5 de septiembre de 2009

JUSTINIANO 31

Justiniano es un experto nadador
que observa con mucho interés
al grupo de hombres y mujeres
que hoy han empezado
el cursillo para aprender a nadar
pero tras ver el inicio del mismo
muestra su profundo desacuerdo
con las técnicas anticuadas
del desastroso instructor
que no logra desterrar en ellos
el miedo ancestral a morir ahogados
por lo que tras despistarlo
con la excusa de una llamada urgente
relativa al infarto de un familiar
Justiniano asume la dirección del curso
y para lograr que pierdan el miedo
los coloca amablemente en fila de a uno
mientras va atando con mucho cariño
con tres vueltas de cinta adhesiva
las manos a la espalda
a los preocupados y desconfíados alumnos
para inmediatamente después
empujarlos de forma inesperada al agua
sin que se le escape ninguno
haciendo oídos sordos
a sus desagradables chillidos
pero por desgracia el retorno
incomprensiblemente enfadado
del colérico y malcarado instructor
que no valora como es debido
las buenas intenciones de Justiniano
frustra su formidable estrategia.

142 comentarios:

  1. jajajjajaj... un beso!
    Tecuerdos de Canga.

    ResponderEliminar
  2. jajajajaaj...un beso!
    Recuerdos de Canga.

    ResponderEliminar
  3. Este justi a su puta bola siempre...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hey! un saludo por aquí, fiel a Amy Winehouse y por sobretodo.. Pink Floyd.

    ResponderEliminar
  5. Deberían de haber flotado... pero nuestro Justi utiliza unas artimañas un poco extrañas, la verdad... Besotes, M.

    ResponderEliminar
  6. aggggaggagagagagga

    Tragué tanto agua pero superé el miedo ancestral al líquido elemento por un deseo irrefrenable de matar a Justiniano...

    ResponderEliminar
  7. Seguramente voy a decir una burrada pero este post me recuerda la historia de aquel mono que saca al pez del agua y lo sube a un árbol para evitar que muera ahogado...

    Lo que es bueno para uno, para otro es veneno.

    Siempre es un placer leerte. Haces pensar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. a veces el miedo es lo unico que nos impide avanzar. o nadar :-)

    yo lo hubiera echo, pero sin atarlos, que no todos son magos.


    besos.

    ResponderEliminar
  9. Yo tuve un monitor que iba de ese palo también... Ja ja ja!!!

    ResponderEliminar
  10. Me voy a la playa una semana por finnnn, a ver si me encuentro por allí a Justiniano y nos enseña a nadar con sus métodos tan avanzados e icimprendidos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. besitos y amor, ya sabes que justiniano me gusta
    je

    ResponderEliminar
  12. Me asustas....
    Y me asusto de mí misma.
    Me da miedo comprobar la sádica que llevo dentro porque si no , es imposible que me pueda reir tanto tanto con esa reacción de Justiniano.
    Les estaba viendo....
    Y sintiendo su angustia...
    Y aún así, me reía.
    :-)
    Muy bueno, desde luego.
    Un beso ahogado.

    ResponderEliminar
  13. Justiniano siempre consigue arrancarme una sonrisa, me imagino la cara de los alumnos con los brazos atados a la espalda con cinta de precintar, para no oirlos podía haberles puesto un poco en la boca también. Los monitores suelen ser poco agradecidos con inicitativas asi..
    Besos al agua

    ResponderEliminar
  14. Muchas felicidades en el día de tú santo JUSTINIANO...ahora voy a leer tus aventuras.

    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Pues la verdad es que es una buena técnica. O aprenden a flotar...o ya no necesitaran aprender a nadar jamás.

    Besossss, guapo, Xavi

    ResponderEliminar
  16. Qué bestiecilla el Justi. Es ancestral ese miedo que siento,aun adorando sumergirme en el mar? Debe serlo, como el ansia de volver al líquido elemento. Qué incomprendido Justiniano!
    Un besito para él antes de ahogarme.

