31 de agosto de 2009

ANTES DEL FUEGO

Ya me intuyo
antes del fuego
estirado y muerto
las manos frías
los ojos ciegos
el corazón helado
ya sin tristezas
y unas sillas vacías
diciéndome adiós.

134 comentarios:

  1. No creo que sean solo unas sillas vacias. Lo demas ya te lo dije en el tunel.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¿Te refieres en la playa???

    Tristes verdades, amigo

    ResponderEliminar
  3. ...Piensa que en este Poema, nadie va a sentirse primero...




    Espera un poco,...lo vuelvo a leer.





    Un beso de silla,...de palabra.





    B.N.C.X.

    ResponderEliminar
  4. hola! he regresado
    lo puedes checar..
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Mejor no intuyas el fuego ni las sillas vacías, intuye la vida que es la que te llena hoy! un beso

    ResponderEliminar
  6. Lo bueno viene después del adiós de las sillas vacías, justamente, en medio del fuego.
    Eso al menos , INTUYO YO.
    BESOS, Torito.

    ResponderEliminar
  7. Vas a tener que volverte como Justiniano, sin sus pifias, claro.

    Es un ejercicio que, con constancia y aplicación, suele salir bien.
    Y se ven las sillas de otra manera, no vacías, sino "esperando ocupante". La percepción cambia.

    ResponderEliminar
  8. y porqué el fuego y no la gloria?
    saludos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Uy, con lo contenta que me habías dejado con tus ternuras anteriores!
    Porfi, deja que esas intuiciones se sienten en las sillas vacías y vete a dar un paseo con Justi.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  10. No, no, no. Las sillas están vacías porque todos están de pié. Dónde cabrían tantas sillas?
    Besos,

    ResponderEliminar
  11. Que terrible llegar a un estado casi catatónico en nuestras vidas, ya como diría el poeta, como el árbol que es apenas sensitivo y casi tan frio como la piedra.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué tristeza las sillas! Te extrañarán horrores...

    Besazo, divino.

    ResponderEliminar
  13. No creo que esten las sillas vacías.

    Cuanta tristeza Torito!

    ResponderEliminar
  14. un momento revelador

    todo llega...


    Un abrazo,Toro.
    (sin tristeza)

    ResponderEliminar
  15. jajajajaj :) lo siento :) pero...como estamos je

    Besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  16. Y un monton de personas llorando tu ausencia.

    un beso de Marián

    ResponderEliminar
  17. Al contrario, yo creo que faltarían sillas, habría demasiada gente extrañándote....

    ResponderEliminar
  18. ¿sillas vacías?
    imposible...

    Un beso, Toro

    ResponderEliminar
  19. Estás triste porque se acaban las vacaciones?
    A partir de ahora, sillas vacías, pocas.
    Estamos todos aquí.
    Besos con cariño.

    ResponderEliminar
  20. Torito, de verdad lo siento, pero creo que es urgente que comiences a usar gafas porque esas sillas definitivamente no están vacías.

    Besitos y Ánimo! :)

    ResponderEliminar
  21. Creo que en nuestra cultura no estamos preparados para tratar con la muerte.

    Estoy de acuerdo con Claudia. Las sillas estarán vacías porque estarán todos de pie.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Cuando tu corazón este helado y desaparezcan las tristezas, pues eso, ya no habrá tristezas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. ¿A qué te refieres exactamente al fin de las vacaciones y a la vuelta al 'fuego diario'?

    ResponderEliminar
  24. Más que sillas habrá ese dia. Más que sillas.

    ResponderEliminar
  25. Tú sólo ¿? jajajajaja ahi no quedará ni una sóla silla vacia !!! Te queremos muchas !!!

    ResponderEliminar
  26. No es tan triste la muerte, no, para nada, la inmortalidad no esta en dejar cosas que te recuerden sino la influencia que perdura en los corazones que has tocado...





    p.d. reserven una silla para mi...

    ResponderEliminar
  27. Pues...deberías escuchar la voz de "BIENVENIDO"


    =)HUMO

    ResponderEliminar
  28. Yo te intuyo diferente antes del fuego. Hermoso y bello como siempre.

    Hace siglos que te conozco y no has cambiado.

    Las manos frias se convertiran en lluvia de calor y en tus ojos ciegos la luz de los que amas se abrira ante ti para darlos vida de nuevo.

    Somos seres suspendidos en el aire. Un aire que por muy contaminado que este nunca dejara de mandarte buenas intenciones.

