4 de mayo de 2017

CUANDO SILBABA TU NOMBRE

En un rincón
de todos los ayeres
vive el tiempo
en el que pudimos haber sido.
Pero aquí no.
Se nos escapó del corazón
sin que nos diéramos apenas cuenta.
Ahora somos dos fantasmas olvidados
que giran con el mundo
esperando el adiós de todos los tiempos.
Recuerdo cuando silbaba tu nombre
y los edificios me aplaudían al pasar
enamorados de esa ilusión que yo relucía.
Pero todo eso ya no es.
Los edificios fallecieron de pena y abandono.
Ahora son poco más que cemento y pura nostalgia.
Ya no aplauden.
Yo tampoco silbo.
Ahora cuando paso cerca de ellos los miro de reojo
por si sucediera algún día el milagro de todos los milagros.
Incluso hay días en los que me pierdo en emociones
y cuando nadie me ve intento silbar tu nombre inolvidable.
Pero ahora mis labios son también de cemento.
Y tu nombre no se mueve del rincón de todos los ayeres.
Entonces bajo la mirada y sigo caminando pensando en nada.
Debo dar bastante pena porque los árboles se entristecen al verme pasar.

58 comentarios:

  1. Los nombres en la mente siempre tejen los rotos que el tiempo tiene.
    Y precisamente sin tiempo es como el aliento se siente...en la ausencia del nombre que dio sentido a la suerte.

    Mi abraz☆

    ResponderEliminar
  2. Me parece tan triste que hoy no sé ni qué decir.

    Hoy duele tu poema.

    :(

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ay los recuerdos de aquellos tiempos que a veces vienen a mordernos de melancolía...
    :S

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Enamoran tus hermosas letras. Te dejo mi entusiasmado aplauso y un beso. Se me escapa un suspiro. Ay.

    ResponderEliminar
  5. Ella vive más allá de los ayeres en los que sólo habita su nombre.

    ¿Y tú?, ¿sabes algo de su corazón?, ¿de las tardes en las que el olvido no se hace presente?, ¿en que los soliloquios acompañan el desgarro?, ¿en que los latidos suenan como bombas de relojería?, ¿en que evoca tu voz y escucha a Wagner?...

    Ella seguro que tiene voz.

    Magnífico poema.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho tu comentario, Ilduara.

      Besos.

      Eliminar
    2. Sabes, pienso que cuando alguien siente del modo en que tú lo haces, siempre, de algún modo, llega al otro, quizás sólo se trate de un deseo, pero tan intenso que se siente como real.

      Un beso.

      Eliminar
  6. Es que desde la burbuja en la construcción, ya nada es igual... :)
    Salud

    ResponderEliminar
  7. ...y si pudieras verte a través de sus ojos, sabrías lo especial que eres para ella.

    Triste.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Si fuiste capaz de reparar en los árboles es que hay esperanza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué duro es el camino de la nostalgia, amigo mío!
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  10. Coge aire, respira profundamente… y no dejes de silbar…

    Bsoss miles, poeta.

    ResponderEliminar
  11. Da pena recordar los sentimientos que nos hicieron felices y que ya no están. Se queda el mundo descolorido y apático.
    Pero tal vez un milagro y... vuelves a silbar.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Pensar en nada está bien , sobre todo si sòlo hay dolor en los propios pensamientos.

    Eres un afortunado al poder pensar en nada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Torito. Vaya, pues una pena que hasta los árboles sepan de tu tragedia y por ello se acongojen. Seguro que tus labios se despegarán alguna vez y volverán a silbar su nombre u otro nombre.
    Torito, hay que pensar, que como la vida es muy larga, unos se suben al tren y están un tiempo con nosotros disfrutando. Pero cuando menos lo esperamos, se bajan del tren y ya no volvemos a saber más de ellos/ellas. La vida sigue y seguro nos dejaron montones de vivencias y aprendizaje.
    Besoss

    ResponderEliminar
  14. Pienso que si no se pude silbar, algo surgira para mejor el momento y darle una buena paleta de colores
    Cariños

    ResponderEliminar
  15. Ojalá puedas volver a silbar ese nombre
    inolvidable en tu recuerdo u otro nombre, si de verdad.
    Existe un espacio que te reconcilia con la vida,
    con el mundo, con el amor...Y así será.

    Precioso poema, pero tan triste...uffff.

    Besos Xavi.

    ResponderEliminar
  16. Es un poema extraordinario.

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  17. Un poema precioso, lleno de sentimiento. Cuánta nostalgia, Torito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Mi Toro Salvaje sino regresó ya sabes que no es para ti. Disfruto la sinceridad que derraman siempre tus letras.
    Chicuelo te abrazo🌷🦋

    ResponderEliminar
  19. Hay ayeres dolorosos como puñales...
    Tristísimo poema de lo que pudo haber sido y no fue.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. He intentado no pensar en nada y soy incapaz...
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Tu siempre ves finales donde yo principios.
    Que sabrás tú de lo que te depara la vida! Ni de lo que piensan o sienten otros!
    Te sorprendería. Deja de elucubrar y arriesga.
    Ya habrá lugar para la nostalgia, cuando seas viejo.
    Un besito.
    El poema es precioso. Pero que triste y angustioso. Ya sabes que no estoy para conformismos. A bastantes nos obligan. A luchar siempre.

