10 de abril de 2011

JUSTINIANO 98

Una señora muy cariñosa
y totalmente desconocida
le ha escrito a Justiniano
una hermosa carta de amor
proponiéndole una cita
y cuando al día siguiente
Justiniano se ha presentado
donde habían quedado
ha comprobado que la señora
es elegante y muy agraciada
pero que no es para él
y es que Doña Lengua Larga
no ha dejado de parlotear y parlotear
sin dejarle hablar
en ningún momento
durante más de tres horas
por lo que Justiniano tiene
un terrible dolor de cabeza
y sólo piensa en escabullirse
pero sin herirla de ningún modo
hasta que gracias
a su portentoso ingenio
ha encontrado una solución
muy diplomática y nada ofensiva
consistente en darse la vuelta
de forma imprevista
dejándola a su espalda
ponerse los dedos dentro de las orejas
y tararear una canción en voz alta
durante diez minutos seguidos
para ver si ella
captaba el sutil mensaje
y se estaba un rato calladita
pero sorprendentemente Doña Charlatana
en vez de agradecerle su delicadeza
le ha arreado con el bolso en la cabeza
y se ha marchado muy indignada.

201 comentarios:

  1. Mientras no llevara ladrillos en el bolso.

    Pobre Justiniano.

    Hay que ponerle a alguien en su camino.

    A su medida.

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente algunos hombres tienen mucho que aprender sobre la comunicación, sobre todo las no verbal... "Doña lengua larga" me encanta esa denominación. Un beso Toro y buen dia

    ResponderEliminar
  3. Qué sutileza la de Justiniano. Pero bueno...la señora también lo merecía.

    ResponderEliminar
  4. Es que Justiniano no aguanta nada...jajajaja

    Saludos


    Julieta

    ResponderEliminar
  5. jajajajjajaja... Me imagino la escena, y me parto de la risa. Pobre Justi, y Doña Charlatana también jajajjjajajjaj.

    A veces las letras no son lo que parece.

    El de la derecha, me encanta, siempre busca la forma de no perder la ilusión y esperanza por hacer lo que le gusta. Y eso, es lo que la gente no entiende!

    Feliz domingo mi Torito.
    :)

    ResponderEliminar
  6. Ya me encargaré de darle su merecido a "Doña lengua larga" seré algo así como la vengadora de Justiniano *

    Antes de ir a dormir te agradezco por estas sonrisas. Me acuesto feliz *

    Un beso o 2 !

    ResponderEliminar
  7. Doña Charlatana le metió con el bolso después del discurso, pobre Justiniano, se lo llevó todo en su cuerpo.
    Potencial artístico sí que tiene, sin duda.
    Besos y feliz domingo Toro.

    ResponderEliminar
  8. Sabes por qué tengo un blog? Porque es el único sitio donde puedo hablar y que me escuchen.

    Muy bueno el Justi...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Siiiiiii, jajaja, la verdad es que Justi es de una sutileza asombrosa, de hecho no sé cómo se dio cuenta "Doña Lengua Larga", jaja.

    Besos y Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  10. Desde luego ... Encima que Justiniano le ha advertido a la señora de un grave defecto de manera sutil ... debería estar agradecida hay otros que literalmente te tapan la boca. Es injusto para él

    ResponderEliminar
  11. Eso si que es una solución muy diplomática. Me encanta Justi. Besos!

    ResponderEliminar
  12. El del perfil: vivimos en un país de envidias constantes. El mismísimo Borges decía que España es un país de envidiosos porque cuando algo nos gusta solemos decir que es envidiable.
    Justiniano tiene más derecho que ellos, además utiliza de batuta material reciclado ¿Qué músico está dispuesto a esto?, sobre todo de entre los flamantes directores de orquesta tan airosos ellos...

    ResponderEliminar
  13. ¡Es que hay por ahí cada elementaaaa! jajajajaaaaa

    ResponderEliminar
  14. Eso le pasa a Justiniano (y a quien no lo es) por acudir a una cita a ciegas... que no sabes lo que puedes encontrar... jajajajaja!

    Buen domingo, Toro!

    ResponderEliminar
  15. Justiniano parece sacado de un tebeo de Mortadelo y Filemón. ¡Me encanta, hasta recibiendo bolsazos!

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Buen domingo.

    Al parecer es mejor ser un hipócrita y aguantar a doña lengua larga, que ser sincero.

    Que vida esta!!!

    Abrazo.s

    ResponderEliminar
  17. jajaja,¡a veces me gustaria hacer lo mismo que Justiniano!
    Besos***

    ResponderEliminar
  18. Pues podría haber haber hecho con la conversadora pertinaz lo mismo que con los músicos del metro... lo malo habría sido el lugar del impacto del bolso...