    Asi es que respira y sigue escribiendo aunque sea ante el fuego que te consuma.

    Te beso.

    ResponderEliminar
  29. Mejor contarlo ahora que puedes, que luego que ya no habrá nadie para saberlo.

    Ni siquiera las sillas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. En ese punto que más da. Lo importante es que las manos y el corazón estén calientes hoy, aún cuando haya alguna tristeza.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. ¡Joder! Mañana a trabajar... y tú con estas... Menos mal que el Barça ya va 2-0, y Justi estará de fiesta.

    Un abrazo..(te noto un poco frío :))

    P.D. ¡Faltarán sillas!

    ResponderEliminar
  32. Muchas personas sienten tristeza porque las vacaciones se acaban y tienen que volver al trabajo, otras personas sienten tristeza porque las vacaciones continúen por no tener trabajo, el caso es que ninguno estamos conformes con lo que tenemos ¿por qué tendrá que ser así? no lo llegaré a entender nunca.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  33. mmmm cuando te pones ácido no se que decirte...


    cariños
    buena semana.
    muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  34. Hijoooo... mi vida!!... pues vaya dramón de panorama.

    Siento mucho que te encuentres tan solo cielo.

    Besos eternos.

    ResponderEliminar
  35. Las sillas vacías y el corazón helado, buena metáfora, a veces se siente así y será que tiene que ser así, pero es una sensación, nada más, ya pasará.........
    Besos:)

    ResponderEliminar
  36. Y si no es fuego y solo es tierra? afortunadamente sólo puedes intuir que intuyes...tampoco te sentirás, de lo único que tendrás absoluta certeza es que las sillas no estarán vacias.

    Dos besos.

    ResponderEliminar
  37. EStaras guapo, seguro....un besito...

    ResponderEliminar
  38. A veces la intuición falla escandalosamente. Y la vida, nos sorprende agradablemente.
    Espero que así sea para Vos.

    Besazo Toro!!!

    ResponderEliminar
  39. Hace tiempo metí todas mis lágrimas en una maleta, y con los ojos ciegos, me senté esperando frente a una silla tan vacía como la mía.
    Ese día supe que mi mundo existía antes del fuego... y después de todos los lamentos. Ya sin tristezas, con el corazón empedrado, helado.
    Unas sillas vacías.

    Te beso, mi Toro.

    ResponderEliminar
  40. Te dejo un beso enorme, quien sabe, tal vez con eso vuelvas a la vida, como la bella durmiente. Hoy tu post necesita un sonrisa. :)

    ResponderEliminar
  41. Lo único que me consuela, es que en esas condiciones ya nada nos importa...

    Los demás, que se joroben.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. Uf.Me has llevado de sopetón a la Gran despedida de un buen amigo que preparó él mismo sabiendo que ya poco le quedaba. Eligió para su entierro la canción Aquarela de Toquinho. Ahora es la canción de Ignacio.
    Y cada vez que la escucho vuelo, te juro que vuelo feliz con él; luego meto las lágrimas en mi baúl de los recuerdos y las guardo junto a mi vida que también es suya.
    Creo que el hado de los recuerdos anda hoy suelto por ahí.
    Um beijo, Toro.

    ResponderEliminar
  43. sillas vacías son mejores a sillas ocupadas por "apariencias"... a mi me encantan las sillas vacías, pero el corazón calentito y el alma viva...
    Que bueno lo que has escrito...me veo en ello.
    Un besote.
    Buena semana!

    ResponderEliminar
  44. Y si no sos bueno para la intuición? ¿ y si antes del fuego todavía te queda la tibieza?
    Cuando uno ve todo oscuro,le molesta que enciendan cualquier lamparita,eso lo sé.
    Yo intuyo que cuando menos lo esperes,porque si,vas a abrir las ventanas, vas a respirar hondo y el hastío será nada.

    Quisiera que te llegara mi abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Yo quiero dejar corazones ocupados aunque sólo sea por un tiempecito pero no sé.

    Jo, que bien escribes sobre la muerte, demasiado. No me gusta.

    Un besito Toro

    ResponderEliminar
  46. uy me pegó...pero cómo saber si lo que viene después del fuego será mejor??
    Tal vez solo sea el inicio de un nivel superior de sentir..
    besito

    ResponderEliminar
  47. La vida te nego tanto amor...quien sino?? quien tiró las caricias a un zajón, guardó las risas en los bolsillos y dejó suspendidos los besos en el aire?
    No importa, ya está hecho, ahora me proclamo fuego y entibio tu cuerpo muerto, tus manos frias y besos tus ojos ciegos. Mis palabras abrazan y calientan tu corazón hoy contento, y veo unas sillas frente a la playa, vacías esperando por nosotros.