    ResponderEliminar
  17. Ostras, con Justiniano. Lo voy a contratar para que empuje a mis prisioneros al mar desde la tabla de los tiburones.

    ResponderEliminar
  18. Pobre Justiniano: no da más que con quejicas. Nadie comprende sus altas miras.

    ResponderEliminar
  19. Justiniano es un tipo ........me da miedo y gusto a la vez!!

    ResponderEliminar
  20. Definitivamente Justi es tan adorable como incomprendido.
    Las buenas intenciones no siempre...alcanzan.
    Besos con la mejor intención, Toro.

    ResponderEliminar
  21. Como una madre pájara empujando a los polluelos del nido...
    salvo por la cinta adhesiva.

    El miedo y el vértigo son hermanos pero no gemelos.

    besos sangrantes

    ResponderEliminar
  22. Ahí el que no aprendiera la lección en ese momento, no la aprenderá jamás:):)

    Este Justiniano...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. qué impresión!!!!yo que no se nadar y apenas aprendí a no ahogarme:( Por ahí me tomo unas clases con Justi, parece comfiable su técnica jajajaja.
    buen finde campeón!!
    Besos:)

    ResponderEliminar
  24. tenía que haberles puesto también un flotador... ¡hombre!

    petonets

    ResponderEliminar
  25. Justiniano es un férreo defensor de esa ley natural que dice que el débil la palma...ahora eso sí, el que sobrevive es capaz de batir récords mundiales

    Besos Toro

    ResponderEliminar
  26. Y esta técnica no podría aplicarse, así en general, a cierto gremio????

    Un bs Toro

    Luisa

    ResponderEliminar
  27. Ainssss Justiniano es una delicia!
    Jeje


    Toro!!

    Pasando d ejar muchos muchos abrazos por aquí y muchos más besos!

    Extraño poder leerte tan seguido, pero hoy le he robado unos minutos a mi mañana para no perdermelo, así que me inicio con una sonrisa, gracias.

    Abracito y abrazote!
    =P

    ResponderEliminar
  28. Vaya con Justiniano, desde luego no me gustaría que me enseñara a nadar.
    Besos.
    anamorgana

    ResponderEliminar
  29. Me recuerda la forma en que me enseñaron a nadar a mi a los 18 meses. Te lo juro. Digamos que tuve un instructor poco sutil...por decirlo de alguna forma. Todavia estoy traumatizada :S

    ResponderEliminar
  30. Debería enseñar a montar en bici también...

    ResponderEliminar
  31. Jajajajaja... es que nada más imaginarte imaginando haciendo todas esas cosas me hago pis de la risa.

    Que tal el carajo viejo?

    Muak

    ResponderEliminar
  32. Encima que de paso les hace terapia de shook... desagradecidos!!! Abrazo, sigo escuchando ovnis.

    ResponderEliminar
  33. jajaja este Justiniano es un ser terrible!(no quiero compartir la "pile" con él)

    ResponderEliminar
  34. asi es como yo aprendí a andar en bicicleta, una técnica parecida, me padre me largo loma abajo en la bici...;)

    ResponderEliminar
  35. este Justi se ha vuelto sicopata? joé.

    ResponderEliminar
  36. Tiene toda la razón Justiniano, están anticuados. A mi hijo le lanzaron al agua con 3 meses y buceaba. La única petrificada era yo, que casi no podía ni mirar durante los 10 días que duró el curso pero ahora es un crack en natación y en todos los deportes acuáticos. Me troncho con Justi.

    El ARPON... no hay palabras.

