31 de enero de 2019

CENTRIFUGAPOEMAS 24

John Updike confirma mis malos presagios.
Hasta los más funestos.
Estoy leyéndole otra vez
y el magnífico y maldito escritor
no deja de atizarme puñetazos en la conciencia.
Lo leo y  me deja K.O.
El deterioro de vivir es insoportable.
Vamos empeorando año tras año
hasta límites que no parecen soportables.
Hasta dónde somos capaces de aguantar
a cambio de unos años de calidad lamentable?
No lo sé.
Miro a mi alrededor... y sólo veo cadáveres que hablan.
Estarían mucho mejor si callaran, pero no...
Cadáveres jóvenes.
Cadáveres de mediana edad.
Cadáveres maduros.
Todos dueños de vidas muertas
sin esperanza alguna de ser felices.
Claro que eso no lo dicen.
Se descubriría su farsa eterna.
Y no podrían soportarlo.
He resucitado a Harry "Conejo" Angstrom
del inventario olvidado de mis recuerdos muertos.
Harry sigue ahí.
Tal como lo leí la primera vez.
No ha pasado el tiempo por el personaje.
Por mí sí que ha pasado.
Ahora lo releo con ojos que antes no tenía.
Y me estremezco al comprobar que no estoy solo.
Otros antes que yo han atisbado el abismo que nos espera.
Y lo han escrito.
Maravillosamente.
Dos premios Pulitzer así lo atestiguan.
En fin...
En los ratos que no releo el futuro que nos espera
voy transitando por tiempos 
y caminos cada vez más desagradables.
Y el laberinto no hace más que empeorar...
Parece no tener fin y parece que va a devorarme.
Lo digo ahora antes de que se me olvide.
A veces querría no ser yo.
Me gustaría ser como esos que ríen y son felices todo el día
en Instagram, Pinterest, Facebook y demás trampas para incautos.
A veces sospecho que mienten y que no son lo felices que aparentan.
Bueno, no sólo lo sospecho, lo sé... conozco a varios farsantes de esos.
O sea, me gustaría ser algo que sé que es mentira.
Me veo atado en el psiquiatra dando explicaciones que no tengo.
Entonces dónde está el tiempo de la alegría y la felicidad?
Ay... ya temo los comentarios de los felices perpetuos que nadie se cree...
Pero no pasa nada.
Si en algo he mejorado es en mi capacidad de no hacer caso a los mentirosos.
En eso soy un muro insalvable.
Ya pueden contarme mentiras que yo las convierto en me río de ti, nada y olvido.
Tengo ganas esta noche de volver a la vida de Harry "Conejo" Angstrom.
Ahí me siento bien.
Dejo el país de los siete cuervos negros.
Dejo el país de la corrupción en vena.
Dejo el país de los muertos en las cunetas.
Dejo el país de los periodistas vendidos y la prensa canalla...
Y aparezco en Mount Judge, un suburbio de Brewer (Pennsylvania).
Es la década de 1950.
El mundo es otro. 
Nada que ver con este.
Y en ese mundo, y en esas páginas, y con esos personajes me siento cómodo.
Son fracasados.
Como yo.
No es cuestión de dinero. Es cuestión de felicidad.
Y entre fracasados con sentimientos y derrotas vitales detecto indicios de sinceridad.
Sí, sinceridad, eso que ya no se estila.
Y los personajes hablan de la vida, del amor, de todo y se muestran como son.
Y entonces yo me relajo.
Y le doy las gracias a John Updike por haber parado el tiempo en ese momento.
Y le doy las gracias por permitirme entrar en un universo que ahora ya no existe.
Y me olvido del 2019.
Y me olvido de tanto farsante, tanta globalización, tantas redes sociales y tanta mentira.
Y durante un buen rato junto con mis amigos fracasados comparto las miserias de esta vida.

