12 de octubre de 2014

UNA PENA INAGOTABLE

De buena mañana
está rondando la pena
una pena inagotable
que revolotea 
y revolotea
a mi alrededor
con alas de tristeza
una pena honda
una pena infinita
una pena eterna
y yo intento escaparme
buscando un sol
sea el que sea
pero la pena
sabiéndome suyo
me mira y no me deja
y cada vez más cerca
va ensombreciendo
mi resignado corazón
con pinceladas de niebla.

70 comentarios:

  1. Buenos días, TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 1

    Eso significa que le has gustado. Pueden ocurrir dos cosas, o que te gane o que deje de ser pena.
    Estaremos pendientes, a ver qué ocurre.
    Nos alegraríamos por ella.

    Besos.

    P.D.: No es necesario que me des regalo. Ya estás cumplido con los comentarios.

    ResponderEliminar
  2. !Ah, cómo me recuerdas a los grandes poetas!

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Debe ser el tiempo, a mí me pasa igual.

    ResponderEliminar
  4. Empuja a la melancolía pero es un poema maravilloso.
    Qué decir q no te haya dicho ya...
    A las penas,puñalás.

    Y a ti besazooooo

    ResponderEliminar

  5. La he presentido...
    como se presiente la caída de las hojas en otoño.
    La...te sient(d)o...
    Lo siento.


    "Es la noble cabeza negra pena,
    que en dos furias se encuentra rematada,
    donde suena un rumor de sangre airada
    y hay un oscuro llanto que no suena.

    En su piel poderosa se serena
    su tormentosa fuerza enamorada
    que en los amantes huesos va encerrada
    para tronar volando por la arena.

    Encerrada en la sorda calavera,
    la tempestad se agita enfebrecida,
    hecha pasión que al músculo no altera:

    es un ala tenaz y enardecida,
    es un ansia cercada, prisionera,
    por las astas buscando la salida."
    (R. Morales)

    Beso...

    PD: Espero que ganes la partida...
    en soledad o en compañía... creo que la pelota está en tu tejado, si no recuerdo mal...

    ResponderEliminar
  6. Dicen los que entienden del tema que no hay belleza sin fealdad. Ni tristeza sin alegría...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hay que esperar que deje de llover.
    Saldrá el sol,
    Besos.

    El sol fundirá las nieblas, no te prepcupes, Toro.

    ResponderEliminar
  8. Mi negrito y yo, te enviamos una carretada de besos de luz, plenos de sol radiante, sonrisas y esperanza.

    Mi toro bello, un abrazo fuerte a ese corazón para animarle y hacer que sonría e ilumine las pinceladas de niebla.

    ResponderEliminar
  9. Esperemos que a pena se desvaneça...

    Bom domingo, Xavi

    ResponderEliminar
  10. SIGA BUSCANDO EL SOL, TORITO. UN ABRAZO DESDE MI AMADA MONTEVIDEO.

    ResponderEliminar
  11. Vaya chiqui. Ojalá salga rápido el sol.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  12. Hoy me siento demasiado melancólica como para que tus letras no me pongan piel de pollo Toro...
    Un beso...

    ResponderEliminar
  13. Venga anímate, cómete algo dulce y plántale cara.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Este penar me apena, así que, apenada me dejas :P
    Besos, querido Toro.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Quė forma tan bonita tienes de decir cualquier cosa!!

    ResponderEliminar
  17. .¡Soledad, qué pena tienes!
    ¡Qué pena tan lastimosa!
    Lloras zumo de limón
    agrio de espera y de boca.
    ¡Qué pena tan grande! Corro
    mi casa como una loca,
    mis dos trenzas por el suelo,
    de la cocina a la alcoba.
    ¡Qué pena! Me estoy poniendo
    de azabache carne y ropa.
    ¡Ay, mis camisas de hilo!
    ¡Ay, mis muslos de amapola!
    Soledad: lava tu cuerpo
    con agua de las alondras,
    y deja tu corazón
    en paz, Soledad Montoya.

