4 de junio de 2009

JUSTINIANO 15

Justiniano se ha enamorado
de una dependienta nueva
de la panadería de su calle
aunque ella no le hace ni caso
pero Justiniano no desiste
y para verla a menudo
durante todo el día
no deja de comprar baguettes
que luego intenta revender
al primero que pasa
para no acabar arruinado
pero hoy no tiene suerte
no ha logrado vender ninguna
por lo que con doce baguettes
bajo los brazos
y un poco entristecido
por su amor frustrado
vuelve a la panadería
y le dice a la dependienta
que no le preocupa
que ella no le quiera
porque las penas con pan
son menos penas.

139 comentarios:

  1. uff, lo empeze a leer, y dice
    justiniano se ha enamorado, bue, que desastre.

    Cuando se enamora justiniano, se arma el despelote. jaja.

    besos

    Petra

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonito!
    y es que el amor suaviza y hace más inocente incluso a los más tiernos, a los más brutos, a los más niños... yo le compro una baguette a Justi

    Petonets

    ResponderEliminar
  3. ...Reconozco que soy algo frívola con esto del día a día con el pan...

    ...pero es que siempre me maquillo si quiero acercarme a esa intención.




    ...Eres un sol Toro.



    Buenos Días.

    ResponderEliminar
  4. Me has derretido...
    No sabes cuanto me alegra haber llegado a tus palabras!!!
    Hay tantos Justinianos por ahí...
    Besos Toro y el deseo de un día precioso.

    ResponderEliminar
  5. El que no se consuela es porque no quiere y, como Justiniano es un alocado inteligente, se ha dado cuenta de ello y me temo que se de un atracón de pan. A falta de amor, bueno es el pan:)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Ohhhhhhhhhh Justiniano enamorado... qué bien. No podía ser más que de la panadera, qué tierno :)

    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Este Justiniano se va a convertir en más famoso que nuestro ¡Quijote! Espero que la panadera le haga caso... aunque, si no lo hace, Justi se puede convertir en su mejor cliente y eso tampoco es como para echarlo a perder... Besotes, M.

    ResponderEliminar
  8. Jajajajaja desde luego... qué poema, es divertidísimo.

    ResponderEliminar
  9. Lleva el pan a casa y el olor de pan insistentemente le recuerda a ella y se lo come todo.
    saludos

    ResponderEliminar
  10. Con un pan debajo el brazo, ya es una oferta de futuro, con doce adquiere los conocimientos de un tendero enriqueciendo su currículum vitae en el arte del amor.

    Saludos Toro.

    ResponderEliminar
  11. Pobre Justi, va a engordar un montón. Al menos el hombre se consuela. Para él me imagino una novia policia, creo que eso es lo que le recomendaría a Justiniano.

    Un abrazo Toro.

    ResponderEliminar
  12. Buenísimo. Las penas con pan son menos es una cacho sentencia absolutamente cierta y muy propia de Justiniano. Que no desista hasta nuevo capricho, mientras el pan se coma.
    Un beso a los dos.

    ResponderEliminar
  13. Es de los detalles más hermosos que le han pasado a Justiniano hasta ahora.

    Una brazo Toro

    ResponderEliminar
  14. Este Justiniano se está "torisalvajando" y va a terminar como el cartero de Neruda.
    Este personaje es ya, en tus manos, una leyenda.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  15. jajajajajajajajaja!

    creia que estar enamorado quitaba el hambre...

    besos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  16. El negocio está muy mal, pobre Justiniano.
    Lo malo es que se va a dar un atracón de pan y como no lo acompañe con nada, le van a tomar por tonto; ya sabes pan con pan comida de...
    Un beso grandote

    ResponderEliminar
  17. jajajaja como eres...
    besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  18. je, tambien puede dedicarse a otro menester...dicen que todos los niños vienen con un pan debajo del brazo :)
    je

    ResponderEliminar
  19. Xavi,
    Dile a Justiniano que no se preocupe, yo le compro unas cuantas.
    Y volviendo a nuestro tema, cuando te contesté todavía no sabía como te llamabas. Así es que para zanjar la cuestión, empezamos de nuevo.
    -Yo, María (solo María), encantada ¡mua y mua!
    y Tú Xavi.
    ¿ Trato hecho?
    Otro beso.

    ResponderEliminar
  20. Hoy si que me ha dado pena Justiniano. Lo veo hundido y triste y no me gusta verlo así,no es tan alocado como parece.

