24 de enero de 2020

LA CONJURA DEL TIEMPO

Espejos.
Documentos.
Fotos.
Recuerdos.
Gente desquiciada
que me saluda
cuando voy por la calle.
O que dicen
ser amigos o familiares.
Todos unidos
me señalan con el dedo.
No sé a quién se refieren.
Han perdido la cabeza.
Es la temible
conjura del tiempo.
Todos esperan
que poco a poco me apague.
Les declaro la guerra.
Hoy me cambio el nombre.
Iré por otros sitios.
No saludaré a nadie.
Lugar de nacimiento: Oslo.
Viva el rey Harald de Noruega!!!
Estudié en un pueblecito cerca de Bergen.
Recuerdo con cariño
a la bella profesora Sigrid
que me enseñó a volar con las palabras.
Me gustan los arenques
con mantequilla de leche de reno.
Y la excelente cerveza noruega.
Me gusta salir de copas.
Y perseguir auroras boreales.
Tengo 25 años.
Mal llevados, eso sí...
He acabado el servicio militar.
Cualquier día los suecos nos atacan.
O los daneses.
Ahí está la historia para quien quiera leerla.
Me perderé por las calles del olvido y la locura.
Me exilio de mí.
Y de todos los que fui.
No quiero saber nada de ellos 
ni de todas las historias que vivieron.
Hoy empieza el resto de mi existencia imprevisible.

49 comentarios:


  1. Jeg liker deg, uansett hva du heter og uansett hvor du er

    Besos

    ResponderEliminar
  2. jaja arenques con mantequilla de leche de reno (igual hasta existe) y perseguir auroras boreales yo lo haría un oficio
    Es lo que tiene la palabra, que nos da todas las vidas plus que queramos :)
    Besitos Torolf, viernetes!

    ResponderEliminar
  3. Eh!!! Qué yo ya me fui por aquellos lares!!!
    Mira que si nos encontramos...
    Feliz día.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Tengo una amiga de tiempos del cole que se llama Sigrid (alemana). Y perseguir auroras boreales es un sueño para mí. Podíamos organizar una estrategia, como los lobos, para dar caza a ese precioso fenómeno ...

    ResponderEliminar
  5. Fugarse de uno mismo y soñar. Hay más de nosotros en los proyectos, ilusiones y fantasías que en la realidad cotidiana.

    Tus sueños son maravillosos, ilusionantes y las estrellas boreales ponen color a tu vida.

    ¡Canasta de versos!

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Det virker som om Alís er reinkarnasjonen av den vakre læreren Sigrid.
    Hilsen.

    ResponderEliminar
  7. Veo que te gusta el baloncesto.
    Pienso que ganamos un poeta.
    Un exiliado interior.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. De verdad ¿no te da pena de esos pobres arenques
    con mantequilla de leche de reno? se les nota no sé como tristes y exiliados. Como diría el gran Cuerda esto es un "sindios".

    Besines utópico.-

    ResponderEliminar
  9. Hacerse el sueco, no está nada mal
    Jajaja

    ResponderEliminar
  10. ¡Genial!
    Hay veces en que también quisiera olvidarme de todo rastro pasado de mi existencia para comenzar de nuevo, en otro país... o de preferencia en otro planeta.
    No importa dónde estés que igual te seguiré leyendo.

    ¡Abrazo vill okse!

    ResponderEliminar
  11. Un poema que me gusta mucho.
    Si te instalas en Oslo, que tengas internet y que sigamos leyéndote :))
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Pues creo que anda por Barcelona tu primo Jørgen.

    Con ganas de saludarte y hablar, jajajaja.


    Besos!!


    ResponderEliminar
  13. Por fin!
    Ya era hora
    Firmado: Sigrid

    ResponderEliminar
  14. Fantástico!!y el poema sobre los yugoslavos es magistral, sobre todo esa canasta final!!
    Besos***

    ResponderEliminar
  15. Hola Torito. Qué bonito. Me encantararía saber eso que haces con tanta facilidad. Supongo que cuando queremos cambiar de identidad es porque estamos tan hartos de la que tenemos que no nos queda más remedio que inventarnos otra identidad diferente para pasar de todas esas personas que no nos agradan. Me gusta :-)
    Me encantaría perseguir Auroras borales. El otro día vi en la televisión una con luz verde y otros matices más suavizados, era preciosaaaaaaaa.
    Buen fin de semana. Abrazosssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  16. No está mal hacer eso en algún momento... todo pesa y pasa, Poeta.