    No es que seas un ogro, es que eres un MONSTRUOOOO de la naturaleza.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  37. ¿Cuando vas a hacer el compilado Las travesuras de Justi? :)

    A mi me enseñaron a nadar así a los nueve en un curso donde se suponía que los niños eran felices, bueno, me enseñaron... Lo intentaron y dejé sin traje de baño al instructor.
    A mi me suspendieron por mal educada, pero él pasó el papelón de su vida, ajajjajajaj!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  38. TORO, hablando de piscinas, cuidado este invierno con las piscinas interiores y con los gimnasios, los spas y similares donde haya ambiente húmedo, es donde más se transmite la gripe A. Hay que esperar un poco a ver cómo se desarrolla este tema.

    ResponderEliminar
  39. yo no sé nadar
    apenas floto
    mmmm justi me da terror

    ResponderEliminar
  40. Yo que tú no pondría juntos arpones, piscina y Justiniano, por si acaso jejejje
    Grande Toro. Un besazo

    ResponderEliminar
  41. Las historias de Justiniano son geniales Toro! Siempre hay una vuelta, algo diferente.
    Me encanta!

    ResponderEliminar
  42. Para aprender a nadar, primero hay que aprender a flotar. Justiniano sabía lo que se hacía, pero se equivocó en los medios.
    Me voy a quedar por aquí para seguir las aventuras y desventuras de Justiniano.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  43. A Justiniano le podríamos poner el apellido de Rompetechos, no?

    ResponderEliminar
  44. Pobre Justi, siempre incomprendido, deseando ayudar y nada. Lo de atar las manos es nuevo y un poco peligrosillo. ¿Este Justi!
    Besos

    ResponderEliminar
  45. Que travieso!
    Siempre con buenas intenciones, eso lo salva.

    Je.
    Besos.

    ResponderEliminar
  46. Me hicistes acordar como me enseñaron a nadar.
    Papá,nos llevaba al medio del río con un bote y ahi nos tiraba al agua.

    :)

    ResponderEliminar
  47. ja,ja,ja,ja.Ayyy, pobrecitos que angustia les ha hecho pasar...
    Este Justiniano...si él lo hace de buena fe pero me parece a mí que los nadadores no lo creen igual.
    Besos

    ResponderEliminar
  48. Si es que el miedo... hace que nos quedemos paralizado, este justiniano, no tiene ni idea.
    Este verano ayude a un sr. de ahogarse o tragar muchisima agua, simplemente porque cayo de boca en un escalón de arena en la playa, y estaba en la orilla, dichoso miedo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  49. jajaja ah que justiano, él y sus "métodos didácticos" jajaja Ni hablar, no lo hace de manera excelente pero lo hace lo mejor que puede, y a veces la intención es lo que cuenta más.. Un beso mi querido toro.

    ResponderEliminar
  50. Dios, si no llega a aparecer el monitor, esto podría haber acabado como el rosario de la aurora. jajaj. Espero no encontrarme nunca con Justiniano. jajaj
    Besos

    ResponderEliminar
  51. Jajajaja le voy a decir a Justiniano que me dé clases particulares de natación, de lo que estoy segura es que me lo iba a pasar muy bien con sus bromas, no me importaría tragar un poquito de agua de la risa jajaja.

    Un beso, Torito y otro para Justiniano.

    ResponderEliminar
  52. Así es el maestro de la vida. Sus enseñanzas duelen, pero se logra aprender.

    Un beso, Torito.

    ResponderEliminar
  53. Mi monitor se parecia a Justi...¡No hubo forma de hacerle entender que todavía no había hecho la digestión!... y me obligo a meterme en la piscina,¡¡¡snif...buuuaaaa1!!! Glu glus

    ResponderEliminar
  54. No sé yo esta vez, ¿eh?

    Ay, ay, ay... a ver si se le ha ido la olla a tu Justi por donde no es. Que hagan esas maldades, hay muchos en cada curre a la chita callando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  55. Le estoy debiendo a Justiniano las mayores carcajadas que me estoy echando últimamente delante de un ´parato.

    Menos mal que no tengo Internet en el curro y leo en la soledad de mi casa, si no, también le debería a Justiniano un despido fulminante.