    Te dejo un arcoiris en tus bolsillos!

    Ali

    ResponderEliminar
  48. ¿Las sillas vacías de un teatro?
    ¿Un ensayo general, tal vez?
    Será mejor intuir la propia muerte que fingir la propia vida...

    un abrazo abrasador

    ResponderEliminar
  49. Creo entender las palabras del Toro. Lo que metafóricamente representan para él las sillas para nosotros, los Gatos, lo hacen las piedritas sanitarias.

    Gran abrazo Toro querido.

    ResponderEliminar
  50. Ay no. Yo prefiero que te veas en una despedida tranquila, no tan ardiente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  51. Y tú mirando desde el cielo?
    mar

    ResponderEliminar
  52. Ey Toro, no te creo, solo es cosa de poetas.
    Es mas, los poetas no se mueren, joder!

    ResponderEliminar
  53. Creo que sabes bien que no habrá sillas vacías, por qué lo dices?

    De todas maneras qué importa después no?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  54. Nada disso, te convido a beber una taça de vinho seco em mi blog.
    Becitos.
    Cleo

    ResponderEliminar
  55. Más de uno apostaría todo
    por asegurarse al menos
    el adiós de unas sillas vacías.

    Un abrazo troesma

    ResponderEliminar
  56. Y yo con mis ilusiones desarmadas, lo único que puedo darte es un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  57. las manos frías antes del fuego. es dolorosa y bella la imagen.

    ResponderEliminar
  58. Comenzar a intuirse es la mecha para prender las últimas llamas.
    Miedo me dan las intuiciones.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  59. ¿Manos frías después del fuego?

    Negras y quemadas como algún alma.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  60. Mejor que intuyas que...estamos aprovechado la vida.

    ¡A vivir que son dos días!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  61. ay...que cosa, este post esta que quema.

    Yo tambien quiero que me cremen, no quiero ocupar ningun lugarrrr.

    un besote se te quiere siempre

    Lamalportatil

    ResponderEliminar
  62. Sin tristezas...
    Así de solos y ciegos llegamos atravesando aquel oscuro tunel,absorbimos segundos de existencia y tomando aire nos vamos solos de nuevo con o sin sillas vacias ¿qué importa eso?
    La soledad es nuestra otra vez. Fría, ciega e insensible.
    Un beso vivo.

    ResponderEliminar
  63. Y unas cenizas llenas de poesía...
    Saludos Toro!

    ResponderEliminar
  64. Gracias por la visita. Y tú no hables, que también te veo optimista yo en este último post.

    ResponderEliminar
  65. Mi querido Toro, intuyo síndrome postvacacional. Habrá que hablar con Justiniano para que te meta en un buen lio y te haga olvidar esos pensamientos.

    Mil besos.

    P.D/ Nunca desaparecemos del todo, Toro, para bien o para mal.

    ResponderEliminar
  66. Poema definitorio... mezcla de belleza y melancolia.

    Te abrazo, Toro.

    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  67. Una imagen de lo mas realista. Yo directamente no me intuyo, porque soy inmortal.

    imagen surrealista. jejee

    ResponderEliminar
  68. no quiero que desaparezcas ni para siempre, ni siquiera para mucho rato

    ...que aún tengo el buen sabor de boca de los relámpagos en el corazón


    que me gustan esas tormentas tuyas Toro

    Besos (y gracias, de verdad de las buenas)

    ResponderEliminar
  69. Bueno al fin y al cabo lo que nos consuela es que todos dejaremos esas sillas y en algún lugar nos encontraremos.
    De momento a disfrutarlas.

    Un besito

    ResponderEliminar
  70. uy uy uy... unas buenas manoplas!!! visita al oftalmólogo, muchos besos y muchas sillas alrededor de una chimenea :) y de decir adiós nada!!!! siempre hola!!

    ResponderEliminar
  71. Hasta las sillas vacías íbamos bien pero ahí ya se te ha ido la cabeza. Siempre hay alguien que nos llore, siempre, no lo olvides.

    Este poema es muy triste porque recuedo la última persona que realmente me importaba y se fue... claro que jamás llegué a imaginármela así. Directamente, desde la muerte pasó a vivir en el mar, haciendo body como a ella le gustaba y riéndose, riéndose eternamente...