    Mil besitos para tu finde.

    ResponderEliminar
  17. eres absolutamente adorable!! tontos los yugoeslavos que no saben lo que se perdieron....

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Soñar es un buen ejercicio, mientras no se haya perdido esa capacidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Hola extranjero, te deseo una nueva vida mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Respeto tu decisión
    Solo lo digo para que lo sepas, en realidad yo no puedo guiar, ni decir nada acerca de tu decisión
    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Ere la suma de todos los que fuiste, como te dicen tus voces dentro de la cabeza. :-)

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Llevarnos siempre puestos es agotador a veces.

    Saludos al nuevo Toro Vikingo!!!

    Y besos

    ResponderEliminar
  24. Jamás te apagarás Torito!
    Oslo parece un buen lugar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. ¡ Dí que S í ! : En Cristianía (hasta 1924 fue el nombre de la capital noruega) hay grandes posibilidades, ya lo decía Miguel Mihura a propósito de un matrimonio de Albacete que tuvo 8 hijos y todos noruegos(¡cosas de Mihura!) ¡Eso sí: Enhorabuena!
    Post Scriptum : En cuanto a mí, soy también de arrobamientos nórdicos, pero tras las runas de H a n D e I s l a n d i a.
    🐋🧙‍♂️¡No hay nada como ser un belicoso Picto!

    ResponderEliminar
  26. Oslo y bueno mientras tengas internet todo bien,cariños.

    ResponderEliminar
  27. Jajaja, me encantas, quiero ser como tú, al final te voy a copiar y haré lo mismo :)

    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  28. Conjura del tiempo en
    O slo.
    N ibelungos
    J óvenes perdidos por el
    U niverso.
    R egreso en un momento.
    A diós.

    ResponderEliminar
  29. Me parece muy bien. Pero toma la decisión de lanzarte al vacío (de una vez por todas) cuando estés al borde del precipicio. Tírate ya. Y cuéntanos que hay ahí, al otro lado de la vida que esperas vivir. A ver si animas a otros.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Tengo 25 años, mal llevados eso sí.... jajajaja

    ResponderEliminar
  31. Bienvenido Sr. Otro. Dale un beso a Xavi de mi parte. A los egoístas jugadores Yugoslavos, los mandamos a freír espárragos, desde ya.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  32. Jaja, ¡estupendo!

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  33. CADA DÍA COMIENZA EL RESTO DE NUESTRA VIDA.

    ResponderEliminar

  34. "Hoy empieza el resto de mi existencia imprevisible..."

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano...

    🥀

    ResponderEliminar
  35. Tengo que pensar con tranquilidad en eso de, "me exilio de mi" tiene mucha miga... :)
    Salud

    ResponderEliminar
  36. Tu poema me recuerda a un amigo Noruego que hace mucho no leo. Saludos amigo Toro.

    ResponderEliminar
  37. Eh vikingo, te estás perdiendo unas horas noruegas.

    ResponderEliminar
  38. ¡Qué buena idea! Me apunto a eso de exiliarme de mí,ya iba siendo hora.
    Creo que yo me haré japonés.

    Saludos

    ResponderEliminar
  39. Jo! Yo quiero! Exiliarme y vivir algo imprevisible.

    (Me vas a decir tu edad😉🙃???)

    ResponderEliminar
  40. Como conjugas las palabras, la imaginación. Admirable como un cuento breve.Abrazo

    ResponderEliminar
  41. No te apegues. No te exilies de ti (nadie puede huir de sí mismo). Todos los que fuiste son tu experiencia y una forma diferente de ver las cosas (experiencia coyuntural a la que nunca se puede renunciar, en ella habitan dolores, alegrías, desengaños, amores, sueños, batallas ganadas, batallas perdidas, y algunas cosas más que nos enseñaron a ser y a estar)... Tal vez nos encontremos algún día en la calle de la locura, pues por la calle del olvido mi memoria me impide transitar...

    ¿Qué tal tiempo hace por los fiordos?

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Auroras boreales,eso sí que se lo envidio al protagonista del poema :)
    Me han entrado ganas de ir a los fiordos, exiliarme allí y aplaudir este poema.

    Bss!!!

    ResponderEliminar
  43. Hola,me llamo Ingrid Bergman y esta noche voy a cenar con Cary Grant...

    ResponderEliminar