9 de marzo de 2016

UN DESPOJO DE TIEMPO

Un despojo de tiempo
me espera cada mañana
para acompañarme al trabajo.
Es un despojo tierno
de luz sincera
y corazón de niño.
Bajo a la calle
y allí está él.
Paciente y honesto.
Me da la mano
y vamos caminando juntos
por las calles del futuro adiós.
Me habla cada vez más cansado.
De vuelta de todo.
Y en cada esquina veo
- aunque disimulando -
cómo sus horas emocionadas
suspiran mirando al cielo
entre mil coches indiferentes
que rugen nerviosos a su paso.
Me explica historias y anécdotas
de cuando la vida reía cada día.
Lo hace sin melancolía ya.
Como para dejar constancia
de que tuvo un pasado esplendoroso.
Y cada día que pasa
se fija más en todas las cosas.
Como si quisiera despedirse de ellas
por si acaso ya no vuelve a verlas más.
Cuando lo noto muy triste
le paso mi brazo por sus hombros
y le digo que no se preocupe.
Que todo tiene un principio y un final.
Que entiendo su tristeza.
Que yo lo acompañaré siempre.
Entonces me mira a los ojos.
Y asiente con la cabeza.
Sé que no quiere hablar
por si quizá se emocionara al hacerlo.
Pero sus ojos brillantes lo delatan.
Sin darme cuenta
me estoy encariñando con él.
Como si fuera el último latido que me queda.

76 comentarios:

  1. Quién no tiene un tiempecito a la espera?
    A veces despojo, otras no. Otras es un pedacito de espacio desvinculado del tic-tac que nos mueve sin compasión.
    Cuando es despojo hay que mimarlo como tú lo has hecho en tu poema.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha producido una especial ternura, me ha gustado mucho esa sensación que me transmites con este poema o cómo lo quieras llamar...,ya me callo que de sobra sé que soy un loro

    ResponderEliminar
  3. Nunca un despojo estuvo más lejos de ser un despojo...

    Un beso tiernito.

    ResponderEliminar
  4. Nunca hubiera podido pensar que alguien iba a ser capar de hacerme sentir ternura por un despojo de tiempo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Y yo comienzo mi trabajo con el corazón encogido por la emoción y lágrimas en los ojos.
    Un despojó jamás podrá hacer sentir así.

    Besosssssss.

    ResponderEliminar
  6. Hoy me siento igual de despojo, me has emocionado.

    ResponderEliminar
  7. Muá! Te acompaño, Torito

    Carmen

    ResponderEliminar
  8. Bueno. Mientras te quede algún latido no està perdido todo , Xavi.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Aquí sentada y con un café leyéndote, y me gusta lo que leo.


    Besos

    ResponderEliminar
  10. Profundo, sentido, triste y bello.
    Ese último latido es el que en la espera, queda.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  11. Hombre, aún quedan muchos latidos... que sean tan emicionantes ya es otra cosa, pero quedan, no me seas exagerao!

    Eso le digo yo al mío.

    Besos con tiempo

    ResponderEliminar
  12. Hombre, aún quedan muchos latidos... que sean tan emicionantes ya es otra cosa, pero quedan, no me seas exagerao!

    Eso le digo yo al mío.

    Besos con tiempo

    ResponderEliminar
  13. Que profundos sentimientos. Un placer volver a leerte

    Un beso y mi cariño Toro

    ResponderEliminar
  14. Triste y doloroso poema Toro. Qué bien escribes!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Que no falte el brillo, y mucho menos la honestidad.
    Somos el despojo de tiempo entre el principio y el final de un concepto tan irreal como determinante, pero qué maravilloso brillo.
    Precioso gesto de aceptación y ternura. Muaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  16. qué bueno poder encariñarse con nuestro niño...!

    beso,


    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Abrázalo antes de que se te esfume entre sentimientos perdidos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. hasta de tierna cobertura se viste el tiempo
    y entonces deja de ser
    despojo para convertirse en nuestro indispensable aliado vital:
    cuida de él. Mímalo cuanto puedas: cualquier día puede darte la espalda...


    besos, poeta

    ResponderEliminar
  20. Pensé así de pronto que… tienes muchos amigos, y que sobre todo uno te espera cada mañana para hacer el recorrido al ir al trabajo… después pensé que solo tu mereces hacer ese recorrido sin pensar tanto, ya sabes que desde que nacemos paseamos por las calles del tiempo, y las avenidas de la muerte. No pasa nada, sentémonos en la plaza de la vida vivida, y cantemos en el callejón de los suspiros olvidados. Buen día para todos los que estamos nostálgicos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. El tiempo no es un despojo, quien te regale el suyo, te hace afortunado, tiempo es eso que se nos escapa de las manos segundo a segundo. El día de mañana ese despojo te parecerá que era tan importante.....

    ResponderEliminar
  22. siempre asoma
    se nos esconde por mucho tiempo
    pero siempre termina asomando es el consuelo de los años
    el dulzor de tantos mezquinos espejos

    besos Toro

    ResponderEliminar
  23. muy tierno, sí...

    quizás tenga que reconciliarme con el tiempo.. quizás no sea ese asesino metódico que imagino... o, quizás....

