8 de junio de 2009

JUSTINIANO 16

Justiniano está abatido
y no puede dormir
por las repetidas calabazas
que recibe de su amada
por eso a las tres de la madrugada
con el pijama puesto
y bastante mal humor
se presenta en urgencias
del hospital más cercano
diciendo que le duele el alma
pero cuando el inútil del médico
no le hace caso
y le dice que se marche
o llamará a seguridad
Justiniano da un salto inesperado
de casi un metro
y estirando los brazos
suelta un par de chillidos
en chino mandarín
amenazando al doctor
a un palmo de su cara
con la terrible llave secreta
que aprendió estudiando kung-fu
por correspondencia
y mientras el doctor huye
Justiniano no deja de perseguirlo
aguantándose la risa
y gritando sin parar
por los desiertos pasillos
del ineficiente hospital.

132 comentarios:

  1. Justiniano es un incomprendido, necesita una Justiniana mas buena y que no sea celosa :))

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Sin remedios para el alma, cuando la vida duele perdemos la esperanza de sanarla.

    Besos sanadores para Justi.

    ResponderEliminar
  3. Menudo hospital de pacotilla sin remedios para el alma. La sanidad de esta manera no marcha... jajaja

    Toro, salto de Justiniano en Justiniano, pero he leído todos tus poemas, lo que ocurre es que este hombre me puede.

    Creo que tendras que ir pensando en ponerle cara y demás atributos... jajaja

    Me encanta Justiniano, me pone una sonrisa de oreja a oreja y equilibra tus otras letras, a menudo tan crudas como reales y que me hacen pensar en cosas serias

    Un beso Toro

    ResponderEliminar
  4. Quiero conocer a ese Justiniano, quiero ser amiga de ese loco!

    ResponderEliminar
  5. ¡Será necio ese doctor!. Menos mal que Justiniano ha encontrado una buena medicina: la risa.
    Espero que el pobre Justiniano no termine con una camisa de fuerza.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues ahora sí, me encuentro entre una mayoría aplastante al considerar que Justiniano es maravilloso, que tal vez necesite una Justiniana, que el hospital no tiene sentido si no cura el alma y que la vida puede volver a empezar...
    O no.
    Me tocan Arthur y los minimoix, y no me disgusta.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Dile Justiniano que las calabazas son para que hacerse de rogar, quién no podría enamorarse de un Justiniano así, si yo estoy embelezada por él?
    que rico este Justi!
    besitos.

    ResponderEliminar
  8. Jajajajajajajajajaja gritando en chino mandarín... ainsss si es que es único.

    Y desde luego que pobre mío, sufre el peor dolor que existe.

    Ven Justi, un abracito mi amor.

    ResponderEliminar
  9. Al menos le sirve a Justiniano para reirse entre dientes y así olvidar por unos momentos a su amada. ¿Será lo que pretende el médico?

    ResponderEliminar
  10. ...gritando sin parar...


    Habrá que ir a rescatarlo,...saltando a la pata coja.



    Buenas noches C.T.


    Beso.

    ResponderEliminar
  11. Es que los medicos no saben de amores, solo de corazones (pero sin sentimiento)
    Justianiano solo quiere ser comprendido y supongo que amado.
    Bss. Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  12. Alguien debería exlicarle a Justiniano que no hay médicos que curen el alma...
    Pobre Justi!!! espero que se le pase pronto, si no pinten bastos

    petonets

    ResponderEliminar
  13. Una genialidad más de Justi (y otra tuya, por supuesto).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Es que no hay para menos, muchos médicos no escuchan a sus pacientes...jajjajajjajaj

    Y el de la izquierda te lo voy a robar!

    Besos

    ResponderEliminar
  15. El anterior no era anónimo era yo anna.ss

    ResponderEliminar
  16. Ayy Justiniano...allí no saben de dolor de almas...
    Búscate otra amante mejor...
    Besos:)

    ResponderEliminar
  17. Esta rematadamente loco Justiniano.
    Que lindo es....

    Besos para el.

    ResponderEliminar
  18. Noooo, pobre Justiniano ♥ !! definitivamente la tonta ésa q le dá calabazas y lo hace ir a parar a urgencias NO se lo merece, sip sip, q t lo digo yo... :P
    BESO!

    ResponderEliminar
  19. Ufff...pense que el médico le iba a mirar la rodilla, cuando le dijo que le dolia el alma...ufff...

    Justi, esta tontón...vamos que decirle a un matasanos que le duele el "alma"...

    en fin

    Besines...