    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Algunas mujeres hablan realmente demasiado y eso no es locura de Justiniano...
    bs

    ResponderEliminar
  20. qué cosas tienen las mujeres a veces...

    ResponderEliminar
  21. Justiniano debería haber dicho esa frase de: No me ha llegado ninguna carta. A veces funciona.

    ResponderEliminar
  22. Pobre justiniano como la señora esa llevara un ladrillo en el bolso a lo seisdedos.
    muaks

    ResponderEliminar
  23. Vaya por dios no se puede ser mas delicado jejejejej
    Pero bueno es que tambien aguantar a una persona asi que no se calla ni bajo agua...

    Besos,Vega Pasión.

    ResponderEliminar
  24. Es una forma drastica de hacer callar a un charlatan/a....perso debe de ser efectiva...

    ResponderEliminar
  25. Este Justi es la repanocha, de verdad...
    Pobrecillo, primero, no le acepatn como director de orquesta, fíjate, si lo mismo el propio Von Karajan aprendió de él...!
    Y luego, tampoco lo aceptan de pretendiente.
    Es que la gente tiene muy poca paciencia, muy poco tacto...
    Y él, bueno, con doña Charlatana tenía que haber sido un poquito más delicado, si ya se sabe que las féminas tenemos un gen especial, el blablabla, y claro, la incontinencia verbal va unida a nuestra idisincrasia...
    Ay!

    Petons!
    ;)

    ResponderEliminar
  26. Las sutilizas de Justiniano son muy espontaneas,como las de los niños.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Idiosincrasia, que me he comido una "o"!
    Ya, por culpa del blablabla!
    ;)

    ResponderEliminar
  28. Jajajajajajajaja, buen día y gracias por las risas, la mayoría son así, solo les gusta hablar hablar y que las escuchen,
    Un beso de Marian

    ResponderEliminar
  29. Es que no hay nada, a la larga, como el lenguaje gestual para hacerse entender....un bolsazo lo dice todo.

    Besos

    ResponderEliminar
  30. es lo que tienen las lenguas largas, que se indignan por nada...

    salut! Toro

    ResponderEliminar
  31. Jajajaja pobre justi!!!
    Necesita urgente alguien, si es posible sordo. Por si se pone a cantar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Divertido, una roca de realidad, un momento y dos vidas. Hay muchas Doñas en los campos del Señor.
    Me apunto la solución elegante por si algún día debo usarla.
    Ah, Justiniano. Un tipo decente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. um dia vai encontrar o amor de tua vida, por ecto cuidese das bolsas das mulheres, entre mil coisas quem sabe que mais puede ter nelas:))))
    besos y aplauso como siempre por tu increible imaginacion!

    ResponderEliminar
  34. Jajajaja

    Justiniano...me tiene seducida. Yo de él habría cortado en seco...

    "Uf, perdona ¿te había dicho que en diez minutos tengo que marcharme?. Sintiéndolo mucho, Rafael (mi tortuga..) necesita su medicación...Es esquizofrenica y solo me permite dársela a mi...
    Tengo que hacerlo con mucha sutileza, si no, la jodía arremete a cabezazos contra su pecera...es que se cree una de las tortugas ninja..
    (es una pequeña tortuga de agua, la tienes realmente en una pequeña pecera)...jajajaja

    Un beso, Toro...A veces doña lengua larga, sólo es así..Por que siente soledad...

    ResponderEliminar
  35. Es mejor decir, vale, con sutileza, lo que se piensa que lanzar señales y esperar a que la otra persona entienda lo que le explicas con el lenguaje corporal.

    ResponderEliminar
  36. Sutil, lo que se dice sutil... va a ser que no. Pero comprendo a Justi: ¡ con lo bonito que es el silencio!
    Un abrazo y buen domingo, Toro.

    ResponderEliminar
  37. Bla, bla, bla, bla, bla, bla...

    :P

    Os beso.

    ResponderEliminar
  38. Que desagradecida la mujer.
    Si es que hoy no se ven los buenos detalles.
    Las mujeres hablamos más que los hombres. Algunos son de aburridos mmm
    besicos

    ResponderEliminar
  39. jejejej
    Hay personas que no entienden las sutilezas...y las hay que no aprecian el talento.
    Desde luego, este Justino, es un incomprendido.
    Salud.

    ResponderEliminar
  40. ¡Qué mala leche gasta la Charlatana!