    ResponderEliminar
  56. Aiiii, pobre Justiniano...és que ningú el comprèn...

    Jajajaja...!!!!

    ResponderEliminar
  57. Ya sabia yo que Justiniano tenia que encontrarse a gusto en el medio acuatico.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  58. Un mundo de incomprendidos....

    besos,gracias toro!

    ResponderEliminar
  59. Supongo que ya no les hizo falta mas clases! Le deberias mandar para aca de vacaciones la prxima vez no?

    Le veo en el arbol ensenando a hablar al mapache.

    Un beso.

    Pd.-SCEDGV!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  60. joder... jajajajaja.....

    jajajajaja

    jajajajaja

    me meo:D jajajaja

    Abrazoz!

    ResponderEliminar
  61. Jajajajaaaa ¡Me muerooooooooo! ¡Adoro a Justi! Siempre con excelentes ideas y tan incomprendido...

    Iría a su clase de manos atadas. Me anotooooooooo...

    Besazos.

    ResponderEliminar
  62. Insisto en que el pobre Justiniano es un incomprendido. El lo hace todo con una buenísima intención, y mira como le pagan. Un beso

    ResponderEliminar
  63. Pero que método tan infalible, la prueba es que no es entendible para una mente tan estrecha como la de ese instructor de pacotilla.

    Que genio que es Justiniano, siempre adelantado a su tiempo.




    John W.

    ResponderEliminar
  64. Este verano, después de estar viviendo tu ciudad, me desplacé un poco más al sur para visitar a mis de Castellón.


    ...Vuestro mar parece una prolongación más de su casa de Moncófar.



    Me instalé en 'mi' habitación, y como siempre, después de abrazarnos, reír e incluso llorar, surgió la pregunta de bienvenida:...necesitas algo más?

    ...Esta vez mi respuesta, con Fix en los brazos, fue:...necesito flotar...necesito sol y flotar...


    (...Hecho!...)





    Un besote.




    B.N.C.X.

    ResponderEliminar
  65. SCEDGV!!!!!!!!


    (no se lo que es pero lo que dice Adela yo lo digo)

    ResponderEliminar
  66. Jajajajajajajaa amo a Justiniano... No lo dejan ser!!!... Nos parecemos tanto...

    Besazos Toro!

    ResponderEliminar
  67. Me encanta este poema; da luz a ciertos deseos que llevamos adentro. jaja

    ResponderEliminar
  68. Justi dejó que se sintieran como "pez en el agua"...Únicamente las extremidades inferiores hubieran sido utilizadas por unos pocos.
    El miedo se detecta debajo del agua, no fuera.
    Muy bueno Justiniano.

    Un beso enorme Xavi, yo también me alegro de haber vuelto, para deleitarme con us palabras. Te aprecio.

    ResponderEliminar
  69. Me parece una buena técnica.
    Estate seguro, patalear van a patalear, al menos por instinto de supervivencia!
    Es genial este tipo, pero incomprendido como todos los genios!
    Bss Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  70. A veces, cuando te empujan de esa manera a una piscina terminas tragando mucha agua y...mueres.
    Otras veces te tiras tú sin saber nadar y sin saber la profundidad, y también mueres.
    Y otras, te tiras sin ver que ni siquiera hay agua. Y SIEMPRE MUERES.
    Un beso siempre

    ResponderEliminar
  71. A veces, cuando te empujan de esa manera a una piscina terminas tragando mucha agua y...mueres.
    Otras veces te tiras tú sin saber nadar y sin saber la profundidad, y también mueres.
    Y otras, te tiras sin ver que ni siquiera hay agua. Y SIEMPRE MUERES.
    Un beso siempre

    ResponderEliminar
  72. Este Justi se está pasando...

    Recuerda llevarlo al médico psiquiatra con urgencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  73. No me gustan las piscinas, menos mal que Justi no les sacó el arpón después a los que lograron sacar cabeza..
    jajaj

    Un placer leer siempre las aventuras de este pillín.