    ¡que tristeza me ha entrado! se me han llenado los ojos de lágrimas y tengo ganas de llorar...

    biquiños,

    ResponderEliminar
  72. Antes del fuego solo existia la soledad y la oscuridad...

    besotes de esta peke.

    pd. te espero por mi rincon con una taza de cafe, si gustas....

    ResponderEliminar
  73. el fuego ya nos quemó por dentro antes.

    ResponderEliminar
  74. Anoche lo leí y me dejó tan triste este poema que ni lo pude comentar y hoy tb. Me deja en absoluto silencio, no sé si son las palabras que me faltan o es respeto por esa intuición tuya.

    Besos.

    ResponderEliminar
  75. UN DÍA.
    Un día descubres asombrado/
    que tu mundo ya no existe/
    que el tiempo te mordió/
    con hambre insospechada/
    te miras y ya no está/
    el yo que tú recuerdas/
    ni tampoco de su entorno/
    se oye más que el viento/
    ululando entre recuerdos/
    entonces coges tus lágrimas/
    las metes en una maleta/
    y desapareces para siempre.

    no sé si se podrá perdonar huir de esa manera, las lágrimas no pueden encerrarse en una maleta...y menos en la mía.

    besitos de luz torito

    ResponderEliminar
  76. Todo empieza y todo acaba. Y todo vuelve a empezar...

    Besos, amigo.

    ResponderEliminar
  77. Me gusta tu poesía, te leo con calma. Un abrazo

    ResponderEliminar
  78. Tal vez te asombres...
    Pero coincido con un comentario, cojete a Justiniano y salir los dos de marcha...dejate de pensar en eso.



    Un besote

    ResponderEliminar
  79. Hermoso poema...
    Un adios
    Hola...yo estoy aqui...

    ResponderEliminar
  80. "...entonces coges tus lágrimas las metes en una maleta y desapareces para siempre." Así es también para mí. Me hiciste pensar en lo mío y hacía tiempo ya... abrazo.

    ResponderEliminar
  81. Yo ya no voy a intentar dar ánimos, ¡desisto! jajajaj.
    ¿Los 86 comentarios se sentarán en 86 sillas?

    ResponderEliminar
  82. Es un poema hermoso ,que se convertirá en una realidad ,cercana para unos y más lejana para otros.Pero finalmente en una realidad para todos.
    Besos

    ResponderEliminar
  83. Yo también me intuyo estirada y fría, la verdad es que no hace falta mucha imaginación, pero si te refieres al fuego eterno espero que ninguno de los dos vaya. Aunque tu no reces yo rezo por ti y estoy segura que como yo lo hacen otras muchas personas, por eso sé que te irá bien, aunque en última instancia depende de ti.
    En cuanto a lo de la condena del matrimonio no estoy de acuerdo porque si te das cuenta no estoy hablando de matrimonio canónico sino de matrimonio en cuanto contrato. En los contratos caben las causas de incumplimiento o mutuo disenso, pero la resolución al arbitrio de una de las partes porque si ¿no te rechina como jurista?. Frivolizar el matrimonio tiene consecuencias muy graves porque la mayoría de los baches se superan si se piensa en el matrimonio como relación duradera. Es difícil evolucionar de forma distinta si se vive unidos.
    La mayoría de los matrimonios que sobreviven son los canónicos, la razón no es porque las personas sean mejores sino porque se empeñan en seguir adelante porque entienden -o entendemos- que nos hemos autocondenado para toda la vida y se trata de llevar la pena lo mejor posible, y , con la ayuda de Dios, después en muchos casos resulta que no existía tal pena.
    Por otra parte, ya sabes que hay muchos matrimonios en que el compromiso no ha existido nunca, son los matrimonios nulos, aunque probablemente menos de los que se intentan hacer valer como tales.
    Besos

    ResponderEliminar
  84. Nos pasamos la vida diciendo que necesitamos estar solos, pero sólo lo decimos porque tenemos la opción de no estarlo, cuando la soledad es impuesta ya no nos gusta tanto.
    ¡Intuyes mal!, yo me sentaré en una silla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  85. En cada silla una palabra...

    ...la maleta llena de lagrimas,
    ...benditas lágrimas.
    bálsamo de luna
    que no se compra,
    nace en tí.


    Un beso Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  86. Ummm con el calor que estoy pasando yo este verano, como para hablar de fuego... mejor lo pienso el próximo mes de enero, si llego ;)
    Sillas vacías, vale... mientras suene el I´ll survive, de Gloria Gaynor a tope, no necesitaré mas... bueno... estar viva para bailarla no estaría mal ;)

    bss sentados.

