3 de septiembre de 2009

HORCA

Ahora la horca es distinta
nadie cuelga de los árboles
ahora colgamos
de un salario imprevisible
que nos balancea
a merced del viento
entre el sustento diario
y la indigencia atroz.

145 comentarios:

  1. Y nos balanceamos lentamente entre ambos horizontes...hasta sentirnos completamente ahogados.

    Besos, en breve asfixia

    ResponderEliminar
  2. Nunca mejor dicho, un parche para hoy y para mañana... quien sabe, quizás otro parche o al contenedor

    Petonets

    ResponderEliminar
  3. breve y certero

    Besos sin cuentagotas, como la mayoría de los salarios

    ResponderEliminar
  4. Horca, electrocucion, ogros, llamas .... me esta dando miedo venir por aqui P_ _ _ _ _ o. Pero no hay duda alguna de que tus palabras son certeras.

    Un beso, ponte contento que ya mañana es viernes.

    ResponderEliminar
  5. Y si... distintos tipos de horcas, pero sabes Torito, se que la plata es importante para las cosas basicas... pero este ultimo tiempo me di cuenta que no te da la felicidad que buscamos...
    No.. definitivamente no!!!
    Como sabias que te leía???
    mmmm hay algún truco que yo no sepa por mi ignorancia???
    Besos llenotes de luz y mil gracias!!!
    Siempre haces bien... como la sopa!!!

    ResponderEliminar
  6. Que bueno eres!!! Mereces un premio, cuanto menos. Besos

    ResponderEliminar
  7. Tenés razón, yo por ejemplo cuelgo de un país impredecible :(

    Besos ahorcados.

    ResponderEliminar
  8. amén!!
    torito...sólo en épocas de campaña aparecen todos los milagreros y todos los mecenas, cada día cuesta más "parar la'olla y pensar en jubilar", besitos solidarios

    ResponderEliminar
  9. CAJERO AUTOMÁTICO. Toda la noche/ el cajero automático/ recela del pobre dormido/ y anhela angustiado/ una tecla que lo elimine.

    acá los probrecitos son arrancados de cuajo con todos sus morlacos dentro, y luego se los encuentra con toda su pancita abierta y pasan de objeto que custodia a pocomás que chatarra que ayuda a parar la olla:=))

    ResponderEliminar
  10. Alucino Yo.

    Anoche iba a poner un link
    de tu blog en el mío
    que se titulara:

    "me hago El hara kiri, en casa de Toro (la Horca)"

    Y ahora veo el titulo del post,
    me digo: que coincidencia,

    no es alucinante,
    es mas bien una confirmación.


    Pero no lo hice, porque Ego me invitó a "esperanzar" a las 11, y por allá estuve dándome el "hara-kiri".


    Besos.


    (no me gustan las coincidencias, me cagan y me paran los pelos)

    :)

    ResponderEliminar
  11. Ayer me sentía benevolente con el pobre al que querías electrocutar.

    Hoy lamento que haya cambiado el sentido estricto de la palabra horca, para poder colgar de ella al ser que todos los meses decide tocarme mi mayor amor, mi mayor dolor:

    Ese sentimiento agridulce llamado I.R.P.F

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo, Xavi. Nos tienen en un puño juer....

    Besos poeta

    ResponderEliminar
  13. Jjejje...no conocía el del cajero...muy bueno...besos

    ResponderEliminar
  14. Has descripto el péndulo perfecto de la agonía de los ahorcados de hoy.
    Magnífico, Toro.
    Besos de los que te ahorcan, pero no te matan.

    ResponderEliminar
  15. dependientes
    de otros
    que deciden

    cuándo

    y

    cómo

    ResponderEliminar
  16. Una horca de la que dependemos, ayy ya me ahoga...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  17. Totalmente de acuerdo. ¿Por qué eres siempre tan razonable Toro Salvaje?

    Me siento ahorcado.e

    ResponderEliminar
  18. Muy cierto, nos balanceamos en un arco que nadie osa detener, ni siquiera con unas tijeras para cortar el nudo que nos aprieta la vida.

    ResponderEliminar
  19. Este tema me enoja, así que no digo nada.
    Besos,

    ResponderEliminar
  20. La horca es rapida,de la que hablas es peor, mata lentamente.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Es cierto.Hoy Toro me cuesta encontrar ese hueco por donde escapar y decir: a pesar de todo y a riesgo de qué se yo cuáles cosas, aqui estoy, me he salido de tu prisión HORCA!