    ResponderEliminar
  20. Lo compadezco, pobrecito.
    Muchas investigaciones pero para el alma...nada de nada.
    Aunque él tiene una buena forma de desquitarse...ja,ja.
    Este Justiniano es todo un líder.
    Un gran beso Toro querido.

    ResponderEliminar
  21. Justiniano karateca...el terror de las nenas

    Bestial

    ResponderEliminar
  22. ¡En grande se lo pasa Justiniano!
    besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  23. ¿Y pilló al médico?
    si es que la medicina es una profesión de riesgo
    Luisa

    ResponderEliminar
  24. Que gran homenaje al Carridane.

    Que grande eres Toro

    ResponderEliminar
  25. Justiniano picarón! Le duele el alma, pero no se priva de divertirse!

    Besote Torito!

    ResponderEliminar
  26. Justiniano, eres un tipo muy cachondo... me haces reir un montón...

    PAZ Y AMOR para todos, sobre todo para ELLOS...

    ResponderEliminar
  27. Justiniano y yo, ya conversamos el otro dîa con lo de las baguettes, en casa.
    Nos las comimos todas, con mermelada y nocilla, la merendilla.
    Tras el festîn, me jurô que la panadera era ya harina de otro costal, eso sî, con el estômago ahîto.
    Es cierto que le recomendé el hospital que està a dos pasos de casa, pero le advertî de la mala acogida.
    Pasamos una noche de ensueño, a bagguetezze "limpide"...

    Los inhôspitos hospitales, pensô él, que lo curarîan de su mal de amores imaginarios (al menos le saldrà màs barato que ir comprando baguettes a trocho y mocho, algo es algo).
    Me escuchô, o al menos me lo hizo creer asî... Ya sabes cômo es él.
    Yo sé que, él,pese a todo, no me mintiô... es un alma buena.
    Por lo demàs, la vida, como bien dices , puede comenzar otra vez cualquier día, CUALQUIER DÍA.
    Hoy, por ejemplo, que ya es ese mañana que se va haciendo y ya es, como compruebas por ti mismo, tan solo un instante del ayer.

    Besos mil, para mi toro salvaje.

    P.S. Y que nadie te dé un estoque mal dado, ni te chapucee la faena. Que le doy la "puntilla"...(idem para el Justi)

    Un beso :=))

    ResponderEliminar
  28. Es que los médicos no saben del alma, para ellos el cuerpo está separado de todo lo demás que es el ser humano, que pena, es nuestra medicina...

    Un abrazo Toro, que se mejore Justi

    ResponderEliminar
  29. Este Justiniano, cualquier dia se mete en un buen lio. Un beso

    ResponderEliminar
  30. Siempre los locos lindos han sido incomprendidos.....me cae rebién este justiniano superheroe de causas a veces pérdidas..
    Un besito
    Mariella

    ResponderEliminar
  31. Desde luego con la demostración de fuerza que hizo y el susto que le dio al médico, se le pasaron todos los males. Me lo imagino :)

    Besos y rosas.

    P.D/ La vida comienza cada día, Toro, con nuevas preocupaciones y nuevas ilusiones.

    ResponderEliminar
  32. Ja que bueno gracias a Justi me voy a la cama como una sonrisa..es que te aseguro que lo estoy viendo en urgencias...

    Un besazo Toro de buenas noches mi niño

    ResponderEliminar
  33. Pobrecito Justiniano. Pero no es el único incomprendido por sentir dolor en el alma.
    Los médicos evitan entrar en ese terreno muy seguido y no saben el daño que provocan...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. la risa es una buena cura para el alme, espero que Justiniano ya se sienta mejor.

    Besos

    ResponderEliminar
  35. Ohhhh!!! Kung Fu, por correspondencia.

    ResponderEliminar
  36. ¡Cosas de la seguridad social!
    Por lo menos una tirita para el alma, ¿no?

    un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Al menos habra olvidado su dolor de alma por un momento, no?
    Si es que los médicos lo curan todo de una forma u otra :-)
    abrazos

    ResponderEliminar
  38. Cuando es el alma la que esta herida ... no hay curita... antibiotico o doctor que la pueda sanar que no sea uno mismo..

    besos amigo... se le extraña

    ResponderEliminar
  39. Jajajajaja yo me parto con Justiniano, te lo juro, Toro, que me parto con él jajaja.

    Toro, has creado un personaje buenísimo, te felicito, y va para ti mi aplauso y un besazo para Justiniano.

