7 de octubre de 2015

CARNE DE CEMENTERIO

Carne de cementerio
cenizas en potencia
huesos y poco más
que alguien me diga
por qué tanta vanidad.

74 comentarios:

  1. Hay que echarle también piel de serpiente así el guiao estará más rico.

    Bss.

    ResponderEliminar
  2. Porque la humildad supone precisamente eso, ver la verdad, y para eso no hay huevos.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. A lo mejor la vanidad es necesaria para que algunos existan , yo no sé la respuesta .

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Si es un conjuro......ancas de rana visceras de tritón....patas....de araña.


    Un beso de pócima...

    ResponderEliminar
  5. Y me pido un hueso de ese cementerio de premio...
    para hacer "unas cosillas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como quieras Amapola.

      Como premio has ganado el esternón de un tísico.

      Eliminar
  6. Es verdad, da igual la ventaja que de la muerte a la vida, si al final de la partida ya se sabe quien va a ganar, yo también me pregunto para que sirve la vanidad, otra cosa es la autoestima, que no tiene nada que ver, para querer a los demás hay que empezar por quererse a uno mismo. Pero la vanidad , creo que es el reflejo de que como la persona no se quiere a ella misma pues a intentar pisar a los demás
    besos

    ResponderEliminar
  7. Que cierto TORO lo que dices; tanta vanidad, orgullo, prepotencia y tanta y tanta mala leche como tienen algunos, cuando el final es para todos el mismo destino. Si nos paráramos a pensar todos los días, durante tan solo quince segundos que quizá ese día sea el último que veamos la luz pueden ser que se reflexionara y mucha gente tendrían un comportamiento distinto. Pero fíjate que de esa cenizas o montón de huesos, afortunadamente no se salva ni Cristo, porque si los pudientes pudieran comprar a la muerte o sobornarla para salvarse, solo nos moriríamos los pobres. Ellos también pican billete, y les dan mucho por culo, porque ante la muerte, no hay ni rasgos ni diferencias.

    Abrazo Xavi.

    ResponderEliminar
  8. Todos llegaremos a la misma meta, nadie se salvará, ni por ser más rico, ni por ser más guapo, al final seremos todos iguales, ceniza.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
  9. ellos/as, los agentes secretos de la cosa esa, vanitas vanitatis llaman, tienen la última palabra .Que la primera ya la tuvimos todos cuando aún no éramos más que huesos carne ceniza y todo parejo...

    besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Torito Guapo. Ciertas tus letras. Al final tod@s vamos a parar al mismo lugar.
    Unos antes otros después nos casamos obligados con la muerte. Y de esta no nos podemos separar una vez que nos elige para esposarse con nosotros. ¡¡¡Ayyyyyyyyy!!! Qué tontos somos que no disfrutamos de la vida. Una vez que la palmemos de nada se puede disfrutar ya que seremos como tú bien dices un manojo de huesos o cenizas.
    Saludos, abrazos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hombre esta hecho de vanidad.

      Eliminar
    2. Fíjate si de verdad nos creyéramos lo de a imagen y semejanza de Dios !!
      Qué gran Maestro de la vanidad

      Eliminar
  11. Vanidad,soberbia,egos insoportables...no se ven,no se reconocen.
    Son así.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. es verdad
    allí todos nos igualamos
    eso de los títulos, los premios y todo ese lastre estúpido no sirve
    ni siquiera un hueso nos pertenece
    todo queda acá entre los estratos del suelo para gozo de los arqueólogos

    besos Toro

    ResponderEliminar
  13. Y qué me dices de las salas vip en los tanatorios?
    O cuando las funerarias de ofrecían entierros de primera, segunda o tercera clase.
    Somos vanidosos hasta en la muerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  14. Coincido en lo dicho por algun@ de l@s comentaristas de más arriba en el sí a una sana autoestima... pero no a la vanidad.

    Y puede que, en muchos casos y contradictoriamente y/o paradójicamente, detrás de la vanidad lo que haya sea una baja autoestima.

    Creo que ése no es uno de mis defectos... o eso espero... y espero no caer en ello o conseguir evitarlo siempre que pueda... ¡toco madera! (Véase la cabecita)... :P

    Beso...