    Un beso, Toro.

    P.D/ La soledad tiene una mirada muy lejana pero sus ojos no saben mirar, se cierra en si misma y bebe de ella.

    ResponderEliminar
  21. ¡¡¡Justiniano, cariño!!!

    Que yo te compro las baguettes, todos los días... y tú no dejes de ir a verla.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  22. que lindo ese Justiniano...quitar el amor a fuerza de pan...¿ si le untamos nocilla será que llegará más dulce el olvido???.
    besitos.

    ResponderEliminar
  23. Me ha gustado esta reacción de Justiniano... además, no imaginé que se nos iba a enamorar...

    Yo, si la cosa sigue así, me apunto a comprar un par de panes, la cosa está jodida, y ya estoy a pan y mantequilla...

    Un beso, Toro

    ResponderEliminar
  24. oh dulce personaje

    que con pan

    borda su linaje

    Venga mía se las

    comprará.

    Sus doce baguettes

    de amor permanente.


    besos

    ResponderEliminar
  25. Està en Parîs Justiniano, y no me habîas dicho nada???
    A ver si lo pillo, le invito a un café, que se traiga las 12 baguettes, les ponemos algo de mantequilla, un pelîn de mermelada, o nocilla, y nos hacemos la merendilla. Que las penas con pan a secas, son aburridillas. Pan con pan, consuelo de tontos.
    Ahora me lo traigo a casa.

    Un beso toro mîo, que de salvaje ya te va quedando cada vez menos.. un trozo de pan estàs hecho(sonrîo).

    Besoos.

    ResponderEliminar
  26. jjjaja... Justiniano enamorado. No lo quiero imaginar despechado. Pobre, tierno como un niño chico.
    Besos, Xavi.

    ResponderEliminar
  27. Para el amor siempre hay tiempo, lo primero es llenar el estómago con pan y vino...

    ResponderEliminar
  28. A ver Justi cuando me pasas el método que tienes para enamorarte y desenamorarte tan fácilmente.¿O eso no es amor auténtico?. Más bien son amoríos de niños.
    ¡Con lo que cuesta eso!...

    ResponderEliminar
  29. si amb el tema de les penes avui no se n'ha sortit el bó d'en justiniano, per demà pot itentar-ho dient-li que "contigo pan (dotze baguettes) y cebolla".

    potser així la depenenta se'l mira amb altres ulls!!!

    ResponderEliminar
  30. Así es. El pan es mejor que el amor.

    ResponderEliminar
  31. bueno bueno... hablas de amor, Toro... Justiniano enamorado!!!
    me alegra tanto... y eso, a ver si vas a mirar el mar y encuentras la mitad de tu corazón...

    Un besazo!! gracias, me encuentro mejor.

    ResponderEliminar
  32. Yo no sé si le compraría una baguette a Justiniano, como es del Barça... jeje. En fin, dejando el temita aparte, la verdad es que depende de que penas ¿no crees?

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Si es que Justiniano es un "Pan de Dios"
    Besos:)

    ResponderEliminar
  34. ¡Que bueno!...este Justiniano es imprevisible, y es que ...el amor puede surgir en cualquier parte.



    Besitos

    ResponderEliminar
  35. Jajajaja ¡Claro, quién va a querer las baguettes si las lleva bajo el brazo! Ajjjj
    Bueno, menos mal que se reivindicó y se lo dijo de frente.
    Justiniano es un grande.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  36. Lo de enamorarse es un mal rollo, sobre todo cuando el caso es como el de Justiniano...pobre!!
    Además terminará por engordar.. en fin.

    Beso Toro.

    ResponderEliminar
  37. Jajajajajajaja.

    ¡Me encanta Justiniano!
    Es mi debilidad.

    ¡Pobre!, quedarse con 12 barras de pan.
    Oye, dile que las congele y que, poco a poco, vaya haciendo torrijas -están buenísimas-... y las comparta con ella cuando siga yendo a verla, (tal vez así la enamore); ah! y dile que insista, que ya dice el refrán: "El que la sigue la consigue.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  38. Jejejeje, me ha recordado una escena en el supermercado, el otro día, unos chicos (Erasmus, probablemente), que no sabían qué hacer para llamar la atención de de la cajera, una chica monísima que han puesto hace poquito. Te prometo que me reí...además los chicos eran italianos, así que imagínate!

