14 de marzo de 2006

CASTILLOS EN EL AIRE

Sin tregua para mis oídos
exhaustos de confesor
con los labios cosidos
y drogado de paciencia
escuché tantas mentiras
brotar de gargantas ciegas
ocultando sin éxito
su desolación perpétua
que ya me cansé de abortar
inútiles planes de fuga
de bajar el telón
a obras surrealistas
de asesinar sus patrañas
segregadas para sobrevivir
por eso hoy me callo
y disfrazado de payaso
brindo entusiasmado
por los del vaso medio lleno
aunque no vean ni el vaso
por los protagonistas
del cuento de la lechera
por los del mundo rosa
autistas del tercer mundo
por los invencibles amos
de castillos en el aire
por todos ellos
me muerdo la lengua
entierro lo que pienso
y huyo rápido del teatro.

33 comentarios:

  1. Fuerte, que se derriben los castillos en el aire.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Yo con mis botas de siete suelas hago lo propio... los castillos me gustan a ras de suelo.

    Nos vemos en el parque que hay a la salida del teatro, no es temático pero... mejor!!

    Besossssssss toro

    ResponderEliminar
  3. Preciosa, fuerte...pero nunca te muerdas la lengua...

    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Suelo ser muy realista, me gusta palpar la vida tal y como tenga que venir... pero por qué no permitirse un segundo de un castillo en el aire? Luego sabes que vuelves a la realidad (yo lo hago muchas veces en mis palabras).

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Espero que no te duren mucho los disfraces puestos y dejes la lengua y los pensamientos libres.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Yo soy de las del mundo de color rosa con algodoncitos y papel celofán!

    ResponderEliminar
  7. ufff simplemente impresionante, como siempre.
    mil, dos mil, tres mil....

    ResponderEliminar
  8. No es lo mismo ser un ilusionista y ver sólo lo que se quiere ver, que aspirar a encontrar maneras de conseguir un mundo mejor :)

    No te muerdas la lengua, di lo que piensas aún cuando algunos no estén dispuestos a escuchar.

    ResponderEliminar
  9. Esta poema me ha llegado de manera increible pues tengo oido de confesor y la boca cosida.
    Los ojos abrumados de ver obras de majestuosa mentira y ser espectadora de primera en obras de gran realismo mágico.
    Yo trambien brindo por la inoencia de ellos y luego huyo del teatro.

    Hermoso el mensaje que has dejado en mi blog, nada mas que por ponerle una sonrisa a alguien vale lo que escribo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hay que decir lo que uno piensa,si no se habla una explota.........
    precioso tu blog
    besotes

    ResponderEliminar
  11. Pues si, di lo que piensas, aunque a algunos les duela, aunque no quieran escuchar, aunque disfracen sus caras amargas por bellesa e ilusión, pues es lo único que nos queda, la palabra.

    ResponderEliminar
  12. Amordacé mi lengua
    pero mis ojos hablaron
    y sus lágrimas
    regaron el dolor
    de este mundo...

    Amoradecé mi lengua
    pero no mis palabras...

    Nidya Garzón

    ResponderEliminar
  13. Mis oídos son de confesora profesional y mis labios sellados cual tumba faraónica.
    Pero me gusta tener algún castillito que otro en el aire, mantiene mis ilusiones aunque cuando se derrumban éstas vayan en picado detrás.
    Pero si hay que brindar se brinda, faltaría más. Cuenta con mi brindis.

    BesoS

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno.

    Solo espero que tanto pesimismo no tenga que ver con el roto que os hicimos el domingo , je, je..

    ResponderEliminar
  16. Me uno no quiero que te calles, no quiero que te unas al ejercito de mentiras que ya hay muchas, hay que hablar sacar lo que uno tiene dentro, indudablemente no le va a agradar a muchos pero que importa, es tu verdad.
    Un saludo cariñoso
    Luunna

    ResponderEliminar
  17. Magnífico, aunque lo que describa sea tan negro.Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Cada cosa a su tiempo.
    Necesito ver el vaso medio lleno, por tí, por mí, por la gente...
    Detrás de la sonrisa del payaso, se esconden las mayores tragedias pero el mundo sigue girando...
    No calles, te ahogarían tus propias palabras.
    Una sonrisa?

    ResponderEliminar
  19. Espero que el sol venga a calentarte el alma a ti también.
    Un beso Toro.

    ResponderEliminar
  20. Espero que el sol venga a calentarte el alma a ti también.
    Un beso Toro.

    ResponderEliminar
  21. Fuerte sentimiento que nos muestras aqui!
    felicitaciones!!

    saludos!!

    ResponderEliminar
  22. "hasta lo que nadie sabe ,hasta lo que nadie oyo
    canta en otros y es cancion ,del canto que uno canto"
    francisco luis bernardez

    de la mordedura de tu lengua,nacieron mil vocablos.....tus pensamientos enterrados ,florecieron ..y polinizaron la region
    mientras huias..olvidaste tu sombra.....

    ResponderEliminar
  23. Hola Toro,

    Haciendo mi ultima ronda, lo visito.

    Algo le ha pasado hoy, para escribir esto...no hay nada peor que tener que guardarse lo que uno piensa, pero a la larga, para el futuro de uno, es lo mejor (por eso a mi tan bien no me va) siempre digo lo que pienso.

    Un beso en su lomo toro,

    Buenas noches

    PETRA dando sus ultimas vueltas

    ResponderEliminar
  24. Estás que te sales!!!!
    Plas, plas, plas...salgo contigo de esta obra que tan bien nos has contado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Hoy calla, pero mañana no dejes de hablar...no me prives de tus escritos, que ya, necesito leerlos, para comenzar mi dia, un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. De guerrillero a desanimado? También a mi me dan ganas de tirar la toalla en muchas ocasiones, pero que le vamos a hacer? no queda más que seguir luhando hasta el final...

    ResponderEliminar
  27. Cool blog, interesting information... Keep it UP » »

    ResponderEliminar
  28. Eso revela una profunda compasión por el ser humano y sus quimeras; eso es amor, tienes un corazonzote noble.
    Besos gigantes

    ResponderEliminar
  29. ¡Magnifico!

    He de confesar que a veces me creo mi propio mundo rosa, en mi reclusión, en mi soledad buscada, en mi mundo solitario...quizá huyendo de la realidad que nos atenaza. Lo confieso y entono el mea culpa. Pero creo que si no hiciese eso no podría hacer las cosas que hago por la auténtica realidad, que no es mucho pero bueno....

    ¡Eres grande, chiquitín!

    ResponderEliminar