20 de octubre de 2018

ME VOY QUEDANDO ATRÁS

Se deshilachan
las horas de cada dia
ante mis ojos resignados.
El tiempo se va sin despedirse.
Me voy quedando atrás...
Mis manos arañan el aire
intentando agarrar un poco de nada.
Un esfuerzo inútil.
Lentamente dejan de moverse.
Como despidiéndose...
El mundo.
La alegría.
Los sueños.
El amor.
Los futuros.
Las ilusiones...
El milagro de vivir en todo su esplendor.
Un hermoso tren de latidos
que sin compasión alguna se aleja de mí.
En silencio desgarrado le voy diciendo adiós.
Me voy quedando atrás, me voy quedando atrás...

48 comentarios:

  1. Respuestas
    1. La mejor manera de poder alcanzarte, que ya pensé me iba a dar un infarto jijiji

      Siempre quedan latidos, quizás no un tren, pero siempre queda alguno.

      Un beso.

      Eliminar
    2. Aunque contesté a Amapola, que no era la intención...paso de eliminarlo.

      Besos para ambos.

      Eliminar
  2. De alguna manera, a pesar de, defender la alegría como a una trinchera, como decía Benedetti. Aunque cueste.

    ResponderEliminar
  3. LLEGAMOS DEL PUEBLO....ME ALEGRÓ VER TU NUEVA PUBLICACIÓN …
    BESOS

    ResponderEliminar
  4. Me has atrapado con este poema, es muy hermoso, y me he sentido en su piel.
    Todos somos uno y esas sensaciones de todos.
    Mi felicitación toro.
    Feliz sábado y domingo.
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  5. tu poema comulga con uno que escribí ya hace un tiempo y que también tocaba eso de quedarse atrás ...será que el otoño nos recorre a mansalva Toro

    besitos y buen fin de semana

    ResponderEliminar

  6. "Cuando bordeamos un abismo y la noche es tenebrosa, el jinete sabio suelta las riendas y se entrega al instinto del caballo."
    (Armando Palacio Valdés)

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano... frente al abismo.

    XL

    ResponderEliminar
  7. Mirar atrás es una tarea ardua donde las haya. Es más frecuente que se nos presente el pasado en momentos de tristeza, con melancolía, con pesar. Es trágico porque no lo podemos modificar. Cada vez es más frecuente esta regresión en tus poemas, nos la muestras con gran belleza, pero hay un poso de dolor en cada verso, incluso cuando hablas de felicidad porque su ausencia marca el presente.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  8. Viste el juego de Golden State??? 🏀

    ResponderEliminar
  9. Bellísimo poema existencial."Se va alejando el tren", pero no estás solo en el andén; hay todavía algo que compartir y disfrutar a otro ritmo. Uno puede quedarse atrás, pero ¿ acaso no hay flores en la retaguarda ?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Esa verdad, diluída en la vida, parece como si pretendiera ser aceptada. Leída en las letras del poeta, te distrae la belleza de los versos; te resguardas en la forma, pero concentrada esa idea en un sueño ... las imágenes se convierten en pesadilla !!
    Y quieres correr y no puedes. Uff ...

    ResponderEliminar
  11. Es así, el tiempo nos va marginando.
    Como dice Sabina "la fiesta se resfría".
    Pero desde un sitio ya no tan protagonista aun se puede disfrutar. Y también reír y latir. Eso siempre.

    Besos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iba a comentar algo parecido.
      Siempre coincido con tus planteamientos,Paloma.
      Un beso para ti y otro para el Poeta Salvaje.

      Eliminar
  12. Tienes que quedar un día de estos contigo para despedir a Xavi y darle la bienvenida a Xavi. Somos una continua evolución y en cada etapa hay cosas mejores y cosas peores: No te pierdas las buenas!
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Acelera un poco hombre, no te quedes atrás... :)
    Salud

    ResponderEliminar
  14. Vendrá otro tren o lo mismo necesitas un carro de dos ruedas, ¡quién sabe!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  15. El poeta tiene que soltar lastre, le pesa demasiado.

    ResponderEliminar
  16. Profunda y preciosa poesía...

    Yo también me voy quedando atrás... A lo mejor es bueno ir dejando pasar todo...

    Muchos besos, Toro.