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  22. cuando dices estás cosas tan contundentes,tan bien dichas, me pongo a tus piés y te rezo, como si fueras un dios.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  23. 420...

    perdon fué lo primero que se me ocurrió.

    ResponderEliminar
  24. una manera de matar sutil y enmascarada.

    detesto a quienes no dan la cara.

    detesto las obras de caridad.

    y vivimos de la caridad.

    ResponderEliminar
  25. ¡Qué maravillosos son todos tus poemas, querido Toro! No te hago comentarios en todos pero te leo, te leo. Éste está particularmente acertado en los tiempos que corren... Muchos besotes, M.

    ResponderEliminar
  26. ... y peor aún, porque la soga aprieta lentamente, ya no te desnucas, sino que te asfíxias lentamente...

    El texto de "Cajero automático" bien podría ser la continuación de "Horca". Muy buenos los dos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Y encima no se puede dimitir.
    Pero dan 'Sálvame' en Telecirco.
    Y los problemas son de otros.
    Un bexo

    ResponderEliminar
  28. Crueldad pura y dura.
    Lo dices todo.
    Besos con cariño Toro bueno.

    ResponderEliminar
  29. Desde que te conozco, es el poema mejor que te he leído. Por lo menos, el que más me ha gustado a mí.

    Besitos desenaod que esta horca desaparezca pronto,

    ResponderEliminar
  30. lo atroz es la precariedad de esos aires intercambiando temperaturas
    en las copas de los árboles de las sogas.
    saludo.

    ResponderEliminar
  31. Estoy salvajemente de acuerdo con vos Toro, la horca ha cambiado su viejo nudo...

    ¡Buenísimo!

    Besazos.

    ResponderEliminar
  32. Pues sí, acogotaditos, vivimos...

    Besos, Toro

    ResponderEliminar
  33. Como un mago sin miedo, descubres las sombras que espantan.
    Salen de tus manos para diluirse y desapacer, aunque pase tiempo, y la paciencia se impaciente.


    Un abrazo Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  34. La horca siempre al cuello, en lo laboral, afectivo e intelectual!
    Qué bien lo capturaste en 5 líneas!

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  35. Torito, me ha gustado mucho lo que has dicho, breve, pero muy bueno, porque lo has dejado muy clarito, y es que, veo un presente oscuro, pero el futuro aterrador, y lo peor de todo, no es que sólo sean los salarios, sino las prestaciones de las que muchas personas estamos viviendo, y el mayor enemigo es el paso del tiempo, de los días, porque hoy las tenemos, pero ... ¿dentro de unos meses? no quiero ni pensarlo, me asfixia, me siento aterrada, me siento ahorcada.

    Un beso, Torito.

    ResponderEliminar
  36. Cambian los tiempos, cambian las formas, pero en esencia todo es lo mismo, quizás nuestra esencia humana busca la horca??, ojalá cambiemos un poquito.......
    Besos:)

    ResponderEliminar
  37. Completamente real, y alegrándonos de por lo menos tener hoy salario.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  38. No se si afortunadamente, no todos colgamos de esa cuerda.
    Digo esto porque después de una vida resistiéndome a dejarme colgar de ella, sin mas pretensiones que vivir a mi ritmo, empiezo a estar muy cansado.
    Si no te dejas arrastrar por la corriente, cada vez te lo ponen mas difícil.
    Yo voy a procurar seguir adelante hasta el final, espero resistir.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. No me gusta, sobre todo cuando en un rato tendre que ir al banco, espero que el automatico no me trague.

    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Una cuerda de mil hilos, digo euros, y ya, ése ahorcado, se ha de sentir afortunado; porque hay cuerdas con menos hilos y cuerdas sin hilos...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  41. Somos náufragos, que nos ha tocado navegar a la deriva, agarrados a unas maderas podridas y servidas por un océano sistemático de laberintos con resaca en esa orilla de una posible esperanza.

    Toro Salvaje, esa riqueza sigue aflorando te aunque no sea primavera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. El peor Toro es cuando ya palpas esta situación y ves la soga en algún cuello y poca cosa puedes hacer... es simplemente aterrador.

    besos

    ResponderEliminar
  43. Una horca o una cárcel, tanto da, la cuestión es que estamos jodidos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  44. La horca es ahora más sutil, Toro, nos ahoga poco a poco pero nadie ve la cuerda.

    Mil besos.

