16 de junio de 2013

EL MAESTRO 11

El Maestro
les dijo a los discípulos
que hoy era el día
de la prueba de confianza
después les ató fuertemente
las manos y los pies
les vendó los ojos
con cinta adhesiva
y los condujo amablemente
al borde de una piscina vacía
donde había introducido
perros, gatos y ratas
que llevaban días sin comer
y les ordenó que saltaran
con todas sus fuerzas
hacia adelante
y tras caer estrellados
los dejó allí
tres días y tres noches
y al cuarto día volvió
y con extraordinaria dulzura
sacó a los que quedaban vivos
diciéndoles con mucho cariño:
Jamás olvidéis
que el camino
del amor y la bondad
está plagado de dificultades.

119 comentarios:

  1. Jajajaaaa... muy bueno...
    Esta vez me has arrancado risa-risa...

    Haré como Amapola... luego vuelvo y te re-visito...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. plagado sin duda!!!
    plagas vemos
    cazadores quedan pocos muy pocos


    besos TORO

    ResponderEliminar
  3. Una cosa es que haya dificultades y otra que te pongas a tiro del 'maestro'...

    ResponderEliminar
  4. ¡Ayyyyy que me dessssaaaaatooooo!

    ResponderEliminar
  5. Me ha llamado la atención lo de "con extraordinaria dulzura"...el Maestro??
    Este se está ablandando?
    Aysssssss esa cabecita...

    Un beso,Carmen

    ResponderEliminar
  6. No siempre son bienaventurados los que confían.


    Besos, Toro.


    SIL

    ResponderEliminar
  7. ¡TOROOOOOO…! ¿Se puede escribir un fin de semana algo tan bestial….? Lo has pasado tan mal? Yo venía tan feliz a contarte cosas bonitas y me encuentro con perros, ratas, ugggggg, gatos hambrientos, ayyyyy, se me ha erizado la piel.
    Fíjate que hoy esperaba algo chulo, o sea, lo del bar de la rusa por ejemplo…jo, tío con las aventuras deliciosas que guardarás de nuestro querido Justi…

    Bueno va, un beso suavemente perfumado,"con extraordinaria dulzura" para borrar el mal sabor de tanto animal hambriento…¡Ratas!!!!!!!!!!!!!!!!! Uffffffffff.

    ResponderEliminar
  8. ¡Ostras!
    ¡Que cabrón ese maestro!
    Definitivamente no lo quiero, es muy bicho! jajajajajajajaj
    Pobrecitos los pocos discípulos que quedan.

    Besitos de luz y que tengas un buen comienzo de semana, mi TORO BELLO.

    ResponderEliminar
  9. Y es que es muy duro el camino...
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Ay toro, por favor.... qué malo, cómo puedes ser tan perverso!
    ¿Sabes que nadie salió de la piscina?

    No sé yo... pero hoy no te mereces, ni besos ni abrazos. Quizá un simple y distante , saludo.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, tuvieron suerte, almenos volvio a por ellos.
    Beso en la frente para vos y abrazo de los fuertes. A tu salud la ultima cerveza fresca de la nevera.

    ResponderEliminar
  12. Odio tanto ese "jo tío", casi tanto como a las ratas, pero salió...¡las ratas!!! Perdón.

    Muakkkkkk.

    ResponderEliminar
  13. Lo que no te vence te fortalece Mi Torito, y allí seguro tienes la prueba de ello, si una vez caes y aprendes, ha valido la pena, si vuelves a caer por lo mismo, (en este caso la confianza), entonces aplicamos otro nombre.

    Besitos mi Torito

    ResponderEliminar
  14. Real como la vida misma, lo de que la vida está plagada de dificultades, y el resto... bueno, un tal Huang era casi tan sádico como el maestro del que hablas.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  15. JOOOOOOO que pruebas tan difíciles pone el maestro, habría que caparlo por malo, o hacerle un monumento por bueno, a elegir jajjajjaja. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Esse Mestre vai ter um brilhante futuro nas próxímas três mil reencarnações...