    ResponderEliminar
  41. Yo soy un ultra de Justiniano y por tanto todas sus reacciones me parecen muy acertadas.
    Justiniano está en otro mundo, es distinto, ácrata y antisocial, por lo tanto yo lo admiro con un especial cariño.
    Esta tarde tampoco jugará Maradona pero Justiniano ha aparecido de nuevo.
    Mira que cosa más curiosa, estoy totalmente convencido que Justiniano es del Depor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. Pues no lo entiendo... más sutil no se puede ser. Justiniano va ser siempre un incomprendido.
    Unbeso

    ResponderEliminar
  43. Hauria d'haver-la fet callar amb un bes...potser després hagueren trobat formes alternatives de comunicació...no sé, comenta-li-ho a en Justi per a la propera vegada...s'estalviarà la bolsà, o no.

    ResponderEliminar
  44. Es mi héroe. Ya me gustaría a mi poder darme la libertad de hacer algo así cuando el corral se revoluciona y no hay manera.

    Besos

    ResponderEliminar
  45. Hola Toro.

    Muy bueno este Justiniano, un maestro incomprendido en el arte de la dirección musical. En fin, como tantos otros, seguro que se le valora después de muerto.

    Adiós Toro.

    ResponderEliminar
  46. Justiniano debería ser mas sutil y complaciente con doña Charlatana y en cuanto a sus aspiraciones de director de orquesta, debe insistir hasta que reconozcan sus méritos musicales ... ;-)

    besos

    ResponderEliminar
  47. Ay Toro¡igualito que a Justi,me paso ayer a mí,en el bodorrio charla,que ta charla,Cotorras¡¡¡
    Si es que yo creo,q Justi y yo,estamos hechos del mismo molde.
    que bueno lo del metro¡
    me he reído ´con Justi más que en todo el bodorrio¡
    Besos y buen Domingo¡

    ResponderEliminar
  48. Es de las pocas veces que veo a Justiniano algo civilizado, por mucho tiempo estuvo a su lado, se de personas que en menos de 15 minutos, piden permiso para ir al baño y se desaparecen, mandan un mensaje de texto diciendo: que les ha surgido una emergencia.


    Besos.

    ResponderEliminar
  49. Justiniano no soporta a las cotorras pero si a las cantantes,pues eso, que se busque amigas cantantes y que le cuenten las cosas cantando y el con la batuta a divertirse,y todos felices.Besos sin palabras.

    ResponderEliminar
  50. Con el bolso en la cabeza me dan ganas a mi de darle a ciertas personas que charlan y charlan. Y no por el hecho de charlar, sino porque la conversación se ciñe a enfermedades y cómo comprenderás, con las mías tengo más que suficientes:)

    Esta vez le doy la razón a Justi.
    "Cartucho que no te escucho"

    Abrazos

    ResponderEliminar
  51. ¿Para cuando las crónicas completas de Justiniano? Nadie es profeta en su tiempo y él no es la excepción, pero habrá que recopilar todas sus experiencias, para las generaciones venideras....

    Saludos

    ResponderEliminar
  52. Justiniano está más que justificado para darle la espalda a es bella señora: a una cita se va a lo que se va, no ha contar historias.

    ResponderEliminar
  53. Hola Toro... tierno Justiniano que cosas le pasan... eres muy divertido y ocurrente.
    Besos

    ResponderEliminar
  54. Este Justiniano tiene una mente privilegiada aunque a veces su diplomacia deje un pelin que desear pero con respecto a Doña Lengua larga...no diria y que yo no hubiera adoptado esa decisión u otra mas radical. en cuanto a dirigir a los músicos callejeros...no ha tenido en cuenta que esos músicos son mas bien gentes que actua en solitario y llevar un director de orqueta para ellos solos como que no les v a demasiado.

    Saludos.

    Paco

    ResponderEliminar
  55. ´Jajajaj ya le vale a Doña Lengua Larga no captar un mensaje tan sutil...
    desde luego, que hay gente que no sabe agradecer las cosas en condiciones.
    Me encanto.
    Muaá

    ResponderEliminar
  56. Pobre Justiniano, él que pensaba que había encontrado el amor de su vida. Y es que claro, para amar, no solo hay que fijarse en la cara. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Justiniano, diplomático siglo XXIII.
    Si la imagen impera sobre la palabra
    y el pragmatismo sobre las ideologías
    es hora de sacarse la careta
    y dejarse de eufemismos y envoltorios.
    Bien por él!

    ResponderEliminar
  58. Peaso de arte que se gasta el Justiniano jajajajajajaja, todo un alarde de sutileza y saber estar jajajajajaja.

    Saludos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  59. Somos todas iguales.

    Besos en silencio, Torito.

    SIL

    ResponderEliminar
  60. Comerle la boca
    era otra jugada posible
    hubiera evitado el carterazo.
    y Doña Lengua Larga agradecida.