    ResponderEliminar
  40. No te lo creerás pero me voy de aqui con sonrisas jajaja.

    ResponderEliminar
  41. Pero antes no me voy sin volvérmelo a leer jajaja.

    Aplausos, Toro, muchos aplausos para ti.

    ResponderEliminar
  42. Después de haberle comprado

    sus tantas baguettes

    y de quererle por ser

    alguien tan tuyo,

    a ver si me cargo el

    personal del incompetente

    hospital!

    Justiniano,nos tiene

    muy encariñados!

    besos

    ResponderEliminar
  43. Bueno Xavi,
    me he fijado un poquito y me temo que tú como yo, padeces el mal de la montaña rusa, subidas y bajadas constantes y vertiginosas. Que por cierto, siempre sería mejor, que estuvieras espachurado de veras y el pobre Justiniano fuera solo tú careta de la risa.
    Sabes, la gente sensible somos especies a extinguir...deberían inventar una poción fortificante acerosa, que inyectada en vena sirviera de protección contra bichos,bichejos, ratas y ratillas... anímate ¿vale?
    Un beso.

    PD. Si necesitas una bronca como la del primer día, no tienes más que decirlo.

    ResponderEliminar
  44. ains!!!!! mi Justi, está enfermo del alma!!!
    pero eso con saliva se cura!!
    no es necesario ir al hospital!!
    díselo, para que en su próxima recaída, sepa como mejorarse solito;)
    besosssssssssss mi Toro!

    ResponderEliminar
  45. Yo acompañaría gustosa a Justiniano a gritar por esos pasillos. Tengo una fijación por los gritos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Yo creo que ella terminará correspondiéndole :)))Abrazo,replicante***

    ResponderEliminar
  47. Te has parado a pensar en lo divertido que es Justiniano? jejejejjejejeje...
    Besitos con ibuprofeno para él.

    Para ti... ya sabes... uno solo, y un par de mimitos.

    ResponderEliminar
  48. The Justi... Karate Kid ♥

    Te confieso que la imagen de verlo llegar al hospi en pijamas me pudo, (la ternura siempre me puede).

    Con osito y todo.

    Creo que lo que Justi... necesita con urgencia es una enfermera vestida de geisha,
    que le sepa suministrar haikus
    que puedan aliviarle el alma.

    *********

    me hicistes recordar la peli The Karate Kid, y a Mr. Miyagi,

    "up & down"

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  49. Es que justiniano me encanta, la verdad es que echaba de menos leer alguna de sus andanzas, jajajaja..
    Besos muy dulces de regreso mi querido Toro

    ResponderEliminar
  50. Es que definitivamente no debe ser fácil amar a Justiniano, pero al menos para mi se hace querer, jajaja!

    Besos, Torito!

    ResponderEliminar
  51. Aguantándome la risa estoy yo por no molestar.

    jajajaja

    ¡Qué Justiniano!

    Te lo dije, es mi debilidad, mi talón de Aquiles. ¡Lo adoro!

    Besos, Xavi.

    ResponderEliminar
  52. Y es que los médicos no mentienden todavía que cuando te duele el alma ,también necesitas un poco de atención sino termina doliendote hasta el cuerpo,pero los médicos pobres están demasiado deshumanizados a veces!
    Justiniano parece loco,pero a lo mejor es más cuerdo que todos nosotros!

    ResponderEliminar
  53. Ajaja si que me cayó bien este Justiniano!

    ResponderEliminar
  54. Asi que habla chino mandarin??? Jajaja. si es que este Justiniano me tiene el alma robada.Adoro a este ser que con tanta maestría no deja de sorprenderme..
    Una sonrisa-carcajada.

    ResponderEliminar
  55. jajaja esta escena estâ riquisima! los mêdicos occidentales no saben nada de dolores del alma.

    ResponderEliminar
  56. jajajajaj Al Justi lo debieran hacer Embajador plenipotenciario del Planeta Tierra...jajajaja
    Salud

    ResponderEliminar
  57. ¡Hasta sabe chino mandarín! Nuestro Justi es un ¡crack! Besotes, M.

    ResponderEliminar
  58. y es que el mal de amores es uno de los peores...

    esperanzadora la frase de tu perfil... la tendre presente ;)

    ResponderEliminar
  59. ...estoy tremendamente dormida, pero has despertado mi primera sonrisa; gracias Justi, estás más zumbado que las maracas de machin, pero eres un encanto

    ResponderEliminar
  60. Los hospitales no tienen la cura para los dolores del alma, sólo la disfrazan. Es genial Justiniano. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  61. Eso es, ineficiente, porque no tener cura para el alma, es imperdonable.