    Boa semana

    ResponderEliminar
  17. Lo recordare siempre maese Toro



    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Aiinnss este maestro no deja de sorprendernos, cada vez me cae peor también te lo digo, pobrecillos ; )

    Buena noche, besos fresquitos para ese calor, que hace por ahí ; )

    ResponderEliminar
  19. Esta vez el Maestro tiene Razón.

    Como casi siempre.

    Besos. Toro.


    jajjja, :)

    ResponderEliminar
  20. Hay que saber distinguir un charlatán del que no lo es.

    Buena semana Toro, besos.

    ResponderEliminar
  21. ...hacer caso al maestro... aunque sea... un bruto;)

    Un abrazo Toro.

    ResponderEliminar
  22. Se te ha olvidado decir que, al quitarles la cinta adhesiva de los ojos, les "depiló" las pestañas como muestra final de dulzura, jaja.

    Retorcido que es el tío.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. malaleche concentrada es lo que tíene este...

    ResponderEliminar
  24. podría haber usado una parábola...poco santo el método...jajaja

    ResponderEliminar

  25. Parece una película de 'Disney':

    "101 Discípulos para un abrigo... digooooo... en busca del Arca Perdida... o del Libro de la Selva".
    - ¡¡¡Y ahora todos juntos cantemos!!! (Tema de la BSO).

    Por cierto te has olvidado de las serpientes. Un infierno sin serpientes sólo es un infiernillo.
    Será que el presupuesto de la peli o la imaginación del autor no daba para más... ya se sabe, la crisis... existencial... :P

    Un beso de "esos"... de una superviviente... ;)

    ResponderEliminar
  26. Así son, por desgracia, los caminos de la vida.
    Me hubiese gustado encontrar a este maestro antes para preguntarle algunas cositas….
    Cariños…

    ResponderEliminar
  27. Es duro de roer el maestro ¡¡¡vaya tipo!!! mejor no encontrarse con él.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Coi con el maestro... y solo falta que X te de ideas...

    ResponderEliminar
  29. Los discípulos que quedaron vivos, jamás olvidarán la enseñanza del Maestro!
    jajaja, ya lo extrañaba.
    Besos Torito.

    ResponderEliminar
  30. Digo yo que los gatos se comerían las ratas y los perros a los gatos, pero claro la hostia que se pegaron al caer a la piscina no se la quita nadie...
    Salud

    ResponderEliminar
  31. Estos nunca mas vuelven a saltar hacia adelante!!

    (qué impresión)

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. La fortaleza no es de brazos y piernas sino de mente.

    Aunque para demente, el maestro.
    Terrorífico.

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. o sea me quedo con lo positivo, quiere decir que algunos quedaban vivos.

    Me tomare con mucha largura las enseñanzas de tu maestro ese tan " vivo".

    Xavi, un placer leerte, como siempre, saludos a tu maestro ese tan largo.

    Pero cuidado, no sea que los pobres discípulos que sobreviven se vuelvan unos resabiados.

    Y un día cojan a tu maestro ese por sorpresa...


    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Para mi este tipo es el mas sádico de los maestros
    Un abrazo por si te hace falta

    ResponderEliminar
  35. Joder, el cinismo del Maestro me tiene fascinada...
    Besos!

    ResponderEliminar
  36. Desde luego confianza absoluta si que tuvieron los pobres discípulos, no me extraña que superasen bien la prueba...

    Fue un detalle vendarles los ojos con cinta adhesiva.

    Siempre le estarán muy agradecidos...

    Es algo que nunca olvidarán. Infinita bondad tiene tu amigo el maestro ese tuyo para sacarte de los apuros en coche.

    Pero bueno, yo me conformaría con que sus discípulos también tuviesen esa infinita bondad, al meno contigo.

    Abrazo, Toro, muy bella imagen poética, la piscina vacía adorna muy bien, y los animalillos de Dios, fueron un primor.

    Besos. Xavier.

    Dile a tu maestro, que otro día a ser posible ponga agua en la piscina.

    besos, y por favor ni se te ocurra darle un beso de estos que te doy yo a ti.