    ResponderEliminar
  61. además de hablar mucho hay qué ver de qué hablaba...como esas mujeres que sólo hablan de sí mismas y sus necesidades...hizo bien...

    ResponderEliminar
  62. un nanai pa'l Justi
    ese chichón hay que bajarlo:)

    Besos Torito
    viejas así hay en todos lados...qué horror

    ResponderEliminar
  63. Jajajaja!, pues nada, Justi se va con su golpe en la cabeza pero libre al fin!!

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  64. Justiniano me re cabe.
    Sugerile para la próxima ,si le volviera a pasar, un piquete de ojos.Son infalibles.
    beso

    ResponderEliminar
  65. ... cachisssss!!! qué mala suerte el "probe"..
    besos
    isla

    ResponderEliminar
  66. Que le pasa a la gente ? porque nadie comprende a Justiniano ?
    Igual,Gitana ya se estaba poniendo celosa de Doña lengua Larga, jajaa
    Un beso a Tí y a Justi ♥♥

    ResponderEliminar
  67. Um, doña Lengua .
    Justiniano ha perdido una gran ocasión.
    Había otras maneras de hacerla callar provechosas para ambos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  68. algunas mujeres no sabemos medirnos con las charlas.... el pobre justiniano no tiene suerte en el amor... pobrecito... beso

    ResponderEliminar
  69. pobre Justiniano, mala suerte tiene jué

    ResponderEliminar
  70. Muy sutil Justiniano, pero creo que la señora se lo merecía. Y los músicos, que poco agradecidos, un director de orquesta para ellos solos y encima se enfadan. Me cae bien Justiniano.

    Besos

    ResponderEliminar
  71. juas juas juas!
    Siempre te digo que me encantan las historias de Justiniano! Y no cambia!!!!

    ResponderEliminar
  72. Jajajajja la está bien empleado a esa charlatana por ser tan pesada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  73. Torin, perdoname pero eso es falta de actitud por parte de Justi!!!

    Hay que regalarle el libro "Cómo callar a una mujer hablachenta que está muy interesada".

    La parte que le interesa está en el prologo, jajajaja.

    Besos, bicho.

    ResponderEliminar
  74. Yo soy igualita a esa señora, no me puedo callar jamas...
    :D

    ResponderEliminar
  75. Justi, Justi... ya habrá alguien para él :)

    Muchos besoss torito, y buen domingo!!

    ResponderEliminar
  76. jajajaja. al principio dije: Qué caballero! pero después bue... se me vino todo abajo.
    Agradezca que le escriben cartas de amor las féminas...
    No probó con besarla? flojo lo suyo... a veces las mujeres hablamos mucho de nerviosas y ansiosas, nada que no pueda calmar un buen beso.

    Anote para la próxima.
    Saludos desde Mundo Aquilante!

    ResponderEliminar
  77. jajaja Definitivamente me quedo en los chiqueros de este toro que me esta conquistando...
    Qué sutíl su mensaje... si me hacen eso me muero... o me descojono jajaj según como me pille.
    Besos
    CIta

    ResponderEliminar
  78. a veces tienes que saber escuchar, por si después de tanto suplicio acabas echando un polvo, pero como dicho así a alguien le sonará machista, mejor cortar a lo justiniano

    ResponderEliminar
  79. Jajajaj, un buen metodo... el colmo seria que ella lo acompañe en el canto..

    Un abrazo,
    Facu.

    ResponderEliminar
  80. Es que Justi es muy especial, no cualquiera está a su altura. Lo que me preocupa es que lo dañen fisicamente, porque emocional y mentalmente tiene un poder de recuperación terrible.

    Dos abrazos, uno para vos Toro querido y otro para Justi, para que no se sienta tan incomprendido.

    besos.

    ResponderEliminar
  81. Justi es un tipo legal, honesto, sincero. Necesita alguien parecido.
    Le va a costar, viendo el panorama.
    Besitos

    ResponderEliminar
  82. jajajaja... ¡Pobre! Hay que ver las cosas que le pasan.

    Un beso para Justiniano y otro para ti.

    ResponderEliminar
  83. ese Justiniano, como todo buen hombre, no entiende a las mujeres.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  84. Doña lengua larga !!!! jajajajajaja Genial !!!! :D
    Besotes Toro

    ResponderEliminar
  85. eso le pasa por andar creyendo en cartitas de amor de desconocidas.. y por no tener un amigo que lo salve de la situacion discretamente.

    ResponderEliminar
  86. Mujeres!!
    Mira que son complicadas y desagradecidas...

