19 de abril de 2018

EL JILGUERO DECAPITADO

Decapitado el jilguero
los trinos sangran mudos.
Dicen que es primavera.
No.
Es muerte que se acerca.
Oh ciegos!!!
Cualquier día de estos
gente a la que no le importáis
bailará sobre vuestras tumbas.
Después regalarán vuestra ropa.
Se quedarán lo valioso.
Y se olvidarán rápido de vosotros.
El jilguero no resucitará.
Su cabeza será devorada por insectos.
Y vosotros...
no podréis verlo
porque estaréis definitivamente muertos.
Antes de eso llegará la locura.
Sigilosa.
Pero absolutamente eficaz.
Os atrapará entre sus fauces hambrientas.
Dejaréis de entender la mayoría de las cosas.
Y la vida os dará la espalda.
Un día os miraréis en el espejo de la nada
y un reflejo mortal brotará en vuestra mirada.
Ese día os sentaréis abatidos en una silla
y la silla, amargada, querrá pegarse un tiro.
Adiós por si acaso antes de que llegue el último día.

41 comentarios:

  1. Pobrecito Jilguero... me solidarizo con él.

    pero en fin, no dejaré volar la imaginación sobre los pájaros... peligros. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tal vez la primavera sólo pueda estar en el interior y no en el exterior.

    Es un poema para reflexionar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Un pájaro menos.

    Ese día llegará, pero de momento que me espere..

    Te sienta bien la primavera eh? :P

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No sé si moriré en primavera o en cualquier otra estación. Temo el dolor, no la muerte. No me preocupa lo que hagan con lo que de mí reste, nada tengo nada pierdo.

    Buen poema.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Luego pasare a leerte , ahora paso a decirte que te se olvido leer mi primavera pintada , allí ahí alguien muy especial para mi que quisiera que conocieses , pero para eso tienes que ir tu allí y leerlo , prométeme que cuando dispongas de un ratito pasaras a leerlo vale , esta en la entrada anterior a la de ayer , espero que te guste ya que a mi me encanto , besos de flor .
    Y gracias por hacerme este gran favor , que se que eres un buen amigo ;)

    ResponderEliminar
  6. Quiero que mi jilguero siga afinando la flauta...Cuando me diga adiós, perder la flauta no me importará, ni tampoco quien se la quede.Es bastante triste el poema, pero muy real...sigo con mi flauta ahora que puedo.
    Un abrazo toro.

    ResponderEliminar

  7. Yo tenía un jilguero...
    Pero... voló.

    Beso... Xavi.

    PD: Real y triste... :(

    ResponderEliminar
  8. La Virgen!!
    Te había dejado un beso y estoy por decirte que me lo devuelvas con un manual para entender el poema, jajaja.
    Ojú madre mía como está patio con la primera...

    ResponderEliminar
  9. Triste fin del jilguero y de nosotros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. No tengo intención de vivir tanto, de hecho tonto con la muerte unas 20 veces al día.
    Te dejo un trino

    ResponderEliminar
  11. Si lo que tiene que suceder es dejar de entender la mayoría de las cosas, yo ya llevo tiempo atrapado en las fauces de la locura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Total, en estos días la cabeza poco sirve.

    Mil besitos, amigo Toro y feliz noche.

    ResponderEliminar
  13. Brutal!!
    Por suerte al dejar esta jaula, no contemplaremos cómo se rifan a hostias nuestros despojos, habremos ya alzado el vuelo.
    Y la silla que hoy ocupamos, la dejaremos vacía...
    Te beso, Toro.

    ResponderEliminar
  14. Ojalá perdamos cabeza y cuerpo a la vez porque un cuerpo sin cabeza es algo muy triste. Lo peor.
    En fin... por el momento los pajaritos cantan y las nubes se levantan.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. En la iconografía cristiana el jilguero, simboliza la pasión, por el rojo de su cara y porque está asociado con los cardos y las espinas. Fue símbolo de protección contra la peste y de la conciencia de la mortalidad en el ser humano.

