casi polvoriento
    como el mundo

    ResponderEliminar
  59. Mucha nostalgia, Toro. UN abrazo.

    ResponderEliminar
  60. Te veo Toro. A tus tres años. Te veo porque esa soledad la conozco, aunque sólo a veces.
    Salve.

    ResponderEliminar
  61. ¿Sigues solo? ,
    Ay! Que no quisiera.

    BESOS

    tRamos

    ResponderEliminar

  62. Tus ojos tristes aun teclean
    en la vieja maquina de escribir
    el feroz destino de soledad
    desnudando su memoria
    en cada verso que devoran
    otros ojos hambrientos
    de tus desconsoladas letras.
    Es hermosa esta poesia
    besos Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  63. Otro de tus bellos poemas desolados, tal vez el mas desolado y bello.

    BesosXavi

    ResponderEliminar
  64. Quizas algún día nos cruzamos, vivo en el mismo valle...

    ResponderEliminar
  65. No hay tristeza más triste que la que habita en los ojos de los niños

    Un beso

    ResponderEliminar