    Te beso, mi Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  74. No creo que a Justi le haga falta un psiquiatra. Sólo se quedó totalmente sin fe y esperanza en la vida. El también está ahogado...Muerte espiritual.

    ResponderEliminar
  75. A Justiniano hay que tenerle miedo...

    Saludos, Toro

    ResponderEliminar
  76. Susto! De esta si le tomo miedo al Justi, porque de nadar, nada.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  77. Jajajaja!!!Este Justiniano así tan cabronazo, hace que cada día lo quiera un poco más:)

    Te dejo un beso grande y que pases un re buen fin de semanita Torito:)

    ResponderEliminar
  78. El Justi se nos está pniendo peligroso...
    Salud

    ResponderEliminar
  79. El Código Justiniano. Asi es.


    En los tiempos del Derecho Romano, Ulpiano (siguen las rimas) enseñaba que la Justicia es DAR A CADA UNO LO SUYO.

    La pregunta que se hacen los abogados y los justos, que no siempre coinciden, es qué es lo de cada cual.


    Lu

    ResponderEliminar
  80. Hayy, con este Justi, por que no lo entienden?
    Si sus intenciones son honorables, es que el pobre, todavía no sabe que hay reglas en esto que se llama sociedad.
    Dale mis besos, Caty

    ResponderEliminar
  81. Este Justi en un peligro jaja, se imaginan, aun me acuerdo cuando andaba de salva vidas y lo que hacía era acariciar con bronceador a las féminas más bellas.

    ¿Se le ahogaría alguno de los aprendices de nadador?
    Saludos

    ResponderEliminar
  82. jajaja.

    esta claro...y si lo dices tu tambien Jackie, mejor, asi hacemos fuerza...

    A ver si encima nos va a caer enfermo!!

    ResponderEliminar
  83. ¡Tantas veces somos justiniano! las huidas hacia adelante son frecuentes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  84. Jajajá ¿Y a cuantos alcanzó a echar al agua? Yo creo que la desesperación del momento podría haber empeorado la situación para el pobre Justiniano. Mira si se le muere algún alumno.

    Besos mi querido Toro.

    ResponderEliminar
  85. A Justiniano siempre le frustran sus buenos deseos de ayudar y se amable. Te dejo un beso, cuidate.

    ResponderEliminar
  86. Ay mi Justiniano!! es un héroe! jajajajjaajajajajajajaajaja!!!
    besos !!!

    ResponderEliminar
  87. Hola,
    Me asalta una duda, si el monitor no hubiese llegado, los dejaría ahogarse, encontrarian ellos la forma de salir del agua, qué hubiese sucedido?
    Geniales tus relatos.
    Felicitacioes

    ResponderEliminar
  88. Me asalta una duda (viniendo de Justiniano): la cinta adhesiva era "3M" o "Scotch"?... porque mira que es bueno...

    ResponderEliminar
  89. Cuestión de enfoques Toro, a mi hija cuando tenía 3 años le tocó un monitor que no sé si sería familia de Justiniano: los arrojaba al agua hacía que se aferraran a una garrocha que tenían que buscar en las profundidades para salir a flote... pero si te digo que muchos perdieron el miedo,entre ellos mi hija...Saludos

    ResponderEliminar
  90. yo lo comprendo...al instructor. Es que la bromita de un familiar con infarto es una gamberrrrrrrrada. Por lo demás ¿todavía nadie sabe que el Justiniano es todo un experto en todo? !deberían confiar en el un poquitin!


    bessssssos

    ResponderEliminar
  91. Dios!!!
    que pánico da, que te empujen al agua sin saber nadar

    Yo tenia una instructora de natación..que tenia la costumbre de hundirte la cabeza debajo del agua como se te ocurriera agárrate a las bolas

    cosas del pasado

    eso espero

    Un café??

