19 de marzo de 2016

EL DETECTIVE 1

El detective
siguió encantado
a la espléndida rubia.
Tropezó.
Y se abrió la cabeza.

66 comentarios:

  1. Quería tenerla dentro de su mente.

    ResponderEliminar
  2. Eso le pasó por no mirar a donde se dirigia.
    Un buen fin de semana
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  3. Primeraaaaaa

    Espero que haya premio.

    ResponderEliminar
  4. Un encargo mortal...

    Un beso de castaña...
    ; )

    ResponderEliminar
  5. Jooope, se le acabó la alegría de golpe, nunca mejor dicho !!

    ResponderEliminar
  6. Si es que no se puede apartar la mirada del suelo, que hay muchas trampas!! A la próxima, casco!! ;-)

    Mil Bsoss!!

    ResponderEliminar
  7. Ya me lo estoy imaginando: Debía estar buenísima la rubia y se le perdió la mirada. Se entiende, se entiende...

    ResponderEliminar
  8. ¿Esto lo has visto en alguna película? ¿Inspector Closeau, por ejemplo? Más tonto...

    ResponderEliminar
  9. Por qué tropieza la pobre rubia?
    Saludos.

    ResponderEliminar

  10. ¿ Cerveza ?
    Pero hombre hay que saber cuando parar ...

    Besos

    ResponderEliminar
  11. socorrooooo!
    pero quién se rompió la crisma, la rubiales o el detective??
    eso pasa por mirar de reojo.

    besos

    ResponderEliminar
  12. Ellas tienen luz y color.
    ¡VIVAN LAS RUBIAS!!!

    :)

    Besossssssss

    ResponderEliminar
  13. Jo, pues sí que empieza bien esta nueva "serie" ...
    Vaya castañazo ...

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  14. Las rubias son peligrosas, no es difícil perder la cabeza por una.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hay que mirar por donde se pisa.

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  16. Respuestas
    1. pd... acá rubias rubias pos la verdá no se dan natural
      solo las rucias rucias kolleston jajajaj

      Eliminar
  17. De todos es sabido que a las rubias hay que seguirlas con casco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Jajaja jooo qué mala pata jajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Espléndido tropezón el del detective ¿qué le habrá estado mirando a la rubia? Jajajajaja

    Me encantan sus salidas (Bah, o tus "entradas")

    Besotes, Toro.

    ResponderEliminar
  20. Para una tarde de calor que mejor que una rubia ¡bien fria!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. Entonces, la rubia escuchó la caida, se volvió y lo socorrió. Cuando el detective se hubo recuperado del golpe, se ligó a la rubia (pues lo sabía todo de ella y lo utilizó sin decírselo)... y hasta aquí puedo contar...ejejejej.

    ResponderEliminar
  22. Entonces, la rubia escuchó la caida, se volvió y lo socorrió. Cuando el detective se hubo recuperado del golpe, se ligó a la rubia (pues lo sabía todo de ella y lo utilizó sin decírselo)... y hasta aquí puedo contar...ejejejej.

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. Pobrecillo, lo que le debió doler...
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Así somos, así nos va, siempre persiguiendo rubias y recibiendo una detrás de otra.
    Besos!

    ResponderEliminar
  26. !!Joe, que mal fario le trajo la rubia al pobre detective!!!

    Besos Toro

    ResponderEliminar
  27. Seguramente tropezó con una piedra que estaba en el suelo y no vió.

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Por lo menos murió feliz haciendo un trabajo en el que disfrutó mucho.

    ResponderEliminar
  29. Y de su cabeza, nacieron mariposas?

    Besos Torito.
    Si ves a una mariposa a lo mejor hay carca una flor.

    ResponderEliminar
  30. Eso le pasó por no mirar por donde pisaba.

    ResponderEliminar
  31. Si te leyera mi nieta diría,"y si era rubita"jajajaja ella es morocha auténtica 23 años.
    abrazos buen finde.

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Buenas noches, Xavi TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 41
    :)
    A veces hay ofuscaciones.
    Me has inspirado una entrada, con investigación seria.

    Saludos

    ResponderEliminar
  34. jajaja Y seguro que le salió serrín...jajaja
    Salud

    ResponderEliminar

  35. Y en la ventana
    del tercero D,
    tras una ligera cortina
    que la brisa de la tarde
    hacía bailar,
    una morena
    de ojos verdes
    e iridiscentes
    chispitas de sol...
    sonrió
    ante lo evidente.

    Beso...

    :)

    ResponderEliminar
  36. Calro, no era Phillip Marlowe...
    Después que le cosan la cabeza, que vaya a tomar un curso.
    Buen fin de semana, Torito.

    ResponderEliminar
  37. Bueno lo importante es que antes él estaba encantado

    Besos y cuidado cuando sigas a una rubia

    ResponderEliminar
  38. Creo que los que encantan con encantamientos son las cobras, o las brujas o los magos. Las rubias hacen otras cosas. Luego opinas si te ha encantado. Y ella también opinará, supongo.

    ResponderEliminar
  39. Creo que los que encantan con encantamientos son las cobras, o las brujas o los magos. Las rubias hacen otras cosas. Luego opinas si te ha encantado. Y ella también opinará, supongo.

    ResponderEliminar
  40. Enredado en la que no piensa supongo! Venga, las morochas no los dejamos llegar al piso jajjajaja

    ResponderEliminar
  41. Una micro-historia encantadora.

    Besos!

    ResponderEliminar
  42. Si es que...por muy detectivescos que seáis siempre tropezaís en la misma piedra...
    Beso al canto ;)

    ResponderEliminar
  43. Jjajajaja, es que hay visiones que entorpecen y dislocan.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  44. Son cosas de la vida...
    Cosas de nuestros días...

    Mi abrazo de luz ✴
    Sobre suelo firme

    ResponderEliminar
  45. Imagino que le gustó esa última imagen ;)

    ResponderEliminar
  46. obnubilado quedose
    ay esas miradas
    o esas rubias
    jaja

    un cura cura para el detective
    :P

    besos

    ResponderEliminar
  47. La historia del detetive me temo que nos ha pasado a más de uno.

    ResponderEliminar
  48. Vaya, a eso se le llama empezar con mal pie.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. Le tendrás que llevar a las urgéncias para que se la cisa la esplénduda enfermera morena.

    ResponderEliminar
  50. Jajajaja eso le pasa por mirar cosas que no tocan!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  51. Jajajaja debería revisarse la vista.

    Besos Torito.

    ResponderEliminar
  52. Bueno, perseguir rubias espléndidas nunca fue gratis, jejeje.


    Besos.

    ResponderEliminar
  53. Hola Torito guapo , me gusta esta nueva sección del detective jajajajaja me a hecho mucha gracias esta , yo crei que se tropezaria con una farola , lo normal no crees ?
    eso es que no llevaba muy buenos pensaminetos , seguro.
    Te deseo una feliz tarde , besos de Flor.

    ResponderEliminar
  54. Y murió el detective. Fin de la historia. :(

    ResponderEliminar