    ResponderEliminar
  24. Que bueno, es como si el abuelo te llevase de camino al cole.

    ResponderEliminar
  25. Hola despojito ! jaja es que contigo tb se encariña uno jaja por eso dan ganas de llevarte de la mano, prepararte un cafetito caliente, ponerte ropa seca y abrazarte fueeerte para que se te quiete esa carita de pena que se te pone a veces ;)


    Un beso enorme, chiquitín! y otro para tu despojillo temporal... ese que pareces haber adoptado, segurísimo que tienes ciento cincuenta y siete mil millones de millones de latidos esperando les des la mano y una mirada cariñosa de esas entrañables y preciosas de las tuyas .. MmuaaaaaksS!

    ResponderEliminar
  26. Que su luz sea sincera es bueno, de hecho ya me parece bueno que sea luz y no oscuridad.

    Eso sería peor.

    ResponderEliminar
  27. Un latido bonito Toro, no creo que sea el último. Besos.

    ResponderEliminar
  28. El tiempo pasa, la vida no se detiene; nos empuja.
    Mejor ser amigos que enemigos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  29. Parece que el corazon esta llorando. Muy lindo, como siempre! Ojala nunca haya un ultimo latido.

    ResponderEliminar
  30. Un despojo del que no debemos despojarnos, porque es parte de nosotros mismos, nuestras vivencias y nuestro pasado. Hay nostalgia, pero también magia en tu poema, Toro.

    Un besote :)

    ResponderEliminar
  31. Arrúllalo, Toro, anda ... le brillan los ojos, qué luz ...
    Es sopa ummmmmm, me encanta ... dulce ... tierno ...

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  32. Ese niño que habita en cada uno de nosotros es nuestro yo más fuerte , porque tiene la mirada limpia y cree... a pesar de todo , en el latido , en el suspiro , cree que de las pesadillas de la vida un día se puede despertar .
    No lo sueltes jamás

    un beso

    ResponderEliminar
  33. ay toro, yo me he convertido en un despojo de clonazepam...

    ResponderEliminar
  34. No lo sueltes Toro, es la pieza que te conecta a la cordura, el eslabón que te lleva a casa, a tu madre, a los tuyos.

    ResponderEliminar
  35. Que despojo tan majo y tierno, me lo llevaría al ranchito...jajaja
    Salud

    ResponderEliminar

  36. Entrañable relación la vuestra, Toro y preciosa dedicatoria.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Hola Torito Guapo. Así hay que mirar el pasado, como que formó parte de nosotros y eso nadie nos lo podrá quitar. Ni lo felices o infelices que fuimos. Torito, ese despojo del que hablas, es quien guía tus pasos, quien te ayuda a levantarte cada mañana y quien te da pilas para poder emprender el nuevo día.
    Me ha gustado mucho como lo has escrito.
    Saludos y besossssssss

    ResponderEliminar
  38. Que todos los despojos fueran como este. Gran, muy gran poema.

    Abrazo Xavi.

    ResponderEliminar
  39. Despojo el que me acaban de hacer a mi anoche jaja...
    saludos Toro

    ResponderEliminar
  40. Yo tengo debilidad por Xavito, dale un abrazo inmenso. Menudo poemazo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  41. Me ha encantado el poema, Toro. Un despojo de Tiempo que no se quiere ir; que cada mañana te espera porque se ha encariñado contigo...
    Precioso, precioso.

    Un beso sin medida de tiempo.

    ResponderEliminar
  42. ay toro! ultimamente siento que el tiempo se me esta acabando.

    ResponderEliminar
  43. Nos dan la mano, la sombra y sonrisa pensando por nosotros al tomar la esquiva esquina

    Un abrazo ✴

    ResponderEliminar

  44. Ay! El tiempo... cada día un latido.

    No sé si ponerme celosa o agarrararos por turnos y achucharos.
    Cielos! Otra vez has conseguido que me ponga moñas perdida... :O

    Muy, muy hermoso... y lleno de ternura.

    Beso... :)

    PD: Otro para él para que se lo des mañana de mi parte. ;)

    ResponderEliminar
  45. Sea un despojo a no, pero te espera y esta contigo siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
  46. Que buena complicidad con el tiempo, entendiendo que no quiere hablar por si se emociona
    Besos

    ResponderEliminar
  47. Yo he escrito hoy algo sobre el tiempo en mi blog " sueños".

    Supongo que el tiempo a veces puede aclararlo todo Xavi y enviar alguna luz al alma...

    Ojalá sea así por lo menos en la mía que está bastante begra . Ya se que en ka tuya lo ves todo más claro pir fin.

    Besos.

    ResponderEliminar
  48. Es negra. No begra . Saludos Torito.

    ResponderEliminar
  49. Yo he escrito hoy algo sobre el tiempo en mi blog " sueños".

    Supongo que el tiempo a veces puede aclararlo todo Xavi y enviar alguna luz al alma...

    Ojalá sea así por lo menos en la mía que está bastante begra . Ya se que en ka tuya lo ves todo más claro pir fin.