    :)

    ResponderEliminar
  15. Lo que hoy dejas aquí es una buena reflexión, algo que tengo en mente y vivo en cada momento.
    Para qué, tanta vanidad, cada segundo que pasa no vuelve, así me siento viviendo mi vida.
    Un gran abrazo amigo Toro noble, hoy necesito dos abrazos si no te parece mal.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marchando dos abrazos gigantes para Ambar!!!

      Besos.

      Eliminar

  16. PD: En concreto... la coincidencia de parecer es con 'Marijose Pérez'... ;)

    ResponderEliminar
  17. Eso, justamente, es lo que pienso cada día ...

    ResponderEliminar
  18. Bueno Torito. Parece que los seres humanos estamos compuestos de miserias, pero también hay buenas personas porque si no, muchas cosas bonitas de la vida no se llevarían a cabo y alguien hay que las hace, solo que esas personas son anónimas y no se cuelgan medallas de las que hoy en día vemos tanto en los medios. Empachera tenemos de divos y divas que son humo y nada más, pero humo contaminado que asfixia al más pintado.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  19. No se... somos espejos, monos a fin de cuentas. Y reflejamos la decadencia de todos.

    ResponderEliminar
  20. O puede que sea porque se acerca Halloween :P

    ResponderEliminar
  21. Mi querido Toro, la vanidad es para quien se cree que marchara con todas sus posesiones bajo el brazo, cuando en realidad venimos sin nada y nos vamos igual, salvo el cariño que hemos recibido que queda impregnado en el registro de nuestra alma.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Y algunos te dirán....¡q me quiten lo bailao! Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Gracias por tu comentario...buenas noches ...

    ResponderEliminar
  24. Creo que la vanidad es una de las cosas que más daño hace a este mundo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  25. Carne de cementerio y espíritu de cielo...
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Sí, somos "humus", tierra. No llevaremos con nosotros nada de lo que hemos recibido, solamente lo que hemos dado: un corazón enriquecido por el servicio honesto, el amor, el sacrificio y el valor, esto lo decía san Francisco de Asís.

    Un beso, Toroguapo (creo que me permites decírtelo ¿no?), ser humilde no quiere decir no ver la realidad, no valorarnos como personas :P, sino justo al revés ... es humilde quien tiene los pies en la tierra, en el suelo ...

    ResponderEliminar
  27. Así somos de tontos. No le busques explicación.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. Pues sí al final todos iguales y todos acaban igual. Veo que sigues con muertos ...o es un guiso ? ;)

    Un Saludo Toro.

    ResponderEliminar
  29. Visto así, Toro...
    Claro que la vanidad esta presente en nuestras vidas, y cuanto más inteligente y grande es la persona, es mucho más humilde.
    Aunque de vanidosos...todos tenemos un poquitín.
    Hay una frase de Nietzsche que me gusta y aquí viene muy bien.
    “El que niega su propia vanidad suele poseerla en forma tan brutal, que debe cerrar los ojos si no quiere despreciarse a sí mismo.”
    O sea... eso.

    Besossssss.

    ResponderEliminar
  30. ...para que limpiarse el culo, si vas a volver a cagar... y así con todo....no?

    ResponderEliminar
  31. Ainss... pero si por lo visto ahora ya no hay vanidosos, no lo sabías?
    Ahora, esos, dicen que tienen la autoestima alta, y se quedan tan a gusto.

    Un besico

    ResponderEliminar
  32. ¿Qué estará viendo en ese momento el que así escribe? El Jardín de las Delicias no, mucho me temo que es una estampa de la realidad cotidiana de la sociedad en la que nos movemos.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Porque hay personas que están podridas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  34. me revuelven las tripas .. la verdad

    en fin .. allá cada cual ..

    besos toro

    ResponderEliminar
  35. Torito, lo otro que hay es alma, alma .
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. jajja, almas vanidosas...
    Besos.

    :)

    :P , cuando prepare el guiso ya te avisaré...

    ResponderEliminar
  37. ODIOOOOO !!! a las personas VANIDOSAS !!!
    Mas " claro : H2A "..
    Y no quiero perder el tiempo , justificando filosoficamente el temita.

    Bsitossss Xavi.

