25 de marzo de 2006

VENCIDA

Ayer noche
una mujer derrotada
vencida
desesperada
envuelta en sollozos
callejeaba sola
suplicando
una triste limosna
que le olvidara el hambre
y ocurrió
que me mataron
sus disparos de dolor
bajo las tristes estrellas
y lágrima a lágrima
me fui enterrando en su pena
mientras ella
con el alma arrasada
y devorada por la vida
se perdía entre la nada.

27 comentarios:

  1. Cuanto dolor debe haber para que una mujer se de por vencida.

    Preciosas palabras como siempre.


    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ya lo he comentado también allí, pero quería aclaratelo a ti, ya que han sido tus palabras las que me han hecho ver mi torpeza.

    Quizás mi breve aclaración no ha sido buena idea...
    No quería más que disculparme por no postear todos los poemas con los que comentais en el blog, y solo hacerlo con aquellos que se ciñen a la métrica de los tankas.

    Disculpa mi torpeza

    ResponderEliminar
  3. Me has dejado sin palabras. Cada día me sorprendes más con tus letras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Inspirado en la dura realidad...
    Bravo!

    ResponderEliminar
  5. uys....... yo iba medio chispi pero pedir pasta... no me acuerdo de eso ehhhh :-P
    buen finde
    millones

    ResponderEliminar
  6. Cuando ocurre eso de que las penas nos matan y nos envolvemos con su dolor, ha de ser como el grano que muere para dar vida y bañar con su luz esa existencia querida, tu has de ser luz para esa persona que hoy está asi: vencida
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Ayer vi un blog muy triste (no es el tuyo, eh)espero que sea solo un ejercicio literario...pero me quedé sin palabras.
    Hay gente sola y abandonada por sus semejantes como si fueran cosas.Te mando una sonrisa en un intento de que recuperes la alegría, aunque solo sea un poquito.Y un beso.

    ResponderEliminar
  8. Toro....

    Que triste....

    Un beso en su lomo sufriente y negro

    PETRA

    ResponderEliminar
  9. Ayer noche, esa mujer bien pude haber sido yo.

    Y mirá, hoy con la llegada del día la luz trajo colores nuevos y yo me dejé pintar con ellos.

    Quien te dice que ella se haya animado a hacer lo mismo y vos contagiado con la pena de anoche estás ahi acovachado en tu escondite, salí a la calle que hay primavera y dejate acariciar por el sol.
    Un beso-

    ResponderEliminar
  10. Si hay algo que nunca he soportado es ver el dolor del alma reflejado en unos ojos. Tan dura tiene ser la vida para que des por derrotada la guerra?? pero supongo que ya se la respuesta...
    Un beso enorme Toro y alegrame un poquitin anda!

    ResponderEliminar
  11. Una limosna... una caricia... un abrazo...
    Cada uno tiene un hambre distinta, y cada uno suplicamos limosnas distintas.
    A veces nos son dadas, a veces no.

    Es preferible que no nos las den. A la larga las limosnas nos son cobradas con intereses.

    ResponderEliminar
  12. Yo hoy era como esa mujer pero sin llegar a pedir limosna.

    ResponderEliminar
  13. Ayer te leía feliz, hoy...ya lo decía Leonardo Da Vinci :

    Donde hay más sensibilidad, allí es más fuerte el martirio

    Puedo dejarte un abrazo?

    ResponderEliminar
  14. Uno cuando anda devorado por la vida es poco menos que nada... sólo nos queda la dignidad del llanto y tal vez la de extender una mano.

    Besitos luneros

    ResponderEliminar
  15. Seguro que hoy se ha levantado desafiando al mundo y renegando de las miserias que le ofrecían ayer, con esa capacidad que tenemos de resurgir de las cenizas una y otra vez.

    BesoS

    ResponderEliminar
  16. Pues estilaba dolor la pobre, a veces uno se queda impactado por ciertas situaciones que no podemos comprender, pero creo que siempre hay una finalidad para todo lo que vemos u oímos, o percibimos en general, siempre siempre hay algo que aprender...

    ResponderEliminar
  17. Que triste. Y pensar que cosas así se ven todo el tiempo y a veces no tenemos todas las armas para remediarlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Me mató a mi también esta mujer! Che, la verdad, un corazón gigante el suyo... 5 puertas y de 2 plazas y 1/2!
    Hay una cosa que escuché decir la otra vez a un cura: podemos sentir lástima ante el que sufre y darle limosna, lo que nos sobra, o podemos sentir compasión y, compartiendo el pesar del sufriente, ofrecer algo más valioso: nuestro tiempo. Un abrazo, y buen finde.

    ResponderEliminar
  19. Por esa mujer vencida y ese dolor que sin avisar, se cruzo en tu camino, una brisa de luz, en que esa desesperación se cruce con la esperanza y tú con tu gran corazón, porque así sea, un abrazo y gracias por visitarme y por esa paz que tanto anhelamos.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  21. Perdida en la nada, ufff, ¡anda! cogela de la mano y dale de leer,veras como así no se pierde.
    besos

    ResponderEliminar
  22. Que dolor transmitido en letras, un placer estar y disfrutar de esta invasión que hago a tu espacio

    ResponderEliminar
  23. Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. » »

    ResponderEliminar
  24. Keep up the good work »

    ResponderEliminar
  25. Realmente Dalia es una flor aquí, Un beso para ella, y otro para ti porque yo la haya podido ver.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  26. Y la realidad de nuevo supera la ficción.
    Hay una idea que me viene rondando desde hace unos días, ya sabes, una de esas ideas absurdas y locas que suelo tener.
    Estaba pensando en dar voz a gente como esta mujer vencida en un blog. Ya sabes que suelo colaborar en un albergue, ya les dediqué mi cuento de navidad, pero nadie mejor para hablar de ellos que ellos mismos.
    No sé, una lerdez más de las mías.

    El poema me gusta mucho, describes tan bien la cruda realidad que casi se puede tocar con las manos.

    ResponderEliminar