    ResponderEliminar
  87. Ojala tarde mucho en tener que ponerme al trabajo, pero sea donde sea y como sea, yo iré a ocupar una de aquellas sillas para llorar a un gran escritor y un mejor amigo.
    Saludos y PAZ.

    ResponderEliminar
  88. A mi me encanta el fuego, pero prefiero no pensar en algunos momentos.
    :-) Besitos.
    Pd: Te imagino siempre con un humor sarcástico, partiéndote la caja pero sin mostrar una sonrisa :-)
    De buen rollo eh!!

    ResponderEliminar
  89. Gracias por tu regalo.
    Hoy me ha gustado mucho tu apunte de la derecha del pc: "Un día".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  90. Sillas vacías, cuerpo sin alma y ojos ciegos, yo creo que ya no importara mucho la forma o posición de tu cuerpo, lo miraras de arriba con otro cuerpo y una bella luz en tu alma, y (ojos verdes) me encantan... realmente un texto muy interesante se puede aplicar varias ideas a tus versos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  91. Toro, aunque cada vez estamos más cerca, esas intuiciones no las quiero ni pensar, por lo menos no ahora.
    Besos

    ResponderEliminar
  92. La ley de la vida hay que asumirla con naturalidad, bueno, no todas las veces es posible lograr esa armonía.

    Un abrazo sincero y renovado de afectos!

    ResponderEliminar
  93. sillas plegables como de cines de verano...hasta el fin del invierno
    abrazo

    ResponderEliminar
  94. Pero llegará el fuego, llegarán las llamas, el calor del fuego siempre vuelve, es como el invierno.

    ResponderEliminar
  95. A la vista del público que tienes, querido, lo de las sillas no cuadra:)

    ¿Tienes la crisis de los 40?:)

    Luisa

    ResponderEliminar
  96. ...Espera un poco,...te vuelvo a leer.





    (...te/lo vuelvo...)






    Beso de casi ventana.



    B.N.C.X.

    ResponderEliminar
  97. ainssssssssss q complicados sois algunos escribiendo, o yo soy mas torpe de lo q imaginaba, pues a mi has hecho pensar q se han acabado las vacaciones y en el avión habia sillas vacias, vale, ya se q no es eso, pero no doy pa mas
    me perdonas???ç
    muakkkk

    ResponderEliminar
  98. Si tu corazón ya está vacío de tristezas, entonces....es estupendo, ni siquiera las sillas vacías importan.Y de momento....veo que tú las sillas de tu alrededor están a tope!
    Un abrazo nuevo amigo.Gracias por tu comentario en mi blog, aunque te parezca un panorama desolador el que planteo, siempre hay un trocito de esperanza...y si no...mira toda esta tropa que te escribe...es la parte positiva y fascinante.

    ResponderEliminar
  99. Toro, no habrá sillas vacías...yo te espero antes del fuego con mi tormenta para apagar tanto calor!

    Besos amigo!!!!!

    ResponderEliminar
  100. Amigo Toro, querido Xavi, que triste poema leo, lo único que se me ocurre es que una vez muertos, ya no estamos para ver si las sillas están vacías u ocupadas... que más nos dará...
    prefiero ahora ver que tu blog sigue pletórico de "gente" que va ocupando y llenando esos espacios que tenemos para escribirte algo y dejan siempre muestras de cariño y cercanía hacia ti.

    Besos amigo

    ResponderEliminar
  101. Apa!
    Acabo de llegar del sur de mi país, mucho verde, montaña, lagos y hasta nieve para lo que se dice esquiar (eso intente) y me encuentro con el Toro ese que a veces se pone malito, pero bueno, todo en su lugar y para cada momento.
    Lamento encontrarte tristón!
    Bss Toro.

    ResponderEliminar
  102. Yo he elegido el mismo final, pero espero que no llegue nunca... Imagino la estampa que describes y me estremezco.
    Besos, Xavi.

    ResponderEliminar
  103. Mi fantasmita está en una silla y no lo ves.
    Muac

    ResponderEliminar
  104. Ya, que se va a hacer, la cosa está montada así y no hay nada que rascar...
    Salud

    ResponderEliminar
  105. Sabiduría "sabia" esa que nos acerca a la idea de la muerte para aferrarnos mejor a la vida después... al volver...