    En la Grecia antigua estaba consagrada a Hera, protectora de los partos; de ahí su vínculo con los mismos y representa la fertilidad.

    ResponderEliminar
  16. Lo siento pero hoy no estoy para apocalipsis, aunque sea ideado por ti, porque leyéndote, aún me he puesto más triste.

    ResponderEliminar
  17. Por si era poco... va el comentario y me desaparece.
    Lo que te decía no era gran cosa: que hoy no estaba yo para apocalipsis, aunque lo hayas escrito tú, querido Toro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Gracias Xavi.
    un abrazo y pobre jilguero huérfano de amor.

    ResponderEliminar
  19. Por esa misma razón, voy a vivir ahora intensamente... Es lo único que voy a ganar.

    Triste, pero escribes divino, siempre sea lo que sea.

    Muchos besos, Toro.

    ResponderEliminar
  20. Adiós ...que cosas , todos encomendamos el alma al final
    pero hay quienes dicen que solo es una vuelta de las chorrocientas mil que damos por este sistema ...porque en los otros ...anda a saber si estamos clonados jajaja


    besos

    ResponderEliminar
  21. En cuanto al día y a la hora nadie lo sabe.
    :)
    ¿No ha lugar para la esperanza?
    ¿En nada?
    El simbolismo del jilguero no parece que nos conduzca, precisamente, a la desesperanza.
    :)
    Es un buen poema para la reflexión.

    Un beso, Toro.
    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  22. La vida, tarde o temprano siempre da la espalda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Qué tristeeeeee!

    Y yo buscando cocinero....😐

    Besosss😚😚😚

    ResponderEliminar
  24. Triste Jilguero......pero todo tiene un fin....Saludos Toro

    ResponderEliminar
  25. Los jilgueros, la cigarras, todos acabarán, todos acabaremos, también las hormigas, y las urracas, pero cuanto más tarde, mejor.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Ya deben de estar en peligro de extinción... :(
    Salud

    ResponderEliminar
  27. no dejemos nada tras nosotros, es la mejor opción, nada salvo un reguero de destrucción que nos recuerden con terror.

    ResponderEliminar
  28. Aquí no se salva ni dios, ni jilguero ni la madre que lo parió, por eso hay que vivir el día a día, y cuando colguemos las alpargataras, como se suele decir, que nos quieten lo bailao.

    Salud Xavi.

    ResponderEliminar
  29. Ver pasado un invierno crudo,
    déjame disfrutar un poquito de la primavera coño!
    que eres la alegría de la huerta...
    besos

    ResponderEliminar
  30. Ni fauna ni flora...
    Pobrecito el jilguero.

    Besos Toritolindo.

    ResponderEliminar
  31. El jilguero a pasado a una nueva vida...

    ResponderEliminar
  32. Yo ya estoy en el proceso de no entender ni “J” de lo que pasa en este mundo… Pero aún canto por soleares eh… Y que me quiten lo bailáo 😝

    Bsoss enormes, y feliz finde, mi querido Toro!

    ResponderEliminar
  33. Los jilgueros no deberían morir...recogí uno que cayó del nido y cuando llegó el guarda forestal a recogerlo ya era tarde:( hace tiempo de esto pero aún me golpea la imagen.Besos***

    ResponderEliminar
  34. Hay a quien le importo. Tengo herederas. Dejaré un tesoro. Mirarme al espejo y ver la piel curtida y esos ojos vividos en mi misma. Desconocer y conocerme de nuevo. Y saber q si pudiera, quisiera repetir. Para equivocarme y sentir.
    Un besito amor.

    ResponderEliminar
  35. Baudelaire un poroto al lado suyo Toro.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  36. Es una buena idea esa de despedirse antes. Hasta cualquier momento o mundo, Toro: Beso

    ResponderEliminar
  37. Así somos: jilguero cuando toque y mientras, ave de rapiña.

    Bss.

    ResponderEliminar