    Bueno. Saludos a la ratas de la piscina. ( seguro que no se ahogaron).

    Toro, gran imaginación, beso.

    ResponderEliminar
  37. Y yo digo ¿donde está la autoayuda? Esto es sadismo puro y duro ¡¡¡ Que cabrito el maestro!!! Mejor que este no me ayude a nada. Un abrazo Toro.

    ResponderEliminar
  38. Los discípulos son muy, pero muy memos;) creo que se merecen cada una de las enseñanzas.
    Besos***

    ResponderEliminar
  39. Pero que mala Puleva tiene ese maestro, así pronto se quedará sin alumnos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  40. Por haberse multiplicado la maldad, la caridad de muchos se resfriará...

    A mi por momentos me quiere entrar una gripaaaaaaaaaaaaaaaa, pero me aguanto coño.

    Besos, Toro

    ResponderEliminar
  41. Jamás olvidéis
    que el camino
    del amor y la bondad
    está plagado de dificultades.

    Toro hermoso, con cariño te digo, que con estos cuatro renglones estoy de acuerdo contigo.
    Te deseo una buena semana.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  42. Alabados sean que entraron al reino de los infiernos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  43. Jajajajaja... maestros. Una buena enseñanza es dar ejemplo, entiendo que él, no saltó...
    Un beso

    ResponderEliminar
  44. Muy sabio el Maestro. Esas son las pruebas de confianza que fortalecen el espíritu de los discípulos...

    besos

    ResponderEliminar
  45. Y seguirán confiando Toro, siempre tropezamos con la misma piedra :), lo bueno de todo es que ya sabemos como caer y levantarnos.

    Besos y apapachos Toro, te cuidas

    ResponderEliminar
  46. eres un magnifico escritor saludos

    ResponderEliminar
  47. Los que quedaban vivos eran los perros, los gatos y las ratas, ¿no?

    ResponderEliminar
  48. Este Maestro resultó más loco que todos tus locos Hombre. Habría que unirlos un día y escuchar lo conversan.

    Besos Xavi.

    ResponderEliminar
  49. Stephen King parece un niño de pecho al lado tuyo! Xavi, estás fatal! ;-)
    Besos salvajes, mi Toro Loco!

    ResponderEliminar
  50. Este compadre esta muy pirado...

    Besitos

    ResponderEliminar
  51. Toro.." Autoayuda 11 "

    Demuestra querer más a los
    animales que a las personas.

    ¡¡ que locura !!!

    un beso desde Argentina

    ResponderEliminar
  52. Ah, pero quedaba alguien vivo?

    Yo creo que por esta vez sus enseñanzas cayeron en saco roto o en piscina vacía o en discípulo mordido hasta morir:)

    Qué hijo de p...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  53. Me extraña que ratas, gatos y perros no se devoraran entre sí (antes de que cayeran los desgraciados a la piscina), ya que andaban hambrientos...

    Bss.

    ResponderEliminar
  54. Cuanto me recuerda a la sociedad que tenemos hoy en día. El Maestro son los politicos, los discipulos son el pueblo, que dejandose arrastrar a la mas deleznable de las miserias aún se siente agradecido por las migajas que les dan: ver el futbol en abierto, por ejemplo y solo por citar la mas conocida. Asco de Maestro, asco de discipulos.
    Un abrazo Xavi.

    ResponderEliminar
  55. Qué barbaridad!!! Y por qué no había serpientes en la piscina???

    Beso Toro

    ResponderEliminar
  56. De dificultades no, está plagado de Maestros tocanarices.
    Buen día, Toro.

    ResponderEliminar
  57. La pedagogía del Maestro está llena de sensibilidad...por lo de la extrema dulzura.
    Un beso

    ResponderEliminar
  58. La pedagogía del Maestro está llena de sensibilidad...por lo de la extrema dulzura.
    Un beso

    ResponderEliminar
  59. GENIAL TU BLOG y el carisma con que escribes

    ResponderEliminar
  60. Mi querido Toro, por muy maestro que sea la confianza tiene su limite y no puedes hacer siempre lo que se te pide y menos cuando no ves hacia donde te diriges. Es verdad que nos caminos no están exentos de dificultades, pero eso era ir a una muerte segura, no es una enseñanza, es una matanza.
    Besos.