    Pienso que esa travesura le aliviaría a Justiniano el alma, más que una aspirina, un dolor de cabeza. Otra cosa es el doctor, claro; menudo susto, el pobre:):)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  62. homehomehomeeeee... una mica de cuento em sembla que té Justiniano si li queden ganes de perseguir metges! :PP A veure, Justiniano! al llit a passar la calentura. I a dieta líquida! :P

    ResponderEliminar
  63. Por lo menos no lo corrió a baguetazos, cuánto duele el pan duro, sobre todo cuando no tienes otra cosa que llevarte a la boca...

    ResponderEliminar
  64. Justiniano...en su onda habitual, ocurrente y genial

    Cualquier día me ha encantado, ése lo tienes que poner más a menudo, para contrarrestar un poquito

    Besos

    ResponderEliminar
  65. Pobre doctor... Aunque si aún le sobran fuerzas al paciente para hacerle una llave, tanto no le dolerá el alma, ¿no? Todavía no está todo perdido.

    ResponderEliminar
  66. ¿para cuando la píldora contra el mar de amores?

    UN beso para ti, Torito, y un abracito en el alma pra Justiniano.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  67. jajajaja esto se parece a los hospitales de mi país jajaja

    y ni hablar de las postas
    uf!!

    besitos pixelados a tu personaje para que su alma mejore , aunque pienso que si le dan calabaza, es porque algún "condoro" se ha mandado jajaja

    besitos para vos toro con dosis extra:=))

    ResponderEliminar
  68. Aparate de suspirar me hiciste reir...
    Tienes una manera ya tan tuya de decir las cosas que atrapan...
    es una mezcla de sensaciones las que provocas con tus escritos....

    me gusta leerte.
    cariño.
    muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  69. Sabe de amor el Justiniano, ya le duele el alma.

    Besos.

    ResponderEliminar
  70. quien le manda enamorarse? no sabe que demasiado dulce luego duele la tripita y hay que ir al hospital a hacerse un lavado de estomago??

    la proxima vez al amor ni olerlo.


    un abrazo.

    ResponderEliminar
  71. CUALQUIER DÍA, incluso el JUEVES DÍA DEL CORPUS...cuando el TAU ARRASE AL BARSA, Y JUSTINIANO SE ESCONDA BAJO LA MESA POR LA DERROTA, Y SU AMIGO XAVI LLORE AMARGAMENTE LA DERROTA jjejejje

    Besos duplicados

    ResponderEliminar
  72. jajajaja. Bien merecido se lo tiene ese médico que no entiende de sentimientos.

    ResponderEliminar
  73. o locos de amor, o locos por el amor, o locos de desamor...
    pero locos.
    Besos

    ResponderEliminar
  74. El entretenerse en los pasillos del hospital, le ha ayudado olvidar el dolor del alma.

    besos.

    ResponderEliminar
  75. Parece la escena de un Hospital Mental, pero Justiniano no esa loco, simplemente es un genio!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  76. No está mal esa táctica para superar el mal de amores... jajaja

    ResponderEliminar
  77. Este Justiniano no tiene arreglo,y todo por la panadera...




    Saludos

    ResponderEliminar
  78. A Justi no lo entienden, solo lo entendemos nosotros, los que sufrimos por amor.

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  79. A lo mejor lo que tiene es dolor de tripas de tanto pan.

    Besos

    ResponderEliminar
  80. JAJAJAJA ¡¡Bravo por Justiniano!! Por lo menos encontró una manera barata de divertirse y de olvidar las calabazas que le da su novia.
    Estupendo, Toro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  81. el doctor no ha tenido en cuenta a Justiniano porque no quiere reconocer que no sabe como ayudarle... muchos médicos son muy orgullosos.

    ¡pobre justi!

    biquiños,

    ResponderEliminar
  82. Justiniano se rie y eso cura el alma. Que incomprensión la del Doctor!!!Besos

    ResponderEliminar
  83. jaJAJA, Es re parecido a mi este Justiniano, yo hago esas cosas raras todo el tiempo, especialmente si el dolor me está carcomiendo el alma!!! Lo quiero a Justi. ¿No querrá ser mi novio en vez del de esa descastada???? :-) Besos

    ResponderEliminar
  84. Es que el alma merece toda una atencion...que doctor mas poco bilingue!
    Me pregunto si le habran curado las terapias "alternativas" ;)
    besos,

    ResponderEliminar
  85. Jejej, es un enamorado, que cree en los hospitales del alma, de vez en cuando hay que visitar algún médico del alma, por ahora leerte me hace bien, para aplacar esos dolores.

