3 de mayo de 2018

CUATRO GOTAS GRISES

Cuatro gotas grises.
Cuatro gotas de lluvia fea.
Cuatro gotas de cielo y muerte.
Se entristece la tarde.
Paseo por los márgenes de la nada
observando cómo la vida
fallece ahogada
en charcos de melancolía devastada.
A mi paso
por estas calles inciertas
donde todavía quedan
algunas iglesias ignoradas
oigo el retumbar
de campanas imaginarias
que repicaron hace tiempo
por tantos y tantos que ya no son.
La vida de cada uno de nosotros
es un relámpago de tiempo
que se pierde en las fauces del pasado.
Tanta gente que vivió...
Tanta gente que murió
en estas calles imperturbables
de una ciudad que no sabe hacia dónde va.
Yo tampoco sé dónde voy.
Llueve poco y mal.
El gris se ríe en todas partes.
A medio camino desisto.
Doy media vuelta.
No quiero ver como el mar
me mira con ojos de huérfano infinito.
Hoy no podría soportarlo.
Les pido perdón a las olas
y cada vez más pequeño vuelvo a casa.

49 comentarios:

  1. Crudo, pero inmensamente tierno…

    Un abrazo gigante, mi querido Toro.

    ResponderEliminar
  2. De esos grises plomizos que pareciera caer del cielo sobre nosotros nada más.

    Un poema que llega, profundo.

    Mil besitos para tu tarde, amigo Toro.

    ResponderEliminar
  3. Esa sensación de cuatro gotas...que no llegan a nada más que a un gris sucio...
    Qué retrato de melancolía pura!
    Las olas te habrán echao de menos.

    Un beso de tormenta.
    Tienes el don de conmover con tu escritura de ojos tristes,de tocar donde es difícil llegar.
    Bienvenida sea tu rareza,hombre extraño.Y sentido.

    ResponderEliminar
  4. Triste melancolía como ese chirimiri que no llega a lluvia sanadora.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hoy yo prefiero el día gris, con cuatro gotas tristes mirándome , que un sol radiante de optimismo caminar hacia el ocaso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena tu poesía...

    Yo también últimamente pienso mucho en la muerte y en cómo pasa la vida...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. si no sabes para donde vas, ven a mi! yo te guio...

    ResponderEliminar
  8. pequeños somos ante nuestro espejo vital
    mar de quebrantos humanos
    poemazo

    besos

    ResponderEliminar
  9. Pues "tamos apañaos"... Y tú con esos ánimos vas a ser el ayudante? Pues las vais a llevar claras Dios y tú... Oju...

    ResponderEliminar
  10. Es verdad que nuestra vida dura lo que un relámpago. Pero qué lleno de emociones y sentimientos puede llegar a estar este breve paso por aquí.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Y será por eso que prefiero rayos y centellas; para caer en el asombro y no resbalar en los vacíos y despeñarme por los nuncas y las nadas.
    Como tú, que además, lo poetizas.
    Y bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, como tú quiere decir que detesto la lluvia fea esa de poco y mal

      Eliminar
  12. Triste tu triste yo un día difícil,abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Esas gotas pesan como piedras. Tambien yo pienso que las olas te habrán echado de menos, Toro.

    El poema de la derecha es soberbio, y los últimos versos para enmarcarlos.
    Un beso enorme a ese hombre que habla con el viento. ( y que no deje nunca de hacerlo!! y que yo lo pueda leer)

    ResponderEliminar
  14. Lo fuiste todo para hoy ser TÚ MISMO. Eres lluvia fresca que impregna el mundo de olor a tierra mojada, eres ardiente llama de vida.

    No te canses de ser más allá de mares y océanos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Si te sirve de consuelo, yo mido un poco menos, soy más pequeña, jeje...hoy estás tristón.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Hay situaciones que nos empequeñecen.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. No dejes de intentar seducir a la Luna y escribir a las estrellas.
    Saludos

    ResponderEliminar

  18. El mar te habrá echado de menos.
    Tanto como esta otra rarita que 'te lee, te siente'... y tampoco sabe dónde va...

    Para mí ERES... siempre.

    Beso... Xavi.
    Y mi mano en tu mano...

    XL


    PD: "...observando cÓmo la vida...",
    "...que (re)doblaron hace tiempo...",
    "Tanta (que) gente que vivió...".

    ResponderEliminar
  19. No percibo ese "Paseo por los márgenes de la nada ..."
    :)

    Un beso, Toro.

    ResponderEliminar
  20. Dos besos gigantes, para tus dos gigantes poemas

    ResponderEliminar
  21. A veces pasa el día gris nos choca...otras nos parece de maravillas
    Me gustan los dos escritos
    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Qué triste estás, y qué bien usas las palabras.