    ResponderEliminar
  39. El pan nuestro de cada día


    Un café??

    ResponderEliminar
  40. Jajajaja ayssss pobreeeeee, Justiniano ya está empezando a conocer las amarguras del corazón, espero que, sino es con pan, pues que sea con otro amor y asi se alegre su corazoncito, de todas formas mmmmmm mira que son ricos los baguettes ¿eh? que si le sobran unos cuantos se los compro yo, que me da igual comprárselos a él que en la panadería.

    Un besazo para Justiniano me parece adorable este personaje, y otro para ti por haberlo creado muakssssssssssssssssss!!!!!!!! muakssssssssssssssssssssss!!!!!!

    ResponderEliminar
  41. Amigo mío, este 15 recién horneado te salió buenísimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. !!!!que dulceeeeeeeeee!!..
    Me hace recordar las tonteras que uno hacia cuando era más pequeña para ver el amor de tu vida....
    bueno de grande también jejjej

    Mariella

    ResponderEliminar
  43. Ya empieza justiniano a vivir el amor.
    A todos nos llega el momento.

    Pero el tiene una filosofía de vida muy estable. Genial.

    ResponderEliminar
  44. jeje, Justiniano sabe verle el lado bueno a la vida. Alocado inteligente..., sí

    ResponderEliminar
  45. por cierto,
    hablando de horizontes de silencios...

    ResponderEliminar
  46. ¿Que hizo la panadera? ¿le dio6 barras más?.
    Que insista Justiniano pero con bollitos pequeños,que cuestan menos.
    Besos

    ResponderEliminar
  47. Jooo..no me lo creo...no me creo que la dependienta no quiera a Trocito de Pan Justi...es imposible...lo que pasa es que la gusta verle, y tenerle todo el día por la panadería...

    Un besito con mucha miga.

    ResponderEliminar
  48. que lindo!!!
    por fín elamor le hace tilín en su coco desordenado jajaja

    ojalá esta dependienta mire en esos ojitos de niño escondido
    y sepa que justiniano es un hombre con sus bemoles iluminados:=)

    muakismuakis de sol

    ResponderEliminar
  49. ¿No se llamará Magdalena, no?

    Porque entre eso y los bocatas de chorizo...se iba a poner fino el pobre Justiniano. Jajaja.

    Besos

    ResponderEliminar
  50. Ok, tengo que contartelo, no me puedo quedar callada en este post.
    Cuando tenia como 22 años tuve un crush (flechazo, como se llame) con el hijo del panadero de mi calle.
    Se llamaba Zacarias, y era bellisimo, super atractivo, sexy, con una mirada derretidora, etc. Ademas, tenia un carro ESPECTACULAR!!!! ....
    Yo nunca (NUNCA) iba a comprar el pan. Pero de pronto vivia en la panaderia en las horas en que Zacarias no estaba en la universidad.
    Toda mi familia sabia esto menos mi novio, pero un dia de San Valentin, cuando me estaba terminando de arreglar para salir a cenar, sono la puerta y mi novio abrio.

    Era Zacarias con un pastel en forma de corazon! ♥ ♥ ♥

    Cuando llegue a la sala, estaba mi novio (ahora Ex, of course) de pie con la caja del pastel en las manos y una cara de asesino inolvidable.

    Tuve que dejar de ir a la panaderia :( y ese fue el triste fin de mi amor platonico por el hijo del panadero.

    ResponderEliminar
  51. Panadera coqueta!

    Mirá que no responder al amor de Justiniano! Debe tener el corazón duro como pan viejo!

    Besazo Salvaje!

    ResponderEliminar
  52. De la que se libró Zacarías, jajajjajajaja

    ResponderEliminar
  53. Je.
    Que ternura Justi, enamorado.
    Travieso!!!!!

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  54. dile a Justiniano que como ex dependendienta de una panaderia me dejaba maravillada que me sonrieran, luego me pasaba el dia esperando irme a casa y volver al otro dia, para que viniese quien sea a sonreirme otra vez.

    ResponderEliminar
  55. Gracias por hacerme reír y por dejarme el corazón como de algodón de azúcar :)))Besos***

    ResponderEliminar
  56. Larga vida para Justiniano!!!!! Me encanta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Ahora espero con ansias el proceder de Justiniano, porque de seguro buscará otros medios para ganarse el corazón de la chica, sin tener que arruinarse comprando pan.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  58. jajajajajajajaja Toro!!!!
    No puede ser que Justiniano se haya enamorado PRECISAMENTE de la dependienta de la panadería...