    ResponderEliminar
  92. Toro, siempre es bello reflexionar con Justi...

    Te abrazo
    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  93. Toro, siempre es bello reflexionar con Justi...

    Te abrazo
    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  94. jajajajajaja joer con Justiniano!!!!!!!!!!!!

    No tiene peligro ni na!!!!!!!!!!!!!!

    Yo casi que prefiero no aprender a nadar, total, aqui no hay playa... jajajaja

    Un beso

    ResponderEliminar
  95. Jajajajaja...A eso le llamo yo terapia de shock!

    Me encanta el poema de tu perfil "Arpón"...

    ResponderEliminar
  96. La idea es buena, de esta manera les obliga por cojones a nadar con los pies. El instructor jefe se deja llevar por lo tradicional, alargar lo máximo posible los cursos de natación, como en las autoescuelas.

    Este Justiniano debería ser presidente.

    Saludos Toro Salvaje.

    ResponderEliminar
  97. dios...jajajajaj ains jajajaj madre jajajaja que me meo..que mamon jajaja

    ResponderEliminar
  98. Me imagino la escena y no paro de reir.
    Muy bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
  99. ¡Contrato a Justi para dar un cursillo de natación a los políticos de este pais!


    un abrazo

    ResponderEliminar
  100. La originalidad siempre es "dura" de entender para algunos.

    ResponderEliminar
  101. ¿has pensado en llevar a Justiniano a terapia?

    creo que podría ayudarle mucho... jejeje

    bicos,

    ResponderEliminar
  102. Siempre me hace reir, me divierte. me pone de buen humor leer a Justi, pero la verdad, esa tecnica no me agrada demasiado, me da como miedito eso de que me aten las manos...
    Besitos Toro, llenos de luz para ti, que comiences muy bien tu semana!!!
    Espero que sea con optimismo y mucha fuerza, mira que la vida es bella, como la pelicula!!!

    ResponderEliminar
  103. Me da miedo pensar que Justiniano pueda estar por ahí suelto, ¡qué falta de empatía!.
    Toro, me gusta mucho lo que vas escribiendo en tu perfil, porque no somos el mismo de ayer ni de hace dos días, porque no somos la misma persona,tu perfil se modifica, es estupendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  104. Bien, es una técnica de shock contra el miedo, o te cura o te mata. Muy práctico Justiniano.

    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  105. Tuve un instructor así cuando tenía siete años, me tiraba al agua y me dejaba defenderme sola... del grupo fuí la única que no quiso aprender a nadar con él...y la única a la que no se le quitó el pánico a las piscinas... pero alomejor era como Justi y tenía buenas intenciones...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  106. Que es lo más grande Justi... creo que me estoy ahogando!
    Es medio nabo pero yo igual lo quiero.


    Estercita

    ResponderEliminar
  107. Ni en broma lo llamo a Justiniano para que sea mi instructor.

    Gracias por ponerme sobre aviso.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  108. mmmmmmmmmmm
    Pez al agua!
    Entre arpones, mordiscos, cinta adhesiva y miedo, hay muchas cosas!

    jeje

    karina

    ResponderEliminar
  109. un beso remojado mi gatito sideral... grande grande...

    otro para Justi :)

    que es un caso y un suceso...

    ResponderEliminar
  110. Tiene mucho peligro este hombre...:))Besos,replicante ***

    ResponderEliminar
  111. ¿Quieres decir que no es un sádico? :)

    Mil besos, Toro.

    P.D/ Hay heridas que duelen más que las físicas y esas son las del alma.

    ResponderEliminar
  112. Anoche soñé
    que el Justi...
    tiene planificado una excursión
    a las cataratas del Niagara
    (Canadá)
    y ha ofrecido un descuento
    en la taquilla para
    las chicas que visitan tu blog,

    sabrás que después de leer
    esta maravillosa técnica
    de como perder el miedo en el agua

    NO PIENSO IR a las Cataratas con el Justi...

    aunque pensándolo bien
    sería todo un caché
    aprender a nadar
    en las cataratas del Niágara

    (911 con el Justi...)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  113. Las dificultades siempre llevan a agudizar el ingenio...