    P.D/ ¿Quién tiene más miedo, el cajero o el indigente que duerme pensando en que le pueden hacer señoritos borrachos o drogados?

    ResponderEliminar
  45. Toro, malos tiempos...
    A merced del viento y sin punto de apoyo...solo el cielo arriba y la tierra abajo.
    Atroz, cierto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  46. Cómo lo sabes!!! Todo está muy bien tramado. Seguimos en tiempos de señor feudal pero con un móvil que hasta tiene escáner para escuchar ovnis... y seguimos calladitos en el rebaño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  47. Hola amigo..perdona que no he pasado.. he tenido una semana muy intensa.. tanto en el trabajo como en la vida personal.. Luego que por acá nos anda amenzando un huracan pss ya sabras...

    Lo que dices en tu poema es muy cierto... depdndemos totalmente de nuestro salario y somos exclavos de ntros empleos... ahora no trabajamos para vivir.. vivimos para trabajar.. si es que se le puede llamar vida .. besos

    ResponderEliminar
  48. Salarios, dinero, todavía no he aprendido a darle la importancia que realmente tiene. Tanto en las buenas como en las malas he vivido igual y he salido a flote sin angustiarme. Finalmente voy a acabar creyendo en la antigua frase: 'Dios aprieta pero no ahorca'. De todas formas aplaudo tu texto porque el camino no es igual para todos, hay gente que realmente lo pasa mal. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  49. ¿Quien va a ser el cuadradito negro sino Toro?.
    Nos gobiernan con el miedo, desde el empresario medio al parado pasando por el pensionista y el oficinista, solo se salvan algunos muy muy grandes. ¿Será lo que merecemos?.
    Besos Toro y ¡cuidado con el cajero!

    ResponderEliminar
  50. Toro, quina imatge tan brutal, tan ben expressada i tan poques paraules.

    Ets el millor.

    ResponderEliminar
  51. pues eso y encima ese árbol parece tener una larga vida...
    Besitos

    ResponderEliminar
  52. Pero hay riquezas que nadie te las puede quitar.
    Yo en lo material soy todo terreno..disfruto igual de un caviar como de un buen pan con mantequilla a mordiscos.
    Besos para ti con mucho cariño amigo.
    mar
    :)
    PD:
    Y RECUERDA EL KARMA, HOY SE NACE RICO O POBRE Y LO INVERSO MAÑANA.

    ResponderEliminar
  53. Uff, real y atroz, como la vida misma.

    ResponderEliminar
  54. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  55. Dime la verdad...¿lo escribiste pensando en mi? Pues amigo, estoy hacia la horca, pero con versos en el alma.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  56. muy bueno...y encima tenemos que finjir una sonrisa con el ictus de muerte...te diran ...y al menos tienes un trabajo! (una soga)
    un abrazo

    ResponderEliminar
  57. Yo soy quien levanta el sol
    yo soy quien acuesta el sol
    yo lo soporto en el lomo
    pa' que usted viva mejor
    usted me perdona don
    yo no sé filosofar

    Trabajar y trabajar
    y no me alcanza ni pa'l sudor
    de tanto tragar el humo
    tengo humo en el corazón
    usted me perdona don
    y su alta sociedad
    yo me voy con los muchachos
    carajo a hacer la revolución
    usté me perdona don
    yo no sé filosofar.

    Alí Primera y yo asalariado

    ResponderEliminar
  58. Mi querido Toro, aquí estoy poniéndome al día con tus post.....que rico volver a encontrarte entre líneas.....echaba de menos a Justiniano....
    besos muchos

    ResponderEliminar
  59. Vale. Pero ¿y los que no tienen ni eso y por eso mismo nos envidian?

    Un bs.

    Luisa

    ResponderEliminar
  60. Si dejamos la horca a un costadito?
    Yo solo puedo decirte que mi salario se balancea cada mes como hojita de otoño.
    Pende de un pequeño soplo, espero que no siga el viento por estos lares.
    Bss Toro.

    ResponderEliminar
  61. Hace cuatro años, Carolina Alguacil hizo una definición precisa y certera cuando acuñó el término de mileurista. "Es aquel joven licenciado, con idiomas, posgrados, másteres y cursillos (...) que no gana más de mil euros. Gasta más de un tercio de su sueldo en alquiler, porque le gusta la ciudad. No ahorra, no tiene casa, no tiene coche, no tiene hijos, vive al día... A veces es divertido, pero ya cansa". Si hubiera que reescribir ahora esa definición sólo habría que añadir: "El mileurista ha dejado de tener edad. Gana mil euros, no ahorra, vive al día de trabajos esporádicos o de subsidios y, pese a todo, no se rebela".