    ResponderEliminar
  87. Ja,ja,ja,ja... ja,ja,ja..
    ¿Sabes Toro?
    Me imaginado un segundo final para tu historia; que Justi le arreara a la Sra. Lengua Larga otro bolsazo diciendole: ¡¡ que te calles ya!!

    Besos Toro, buen Domingo

    ResponderEliminar
  88. A pesar del paso del tiempo hay damas que siguen buscando maestro, tal vez ella lo esperaba íntimamente, para que ud le enseñara a cerrar la boca. Tal vez,esté asustada porque ya sabe que es mentira que el tiempo pasa, en verdad se queda y aprieta la piel hasta arrugarla; entonces, las mujeres nos asustamos, nos pintamos la cara con colores intensos para plantear batalla y, nos volvemos primitivas haciendo ruido ruido ruido para ahuyentar al fantasma de la soledad...ese mismo que asusta a muchos caballeros...ese, que a ud, a veces se le escapa y sale a buscar con frecuencia.
    http://enfugayremolino.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  89. creo que no es la primera vez que le pasa esto a Justi...

    no aprende.


    mira que lo tiene fácil, sin embargo....

    ResponderEliminar
  90. Buf... No sé si quiero conocer a Justiniano por que a mí, cuando estoy nerviosa, me da la risa. Y me da siempre que estoy muy nerviosa, aunque esté discutiendo con alguien. Igual soy yo la que se gana el bolsazo.

    ResponderEliminar
  91. jajajajaja... pobre mujer, y seguro que decía cosas interesantes!!!

    ResponderEliminar
  92. Creo que soy pariente de Justiniano, aunque a mí me falta esa espontaneidad.

    Son dos cosas que siempre he tenido ganas de hacer, dirigir con una batuta y largarme sin más cuando alguien me pone la cabeza loca.



    besos.

    ResponderEliminar
  93. un día de arrebato lo tienen todos, pero nadie como esa pareja jajja. buena!!

    ResponderEliminar
  94. Toro, me he figurado la escena en un bar de mi Buenos Aires querido! Que poder hermoso tienes con tus palabras. Besos, Eva!

    ResponderEliminar
  95. Mucha paciencia y buena educación tiene el Justi para aguantar tanto tiempo a un loro. Es que no soporto a los loros, me dan alergiaaaaaa...
    Besos

    ResponderEliminar
  96. justiniano que es tan sutil y ella que no entiende de sutilezas... definitivamente no era para él... ;)

    ResponderEliminar
  97. Jajajaja, cada día más sutil este Justiniano, y es q nadie le entiende.
    Un abrazo Torito, pasa una semana superfeliz.

    ResponderEliminar
  98. Jajajajaja muy chistoso el relato me puedo imaginar a la señora charlar y charlar mientra el pobre Justiniano termina con jaqueca, que triste cita, sera eso común ¡digo yo! en las mujeres tan buenas para charlar, entretenido relato me gusto.
    Besos que tengas un buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  99. A veces se hace imprescindible cortar en seco o en húmedo y para eso nada mejor que unas buenas tijeras protectoras o si se prefiero, mínimas dotes actorales, para simular un demayo, siempre menos traumático que una mutilación.
    Abrzotes, Torito.

    ResponderEliminar
  100. Ya veo a Justi en un encuentro de SINGLES! Pobre.

    ResponderEliminar
  101. Justi transpira pasión, perdón digo...sutileza. No se en que estaba pensando para confundir palabra tan distinta.
    Envidio a la señora charlatana.
    Son las que mas suerte tienen.
    jajaja


    Buena semana TORO SALVAJE!
    (besos animalito)

    ResponderEliminar
  102. Normal :)) que esperaba Justiniano :)))


    Un beso

    Aurora

    ResponderEliminar
  103. Que buena entrada, me ha recordado a esos hombres que afirman ser poco habladores, pero que cuando se sueltan... jajaja

    Besotes.

    ResponderEliminar
  104. ¿Cuándo encontrará Justiniano a alguien que lo comprenda? Qué mala suerte tiene el pobre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  105. Andaaa que si se llega a poner a cantar con él ¿qué?
    Fue una solución muy arriesgada...

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  106. Vaya para una de las pocas veces que le gusta una mujer, resulta que es tan poco comprensiva como para arrearle con el bolso.

    Justiniano debería haber probado a colocarle sutilmente pegamento superglu en la comisura de los labios. Seguro que acierta.

    Buenas noches Toro.

    ResponderEliminar
  107. Estas señoras es que no saben de las grandes sutilezas de Justiniano.

