28 de febrero de 2018

ATADA

Atada
a la botella
se bebió la vida.

54 comentarios:

  1. Cada uno tiene su propia forma lenta de matarse.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Será al revés...


    De todas maneras no me imagino a una botella ahogada si está cerrada , será porque me la imagino con aire Torito.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este micro-poema.
    Besicos muchos

    ResponderEliminar
  4. Al final romperá la botella y se sentirá libre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. A veces uno se bebe la vida por una necesidad imperiosa de alejarse de ella.

    Para el tonto de la esquina y para muchos el día a día es depravación.

    Un beso abstemio.

    ResponderEliminar
  6. Triste final para una vida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Brutal, magnífica y muy loca la trilogía del Tonto de la esquina. San Tonto a partir de ahora.
    Qué pena me ha dado el detalle de la gorra roja y el reloj del pato Donald, sobre todo el reloj.
    Y el de hoy lo has clavado en tres versos, jo.
    Besos con admiración.

    ResponderEliminar
  8. Y al amanecer,
    su resaca,
    la meció en su eterno
    mar de dudas.

    No seré yo quien los juzgue ni a una ni a otros...
    en ninguna esquina.
    Pues, ¿quién no ahogó su vida un día en su propia nada ebria de sinrazones?

    Te beso, Toro.

    ResponderEliminar
  9. ¿qué dolencia tenía? o fue algo raro lo que la ató a la botella?

    Es que me intriga la novela...

    ResponderEliminar
  10. Que pena morir por una botella
    por un cigarro, por una Maria...
    Así somos.
    Feliz noche toro.

    ResponderEliminar
  11. Me voy a cenar y a dormir.... soplare a ver si me quitas del blog, pero no creo. Verdad¿? qué no lo harás.

    Soy pesadita ya lo sé.

    ResponderEliminar
  12. Sí, Toro, cuánta soledad.
    Pobrecina.

    Te dejo este vídeo

    Un beso.

    ResponderEliminar

  13. Duro, triste...real como la vida misma.
    Sólo quien lo padece sabe cuánto...

    Beso... Xavi.

    PD: Y lo has plasmado muy bien en sólo tres versos.
    Eso es un arte.

    ResponderEliminar
  14. Hay muchas formas de morir y de quitarse la vida; la de la botella es una de ellas, y está es muy cruel porque te mata muy despacio. Hasta se puede uno morir por amor, de pena, de propio sufrimiento y de miles de maneras más; joder recemos porque nuestra muerte sea natural y rápida.

    Abrazo Xavi.

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. Muy buena la trilogía del tonto...

      Otro beso.

      Eliminar
  16. salú !!!
    mejor beberse la vida que vaciarse la vida en nadas

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pd..a tu tonto también le hice un poema recuerdo el 2012
      https://lichazul.blogspot.cl/2012/11/requiem-para-el-tonto-de-la-esquina.html

      muakkk

      Eliminar
  17. Y al seguir atada se desprendió sin salvarse la vida
    besitos

    ResponderEliminar
  18. La mujer alcohólica resulta un personaje más triste que caundo e un un hombre. Ellos pierden trabajo, familia y amigos, y ellas pierden a los hijos, además. Una tragedia

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Hermoso mini poema, me encantan los cortitos. Pero además...

    Acabo de leer la historia completa de El tonto de la esquina, me muero de risa, tremenda tragicomedia, me encantan tus poemas, siempre son cuentos, pero ese es una genialidad, seguro habrá más así y los iré descubriendo. Bueno, no soy de comentarte tan largo pero la verdad que lo he disfrutado muchísimo. Gracias.

    Aplausos y besos!

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola, Toro Salvamigo!
    Esto sí que es un hay kay.
    ¿No sabía que los hacías?
    Un abrazo de tu amigo desde Lisboa
    Henrique, o Leãozão

    ResponderEliminar
  21. La pobre, no podía hacer otra cosa...
    Salud

    ResponderEliminar
  22. A veces es la vida la que nos ata.

    Una trilogía increíble :))

    Besos Toro.

    ResponderEliminar
  23. Me perdí algo, no murió todavía verdad?

    Pero ansiosa ando de leer el final.

    ResponderEliminar
  24. Me perdí algo, no murió todavía verdad?

    Pero ansiosa ando de leer el final.

    ResponderEliminar
  25. Ehhh q tengo una intriga y no me pública el móvil.

    No murió todavía, o sí?
    Hay pobre ...

    Bueno ansiosa estoy de leer el final de ella. Lo escribirás verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Penélope, te veo muy despistada.
      Eso que el poema es corto.
      Ah, que te referías al del lateral?

      Eliminar
  26. Xavi, me ha gustado el poema.
    Es duro, aunque tal vez fue la forma mejor de tragarse la vida. Cada persona y sus circunstancias...
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Me encantó ese trío de versos. No se puede decir más, con menos.

    ResponderEliminar
  28. Bueno, ya sabemos que la vida es como el tonto del pueblo que cuando se lo está pasando bien lo mismo te calza una hostia.

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Mi única conclusión es que cada quien está atado a una botella diferente, pero atado.

    JK

    ResponderEliminar
  30. Me ausento un rato, espero que al volver muchos días, pueda leer más cuentos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. El final no soy capaz de imaginarlo, podrías un avance?

    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  32. soy torpe para hablar entre líneas pero si es que se trata de enfermedad lo siento y deseo buena recuperación...
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Vaya tristeza! si se bebió la vida, no la vivió.

    Fantástico por tu contundencia, tanto en tan poco! ¡¡¡qué envidia!!!
    ¿Me vas a enseñar algún día a ser concisa y concreta? ; )
    Tú dominas los dos palos .. el extensivo( de la derecha) y el intensivo ; )


    Mil gracias, un besito y un brindis con y por ella... que viva más y no beba!

    ResponderEliminar
  34. Se agarró a un clavo ardiendo y se quemó. Crudo y real.

    La trilogía, un culebrón que bien podría estar basado en hechos reales… (para reír y llorar)

    Bsoss, mi querido Toro.

    ResponderEliminar
  35. Conozco un caso de una chica. La rompieron. Tan triste y duro
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Lo que nos parece increíble un día puede ser nuestra realidad.

    Bss.

    ResponderEliminar
  37. Atada, como Maradona a la pelota... y a la botella también!

    ResponderEliminar