35 comentarios:

  1. Por esto me encantas y te aplaudo.

    La vida no es más que lo que es. Y nosotros somos esos humanos que sentimos y padecemos, que nos quejamos, que lloramos y… reímos (cuando nos olvidamos de cómo está el patio) y, por si fuera poco, rodeados de una farándula que, como bien has dicho, nos azota por las redes sociales, y fuera de ellas. Pero, a pesar de todo, y más cuando se ha tocado fondo, hay que ser realistas, y beberse la vida, sí o sí, hasta embriagarnos con ella (mientras podamos)

    Un abrazo, querido poeta.

    ResponderEliminar
  2. Si fueras un gnomo como yo, serías feliz, vivirías de buen humor, cantarías, tomarías hierbas y vivirias en una seta...
    Como elegiste ser Gargamel, pues te joes, a estar de mal humor todo el dia.

    :P

    Un beso agradecido.

    ResponderEliminar
  3. Corre a leer,Conejo! Digo,Toro!

    Updike...crack.

    Un beso de bruja de Eastwick.
    ; )

    ResponderEliminar
  4. Éramos felices y no lo sabíamos (léase cada día).
    No te veo como un fracasado, lo que no sé es lo que buscas incansablemente.
    Besitos poeta

    ResponderEliminar
  5. Nadie en su sano juicio puede ser feliz de manera permanente. Cuesta serlo de vez en cuando. Estamos empeñados en ocultar el fracaso, las malformaciones y las arrugas, incluso está mal visto ser pobre y debemos disfrazarlo consumiendo como locos en hipermercados para pobres y emular que somos ricos.

    Los disfraces no impiden el fracaso. Lo hacen más patético.

    Hoy lo clavaste. La bibliografía te abala.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Está bien leer de vez en cuando cosas que te motiven.

    Un abrazo, me alegro que encuentres autores con los que te identifiques.

    Bs.

    ResponderEliminar
  7. No todo lo que se ve en las redes es real... por eso hay que buscarse el propio refugio.

    Mil besitos para tu noche, poeta.

    ResponderEliminar
  8. Menos mal que tenemos la literatura para vivir en ella y gracias a ella.

    ResponderEliminar
  9. Sin novelas la vida sería más triste y menos vida. Escritores que nos muevan las tripas, por la razón que sea, es lo que nos lleva a seguri leyendo, y que no falte

    Un beso y feliz noche

    ResponderEliminar

  10. "A veces querría no ser yo."
    Podría haberlo escrito hoy...
    y cualquier día.
    Desde hace tanto tiempo que ya no me acuerdo...

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano...
    aunque no lo adviertas.

    XL

    ResponderEliminar
  11. Fracasado ... no, eso son palabras mayores.
    Hacemos lo que podemos con lo que nos toca o nos viene. Yo a tal esfuerzo no puedo decirle fracaso. Vivir es casi una heroicidad.

    ResponderEliminar
  12. Los libros que muestran la vida tal como es,con sus miserias y contradicciones, esos son los buenos, los que valen la pena.

    No he leído a Updike. Lo haré.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. uno elige el respiro y el color de su nube
    si te ha gustado ese mundo de fracasados bien
    aunque dudo que sean fracasados quizás lo sean solo para el papel

    besitos :)

    ResponderEliminar
  14. Hoy, de puntillas, dejo abrazo, y te beso, Toro.
    No he leído nada suyo.

    ResponderEliminar
  15. Nunca me han llamado mucho la atención las redes sociales, ahora estoy totalmente convencida, mi blog es el que me hace vibrar.
    Genial hoy tu poema protesta.
    De puntillas
    Y a tiento
    Sin contratiempo
    Ni rencillas...
    me voy sin antes darte un fuerte abrazo toro.
    Feliz noche

    ResponderEliminar
  16. Cada vez nos acercamos mas los teléfonos y nos alejamos mas de las personas.
    Es así de triste.
    Estaría bien volver a 1950, aprendería a bailar rock & roll...
    Te apuntarías? no me enfadaría por tus pisotones...
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Releer antiguos libros en ocasiones decepciona y en otras nos vuelve felices por instantes....
    Y como dice la canción: "...Nunca es triste la verdad lo que no tiene es remedio..."
    Besos Toritolindo.

