20 de julio de 2016

JUSTINIANO 161

Justiniano estaba muy contento
porque por fin
había encontrado trabajo
como camillero suplente
durante el verano
en el servicio de urgencias
de un gran hospital
pero lamentablemente
parece que sus envidiosos compañeros
están haciendo lo posible
para que lo despidan
ya que se han quejado
a la dirección del centro médico
en relación al innovador método
con el que Justiniano
traslada a los enfermos
desde la ambulancia
hasta la planta que les toca
para que sean atendidos
lo más rápidamente posible
y que consiste
en atarlos por el cuello
dentro de la ambulancia
a la parte trasera
de una motocicleta de montaña
con una cuerda muy resistente
y de forma inmediata
llevarlos a toda velocidad
por las diversas estancias
lóbregos pasillos
y escaleras malolientes
del interminable hospital
hasta entregar en tiempo récord
a los llorones enfermos quejicas
- eso sí, con algunos chichones
múltiples contusiones
y variados rasguños sangrantes
que no tienen apenas importancia -
en el servicio médico correspondiente.

58 comentarios:

  1. Siendo Justin. .. el q escribe no se si pedir premio??

    ResponderEliminar
  2. Siendo Justin. .. el q escribe no se si pedir premio??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien por arriesgarte.

      Has ganado un fin de semana entero viendo a Celia representar diversos papeles teatrales.

      Hala, a disfrutarlo, jajajjaajaja

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te descojonarías?

      Ya decía yo que tienes un aire muy varonil...

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Ohhhh q chungo, una con barba y el Toro q no se estira ni de broma ni en la nube
      :-))

      Abrazos

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. rrssss


    Pouco falta, Xavi, pouco falta para que assim seja...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué mala es la envidia eh...

    Un beso sin ataduras...o sea desatado! jajjahaja
    ; )

    ResponderEliminar
  6. En este país nunca se valoró la eficiencia. ;)

    ResponderEliminar
  7. Es verdad, para uno que trabaja de manera eficiente...los compañeros qué malas personas. Y encima por lóbregos pasillos y escaleras malolientes, muy duro.

    ResponderEliminar
  8. Los traumatólogos estarán de un contento...
    Abrazo.

    ResponderEliminar

  9. Me lo imagino...
    Pero con tanta doctora y enfermera rondando por ahí... ¿seguro que deja a los enfermos en el lugar que corresponde?
    A que a alguno le operan de lo que no toca... xP

    Beso... divertido!

    :)

    ResponderEliminar
  10. pobre Justiniano, él que se tomó tan en serio que trabajaba en un servicio de urgencias

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Me entra la risa, pero poco ¿eh?, ya está bien de hacer faenas a Justi, con lo original que es ... no me aguanto, jajaja (atarlos por el cuello ... jajaja ...)

    Pobrecín Justi, si es más riquín que riquín ...
    :)

    Un beso para él y otro para Toro, que debe encontrarse por el hospital ...
    :)

    ResponderEliminar
  12. Me sonrio pensando cuando el sea paciente je je
    Cariños

    ResponderEliminar

  13. Va por libro y también por libre. Le dijeron "urgente" pero no le explicaron el protocolo. Así es que, reclamaciones al maestro armero. No ha lugar la denuncia.

    Un beso resistente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Procedimiento, no protocolo. Ahí me colé.

      Eliminar
  14. Y digo yo, si los ata por el cuello, no los entrega en destino un poco, como ahogados?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. sutil, muy sutil, y con bellisimas palabras.
    besos

    ResponderEliminar
  16. Jajaja.
    Te te extrañaba Justi!!
    Pobres los enfermitos...

    ResponderEliminar
  17. El pundonor profesional es incomprendido, incluso temido, por quienes no lo poseen.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Estando en la clínica ¿qué es un chichón más?

    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. Ya quisieran muchos la oferta laboral de Justiniano. No para. Lo mismo para un roto que para un descosido. Sin exigencias y aportando ideas. Debe ser un hombre capacitadisimo.:0
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Espero que ese hospital esté muy lejos, que no me pille de paso en ninguna urgencia ...

    ResponderEliminar
  21. en este país siempre despreciamos a los innovadores, en breve los americanos copiaran este sistema y nos lo venderán por millones...

    ResponderEliminar
  22. Felicito a Justinianiano por haber encontrado trabajo.

    Es un afortunado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Uy pues que delicaditos. ¿Quieren rapidez? Más veloz que Justi, ninguno.


    Besos Toroloco

    ResponderEliminar
  24. Pobre Justi!!!,luego dirán que no se esfuerza en su trabajo.

    ResponderEliminar
  25. Anoche te dejé comentario y yo le vi...¿¿¿....??? no, no está
    gracias.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he eliminado ningún comentario Marina.

      Esto de Blogger cada vez va peor.

      Besos.

      Eliminar
  26. así es la ralea de los compañeros de trabajo
    siempre serruchando el piso

    besos

    ResponderEliminar
  27. Hola Torito Guapo. Yo también despediría a Justi. Vayas formas jajajajaja. Pobres encima de enfermos achichonados y magullados.
    Besossssssssss

    ResponderEliminar
  28. Hola de nuevo Torito. He vuelto a leerte y me has hecho sonreír.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  29. Bueno, cómo se lo difama al pobre Justi, hay hospitales cuyo trato no es tan diferente.
    Besos, Torito.

    ResponderEliminar
  30. Pobre Justiniano siempre tan incomprendido!!
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Innovador es el Justi, de eso no hay duda.

    Besos, Toro

    ResponderEliminar
  32. apaciguar a los enfermos ha sido siempre una gran obra de caridad

    ResponderEliminar
  33. Mejor que Justiniano reparta pizza a domicilio.

    ResponderEliminar

  34. Un beso para cada uno...
    Para Justi uno veloz,
    para ti uno más despacito...

    :)

    ResponderEliminar
  35. Eso se desarrolla después de comenzar a odiarlos.
    Qué guapo debe ser Justiniano.
    Pobres sus pacientes.

    ResponderEliminar
  36. Gracias por tu visita y comentario...
    dices que sería bloguer...bueno sería pero había entrado bien ...
    besos
    Marina

    ResponderEliminar
  37. Esperemos no le copien otros, ja,ja.
    Besos a

    ResponderEliminar
  38. ¿No te llevaría hoy Justi, no?
    Un beso de buenas noches, Toro.

    ResponderEliminar
  39. Buenas noches, Xavi TORO SALVAJE:
    Comentario N.º
    :)
    Algunos decían conocer a Justiniano,
    e insistían en recitar poemas.
    Durante el trayecto repetían:
    “Punto”
    “Signos de admiración”
    “Oh”
    Aseguraban que era poesía minimalista .
    En realidad, creo que inventaban sobre la marcha.
    :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  40. Nunca faltan los envidiosos y los que se resisten al cambio, cuando alguien ejecuta un método innovador y sobre todo eficiente. Qué injustos son con Justiniano. Jajaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  41. Este Justi es terrible. ajajajaja.

    Un gran abrazo Torito.

    ResponderEliminar
  42. Parece que en este caso el fin justifica los medios.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  43. Leo hasta aquí y me deleito de muchas formas con cada uno. Pero mi amigo Justiniano me delira con sus ocurrencias. Ahora me despido de él hasta mi vuelta ya que me voy a Las Termas de Río Hondo. Dile que ya le mostraré fotos. Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  44. Es lo que pasa cuando aparece alguien que trabaja.
    Mi solidaridad y que les den a los envidiosos.

    Bss

    ResponderEliminar