    ResponderEliminar
  17. Mis manos quieren asirse y tampoco puedo agarrarme si no a mi propia fuerza.
    El poema es una belleza,amiguco,como todo lo que escribes
    Besucos y que no nos quedemos más atrás de lo que ya estamos
    Con cariño

    ResponderEliminar
  18. Opino igual que Sakkarah, dejémoslos pasar, nosotros a nuestro ritmo.

    ResponderEliminar
  19. Respuestas
    1. Buenos días, Xavi TORO SALVAJE
      Comentario N.º 31
      :)
      Hoy hace un día precioso.
      Sigo tu consejo y vuelvo a ver si acierto al pasarte el enlace con el poema del perfil: ME VOY HACIENDO NADA.
      :)
      Besos

      Eliminar
    2. Comentario N.º 32:
      :)
      Resultó el consejo. ¡Gracias!
      :)
      Abrazos

      Eliminar
  20. ¿Y si miras alrededor, ahí donde te vas quedando? Tal vez haya belleza en ese lugar, alegría, sueños, amor, ilusiones... y dejaría de pensar en el futuro, porque sólo logra sacarnos del presente.

    Coincido con algunos comentarios: la belleza de tus versos no esconde el dolor. Y lo siento hasta las entrañas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Me he sentido así ... un escalofrío recorre mi piel ... Saludos Toro

    ResponderEliminar
  22. Son etapas. Volverás a sentirte montado en un tren que avanza, y cuando así lo sientas, sonreirás.

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Vale... es un buen lugar para reflexionar sobre qué necesitas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. ¿Atrás?
    Home, sí, creo que no...
    ¡Adelante!

    Un beso, Toro.
    Buen domingo.
    :)

    ResponderEliminar
  25. El tiempo pasa, dejamos atrás y también encontramos de nuevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Y lo peor si encima acumulas cansancio.
    Todo pasa rápido, incluso esos trenes, que se van difuminando.

    Bss.

    ResponderEliminar
  27. el tiempo es solo el hoy
    y vos sos un tipo inteligente

    ResponderEliminar
  28. Tú nunca te vas a quedar atrás, eres de los primeros. Tu poesía es arte, amor y esperanza Toro. Súbete rápido a ese tren que nos lleva.
    un besico.

    ResponderEliminar
  29. Pues como sigas quédandote atras y no te dé por mirar, me terminarás por pisar 😉

    ResponderEliminar
  30. Quedarse atrás es renunciar y eso no creo que vaya contigo.
    Besos, Toro

    ResponderEliminar
  31. El tiempo pasa igual de rápido que siempre, somos nosotros los que vamos más despacio, y sentimos que nos dejá detrás. Ley de vida. No hay otra.
    Pero estar estamos, solo nos echa la muerte.

    Un beso alegre de verte.

    ResponderEliminar
  32. La vida es una noria… Unas veces arriba, otras abajo… Pero quedarse abajo, nunca.
    Un abrazo grande, querido poeta.

    ResponderEliminar
  33. Una vez sentí esos zarpazos al aire... como león herido... así he sentido tu poema, poeta. Llega muy profundo.

    Mil besitos que te abracen y feliz semana.

    ResponderEliminar
  34. Por más que nos esforcemos siempre vamos quedándonos atrás... pero de todas maneras seguiremos batallando a Cronos.
    Muuuy bueno!

    ResponderEliminar
  35. Estar en la parte de atrás, no tiene por qué ser malo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  36. Creo que esa sensación es natural, la de no poder seguir el ritmo y, al final, ni tan siquiera querer seguirlo. Pero la vida siempre nos arrastra, nos toma la mano y nos obliga a seguir y seguir.

    ResponderEliminar
  37. Es tiempo de desencantos con lo que hay alrededor... vivimos en un presente continuo, aunque los relojes nos hayan creado la ilusión de pasado, presente y futuro... tenemos que aprender a leer y a situarnos en el diorama de nuestra vida... tenemos que aprender a ir desde lo que vemos hasta lo que intuimos y viceversa... no es fácil, pero no es imposible... nosotros somos nuestro tiempo y nuestro espacio dentro del círculo perpetuo de todos los tiempos...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  38. Una poesía que refleja desencanto ante el paso de los años. Reencontrar la pasión es el antídoto para ello y en tu poesía siempre hay pasión.

    ResponderEliminar

Vuelvo a moderar los comentarios.
Ha regresado la loca y está peor que nunca.
Dentro de ella viven todos los demonios.