    Un beso Toro Justiniano.

    ResponderEliminar
  86. Leer en una entrada el nombre de Justiniano, es pensar: Con que saldrá ahora? y siempre, siempre... motivo de risas con neuronas fulminantes.

    De verdad, que gracia tienes! :))))

    Besos.

    ResponderEliminar
  87. jajajajajaja no sabía que Justiniano hablaba chino...
    Claro, seguramente debió aprender para poder leer el curso de kung fu
    :-P

    ResponderEliminar
  88. Eso le pasa por ir a urgencias... además, ¿justiniano paga seguridad social?...

    un abrazo. Marea@

    ResponderEliminar
  89. Es muy difícil de aprender el chino mandarin?

    ResponderEliminar
  90. "Siempre hay tiempo, para volver a nacer
    siempre hay tiempo, para volver a vivir
    Siempre hay tiempo para volver a empezar, lo que nunca pudiste terminar"
    (Cecilia Echeñique - Chile)

    ResponderEliminar
  91. Justiniano con dolor de alma acudiendo a urgencias para que se lo curen. Me mataste, Xavi. jajajja
    Besos.

    ResponderEliminar
  92. Oye, trae un día a Justiniano al campo del Geta... jeje tata...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  93. Mándalo pa casa...yo, le curo el alma!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  94. Creo que me apuntaré a clases de kung-fu hasta que se cree la especialidad de dolor de alma en medicina... y me temo que me haré tan experta como mi querido Justiniano.

    Besos, Toro, muchos.

    ResponderEliminar
  95. Este justiniano es único!!

    jjajajaja

    ResponderEliminar
  96. Permiteme felicitarte, darte mis más sinceros aplausos. Con un único genio, creatividad e intención lo expresas. Profundamente al corazón!

    Un abrazo de hermandad!

    Benjamin)

    ResponderEliminar
  97. SE HA VUELTO LOCO POBRE, YA NO PUEDE ANDAR SUELTO MUCHO MÁS TIEMPO JEJEE

    ResponderEliminar
  98. Pedidme cita en ese hospital. A ver si algún loco parecido me asesina.
    Un becho

    ResponderEliminar
  99. Aayyy Justiniano me puede...
    Todo lo que hace me resulta genial y me pasan las mismas cosas!!! Estoy a punto de enamorarme de él.

    Mirá que sos lindo eh!... te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  100. Justiniano muchas veces nos representa en el circo de la vida, sabes varias veces me ha dolido el alma y he necesitado un doctor que me lo alivie.

    El problema es que nadie ha podido llegar al alma y arrancar todos los dolores a la que la exponemos y solo nos queda pegar un brinco y pegar un grito.
    Saludos

    ResponderEliminar
  101. ese justiniano como me hace reir. todos deberiamos de tomar la vida con tan poca seriedad como el. seria un mundo mejor.

    pd. el sabado será el dia en que le diga a la señorita "m" lo que siento, asi que deseame exito (la suerte es para los perdedores)

    saludos.

    ResponderEliminar
  102. Un beso mi Justiniano... para que duela menos el alma... para que rías persiguiendo al doctor... para que aprendas y te prendes del mandarín por correspondencia...

    mi gatito sideral... abre el frasco... y que continúe la fiesta!!!

    Tú si eres tierno... :*

    ResponderEliminar
  103. Pobre Justiniano, ya empeizo a quererlo. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  104. Creo que el médico sintió miedo de tanto amor que irradiaba justiniano, y bastante envidia.

    Dulce manjar guardas a la derecha...que se haga la fiesta.!!!

    Gracias por madrugar y pasar por mis colores y palabras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  105. Hoy si que no me puedo ir sin dejar un comentario: genial!!! Abrazos.

    ResponderEliminar
  106. Yo creo que Justiniano es un tipo feliz. Su locura le protege.

    Y ella lo quiere seguro lo que pasa que nunca conocio alguien asi por eso teme un poco.

    Es adorable.

    Deberias escribir un libro acerca de Justiniano.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  107. Si es el que amor es tan raro... y mezclado con la sanidad pública debe ser como un arma de relojería, ays.

    Besos a los dos, a ti más.