    ResponderEliminar
  38. Perdón, amigo..mi comentario fue muy poco sutil y no deseo ofender a nadie.
    Pasa que por mi profesión , la vanidad esta sobre valuada.. se creen que el ser medico y por ello te llamen Dr o Dra , somos Dioses.
    Y nada mas lejos de la verdad .
    Por serlo, conozco muy bien el paño !.

    Nuevamente, un abrazo Xavier.

    ResponderEliminar
  39. No se si solo es vanidad, hay mucha ignorancia con respecto a que pasa cuando morimos...hay que respetar las creencias de todos, pero la vanidad no sirve de nada y mucho menos en el cementerio.
    Besos Dulcetorito.

    ResponderEliminar
  40. Cierto, cada dia me siento mas cerca de ser cenizas...
    Salud

    ResponderEliminar
  41. Ufff!!! tan acertado!
    Cenizas, transita todo,
    nada mas.
    Fin verdadero.
    Lo demás, nada mas incierto.


    Nade a vuelto a decirme nada...

    ResponderEliminar
  42. Buenas noches, Xavi TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 55

    Que no nos hagan polvo las cenizas, en el tiempo que nos toque vivir, hasta que nos convirtamos irremediablemente en lo que ya sabemos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  43. Estoy de acuerdo contigo Toro, la vanidad que se la traguen, todos vamos a terminar igual. En tanto, sonríamosle a la vida amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Todos somos un tanto vanidosos y si no ¿por qué se venden los espejos?


    Beso MiToroDorian

    ResponderEliminar
  45. Desearte feliz dia ...lleno de amor y paz.
    besos

    ResponderEliminar
  46. Creo que la vida está llena de matices repletos de casualidad que un día dejan de ser tal.

    Un abraz✴

    ResponderEliminar
  47. Al parecer es el pecado favorito del diablo ;))

    ResponderEliminar
  48. porque es aterrador, es algo brutal, inasumible...por eso tantos dioses, tanto pegarse, tanto correr para no llegar a ningún lado...

    ResponderEliminar
  49. Vanidad de vanidades todo es vanidad.

    Saludos Torito.

    ResponderEliminar
  50. Odio la vanidad y sin embargo con qué facilidad caemos en su brazos...

    ResponderEliminar
  51. Tus letras me traen a la memoria, la hoguera de las vanidades, de Wolfe...
    Hay gente la que la vanidad le enturbia la realidad, se la trastoca de modo que no ve el entorno o más bien, se lo diluye hasta desparecérselo de su vista.
    Por supuesto, porque no quieren remediarlo, casi siempre.
    Todos tenemos un algo de vanidosos, para desgracia nuestra, y luego, luego...la muerte nos unifica, nos deja de nuevo en la nada de donde vinimos.
    Perdón por la extensión.
    Besos.

    ResponderEliminar
  52. Tus letras me traen a la memoria, la hoguera de las vanidades, de Wolfe...
    Hay gente la que la vanidad le enturbia la realidad, se la trastoca de modo que no ve el entorno o más bien, se lo diluye hasta desparecérselo de su vista.
    Por supuesto, porque no quieren remediarlo, casi siempre.
    Todos tenemos un algo de vanidosos, para desgracia nuestra, y luego, luego...la muerte nos unifica, nos deja de nuevo en la nada de donde vinimos.
    Perdón por la extensión.
    Besos.

    ResponderEliminar
  53. Porque seguro quieren hacerte un conjuro!
    jajajajajaja

    Besitos de luz de brujita

    ResponderEliminar
  54. En algo hay que entretener la espera.

    ResponderEliminar
  55. Gran verdad.
    Si no sucede un imprevisto, nos marchitaremos como una hoja en otoño y acabaremos siendo huesos y polvo.
    Y olvido.

    Bss

    ResponderEliminar
  56. Tengo la vanidad de querer
    ser alimento de arboles
    y bichos rastreros
    mientras como fantasma
    deambulo a los pies de tu cama .
    Besos Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  57. Tengo la vanidad de querer
    ser alimento de arboles
    y bichos rastreros
    mientras como fantasma
    deambulo a los pies de tu cama .
    Besos Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  58. En vano tanta vanidad.

    Más besos.

    ResponderEliminar