    Besos.

    ResponderEliminar
  50. Perdón no me di cuenta y ha salido dos veces el comentario.

    ResponderEliminar
  51. "tierno, de luz sincera y corazón de niño", qué hermoso Toro. Entiendo que te hayas encariñado, no podía ser de otra forma. Ojalá te acompañe siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  52. Con los años no hay futuro solo presente, yo disfruto con cada piedra y cada hierba del camino al trabajo...con la lluvia, con las nubes, con los árboles que están brotando, con los pajarillos,...con cualquier pequeña cosa que me transmita felicidad...
    Besos,
    (creo que eres de mi generación)

    ResponderEliminar
  53. Me gusta ese despojo de tiempo, es tan tierno, casi como tú.
    Un beso anisado.

    ResponderEliminar
  54. Cuanta ternura y sentimiento...precioso.
    Besos toro.
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  55. Cuanta ternura y sentimiento...precioso.
    Besos toro.
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  56. Todavía quedan muchos, muchos, muchos latidos querido Torito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  57. Ese que llamas despojo de tiempo es tu propio yo.

    Y lo mejor que puedes hacer es quererlo como se merece hasta que llegue el día del adiós.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  58. Pero la lucecita...

    Hasta pronto.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  59. El tiempo... que valioso y que rápido pasa. Te mira a los ojos como diciendo:

    ¿Qué estás haciendo conmmigo?
    ¿Me estás aprovechando bien?
    Me tienes entre tus manos,
    a tu entera disposición.
    No hay despojos que valgan,
    soy oro,
    a estas alturas deberías saberlo.
    Exprímeme hasta el último día,
    sácame partido please,
    para eso me han pintado.

    Y entonces te hace un guiño,
    y asiente con la cabeza.
    Sé que no quiere hablar
    por si quizá se emocionara al hacerlo.
    Pero sus ojos brillantes lo delatan.
    Y bla bla bla...

    ResponderEliminar
  60. Tienes una magnífica compañía no la desaproveches.

    ResponderEliminar
  61. tú al menos tienes esa compañía... yo camino vacía.... eso si que es triste.... en fin.... que asco todo...
    besos.

    ResponderEliminar
  62. Buenas noches, Xavi TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 64

    Esa cita diaria con el buen amigo que no falla.
    ¡Qué grandes los poetas! Me has recordado los versos de don Antonio
    …”Converso con el hombre que siempre va conmigo”…

    Besos

    ResponderEliminar
  63. Tarde o temprano hay que hacerlo. Reconciliarse con uno mismo, con el paso del tiempo, con el mundo.
    Hay un hecho que siempre me ha parecido una gran metáfora del paso del tiempo. Mientras se construía la Gran Pirámide los últimos mamuts caminaban por una isla siberiana. Un día seremos mamuts y otros se ocuparán de las pirámides. Aún no, eh? A ti te queda mucho por escribir, yo tengo una pirámide a medias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  64. Esto acaba en boda (y sí que me lo leo entero, berzotas)

    ResponderEliminar
  65. Hay que reconciliarse con nuestro niño interior. Es importante conectarse a él y hacer de padre y madre de nosotros mismos. Tú y sólo tú, ahora q eres adulto, puedes reeducarte y solucionar e incluso cambiar aquello que en un momento dado se torció. Vuelve a ese instante, de la mano de tu niño y corrige con todo tu cariño. Es una tarea ardua, pero no pierdes nada por intentarlo. Y es que la edad es exterior, por dentro eres él y te necesita para volver a ser protagonista.
    Hoy luce el sol y sin saber, estoy eufórica. Me acompañas?

    ResponderEliminar
  66. Hay que reconciliarse con nuestro niño interior. Es importante conectarse a él y hacer de padre y madre de nosotros mismos. Tú y sólo tú, ahora q eres adulto, puedes reeducarte y solucionar e incluso cambiar aquello que en un momento dado se torció. Vuelve a ese instante, de la mano de tu niño y corrige con todo tu cariño. Es una tarea ardua, pero no pierdes nada por intentarlo. Y es que la edad es exterior, por dentro eres él y te necesita para volver a ser protagonista.
    Hoy luce el sol y sin saber, estoy eufórica. Me acompañas?

    ResponderEliminar
  67. Es triste vivir los ultimos momentos en esa pesadumbre
    Ojala tuviera sol en su alma
    Cariños

    ResponderEliminar
  68. A veces me ocurre eso, y es bonito sin duda, pero tu lo has expresado de manera más bella.

    Besos Xavi!

    ResponderEliminar
  69. De las tres que he leído, sin duda, hoy, gana esta. Muy buena.
    Un beso

    ResponderEliminar
  70. El tiempo perdido no regresa jamás.
    Vendrán otros tiempos, otros latidos y seguiremos entre los claros y los oscuros encaminándonos hacia el ocaso.

    Gran poema.

    Bss

    ResponderEliminar
  71. Mejor no comento éste,
    ¨por si quizá me emocionara al hacerlo...¨


    Más besos.

    ResponderEliminar