    Besos Toro

    ResponderEliminar
  106. yo creo q tu intuición no es certera.. las sillas estarán bien ocupadas por gente q ama de verdad... y jamas diran adios... diran "cuida un pedazo de cielo para nos tambien".. lindo poema..
    y esa inspiración ?...
    habia lluvia?
    besos enmielados para ti mi torito

    ResponderEliminar
  107. Esas sillas no estaran vacias...ademas deja de pensar en eso ahora...te queda mucha vida mi niño...

    Besitos

    ResponderEliminar
  108. Mi silla estaría vacía, porque yo estaría llorando sobre ti :(

    Un beso,
    Mun

    ResponderEliminar
  109. Buen día Toro.
    Lo bueno es que si aun te intuyes es por que aun hay tiempo para dar y recibir ese algo que hará que las sillas no estén vacías el día de tu partida.

    En ti esta la elección... no nos protejas tanto.

    Besos desde mi alma

    ResponderEliminar
  110. No me gusta estar sentada, prefiero quedarme sentada junto a tu corazón sin tristeza, anhelando su calor.

    ResponderEliminar
  111. Igual me siento yo cada vez que me veo en las rebajas.
    Siento frivolizar, pero sabes que no estoy deacuerdo con esas sillas.
    Otra cosa es que esas sillas se encuentren frente a ti.

    Yo, por lo pronto, me uno a ti en la frialdad de la fosa. Con cariño, como siempre.

    Beso.

    ResponderEliminar
  112. Muy bien descrito el paso hacia la cremación. A mi me gustaría que me incineraran cuando muera y que tiren mis cenizas al viento. Así nadie tiene la carga de ir al cementerio a visitarme (y nadie va pelando al otro porque no tiene la costumbre de ir a dejar flores).

    Me gustó esto.

    ResponderEliminar
  113. ¡Qué triste, Toro!, las sillas vacías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  114. por lo menos ya no estarás tan triste...( mira qué eres...)

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  115. ¡Qué triste! ¿Y si no se acaba ahí la tristeza? ¿Y si después las sillas se llenan de dedos acusadores? Es que la poesía es lo que tiene. Libre, libre, libre. Una/o la lee y la hace suya.
    Me siento un poco intrusa en medio de un blog tan concurrido, pero es lo que tienen los blog. Están abiertos al mundo.
    Mis respetos al muerto sea quien sea.

    ResponderEliminar
  116. No, no...
    estirado y muerto, un paraíso lleno de vírgenes (que sí, que queda alguna) ...toditas a tu disposición.
    Eso dicen por ahí.

    ResponderEliminar
  117. ¿DÓNDE ESTÁS?. SÉ QUE NO ESTÁS DONDE DICES, PRESIENTO QUE ES CERCA PERO ME DA MIEDO SABER QUE ES DEMASIADO CERCA. DIMELO DE ALGUNA MANERA, Y PRONTO. NECESITO...

    ResponderEliminar
  118. TE ESTÁS HACIENDO EL LOCO, Y NO SABES LO QUE ES ESTAR EN MI LUGAR. AHORAMISMO TENGO QUE CERRAR PORQUE LUEGO VOY AL MEDICO Y ESTOY INTRIGADISIMA. Y SI ESTÁS CERCA?.NECESITO VERTE, DE VERDAD...

    ResponderEliminar
  119. Al final son las intuiciones las que no fallan,aunque a veces no atiendan a razones.

    ResponderEliminar
  120. Bueno antes del acto crematorio, dirás.

    Yo me largo, Xavi de aquí, que aquí huela ya a cenizas¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    Adios, saludos a tus amigos esos tan simpáticos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  121. Eres la hostia, la alegría de la huerta, vamos pa sentarse contigo estando deprimido. Jajajajaja. Ay, niño!!!!! A ver si te coges una cogorza esta noche, anda.
    Muakkkk, que dices tú :)

    ResponderEliminar
  122. No creoo jaja
    más bien un auditorio
    ya tengo preparado el catering de clavos
    y los palés de cleenex para las lágrimas jjj
    Las pipas las cobraré aparte

    ResponderEliminar
  123. Así estaremos todos, en eso siento desilusionarte pero no serás especial...excepto en lo de las sillas vacías, ahí posiblemente tengas razón, pero no creo que porque no haya gente que de corazón se sentaría en una de esas sillas, sino porque tú no creo les dejases...de hecho, pienso ir a sentarme, para asegurarme que no te vas a levantar ;P


    Ya me intuyo
    antes del fuego
    estirado y muerto
    las manos frías
    los ojos ciegos
    el corazón helado
    ya sin tristezas
    y unas sillas vacías
    diciéndome adiós.

    ResponderEliminar