    Saludos

    ResponderEliminar
  108. Justiniano es todo un caballero...
    Y si le cortamos la lengua... o mejor le ponemos una mordaza... o o o ... no se algo...
    Podrían caer despues otros Justis en sus garras!!!
    PD. Esto de poner tantos puntos suspensivos y signos de admiración lo tengo que analiza, jajjaa!!!
    Besos cielo bonito!!!

    ResponderEliminar
  109. Como se hace para tener ciento y pico comentarios. Supongo que escribir como tú lo haces.

    ¡Que frescura al escribir! Y la de ese pobre hombre al inventar mensaje sutiles, jajjaaj

    Muy bueno amigo, muy bueno
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  110. Me gusta Justiniano, no me extiendo no sea que me borres el comentario por largo..:)

    ResponderEliminar
  111. yo a justi lo quiero abrazar. se dejará? hablo mucho pero cuando abrazo, solo hago silencio. un silencio que se siente en el pecho, asi, escuchá:
    ....
    ...
    ..
    .

    ResponderEliminar
  112. Las habilidades de Justiniano no van con el parloteo...

    Saludos grandotes, Salvaje Toro.

    ResponderEliminar
  113. Al parecer no son muy recomendables las citas a ciegas.Que penita por Justi, es taaaan... caballero.

    Buena semana, amigo!!

    ResponderEliminar
  114. jajajajaja siempre me saca una sonrisa Justiniano. Su poca sutileza me hace acordar a mi:). Besooos

    ResponderEliminar
  115. Pobre Justi, es que las hay que no entienden de sutilezas...jajaja
    Salud

    ResponderEliminar
  116. Jaja, pobre Justi. Es un incomprendido. Molts petons per a tu i bona setmana!

    ResponderEliminar
  117. .


    ...jajajajaja se pasó de sutil el incapaz de Justi... jajaja... vaya, menudo carterazo el que le han asestado en la jupa y aparte de eso de feria pago la cuenta... que mala suerte ha tenido mi amigo jajaja

    Abrazo poeta y cuídese no vaya a ser que de refilon le asestan uno

    ResponderEliminar
  118. Toro, pobre de Justiniano, pero ella se lo merecia. Te dejo un beso, cuidate.

    ResponderEliminar
  119. No se por qué este Justiniano me suena conocido. Siempre le salen al revés las cosas, pero es un personaje querido.

    Siempre leyéndote mi querido Toro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  120. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  121. Seria casada la doña esa?...me tinca que otro Justiniano le tenia la lengua amarrada en casa y la agarro con JUSTI!...Ay! pobrecito el...jeje.

    Besos Torito.

    ResponderEliminar
  122. Igual la extensión de la carta le tenía que haber dado alguna pista...


    Petó

    ResponderEliminar
  123. ¡Ah, las citas a ciegas, ya casi imposibles en la era de Internet 2.0!

    ResponderEliminar
  124. Ohhh Toro,jajajajaja. No te exagero...me he estado riendo unos dos minutos seguidos, jajajajaj. ERES UNNNNN PEDAZO DE ESCRITOR !!!!!!!
    Un abrazo grande, ven aquí !!!!

    ResponderEliminar
  125. Pobre Justi, tiene muy mala suerte con las mujeres, todas son unas locas de "manicomio", en cambio él es un dulce y abnegado incomprendido. Jajajajaja

    Besotes.

    ResponderEliminar
  126. Creo que Justiniano debería haber aplicado sus innegables dotes de director musical sobre el torrente de palabras de la Doña.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  127. Aún me estoy riendo con esta entrada Torito.

    Feliz comienzo de semana.

    :-)

    Besitos

    ResponderEliminar
  128. A Justiniano están empezando a pasarle cosas normales... ¿O me vas a decir que nunca te encontraste a una Dña Lengua Larga?

    Has estado ácido hoy en mi blog!!! ja aja que no es para tanto hombre...

    ResponderEliminar
  129. Pobrecillo Justiniano. No se lo merecía.

    ResponderEliminar
  130. Si es que las hay tan desalmadas... cachis!!

    Besos luneros, Toro muá

    ResponderEliminar
  131. es autobiográfico? porque de esa/os hay mucha/os

    ResponderEliminar
  132. Esa señora debe ser mi doncella. Me la recuerda.

    Besos de Princesa

    ResponderEliminar
  133. Jajaja...que maleducada la muy necia...ésta no se ha dado cuenta aún de que ha despercidiado la ocasión de su vida...el amor nunca llamará igual a su puerta... :D

    Besos.

    ResponderEliminar
  134. Es lo que nos puede suceder con un desconocido, hablan hasta por los codos o son mudos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  135. Desde luego la mujer es un poco "borde"...