    ResponderEliminar
  22. Qué tierno,Xavi!Me encanta cómo vas dejando la huella tras de esos edificios con sentimientos tan bonitos aunque dolorosos.Y que mires de reojo y silbes un poquito,y que los árboles te miren a tí,que seguro no lo harán con pena ,sino con una dulce sonrisa de complicidad en el tiempo.
    Besucos cariñosos

    ResponderEliminar
  23. Es que los árboles también son ahora de cemento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Quando a paixão finda, tudo fica assim...

    Buen finde, Xavi

    ResponderEliminar
  25. Todo es cemento en esta época, nada ni nadie tiene corazón-


    Beso

    ResponderEliminar
  26. Suele ocurrir que el camino compartido termine en algún cruce inesperado. Lo importante es seguir avanzando, siempre hay nuevos silvidos...

    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Ha dejado huella, cuando ésta desaparezca igual puedes volver a silbar. Saludos.

    ResponderEliminar
  28. Buenos días, Xavi TORO SALVAJE:
    Comentario N.º 34
    Se me han ocurrido dos intentos de haiku:

    Tan nostálgicos
    los edificios viejos,
    tú y las calles.

    En tus paseos,
    los árboles de siempre
    gozan tus silbos.

    Enlazo ♪ ♫ ♪ ♩♪ ♫ la música ♪ ♫ ♪ ♩♪ ♫ que me has evocado.
    :)
    Abrazos

    ResponderEliminar
  29. El nombre siempre presente
    El recurrente que nos mueve
    Somos los legitimos aurores
    En el horizonte de la historia

    Besos

    ResponderEliminar
  30. No se puede salir del camino de la nostalgia, pero algo se va consiguiendo poco a poco, Toro.
    Ya lo verás.

    ResponderEliminar
  31. El corazón se escapó por la puerta de atrás...
    Habrá que esperar a que vuelva...

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Fallecer de pena un edificio siena inmenso torito.

    Tienes unas metàforas lindas y muy originales.

    Bs.

    ResponderEliminar
  33. Es taaaaan precioso lo que has escrito, tan tierno y sobre todo, suena taaan de verdad que aunque duelan tus letras ( duelen un poquito por ti, solo por eso.. ojalá la melancolía no te tenga atenazado) .. hoy no quiero quedarme en eso... no. Hoy solo quiero felicitarte porque a veces .. muchas veces, te juro que sale tu poeta de altura... ese geniecillo que asoma y da igual que se nos haga un nudo en la garganta ... tus letras son fantásticas!!!!!! y si los árboles se entretiene al verte pasar es solo porque no han leído .. si te leyeran te haría reverencias ; )


    Un beso muuuy grandísimo XAVI ...
    Eres bueno, muy bueno.. aun con cemento en los zapatos ; )



    Muy feliz finde cielo!


    MmuaaaaksS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja seguro que los árboles se entretienen al verte y no se entristecen pero quise decir eso.. ya sabes... el que se entristece con lo mal que escribo es mi corrector por eso escribe lo que le da la gana jajaja

      MmuaaaaaaksS!

      Eliminar
    2. Este comentario también me ha gustado mucho.

      Besos, María.

      Eliminar
  34. Pues no me extraña que algún día hagan un homenaje de cemento al árbol muerto, a su extinción.
    Hoy vienes triste querido toro, con esos recuerdos que no volverán a ser igual nunca.
    Un abrazo y feliz fin de semana.
    Un abrazo toro.

    ResponderEliminar
  35. Lo que pudo haber sido...Mejor no pensarlo.
    Me ha encantado el poema. Gracias
    Besos desde el olvido

    ResponderEliminar
  36. El tiempo, si te sabe tan triste, desandará las horas para verte sonreír y cronometrará el segundero con aquella que amas.

    Cora.

    ResponderEliminar
  37. Tu silbido es el eco de su corazón que late.

    ResponderEliminar
  38. Seguramente que ella late por vos...solo por vos
    Hay amores que nunca se olvidan aunque así lo parezca
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. "Pareciera que los espacios vacíos esconden los besos que nunca nos dimos.
    El presente un eterno recordatorio de lo que no pudo ser.
    Silencio.
    Mucho polvo.
    Cuando ya no tienes alas pesan demasiado las botas al andar..."

    Xavi, Tus palabras (sin importar cuán tristes) siempre hacen que mi corazón cante.

    A.


    ResponderEliminar
  40. Si aun recuerdas la sensación que sentías al silbar su nombre, cuesta pensar que si volvieras a silbar, ese sonido no moviera, al menos un poco, las hojas de los árboles.
    El poema es para enmarcarlo.
    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  41. Si es que acabamos siendo cemento.
    Los árboles desde su anonimato han sido testigos de nuestro ir y venir, por eso se entristecen.
    Es un gran poema.

    Bss.

    ResponderEliminar
  42. Bellísimo poema.
    Gracias, Toro poeta.
    Besos

    ResponderEliminar
  43. Qué hermosa poesía. Un canto a lo que fue. Beso

    ResponderEliminar
  44. Hay amores imposibles ..o imposibles de olvidar,, quizá vuelvas a silvar su nombre con fuerza y con ilusión, Precioso e intenso poema, un beso grande.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.