11 de enero de 2020

TAXI NOCTURNO

La mayoría
de los taxistas nocturnos
con los que viajo
son originarios de Pakistán.
Siempre hablo de su país
mientras circulamos
por las calles de la noche.
A través de la ventanilla
la ciudad coqueta
nos sonríe al pasar.
Hablamos de Cachemira.
Y de la India.
Y de las guerras.
Y de la pobreza.
Y de que no hay justicia.
Igual que aquí
parece que también
tienen la justicia podrida.
De repente callamos.
El silencio se adueña del taxi.
Sigo mirando por la ventanilla
mientras pienso en las cloacas del mal.

39 comentarios:

  1. Uf, es que los taxistas del barcelona la nuit son de procedencias que nos enseñan a agradecer no haber nacido allí.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. El silencio de la noche a veces habla por los codos en una larga conversación .

    Dice muchas cosas, unas veces buenas, otras no.

    Besos.



    ResponderEliminar
  3. Las cloacas del mal están muy extendidas...

    💋🚕

    ResponderEliminar
  4. Veo difícil de arreglar el problema entre India, Cachemira y Pakistán.

    Ojalá me equivoque.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hay habitáculos donde la mente se pone a reflexionar, y si Además entre medias se produce una conversación... Da para mucho más.

    Mil besitos para tu finde, Poeta.

    ResponderEliminar
  6. A nosotros nos pasa con los venezolanos pero a diferencia de ellos son todos con carreras y profesiones. La educacion es primordial.

    ResponderEliminar
  7. No me extraña que Europa tenga muchos inmigrantes Pakistanies, tienen un pais muy conflictivo tanto politico, social y religioso.
    En Argentina hay una gran cantidad de Venezolanos,debido a la crisis economica que sufre este pais, hay cerca de 3.000.000 distribuidos en America del Sur, que casualmente mi cuñada es Venezolana y es divina!!
    Un beso Toro!!

    ResponderEliminar

  8. 'Las cloacas del mal...' tristemente, un mal demasiado extendido.

    Beso... desde la ventanilla (me encanta/n).
    Y mi mano en tu mano...

    🥀

    ResponderEliminar
  9. Será por eso que dicen que somos la N.Y. del mediterráneo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. La mayoría
    de los taxistas nocturnos
    con los que viajo
    son originarios de Pakistán...
    El peor turno.
    La vida también es injusta. Empecemos por ahí

    ResponderEliminar
  11. Las cloacas del mal están demasiado extendidas.
    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  12. Aunque el tema no es agradable me ha gustado mucho este poema.
    Tienes la capacidad de hacer que se vea lo que escribes.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Mi querido Xavi!!!!!!
    La injusticia nos rodea a todos, no podemos evitarlo, es una lacra que nos invade.
    Un abrazo enorrrrme!!!!!!! :)

    ResponderEliminar
  14. Que pena da que existan las cloacas del mal, pero sí, las hay.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  15. Hay, las noches cuantos misterios guarda, comparada con las bolas de la loteria, unas te dan la suerte, y otras la decepción.
    Un abrazo Toro.

    ResponderEliminar
  16. De pronto me parece que es mejor idea, más entretenida, ciertamente, educarse y aprender sobre el mundo arriba de ese taxi, que por medio de Wikipedia.

    ResponderEliminar
  17. Esas cloacas se han instaurado en todos los lugares. De nosotros depende que poco a poco podamos cambiarlo, si nos pusiéramos de acuerdo en lo que realmente merece la pena, claro!!
    Besicos muchos

    ResponderEliminar
  18. Por desgracia las hay, y por muchos sitios.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Infelizmente, a pobreza, a corrupção y a podridão existem no mundo inteiro, pero nos países pobres las cosas son muy malas, Torito! En Portugal há muchos estrangeiros.

    Besos y bon domingo.

    ResponderEliminar
  20. En Todas partes tanto de lo mismo.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. La mayoría de los taxistas de acá son argentinos. Y la mayoría con ínfulas de empresarios de una multinacional.
    Cada vez que subo a un taxi nocturno, me hacen sentir Lenin o el Che Guevara.

    Por suerte hay algunas excepciones, y con ellos hablo de fútbol, música, arte...

    Abrazos crack!

    ResponderEliminar
  22. Ser taxista de noche es una profesión de riesgo, porque no todos los pasajeros que suben al coche son torosalvajes dedicados a pensar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. ¿Eso era a la ida o a la vuelta?

    ;)

    Beso

    ResponderEliminar
  24. Por acá los taxistas son mañosos de día y de noche. Saludos Toro amigo.

    ResponderEliminar
  25. tristemente cierto ..me gusta como lo cuentas ,besos

    ResponderEliminar
  26. Y aún así
    Hay al menos dos pasajeros
    Del tiempo
    En cada trayecto
    Hablando de ello
    A lo mejor no estamos
    Haciéndolo tan mal

    ResponderEliminar
  27. Por desgracia cada vez apestan más esas cloacas. ¿Habrá limpieza alguna vez?
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Un poema visualmente poderoso, una reflexión certera, como siempre.
    Besos***

    ResponderEliminar
  29. El silencio se adueña de todos
    Abrazos

    ResponderEliminar
  30. Ahí, en ese taxi nocturno, se vislumbra la verdad...

    Besos viajeros

    ResponderEliminar
  31. Y tanto.
    Me llega ese silencio mientras el taxi sigue.

    Bss.

    ResponderEliminar
  32. Las cloacas del mal se enriquecen a costilla de mucha gente trabajadora. Saludos.

    ResponderEliminar