    ResponderEliminar
  136. Creo que alguna vez debo haberme cruzado en el metro con Justi...:)
    Y lo que me he reido con lo de la cita,no tiene precio un Lunes.
    ¡Qué sutileza la suya por Dios!
    Jjajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  137. La " sutileza " de Justiniano esta vez no le permtio apreciar la "delicadeza" que tubo con su dulce gesto !! esa doña charlatana Ella solo pretendia continuar torturandolo con su insoportable parloteo.
    Besosss Toro.

    ResponderEliminar
  138. (Justi no entiende nada)

    Ella estaba nerviosaaaaa!!!!!!!!!
    Cuando se le pasara el ataque de nervios, iba a estarse en silencio, era un poco de paciencia nada mas, por ahí en tres días se callaba =P

    Besos y shhhhhhhhh!!!!!!

    ResponderEliminar
  139. Justiniano. Alto y claro,con su gesto y canción.A la Dña,no le ha gustado. Pero,hay muchas que suspiramos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  140. hola toro, pues una falta de educación, si no deja de hablar sera que tu amigo, no es lo suficiente comunicativo para que ella se distraiga y no deje de tapar huecos de silencio que una primera cita son como puñaladas.

    condor te saluda amigo, se feliz.

    ResponderEliminar
  141. hay señoras que no entienden de sutilezas ni de nada...

    ResponderEliminar
  142. ..y pensar que hay quienes son así..debe ser insoportable....pobre jUSTI...
    y LA COLUMNA DERECHA ..".UN INCOMPRENDIDO!!!"
    TE BESOS tORITO...

    ResponderEliminar
  143. Justi no tiene la lección aprendida todavía. No sabe que sus métodos no son los habituales de todo el mundo. ¡Ay, alma cándida, cuando aprenderá! Biquiños.

    ResponderEliminar
  144. Entre sus aspiraciones musicales, tanto como director de orquesta o vocalista, y la insensible reacción del mundo, al pobre Justiniano lo van a dejar en el suyo propio...No hay caso, nadie entiende nada...Abrazo.

    ResponderEliminar
  145. Me encantaría que al menos en un poema, Justi encontrase alguien que le correspondiera y le comprendiera ( qué sensiblona que estoy no?)

    ResponderEliminar
  146. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  147. Joder con la señora, aun encima de tener la lengua larga se ve que también tiene la mano bastante suelta. Hay gente realmente desagradable por el mundo, es una pena que siempre vayan a dar todos con Justiniano.

    ResponderEliminar
  148. Si es que a veces la mejor solución es la que primero te viene a la cabeza

    ResponderEliminar
  149. Jejeje Me hace mucha gracia ese Justiniano que se comporta como un niño pero que lleva toda la razón

    ResponderEliminar
  150. Xavi.................si el bolso era de marca, está plenamente justificado.
    P.D.
    A mi los de Marca, como que no me van,prefiero M.D.....ya sabes.

    ResponderEliminar
  151. Qué divertido este poema, pobre doña lengua larga eso le pasa por charlatana, el justiniano debe ser ás paciente, jaja
    besos

    ResponderEliminar
  152. Jajajajaja ainsssss Justiniano.... yo siempre imaginando las escenas y es que no me queda otra más que reirme como enano jajaja.... besitos Torito enamorao de la luna ***

    ResponderEliminar
  153. Y justo a Justiniano que es hombre de frases cortas...jajajajja
    Besote torito ;)

    ResponderEliminar
  154. Anda ¡Toma ya! para que aprendas modales.

    ResponderEliminar
  155. jajajjaja que bueno.... hay señoras que a ciertas edades hay que dedicarse a otros menesteres jejeje, un beso ^.^

    ResponderEliminar
  156. Don Justiniano sigue sin ser entendido, es que no quiere ser maleducado y lo malinterpretan, tal cual parece ser que la suerte lo hace con él.

    Un gran saludo, fenomenal como siempre.

    ResponderEliminar
  157. Jajajajajaja! Se dio el gusto de hacer, lo que muchos de nosotros pensamos! Empate técnico entre Justiniano y Doña Lengua Larga!
    Besos Salvaje!

    ResponderEliminar
  158. Entiendo tu dolor de cabeza por partida doble.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  159. Hay muchas doñas de lenguas largas que no saben qué cosas mejores hacer con ellas.
    Chupete en boca para esta ya!

    ResponderEliminar
  160. ¡Qué mujer más ignoraaaanteeeeeeeeee!! no haber captado la sutileza genial de Justiniano es imperdonable! Ay Justiniano, eres injustamente incomprendido....

    ResponderEliminar
  161. Nooooooooooo! Se me cayó un ídolo.
    Tendría que haberle cerrado la boca de un beso.