    Ahora pregunto, la amada de Justiniano dice "eso e' lo que te voy a da'"???

    ResponderEliminar
  59. jajajajaja que bueno,

    besitos de Marián

    ResponderEliminar
  60. Tierno amor...como pan recien hecho.

    Un beso para el.

    ResponderEliminar
  61. Consejo para Justi: el amor con o sin pan siempre sabe a dulce. Y aquellos imposibles saben a canela.

    Espero que este amor panadero se derrita ante tanta inocencia.

    Besos de ánimo para él

    ResponderEliminar
  62. muy bueno, querido poeta, muy bueno

    un abrazo

    ResponderEliminar
  63. Justiniano...ha justiniano! enamoradizo y alocado...
    ojala la dependienta al escucharle y verlo tan apasionado se acerque y cogiendole de las mejillas le de un beso tan apasionado y pasional que las baguettes caigan por todo el suelo cual largos balones pintados de cafe....
    besos....

    ResponderEliminar
  64. Este Justiniano cada dia me parece mas de los mios...me gusta ese amor a pesar de ella...

    ResponderEliminar
  65. jajjajajaj...ya le he puesto cara y cuerpo a Justiniano, me lo imagino en tus relatos y me murio de risa...

    Besos :D

    ResponderEliminar
  66. Justiniano en las redes del amor, y siempre tan original! :D

    Besos, Torito!

    ResponderEliminar
  67. jajajajaja 10 Puntos y un Beso. Genial!!!!

    ResponderEliminar
  68. Que me pase una barra, plis.
    Que yo penas tengo pa dar y repartir.
    Un (b)eso penoso

    ResponderEliminar
  69. Pobrecico. Al menos los patos del estanque no se morirán de hambre.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  70. Justiniano in love de la dependienta de la panadería!?
    naaaaaa!! :P
    Y COMO HACEMOS PARA Q LA MUY TONTA LE HAGA CASO!? HE? :D
    Besossss hermoso. ♥

    ResponderEliminar
  71. Sabes, esa pizca de optimismo que tiene Justiniano me hace ver la vida con una sonrisa. Me encanta el personaje al que le das vida con tus letras, besitos

    ResponderEliminar
  72. relato poema divino

    me voy a comer pan..

    beso

    ResponderEliminar
  73. mIRA, YO CREO QUE UN DÍA DEBERÍAMOS JUNTAR A MI LOLA CON TU JUSTINIANO Y MIENTRAS COMEN PAN...
    PORQUE ¿TÚ HAS LEÍDO, VERDAD ALGUNA VEZ "ME LLAMO LOLA"?
    http://mellamolola.blogspot.com/
    bESUCOS

    ResponderEliminar
  74. Mariale, yo creo que esto te lo hizo Toro a propósito.

    ResponderEliminar
  75. Anda Mariale, mira que si es la misma.... pobre Justiniano, que no le pase nada.

    ResponderEliminar
  76. El Mejor Poema de la Historia ♥

    ResponderEliminar
  77. Lo mismo que Justiniano opino yo... Mierda de dieta!!

    ResponderEliminar
  78. jajajaja Yo me voy ya mismo a hablar con la dependienta!
    Salud

    ResponderEliminar
  79. ¡¡¡¡JUSTINIANO, QUE LES HEMOS GANADO DE 20 PUNTITOS ARRIBA¡¡¡

    ¿Quieres cambiar los baldosines del baño?...Los del TAU se prestan a ponertelos nuevecitos...total...ya que no saben jugar al baloncesto ejjejeje

    BESOS DON XAVIER.

    ResponderEliminar
  80. Qué tierno, que rico el sentir amor por alguien y es increible decirle que lo queremos, aunque si no somos correspondidos a veces no entiendo, ¿por que insistimos?

    Besos, dile a Justiniano que corra a la panadería, que pondré un puesto para ayudarle a revender y si no, pues me siento en la banqueta a comer con él, remojemos nuestras penas con pan...eso me gustó

    Besos

    ResponderEliminar
  81. ESPERO QUE A MI REGRESO..NO SE CUANDO..SIGAS DELEITANDONOS CON LAS AVENTURAS DE JUSTINIANO.
    BESOS A TU ALMA.MJ

    ResponderEliminar
  82. Alaaaaaaaaaa!!!!!!! Justi tambien se ha enamorado ¡¡¡esto es una epidemia Toro!! :-D

    Besotes

    ResponderEliminar
  83. AY qué tierno! Y la panadera ni así le dió un poquito de amor? Qué mal! El amor es como el agua... no se le niega a nadie...