    ResponderEliminar
  61. Antes se han devorado los animales que hay en la piscina...que les imponga otro castigo ejemplar.
    Besos benevolentes :=))

    ResponderEliminar
  62. Y nos sigue educando con extremada dulzura este gran hombre

    ResponderEliminar
  63. Una y otra vez, seguimos al Maestro, y no escarmentamos. A este paso llegará un día en el que no sobreviva ningún discípulo y será demasiado tarde para que el Maestro modere sus métodos de aprendizaje. ¡Y tendrá que apuntarse al paro!

    Besos

    ResponderEliminar
  64. De los escarmentados salen los avisados.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  65. Y quién les manda a ellos confiar!!! Si es que no se puede ser tan ingenuo, luego pasa lo que pasa... Oyes, por no hablar de los animales sepultados que tampoco tenían culpa ninguna... Besotes.

    ResponderEliminar
  66. jajajajjajajajajajjajajajajajjajajajjajajajjajajajajajaj geniallllllllllllllllllllllllllllllllll eres la cañaaaaaa torito!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  67. Esos, realmente, han superado una prueba mayúscula. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  68. A mi ese maestro no me gusta nada.

    ResponderEliminar
  69. Lindo inicio de semana amiguito

    Besitos mi Torito

    ResponderEliminar
  70. Este maestro se merece un homenaje, por la lecciones tan ilustrativas que le enseña a los discípulos. Me imagino la que se liaría en esa piscina, entre perros, gatos y ratas, aunque igual estos animales, querrían salir huyendo de allí, por el mal aliento y sangre podrida de algunos de los discípulos.

    Un abrazo TORO.

    ResponderEliminar

  71. Como decían antes, la letra con sangre entran.

    Crueldad escondida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  72. Señor Toro, siempre me topo con sus comentarios -imperdibles- en blogs amigos.
    Hoy me decidí y pasé a visitarlo.
    Este poema-relato, no desmiente, al contrario ratifica, la segunda parte de su nombre.
    Me he reído con ganas.
    Saludos desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  73. Maestro así quizá nos enseñen más.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  74. Una prueba realmente complicada, pero así es la vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
  75. pero hombre, acabas de describir a lo que nos somenten en mi trabajo.
    increible.
    abracín

    ResponderEliminar
  76. Al menos un kit de supervivencia!!
    jaja
    Cada día está más zumbao este maestro.

    ResponderEliminar
  77. ¡Dios! con qué gente te juntas. Menudo pedazo de cap**** (el maestro, digo).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  78. jajjajaaja buena!!!
    Mejor guiarse por su propio instinsto.
    Besos para ti amigo y una linda semana.
    mar

    ResponderEliminar
  79. Madre mía!!! pero esas dificultades no hay que pasarlas ciegos y atados joder!! eso es desventaja coño!! dame a mí ratas hambrientas y gatos y lo que quieras que me los como yo!! y al maestro también jajjajaj.
    Besitos Xavi.

    ResponderEliminar
  80. bueno, y jamás lo olvidarán, eso es obvio.

    Supongo, si es que siguen vivos...

    ResponderEliminar
  81. Tomarse un trago contigo debe ser un espectáculo.

    Abrz.

    ResponderEliminar
  82. Lo siento Xavi, pero este tipo de entradas no me agradan. Las veo muy crueles.
    Así jamás volverán a confiar en nadie, lo siento.
    Esperaré impaciente una nueva entrada, a ver si es más dulce.
    !Que tengas felices sueños si es que puedes cerrar los ojos y confiar en los que viven contigo, ja, ja, ja!

    ResponderEliminar
  83. Cuando el sueño se convierte en pesadilla................entonces despiertas!!!!!

    ResponderEliminar
  84. Macabro!! Espero que el Maestro mientras deambulaba sonámbulo haya caído en su propia trampa. mmm.. un saludito.