    Además agregaría que la que soca el nudo de esa cuerda de donde colgamos es nada más y nada menos que la globalización, con el capitalismo salvaje, como dijo muy bien el papa Juan Pablo II.

    Y a pesar de eso no nos revelamos, ¿tan colgados nos tienen? A la horca sin pena ni gloria.
    Saludos

    ResponderEliminar
  62. Tu creatividada me supera... bravo, realmente hoy te aplaudo.

    cariños
    muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  63. La cuerda ahoga exactamente igual. Yo me atrevería incluso a decir que de forma más cruel, pero ¿sabes? te traigo un taburete lo suficientemente firme como para aguantar un poco más: la rebeldía de la imaginación.

    Besos, muchos besos
    (prometo buscar una tijera)

    ResponderEliminar
  64. i aquesta és una forca inconscientment terrible.

    ResponderEliminar
  65. Lastimosamente esa es la realidad.
    Besos Xavi.

    ResponderEliminar
  66. Magistral metáfora. Y todos con la lengua fuera (unos ahogados y otros burlándose)


    un abrazo

    ResponderEliminar
  67. Este país cualga de salarios magros, es desgarrador.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  68. Ahora algunos se ahogan de sed,
    otros explotan de sobrealimentación.
    La horca no es otra es, insosteniblemente, distinta.

    Yo hoy me he cortado el pelo y ya no voy a ponerme horquillas.

    bs

    ResponderEliminar
  69. Esta cosa mediocre,
    con el inevitable paso del tiempo,
    nos ahueca el alma
    como a un tronco viejo..

    ResponderEliminar
  70. Qué injusto, y qué cierto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  71. Y a veces en ello se nos va la vida, vaya que estamos mal :(

    Besos!

    ResponderEliminar
  72. Es peor, no nos ahorcan, nos dejan agonizando.

    besos Toro

    ResponderEliminar
  73. 420€ para ser exactos, a que te suena la cifra?
    un petó

    ResponderEliminar
  74. mira cada vez que me recuerdan a mi gente, chavales algunos con dos carreras cobrando algunos meses que no llegan a 900 euros... padres de familia que se suben a un andamio sin seguridad,,,

    ResponderEliminar
  75. mucha razón en esas palabras....el maldito dinero q nos hace dpendiente de todo

    ResponderEliminar
  76. Y que lo digas.

    Volveremos a taparabos??? Jaja.

    Un beso.

    Pd.- Gracias. Te quiero.

    ResponderEliminar
  77. En breve ya, con las pandemias obligadas, no podremos decir ni siquiera que "al menos nos queda la salud"... mal vamos... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  78. Quizá la horca es nuestro castigo por haber dado ese poder al poder. Voy a buscar unas tijeras únicas para cortar las sogas... que se transformaron de cuerdas, en acero.

    bss

    ResponderEliminar
  79. de la nomina y del subsidio.

    tendremos que volver a recoger algarrobas, como nuestros abuelos.

    besos.

    ResponderEliminar
  80. Es lo que tiene el capitalismo: para qué vamos a colgar a nadie, que eso es muy antiguo y poco democrático. Es mucho más rentable exprimirlos a todos. Y lo malo es que tragamos.

    ResponderEliminar
  81. Que bien lo retrató el gran Torrente Ballester en "Los Gozos y las Sombras".



    John W.


    .

    ResponderEliminar
  82. ciertamente...muy buena reflexión... y no sabes la de verdugos que hay en la fila para patearte el banquito...
    Besitos mi Toro.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  83. Aquí si que distes en el clavo... no puedo agregar absolutamente nada salvo el deseo de que tanto balanceo no nos maree demasiado.

    Besos desde mi alma.

    :( Mi otro lado te extraña... vuelve que tus criticas en mis pinitos seudo poéticos te necesitan para crecer. Seré pesadita!!!!

    http://oiril.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  84. Y somos tan estúpidos cuando miramos al que ahorcan que pensamos que esa soga nunca nos tocará a nosotros....i todos deberíamos quemar las sogas. Esas sogas son de todos, quemémolas.