    ResponderEliminar
  23. Triste..muy triste....como yo.......Saludos Toro.

    ResponderEliminar
  24. Te vuelves cada vezmas pequeño
    espero que pasases por debajo de la puerta,
    extranjero en ti.
    Eres
    que es mas
    que muchos.

    Besos Atazigualpaticos

    ResponderEliminar
  25. Los días grises nos vuelven un poco gris. Hoy seguro que sale el sol!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  26. Hay ratos, cuando ni el cielo quiere decidirse a llover o sólo manchar de tibias gotas la ciudad, en los que uno se pregunta qué demonios hago aquí. Y no hay lugar en que no se haga ea pregunta, así que no depende del lugar, lo cual uno ya sabe, :-), así que a veces es mejor dejar pasar ese rato y esperar otro, donde llueva a raudales, o el sol baile con los colores.

    Poco más, pero me gustó tu post. Hay versos muy buenos, como siempre. Un beso

    ResponderEliminar
  27. Te he ido leyendo mientras hago ese camino a la nada....y mi sombra iba arrastrando los pies con la cabeza vencida por ese gris que se llega a respirar.... un abrazo... días grises con miradas apagadas hacia un horizonte difuminado.... sin linea....

    ResponderEliminar
  28. Cuanta creatividad. Suerte tienes de oír campanas imaginarias, yo las reales casi no las oigo, cada día mas sordo.

    ResponderEliminar
  29. Haciendo equilibrio en los renglones te leo hoy.
    Cuánta melancolía en las gotas grises.

    Besos, Toro.

    ResponderEliminar
  30. Eres un gran poeta, y mientras más te empeñas en que las poesías sean melancólicas y tristes, más las bordas.

    Abrazo Xavi.

    ResponderEliminar
  31. Querido Toro , no estes triste amigo mío .... Ven a mi Mar , que allí estaras mejor , y me gustara verte sonreir , anda animate , te deseo un feliz viernes , mi bello Toro.
    Pd , Me tu poema de tu perfil , me dio que pensar , sabes que no me gusta verte triste amigo , solo deseo de todo corazón que seas feliz , si no he venido antes es por que he estado 3 días sin ordenador por que a estado en el taller , y 1 día mala , con mucha fatiga , besos de esta flor que de verdad te aprecia y te estima , cuidate mucho amigo mio.

    ResponderEliminar
  32. Hola toro de nuevo por aquí con el mismo problema de siempre.
    Me vais a mandar.....
    Factoría ha dejado de actualizar.
    Cada vez que publique, cuando entre a leeros os dejaré el enlace

    https://factoriapoeticasilza.blogspot.com.es/

    Así os enteraréis de cuand lo hago, no me gusta esta solución porque parece que obligo, pero es que no os vais a enterar, mientras tanto intentaré solucionar el problema, pero me parece que la cosa está mal.

    Entra cuando puedas, no hay prisa.
    Gracias siempre.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. JAJAJAJA...me lié con el título y hasta el final estuve preguntándome donde coño estaban los putos gatos grises...hasta que volví a releer el título...
    Sorry es viernes ;D

    ResponderEliminar
  34. Triste...y el del perfil me parte el alma...Besos***

    ResponderEliminar
  35. Sublime.
    Las calles con pasado pueden angustiar si falta la claridad; las campanas me inquietan y ese gris encapotado me suena a indecisión. Esos días yo también me siento así. Pero el mar nunca me parece huérfano. Será que este océano es demasiado bravo. Tal vez sea bravo por su orfandad.
    Que mañana brille el sol. Y que cuando suenen las campanas me digan alegría.
    Besazo.

    ResponderEliminar
  36. Allí estaba... y el mar te habrá echado de menos.
    Besosssss,

    ResponderEliminar
  37. Las gotas pedirán seguir en tu poesía. Yo sé.


    BesosToro

    ResponderEliminar
  38. Pues no veas cuando esa cuatro gotas grises te caen cuando estás de turismo....

    ResponderEliminar
  39. Si, dicen que con la edad se encoje... ;)
    Salud

    ResponderEliminar
  40. Esos días grises donde amenaza lluvia y caen dos gotas son muy pesados.
    Y como pesados, nos meten en vena reflexiones, ideas y muy raras veces, poemas.
    A ti el día gris te inspiró.
    Este poema, para mi, refleja bien lo que quiero decir.

    Bss.

    ResponderEliminar
  41. Ah bien, acá la esperanza se fue al tacho
    Es tan bueno como el esperanzador, igual
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.