    ResponderEliminar
  162. Yo adoro al Justi!!
    Besos, corazón.

    ResponderEliminar
  163. Toro, por si acaso, ya sabes que la salmuera va de perlas.
    Besos

    ResponderEliminar
  164. Pobrecito mi Justi, siempre sale perdiendo por ser tan buena gente…
    Un besazo a los dos. Y gracias, por la sonrisa.

    ResponderEliminar
  165. ¿Doña Lengua Larga? Jajajajaja. Genial apodo, Torito. Muy bueno.

    Besosss.

    ResponderEliminar
  166. Las mujeres llevamos a veces cosas muy pesadas en el bolso ,mi hermana llevo varios dias un martillo para clavar unos clavos en otra casa .Espero que doña lengua larga no llevase un bolso tan pesado.
    TERE

    ResponderEliminar
  167. Mucha paciencia tuvo Justiniano.

    ResponderEliminar
  168. Me encantó lo sutil y discreto del mensaje, allá ella si lo malinterpretó...

    Es más, me gustó tanto que lo voy a implementar con mi jefe!!!!!!

    Besote

    ResponderEliminar
  169. Y eso que Justiniano había optado por la solución más madura.
    Abrazos, Toro

    ResponderEliminar
  170. Escribes brutal (si me permites el término). Me gusta mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  171. sí no hay nada más bello que los silencios, para qué están sino las miradas.. me agobio la gente que habla tanto..

    ResponderEliminar
  172. Ya nadie aprecia la buena cortesia, se debio de haber largado de lo mas imprudente desde el principio.

    ResponderEliminar
  173. mira tu por donde, precisamente cartas de amor no era el gancho para poder quedar con Justiniano... si es que eso de conocerse por el simple hecho sin nada mas ya no se lleva!!

    :)

    ResponderEliminar
  174. jaajajajjaajaajajajajaja, me he reído mucho!!!!

    Paz&Amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  175. Debería saber Justiniano que ser sincero es igual a llevarse mamporrazos y sinsabores.
    Amo a Justiniano. Sus ocurrencias me tienen rendida

    Besos, tORO

    ResponderEliminar
  176. bueno, al fin y al cabo, Justi logró lo que quería...la señora se fue...


    besos*

    ResponderEliminar
  177. Ahora si me cayó mal Justi eh!, mira que hacerle eso a una dama parlanchina...

    ResponderEliminar
  178. Menos mal que yo superé, con mucho esfuerzo desde luego, las ganas de escribirle a Justi.
    Mi carta, sería para declararle mi amor, luego, dejaría que su iniciativa se impusiese.
    Jajajajajaja
    Biquiños

    ResponderEliminar
  179. ¡Qué cotorra! Esta vez estoy de acuerdo con Justi... Muchos besotes mi querido Torito, M.

    ResponderEliminar
  180. Conozco varias insufribles de ésas, además fue una cita a ciegas y conlleva sus riesgos verdad?
    Gracias por tu visita a mi blog, el tuyo es buenísimo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  181. Las citas a ciegas es lo que tienen, ya lo han dicho por ahí arriba varias veces.

    A Justiniano hay que conocerlo antes, e invitarlo a la tasca Manolo a comer caracoles.
    (Hay toneladas de palillos de dientes)

    Y después " a patadas con las latas".

    ResponderEliminar
  182. Pues yo he presenciado escenas casi idénticas en las que doña no ha llegado a captar el mensaje...

    Justiniano, te lo voy a decir claramente, nadie te quiere como yo, Justiniano, piensa en mí!"!!! ay Justi

    ResponderEliminar
  183. no te digo q cruela es mejor q otra para Justi

    ResponderEliminar
  184. insensible y estúpida... no le convenía... la falta de sentido del humor es un defecto que se paga muy caro a la larga

    ResponderEliminar
  185. hola Toro,
    yo se que todos o muchos toman partido para Justiniano. Pero yo tomo partido por Dona Lengua Larga. Justiniano debe aprender que a una dama no se le da la espalda de esa manera. Justi hubiera podido inventar una mentirilla blanca para deshacerse de "la metralleta", porque hablaba más largo y alto que una metralleta!!

    un abrazo^^

    ResponderEliminar
  186. Justiniano no debería juntarse con charlatanas. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  187. Me has dado la clave para aplicarle a alguien que me conozco... como me pegue con el bolso la hemos líado que la jodida lleva mochila y pesada.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  188. Otra vez haciendo sufrir a mi incomprendido Justi, algún día le regalaré unos discretos tapones para los oídos, así se ahorrará la murga de la perorata y también el bolsazo.
    Besos para los dos, y ni una palabra más.

    ResponderEliminar