    ResponderEliminar
  108. Acabo de hablar con la panadera y me dice que sí que le quiere, pero que está muy dolida con él.
    Hace tiempo que Justi se asomaba a su ventana y le tiraba flores muy bonitas, luego se escondía. Ella lo descubrió un día y se sintió dichosa.
    Llegó un momento que, sin saber el motivo, en vez de flores le lanzó piedras.
    Ahora está muy herida, y también internada en un psiquiátrico.

    ResponderEliminar
  109. Es que en el hospital vibran en otra frecuencia... muchas veces sólo el cuerpo importa, y sólo si está dañado... Esperemos que uno de estos días, comprendan que también somos alma, no sólo los "enfermos", también los mádicos y todo el personal...

    Abrazos Toro!!!

    Lidia

    ResponderEliminar
  110. Al frasco de besos lo conozco... un día ya lo mostraste...

    Cariños y besos,

    Lidia

    ResponderEliminar
  111. Ten cuidado, a ver si le vas a dar a la panadera el bote de besos, y el Justiniano se coge un rebote del 13 contigo...que luego...pasa lo que pasa...

    Un besito de almibar

    ResponderEliminar
  112. saltar, chillar, cantar, gritar, huir,
    cuando uno es rechazado,
    el mundo parece que estalla en pedazos,
    pero es solo una explosion de energia

    besos

    ResponderEliminar
  113. no se quien está peor
    si el médico o justiniano..
    en cualquier caso..
    el alma.. a veces duele..
    y contra ese mal..
    de nada sirve ningún doctor.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  114. Cuando leo lo del frasco de besos, me dan ganas a rebobinar y llegar hasta una tarde de marzo. Ahora hablaría menos, destaparía y vaciaría los frascos. El mío también, que lo tengo a tope.

    Besos XX

    ResponderEliminar
  115. Jajaja!!! insisto en que es un genio, con esa táctica lo van a referir a psiquiatría, allí si sabemos lo que es dolor de alma

    besos

    ResponderEliminar
  116. Hablando de sitios, volvemos a la fiesta?¡.. he llegado tarde al frasco de besos, pero traigo muchos más.

    SHOW MUST GO ON¡¡¡

    ResponderEliminar
  117. Porque Justiniano es hombre fiel y no se fija en esas bellas uniformadas dispuestas a curarlo... o no ve películas porno, no, Justiniano es hombre fiel, cree saber lo que quiere!

    ResponderEliminar
  118. El insensible y deshumanizado médico ha irritado a Justiniano siguiendo su manual de usos y costumbres...pero Justiniano ha sabido emplear sus conocimientos de artes marciales para poner las cosas en su sitio.

    ¡Qué le hubiera costado al médico antender a Justiniano y recetarle algo para el mal de amores y el dolor del alma!

    ¡Hay que ver cómo está la Sanidad!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  119. Jajajaja...Me he imaginado a un Justiniano tipo Son Goku.

    ResponderEliminar
  120. Vi a Justiniano saltando acámara lenta en plan MATRIX como los futbolistas de C A M P E O o o o o N E e e e e e S.
    Ya sabe; Oliver… Benjuí…

    ResponderEliminar
  121. Me recuerda a un relato corto que hice hace años, en el que un médico le decía al paciente que su corazón estaba en perfecto estado, sanísimo, y el paciente le respondía que era imposible, que estaba roto.

    Un poema adorable, como Justiniano en sí.

    Un besito,
    Mun

    ResponderEliminar
  122. Este Justiniano se divierte y sufre a tope, como debe ser para sacarle jugo a las situaciones. Me encantan sus andanzas. Saludos

    ResponderEliminar
  123. Pero ese Justiniano salió más loco que una cabra! jajajá. Igual hace reír.

    Besos amigo.

    ResponderEliminar
  124. Pobre Justiniano preso del sistema nacional de insalud...
    Besito para su alma

    ResponderEliminar
  125. me encanta este Justiniano tuyo, es un genio!!
    Besicos
    Encarna

    ResponderEliminar
  126. Ays, pobre Justiniano! yo lo apoyo!
    que busque otro mpedico!

    mil besos!

    ResponderEliminar
  127. Pobre, sigue enamorado...

    Un beso, Toro

    ResponderEliminar
  128. Ya se sabe que la Seguridad Social funciona regular... Pobre Justiniano!

    ResponderEliminar
  129. y se hacen llamar especialistas en salud, el colmo.

    ResponderEliminar
  130. Y tantas y tantas medicinas,hospitales por doquier y todavía no tienen remedio para el mal de amores,que pena.

    ResponderEliminar