    ResponderEliminar
  85. Terrible, desolador. ¿Qué más puedo decir? Casi que prefiero la vieja horca

    ResponderEliminar
  86. Una horca...que es un chiste de humor negro.

    Besos gratis.

    ResponderEliminar
  87. Buena metáfora. Dadas las circunstancias, algunos están en esa situación, otros son propietarios de toda la arboleda, y, los más desafortunados, ni tienen dinero para cuerda.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  88. Un sistema medio chueco y varias almas que se sienten ahorcadas, ojala las cosas mejoren por el mundo entero mi querido torito,
    besos,

    ResponderEliminar
  89. Terrible esa cuerda que nos ahorca quincenalmente...

    Un fuerte abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  90. Torito, porque quiero vivir como quiero vivir y a veces me sale, porque se que se puede me salí del sistema.

    Besotos mi querido salvaje

    Estercita

    ResponderEliminar
  91. atroz.
    bien lo has dicho.

    tus palabras son perfectas en casi cada lugar del mundo.

    saludos.

    ResponderEliminar
  92. La horca tejida de gravedad y pita es mucho mas piadosa, vive dios.

    Un beso colgado.

    Pd: Por mi experiencia vital te garantizo que hay pocas cosas mas satisfactorias en este y otros mundos que electrocutar (aunque sea flojito) a un enemigo -o amigo indiferente-.

    (Eso)

    ResponderEliminar
  93. A veces, no logro acercarme como quisiera a tus letras...


    ...y me sale raro comprender, que mi actitud, a pesar de ello, sea el responder.





    (...Me gusta la palabra arpón, y la tengo dibujada en mi atlas, como si fuese cómic de intención,...una página de libro prestado...)





    Un beso.


    B.T.C.X.

    ResponderEliminar
  94. hola Toro.
    a mi personalmente no me asusta,esta situación.cuando era solamente una niña,tuve que comenzar a trabajar(con 14 años)en el verano,al campo,para ganar dinero y comprar el material escolar.tenía a mis padres separados,y mi madre ganaba lo necesario,y siempre habian huecos.
    he vivido con poco y feliz.aprendi valorar lo que se tiene.
    aprendi como decia mi abuela:comprar trineo en el verano y carro en el invierno.


    el poema es,sin duda,una perfecta imagen a los tiempos en que vivimos.
    me gusta mucho.

    abrazos Toro,y un fin de semana lindo.

    ResponderEliminar
  95. todo es un balance.. es saber con k peso llegarlo aunk los aires son fuerte..

    y ahora soy 101 comentario jijiji.. me llamo la antencion k tiene 100 comentarios y yo ser 101 dalmatas jaaj como la movie.. ahh no le tomes importancia luego suelo ser muy observadora.. saludos

    ResponderEliminar
  96. Aggg... no es la única diferencia. Antes colgábamos del cuello. Ahora lo hacemos de los huevos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  97. ARPÓN. El arpón de tu boca/ clavado en mis sueños/ sangrándome los labios/ que gotean tu nombre/ con gritos enrojecidos/ heridos por tu ausencia.


    ME MATO!!!!
    p-r-e-c-i-o-s-o!!!

    ResponderEliminar
  98. Atroz!

    Nada me honra más que estampes tu letra en mi aldea.

    Gracias.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  99. Cierto... nos cuelgan muchas cosas... entre ellas lo material...
    aunque... afortunados somos de vivir en este lado del mundo...

    un beso... mi gatito sideral

    ResponderEliminar
  100. Y eso que el salario mínimo interprofesional sigue siendo mediocre...

    Saludos Toro!

    ResponderEliminar
  101. Augggh...

    No sé bien quién anhela, si el cajero ó el pobre...

    Cada vez veo más indigentes por las calles de mi...

    Toro, un...

    ResponderEliminar
  102. Tal cual... suspendidos de la nada con la economía devorando hasta las emociones!!
    besos queridisimo mio!

    ResponderEliminar
  103. Joder... Pues ahora definida en el balanceo voy a inclinarme por la hoguera,de nuevo. Qué fuerte y cómo me gusta ese arpón.
    Cuídate Toro.

    ResponderEliminar
  104. Totalmente cierto! Toro, ay,ay, gloria

    ResponderEliminar
  105. Me gustaba más la horca de antaño, por lo menos te ahorcaban por algún motivo. Ahora es una ruleta, el que menos dinero cueste, a la horca.
    Besos

    ResponderEliminar
  106. Me gustaba más la horca de antaño, por lo menos te ahorcaban por algún motivo. Ahora es una ruleta, el que menos dinero cueste, a la horca.
    Besos

    ResponderEliminar
  107. Exactamente, la misma ideología de dominación, distintos medios.
    (Contra ese arpón, ni remedio...)