    ResponderEliminar
  84. Lo que me he perdido de Justiniano. Me pondré al día
    Un beso Toro

    ResponderEliminar
  85. Justiniano... no voy a comprarte el pan, pero te invito a comerlo juntos... Parece, dicen, que la pena compartida es menos pena!

    Abrazotes Toro, me enternece leerte!

    ResponderEliminar
  86. Otra vez el burro al trigo, ;)).

    ResponderEliminar
  87. este Justiniano tiene poder de adaptación, sobrevivirá, seguro!

    ResponderEliminar
  88. :)

    No te digo que Justi... es: terrrNURA !!

    me lo imagino, con carita de Justi... declarándole su amor frustrado...

    A que Justi la espera a la salida con rosas en la boca y un cartel en el pecho que diga:
    .

    tengo el corazón de pan partio, pan mojado con ternura, llevo esperando tu mantequilla, para que mojes mi pan en tu café con azúcar...

    .

    :)

    Ayyyyy, como lo entiendo... ♥

    Besos de pan, mojado en cafecito con azúcar.

    M.

    ResponderEliminar
  89. QUE BUENA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    CON PAN, JAMON Y VINO ...MEJOR AUN.
    BESOS PARA TI Y SALUD.
    MAR

    ResponderEliminar
  90. pobre Justiniano.pero con doce baguettes al menos podrá hacer de migas corazón...

    ResponderEliminar
  91. ¡Qué bueno el final! Qué gusto da empezar el día con una carcajada...

    ResponderEliminar
  92. y come el pan como si la comería a ella,a besos.
    pobrecito,hasta siento penita por el.
    veo que nadie se escapa de las penas del amor,ni siquera Justiniano.

    abrazos,Toro.
    que tengas un lindo día.

    ResponderEliminar
  93. Tenía que pasar... ese espíritu tierno que encierra, estaba presto a mostrarse en cualquier momento. me alegra que al menos, no se haya enamorado del poli sudoroso...esto habria sido una catástrofe.
    Una sonrisa aterrizante....

    ResponderEliminar
  94. Jjajajaja, me encanta que me hagas reir casi todas las mañanas con tu Justiniano.

    El pan, alimento de los pobres, de los hambrientos... y Justi está hambriento de amor... no queda nada mal! jeje

    Besos con miga, Torito.

    ResponderEliminar
  95. Bien por Justiniano, pero creo que la va a liar, que no secuestre a la dependienta!?
    Besos
    anamorgana

    ResponderEliminar
  96. Me ha pasado como a Justiniano, pero desisto, en algunas ocasiones me transmite inseguridad insistir.

    ResponderEliminar
  97. afortunado en el juego desafortunado en el amor


    ¿será eso?


    ...yo voy a intentar enamorarme de un heladero...¿eso se puede intentar?

    ResponderEliminar
  98. Justiniano se ha enamorado...
    ¿de alguien no presto para responderle en el amor ?

    Tendré que esperar a justiniano 16, 17, 18, 20, 30,40, etc.

    ¡Suerte en el amor Justiniano!

    ResponderEliminar
  99. ai el amor... va a engordar unos kilitos si se lo tiene que curar a base de baguettes!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  100. El amor! Las cosas que causa. Ojalá Justiniano no pierda el sabor de otros alimentos por comer tanto pan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  101. Ja,ja...
    Sinceramente, me encanta este humor que tiene Justi
    Un bs Toro
    Luisa

    ResponderEliminar
  102. Pobre Justi, se parece a mi...

    Besos Tori!

    ResponderEliminar
  103. JAjajaj, pobrecito!!! Pero genial!!!jajaja

    ResponderEliminar
  104. Jajajaja .. este Justiniano se va a poner como bola. Lástima que la joven no trabaja en una verdulería!
    Buenísima o wenísima si usamos chileno!

    Carcajadas!

    ResponderEliminar
  105. pobrete...
    encima de no ser correspondido se va a poner como un fati de gordo.
    por el pan.
    Un beso toro y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
  106. Considerando lo que han comentado aquí, que se va a poner gordísimo por el pan; le puedes decir a Justiniano que no me importa su traición de enamorarse de la panadera... Yo lo perdono!