    ResponderEliminar
  85. Y de dificultades con hambre. Tremendo.

    Qué bueno pasar nuevamente por acá.

    F:
    http://mistavilteka.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  86. Ser neurona de tu mente tiene que ser fascinante.

    Letras perturbadoras y vivas. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  87. Jajajaja... hoy en día no necesitamos a un maestro cabrón que nos tape los ojos y nos exponga a la muerte... nosotros solitos somos expertos en dejarnos cegar y arrastrar por todo aquello que puede devorarnos.

    ResponderEliminar
  88. Jajajaja... hoy en día no necesitamos a un maestro cabrón que nos tape los ojos y nos exponga a la muerte... nosotros solitos somos expertos en dejarnos cegar y arrastrar por todo aquello que puede devorarnos.

    ResponderEliminar
  89. No te fies de los maestros. Mejor fíate de tu pareja. Mi Felipín es el que me da los mejores consejos. Sabe mucho porque estudió en Georgetown.

    Besos de Princesa

    ResponderEliminar
  90. Eso por dejarse llegar por demagogos y gurús..más o menos una buen ´metáfora sobre los políticos de hoy en día y de lo que le espera a todo aquellos que les sigan..
    un beso

    ResponderEliminar
  91. Eres único a la hora de ofrecer ayuda , de está clase jajajaj eres la leche menos mal que yo no soy alumna de este monje loco. Besos de flor .

    ResponderEliminar
  92. Bello relato, Xavier , enhorabuena, besos.

    ResponderEliminar
  93. si, es asi que bueno que sabes ensenar!!!:))))
    un enorme beso!

    ResponderEliminar
  94. Buffffffffffffff, anda qu eno tenía una vena sádica el maestrillo xxxDDD!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  95. No sé yo si le pediría socorro alguna vez a un maestro jeje

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  96. Y acto seguido lo empujaron al fondo, como postre de los animales.

    ResponderEliminar
  97. Soy yo y del maestro no queda ni el recuerdo :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  98. Echo de menos a Terremoto.
    Achuchón

    ResponderEliminar
  99. Buena similitud con algunas dificultades(personas)que se encuentran en el camino :)

    Un beso,Toro

    Carmen

    ResponderEliminar
  100. joer con el amor y la bondad.. los que sobrevivan al maestro van a salir una panda de psicópatas..

    ResponderEliminar

  101. Solsticio...
    "Soy mitad agonía, mitad esperanza."
    (Jane Austen)

    Uno de mis besos.

    ResponderEliminar
  102. Curiosidad: ¿y todavía siguen vivos?

    Pregúntaselo a tu maestro ese, Besos.

    ResponderEliminar
  103. En las pruebas de confianzas es muy importante estar atados de manos y pies.

    Bien por el Maestro.

    ResponderEliminar
  104. Oye, y no se pelearon entre si esas tres especies? ( de animales)?

    Yo tengo un perro que se comío a una rata, en realidad la mete yo, pero esos eran sus deseos, es que yo no le dejé.

    Tengo un perro que por poco devora a una de mis gatas siendo cachorra, y que se comería vivos a todos los gatos del barrio donde vivo.

    Total, que pasó?, en la piscina vacía , digo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  105. Esas plagas es que son muy pegajosas Todas.

    Abrazo, Salvaje Toro.


    Me voy, que no quiero llevarme pegada ninguna plaga así.

    Besitos.


    Muy bonito lo que hizo el maestro.

    Un día sus discípulos...

    :)

    ResponderEliminar
  106. Tan cruel como ilustrador. Nunca olvidaron los pocos vivos la enseñanza.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  107. Desde luego los que quedaban vivos se merecían que los trataran con dulcura, porque vamos, las condiciones en las que estarían, no serían para menos¡¡¡¡

    Pobrecitos.

    Besos¡¡ a ellos, Sí ToRo a ellos¡¡¡

    ResponderEliminar
  108. La verdad es que por un día estoy de acuerdo con le maestro ese tuyo.

    Besos.

    ResponderEliminar