    Besos!

    ResponderEliminar
  108. Muy bueno me ha gustado mucho
    besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  109. aaaay esa horca.. q a nadie se le escapa de estar colgado.. jejejeje.. muaa mi toriro

    ResponderEliminar
  110. Solo queda respirar, abrir el alma y regar la fe del corazón.

    Hola querido Torito.

    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
  111. Si es cierto, es distinta, pero mata igualmente, quizá de forma mas atroz...
    Salud

    ResponderEliminar
  112. totalmente de acuerdo.

    todo se fua al diablo cuando el hombre invento la econamia como tal. y los salarios no se diga.

    saludos amigo toro.

    ResponderEliminar
  113. Pido disculpas por mi ausencia, pero el trabajo y otros proyectos me tienen alejado.
    Hoy por suerte tengo tiempo para poder volver a leerte.

    Genialmente lograda la descripcion de nuestra situacion actual, en topdo el mundo estamos igual.
    Un abrazo desde MG

    ResponderEliminar
  114. Colgamos de tantas cosas aparte del sueldo, amigo mio...

    Besos.

    ResponderEliminar
  115. Y lo que nos espera Toro...no es pesimismo sino realismo puro...BSS

    ResponderEliminar
  116. ¡¡¡Soñando besos de arpón¡¡¡ UINSS que romántico. Pues, más besos.

    ResponderEliminar
  117. La verdad en poquitas palabras. Bravo! Toro.
    Besos feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  118. Hay algunos que tienen la suerte de tener un salario elevado y estable... ¡dichosos de ellos!

    ResponderEliminar
  119. Siempre en precario equilibrio. Lo cual, tiene su mérito.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  120. Hay tantas horcas contemporáneas...es lamentable y despreciable!

    ResponderEliminar
  121. Ni pensalo quiero porque hasta me duele el estómago. Se puede decir más alto, pero no más claro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  122. Ahora las horcas, tienen un agregado indiscutible y obligatorio...ahora las horcas "son de guante blanco".

    Me encantó!!!

    andaré perdida, pero ando y cuando entro a leerte...me despacho a mis anchas...:)Gracias:)

    Mas besos!

    ResponderEliminar
  123. Ay que razón tienes mi Tori. Con lo caro que está el costo de la vida.

    ResponderEliminar
  124. Estupendo poema. Tu espacio crece en páginas poéticas. Gracias por compartirlas.


    Saludos...

    ResponderEliminar
  125. A muchos les ahoga el paro de una forma fulminante.
    De veras Toro, no es coba, cada vez me gusta más leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  126. y la cárcel son las deudas, es así...

    bso
    m.

    ResponderEliminar
  127. Nos ahorcan lentamente...que es más jodido...

    ResponderEliminar
  128. Como dijo Blasco Ibañez, muchos han retornado al salario del hambre, espero que en este país no dure.

    Un beso.

    Eres muy prolífico, tengo mucho que leer.

    ResponderEliminar
  129. Estoy comenzando a conocerte, me pasaré, pero este pequeño poema me ha parecido estupendo y tenía que dejarlo aquí escrito.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  130. Cuánta verdad, agregado a esto la muerte no es inmediata, estamos con media lengua afuera y los ojos estrábicos, en puntas de pie subsistiendo y esperando que alguien nos tire un o talvez del cable. Beso

    ResponderEliminar
  131. Y cuando no se puede más, vuelve a aparecer esa sombra balanceándose a los pies de un árbol cualquiera.
    Ya sé, un poco pesimista lo mío, pero es un poema lleno de imagen y sonido, y verdad.
    Un abrazo y un placer poder detenerme aunque sea por un instante en tu blog.

    ResponderEliminar
  132. Lo peor de todo es que no te mata... permanecemos ahorcados pero vivitos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  133. Esta horca es mucho peor,te mata más lentamente.

    ResponderEliminar
  134. Este poema me gusta , me resulta bonito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  135. Y cada vez es peor. En este país "rico" conozco a varias personas que tenían puestos privilegiados con vidas privilegiadas en el paro a los 50. Y sin posibilidad de volver a trabajar. Es terrible. Estamos todos desprotegidos.

    ResponderEliminar