    ResponderEliminar
  107. Acabo de llegar a la isla y ya empiezo a tener añoranza... pero debo ser fuerte. Y saber que Justiniano se ha enamorado y que todas las noches cenará bocata de calamares la verdad es que me alegra bastante el retiro espiritual.

    Me gusta cómo esta cambiando, nuestro Justiniano, porque amigo Toro, también lo siento muy mio.
    Yo no soy panadera pero con buen gusto atendería todas y cada una de sus peticiones.

    Un beso Toro. Y otro para Justiniano -con lengua, que se lleva mucho aquí en el pacífico-.

    ResponderEliminar
  108. ARPÓN... es perturbador... delirante...
    mmmmm delicioso. No hay palabras.

    ResponderEliminar
  109. Todo un sabio mi dulce Justiniano.

    Hay gente que cuando se deprime no come. A mí me pasa todo lo contrario y creo que a Justiniano también.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  110. Si las penas se fuesen con pan...

    ResponderEliminar
  111. :) Este Justiniano es mi favorito. El anterior no me gustó mucho... Más que nada que es muy irreal que la gente se acerque a socorrer un náufrago. Pasarían de él.
    Besitos,
    Mun
    PD: Te debo un email.

    ResponderEliminar
  112. Entiendo de maravilla al pobre Justiniano. No todo iba a ser alegría en su vida, claro. Después del resacón con su equipo, ahora sufre el desamor. Pero bueno, nunca se sabe. A veces los sueños se cumplen. Que tenga suerte y mientras tanto, como bien dices, las penas con pan son menos. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  113. Definitivamente, un personaje.

    Da risa y mucha ternura imaginarlo haciendo malabares solo por salir pronto de la compra y volver al local.

    Espero que la panadera le haya regalado al menos una sonrisa.

    Como siempre, Arpón es de cortarse las venas a mordiscos. Demasiado bello.

    Besos.

    ResponderEliminar
  114. Yo siempre llegando de última...

    Torito yo admito estar enamorada de alguién que sé que le gusto, pero ... els catalans com que son una mica lentos...

    I ♥ l'amor... petonets.

    ResponderEliminar
  115. que alguien le diga que con la ropa seca, los zapatos puestos y si se quita la gorra del poli...tal vez tenga más suerte. Y si no...pues a hincharse a pan toca!
    A mi me va más el Justiniano canalla. Aguantar el mal de amores de este tio tiene que ser la leche, eh???

    ResponderEliminar
  116. B-U-E-N-Í-S-I-M-O.

    Justiniano Presidente!


    Un abrazo,Toro..

    ResponderEliminar
  117. hoy es uno de esos días en los que me gustaría traerme a Justiniano a vivir con Congo y conmigo. ¡Pobre! Se ha enamorado... Dile de mi parte que persevere y lo conseguirá.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  118. Ay, Justiniano enamorado!! Y yo casi me lo pierdo... que se aferre a todo ese pan... porque la sabiduría popular es mucha sabiduría.

    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  119. Pobre Justiniano.es un gran tipo al que se le coge enseguida cariño... jeje.

    ResponderEliminar
  120. jajajaajajajaj
    ayyy, justiniano, qué grande -y tierno- eres!

    ResponderEliminar
  121. Me gusta Justiniano, me hace reír. Dígale que venda el pan con alguna cosita dentro, así talvez tenga más suerte. Y en una de ésas la muchacha se fija en él jijiji.

    Besitos mi Torito.

    ResponderEliminar
  122. Ay mi vida!!!
    empanizado y enamorado...
    ese Justi es de los mios!
    jaja
    besos querido mio!

    ResponderEliminar
  123. este Justiniano me tiene seducida...!adoro su aproximación a la vida....
    besitos

    ResponderEliminar
  124. Que lástima,si la dependienta no se a dado cuenta del amor que siente Justiniano por ella es que no tiene dos dedos de frente,por lo tanto no merece la pena,si de lo contrario lo sabe y no le da ninguna oportunidad después de esa romántica insistencia tampoco vale la pena.
    Sigue buscando Justiniano que ya habrá quién llene ese pan del mejor pata negra del mundo.

    ResponderEliminar
  125. Yo con este poema no puedo ...
    Jajajaja ...

    ResponderEliminar