    Romance de la pena negra, Lorca.

    Tengo tanta pena, tanta, que la pena me tiene a mí, por escucharte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Mira que es caprichosa esta "pena",.... que sin invitarla se presenta por sorpresa......habría que insinuarla que siempre esta de más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Muy bello poema Toro, un beso.
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  20. Hoy es triste tu poema, pero se vale tambien estar triste los domingos.



    Un abrazo mi Toro

    ResponderEliminar
  21. Los amaneceres son propicios para ellas, nos abrazan de manera traicionera, mientras tomamos el café..
    a mi siempre se me enfría ...
    Un beso y feliz domingo

    ResponderEliminar
  22. Esa pena está en la atmósfera, rodeando la Tierra y, lamentablemente, se esparce como la niebla.
    Esperemos que el sol la disipe, Torito.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  23. Ponte a bailar corazón¡
    No pasa nada, por sentirte un día con pena, pero no la dejes que se instale más de lo debido.
    QUÉ TAL, UNA TAZA DE CHOCOLATE?
    sin churros¡
    Bss

    ResponderEliminar
  24. Los domingos....

    "...los domingos sobre todo a media tarde
    y si uno está solo,
    abren en el tiempo algo así como una brecha.
    Basta con colarse por ella..."

    Patrick Modiano

    Te dejo un abrazo Toritoquerido.

    ResponderEliminar
  25. Es lo mismo que un nublado
    de tiniebla y pedernal.
    Es un potro desbocado
    que no sabe dónde va.
    Es un desierto de arena -pena-,
    es mi gloria en un penal.

    ResponderEliminar
  26. Pues ya ves, yo de buena mañana roncando y a pata suelta :)
    Ahora en serio, me ha encantado tu poema, pero no que estés triste...
    Ya sabes que aquí lo que sobra es sol, aunque estos días caen chuzos de punta...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  27. Mañanita de niebla, tarde de paseo, esperemos que la pena inagotable que revolotea se vaya de una vez.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Creo que es cosa de este domingo, que trae aire de pena :(

    Bss

    ResponderEliminar
  29. así de hundidos en ella estamos.
    somos legión de apenados.
    inevitable, Toro

    besos

    ResponderEliminar

  30. Ojalá esa pena se haya disipado y a estas horas luzca un suave y rojizo sol de otoño... en tu corazón.
    Uno como el que luce aquí ahora después de una oscura tormenta.

    Beso...

    ResponderEliminar

  31. PD: Ya te lo han dicho y es cierto... el poema, aunque triste, es muy hermoso.

    ResponderEliminar
  32. vengo aquí para dejarte un rayo de sol, antes de que la noche lo apague.

    ResponderEliminar
  33. Me rindo al encanto sin nombre de tu negra poesía.

    Besos

    ResponderEliminar
  34. A veces es agotador escapar.

    Saludos hasta allá.

    ResponderEliminar

  35. La resignación no buzcaría zolez, Toro .
    Aún no eztá todo perdido puez.

    Bezo

    El oído literario te felicita y el interventor ... no puede quedarze callado
    :-)

    ResponderEliminar
  36. Precioso y melancólico... al leerte experimento una mezcla de sensaciones increíble.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar

  37. Hola querido Toro.
    ¡Fijo¡¡
    Es el Otoño.
    besitos
    Mavi

    ResponderEliminar
  38. ¡Precioso tu poema sobre "tu pena"! Aunque me agradaría sobremanera que encontraras pronto el sol que estás buscando.
    ¡Un beso y buena semana Xavi!

    ResponderEliminar
  39. Hay penas tan hondas en el fondo del alma que no sabemos como desprendernos de ellas.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Torito, la resignación es una tentación más irresistible aún que la manzana, y debe deparar un idéntico infierno.


    Besos - mil -

    ResponderEliminar
  41. CIPRAMIL, es la solución, para los nostálgicos, idealistas y sensibles como nosotros.
    Un abrazo multicolor para ti!
    !!!!!!!!!
    Te quiero mucho amigo.
    mar

    ResponderEliminar
  42. Pues escóndete y no dejes que te agarre. Ponle una sardana y empieza a bailar para que ella la pena se quede con la gana.