    ResponderEliminar
  18. Excelente
    Ilumina un poco la oscuridad ese rato compartiendo miserias con amigos fracasados.
    Creo que no hay un país a donde huir... en todos somos forasteros...
    Quizás, si se pudiera huir del tiempo, de planeta, de humanidad...
    Besos, pela!

    ResponderEliminar
  19. Voy a ver si me leo ese libro que estás releyendo. Me ha picado la curiosidad.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  20. https://www.youtube.com/watch?v=Z-YyVinb0NM&feature=share
    Bss

    ResponderEliminar
  21. ¿Y no es acaso un momento de felicidad perderse un rato con Harry “Conejo” y viajar con él a los 50? Una canción, una tarde mirando el mar, una película bella, una conversación... La felicidad como idea está sobrevalorada, lo que la hace inalcanzable. Debemos encontrarla en esos momentos que son un regalo para nuestra sensibilidad. Y atesorarla.

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. No te encuentras la sinceridad de la que hablas sólo en tu libro. Aquí somos unos cuantos los que sentimos nuestros suspensos. O con los que nos hacen cargar, que esa es otra. Sinceridad sí que te encuentras. Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Debe ser un buen libro el que estas leyendo, como para vivir en el a ratos conversando con los fracasados.....seria genial.....saludos Toro.

    ResponderEliminar
  24. A veces me sorprendo de lo que el ser humano somos capaces de soportar, luego viene algo peor y es un cuento que no termina.
    Besos, Toro

    ResponderEliminar
  25. Telediarios manipulados, mentes estrechas manipuladas que tragan y tragamos con todo, bueno con casi todo, ya que afortunadamente somos muchos lo que nos negramos a tragar y a creernos felicidades de anuncio de grandes almacenes o de cuquifotos de Instagram.

    Torín eres genial y menuda pluma tienes joío.

    Besines utópicos, Irma.-

    ResponderEliminar
  26. Estas pasiones sospechosas a veces de irracionales, son
    una dádiva de los dioses, y sean lo que sean, y estén si es que están, son una maravillosa pulsión creativa de un impulso necesario para desafiar los límites.
    Sublime Xavi, solo un genio es capaz de algo así.

    Mi beso.

    ResponderEliminar
  27. Hay que tomarlo con filosofía...
    Salud

    ResponderEliminar
  28. No le he leído, pero me has dejado con ganas.
    La sinceridad..... quizás es de las cosas que más busco y admiro. Cada vez es más difícil encontrarla. De eso se un poquito. Pero sentirla y buscarla, es algo que merece la pena.

    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  29. También me meto en libros para seguir tirando por un mundo tenebroso, que es el que versas en este poema, cargado de verdades.
    No le he leído, pero busco info.

    Bss.

    ResponderEliminar
  30. Hay escenas literarias, más o menos realistas, aunque si son de costumbres suelen tender al impresionismo (creo desde mi ignorancia), que nos ayudan a analizar la realidad que nos circunda por descripción y por comparación...

    Siempre tenemos que ser nosotros mismos... creo... y lo creo firmemente... con el viento a favor y con el viento en contra... en la bienaventuranza o en la desesperación... siempre nosotros mismos por razones o por ...

    A mí tampoco me gusta esta realidad por la que transitamos en la acutalidad y no estoy en esas redes sociales que citas en tu poema...

    Sabemos que mañana "saldrá" otra vez el Sol y habrá suficiente luz como para revisar de nuevo las luces y las sombras que iluminan u oscurecen nuestro camino... nunca es tarde, pues el tiempo no existe fuera de los relojes y de los horarios impuestos...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  31. ... creo que en la vida se trata de comprender cual es el nuestra verdadera condición, más allá de ser felices

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.