    ResponderEliminar
  114. que fuerte Justiniano po dios po dios que cafre.
    Dile a tu amigo poeta, que estoy vaga, que no estoy que..
    mejor si le digo yo , no me fio mucho de lo que le vayas a contar.
    besinos despistaos

    ResponderEliminar
  115. Tu poema "Arpón" me gustó mucho....una belleza...;-)

    Justiniano es un niño sano, pero niño al fin y al cabo...está creciendo, hay que darle tiempo al tiempo...
    Es un niño en cuerpo de adulto, y por eso son estos hechos incomprensibles.... hay que esperar...

    Yo confío en Justi y lo esperaré siempre! ;-)

    Ali

    ResponderEliminar
  116. Que fuente de enseñan za este justiniano.
    Un abrazo desde MG

    ResponderEliminar
  117. Que leche, en todos los lugares tiene que haber siempre un metepatas.
    Cada uno se siente realizado con sus cosillas y a este pobre Justiniano nunca le dejar sentirse del todo pleno.
    Saludos y PAZ

    ResponderEliminar
  118. Yo adoro a Justiniano, pero esta vez, se le fue la mano. Jaja.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  119. Pobrecito! En serio que no entiendo cómo las personas no entienden las buenas intenciones de Justiniano.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  120. Justi hace historia y sabe manejar todo, muy habil si es.

    Para ti torito, lo mejor, te abrazo!

    ResponderEliminar
  121. Me encanto la cancion del blog que me dijiste. Gracias :)

    ResponderEliminar
  122. Buen comienzo de semana Toro...y para el incomprendido Justiniano...también

    Besos

    ResponderEliminar
  123. jejeejejejjejej esque es lo más él siempre a lo suyo me vuelve loca jejejejejejeej
    besosssss

    ResponderEliminar
  124. Este Justiniano es un pelín drástico, así seguro que yo perdería el miedo, para siempre jamás.
    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  125. Jjijijiii!! Joío Justiniano... a nadar no creo pero ahogarlos, seguro!

    ResponderEliminar
  126. jajajaja.. justi siempre pensando hacer lo mejor q puede.. lastima q nadie lo entiende...
    besos mi kerido torito.. i love you

    ResponderEliminar
  127. Si es un total incomprendido!!!! Desde luego, así aprende a nadar cualquiera.

    ResponderEliminar
  128. Bueno, es que el instructor no está al tanto de los nuevos métodos. Este Justiniano es un incomprendido. Imagino que el hijo de la abuelita abandonada en el vagón seguirá buscándola... Todos muy buenos. Abrazo

    ResponderEliminar
  129. Lo primero atar al instructor, justiniano.

    ResponderEliminar
  130. Sencillamente genial. Seguro así se pasan todos los miedos.

    ResponderEliminar
  131. Ideas tiene...Justiniano.
    Un placer leerte!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  132. El hombre tiene sus métodos. Si logran mantenerse a flote y maniatados, se recibirán no sólo de nadadores, también de ciudadanos del mundo.

    Besazooooooo Toro!

    ResponderEliminar
  133. ajajajja ya está!!!! Justiniano es de mi familia poruqe algo parecido me hizo a mí mi tio cuando era pequeña, y aprendí a nadar , ya te digo que aprendí.

    :-))

    ResponderEliminar
  134. Y es que no hay mejor manera de vencer los miedos que enfrentarse a ellos,por eso Justiniano ha actuado muy sabiamente.

    ResponderEliminar
  135. Jajajajajajaaaaaa, esto se te ocurre en la piscina, fijo, jajajjajaja.
    Qué miedo das! Estas colgao! jajajjajaja

    ResponderEliminar