    Saludos

    ResponderEliminar
  43. ¡Pues anímate que ya llegó tu sol! Jajajaja.
    Un abrazo bien soleado y sin tristeza. anda, dale y ale, anímate que la vida es bella con todo y sus bajones que a veces llegan. Tú eres tremendo torazo, que puedes con lo nublao y más.

    ResponderEliminar
  44. Venga va, acepto pena como animal de compañia.
    Pero sólo hoy, no te vayas a acostumbrar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. Como te vea en la carretera, te subo a la vaca del coche,con bici y todo...
    Bss

    ResponderEliminar
  46. Te tomas el vermut conmigo? en un pis-pas estamos desconjonándonos y ni penas ni nieblas.

    Aunque hay días que son así y tampoco vienen mal. Por comparar.

    Achuchón

    ResponderEliminar
  47. Incansable pena...
    Salúdala.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  48. Sopla y disipa esa niebla Toro, si no lo hace uno mismo quién?? A la pena la mandamos a freír monas...

    Muchos besinos!!

    Pd: Y aunque es melancólico este poema es muy bonito, haces belleza de lo gris... enhorabuena!

    ResponderEliminar
  49. Deseo que ya hayas encontrado ese sol o al menos que se haya colado un rayito de
    Luz que alivie tu pena.

    Cuídate mucho, Toro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  50. Qué gran poema, Xavi.

    Creo que muchos compartimos esa tristeza.

    Enhorabuena y besos.

    ResponderEliminar
  51. que no te mire tanto la pena, toro...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  52. Les faltes entorpeixen el significat.

    Boira al text...

    :-)*

    ResponderEliminar
  53. Eso va a ser por que a ti y a la pena, como a mi, no le gusta el otoño fijo...
    Besos

    ResponderEliminar
  54. Torito querido! Esta pena intrusa que abusa de tu alma, palos con ella!!

    ResponderEliminar
  55. Yo no tengo miedo, no. Tengo pánico. (uych)

    Pájaros, enormes pájaros.

    Un beso

    ResponderEliminar
  56. Inagotable, para dar y tomar y repetir. Sí, somos viejas conocidas, pero aquí seguimos.

    Besos

    ResponderEliminar
  57. Pena tonta y persistente. Y cabezona.

    Un beso

    ResponderEliminar
  58. La pena, ella penetra como si fuera nieblina de la mañana y se hace con el alma y te deja sin aliento, y te abandonas a ella, y la mala te mece, te susurra por lo sola que ella esta y necesita que todos estemos penando como ella.
    Bestia mala ¡fuera de mi¡ , ¡fuera de este universo¡ , permite que sea la alegría mi inquilina y quite capas de polvo que me pesan hasta desaparecer y brillar todo yo.

    Besos muy muy cariñosos

    tRamos

    ResponderEliminar
  59. El corazón no debería de resignarse nunca.


    Una poesía de una belleza tan inagotable como esa pena.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  60. Bello tu poema...no te dejes atrapar por la tristeza....quisiera enviarte luz de sol, caricias sobre tu frente y un abrazo a tu alma....

    ResponderEliminar
  61. Esa tristeza tuya me da pena.. te dejo un beso y mi cariño.

    ResponderEliminar
  62. Cuando la pena se instala parece que no se ira nunca... pero no, tu sigue buscando ese sol, que en cualquier momento te cegara con su rayo y la pena ¡puf! desaparecera... mmm a lo mejor deberias llamar al mago loco para que te eche una mano .-)

    ResponderEliminar
  63. Jodo!!
    Menuda parrafada que tirao hoy :p

    ResponderEliminar
  64. La brisa del desconsuelo
    acuna tus versos
    que desesperados
    rebuscan entre las tinieblas
    un sol que te inunde de luz.
    ¡Me ha gustado mucho!
    Besos Toro Salvaje

    ResponderEliminar