1 de febrero de 2006

EL NIÑO

El niño sintió el portazo
como un cañonazo en el estómago
su padre había vuelto
trayendo el pánico a su corazón
minutos después entró
armado de las notas
y de sus dos manos
escondió la cabeza entre sus brazos
y fue torturado a conciencia
mientras tanto
su ángel de la guarda
dormitaba en una iglesia de oro.

22 comentarios:

  1. Hola, pirata.
    Gracias por la visita.
    Triste este poema. Quizá la palabra no sea triste...
    Me gustó tu página y lo que leo en ella. Digamos que algo en tus letras me resulta vagamente familiar. Creo que volveré a menudo. Siempre me gustaron los piratas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. es duro lo que has escrito y es bueno, son de esos textos que o los sacas o te desgarran el alma. Aqui.. en mi manicomio hay sitio, cuando quieras alli en mi mundo tienes una camisa de fuerza echa de abrazos. A mil

    ResponderEliminar
  3. Se me acaba de romper un trocito de corazón...

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Me encantó, el juego de imágenes es maravilloso y la frase final: coleccionable ;)

    Primera vez y sigo acá :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Tristes palabras...
    A veces los Angeles de la Guarda dormitan y no escuchan los sonidos del dolor...

    Mil Besos!

    ResponderEliminar
  8. es muy duro y lamentable que siga existiendo el maltrato...pero es imperdonable e injustificable que la víctima sea un niño.
    Más que ángel de la guarda lo que falta es justicia.
    Seguiré pasando por aquí...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Tristes letras pero me da la sensacion que salieron del corazon... es tuyo todo lo que escribes???
    besitos pirata

    ResponderEliminar
  10. Precioso tu blog, y distinto, he empezado a leer y no he podido parar, impresionante tu calidad poética, supongo que es tuyo, y si no, tienes un gran gusto.
    Gracias por tu visita y comentario, espero merecer esa presidencia, mientras tanto me lo seguiré currando.

    ResponderEliminar
  11. Pues son preciosos, tus palabras animan a cualquiera, me gusta leerte y q me digas esas cosas... pero siento confesar que no es mio, es una adaptacion de uno de benedetti.
    besitossssssssssss

    ResponderEliminar
  12. muy triste, toro salvaje...
    muy triste...

    Beso

    ResponderEliminar
  13. Amor ausente
    que vaga
    por los rincones
    de aquella estancia.
    Besitos
    Y triste verdad entre cuatro paredes.

    ResponderEliminar
  14. Horas insomnes pensando...volviendo a sentir el dolor de la tortura...la mirada dura fría sin ápice de amor...cada noche susurrando sin cesar su presencia vociferando...y las manos otra vez se quieren proteger del grito...el agua del rio no se devuelve sigue sin cesar buscando el mar... rodeando las piedras que le impiden el paso...el pasado hizo su tatuaje con precisión pero el amor por uno mismo debe aprender a cicatrizarlo...a dejar la corteza del pasado ...volver a luz del sol a través del espesor del bosque ...de los aullidos que estremecen ... debemos brotar del pantano flotar en el...dejando las cadenas...luchando que a otros no los apresen con su crueldad...somos aprendices y erramos... sigamos siendo esperanza cuando la ausencia del amor pulula en esta orbe...besos Toro Salvaje

    ResponderEliminar
  15. Dios mio...Ojalá fuera mio de verdad para poder decirte que que eso te lo has inventado porque él NUNCA dejaría que eso sucediese...

    :(

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Cuánto dolor, cuánta impotencia...

    ResponderEliminar
  19. He sentido ese cañonazo y ese pánico en el corazón, los he sentido de nuevo.

    ResponderEliminar